lunes, 15 de noviembre de 2021

EL TIEMPO, EL MEJOR MAESTRO Y JUEZ INSOBORNABLE

 









EL TIEMPO, JUEZ INSOBORNABLE

   EL TIEMPO es ese juez insobornable que da y quita razones. La frase hizo fortuna desde que desde hace más de tres décadas empezase a emplearla cual latiguillo machacón José María García, indudable padre de la estulticia que puebla hoy las ondas de la radio deportiva española, repleta de eminencias que dejarían en mantillas la prosa de Cervantes o la poesía de Quevedo o Antonio Machado.

  No por elemental el dicho deja de ser cierto. El tiempo, ese señor a quien nadie conoce, pero todos temen, pone a todo dios en su sitio. El tiempo, sí, es el mayor enemigo de la belleza. También de los ídolos, que con su paso pierden tal condición.



----------------



     Cuando la tormenta dura demasiado y deja manchas difícilmente restañables en prendas importantes de la colada, es indudable que te genera cierto desasosiego y aunque te dicen que es el tiempo el que pondrá todo en su sitio, siempre te queda la sensación de que algo se ha quedado por el camino y la espera se hace dolorosa por lo prolongada. No necesito que a cada cerdo le llegue su San Martín, sólo que "le vaya bonito", pero lejos...muy lejos, y que su capacidad corrosiva desaparezca, por fin y para siempre. 

  También es cierto que, a veces la vida te depara sorpresas tremendamente positivas y, cuando menos te lo esperas te viene algo o alguien, como un regalo del cielo, que ilumina de nuevo tu camino. Y en esas estamos...

Petrus Rypff

 

LECCIONES DE TIEMPO

Antonio Tello

Consumada la expulsión,

el instante fue el tiempo,

siempre extranjero,

excrecencia de la eternidad;

en el mundo no somos el río que fluye, 

sino la hoja que éste lleva,

ella no recuerda el árbol del que ha caído, 

mas intuye su existencia,

el sonido del agua, 

el rumor del viento entre las ramas, 

ese acezar del silencio en la memoria.


Y atrás, mucho más atrás, 

el que desterró a los habitantes del paraíso está solo,

apagadas sus flamas,

la espada cuelga inútil del tahalí de plumas,

secos ya los cuatro ríos del Edén,

se asoma el ángel al brocal de la nada,

a la soledad sin voz del abismo

sin horizontes, no hay esperanza,

sólo caída y él ya sin atributos

se precipita por el pozo de los siervos.

De la pasada tempestad aún quedan

jirones de tormenta sujetos

a la osamenta de las estaciones.


Deletreándose entre los senos de la primavera

el mono descubre que su vida pende del sexo de una vocal,

aúlla, llora, gime, ríe;

las vocales llenan de gozo el mundo

y el cuerpo de sentidos que rompen el silencio,

sobre la oscuridad el homo vocalicus

se yergue y avizora el mundo, 

horizonte en fuga que lo excita,

lo sigue excitando.


Ilusión que turba las sombras,

ese gusano con ínfulas de mariposa

necesita de tus labios para ser

el efímero aleteo que concilia el sueño,

fantasía que larva la noche.



Tiempo - Jarabe de Palo

          Pau Donés dejó dos pasiones: la música y su hija Sara, quien ...

                     El líder de la banda Jarabe de Palo, durante los días de cuarentena. 

   Fueron cinco años de lucha contra el mortal cáncer que al final le ganó la batalla. Catalán de nacimiento, Pau Donés se retiró de la música, en el 2019, por dos razones: la primera para dedicarse de lleno a su tratamiento contra el cáncer de colon y la segunda, tal vez la más importante pasar más tiempo con su hija Sara, de 16 años, quien se convertiría en su musa.



Muere Pau Donés | Su hija, Sara, su legado más importante

Pau Donés, todo un padrazo
   Pau había mantenido bastante en el anonimato a su única hija, a quien se dedicó en cuerpo y alma para compensar el tiempo perdido de la crianza de la joven por su ajetreada carrera profesional.

   En una entrevista a La Vanguardia, el cantante, de 53 años, señaló que Sara era su prioridad y por ello se mudó a California para verla crecer. “Me perdí la infancia de mi hija. El año que nació estuve dos meses en casa. Ahora nos hemos vuelto a encontrar. Estoy encantado de poder empezar a vivir con ella”, aseguró Pau.
 El martes 9 de junio de 2020 su familia comunicó el fallecimiento del cantante a los cincuenta y tres años a causa del cáncer de colon que ya padecía.


Jarabe de Palo - 50 Palos (Álbum Completo)

A Pau se le acabó el tiempo pero siempre le recordaremos porque dejó tras de sí un rastro imborrable, fue un ejemplo de vida para todos

Petrus Rypff



JARABE DE PALO "HUMO" (Videoclip Oficial)


    Nunca me había dolido apenas la muerte de un artista, se me hacía ridículo que la gente se pusiera tan emocional por alguien que ni conoce.  Con Pau Donés me trago mis palabras porque su muerte me cayó como una tonelada de sentimientos en el corazón.

  Es increíble cómo duele la partida de alguien que no conocí personalmente, bueno, lo vi desde bastante cerca cuando en su primera gira con Jarabe de Palo en la plaza de toros de Murcia actuaron como teloneros de no sé qué grupo, allá por los primeros 90'. Fue una experiencia muy grata porque ya apuntaban maneras de lo que después hicieron en su larga carrera musical.

    La muerte de Pau hace ya un año largo me dejó cierta sensación de vacío en el alma, de desolación, quizá por cómo amaba la vida...o por plantarle cara a la muerte. Es curioso, sin duda, porque al mismo tiempo se le vio, en sus últimos meses, una enorme humildad para recibir y sobrellevar la tremenda sacudida que le iba a suponer su adiós definitivo al mundo terrenal, sacudida de la que se irguió con una entereza, humor, energía y sencillez extraordinarias, dando paso a una despedida estupendamente planificada y ejecutada, trabajando, creando, viviendo al máximo, para finalmente partir de forma muy serena pero emotiva, dejando una huella imperecedera y grandes enseñanzas.


En busca del tiempo perdido

Autor : Marcel Proust

Traductores: Pedro Salinas, Consuelo Berges, José María Quiroga Plà


   Para muchos historiadores y críticos «En busca del tiempo perdido» no sólo es una obra cumbre de las letras francesas del siglo XX, sino también una de las más grandes creaciones literarias de todas las épocas, en la que la trasposición en el relato de la vida de Marcel Proust (1871-1922), así como de personajes y ambientes sociales de su tiempo, dio forma a un nuevo y fecundo camino en el campo de la novela.



La serenidad es buena compañía, aunque si se ve salpicada, a ratos, de vaivenes concupiscentes es mucho mejor...¡Qué vértigo tan magnífico!, ¿verdad Inmóvil?

Petrus Rypff

No hay comentarios: