martes, 22 de marzo de 2022

LOS BENEFICIOS DE LA AMISTAD VERDADERA

 

LOS BENEFICIOS DE LA AMISTAD VERDADERA




Fuente: Mente Asombrosa (marzo, 2022)

Los humanos somos seres sociales, y no es de extrañar que el aislamiento de la familia, los amigos y otros miembros de nuestro círculo social tenga un gran impacto en nuestra salud mental.

    En los últimos años, numerosos estudios han demostrado que la falta de amigos tiene un efecto significativo en nuestra salud física. Esto significa que los amigos no solo son buenos para tu alma, sino también para tu cuerpo.

Las personas que tienen amigos viven más

   Las personas con relaciones sociales estables y sólidas tienen un 50 % más de probabilidades de vivir más que aquellas con pocas relaciones sociales y muy débiles. El término «relaciones sociales» se refiere tanto a los amigos como a los miembros de la familia. También incluye la participación en grupos, como grupos religiosos u organizaciones voluntarias.

   Por lo tanto, los hallazgos muestran que las relaciones sociales y las amistades juegan el papel contrario a otros factores de riesgo conocidos para nuestra salud y bienestar, como el tabaquismo y el alcohol, la inactividad física y la obesidad. En consecuencia, debes incluir en tu lista para estar saludable hacer amigos significativos y nuevas relaciones, ¡así como una dieta equilibrada y ejercicio! Porque las relaciones sociales prolongan la vida.

   Las dos principales teorías que explican el efecto de las relaciones sociales sobre la longevidad son los modelos teóricos relativos al «estrés» y el modelo de los «efectos principales».

Modelo de gestión del estrés

   De acuerdo con este modelo teórico, las personas en nuestras vidas son una fuente de apoyo emocional, práctico y (a veces) financiero. Cuando tenemos apoyo, nuestro cuerpo reacciona de manera diferente, produciendo menos hormonas del estrés ante los eventos y condiciones estresantes que enfrentamos. Los beneficios de las relaciones sociales regulan el efecto perjudicial del estrés.

Tener amigos es bueno para el sistema cardiovascular e inmunológico

    Un estudio de 2007 mostró que las buenas relaciones sociales tienen un efecto positivo en los sistemas cardiovascular y neuroendocrino, así como en el sistema inmunológico y el proceso inflamatorio en muchas enfermedades. Otros estudios han relacionado las malas relaciones sociales con la depresión, el deterioro cognitivo, una curación deficiente y recuperación tardía del cáncer.

   Otro estudio exploró el efecto de las «emociones negativas» (ira, malicia, desesperación, etc.) en el sistema inmunológico. Se pudo asociar la inflamación con enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, artritis, diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer, demencia e incluso enfermedad periodontal.

   Y debido a que estas reacciones inflamatorias pueden desencadenarse directamente por emociones negativas y experiencias estresantes, la investigación ha demostrado que las relaciones personales cercanas que reducen estas emociones negativas pueden tener un efecto positivo en los sistemas inmunológico y endocrino.


No todos los amigos son buenas influencias

   Todos hemos escuchado o conocido a alguien que se ha involucrado con las personas equivocadas, con aquellas “malas influencias” que no escuchan a nadie y no tienen buen rendimiento académico. Es posible que conozcas a personas que pertenecen a grupos que influyen de manera negativa a los demás: personas adictas a las drogas, las adicciones son parte de su vida y generalmente muestran conductas delictivas. Si bien una red de apoyo de amigos saludables puede ayudarte cuando estás rodeado de personas tóxicas, las personas que no tienen intereses y comportamientos saludables solo pueden aumentar tu estrés.

   Debido a que las relaciones sociales influyen en nuestros hábitos saludables, es importante construir los lazos adecuados. En el mejor de los casos, los lazos fuertes, las relaciones familiares de apoyo y las amistades cercanas reducen el estrés y promueven comportamientos saludables.

 

Modelo de efectos principales

   Cuando los miembros de un grupo se involucran en conductas nocivas y autodestructivas, alientan a otros a hacer lo mismo. Los buenos amigos son buenos para nuestra salud, pero los malos amigos tienen el efecto contrario. La calidad de las relaciones sociales es más importante que la cantidad.

   Tenemos muchos “amigos”, pero nadie en quien confiemos realmente. La población crece cada día, por lo que cada vez existen más amistades y relaciones sociales. Las redes sociales nos acercan a personas de todo el mundo. Los likes nos hacen sentir cerca de lo que sucede lejos de nosotros. Muchas personas tienen cientos de «amigos» en Facebook, Instagram y Twitter. Todos los días hablamos entre nosotros, intercambiamos opiniones con tweets y mensajes. Parece que ahora las personas se conocen más que antes, que están más cerca que nunca de la vida de los demás. ¿Pero es ese el caso realmente?

   Aunque conectamos con más personas que antes, nuestras relaciones sociales son menos íntimas y más superficiales. En parte, contribuimos a la creación de una cultura que limita la comunicación a un cierto número de palabras y comentarios y alienta a las personas a promover sus éxitos (ocultando, claro está, sus frustraciones) en todo el mundo. Nada de esto favorece la verdadera intimidad.

   Un verdadero amigo o persona de confianza es alguien que no solo se preocupa por pasar un buen rato contigo, sino que también está dispuesto a escucharte cuando estás sufriendo y a hablar contigo sobre las dificultades que enfrentas en ocasiones. Un verdadero amigo sabe quién eres en realidad. El hecho de que a las personas les «guste» una publicación de Facebook no significa que realmente se preocupen por ti.

 

Haz amistades verdaderas

   Las personas crean relaciones sociales porque las necesitan. Somos seres sociales por naturaleza, producimos un sentido de nosotros mismos a través de esta correlación. Solo a través de nuestras relaciones personales con nuestra pareja, amigos, familiares y padres podemos alcanzar la autorrealización. Las interacciones sociales son importantes para nuestra salud emocional y física.

  La amistad es uno de los soportes más importantes que podemos tener en nuestra vida. Por encima de todo, la amistad es la máxima representación de amor, puesto que la familia se hereda y las relaciones de pareja exigen exclusividad. 

  Mientras, en todas las otras representaciones de amor (la amistad es incluida en ellas), en la amistad no es necesario ninguna otra forma de amor. Si nos paramos a pensar detenidamente en la amistad nos cuestionamos ¿Qué es realmente una amistad verdadera? ¿Cómo distingo a un buen amigo de un compañero?



Se dice que los amigos son la familia que se escoge. Y, aunque rodearse de buenos amigos es una tarea complicada y hay que trabajar la relación para mantenerla y hacerla crecer, tener amigos es bueno para la salud. 

¿Por qué tener amigos es bueno para la salud? 

   Disfrutar de amigos hace aumentar la cantidad de dopamina y endorfinas, por eso, aumenta la sensación de bienestar y se reduce la de dolor. Mejor calidad que cantidad, también es un dicho aplicable a las amistades. Es mejor tener pocos amigos y que estén en los buenos y malos momentos, que tener muchos y que no podamos contar con ellos para ningún momento o solo para los buenos. 

Además de “hacernos más felices”, la amistad genera otros beneficios para nuestra salud: 

  • Aumenta la felicidad y reduce el estrés: tanto el los buenos como en los malos momentos, la amistad ayuda a mantener una actitud más positiva ante la vida y las adversidades. 
  • Reduce la posibilidad de depresión: si somos más positivos ante la vida, menos probabilidades de ver el vaso medio vacío. 
  • Mejora la confianza en uno mismo y la autoestima: otro de los beneficios de ser positivo y tener alguien de confianza en quien apoyarse. 
  • Minimiza el riesgo de demencia y de enfermedades mentales: hay estudios cuyos resultados sugieren que tener amigos mejora la salud mental, gracias a la inclusión social que lleva implícito.
  • Favorece una mejor actitud en el trabajo.
  • Aumenta la calidad de vida: con lo cual aumenta la longevidad de las personas. 
  • Disminuye el tiempo de recuperación de una enfermedad. 
  • Reduce la sensación de dolor. 
  • Minimiza la posibilidad de resfriarse. 
  • Protege la salud cardiovascular. 
  • Ayuda a mejorar la salud física: tener amigos activos y quedar con ellos para realizar cualquier actividad física, mejorará nuestra salud física. 

Recuerda que quien tiene un amigo, tiene un tesoro. ¡Cuida a tus amigos, para que también cuiden de ti! 


 

La regla de oro se aplica a las amistades: tratemos a nuestros amigos como queremos que nos traten. 

En primer lugar, conviértete en el amigo que te gustaría tener y trata a tus amigos potenciales con interés y respeto, como te gustaría ser tratado. Presta atención a cómo se comportan. Si el aprecio no es mutuo, la relación social solo podría causarte estrés y emociones negativas, y esto es malo para tu bienestar emocional y también para tu salud física.

¡Qué importante es tener cerca a alguien que te conoce tan bien! Los amigos son sin duda una figura clave a la hora de superar las dificultades de la vida.

 

Creo en ti - Miguel Bosé 


Río Roma - Cuenta Conmigo (Letra)



Funambulista - Bendita mi suerte

Un canto a la amistad, a la amistad verdadera que perdura de por vida, a pesar de la distancia, a pesar de de las dificultades, de los sinsabores, contra viento y marea.

Petrus Rypff


Los tres tipos de amistad

¿Qué importancia tiene para ti la amistad? David Pastor Vico cita las conversaciones de Aristóteles con su hijo Nicómaco: “Sin amistad nadie querría vivir”. ¿En qué se fundamentan nuestras amistades? El profesor, propone los tres tipos de amistades que planteó el filósofo griego: aquella movida por la diversión, la que es movida por algún interés y la amistad verdadera".


Versión Completa. Episodio 3. A Mi Yo Adolescente: Amistad. David Pastor Vico, filósofo y profesor


Aerosmith - I Don't Want to Miss a Thing (Official HD Video)

 Christian, el León

   En 1969, Ace Bourke y John Rendall -dos australianos que vivían en Londres- compraron un cachorro de león en el departamento de animales exóticos de los almacenes Harrods. Procedía del zoo de Ilfracombre, donde una pareja de leones había tenido cachorros. Christian, como llamaron al león, pesaba 18 kg y demostró ser un animal muy inteligente y cariñoso, tanto con las personas como con otros animales. 

   Instalaron al león en el sótano de una tienda de muebles llamada Sophistocat, situada en el barrio londinense de Chelsea. A veces lo llevaban a comer a un restaurante llamado Casserole, y en ocasiones viajaba con sus dueños en la parte trasera de un Bentley. Solía corretear en el cementerio de una capilla del barrio y además tuvo la ocasión de bañarse en las orillas del Canal de la Mancha. Al año de su compra, cuando Christian pesaba ya 84 kg y empezaba a exhibir melena, se hizo evidente que, aunque nunca hizo daño a nadie, no podía seguir llevando una vida urbana ni habitando en aquel sótano londinense.

   Entonces, Bourke y Rendall decidieron que lo mejor que podían hacer era llevarlo a África para que se criase en libertad. Por ello se pusieron en contacto con Bill Travers, el actor que protagonizó la película "Nacida libre", que contaba la historia real de cómo el conservacionista George Adamson, The father of lions" o, simplemente, "Lion Man, criaba en su hogar en la reserva de Kora, situada cerca del río Tana y a unos 350 kilómetros al noroeste de Nairobi, a unos cachorros de león, entre ellos, a Elsa.

   Los jóvenes se entusiasmaron, pensando en el bien de Christian, por lo que Travers se puso en contacto con George Adamson quien ayudó a organizar el traslado del león a África. Para Adamson fue todo un reto y una historia aún más impactante y extraña que la de Elsa, puesto que vio bastante difícil la idea de trasladar a África a un león de ciudad, que no había nacido en libertad y, por lo tanto, no conocía los olores, ruidos y demás aspectos característicos del hábitat. 

   Para financiar el proyecto se grabó un documental contando la historia del cachorro de león: "Christian, the lion". Christian Viajó a África en una caja hecha a su medida y John y Ace lo acompañaron para que el traslado no fuese tan traumático. 

   John Rendall y Ace Bourke viajaban ocasionalmente hasta Kenia para ver los progresos de su león. En 1974, Adamson les escribió para darles la buena noticia: Christian ya se valía por si mismo y rara vez volvía al campamento para buscar comida. Entonces los dos amigos hicieron un último viaje con la intención de despedirse para siempre de la que fuera su mascota. 

   Hacía casi 9 meses que Christian no se acercaba por la reserva cuando Bourke y Rendall viajaron a África para reencontrarse con él. Adamson les advirtió de que tal vez ya no los reconocería, por el paso del tiempo y la vida en libertad... Pero Bourke y Rendall quisieron intentarlo de todos modos...



No hay comentarios: