lunes, 20 de septiembre de 2021

UNA MAÑANA TRANQUILA DE DOMINGO, HOY CON NORAH JONES

 

UNA MAÑANA TRANQUILA DE DOMINGO, HOY CON NORAH JONES, FANTÁSTICA CANTANTE Y PIANISTA



Geethali Norah Shankar Jones (Nueva York, 30 de marzo de 1979), conocida como Norah Jones, es una cantante, compositora, pianista y actriz estadounidense. Ganadora de nueve premios Grammy, ha vendido como cantante más de 40 millones de discos. Su música combina elementos de jazz, blues, soul, country y pop.

Protagonizó la película My Blueberry Nights y ha realizado dos cameos, el primero en la película Amor a segunda vista (2002) y en Ted (2012).

Norah Jones, al pie de la letra - junio 12, 2020  

La cantante y actriz publica “Pick Me Up Off The Floor”, un álbum realizado a fuego lento en el que vuelve a la suave cadencia de los medios tiempos

   Norah Jones (Nueva York, 1979) lleva la música grabada en su ADN. Canta con la naturalidad que le proporciona un instinto que se remonta en lo creativo al sitarista indio Ravi Shankar, su padre, y a la productora de conciertos, y madre, Sue Jones. Sólo la naturaleza ha intervenido en una voz versátil que modula a voluntad, ya se trate de un contundente blues o del inmenso catálogo de registros que exige el jazz. En el disco que publicó en junio de 2020, Pick Me Up Off The Floor, hace lo que más le gusta: dejar que su voz transite por los medios tiempos, poniendo terciopelo a las notas de temas como How I Weep, Flame Twin, This Life (en el que además incluye arreglos corales de gran factura), To Live y Heaven Above. En total, once temas que ha ido recopilando a lo largo de los años y que han macerado en su currículum tras la gira Day Breaks de 2016, su zambullida más intensa en territorios jazzísticos que se convirtió también en un álbum editado por la mítica Blue Note.

   «En cada sesión que he ido realizando durante los dos últimos años han ido quedado canciones extra -explica Norah Jones, refiriéndose a temas como Heaven Above, I’m Alive o Stumble On My Way-. Me terminé enamorando de ellas. Llevaba en mi móvil las mezclas inacabadas y las escuchaba mientras paseaba a mi perro. Así se fueron grabando en mi cabeza hasta que descubrí que existía un hilo surreal a través de todas ellas. Es como si fuera un delirio entre Dios, el diablo, el corazón, el planeta y yo”. Jones retoma de esta forma las buenas costumbres de meterse en el estudio para mezclar canciones originales. Pero durante este tiempo no ha estado parada. Ha realizado colaboraciones con voces tan monumentales como la de Mavis Staples en  I’ll be gone, con el brasileño Rodrigo Amarante en I Forgot, con el productor y músico Thomas Bartlett (alias Doveman), y con Tarriona Tank Ball en Take It Away, entre otras. Norah Jones, ganadora de 9 Grammys, no ha parado ni un solo instante desde que arrancó en el mundo de la música en 2002 con Come Away With Me.

   Con Pick Me Up Off The Floor la cantante estadounidense culmina un momento en su carrera en el que se le reconoce un especial estado de gracia. Ella misma admite encontrarse en uno de los estadios más creativos de su existencia artística. Ha cuidado con mimo las letras, que llevan una vitalidad especial, y que se mueven entre la pérdida y la esperanza, entre la luz y la oscuridad: «En los últimos años he percibido una sensación de ‘levántate, salgamos de este lío e intentemos resolver algunas cosas’. Si hay oscuridad en este álbum no está destinada a dar una sensación de fatalidad. Es más bien un deseo humano de conexión. Algunas canciones hacen referencia a los grandes problemas a los que nos enfrentamos. Otras, más directas, se proyectan desde el ámbito personal e íntimo». Norah Jones ha hecho de este collage una pieza coherente en su diversidad para levantar un nuevo hito en su carrera capaz de transportarnos a territorios musicales todavía inexplorados.

Norah Jones, la intimidad de los millones de discos

La primera gran diva mundial que dio el siglo XXI sigue fiel al jazz comercial en 'Pick Me Up Off The Floor'

FERNANDO NAVARRO - Madrid - 28 JUN 2020


Norah Jones en 2010



Norah Jones actuando en un concierto homenaje a Dolly Parton en Los Ángeles, en febrero de 2019. FRAZER HARRISON / GETTY IMAGES


   Norah Jones (Nueva York, 41 años) siempre ha parecido estar bajo el signo de una buena estrella. Su debut en 2002, Come Away With Me, fue uno de los mayores éxitos que se recuerdan en la industria musical, convirtiendo a esa joven de voz cálida y sensual en un fenómeno mediático y al disco en uno de los más vendidos de todos los tiempos. Acababa de darse a conocer y el siglo XXI ya tenía a una de sus primeras nuevas divas musicales. Desde entonces, nada ha empequeñecido la luz de una cantante que, sin inventar nada y con ese traje de easy-listening tan bien medido, siempre se muestra tan penetrantemente tierna en sus canciones que es como si confesase secretos íntimos al oído.

   Al otro lado del teléfono, charlando durante una mañana de confinamiento desde su casa de Brooklyn, su voz mantiene ese timbre dulce y grácil. “Menudo cambio…”, dice sobre la cuarentena en Nueva York. “No lo veo del todo mal. Estoy con mi familia, mis hijos y mirando la vida desde otra perspectiva. Sin embargo, todo es muy loco. La gente en sus casas, la ciudad vacía, el miedo a la enfermedad…”. 

   El piano es un instrumento importantísimo en el jazz. Pienso que, si el jazz fuera como un fuego, el piano lo aviva, lo mantiene encendido

Norah Jones

 

   La compositora neoyorquina acaba de publicar Pick Me Up Off the Floor, su séptimo álbum de estudio. “Había grabado unas canciones. No tenía en mente ningún álbum, pero llegó. Sentí que podía unir profundamente lo que había grabado en anteriores sesiones para darle forma de disco. Me lancé a ello”, explica.

   En el disco, regresa con determinación al jazz, territorio que nunca ha abandonado del todo, pero en el que, después de esa colección de canciones descabezadas y experimentales que juntó en 2019 en Begin Again, ahora se adentra bajo el formato de un trío de piano, aportando un sugerente toque de clasicismo. Es como si Jones quisiese dar más consistencia a las formas porque supiese que su paso por el jazz siempre fue de puntillas, bajo la etiqueta comercial. “El piano es un instrumento importantísimo en el jazz. Pienso que, si el jazz fuera como un fuego, el piano lo aviva, lo mantiene encendido”, señala.

   Cita a Aretha Franklin y Ray Charles como dos grandes pianistas con los que avivar ese fuego, pero Pick Me Up Off the Floor desprende un ritmo menos vertiginoso. También hay menos soul y blues, aunque, con esa característica forma suya de planear por los géneros musicales sin despeinarse, se dejan oír en una obra que sí posee el atractivo de música de velada nocturna. “Jamás me pongo a pensar en las canciones como si viniesen de algún estilo. He cantado canciones de muchos estilos y siempre salió de forma natural. Aquí ha sucedido igual”, señala.

 

   En el disco late la idea de que es necesario más comunicación entre las personas. Desde tu casa, con los tuyos, hasta en la sociedad

Norah Jones

Discografía

Álbumes de estudio

  • Come Away With Me (2002)
  • Feels Like Home (2004)
  • Not Too Late (2007)
  • The Fall (2009)
  • Little Broken Hearts (2012)
  • Day Breaks (2016)
  • Begin again (2019)
  • Pick me up off the floor (2020)

   Incluso hay una tímida incursión a la americana, ese género no escrito asentado en las raíces del folk y que tan bien representa Jeff Tweddy, líder de Wilco. Como en Begin Again, Tweedy vuelve a colaborar con Jones. “Conozco a Jeff desde hace mucho tiempo. Trabajar juntos siempre es positivo. Le pregunté una vez que quería grabar en directo con él y hubo conexión. Me encanta la música de Wilco”. No es la única colaboración: también desfilan Mavis Staples, Rodrigo Amarante, Thomas Bartlet y Tariona Tank Ball.

   Jeff Tweedy y Norah Jones son dos buenos ejemplos de artistas que saben mantener su personalidad en cada proyecto. En el caso de ella, es un carácter que, desde aquel bombazo que fue Come Away With Me, no ha dejado de brillar. Impulsada por su voz de caramelo, Jones, que no deja de pecar de falta de profundidad intelectual en su obra, tiene el talante artístico de barnizar todo de un ambiente pop.


Norah Jones - Come Away with Me  (Full Album 2002)

Come Away with Me is the debut album of pianist and singer Norah Jones, released February 26, 2002 on Blue Note Records. Although genre classification has been disputed, Jones' mellow style and playing on Come Away with Me is recognized as contemporary jazz.

  El año 2002 fue excelente para las chicas de metro cincuenta: Kylie Minogue conquistó el mundo, mientras que Norah Jones llegó a vender diez millones de copias de su disco en Estados Unidos. A ambas las retrataron muy bien en las respectivas portadas: la foto de Jones, obra de Joanne Savio seguramente originó unas cuantas compras compulsivas. Pero ahí termina el parecido: Minogue era pura pirotecnia pop, y Jones era una agradable brisa en unas listas de ventas copadas por tíos con los pantalones cinco tallas más grandes. 

"Realmente es un disco sosegado..."

Norah Jones

    A pesar de que su padre es Ravi Shankar, aquí no hay ni rastro de influencias indias. Come away with me es una mezcla seductora de folk y jazz, y Norah Jones tiene un filón texano que recuerda más bien a Edie Brickell.

   Son momentos estelares del disco la relectura sorprendente del "Cold cold heart" de Hank Williams, las letras de stripper de "I've got to see you again", la versión de "Turn me on" de la estrella del country JD Loudermilk (el tema también aparecía en su mini-álbum del 2000 Firts Sessions), y la canción de amor de Hoagy Carmichael "The nearness of you" que anteriormente había grabado otro de los ídolos de Jones, Dinah Washington).

   La ligera "Don't know why" fue la punta de lanza del disco, pero la canción que da título al álbum es la mejor de todas: una invitación sensual, compuesta por ella misma, que es imposible rechazar. 

   Las recompensas que obtuvo fueron el honor de ser la artista del sello Blue Note que más discos había vendido y un puñado de Grammy. Después de declarar "escucho a los Rolling Stones y me entran ganas de estar en una banda de rock", incluso se ganó la aprobación del mismísimo Keith Richards. Pero estas tendencias rockeras de la artista sólo la han llevado, de momento, a un cameo con los Foo Fighters, así que por ahora disfrutemos de este bello álbum y aguardemos a las sorpresas que tengan que venir

   Si en el disco Feels Like Home (2004) parecía Dolly Parton sonando con ligereza desde una base folk, en The Fall (2009) se oscurecía con cierto dramatismo rock o también podía asociarse sin perder sus formas con el productor Danger House y el músico Billie Joe Armstrong;


Norah Jones - Feels Like Home (Full Album 2004)


Norah Jones - Not Too Late (Full Album 2006)


Norah Jones - The Fall  (Full Album 2009)

TrackList:

1. Chasing Pirates - 2. Light as a Feather - 3. I Wouldn't Need You - 4. Waiting - 5. It's Gonna Be - 6. Back to Manhattan - 7.  Stuck - 8. December - 9.  Tell Yer Mama - 10. Man of the Hour - 11. Even Though - 12. Young Blood - 13. You've Ruined Me



 Norah Jones -  Little Broken Hearts  (Album 2012)

Little Broken Hearts  is the fifth studio album by American singer and songwriter Norah Jones, released on April 25, 2012, by Blue Note Records. The album was produced by Brian Burton, better known as Danger Mouse, who is notable for his production work with the Black Keys, Gnarls Barkley, and Beck among others.

TrackList:

1. Good Morning - 2. Say Goodbye - 3. Little Broken Hearts - 4. She's 22
5. Take It Back - 6. After the Fall - 7. 4 Broken Hearts - 8.  Travelin' On
9. Out on the Road - 10. Happy Pills - 11. Miriam - 12. All a Dream



Norah Jones - Day Breaks (Full Album 2016)

TrackList:

1. Burn - 2. Tragedy - 3. Flipside - 4. Day Breaks - 5. Peace
6. Don't Be Denied - 7. It's A Wonderful Time For Love
8. And Then There Was You - 9. Once I Had A Laugh
10. Sleeping Wild - 11. Carry On - 12. Fleurette Africaine (African Flower)



 Norah Jones - Begin again - 1. My Heart Is Full 



Norah Jones - Begin again - 2. Begin again 



Norah Jones - Begin again - 3. It Was You 



Norah Jones - Begin again - 4. A Song With No Name



Norah Jones - Begin again - 5. Uh Oh



Norah Jones - Begin again - 6. Wintertime



Norah Jones - Begin again - 7. Just A Little Bit


 Ahora, en Pick Me Up Off the Floor, todo vuelve a girar en torno a su personalidad. “Honestamente, no sé si le doy un toque pop a mi música”, explica. “Comencé mi carrera en su sello de jazz (se refiere al emblemático Blue Note) y tenía en la cabeza jazz cuando grabé mi disco. Pero quería hacerlo a mi manera y disfrutar de la música”.


Norah Jones -Pick Me Up Off the Floor - 1. How I Weep


Norah Jones - Pick Me Up Off the Floor - 2. Flame Twin


Norah Jones - Pick Me Up Off the Floor  3. Hurts To Be Alone


Norah Jones - Pick Me Up Off the Floor - 4. Heartbroken, Day After



Norah Jones - Pick Me Up Off the Floor - 5. Say No More


Norah Jones - Pick Me Up Off the Floor  -  6. This Life



Norah Jones - Pick Me Up Off the Floor  - 7. To Live



Norah Jones - Pick Me Up Off the Floor - 8. I'm Alive



Norah Jones - Pick Me Up Off the Floor - 12. Tryin' To Keep It Together


   La entrevista con Jones transcurre relajada, aunque no se extiende en las respuestas. Horas antes de la llamada, desde la discográfica se avisa: ojo, esa imagen de cantante agradable puede transformarse inmediatamente en lo contrario. No se corta ni un segundo en dar por terminada la entrevista o responder monosílabos si se incide en preguntarle por su padre, el sitarista indio Ravi Shankar, quien la tuvo secretamente con una promotora y fue famoso por introducir el sitar en la música occidental e influyó en los Beatles.

   Tiene sentido si, después de casi dos décadas de carrera y habiéndose elevado como una voz tan exitosa, se sigue mareando la perdiz con lo de “hija de”. Ella reconoce que no le gusta hablar de su vida privada ni de nada que no sea su música, incluso cuando se trata de la deriva política de su país con la presidencia de Donald Trump. “En el disco late la idea de que es necesario más comunicación entre las personas. Desde tu casa, con los tuyos, hasta en la sociedad. Cada pequeño paso de conexión es importante para conseguir los más grandes”. ¿Algo que ver esta conexión con las mujeres y el movimiento feminista? “¿Las mujeres? ¿El feminismo? Bueno, hablo de conexión entre seres humanos. Ahí estamos incluidas las mujeres, pero también los hombres”.



Norah Jones Greatest Full Album 2021 - Norah Jones Best Songs Collection

 


Norah Jones, Katie Melua, Diana Krall, Melody Gardot Greatest Hits 2020


Norah Jones: una artista empoderada por el éxito y sin nadie a quien rendir cuentas

La pianista y cantante se despega de la escena del jazz, dice que tiene libertad para hacer lo que quiera y habla de feminismo, Trump y su maternidad.


Come away with me - Norah Jones  (subtitulada en español)


Clarín.com Espectáculos Música 23/11/2019 

   En 2002, Norah Jones irrumpió en el mundo de la música con Come Away With Me. Tenía 23 años y de repente estaba en el centro de la escena: le llovieron Grammys, Billboards y vendió unos 27 millones de discos. Era un notición: la hija de Ravi Shankar tenía una voz cautivante, era capaz de componer sus propias canciones, tocaba muy bien el piano y era hermosa. Era la Mesías que venía a renovar el jazz. El detalle es que ella nunca se sintió cómoda en ese lugar.

   Por aquellos años se forjó la reputación de ser difícil de entrevistar, sobre todo porque odiaba responder preguntas vinculadas a su famosísimo -y bastante lejano- padre. Siempre alejada de los flashes y los eventos en general, sólo aparece públicamente cuando está obligada a promocionar un nuevo disco o gira: ahora se trata de la presentación de Begin Again, que la traerá el lunes 16 de diciembre al Movistar Arena.

   ¿De qué manera está, a los 40 años, “empezando de nuevo”? “Cada vez que grabo una canción estoy empezando de nuevo, porque no hay una noción preconcebida de lo que se supone que deba hacer. Pero el disco se llama así simplemente porque ese es el título de una de las canciones. No estoy teniendo una crisis de la mediana edad ni nada por el estilo. Me siento muy inspirada y encontrándoles una nueva cara a las cosas, pero no tiene nada que ver con una crisis”.


La cantante y pianista dice que no está teniendo ninguna crisis con su edad y que se siente muy inspirada.


Pregunta: - ¿El título se refiere a un intento de volver al sonido de tus primeros discos?

Respuesta: - No, no estoy necesariamente tratando de hacer eso.

   Desde su casa en Brooklyn, Jones le hace los honores a esa fama de interlocutora reticente. Sus respuestas son breves y exigen el tirabuzón de una repregunta tras otra para llegar a un concepto más o menos desarrollado. Por ejemplo, sobre aquellos años de explosión de su carrera, al principio sólo dice: “No miro demasiado para atrás, sólo se espera que lo haga en las entrevistas (ríe). Sigo mirando hacia adelante y haciendo cosas”.

   Su segundo disco, Feels Like Home (2004), le sumó otros tres Grammy a los cinco que ya tenía. Esos dos álbumes caminaban por la cornisa que separa al jazz sofisticado y bien cantado -ese que ella incorporó en la infancia escuchando los discos de Billie Holiday de su madre, la productora de conciertos Sue Jones- de la música de ascensor.

   Ese movimiento pendular entre el magnetismo y la insipidez continuó en Not Too Late (2007), The Fall (2009), Little Broken Hearts (2012) y Day Breaks (2016). 

   Jones siempre dice que no se considera parte de la escena del jazz. No importa que en sus comienzos, luego de formar parte del coro de una iglesia metodista y de recibirse en la Universidad de Texas con una especialización como pianista de jazz, se hubiera dedicado a tocar y cantar standards en restaurantes.

Después de eso seguí adelante. El mundo de la música es grande, y tuve otras inspiraciones fuera del jazz. Creo que eso se notó en mis primeros discos. Y siento que ahora sé mucho más sobre música y sobre lo que quiero componer. Sé tocar mejor la guitarra, el piano, la percusión… Mejoré mucho como música, eso se siente bien”.


Zoe Gotusso: “El machismo de la música está cambiando poco a poco”
- ¿Disfrutas más de tu trabajo ahora?

Totalmente, 100%. Siempre lo disfruté, pero ahora nunca tengo que hacer nada que no quiera, y ese es uno de los aspectos positivos de haber tenido éxito.

- ¿Cuándo empezaste a tener esa libertad?

- Después del primer álbum hubo un punto de inflexión. Estaba haciendo tanta promoción y no tenía mucho sentido porque el disco era una locura de éxito. Fue todo muy repentino, todos querían entrevistarme y saber detalles de mi vida. Era una locura. Entonces dije: "Tengo que tener tiempo para mí misma, tocar y no hacer entrevistas todos los días, así que cancelen todo, el disco se está vendiendo, estamos bien." Ese fue un punto donde pude cambiar las cosas.


   Norah Jones mantuvo una relación conflictiva con su padre, Ravi Shankar, aunque sobre el final de su vida pudieron recomponerla.

   Lo primero que todos querían saber era, entre otras cuestiones, por qué la hija de Ravi Shankar no llevaba su apellido. Y la respuesta era que Geetali Norah Jones había tenido poco contacto con su padre desde que en 1986, a sus siete años, se había divorciado de su madre. “No tiene nada que ver conmigo ni con mi música”, declaró en 2004 a la revista Rolling Stone. Pero después recompusieron, hasta cierto grado, la relación. Cuando él murió, en 2012, ella escribió: “Los melómanos de todas partes y yo lo extrañaremos mucho”.

- No te gusta todo lo que viene junto con la fama y ser una celebridad, pero estar de gira te fuerza a exponerte. ¿Cómo lo manejás?

- Para otros músicos puede resultar loco salir de gira, pero para mí es bastante apacible. Salgo a la calle y nadie me molesta. No me resulta tan difícil mantenerme anónima. Me gusta mucho ir a Sudamérica, siempre fue muy divertido. Es muy emocionante ir a lugares diferentes: es uno de los mejores aspectos de este trabajo.


- ¿Cómo fuiste cambiando tu manera de trabajar a partir de esa libertad que decías que conseguiste?

- En los últimos años me di cuenta de que puedo adaptar mi trabajo a lo que quiero hacer, no tengo que esperar a que alguien me diga lo que tengo que hacer. Y eso es parte de lo maravilloso de poder ir lanzando singles y que en algún momento se conviertan en un álbum. Una canción aquí, otra allá, y lanzarlas online. Es divertido ser creativo, hacer canciones para la gente y no convertirlo en una situación de presión.

-En Begin Again cantas: "¿Puede una nación construida de sangre/ encontrar su salida del fango?/ ¿Los de arriba/ perderán su camino lo suficiente para parar?" ¿Qué quisiste decir?

- Tiene mucho sentido de acuerdo a cómo están yendo las cosas. Es la letra de una canción a partir de vivir esta vida en este mundo en el que estamos. Es bastante obvio.

-¿Estás preocupada por el rumbo que está tomando Estados Unidos con el gobierno de Trump?

-¿Vos no? ¿Quién no?

-¿Qué piensas de la ola feminista? ¿Te sentiste discriminada alguna vez por ser mujer?

- Crecí con una madre muy fuerte, éramos sólo mi mamá y yo. Y estoy segura de que ella en su vida fue discriminada, pero yo nunca lo vi, sólo vi a esta mujer realmente fuerte que me crió. Seguro hubo un par de veces en que algunos hombres no me escucharon en el estudio, pero como tuve éxito tan rápido, enseguida me sentí empoderada y nunca me discriminaron. Siempre me sentí muy fuerte: tuve suerte.

En este punto, la voz de un chico interrumpe la conversación. “Estoy trabajando, necesito que se queden afuera hasta que termine, ¿de acuerdo?”, le dice mamá Norah a uno de sus dos hijos.

- ¿Cómo es ser madre de niños pequeños y salir de gira?

Tengo que ingeniármelas y lleva tiempo. Tengo ayuda y hago lo mejor que puedo… Es lo mismo que para cualquiera que tiene familia y debe trabajar, ¿no?


   Norah Jones actúa el lunes 16 de diciembre a las 21 en el Movistar Arena (Humboldt 450). Entradas desde $2800. ¿Cómo será el concierto? "Una mezcla de viejas y nuevas canciones", se limita a decir Jones.

- Hace siete años que no viene a la Argentina, ¿con quién se encontrará el público?

- Conmigo, supongo. No seré lo misma artista de siempre, pero soy la misma persona. Los artistas crecen y eso es bello, es parte del objetivo de todo esto. De otra manera, no estaría haciéndolo.​


Norah Jones junto a Jude Law, durante la presentación de "My Blueberry Nights" en el Festival de Cannes.

Su experiencia en cine

   En 2007, Norah Jones debutó como actriz en My Blueberry Nights, dirigida por Wong Kar-wai, con compañeros de elenco como Jude Law, Rachel Weisz y Natalie Portman. "¡No tengo la menor idea de qué me llevó a aceptar!", se ríe. "Tuve una verdadera confianza en Wong Kar-wai. El tipo de confianza ciega en que todo saldría bien. La misma que él tuvo en mí, porque no me conocía y me pidió ser la protagonista. Fue divertido, porque él trabaja sin guión y eso fue lo mejor para mí, que vengo de la música y hago todo espontáneamente, sin ensayar durante horas y horas". 

   Como la experiencia fue buena, parecía que iba a ser el comienzo de una carrera paralela, pero sólo hizo un papel más, en la comedia independiente Wah Do Dem (2009). Y adiós actuación.

- ¿Por qué?

- ¡Es demasiado trabajo! (ríe) Actuar es un arte real, un oficio. Y yo ya tengo un trabajo.  


My Blueberry Nights (2007) de Wong War-Wai


Mi Escena Favorita My Blueberry Nights

My Blueberry Nights

Año: 2007
País: Hong Kong 
Dirección: Wong Kar-Wai. Guion: Wong Kar-Wai, Lawrence Block. 
Música: Ry Cooder. Fotografía: Darius Khondji
Reparto: Norah Jones, Jude Law, Natalie Portman, Rachel Weisz, David Strathairn, Hector A. Leguillow, Frankie Faison, Chad R. Davis

Género: Romance. Drama | Road Movie. Drama romántico. Alcoholismo. Póker

Sinopsis: Elizabeth (Norah Jones) es una joven que comienza un viaje espiritual a través de América en un intento de recomponer su vida tras una ruptura. En el camino, enmarcada entre el mágico paisaje urbano de Nueva York y las espectaculares vistas de la legendaria Ruta 66, la joven se encontrará con una serie de enigmáticos personajes que le ayudarán en su viaje. (FILMAFFINITY)

Críticas

"Una hipnótica inmersión en la vida de una mujer en busca de sí misma. (...) preciosa banda sonora".

Carlos Boyero: Diario El Mundo 

"Bellísima en lo que atañe a su envoltorio, aunque algo meliflua en su componente dramático. (...) su retahíla de historias nunca acaban de emocionar. Alguna de ellas, ni siquiera de enganchar".

Javier Ocaña: Diario El País
 
"Cine empapado de desmayo. (...) Película profunda e impúdicamente romántica, es en el fondo un elogio del beso como efecto y detonante

Oti Rodríguez Marchante: Diario ABC

"Propuesta fascinante que hace de la intimidad y de la belleza un espectáculo hipnótico sustentado sobre las señas de identidad del director. (...) Lo mejor: cierto tipo de atrevimiento estético y narrativo inimaginable en ningún cineasta occidental, como el magnífico plano final".

Alberto Bermejo: Diario El Mundo

"La historia es modesta, y si fuera más larga el film empezaría a estirarse. Pero con 90 minutos es lo suficientemente corta como para apreciar el drama de sus escenas individuales, y la fuerza de sus interpretaciones".

Mick LaSalle: SFGATE

"Tras los 90 minutos de 'My Blueberry Nights', los cuales transcurren agradablemente entre remolinos de colores, caras bonitas y música agradable, es posible que te sientas un poco aletargado; lleno, atiborrado de azúcar, pero no realmente satisfecho".

A. O. Scott: The New York Times


No hay comentarios: