domingo, 4 de julio de 2021

HENRY MILLER, SÍMBOLO DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

 

HENRY MILLER, EL ESCRITOR QUE USABA SU PENE COMO UN MENDIGO SU GORRA

JAVIER BLÁNQUEZ

Actualizado 

El próximo diciembre se cumpliran los 120 años del nacimiento

del controvertido Henry Miller, el escritor norteamericano cuyas

novelas estuvieron censuradas hasta los 60' en los Estados

Unidos, cuando se cambiaron las leyes concernientes a la

libertad de expresión.



Henry Miller, símbolo de la libertad de expresión

Henry Valentine Miller (1891-1980) fue un escritor americano, autor de Trópico de cáncer, Trópico de capricornio y La crucifixión rosa. Su literatura influyó en el movimiento beat, la contracultura y la Revolución sexual. Su mezcla de filosofía personal, crítica social y sexo lo convirtieron en un rebelde de la vida y el arte. 



El escritor americano sentado en el retrete de su casa. 

   Cuentan sus biógrafos que, cuando Henry Miller tuvo plena conciencia de su madurez sexual, a los 18 años, se dedicó de lleno a cultivar lo que se conoce como el "periodo atlético" de su vida. Hasta cumplir los 25, aquel joven de Nueva York que aún no había escrito nada, ni había conseguido un trabajo decente, ni tenía aspiraciones reales en la vida, por lo menos sí se lo había follado todo entre Brooklyn y Manhattan.

   Hacía ejercicio, se musculaba, buscaba el equilibrio perfecto entre mente y polla, y tras descubrir el sexo con una mujer mayor que él -Paulina Chouteau, que por edad podría haber sido su madre-, se lanzó a la exploración de las grietas del placer. Dicen que podía fornicar tres o cuatro veces al día, y luego una más con su esposa, cuando llegaba a casa por la noche; ignoraba lo que era un gatillazo. Faltaban casi 15 años para que publicara Trópico de Cáncer, pero entre camastros chirriantes, vellos púbicos y sábanas con lamparones ya empezaba a construir en su mente lo que sería su obra maestra.

Todo lo que hay que saber sobre HENRY MILLER

Biografía no autorizada sobre el escritor norteamericano Henry Miller, autor de las novelas Trópico de Cáncer, Trópico de Capricornio, Primavera Negra, etc.


Como para muchos otros artistas y escritores americanos de entreguerras, París era para Miller una liberación moral y una ciudad donde vivir con muy poco dinero

   Uno de sus críticos más perspicaces y afines, Norman Mailer -discípulo de Miller en el cipotudismo y en lo volcánico de la prosa-, defiende que sólo con Trópico de Cáncer -a la que se podría sumar Primavera negra y Trópico de Capricornio, las novelas de los años 30- se le podría tener por el mayor prosista americano del siglo XX, por encima de Faulkner y a la par que Hemingway.

   Sin embargo, el establishment literario, que no le concedió ningún premio importante ni le defendió como un maestro, nunca quiso rebatir la imagen popular que tenía Miller como autor de novelas pornográficas, algo que tampoco parece haber cambiado en la actualidad, 41años después de su muerte. Evidentemente, el sexo escalona toda su obra, y sin embargo hay mucho más que sucias explosiones de semen en sus libros: hay una zambullida visceral en la existencia y un estilo que obliga a devorar las páginas a mordiscos. La moda literaria de la autoficción no nació ayer, precisamente.

   La vida de Henry Miller está codificada en sus libros y gira alrededor del sexo, pero sobre todo de un misterio: qué es una mujer, cómo comprenderla, cómo entrar en ella física y mentalmente. Al parecer, el origen de su búsqueda estaba en su madre, a la que odiaba, lo que le llevó a que su primera amante fuera una mujer madura y que contrajera matrimonio con la primera joven predispuesta con la que se cruzó, una pianista de Nueva York llamada Beatrice Wickens, con la que tuvo a su primera hija, Bárbara.

   Pero este Miller freudiano, poseído por un furor sexual que ni Rocco, jamás pudo comprometerse con la idea de fidelidad o familia. Se casó varias veces -con Janina Lepska, Eve McClure y Hiroko Tokuda-, tuvo dos hijos más, pero el matrimonio que marcó verdaderamente su vida completa fue el segundo, con June Edith Smith, a quien recreó en su obra -especialmente en la trilogía de La crucifixión rosada- bajo el nombre clave de Mona.




La relación sexual entre Henry Miller y Anaïs Nin es uno de los capítulos más
 intensos de la biografía del novelista

   June era una bailarina de music hall de un aura casi sobrenatural. "La mujer más bella de la tierra", dijo de ella Anaïs Nin, futura amante de Miller, en sus diarios. "Un rostro sorprendentemente blanco, ardientes ojos negros". June compartía la sexualidad tectónica de Miller, era la pareja perfecta para visitar lo que sus contemporáneos llamaron el País de la Jodienda, y la relación duró una década, la más importante de su vida personal y literaria.

Una amante con las mismas aptitudes



CARTA ÍNTIMA A ANAÏS NIN. Henry Miller.

   La relación sexual entre Henry Miller y Anaïs Nin es uno de los capítulos más intensos de la biografía del novelista, aunque para buscar detalles morbosos es preferible acudir a los diarios de ella -en los que documentó el inicio, el desarrollo y los detalles de una pasión fúlgida-, antes que en las novelas de él. No fue un romance al uso: Anaïs Nin llevaba una vida acomodada en París, se movía con soltura en los ambientes literarios y le consiguió editor a Miller, y en los años en los que June se unió a Henry en París la relación derivó en un trío en el que los tres vértices celebraban sus infidelidades conscientes. Anaïs también era una mujer casada: cuenta en sus diarios que su marido, el cineasta Hugh Guiler, dormía en la habitación de al lado mientras ella y Henry Miller, como diría Sharon Stone en 'Instinto básico', follaban como leones. Por otro lado, Anaïs confesó en sus diarios su momento más doloroso: un embarazo que se malogró espontáneamente a las pocas semanas.


   Visitaron juntos París a finales de los 20 y más tarde, en 1930, él decidió volver solo, con diez dólares en el bolsillo -prestados por un amigo-, para intentar escribir algo valioso. Pero necesitaba el sexo: vivió a caballo entre pensiones, lechos de amantes y habitaciones prestadas por amigos, y usaba su pene como un mendigo lo haría con su gorra, para recolectar limosna a cambio de esperma. Fue su época Polla Loca, tal como la definió Mailer, especialmente mugrosa y miserable. Muchas veces vivía de los restos de comida que le daban sus amigos parisinos: la escritora Gertrude Stein, sin embargo, se negó a prestarle ayuda. "Tengo un instinto que me advierte cuando las personas me están utilizando o cuando realmente necesitan comer, y no puedo pensar en una situación en la que yo vaya a ayudar a Miller por desesperado que esté", dijo.

   Aquella ayuda le llegaría de Anaïs Nin, joven escritora con contactos y mentalidad libertina que adoptó a Miller como amante y protegido literario, y que promovió también la publicación de Trópico de Cáncer, una novela semi-autobiográfica que puede leerse como un libro de confesiones de un follador en serie. Luego vino el reconocimiento en el underground literario justo cuando compaginaba su plenitud literaria con su declive sexual.

   El segundo tramo de su vida, que se prolongó de 1950 a 1980, estuvo lleno de libros bellos, algo de dinero -aunque, descuidado, renunció a cobrar por desidia 40.000 dólares que tenía acumulados en Estados Unidos por derechos de autor- y la nostalgia de aquellos años de polvos homéricos. Leerle hoy es arriesgarse a que te llamen señoro, pero después de un párrafo de prosa incandescente de Miller son cosas que te resbalan.

La actriz María de Medeiros en la película Henry & June, basada en la relación amorosa entre Anäis Nin y Henry Miller



Henry & June - Fragmento


Henry and June Movie Trailer 


Anaïs Nin, diarios de una vida golfa  (1903-1977)

La de Anaïs Nin (Neuilly-sur-Seine, Francia, 1903-Los Ángeles, 1977) fue una vida de película, encaramada a las ramas de las 15.000 páginas de su diario

   "No me ajustaré al mundo. Estoy ajustada a mí misma", decía. La de Anaïs Nin fue una vida de película. Su diario es una muestra de amor al relato impenitente que escribía páginas a degüello, y una especie de refugio tras la marcha de su progenitor Joaquín Nin, un pianista cubano de ascendencia española que tras años de intensa búsqueda remataría en unos asombrosos episodios de incesto, y por supuesto contándonoslo; la madre, una cantante cubana de ascendencia francesa y danesa, Rosa Culmell.

   Todo en Anaïs Nin resulta exagerado, ojos abiertos como soles, una mirada como de eterno fado y unos labios enigma, era una mujer imprevisible, indomable, una furia desatada.

   Su vida laboral arranca como bailarina de flamenco y modelo, tenía 19 años y una tía lastimera le quiso buscar marido, y resarcir la economía maltrecha de un padre a la escapada. Ella se casa por su cuenta, con un banquero, Hugh Guiler, que le dejó hacer y vivir la vida sin tormento, con el que se marchó a vivir el París de los añorados años 20, donde se vuelve escritora a su manera, sobre todo después de conocer a Henry Miller, y desatarse entre ambos una pasión sin límites que justificaba el término como nunca antes se había hecho; incluso se acostó con June, la mujer del escritor aferrado a los “Trópicos”, pero todo aquello no sería poco más que una pequeña y acelerada parte de una vida de tumulto ciego. 

   Anaïs escribe “La casa del Incesto”, después de pasar por Nueva York y ser psicoanalizada, primero por René Allendy, después por Otto Rank, secretario de Sigmund Freud, todos pasarían por sus fauces; incluso ella se dedica al estudio del psicoanálisis. En 1933 de vuelta a París, se reencuentra con su padre, 20 años después de su marcha. Ella, que se había entregado a todos los hombres de sus sueños, sin haber traicionado a su querido marido, Hugh Guiler, se entrega también aquí a una relación incestuosa con aquel hombre que odiaba y amaba después de abandonarlos por una estudiante. Del amor de sus pensamientos al puro fuego uterino. Todo aquel ardor que su propio hermano negara, ella lo dejaría escrito al mayor fragor de todos los ímpetus.


Henry Miller


Henry Miller - 1940

Nombre de nacimiento: Henry Valentine Miller. Nacimiento: 26 de diciembre de 1891 en Nueva York

Fallecimiento: 7 de junio de 1980 (88 años) en Pacific Palisades, Los Ángeles

Familia: Cónyuges: Beatrice Sylvas Wickens (1917-1928), June Miller (1928-1934), Janina Martha Lepska (1944-1952), Eve McClure (1953-1960), Hiroko Tokuda (1967-1977)

Educado en el City College of New York 

Información profesional: Ocupación Escritor, pintor

Géneros Novela, autobiografía, ensayo

Obras notables: Trópico de Cáncer, Trópico de Capricornio, El coloso de marusi, La crucifixión rosa 

Miembro de Academia Estadounidense de las Artes y las Letras 

   Su obra se compone de novelas semiautobiográficas, en las que el tono crudo, sensual y sin tapujos suscitó una serie de controversias en el seno de un Estados Unidos puritano que Miller quiso estigmatizar denunciando la hipocresía moral de la sociedad estadounidense, criticando de paso el devenir de la existencia humana, desnudando su cinismo y múltiples contradicciones. Censurado por su estilo y contenido provocativo y rebelde en relación a la creación literaria de su época, sus obras influyeron notablemente en la llamada Generación Beat. 

Biografía

   La juventud de Miller fue errática. Alternaba diversos trabajos con breves períodos de estudios en el City College de Nueva York. En 1928 se casa con June Mansfield (nombre artístico de Juliette Edith Smerdt) tras divorciarse de su primera esposa, Beatrice Sylvas, con la que tuvo una hija. En 1930, durante la Gran Depresión, se marcha a Francia, donde vivirá el estallido de la Segunda Guerra Mundial. En esta época, Miller decide consagrarse totalmente a la literatura. Sus primeros años de bohemio en París fueron miserables: tuvo que luchar contra el frío y el hambre; se alimentaba con las comidas que le ofrecían y dormía, cada noche, bajo un puente distinto. La suerte se presentará en la persona de Richard Osborn, un abogado americano que le ofrece una habitación en su apartamento. Cada mañana, Osborn deja encima de la mesa de la cocina un billete de 10 francos para que Miller lo gaste a su conveniencia. Miller conoce a la también escritora Anaïs Nin (de la que fue amante), al fotógrafo Brassaï y al escritor Alfred Perlès (con quien comparte casa), y empiezan sus tanteos con el surrealismo.

   En el otoño de 1931, Miller obtiene su primer empleo como corrector de estilo en la oficina parisina del periódico Chicago Tribune, gracias a su amigo Alfred Perlès, ocasión que aprovecha para publicar varios artículos que firmará con el nombre de «Perlés», dado que sólo los miembros del equipo editorial podían editar sus escritos. Instalado en la Villa Seurat, un callejón en el que conviven varios artistas, Miller escribe aquel año Trópico de Cáncer, que será publicado en 1934 gracias al apoyo de su amiga y amante Anaïs Nin.​

   "Estamos ahora en el otoño de mi segundo año en París. Me enviaron aquí por una razón que todavía no he podido desentrañarNo tengo dinero, ni recursos, ni esperanzas. Soy el hombre más feliz del mundo. Hace un año, hace seis meses, creía que era un artista. Ya no lo pienso, yo soy. Todo lo que era literatura se ha desprendido de mí. Ya no hay más libros que escribir, gracias a Dios".

Henry Miller

   Trópico de Cáncer le supone, en Estados Unidos, un proceso por obscenidad, según las leyes vigentes en esa época dictadas contra la pornografía. La obra, censurada en su país hasta el año 1961,​ sólo puede ingresar clandestinamente bajo la portada de Jane Eyre, el clásico de Charlotte Brontë.

   En sus siguientes trabajos, Miller prosigue su batalla personal contra el puritanismo intentando liberar, desde un punto de vista moral, social y legal, los tabúes sexuales existentes en la literatura americana. Continúa escribiendo novelas, todas censuradas en los Estados Unidos por obscenas. Publica Primavera negra (1936) y Trópico de Capricornio (1939), que consiguen su difusión en EE. UU. pese a tener que ser vendidos subrepticiamente, lo cual contribuye a forjar su reputación de escritor underground. Se le ha considerado, incluso, un postmoderno.

   Tras residir un año en Grecia, hospedado por el escritor Lawrence Durrell, vuelve a Estados Unidos en 1940 y se instala en Big Sur (California), donde sigue produciendo una literatura pujante, colorista y socialmente crítica. Escribe El coloso de Marusi (1941), que versa sobre su estancia en Grecia; el libro, más que una guía al uso, es un monumento lírico a la sensualidad mediterránea, una crítica brillante al modo de vida estadounidense y un alegato por la paz. Le siguen Una pesadilla con aire acondicionado (1945-47) y la trilogía La crucifixión rosa, compuesta por Sexus (1949), Plexus (1953), y Nexus (1960). En 1964 la Suprema Corte de Estados Unidos anula el juicio contra Miller por obscenidad, lo que representa el nacimiento de lo que, más tarde, será conocido con el nombre de revolución sexual.

   A un mismo tiempo, llevaba dos vidas totalmente divergentes. Una podría calificarse de «torbellino alegre», la otra, de vida contemplativa. En el papel de ser activo todo el mundo me tomaba por lo que era, o lo que parecía ser; en el otro papel nadie me reconocía, yo menos que nadie. Fueran cuales fuesen la celeridad y confusión con que se sucedieran los acontecimientos, había intervalos en que me perdía en la contemplación. Al parecer, sólo necesitaba unos momentos de cerrarme al mundo para reponerme. Pero necesitaba períodos mucho más largos —de estar sólo conmigo mismo— para escribir.

   Entre sus aficiones estaban las de pianista amateur y pintor. Escribió libros sobre su pintura y tras su muerte, sus acuarelas fueron trasladadas a dos museos: el Henry Miller Museum of Art en la ciudad de Omachi Nagano (Japón) y el Henry Miller Art Museum en la Coast Gallery de Big Sur (California).

   H. Miller falleció a causa de complicaciones circulatorias en Pacific Palisades, California. Sus restos fueron incinerados y sus cenizas esparcidas sobre Big Sur.​

El amor de la gente... Eso era todo lo que realmente me importaba: tener su amor, no su admiración. Tan sólo su profundo amor y su comprensión de mí. Por eso escribí tanto sobre mí.

Henry Miller, última entrevista, 1980​

Obras

Alas cortadas, 1922 (inédito)

Moloch o Este mundo pagano, 1927 (publicado en 1992)

Polla loca (Crazy Cock)=, 1928-1930 (publicado en 1991)

Cartas a Anaïs Nin, 1932-1953 (publicado en 1987)

Carta de DESPEDIDA de HENRY MILLER a ANAIS NIN

El escritor estadounidense Henry Miller conoció a la francesa Anaïs Nin en París en 1931. El tenía 40 años. Y ella 28. La noche que se conocieron hablaron de psicología, filosofía y literatura. Se sedujeron y se hicieron amantes. Todo está contado en los libros que escribió la propia Nin. Exploraron la bohemia parisina y la gran libertad del período de entreguerras. En ese entonces, Miller estaba casado con la bailarina June Mansfield. Cuando Nin la conoció, quedó enamorada de ella. Y formaron uno de los triángulos amorosos más controvertidos del Siglo XX. Pero el episodio de hoy no es una cama tendida para tres. Miller se despide de Anaïs con una carta llena de imágenes vívidas e intimidad de entrecasa. Una carta que parece final, pero que no lo es. Se escribieron durante muchos años. Y lo hicieron después de la ruptura. Amor apasionado. Amor embriagador. Amor desprejuiciado. Un amor que se termina, pero quién nos quita tanta vida. Lee el actor Agustín Rittano. 



Los libros en mi vida de Henry Miller

Un resumen de la obra del escritor estadounidense Henry Miller al cumplirse 40 años, hoy 41, de su muerte.


Trópico de Cáncer, 1934

Nueva York. Ida y vuelta, 1935

Primavera negra, 1936

Max y los fagocitos blancos, 1938

Trópico de Capricornio, 1939

El ojo cosmológico, 1939

El mundo del sexo, 1940

El coloso de Marusi, 1941

La sabiduría del corazón, 1941

Opus pistorum, 1941 (publicado en 1983)

Un domingo después de la guerra, 1944

Una pesadilla con aire acondicionado, 1945

Recordar para recordar, 1947 (incluye «La obscenidad y la ley de reflexión»)

La sonrisa al pie de la escala, 1948

Sexus, 1949

El tiempo de los asesinos. Un estudio sobre Rimbaud, 1952

Los libros en mi vida, 1952

Noches de amor y alegría, 1952 (o El puente de Brooklyn, 2015)

Plexus, 1953

Días tranquilos en Clichy, 1956

Big Sur y las naranjas de El Bosco, 1957

Nexus, 1960

Inmóvil como el colibrí, 1962

Insomnia, 1970 (con acuarelas y fotos)

Al cumplir ochenta, 1972

El libro de mis amigos, 1976

Querida Brenda (Cartas a Brenda Venus), 1976-1980 (publicado en 1986)


TRÓPICO DE CÁNCER (Tropic of Cancer)

Primera edición: 1934, de Obelisk Press (París)


 Primera edición en Estados Unidos:1961.

   La novela autobiográfica de Miller, de escandalosa fama, se publicó en la década de 1930 por la arriesgada imprenta francesa Obelisk. Debido a lo explícito de su lenguaje y sus temas sexuales, el libro fue prohibido durante los treinta años siguientes tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña. Cuando finalmente se publicó, en 1961 en USA y en 1963 en Inglaterra, se convirtió en una novela de culto. En el libro, Miller explora, con una sensualidad y libertad únicas, el sórdido vientre de París, donde vivió como expatriado empobrecido en los años treinta.

   Libre de convenciones morales y sociales, Miller salpimenta su obra con reflexiones filosóficas, fantasías y una serie de anécdotas claramente descritas sobre sus relaciones sexuales con mujeres.

   Como comentó Samuel Beckett, la novela es "un acontecimiento trascendente en la historia de la novela moderna" y, sin duda, hizo mucho para destruir tanto los tabúes sociales como el lenguaje usado para hablar de sexo. la novela inspiró a la generación "Beat", cuyo rechazo de los valores de la clase media estadounidense llevaron la búsqueda de la verdad a través de experiencia extremas. No obstante, las críticas feministas, sobre todo Kate Millet, han identificado el carácter irreprimiblemente misógino de la obra. Las mujeres suelen estar representadas como receptáculos pasivos y anónimos, cuyo único cometido es satisfacer los deseos físicos de los hombres. No cabe duda de que la misma violencia de la prosa de Miller eclipsa cualquier posible erotismo o excitación que la lectura de la novela pudiera hacer esperar.

   Aunque la obra de Miller ha alcanzado una gran popularidad, quizá esto sea el resultado de su fama como escritor de "libros verdes" más que como autor de buena literatura y la verdad es que ha habido mucho desacuerdo entre los críticos sobre la calidad "literaria" de su trabajo.



TRÓPICO DE CÁNCER de HENRY MILLER


Carta de adiós de Henry Miller a Anaïs Nin


Cartas de Amor (Henry Miller)

Carta de Henry Miller a Anaïs Nin, grabado e interpretado de forma teatral



Henry Miller - Soy Inhumano

Azar: abro un libro de mi biblioteca y te leo el primer fragmento que aparece. El escritor norteamericano Henry Miller, desde su exilio en París, nos desmenuza la naturaleza virulenta, anárquica y políticamente incorrecta del arte y nos aclara: todo lo demás, es impostura




























Édith Piaf Greatest Hits Playlist 2020 - Édith Piaf Best Of Album

Henry Miller era un admirador de la música bohemia francesa, especialmente de Edith Piaf



Best French Love Songs For All Times - Mon Cœur Collection


No hay comentarios: