viernes, 9 de julio de 2021

LOQUILLO: INCOMBUSTIBLE, DISCIPLINADO Y TENAZ (PARTE I)

 

LOQUILLO: INCOMBUSTIBLE, DISCIPLINADO Y TENAZ



Loquillo: Su estética combina el cuero de macarra de barrio con el dandy de traje de corte impecable y sombrero de gánster


BIOGRAFÍA

    José María Sanz, Loquillo, nació el 21 de diciembre de 1960 en el barrio del Clot de Barcelona. Leyenda viva del rock and roll y auténtico hombre del Renacimiento, ha publicado 29 discos, de los que lleva vendidos más de dos millones de ejemplares.

  Colaborador habitual en medios escritos -empezó participando en las míticas Popular 1 y Star-, sus artículos aparecen regularmente en la prensa nacional, así como en Rolling Stone. Actualmente tiene un blog en el diario El Mundo. Comprometido siempre con la memoria y la palabra, produjo el documental Mujeres en pie de guerra. Asimismo, ha puesto su voz  a los grandes poetas como Octavio Paz, Pedro Salinas o Jaime Gil de Biedma y dedicó un disco íntegramente a la poesía de Luis Alberto de Cuenca. Ha coqueteado con el séptimo arte de la mano de Mario Camus en La ciudad de los prodigios y de Helena Taberna en La buena nueva. A su primer libro, El chico de la bomba (2002), éxito de ventas y de crítica, siguió Barcelona Ciudad (2010). Luis Hidalgo le dedicó en 2013 un magnífico ensayo titulado Loquillo, El hijo de nadie.



   




Loquillo Y Los Trogloditas - El hijo de nadie (video clip)


   Sin lugar a dudas, Loquillo es la personificación de la rock star española. Tipo duro de aspecto imponente, Loquillo es mucho más que un cantante de rock and roll al uso. Su estética combina el cuero de macarra de barrio con el dandy de traje de corte impecable y sombrero de gánster.  No sabe tener la boca cerrada y sus declaraciones siempre están en el ojo del huracán. Si estás dispuesto a escucharle no dejará títere con cabeza, ataca a los medios y la industria discográfica, aunque sea su propia compañía de discos.

   Sus opiniones son básicamente incendiarias.  Ha coqueteado con la política, aunque con el paso del tiempo, se ha ido desencantando del tema, pero no creas que se ha amansado, sólo está observando para atacar en el momento más inesperado. Trabajador incombustible, disciplinado y tenaz, ha permanecido treinta años en el panorama de la música del país sin dejar de sorprender a nadie. Ni a sus fans a los que ha paseado por gran parte de los estilos del rock, ni a sus detractores que son muchos y feroces, rompiéndoles los esquemas una y otra vez con sus múltiples facetas, sus cambios de sentido, sus salidas de tono y sus aventuras extramusicales.


   Es astuto, un forajido de lo convencional que ha sabido hacer una carrera sólida a su imagen y semejanza, fijándose en los grandes y sin perder el norte de su propio personaje.

  Incansable, junto a su banda de toda la vida, Los Trogloditas o en solitario ha sabido renovarse cada vez que parecía que su carrera se estancaba, sin conformarse con los laureles obtenidos, arriesgándose a nuevos rumbos, sin soltar el timón de su propia vida. Siendo fiel a sí mismo.  


Tal vez esta no sea una biografía apasionada, con anécdotas de carretera y chismes de salón.  Pero son los hechos de un artista honesto con una carrera que, tras treinta años de historia, acaba de empezar.

LOQUILLO/LOQUILLO Y LOS INTOCABLES

   Barcelona 1981. Lennon acaba de ser asesinado y la explosión punk ha sido asimilada por la industria discográfica. El fenómeno fans vive su momento de gloria con Miguel Bosé y los Pecos. Barcelona sigue siendo reducto de los amantes del rock layetano, la fusión, el jazz rock y los festivales al aire libre con look mochila tienda de campaña y mucho rollo como se decía entonces. Pero no todo estaba perdido en diciembre del 80, un grupo de rockers se reúnen y deciden grabar un puñado de canciones propias y ajenas, y despertar de una vez a la ciudad dormida.


   Pero la historia comenzó cuatro años antes, cuando José María Sanz alias Loquillo, (nacido el 21 de diciembre de 1960 en el barrio obrero del Clot, hijo de un ex-combatiente republicano y hasta entonces promesa del baloncesto español, pero aficionado sobre todas las cosas al rock and roll) empieza a escribir artículos en prestigiosas revistas como Popular 1, las desaparecidas Star y Disco Exprés y colabora en programas de radio dedicados a investigar en la prehistoria del rock. Por aquel entonces Barcelona es el centro del movimiento rocker en España. Una mezcla de estéticas afines entre los teddy-boys ingleses, los blussons noires franceses y los motoristas al estilo de Brando en Salvaje dan a las Ramblas un aspecto inusual en contraposición a los restos del naufragio hippie todavía en voga en el 78. Con su aspecto y su más de metro noventa Loquillo no pasa desapercibido. Así fue como un promotor lo ve pasar por la calle y le propone unirse a una banda de músicos currados en mil batallas como segundo cantante. Segis que así se llama el tipo, lo convence.

   Loquillo canta en Tabú, un cabaret de las Ramblas, canciones de los Sirex y los Teen Tops y pone un anuncio en la tienda más importante de discos de la ciudad condal, Gay & Company, ofreciéndose como cantante para formar una banda, sólo recibe la llamada de un jovencísimo rocker del barrio de Sans, Carlos Segarra, y a finales de ese mismo año fundan “Teddy, Loquillo y sus amigos”. la banda no dura demasiado, pero tienen el tiempo suficiente para crear su primer hit: “No bailes rnr en el corte inglés” una defensa de su estilo de vida frente al fenómeno Grease imperante en la época.

   El movimiento rocker sigue creciendo y va tomando posiciones en la ciudad. Corre el año 79, El Ascensor y Lángelot son sus lugares de encuentro. Al mismo tiempo los jardines de la universidad central son el mejor lugar para jóvenes despistados y buscavidas con ansias de perder el tiempo trapicheando o en una banda de rock. Es ahí, en los jardines de la universidad donde Loquillo conoce de forma casual a un joven dibujante de comics que pretende venderle unos dibujos, Sabino Méndez. Los siguientes años cambiarán definitivamente la historia de nuestro héroe y del rock and rol español en general.

   Loquillo decide ser manager de Carlos buscándose la vida por los garitos más infames de la ciudad, más tarde, cuando Carlos decide formar una banda estable, los legendarios Los Rebeldes, se da cuenta que tiene que pasar a la acción, si Rebeldes bebe de las fuentes del rnr clásico y su repertorio en aquella época era anglosajón, ¿Por qué no formar una banda que reivindique el rocanrol español y escapar de la ortodoxia rockera tan imperante entonces?

    Conoce a Teo y a Juan “Caníbal”, el núcleo de los INTOCABLES. Meses más tarde, Teo presenta formalmente a su amigo Sabino como guitarrista de la banda y empiezan a ensayar en casa de Juan, en su habitación para ser exactos. Pero hace ya tiempo que el nombre de Loquillo se escucha por la ciudad. Se habla de él como líder pandillero, como locutor de un programa de radio, como cantante de una banda que nadie ha visto…Justo entonces recibe la oferta de una compañía de discos dedicada a los covers de grabar un LP. Ni corto ni perezoso, reúne a sus amigos y en un mes consigue una selección de temas para Los Tiempos Están Cambiando, un disco basado en canciones propias y adaptaciones de clásicos.

   Los Rebeldes le acompañan en Esto no es Hawaii, escrita junto a Carlos Segarra y las versiones de Jhonny Kid y Vince Taylor, los C-Pillos en una versión del clásico del Mersey Beat Yes, I do, y Los Intocables realizan el primer hit del LP Rock and Roll Star.


LOQUILLO Y LOS INTOCABLES - Esto no es Hawai (1981)

   Loquillo está en el punto de mira de las iras de rockers, que le acusan de punk, por el sonido sucio de Los Intocables y de los punks que le acusan de retrógrado por versionar a Dylan y su pasión por el rock and roll clásico. A pesar de ello realizan actuaciones míticas como la de Rock-Ola en Madrid (de donde salieron escoltados por la policía), en Zeleste y Magic en Barcelona donde ya tiene un grupo de fieles que no se pierde una y donde demuestran que son el grupo más salvaje de la ciudad.  Una de las canciones del LP, Esto no es Hawaii se convierte en sintonía de un programa de Radio Nacional, dirigido por Jesús Ordovás que aglutinará la flor y nata de la música pop de la época.

LOQUILLO & INTOCABLES - Directo RNE 1982. Interesante directo,  puesto a disposición de todos los seguidores del Loco. 

Las  imágenes pertenecen al film británico "The Leather Boys", dirigido por Sidney J. Furie en 1964. No hay ni cádillacs ni tablas de surf pero sí mucho cuero negro; además, la presencia de Rita Tushingham todo lo compensa. 

1) SOLO UN SUEÑO (Somethin' Else) (00:03) - 2) MARÍA (01:41) -3) CADILLAC (03:30)

4) ERES TÚ (05:39) - 5) ESTO NO ES HAWAII (07:13) - 6) OH, QUE CASUALIDAD (09:23)

7) ROCK AND ROLL STAR (12:21) - 8) SER O NO SER (17:10) - 9) ROCKER (20:33)



   Pero a Loquillo le toca el turno de cumplir con la madre patria y se va a la mili (dos años haciendo el marinerito) y en Los Intocables empiezan a surgir fricciones, durante el verano del 81 graban su testamento Autopista, Loquillo se pudre en un barco y su banda se desintegra, Teo y Juan se enfrentarán a Sabino y terminarán abandonando el grupo. Sabino Méndez decide esperar y buscar nuevos músicos para lo que será la banda que hoy conocemos como Loquillo y Trogloditas.

LOQUILLO Y TROGLODITAS



Cuando Loquillo vuelve de la mili se encuentra con que Barcelona es una ciudad muerta para el rock y decide largarse a Madrid que vive en esos momentos su Edad de Oro.

  Sabino Méndez dio por terminada su búsqueda en Vic y un grupo llamado Perdidos en el Espacio formado por Ricard Puigdomenech, Jordi Vila y Josep Simón pasan a rebautizarse como Los Trogloditas y comienzan a preparar el material sonoro de una de las bandas más productivas del país.  

  Fichan por una compañía independiente, Tres Cipreses y sale al mercado el single «Vaqueros del espacio» que se convierte en el primer trabajo de Loquillo y Trogloditas y el aperitivo de «El Ritmo del Garaje» el primer disco de Trogloditas y el segundo para Loquillo. Se graba en la primavera del 83 y en el disco colabora el todo Madrid de la época. Es un disco lleno de frescura y buenas canciones que se convertirán en clásicos como «Cadillac Solitario», «Ritmo de Garaje», «Quiero un Camión» o «Barcelona Ciudad», pero antes de la salida del LP aparece un single con tres canciones veraniegas y una pieza para coleccionistas; «Todos Los Chicos En La Playa», «Pacifico» y «No Bailes Rock and roll En El Corte Inglés».

Loquillo Y Los Trogloditas - Cadillac Solitario


LOQUILLO+ALASKA - El ritmo del Garaje (Directo 1984)

“El ritmo del Garage”, broche final de lujo para la actuación de Loquillo y Trogloditas en III Gran Fiesta del Estudiante y la Radio organizada por Radio 3. Como invitada estelar, Olvido Alaska; y por supuesto, no nos olvidamos del insustituíble Ulises Montero a las labores del saxo.


Loquillo y Los Trogloditas - Quiero un camión



Loquillo Y Los Trogloditas - Barcelona Ciudad



Loquillo - No bailes Rock & Roll en el Corte Inglés.

   Su fama empieza a subir como la espuma y también las pasiones que despiertan, que son siempre antagónicas, o se les quiere o se les odia, si Madrid les adora, no es así en Barcelona.



   Su siguiente trabajo es un LP de cinco canciones para DRO y su último trabajo en una compañía independiente, «¿Donde estabas tú en el 77?» Es un disco duro, con piezas poéticas como «Avenida de la Luz» y otras arrolladoras como «Las Calles de Madrid».



LOQUILLO & LOS TROGLODITAS - Directo TVE 1984

   A principio del 85, la banda da un concierto memorable en Barcelona, en Studio 54, y ese concierto abre una nueva etapa en su carrera, tras un chantaje por parte de discos DRO que se niega a promocionar el disco a no ser que pasen por firmar un contrato.

  Hasta entonces lo único que unía a ambas partes era la palabra, al mostrar las independientes su cara real, rompen sus relaciones y fichan por Hispavox, una multinacional. Así aparece “La Mafia del Baile”, un disco que ve la luz envuelto en halo de polémica, suscitada por un anuncio aparecido en la revista Rock de Lux, una antítesis de las campañas en contra de las drogas titulada “No te drogues o acabarás así” y aunque sus primeros singles no dispararon las listas de éxitos, si lo hacen con «Chanel, Cocaína y Dom Perignon», que arrastró el disco hasta las puertas del Oro.

   La banda fue reconocida como mejor grupo de directo del año, por el programa Diario Pop de Radio 3. A partir de «La Mafia del Baile», Ricard Puigdomenech se encargará de la grabación y el sonido de las guitarras del grupo, dejando a Sabino Méndez las labores de composición. La incorporación de Sergio Fecé a los teclados en el 87, da al grupo nuevas expectativas y un sonido más profesional.

   Se embarcan en la grabación de "Mis Problemas con las Mujeres", un disco que recoge una gran mezcla de estilos y sonidos diferentes de lo escuchado a la banda hasta entonces, la canción que da título al disco es un homenaje a los crooners de los años 50. Pero entre todas las canciones de este disco destaca «La Mataré», un híbrido entre la rumba catalana y el power-pop, es una de las canciones del verano del 87.


Loquillo y Trogloditas - La Mataré (Directo)



Loquillo Y Los Trogloditas - Mis Problemas Con Las Mujeres

Loquillo y Trogloditas Concierto Rockodromo Madrid (12 05 90)

Temas como: La mala reputación, La Mataré, Carne para Linda, Rock Suave, Todo el mundo ama a isabel, El rtmo del Garage, Esto no es hawai, El rompeolas, Las calles de Madrid y algunos más.

   Años más tarde la misma fórmula sería piedra fundamental en lo que se llamará rock latino. Con este disco, se alcanza el disco de Oro y su reconocimiento masivo; y con él, su compromiso social y político. Actúan en distintos actos en contra del servicio militar y otros de carácter antimilitarista, sentando las bases para los contenidos de su siguiente álbum, “Morir en Primavera".


LOQUILLO Y TROGLODITAS. ''MORIR EN PRIMAVERA'' - DIOSES (1988)

  

Loquillo y Trogloditas - A por ellos que son pocos y cobardes.  Autopista. 



Legendario directo de Loquillo y Trogloditas grabado en diciembre de 1988 en la sala Zeleste de Barcelona. Un concierto que forma parte de la historia del rock español y que captaba al grupo barcelonés en el mejor momento de su carrera.


EL FINAL DE UNA ÉPOCA

   Loquillo gana un pleito a discos DRO y de este modo sale al mercado «Loquillo y Sabino» un LP que recoge las últimas grabaciones de Intocables y las primeras con Trogloditas.


  Morir en primavera fue el disco que les dio el espaldarazo final, canciones rollinstonianas como Besos Robados o Todo el mundo ama a Isabel, que se acercan al rock de los 70, una excelente balada Rompeolas y una versión de Georges Brassens La Mala Reputación. Corre el año 88 y se multiplican los problemas, Ricard tiene que abandonar momentáneamente la banda por problemas auditivos (y es que el sonido de sus amplificadores es enfermizo) y Sabino deja de actuar en directo para resolver sus problemas con las drogas, aunque también habría que decir que las relaciones entre cantante y compositor dejan mucho que desear. Loquillo no está cómodo con la temática de las nuevas canciones de Sabino. La imparable ascensión del personaje de Loquillo convertido ya en referente generacional termina por crear un muro infranqueable entre ellos.

   L&T se queda sin sus dos guitarristas y como el espectáculo debe continuar se busca como sustituto a Xavi Tacker que rehabilita a la banda para el directo. Ricard vuelve apresuradamente  y con ambos ese año la gira es brutal, son una máquina de rocanrol con una energía ilimitada y un repertorio inmejorable, el éxito les acompaña, las actuaciones se suceden y su presencia en TV y en prensa son casi constantes….es el momento de recapitular y recoger la fuerza de su directo en un disco que les llevará directamente a la cima del éxito, así nace A Por Ellos…, un disco donde se demuestra el potencial de la banda en directo, un repaso a los temas clásicos y la recuperación de viejas canciones y una década de rocanrol español. Sabino volvió para grabar este disco, el que fuera uno de los mejores compositores de los 80, abandona definitivamente la banda no sin antes instar a los Trogloditas a que le acompañen…Pero los Trogloditas deciden permanecer junto al Loco. A por ellos se grabó en la mítica Zeleste de Barcelona, el 15 de diciembre del 88.

   Unos se van y otros vienen y en A por Ellos…se incorpora a los Trogloditas Javier de Villavechia, un saxofonista de una clase exquisita. La versión de Cadillac Solitario llega al número 1 de las listas seis años después de su edición en el disco Ritmo De Garaje. El disco se dispara y llegará a vender más de 300.0000 mil copias dobles.


EL PRECIO DEL ÉXITO 

   Tras el éxito obtenido con el doble LP A por ellos, Loquillo y su banda de trogloditas se lanzan a una interminable gira por todo el país, realizando más de 130 actuaciones en un solo año. En Barcelona, durante las fiestas del PSUC, rompen el techo de asistencia a un concierto (¡más de 120 mil personas y pagando!). Los hits se suceden y permanecen meses en las listas de éxitos. La banda se convierte en fenómeno de masas y Loquillo, su líder en un ídolo más allá de la música. Pero el éxito enseña el otro lado de la moneda, pierden el contacto con la realidad, los paseos por el lado salvaje de la vida cobran factura, demasiados aviones, demasiados hoteles, demasiado éxito, demasiadas actuaciones…una intoxicación de rocanrol.

  Las relaciones con su manager de entonces, Pito, se deterioran notablemente y un día Loquillo decide poner punto final. Cancela la gira, confía sus asuntos al histórico promotor y amigo Gay Mercader, y recomienda a Tacker que ingrese en un centro de desintoxicación. No es un buen momento para grabar un disco, pero lo hacen y todo parece volverse contra ellos, protagonizan una huelga en el estudio de grabación en plena guerra del Golfo. En el otoño del 90, Hispavox pide un nuevo disco, quieren a la banda en el estudio y Loquillo y Sergio empiezan a trabajar en lo que será Hombres, donde abandonan los estribillos fáciles.  En lo personal la banda se disgrega, Jordi se va a vivir a Madrid, Tacker se recupera lentamente y Simón entabla una lucha interminable por su separación matrimonial. Desde el estudio en Torrejón escuchan los aviones americanos despegar. Iñaki Altolaguirre, técnico de sonido del grupo les presenta una cinta con un tema “Brillar y Brillar” compuesto por un poeta aragonés Gabriel Sopeña, la canción pasa a formar parte del disco Hombres. Gabriel Sopeña y Loquillo comienzan una colaboración  que aún continúa.


Loquillo Y Los Trogloditas - Brillar Y Brillar

   Hombres, Simpatía por los Stones, Blanco y Negro, Diez Años Atrás, junto a Brillar y Brillar se convierten en clásicos de la banda, que alcanza con este disco el platino y tras la gira que resulta un éxito, Loquillo, harto de la rutina disco-gira-disco-gira se larga al País Vasco para relajar la tensión, es hora de unas largas vacaciones, pero una cadena de desastres familiares convierten el 92 en un año de pesadilla.


   En el País Vasco, Loquillo escribe mucho y siempre sobre el exilio y la nostalgia, Los Ojos Vendados, Jhon Milner, El Renegado son los nuevos títulos que estarán en Mientras Respiremos.

Loquillo Y Los Trogloditas - Simpatía Por Los Stones

   Son tiempos de revolución y cambios. Se hace con los derechos de sus canciones y funda su propia editorial, El Buitre (en recuerdo de aquellos que trataron de sacar mayor provecho de la banda). Se encierra con la banda en el estudio y se graba lo que será Mientras Respiremos un disco de transición, en parte existencial, que reivindica al cantautor y los sonidos tradicionales del country. Dos versiones lo hacen brillar El Hombre de Negro, una versión de un clásico de Jhonny Cash, que resulta ser un traje a la medida para el Loco, y Maldigo mi Destino en homenaje a Leslie y sus Sirex. 


El hombre de negro (con Urrutia, Calamaro y Bunbury)

LOQUILLO en "Queremos Saber" con Mercedes Milá. Debate sobre el servicio militar  (1992/93)

   Durante la gira Tacker sufre un accidente que lo aparta de la circulación, y definitivamente de la banda, ya que los roces con él son continuos, lo sustituye Jordi Pegenaute que ya estuvo en puertas de ser un Troglodita y con su llegada revoluciona la banda y su sonido. Es el año de los problemas fiscales, de la grabación del vídeo Los Ojos Vendados dirigido por Aitor Zabaleta, una visión amarga de las torturas en España, avalado por Amnistía Internacional, que es censurado. La presión se hace tan fuerte que Mientras Respiremos desaparece de la circulación quedándose a las puertas del platino. Loquillo se convierte en un personaje incómodo y su fama de hombre conflictivo aumenta, sus declaraciones suben de tono, colabora con asociaciones no gubernamentales y partidos progresistas y termina su gira con una actuación en la cárcel Modelo de Barcelona.

  


 No acaban ahí los desastres, Jordi Vila decide no seguir siendo un lastre para el grupo. Toma la decisión de ingresar en un centro desintoxicación y el Loco le promete mantener su lugar en la banda. Mientras Respiremos sale a la venta con un Loquillo en solitario frente al Cantábrico. Ilustrativo.



No hay comentarios: