martes, 13 de julio de 2021

¿QUIÉN CREE EN LAS MEIGAS? (CASUALIDAD VS CAUSALIDAD) - ACTUALIZACIÓN JULIO 2021

 

¿QUIÉN CREE EN LAS MEIGAS? (CASUALIDAD VS CAUSALIDAD). ACTUALIZACIÓN



La Meiga, cuya denominación parece provenir del latín “magicus”, es un término que se emplea, sobre todo en Galicia y Asturias, para referirse a un tipo de persona que posee poderes extraordinarios o mágicos y que puede llegar a pactar con el mismísimo diablo.

Las meigas suelen ser respetadas por ser curanderas y tener poderes de videncia. Según la tradición, una Meiga es una mujer con conocimientos de magia y artes ocultas, además de “menciñeira”. Muchas personas se acercan a ellas, para poder ser curadas gracias a sus reescritos, conjuros o ensalmos. Pero, también, aparecen como mujeres que son capaces de hacer hechizos, realizar el mal de ojo, curarlo a quienes lo tengan, especialmente dotadas para la adivinación y pueden, además, provocar otros males. La figura de la Meiga se acerca a una mujer de aldea con cierta edad. La Meiga rivaliza en popularidad con la propia Santa Compaña, y se acerca bastante a la figura de la curandera de los druidas.

Hay una expresión típica, muy conocida, referida a las meigas:

Eu non creo nas Meigas, mais habelas hainas.

(Yo no creo en las brujas, pero haberlas, las hay)


El “meigallo” es el hechizo que realizan las meigas. Un ensalmo muy común es “¡Meigas fóra!”, que es acompañado del gesto de la figa. Se suele considerar como fruto de la envidia. Se introduce en el cuerpo de la persona que ha sido elegida, y que es generalmente una joven abandonada por su novio, o una mujer que se cree víctima de una envidia.

   La persona que padece este embrujamiento no entra de buen grado en la iglesia ni atiende a la misa; pero los parientes y amigos o amigas le obligan a oír la misa cantada; (…) no cesan de decirle un poco sobrecogidos y autoritarios: ¡bótao fòra! ¡bótao fòra!”. (¡échalo fuera!, ¡échalo fuera!).Una explicación de este meigallo o encantamiento es que en las zonas rurales se tenía a la enfermedad como un castigo mágico. De ahí la cantidad de lugares que en estas tierras tiene una fuente o cueva con propiedades sanadoras, como es el caso de San Andrés de Teixido, y la multitud de medallones y talismanes.

     Parece claro que muchas veces las cosas ocurren por azar. De todos es sabido que en la mayoría de acontecimientos existe una relación causa-efecto, pero a veces, a uno le queda la duda de si en algo que nos ocurre, existe una explicación racional, se debe a la casualidad o hay algo extraño que lo origina, llámese milagro, influencia de algún espíritu, poder de la mente, energía cósmica, una mano que nos "echa" un pariente fallecido, en fin, algo misterioso que escapa a las leyes comúnmente aceptadas. Yo suelo ser bastante escéptico respecto a los fenómenos paranormales, pero, a veces albergo dudas o, al menos, me quedo algo perplejo ante determinadas situaciones. Algo parecido le ocurrió al Dr.Rypff en un viaje a Barcelona hace unos años, al margen de su encontronazo con "la pantera negra". Digamos que fueron tres anécdotas curiosas que transcurrieron en el transcurso de menos de 24 horas:

Autobús 42: 

    Petrus y su hija bajan de visitar el Parque Güel, precioso, por cierto. Tiene algo de prisa y en la primera avenida grande que se encuentra, se plantea coger el metro. Pregunta por la boca más cercana y una educada señora mayor le dice que la más próxima está a no menos de 10 minutos andando. 

   Al mirar hacia su izquierda ve un nutrido grupo de personas en una parada de autobús. Al acercarse se da cuenta de que casi todos son turistas extranjeros, pero ve a dos chicas que parlotean en catalán. No le da la impresión de que sean familiares de A. Mas por lo que se acerca y con la esperanza de que le respondan en castellano, les pregunta si por esa parada pasa algún autobús que vaya a Las Ramblas o a la Plaza de Catalunya. Una de ellas, muy amable, contesta que, efectivamente, el 42 llega en unos 5 minutos y tiene parada en la mencionada plaza. El Dr. Rypff aprovecha esa pequeña demora para fumar un cigarrillo.

   Cuando llega el autobús, da la casualidad de que todo el grupo de guiris se apresura a subir, también lo hacen las dos chicas informantes que, amablemente, ceden el paso a Petrus y a su hija. El Dr. Rypff pregunta al conductor el importe de dos tickets y éste, con desgana, seguramente porque lleva muchas horas al volante, responde que son 2.70 Euros, justo la cantidad que Petrus lleva en la mano tras vaciar el monedero. Tras las dos chicas empieza a subir al bus una veintena más de viajeros, lo que unido al hecho de que el autobús ya venía bastante lleno, convierte aquello en una auténtica "lata de sardinas".

   Entre empujones y codazos, cada uno se va posicionando en un reducido espacio. La hija de Petrus, un poco despistada ella, queda a no menos de 5 metros de su padre que tiene que situarse en un peldaño de la puerta trasera, agarrado como puede a una barra vertical milagrosamente colocada a su lado. Tras 5 paradas, se coloca a su altura una señora entrada en años y tras ella un grupo de venerables ancianitas. La señora entrada en años pregunta a Petrus si va a bajar en la siguiente parada, el Dr. Rypff, girando la cabeza, responde que no lo sabe muy bien, que se dirige a la Plaza de Catalunya y no sabe cuál es la parada. La señora responde que ellas van al mismo sitio pero que, tal y como va de cargado el autobús, con las paradas que faltan y el tráfico denso existente a esas horas en la ciudad, no van a tardar menos de 45 minutos. Le comenta que muy cerca hay una estación de metro que ellas van a utilizar y que, en menos de 5 minutos, estarían en el destino, además el mismo ticket del bus da derecho a subir al metro sin coste adicional. Segundos después el autobús se detiene, el Dr.Rypff llama a su hija, atrapada entre la muchedumbre, pero haciendo un esfuerzo, llega a tiempo de bajar del vehículo justo antes de que se cierre la puerta. El grupo de ancianas acompaña a nuestros protagonistas y en 30 segundos empiezan a descender la citada entrada al metro. como ellas llevan un paso más lento, Petrus y su hija ganan unos 50 metros, pero, pese a la distancia, consigue escuchar como la señora entrada en años grita: - A la dereeecha.

   Efectivamente, nada más girar en esa dirección, se encuentran el andén y un minuto después llega el tren. A los 5 minutos, como había pronosticado la señora, bajan del convoy, suben unas escaleras y salen a la Plaza de Catalunya. La expresión de la hija del Dr. Rypff es de asombro y alegría al contemplar la majestuosidad del lugar, engalanado con luces y adornos navideños, los formidables edificios que conforman la plaza y el gentío alborozado que se desplaza en todas direcciones.

   

- La Farmacia Sant Andreu (20:45 horas):

   Petrus y Zola Rypff viajan en metro desde Plaza de Cataluña hasta la estación de Fabra i Puig, la más cercana a su hotel y al Parc Esportiu de Can Dragó, en el barrio de Sant Andreu, donde Heike Rypff lleva corriendo desde las 12 de la mañana en una prueba que dura 24 horas. Cuando está casi llegando al recinto deportivo suena el móvil de Petrus, es Heike que, aquejada por un fuerte dolor en el tobillo, pide a su marido que intente conseguirle algún analgésico local que le permita continuar la carrera con algo menos de dificultad.

   La tarea encomendada no parece fácil dado que estamos en una zona periférica de Barcelona y no parece que pueda haber una farmacia abierta cerca, un sábado por la noche. Mientras piensa en qué solución puede dar a la situación planteada, de forma mecánica, gira la cabeza a la derecha y ve una farmacia iluminada, pero con la persiana a medio bajar. Petrus dice a Zola: - Si nos apresuramos, quizás podamos entrar en esa farmacia antes de que cierren-. A la carrera, llegan a la puerta en el momento que un hombre con un mono blanco lleno de salpicaduras de pintura y una escalera al hombro, sale en dirección a ellos, les dice que está cerrado, que, de hecho, están de reformas y que no han abierto al público en toda la semana.

   Pese a su decepción inicial, el Dr. Rypff no desespera y pregunta si está dentro el farmacéutico o alguien que pueda dispensar un medicamento. Al instante aparece desde la trastienda el que, de forma cordial, dice ser el farmacéutico, y añade que lo siente mucho, pero no puede vendernos nada, porque está desconectado el sistema informático.

   Petrus le explica la urgencia del caso, le pide algo para calmar un dolor osteoarticular, aunque sea un gel, pomada o lo que sea. Se identifica como médico, sugiere varios nombres de analgésicos, incluido el conocido por todos, Réflex. Esta opción es tomada como buena por el boticario, entre otras cosas, porque lo tiene localizado en la vitrina de productos de uso común y se acuerda del precio, 12 €. Petrus se mira en la cartera y, qué casualidad, lleve exactamente esa cantidad, después del día de gasto que ha tenido con Zola. Dándole las gracias se despide del farmacéutico y pide a su hija que acelere el paso para aliviar cuanto antes a mamá el dolor de tobillo.

   Al llegar a la pista de atletismo, llama la atención el paso cansino que lleva la mayoría de los atletas. El cansancio empieza a hacer mella, llevan ya más de nueve horas corriendo. Anuncian por megafonía que, de los 120 corredores de la partida, sólo quedan en competición 91. A su paso por la zona de meta, el marcador electrónico instalado ahí estratégicamente, marca para Heike 63.3 Km recorridos, lo que equivale a 148 vueltas. Aunque da muestras de cansancio y dolor en el pie, su cara refleja confianza y satisfacción. Está claro que, en capacidad de sufrimiento y pundonor, no la supera ninguna de las cuatro campeonas del mundo de pruebas de 24 horas que lleva delante.

   Heike para en zona de boxes para aplicarse el spray milagroso, al menos eso es lo que esperamos todos que sea. Tras acabar la operación y beber dos sorbos de bebida isotónica, reemprende la marcha, lanzando previamente un tímido beso a Petrus, que admira el grácil correr de su esposa cuando lleva más de 9 horas y media al galope, por algo es conocida, entre sus compañeros de entreno, como la gacela de Heidelberg.

 

El rostro familiar: 

   Tras cuatro horas de descanso en el hotel, aprovechadas por Petrus y Zola para comer en un centro comercial anexo, y para dar un plácido paseo, Heike se pone en pie en la habitación, con muchas dificultades, eso sí, ya que le duele cada centímetro de su cuerpo; pero le queda la satisfacción del objetivo cumplido, un nuevo reto deportivo y de unas características totalmente diferentes a las pruebas atléticas realizadas hasta la fecha. Y con este reto van...

   Apoyada en Zola, consigue llegar a la puerta del hotel, Petrus lleva el equipaje de los tres, con ayuda de la joven taxista introduce en el vehículo las maletas y marchan todos hacia el aeropuerto. Al entrar en la terminal de salidas, Petrus pide a un empleado de AENA una silla de ruedas que facilite el desplazamiento de su esposa, que a partir de ahora va a ser más conocida por sus compañeros de entrenamiento como la heroína de Barcelona-Heidelberg, no en vano ha quedado sexta en la general femenina, sólo superada por las antes citadas campeonas del mundo (una alemana, una vasco-española, una bielorrusa y una neozelandesa) y una escocesa, subcampeona de Europa en dos ocasiones.  Hay que tener en cuenta que Heike no ha corrido nunca más de 2 horas en una pista de atletismo y que, siempre ha puesto excusas a su entrenador para hacer un test de Cooper, consistente en correr 12 minutos en pista, para hacer un control de los metros recorridos en ese tiempo, la frecuencia cardíaca, y algún que otro parámetro. El argumento que siempre le da a A.M. es que dar vueltas a una pista es aburrido y digno sólo de un hámster, no de una gacela como ella.

    Heike comenta que tiene algo de hambre y, sobre todo, mucha sed. Como van bien de tiempo deciden sentarse en una cafetería situada justo antes del control de documentos y de equipajes. Antes de la entrada al lugar de "habituallamiento", Petrus se queda mirando a un anciano sentado en un banco. Su rostro le resulta familiar, no sabe si es por el parecido al malogrado J.A. Labordeta. El caso es que, tras acompañar a sus chicas al interior del bar, y con la excusa de ir al baño, vuelve sobre sus pasos para reescrutar al anciano, se acerca respetuosamente a él y le dice que le recuerda al marido de una paciente suya a la que trató hace unos 8 años en Heidelberg, y si él es de Lorca, un pueblo de Murcia. Extrañado, el anciano le confiesa que su esposa efectivamente es alemana, pero que viven en Frankfurt, nunca han estado en Heidelberg, además, da la casualidad de que él es murciano, pero de la capital, no de Lorca, ciudad que conoce bien, pero que nunca ha sido para él ciudad de residencia. Posteriormente el anciano pregunta a Petrus: - ¿No será usted psiquiatra? Porque mi esposa es al único especialista que ha tenido que visitar en su vida. El Dr. Rypff niega con la cabeza, estrecha la mano del anciano y con un "aufidersen" de agradecimiento y perdón por las molestias causadas, se despide de él para reunirse con su familia.


Galicia meiga...Busindre Reel. Hevia

Compositor: José Ángel Hevia Velasco

Y OTROS 

NOS OMITIRÁN

CREYENDO RASTREAR ÉPICOS OLVIDOS

ENREDARÁN NÍTIDAMENTE

LOS ATINADOS SOFISMOS

MANTENDRÁN ENÉRGICAMENTE INSIDIAS GRAVES, ACTIVARÁN SORTILEGIOS

PERSEGUIRÁN EMPÁTICOS RITOS ORGIÁSTICOS,

HOY ALGUIEN BENDICE EXORCISMOS, REPRIME LAS ALMAS SACRÍLEGAS 

HOY ALGUIEN INVENTA LERDAS ACCIONES SOFOCANTES.


Galicia, Terra de Meigas (Ourense)

   La ciudad de Ourense está situada en el valle medio del río Miño, en una zona remansada entre las desembocaduras de los afluentes Loña y Barbaña conocida como Hoya de Ourense. El clima está conformado en un microclima local que se encuadra en un ámbito de transición entre el oceánico y el continental del interior, con fríos y humedad en los inviernos y calores agobiantes y húmedos en el verano: «Nueve meses de invierno y dos de infierno», según el exagerado dicho popular. Los orígenes de la ciudad, al igual que la propia etimología de Ourense, no nos son bien conocidos. La primera referencia aparece a fines del siglo VI en el Parrochiale Suevum, que menciona el adjetivo «auriensis» en referencia a los obispos que acudieron al concilio de Braga del año 572. Lo que sí está bien claro es que el calificativo confirma la importancia de la ciudad como sede episcopal y la fundada tradición de las riquezas auríferas de las áreas del río Miño, así como que el término de Aurea perdura en la actual Oira, en la orilla derecha del río Miño.El origen de la ciudad, según los postulados propuestos por Cuevillas y Ferro Couselo, reside en la confluencia de tres factores, como son la presencia de los manantiales de aguas termales de las Burgas, de utilización terapéutica, doméstica e industrial; la encrucijada de caminos naturales entre castros, y la puente, motor de su desarrollo, que permite el paso del río Miño en una vía secundaria que partía de la XVIII del Itinerario de Antonino, que iba de Bracara Augusta a Astúrica.

  

   Hoy, 13 de julio de 2021 las cosas han cambiado mucho, Manuel tiene ya 13 años y está hecho todo un hombrecico. Hace dos años cambió el fútbol, cansado de sacar balones de la red, ya que era portero, por el baloncesto... ahora mete él el balón en la red, aunque es más pasador que encestador. Demuestra, día a día su valía y sus valores. Podría sacar mejores resultados académicos, dadas sus capacidades, pero por su edad se puede permitir distraerse en otras actividades acordes a sus gustos más "mundanos", por aquello del despertar hormonal y cambios fisiológicos, lo que siempre se ha llamado "edad del pavo", tan necesaria en los adolescentes; el que esté libre de pecado...

   Ya tendrá tiempo, en unos años, de dedicarse más a las obligaciones, estudios y responsabilidades. Tengo la certeza de que sabrá abrirse camino con una mínima supervisión, y podrá dedicarse a lo que quiera; los mimbres son cuasi excelentes.


SIN RUMBO FIJO

Caminaremos unidos abrazando nuevos deseos, objetivos.

Lúcidos logros emergerán, gráciles utopías encontrarán

El legado.

Mentes obscenas, mentes enfermas niegan tretas oscuras

Siembran odio, limitan, taran, aniquilan renovadoras églogas

Acumulan mentiras atávicas, recuperan ritos anticuados, sortilegios.


Podemos armar ruido, tomar iniciativas, reponer energías

Podemos oponer resistencia,

Frenar insidias necias

Salvar ideas novedosas

Renovar uniones, mover barreras ominosas.

Fingen, insultan, jalean órdenes

Engañan, niegan.

Burdos usureros saquean corazones ajenos.

Dejemos entrar

Un nuevo aire

Realizaremos épicas andanzas, luminosas imágenes dignificarán amplios decorados

Danzas invisibles, sonidos tribales, inspirarán nuestro triunfante amanecer.


TENDIDO AL SOL

   Acabé la entrada de "LA COLADA" diciendo que en enero tenía intención de tender(me) al sol una vez acabara el último centrifugado. Han pasado tres semanas y a estas alturas de mes el sol apenas calienta en nuestro Hemisferio Norte. No sé si lo anterior será el motivo principal de que no (me) luzca tender la ropa todavía, pero mucho me temo que ese dichoso último centrifugado va a ser mucho más laborioso de lo que atisbaba a priori, el caso es que siguen apareciendo manchas en  prendas significativas de la colada, prendas que, iluso de mí, pensaba que estaban a salvo y no lo están. Estoy  necesitando un aditivo especial que no termino de encontrar y la prenda es lo suficientemente delicada como para necesitar un esmero igualmente notorio. Espero que alguno de mis muchos amigos sepa aportarme ese aditivo imprescindible, me consta que hay varios que ya están manos a la obra. Lo de tender(me) al sol de momento lo descarto, si acaso lo dejaré para algún lunes de asueto, y sólo durante un rato, no quiero que los suaves rayos del sol de invierno hagan el más mínimo efecto perjudicial en mi colada en la que, por lo que me dicen, unos y otros, hay demasiadas prendas delicadas. Seguro que mis amigos y sobre todo ELA me echan un capote.

   Pasará el tiempo, nuevas ocurrencias se añadirán a los dislates pasados, nuevos estudios corroborarán lo que aseguraba el primero, se ensayarán inéditas pseudo soluciones, se incriminará a otros inocentes, se entonarán encendidos panegíricos a los culpables y cada día se apagará un poco más la ya exangüe esperanza de ver convertido el ámbito laboral en lo que en realidad esencialmente es: un espacio de  igualdad, justicia y libertad.


"El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo".

(F.Nietzsche) 

"Formar parte de la manada da seguridad, somos seres sociales y eso nos enriquece, pero si la manada nos enmudece y nos impide tener iniciativas "por nuestro bien", es mejor rebelarse y caminar solo".

(Petrus Rypff)

“Al admirar demasiado las virtudes ajenas se puede perder el sentido de las propias, y no ejerciéndolas, olvidarlas completamente, sin poder reemplazarlas por las ajenas”.

(F.Nietzsche)

 "Intenta aprender de buenos maestros, su sabiduría alumbrará tu mente, pero sigue tu propio método, los patrones de otros te llevarán por el camino equivocado".

(Petrus Rypff)


         
Ser utópico no es ser iluso. Querer que las cosas cambien es loable, el objetivo es a largo plazo, no hay prisa. Hay tanto por cambiar que a veces es comprensible caer en el hastío, pero con perseverancia la meta es alcanzable.

(Petrus Rypff)






M-Clan - Los Periodicos de mañana (Concierto Sin enchufe)



Nacha Pop - Lucha de gigantes (live) - Compuesta por Antonio Vega



"Yo fui aquel que amó la eternidad". Antonio Vega, por dentro - Encuentro Madrid 2017

- Introducción: 0:00
- Desordenada habitación: 3:23
- (Video) Antonio y la composición: 6:43
- Esperando nada: 9:10
- Hablando de ellos: 13:32
- (Video) In memoriam Mari Luz Tallés: 18:35
- Lucha de gigantes: 20:09
- (Video) El deseo insaciable de Antonio: 25:58
- Tuve que correr: 26:45
- Te espero: 32:41
- Una décima de segundo: 38:19
- Se dejaba llevar: 41:37
- Elixir de juventud: 46:47
- Seda y hierro: 52:14
- (Vídeo) Muerte de Marga: 55:54
- Caminos infinitos: 57:55
- Carlos Vega sube al escenario: 1:07:13
- (Vídeo): 1:09:05
- El sitio de mi recreo: 1:11:34
- Fotos del concierto: 1:17:35
- Agradecimientos y créditos: 1:20:00





1 comentario:

PEPE CHAWEN dijo...


CASUALIDADES???? A VECES NO SE QUE CREER