martes, 14 de diciembre de 2021

QUIEN TIENE UN AMIGO TIENE UN TESORO

 

QUIEN TIENE UN AMIGO TIENE UN TESORO



La amistad es uno de los soportes más importantes que podemos tener en nuestra vida. Por encima de todo, la amistad es la máxima representación de amor, puesto que la familia se hereda y las relaciones de pareja exigen exclusividad. 

   Mientras, en todas las otras representaciones de amor (la amistad es incluida en ellas), en la amistad no es necesario ninguna otra forma de amor. Si nos paramos a pensar detenidamente en la amistad nos cuestionamos ¿qué es realmente una amistad verdadera? ¿cómo distingo a un buen amigo de un compañero?



Se dice que los amigos son la familia que se escoge. Y, aunque rodearse de buenos amigos es una tarea complicada y hay que trabajar la relación para mantenerlas y hacerlas crecer, tener amigos es bueno para la salud. 


¿Por qué tener amigos es bueno para la salud? 

   Disfrutar de amigos hace aumentar la cantidad de dopamina y endorfinas, por eso, aumenta la sensación de bienestar y se reduce la de dolor. Mejor calidad que cantidad, también es un dicho aplicable a las amistades. Es mejor tener pocos amigos y que estén en los buenos y malos momentos, que tener muchos y que no podamos contar con ellos para ningún momento o solo para los buenos. 

Además de “hacernos más felices”, la amistad genera otros beneficios para nuestra salud: 

  • Aumenta la felicidad y reduce el estrés: tanto el los buenos como en los malos momentos, la amistad ayuda a mantener una actitud más positiva ante la vida y las adversidades. 
  • Reduce la posibilidad de depresión: si somos más positivos ante la vida, menos probabilidades de ver el vaso medio vacío. 
  • Mejora la confianza en uno mismo y la autoestima: otro de los beneficios de ser positivo y tener alguien de confianza en quien apoyarse. 
  • Minimiza el riesgo de demencia y de enfermedades mentales: hay estudios cuyos resultados sugieren que tener amigos mejora la salud mental, gracias a la inclusión social que lleva implícito.
  • Favorece una mejor actitud en el trabajo.
  • Aumenta la calidad de vida: con lo cual aumenta la longevidad de las personas. 
  • Disminuye el tiempo de recuperación de una enfermedad. 
  • Reduce la sensación de dolor. 
  • Minimiza la posibilidad de resfriarse. 
  • Protege la salud cardiovascular. 
  • Ayuda a mejorar la salud física: tener amigos activos y quedar con ellos para realizar cualquier actividad física, mejorará nuestra salud física. 
Recuerda que quien tiene un amigo, tiene un tesoro. ¡Cuida a tus amigos, para que también cuiden de ti! 


La importancia de la amistad en 4 razones

   Los amigos son una parte verdaderamente importante de nuestras vidas. En ocasiones mantener las amistades puede suponer un auténtico reto y, a veces, incluso nos hacen cuestionarnos en qué se basan las relaciones entre amigos, pero lo cierto es que la amistad es algo crucial para nuestro bienestar. Así que, ¿por qué es tan importante? 

1. FUERZA MENTAL Y FÍSICA

   Unos de los beneficios infravalorados de la amistad es el hecho de que juega un papel vital en nuestro equilibrio mental y físico. Diferentes estudios demuestran que las relaciones de amistad mantienen tanto en forma como una correcta alimentación. Tener buenos amigos promueve la salud del cerebro y ayuda a tomar decisiones correctas que te hacen más fuerte. Los amigos mitigan los niveles de estrés y favorecen la rápida recuperación del organismo de enfermedades y dolencias. Pasar tiempo de calidad con los amigos nos hace tener perspectivas más positivas ante la toma de decisiones complicadas. Es decir, cuanta más alegría transmitan los amigos de los que te rodees, ¡más feliz serás tú también!

Ten siempre cerca a los buenos amigos y aléjate de esas personas tóxicas que sólo transmiten negatividad!

 

2. CALIDAD DE VIDA

   Lo creas o no, la amistad tiene el poder de mejorar la calidad de nuestra vida. Pasar tiempo con los amigos llena nuestra vida de buena conversación, de risas, hace que nos sintamos apoyados y entendidos. Los amigos están siempre en lo bueno, para celebrar tus éxitos y también en lo malo, cuando llegan las malas rachas y te ayudan a ver los problemas con perspectiva y a tomar esa decisión que tanto te cuesta. Las relaciones de amistad sanas y afectuosas nos hacen ver la realidad de forma positiva y nos vuelven más agradecidos y solidarios. Tener buenos amigos aumenta la longevidad aún más incluso que las buenas relaciones familiares. 

Está demostrado que las relaciones sociales reducen la presión arterial y los niveles de colesterol. ¡Con buenos amigos crecemos por dentro y por fuera!

 

3. COMPORTAMIENTO SOCIAL

   Todos los componentes básicos de cualquier relación social, desde el trabajo hasta el matrimonio, se encuentran en las relaciones entre amigos. Las personas que permitimos que entren en nuestra vida nos enseñarán a interactuar con otros, a perdonar, a reír y a entablar conversaciones. También a relacionarnos con desconocidos o a aprender a descubrir diferentes tipos de personas conocidos de nuestros propios amigos, incluso esos que tienen un pensamiento contrario al nuestro o una visión diferente del mundo; de ellos aprendemos cómo diferentes personas reaccionan de diferentes maneras. Los amigos a menudo nos ayudan a salir de nuestra zona de confort sin dejar de ofrecernos una seguridad emocional que nos permite seguir siendo nosotros mismos.

 

4. AYUDA Y APOYO


   Mientras que las malas rachas no duran para siempre, formar parte de un proceso de cambio en tu vida puede llegar a sobrepasarte. Por suerte, contamos con los amigos. Auténticos expertos que nos ayudarán a ver la luz al final del túnel. Los amigos no pueden curar la soledad, pero juegan un papel vital a la hora de ofrecernos el apoyo que necesitamos. Tener una gran red de amistades te permitirá saber que algunos amigos no duran para siempre, pero cada uno de ellos te enseña algo especial. Atravesar momentos dolorosos sin la ayuda de los amigos te ayuda a valorar todas esas amistades que entran y salen de tu vida. Aprendemos a aceptarnos a nosotros mismos y a los demás, a aprender a pedir ayuda cuando la necesitamos e incluso a conocernos mejor.

¡Qué importante es tener cerca a alguien que te conoce tan bien! Los amigos son sin duda una figura clave a la hora de superar las dificultades de la vida.

 

         

   Alguien me dijo no hace mucho que los amigos de verdad, de verdad, cuando vienen mal dadas, se pueden contar con los dedos de una oreja...sus razones tendría para hacer esa aseveración, no lo dudo, pero, yo nunca sería tan tajante; siempre he tenido, en las situaciones complicadas de mi vida, a algún amigo/a que me han prestado su hombro como apoyo, sus oídos para mis "penas" o su pañuelo para enjugar mis lágrimas.

    Es bien cierto que nadie puede recorrer tu camino de salida de la crisis vital cuando caes en ella pero, los buenos amigos pueden aligerar el tránsito. Murakami dijo que cuando sales de la tormenta no vuelves a ser la persona que entró en ella sino alguien más asertivo y resiliente, por aquello de que "lo que no te mata te hace más fuerte".



























  El amor y la amistad son cosas distintas porque el primero alcanza un grado más de intimidad y/o exclusividad, no solamente sexual, pero la complicidad, la confianza y la entrega mutua pueden ser similares en ambos tipos de relación entre dos personas. 

   Si te ríes con tu pareja, a veces de cosas "tontas", si compartes inquietudes y proyectos, si es tu confidente para cosas importantes y se convierte en un amigo/a "especial", la relación es más completa. Si además de todo lo anterior, existe admiración mutua, aunque haya parcelas de individualidad, siempre adecuadas, la relación llega a ser casi perfecta, y digo casi por aquello de dejar siempre el terreno abonado para seguir mejorando y avanzando.

Petrus Rypff






Jarabe de Palo - Eso que tú me das (Videoclip Oficial)

Tragas o Escupes, lo nuevo de Jarabe de  Palo

   Estamos acostumbrados a ser escuchados, que no a escuchar. Nos gusta mucho pedir y recibir, mucho más que dar, y rara es la vez que damos sin esperar nada a cambio. 

   Lo que me ha pasado últimamente es justo lo contrario, he recibido mucho sin pedir ni esperar nada. Cosas buenas, muy buenas: cariño, afecto, respeto, amor, de gente a la que conocía y de gente a la que no. Muchos eran, como dice mi amigo Mikel Erentxun, amigos desconocidos que con sus palabras de aliento me hicieron superar momentos difíciles. Gente supongo que de todo tipo (amigos desconocidos) que quisieron ayudarme y que precisamente por no conocernos, no esperaban nada de mí.

Pau Donés



Peaches & Herb - Reunited (subtitulada español)


No hay comentarios: