miércoles, 30 de junio de 2021

La Mente Dormida: ANTES DE QUE AMANEZCA

La Mente Dormida: ANTES DE QUE AMANEZCA:   ANTES DE QUE AMANEZCA Al amanecer la luz se posa en tu mirada tu piel atrapa la quietud de la mañana todo es silencio mis dedos siguen el ...

ANTES DE QUE AMANEZCA

 

ANTES DE QUE AMANEZCA



Al amanecer
la luz se posa en tu mirada
tu piel atrapa
la quietud de la mañana
todo es silencio
mis dedos siguen el dictado
de tus curvas de vértigo
tus pechos al fin desnudos
piden una suave caricia,
esbozas una tierna sonrisa
Y me dices: Buenos días.

(PETRUS RYPFF)


                     Antes de que amanezca

                   
                  
                   ANTES DE AMANECER (Trailer en Español) 

                 
                  ANTES DE AMANECER (Trailer en Español) 


                 Antes de amanecer (1995)

"No me importa caminar. No hay distancias cuando se tiene un motivo".

Frase de la novela “Orgullo y Prejuicio” de Jane Austen, destacada novelista británica que vivió durante el período de la Regencia (1775-1817)






https://www.youtube.com/watch?v=sN2ll2UuSpk
Orgullo y Prejuicio (2005) La Mejor PELICULA de DRAMA ROMANCE en ESPAÑOL


Orgullo y prejuicio - Trailer Oficial 
Orgullo y Prejuicio
Estreno : 2006
Titulo original: Pride and Prejudice
Director: Joe Wright
Fotografía: Roman Osin
Genero:Drama, Romance
Reparto: Keira Knightley, Matthew Macfadyen, Brenda Blethyn, Donald Sutherland, Judi Dench, Rosamund Pike, Jena Malone, Tom Hollander, Penelope Wilton, Simon Woods, Rupert Friend, Carey Mulligan, Kelly Reilly, Talulah Riley
Guión: Deborah Moggach (Novela: Jane Austen)
Música: Dario Marianelli
Duración: 127 mins
Nacionalidad: UK
Distribuidora: Universal Pictures International Spain


Sinopsis: 

   Las cinco hermanas Bennet han sido criadas por una madre obsesionada por encontrarles marido. Pero una de ellas, Lizzie, inteligente y con carácter, desea una vida con perspectivas más abiertas, un anhelo respaldado por su padre. Cuando el señor Bingley (Simon Woods), un soltero rico, y su círculo de sofisticados amigos se instalan en una mansión vecina para pasar el verano, las Bennett se entusiasman con la posibilidad de encontrar pretendientes. En el baile de bienvenida, Lizzie conoce al apuesto y elegante señor Darcy (Matthew Macfadyen), pero, a primera vista, le parece demasiado orgulloso y arrogante. 

Premios:
2005: 4 Nominaciones al Oscar: Actriz (K. Knightley), dirección artística, banda sonora origina y vestuario
2005: 2 nominaciones al Globos de Oro: Mejor comedia musical, mejor actriz (K. Knightley)
2005: Premios BAFTA: Mejor debut (Joe Wright). 6 nominaciones
2005: Nominada a Critics' Choice Awards: mejor actriz (K. Knightley)
2005: Asociación de Críticos de Chicago: 4 nom., incluyendo Mejor actriz (K. Knightley)
2005: Asociación de Críticos de Boston: Mejor director novel. 2 nominaciones

Críticas:

"Wright y la guionista Deborah Moggach han llevado a la pantalla la letra y la esencia de Austen con una alegría desbordante. Los elementos cómicos funcionan en todo momento". 
Javier Ocaña: Diario El País 

"La mejor adaptación de la obra hasta la fecha gracias a la fidelidad al carácter narrativo y a la naturaleza de comedia del original y gracias a Keira Knightley. Preciosismo casi de cuento. 
Francisco Marinero: Diario El Mundo
 
"La decepción brilla por su ausencia: diseño de producción perfecto, reparto excepcional, portentoso Matthew Macfadyen como Darcy".
Javier Cortijo: Diario ABC 

"Una de las adaptaciones más deliciosas y conmovedoras de Austen -o de cualquier otro autor- ".
Roger Ebert: Chicago Sun-Times
 
"Una adaptación estelar, que fascina completamente al espectador con una mezcla exquisita de emoción e ingenio".
Claudia Puig: USA Today

"Joe Wright, de 33 años, ha dado a la novela de Austen una visión cautivadoramente joven sin comprometer las maneras dieciochescas de la novela".
Peter Travers: Rolling Stone 

"Si Knightley hubiera tenido una co-estrella a su altura (se me viene a la mente el Colin Firth de la adaptación de 1995), hubiera sido perfecta".
Ken Tucker: New York Magazine 

"Joe Wright (...) infunde una vivacidad totalmente contemporánea. Como si, en lugar de reconstruir la época, la registrara con pasión y alegría". 
Leonardo D’Espósito: Revista Noticias 



Orgullo y prejuicio.Trailer subtitulado en español 




Sinopsis de ORGULLO Y PREJUICIO:

   La novela Orgullo y Prejuicio es una crítica de la sociedad inglesa de comienzos del S.XIX. Jane, Elizabeth, Mary, Kitty y Lidia son cinco hermanas que viven con sus padres en las afueras de Londres y que deben contraer matrimonio para que, de acuerdo a las reglas de la época, la herencia paterna continúe en el seno familiar. A dicha tarea se encomienda con ahínco su madre, quien se siente esperanzada cuando entran en escena Mr. Binglye, un joven soltero y rico, y Mr. Darcy. El libro Orgullo y Prejuicio es uno de los más leídos y populares. 

  Publicada por primera vez en 1813 como novela anónima, Orgullo y Prejuicio es la obra más conocida de Jane Austen, consolidándose como una de las primeras novelas de comedia romántica de la burguesía inglesa de comienzos de siglo XIX. Repleta de emociones tan complejas como el amor que se desarrolla pese al orgullo y al prejuicio y las exigencias sociales.

 En la novela encontramos bellas y sabias frases aplicables a cualquier situación, de forma intemporal, incluso en nuestros días donde la pérdida de valores es un hecho que pocos cuestionan. El egoísmo cotiza al alta tanto como el orgullo y, los prejuicios, ya sean morales, religiosos, sociales o étnicos están a la orden del día, especialmente en sectores de "rancio abolengo", en una sociedad donde se pisa al más débil y la desigualdad crece sin el control de los que deberían ponerle coto, quizás porque los que mandan son los que más practican la dictadura del poder en beneficio propio. 

   He leído este libro varias veces, visto la película otras tantas, he hablado de él y lo he defendido a capa y espada...Pero nunca había hecho mi reseña. Así que, aquí voy. "Orgullo y prejuicio" tiene uno de los romances más épicos y hermosos de la literatura clásica. Pero que dicho romance no oculte la gran verdad que desnuda Jane Austen en este libro: ser mujer siempre fue difícil (lo sigue siendo), pero en esa época una mujer no existía si no era de la mano de un hombre. Una mujer sólo cobraba entidad verdadera cuando pasaba a ser la señora Darcy, la señora Bingley, la señora Wickham o la señora Collins. Si una mujer no lograba tener un apellido masculino al lado del nombre era una carga para la familia, una tacha para la sociedad y una desgraciada sin futuro. Casarse era crucial (ni siquiera podía una mujer heredar las propiedades familiares sin estarlo) . Por eso habría que dejar de criticar un poco a la señora Bennet. Sí, esa mujer era insufrible, pero cualquiera de nosotros estaría desesperado tratando de "enchufarle" una hija al primero que se nos cruce (si tenía carruaje, criados y una renta cuantiosa mejor), ya que esa hija estaba destinada a la nada misma si no "enganchaba" un marido. Y para ello había que ser poco más que perfecta: ser bonita, educada, sumisa, leer, saber dibujar, tocar el pianoforte , pintar mesitas, tener una familia que a una no la dejara en ridículo y esconder alguna que otra hermana disoluta que pudiera manchar nuestra reputación. Lizzy tenía razón: sería aterrador encontrar a una mujer así por la simple razón de que es imposible."Orgullo y prejuicio" no es un libro romántico. Es un libro de protesta. Dicho todo esto, Señor Darcy, si yo fuera mujer le diría: yo no soy orgullosa y no tengo prejuicio alguno contra los guapotes inteligentes, leales, valientes, un tanto antipáticos, con castillo y renta de vaya una a saber cuántas libras. Lléveme a Pemberley, regáleme un pianoforte y hágame 4 pares de mellizos. Yo con gusto seré la señora Darcy.

(Petrus Rypff)


Frases de la película:

En vano he luchado. No quiero hacerlo más. Mis sentimientos no pueden contenerse. Sr. Darcy 

Siempre se aprecia mucho el poder de hacer cualquier cosa con rapidez, y no se presta atención a la imperfección con la que se hace. Sr. Darcy

He estado meditando en el gran placer que un par de espléndidos ojos en la cara de una mujer hermosa puede otorgarle. Sr. Darcy

Piensa sólo en el pasado en la medida que el recordarlo te traiga goce. Elizabeth Bennet 

Puede ser que la poesía sea el alimento de un amor sólido y saludable. Alimenta lo que ya es fuerte. Elizabeth Bennet

Todos sabemos que él es un tipo de hombre orgulloso y desagradable, pero esto sería nada si de verdad te gustara. Sr. Bennet 

Ríete tanto como quieras, pero no me harás cambiar de opinión. Elizabeth Bennet 

Ya han sido varios meses que la he considerado como una de las mujeres más hermosas que conozco. Sr. Darcy

¿Qué son los hombres comparados a las rocas y las montañas? Elizabeth Bennet

Hubiera dado el mundo por haber tenido valor para decir la verdad, para vivir la verdad. Usted me ha hechizado en cuerpo y alma. Sr. Darcy 

Ceder sin convicción no es un elogio para la comprensión del otro. Sr. Darcy

La felicidad en un matrimonio es completamente cuestión de suerte. Charlotte Lucas 

No tengo miedo de ser dominado por esta impresión. Pasará pronto. Sr. Bennet 

Nada es más engañoso que aparentar humildad. Sr. Darcy 

Son pocas las personas que en verdad amo, y aún menos de las que pienso bien. Sra. Bennet 

Haz de todo, pero no te cases sin afecto. Jane Bennet

Cuanto más conozco el mundo, más me desagrada. Elizabeth Bennet 

El tiempo me confirma mi creencia en la inconsistencia del carácter humano y en lo poco que se puede uno fiar de las apariencias de bondad o inteligencia.

Quizás pudiera desear que se me informarse por qué con tan escasa prueba de cortesía soy rechazado así. 

Hubiera podido fácilmente perdonar su orgullo, si no hubiera sido porque se metió con el mío. Elizabeth Bennet

He sido egoísta toda mi vida, en la práctica, más no en la teoría. Sr. Darcy 

Es mejor saber tan poco como sea posible de los defectos de la persona con la que estás a punto de pasar tu vida. Charlotte Lucas 

No vayas a pensar que soy una mujer elegante tratando de molestarte, sino una criatura racional diciendo la verdad desde su corazón. Elizabeth Bennet 

Es una verdad universalmente conocida que un hombre soltero, en posesión de una buena fortuna, estará buscando conseguir una esposa. Sra. Bennet

La imaginación de una dama es muy rápida; salta de la admiración del amor, y del amor al matrimonio en un instante. Sr. Darcy 

No hubieras podido haberme hecho la oferta de tu mano, de cierta manera en la que me hubieras tentado a aceptarla. Elizabeth Bennet 

Tu defecto es una predisposición a odiar a todos. Elizabeth Bennet

Es un gran placer para ti el ocasionalmente manifestar opiniones que de hecho no son tuyas. Sr. Darcy 

La vanidad y el orgullo son cosas diferentes, aunque muchas veces sean utilizados como sinónimos. Mary Bennet 

El orgullo tiene que ver más con nuestra opinión de nosotros, mientras la vanidad con lo que los demás piensen de nosotros. Mary Bennet 

La gente nunca se compadece de aquellos que no se quejan. Sra. Bennet

Mis afectos y deseos no han cambiado, pero una palabra suya me  silenciará para siempre. Sr. Darcy 

Somos pocos los que tenemos suficiente valentía para enamorarnos del todo si la otra parte no nos anima.

Permítame usted que le manifieste cuán ardientemente la admiro y la amo. Sr. Darcy

Soy la criatura más feliz del mundo. Tal vez otras personas lo han dicho antes, pero ninguna con tanta razón. Elizabeth Bennet 

Lo amo, de hecho, no tiene un orgullo inapropiado. Él es perfectamente amable. Elizabeth Bennet 

No sabes lo que realmente es, entonces reza para que no me duela hablar de él en tales términos. Elizabeth Bennet 

Si se trata más bien de una ligera, más bien débil inclinación, estoy convencida de que un soneto puede extinguirla por completo. Elizabeth Bennet 

Solamente el más profundo de los amores me convencería de casarme. Es por eso que terminaré como una vieja solterona. Elizabeth Bennet

Gracias a ti aprendí a ser apropiadamente humilde. Sr. Darcy

No tengo pretensiones de poseer ese tipo de elegancia que consiste en atormentar a un hombre respetable.

La distancia es nada cuando uno tiene una motivación.

¡Después de todo, creo que no existe ningún otro placer como leer! Caroline Bingley




APRENDE LA DIFERENCIA ENTRE LA CONEXIÓN Y EL APEGO, LA UNA TE DA ENERGÍA, EL OTRO TE LA ROBA


Trucha morra

Tengo que irme, pero eso no significa que no te ame. Perdón, pero te estaba dando de más cuando ya no querías más de mí.


Y ella dijo: Ya sé que no soy la mujer con el mejor físico del mundo, esa mujer era la de Einstein


necesito un retiro espiritual en una finca con piscin, pista de baile y mucno alcohol... solo para reflexionar!!!



😄😄😄😄😄 ahora entiendo a los infieles y mentirosos,  es que escogieron la calle no una relación 😂😂😂😂😄😄😄







8 Nuevas Imagenes Con Frases Tiernas 2012 | Imagenes de Famosos TV






“Ahora que estamos tan lejos, ya no te hablo con las palabras que solo han servido para no entendernos”.
(Julio Cortázar)





                        

            JANE EYRE (2011) | Análisis de un ROMANCE ÉPICO (y de una película MUY completa)





SENTIDO Y SENSIBILIDAD (1995) | Resumen del AMOR con SENSATEZ y con SENTIMIENTO



TITANIC: JACK ve a ROSE por primera vez. Comentando (las MEJORES) escenas de películas.



AMANECER EN EL PUERTO - ALAMEDA

  Esta canción es un legado para la humanidad,  no hay palabras, es una caricia para los oídos y una gozada para el cerebro. No dejes nunca de compartirla con la gente que quieres, tus hijos, familiares y amigos. Quién sabe si dentro de muy poco tiempo recordaremos como amanecía en nuestros pueblos (o puertos), cada uno de una forma diferente pero todos con una magia muy especial.

La Mente Dormida: JOSEPH LOSEY: DIRECTOR PROSCRITO EN USA

La Mente Dormida: JOSEPH LOSEY: DIRECTOR PROSCRITO EN USA: JOSEPH LOSEY: DIRECTOR PROSCRITO EN USA Las relaciones de poder, en lo público y en lo privado, marcan el variado cine del estadounidense qu...

JOSEPH LOSEY: DIRECTOR PROSCRITO EN USA


JOSEPH LOSEY: DIRECTOR PROSCRITO EN USA

Las relaciones de poder, en lo público y en lo privado, marcan el variado cine del estadounidense que se tuvo que exiliar a Inglaterra

El Festival de Cine de San Sebastián dedicó en 2017 una retrospectiva en su 65 edición a Joseph Losey, el realizador estadounidense que, víctima la "caza de brujas" en Hollywood, se estableció en el Reino Unido, donde filmó algunas de sus obras más representativas.

JOSEPH LOSEY TRIBUTE


Joseph Losey

Actividad: Director

Lugar de nacimiento: La Crosse Wisconsin. Fecha de Nacimiento: 14 de enero de 1909

Lugar de fallecimiento: Londres. Fecha de fallecimiento: 22 de junio de 1984

Filmografia

1939: Pete Roleum and His Cousins

1941: Youth Gets a Break

1941: A Child Went Forth

1945: A Gun in His Hand

1948: The Boy with Green Hair (El muchacho de los cabellos verdes en España)

1950: The Lawless

1951: El merodeador (The Prowler)

1951: M

1951: The Big Night

1952: Imbarco a mezzanotte (como Andrea Forzano)

1954: The Sleeping Tiger (como Victor Hanbury)

1955: A Man on the Beach

1956: The Intimate Stranger (como Joseph Walton)

1957: Time Without Pity

1958: The Gypsy and the Gentleman

1959: First on the Road

1959: Blind Date

1960: The Criminal

1962: Eva

1963: The Damned

1963: El sirviente

1964: King & Country

1966: Modesty Blaise

1967: Accident (titulada Accidente en España y Extraño accidente en México)

1968: Boom

1968: Ceremonia secreta (Secret Ceremony)

1970: Figures in a Landscape (como Joseph Walton)

1971: El mensajero (The Go-Between)

1972: The Assassination of Trotsky

1973: A Doll’s House

1975: Galileo

1975: The Romantic Englishwoman

1976: El otro señor Klein

1978: Las rutas del sur1979: Don Giovanni,  basada en la célebre ópera de Mozart

1982: La truite

1985: Steaming (conocida en castellano como Los baños turcos)



JOSEPH LOSEY FILMS

   Procedente de una importante familia, estudió en un principio medicina y la abandonó para estudiar letras. Su inclinación artística comenzó durante la década de los 30, cuando frecuentó la Graduate School of Art and Sciencies y desarrolló numerosas actividades tanto en el campo periodístico y radiofónico como en el teatral. En este último medio alcanzó mucho prestigio, pues fue el responsable de algunos espectáculos en colaboración con Bertolt Brecht, entre los que destaca la puesta en escena de la segunda versión de La vida de Galileo (versión de 1947, en alemán Leben des Galilei, uno de los mayores exponentes del teatro épico, obra adaptada al cine en 1975 por el propio Losey) y se trasladó a Rusia para estudiar técnicas teatrales.

   A finales de los años 30 comienza a tener sus primeros contactos con el cine, y realizó algunas obras para la administración estadounidense y largometrajes de carácter educativo. Dirigió el primero de estos para la RKO en 1948: The Boy with Green Hair.

Censura macartista:  En 1952 fue acusado de mantener actividades antiamericanas. Emigró entonces a Inglaterra, donde, tras trabajar con varios pseudónimos, entre ellos el de Joseph Walton, Victor Hanbury o Andrea Forzano, decidió instalarse definitivamente y proseguir su labor cinematográfica. Empezó a obtener reconocimiento crítico a partir de su exitosa colaboración con el dramaturgo Harold Pinter en tres películas: su obra maestra El sirviente (1963); Accident (1967) y El mensajero (1970), y por esta última obtuvo la Palma de Oro en Cannes.


   A Joseph Losey (Wisconsin, 1909-Londres, 1984) le marcó la caza de brujas del senador McCarthy, ¡y de qué manera! Su nombre aparecía en la lista negra de los acusados de pertenecer al Partido Comunista, en plena paranoia contra el cine por parte del Comité de Actividades Antiamericanas. Y se autoexilió a Europa para no tener que declarar, cuando sólo había hecho cinco películas como director, aunque ya tenía un prestigio gracias a títulos como su notable debut ‘El muchacho de los cabellos verdes’ (1948) o ‘The Big Night’ (1951). Primero pasó por Italia, donde hizo ese ‘Imbarcco a mezzanote’ (1952) que tiene muy bien asumidos algunos rasgos del neorrealismo, y luego se instaló, ya de por vida, en Gran Bretaña, aunque también hizo algunos filmes en Francia, en su último tramo, y contó con estrellas como Jeanne Moreau, Yves Montand y Alain Delon entre sus protagonistas.

   Ya antes de verse perseguido por sus ideas (siempre se definió de izquierdas) se mostró interesado por cuestiones sociales y políticas, como se veía ya en la metafórica ‘El muchacho de los cabellos verdes’, y por el modo en que la libertad del individuo se veía cercenada por las imposiciones de los poderes políticos, o en las propias relaciones personales.

   ‘El sirviente’ (1960) se convirtió en la película más representativa de Losey en una década en que consolidaría su trayectoria como uno de los autores más importantes del cine europeo. En esa película, un Dirk Bogarde en la cima de su capacidad interpretativa para fusionar la elegancia y la perversidad, la inteligenca y la ambigüedad, interpretaba a un mayordomo que acaba dominando a su señor. Ahí se concentraban los profundos retratos psicológicos que han alimentado buena parte de los filmes de Losey, su brillantez para la puesta en escena llena de sugerencias y hallazgos estéticos y emocionales, la lucha de clases en un mundo cuyas convenciones se desmoronan y el ejercicio de dominio de unos seres humanos sobre otros, a pequeña o a gran escala.

   Pero no es Losey un cineasta de un solo hito. Otras películas como ‘Accidente’ (1967), de nuevo con Bogarde como protagonista, o el demoledor alegato antibelicista de ‘Rey y patria’ (1964) le colocaron en esa década entre los mejores creadores de personajes. Con la ayuda de su experiencia en el teatro, medio en el que dio sus primeros pasos como creador, consiguió siempre actores poderosos que daban lo mejor de sí: Elizabeth Taylor, Richard Burton, Glenda Jackson, Julie Christie, Michael Caine, los hermanos Edward y James Fox, Sarah Miles o el quizás menos popular pero muy emblemático Stanley Baker.

   En realidad el cine de Losey es muy variado: desde piezas de cine negro como ‘El criminal’ (1960), a adaptaciones teatrales como la ‘Casa de muñecas’ de Ibsen en ‘Chantaje contra una esposa’ (1973); desde la ‘femme fatale’ de ‘Eva’ (1962) a las mujeres reunidas en su sauna para hablar de los hombres en ‘Steaming’ (1985), su última película, que no llegó a ver estrenada; desde una adaptación fiel de la ópera ‘Don Giovanni’ (1979) a las historias de secretos y máscaras de ‘El mensajero’ (1971) y ‘Una inglesa romántica’ (1975), dos de sus películas más populares. Incluso adaptó a la superheroína ‘Modesty Blaise’ (1966).

   Tuvo a Jorge Semprún como guionista de ‘Las rutas del sur’ (1980), que hizo en parte en España, pero también al escritor Dalton Trumbo en ‘El merodeador’ (1951), o al dramaturgo Harold Pinter. Cine intelectualmente ambicioso, psicológicamente profundo, pero siempre cercano al espectador, emocionante y arrebatador.


PETE ROLEUM AND HIS COUSINS

  Después de varios cortos para la administración pública estadounidense y la Fundación Rockefeller, Losey debutaría en el terreno de la ficción con este corto de animación mediante marionetas que explica el uso e importancia del petróleo. Fue presentado en la Exposición General de Nueva York de 1939.


YOUTH GETS A BREAK

   Corto de 20 minutos auspiciado por la Fundación Rockefeller para la National Youth Administration. Documenta el programa de inserción profesional para jóvenes promesas de extracción humilde dirigido por la administración pública estadounidense.


A CHILD WENT FORTH

   Corto de 18 minutos producido por la National Association of Nursery Educators. Relata lo que ocurre durante una jornada en un campo de verano para niños situado en la vanguardia de la moderna educación infantil. Narrado por Lloyd Gough, actor posteriormente represaliado en la caza de brujas.


 

A GUN IN HIS HAND

   Un instructor de la academia de policía narra a los cadetes la historia de un agente que empezó a intimar con mafiosos. Primera aproximación de Losey al drama policial. El film pertenece a Crime Does Not Pay, una serie de cortos producidos por la Metro Goldwyn Mayer en los años 30 y 40.


 

THE BOY WITH GREEN HAIR/ EL MUCHACHO DE LOS CABELLOS VERDES

   El primer largometraje de Joseph Losey fue un relato fantástico que plantea interesantes cuestiones sociales y políticas. Peter Fry, un muchacho que perdió a sus padres en la guerra, lleva una vida normal en una plácida población americana hasta que un día sucede algo increíble: sus cabellos se vuelven verdes. ¿Serán capaces todos aquellos que lo rodean de aceptar al diferente? Una parábola en plena caza de brujas cuyo mensaje conserva toda su validez hoy en día.


 

THE LAWLESS/ EL FORAJIDO

   Losey se adelantó a su tiempo con este drama que, en clave noir, denuncia el racismo latente en Estados Unidos hacia los inmigrantes de origen hispano. Un periodista ha dejado la gran ciudad para llevar una plácida vida en una pequeña población americana, pero pronto se encuentra en el ojo del huracán al defender la causa de un recolector de fruta mexicano.


 

THE PROWLER/ EL MERODEADOR

   Veinte años después de que Fritz Lang dirigiera su obra maestra M, el vampiro de Düsseldorf (M, 1931), Losey afrontó un remake de este espeluznante relato centrado en la persecución de un asesino de niños, basado en parte en hechos reales. El serial killer alemán Hans Beckert se convierte aquí en el americano Martin Harrow y la acción se traslada de Berlín a Los Ángeles, ciudad que a la que Losey sabe extraer su lado más siniestro. Una de las obras más olvidadas y merecedoras de revisión de su director.


 

THE BIG NIGHT

   Georgie, un muchacho que afronta todas las ansiedades de la inminente vida adulta, es testigo de la paliza que le propina a su padre un periodista deportivo. En busca de venganza, inicia un recorrido por la vida nocturna de la ciudad en el que terminará descubriendo terribles secretos familiares. Protagonizado por una estrella adolescente de efímera fama, John Drew Barrymore, un relato iniciático con ribetes de cine negro.



IMBARCO A MEZZANOTTE / STRANGER ON THE PROWL

   Losey filmó con el pseudónimo de Andrea Forzano este drama protagonizado por la vieja estrella del cine de gángsters Paul Muni. En esta ocasión, Muni encarna a un vagabundo que huye de la policía por haber matado accidentalmente a un hombre y cuyo camino se cruza con el de un adolescente que se ha visto impelido a robar. La relación que se establece entre ellos sirve a Losey para construir otro de sus relatos sobre uno de sus temas recurrentes: los perseguidos.


 

THE SLEEPING TIGER/ EL TIGRE DORMIDO

   Tras su exilio de EEUU, Losey debutó en el cine británico al lado de Dirk Bogarde, que se convertiría en uno de sus actores fetiche. Bogarde interpreta a un delincuente que trata de robar a un brillante psicoanalista, pero este lo acaba convirtiendo en conejillo de indias de un experimento: curarlo de su tendencia al crimen. En esta primera pieza británica que firmó como Victor Hanbury, Losey ensayó las enrarecidas atmósferas de relaciones humanas que lo harían célebre muy pocos años después.


 

THE INTIMATE STRANGER/ INTIMIDAD CON UN EXTRAÑO

   Bajo el nombre de Joseph Walton, Losey filmó otro de sus paranoicos y oscuros dramas. El protagonista en este caso es Reggie Wilson, un montador de cine americano que intenta empezar una nueva vida en Londres, pero que no puede escapar de un oscuro pasado que él mismo desconoce: un día comienza a recibir las misteriosas cartas de una mujer que afirma haber sido su amante en el pasado, aunque él es incapaz de recordarla.


 

X THE UNKNOWN

Antes de convertirse en uno de los más reputados autores del cine europeo, Losey tuvo que rodar algunos trabajos alimenticios en los que ni siquiera apareció acreditado. Es el caso de esta modesta cinta en la que solo trabajó durante unos días de rodaje. Producida por los estudios Hammer, especializados en cine de terror y ciencia ficción es una fantasía catastrofista acerca de un misterioso ente radioactivo que tiene la capacidad de destruir el mundo.


 

TIME WITHOUT PITY

   Alec Graham es acusado de un asesinato que afirma no haber cometido y sentenciado a la pena de muerte. Su padre, David, un alcohólico que nunca se ha preocupado de él, es la única persona que puede sacarlo del corredor de la muerte. Pero para ello debe encontrar al verdadero asesino en un plazo de 24 horas. Melodrama policial protagonizado por un impecable reparto de actores británicos y con una excelente dirección de fotografía de Freddie Francis.


 

THE GYPSY AND THE GENTLEMAN

   Una de las películas más insólitas y atípicas en la filmografía de Joseph Losey; desatado melodrama de época que relata la tormentosa relación entre un aristócrata inglés y una joven gitana que aspira a casarse con él para hacerse con su fortuna. La gran estrella del cine griego Melina Mercouri da vida a un personaje femenino cuya carga subversiva suponía toda una novedad en el cine británico del periodo.


 

BLIND DATE/ LA CLAVE DEL ENIGMA

   Primera colaboración de Losey con otro de sus actores predilectos, Stanley Baker. La intriga criminal es la excusa para sacar a luz los más oscuros rincones de la psicología humana. Un inspector de policía investiga el asesinato de una mujer casada. El principal sospechoso es un joven pintor, amante secreto de la mujer muerta. 


THE CRIMINAL/ EL CRIMINAL

   Segunda colaboración de Losey con el actor galés Stanley Baker, quien da vida a Johnny Bannion, un ladrón que ha dado un último golpe y ha escondido todo el botín. Pero cuando es detenido y enviado a prisión, son demasiados los interesados en conocer el paradero del dinero. Indiscutible obra maestra del cine negro británico.


 


Estos Son Los Condenados (... These Are The Damned) (Joseph Losey, 1963) - Trailer

THE DAMNED/ ESTOS SON LOS CONDENADOS

   La segunda colaboración de Losey con la productora de cine fantástico Hammer Films dio como fruto esta película que hoy se ha convertido en título de culto. Extraña mezcla de drama juvenil y de fantasía de ciencia ficción, plantea una reflexión sobre la violencia de la sociedad contemporánea que se adelanta en unos pocos años a la novela de Anthony Burgess La naranja mecánica, a la vez que lanza un pesimista alegato sobre los peligros de la carrera armamentística durante la Guerra Fría.

 

EVE/ EVA

   Venecia es el escenario de una de las más turbulentas historias de amor que Losey llevó a la pantalla, a partir de una novela de James Hadley Chase. Stanley Baker encarna a un escritor de éxito cuya vida cómoda y lujosa es destruida por causa de Eva, una femme fatale dispuesta a llevarlo a la perdición. La estrella francesa Jeanne Moreau colaboró por primera vez con el director dando vida a un personaje femenino que adquiere resonancias míticas.

 


THE SERVANT/ EL SIRVIENTE

   Una de las obras maestras de Losey y la película que le proporcionó el reconocimiento internacional tras su estreno en el Festival de Venecia. Con guión del dramaturgo Harold Pinter y una brillante interpretación de Dirk Bogarde y James Fox, este claustrofóbico drama acerca de un aristócrata que contrata a un nuevo mayordomo transforma un espacio cotidiano en nido de tensiones y miedos, al tiempo que plantea una certera reflexión sobre las diferencias de clase y las relaciones de poder.

 

KING AND COUNTRY/ REY Y PATRIA

   Durante la I Guerra Mundial un soldado británico es acusado de desertar y se enfrenta a un consejo de guerra que puede llevarlo delante de un pelotón de fusilamiento. Un oficial asignado como su abogado defensor, el Capitán Hargreaves, acabará descubriendo y cuestionando durante el proceso a un deshumanizado estamento militar que sacrifica seres humanos sin piedad. Un contundente alegato antibelicista a la altura de clásicos como Sin novedad en el frente o Senderos de gloria.

 

MODESTY BLAISE

   La agente secreto Modesty Blaise, creada por el escritor británico Peter O'Donnell en 1963, fue la réplica femenina a James Bond y un icono de la cultura pop de los 60. Losey reformula al personaje desde un óptica paródica e irreverente y lo materializa en el rostro y el cuerpo de Monica Vitti, la actriz preferida de Michelangelo Antonioni. Le acompañan en el reparto el imprescindible Dirk Bogarde como villano de opereta y una de las jóvenes estrellas del cine británico de la época, Terence Stamp.



ACCIDENT/ ACCIDENTE

   Losey se reúne de nuevo con viejos amigos: Harold Pinter, Dirk Bogarde y Stanley Baker son sus cómplices en una de las películas más emblemáticas del director, ganadora del Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes. Un ambiente tan aparentemente plácido como el de una universidad inglesa es un escenario bien perturbador cuando queda expuesto a la cámara-lupa de Losey: luchas de poder, relaciones clandestinas, deseo reprimido y hastío existencial.


 

BOOM!/ LA MUJER MALDITA

   Una de las empresas más alocadas en las que se vio envuelto Losey, el encuentro inesperado entre su pudoroso estilo y el exceso y narcisismo de sus colaboradores: el dramaturgo Tennessee Williams, el matrimonio de actores más famoso del momento, Elizabeth Taylor y Richard Burton, y el irónico actor y escritor Noël Coward. El resultado es una extraña pieza de estética delirante, un triste poema de amor y muerte que se desarrolla bajo el engañoso e inclemente sol mediterráneo.

 

SECRET CEREMONY/ CEREMONIA SECRETA

   Losey vuelve a dirigir a Elizabeth Taylor en una pieza de cámara que, una vez más, enfrenta a tres personajes para que encaren y saquen a la luz todo aquello que han reprimido. Leonore conoce a Cenci, una misteriosa joven que le recuerda a su hija fallecida años atrás; por su parte, Cenci cree ver en Leonore a la madre que perdió siendo niña. Es el punto de partida de un intenso drama piscológico coprotagonizado por Mia Farrow y Robert Mitchum.


 

Caza humana --1970 - HD - CASTELLANO 

Género: Thriller

Sinopsis: Dos convictos evadidos (Shaw y McDowell) son perseguidos en un inconcreto país latinoamericano. Allá donde ven, siempre les intenta dar caza un amenazante helicóptero negro.                                     Dirección: Joseph Losey

     Reparto: Robert Shaw, Malcolm McDowell, Henry Woolf, Christopher Malcolm, Andy Bradford, Warwick Sims, Roger Lloyd-Pack, Robert East, Tariq Yunus, Pamela Brown

   El tema de la persecución, tan recurrente en el cine de Losey, adquiere aquí su mayor grado de abstracción. Dos hombres huyen a través de un paisaje inhóspito y lleno de peligros. Un helicóptero los persigue sin cesar, como un animal tenaz e incansable que no va a renunciar a su presa. No está claro quién los caza ni por qué. Una fascinante metáfora existencial que anticipó mucho cine actual, protagonizada por Robert Shaw (antes de Tiburón) y Malcolm McDowell (antes de La naranja mecánica).


 

THE GO- BETWEEN/ EL MENSAJERO

   Losey ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes gracias a esta exquisita puesta en escena de la novela de L.P. Hartley, adaptada para el cine por el dramaturgo Harold Pinter. Julie Christie y Alan Bates, dos de los más emblemáticos actores del cine británico, protagonizan este bello relato sobre un amor secreto donde la reconstrucción de época no impide la mirada aguda y siempre contemporánea de su director. La música de Michel Legrand y la fotografía de Gerry Fisher hacen el resto.


 


The Assassination of Trotsky (1972)

The Assassination of Trotsky is a 1972 British film directed by Joseph Losey with a screenplay by Nicholas Mosley. It starred Richard Burton as Leon Trotsky, as well as Romy Schneider and Alain Delon. 

Exiled from the Soviet Union in 1929, Leon Trotsky travels from Turkey to France to Norway, before arriving in Mexico in January 1937. The film begins in Mexico City in 1940, during a May Day celebration. Trotsky has not escaped the attention of the Soviet ruler of the Soviet Union, Joseph Stalin, who sends out an assassin named Frank Jacson. The killer decides to infiltrate Trotsky's house by befriending one of the young communists in Trotsky's circle. 

L' ASSASSINIO DE TROTSKY/ EL ASESINATO DE TROTSKY

   Un reparto que reunió a tres de las grandes estrellas europeas del momento (Richard Burton, Alain Delon y Romy Schneider) es la mayor baza con la que cuenta Losey para llevar a cabo esta reconstrucción de uno de los episodios más apasionantes y significativos de la Historia del siglo XX: el asesinato de Trotsky en México a manos del catalán Ramón Mercader.


 

https://www.youtube.com/watch?v=cJNZusC9dwI

A DOLL'S HOUSE/ CHANTAJE CONTRA UNA ESPOSA

Adaptación cinematográfica de una de las obras más importantes del teatro europeo del siglo XIX, Casa de muñecas de Ibsen. Como protagonista de este texto clásico y pionero en la reivindicación de los derechos de la mujer, Losey contó con la estrella de Hollywood Jane Fonda, que se adaptó perfectamente al papel de la fiel esposa que descubre su potencial para imponerse al opresivo ambiente que la rodea.

 

GALILEO

   La figura histórica de Galileo Galilei le sirve una vez más a Losey para construir una reflexión sobre la intransigencia hacia el diferente y los mecanismos represivos del poder. Adaptación de un texto de Bertolt Brecht, cuenta con una notable interpretación del actor y cantante Topol (El violinista en el tejado) en el papel principal.

 

A ROMANTIC ENGLISHWOMAN/ UNA INGLESA ROMÁNTICA

   Las máscaras y ficciones con las que nos construimos una identidad y nos relacionamos con los otros siempre le fascinaron a Losey y esta película escrita por el dramaturgo Tom Stoppard es una nueva vuelta de tuerca al tema. Un escritor con bloqueo creativo intenta sacar adelante un guión, mientras su esposa inicia a sus espaldas una relación sentimental con un joven alemán que dice ser poeta. Comienza así un combate sigiloso entre ellos en la más pura tradición del cine de Losey.

 



El otro señor Klein - Tráiler

MR. KLEIN/ EL OTRO SEÑOR KLEIN

   Si a Losey le fascinaron siempre los ambientes y estados de paranoia, ¿qué mejor escenario podía encontrar que la Francia ocupada por los nazis durante la II Guerra Mundial? Ese es el mundo en el que se mueve el rico y elegante marchante de arte Robert Klein, que nunca se ha preocupado por nadie que no fuera él mismo. Pero en esta angustiosa pesadilla en la que resuenan ecos de Kafka hay sitio para la aparición de un segundo Robert Klein. Y es de origen judío.

 


LES ROUTES DU SUD / LAS RUTAS DEL SUR

   En plena transición democrática española, Losey filmó esta película con guión del español Jorge Semprún y centrada en la incertidumbre y desconcierto de los exiliados antifranquistas tras la muerte del dictador. Una reflexión sobre las imborrables heridas que se heredan del fascismo, protagonizada por uno de los más grandes actores del cine francés, Yves Montand. Una prolongación de La guerra ha terminado de Alain Resnais.


 

DON GIOVANNI/ DON JUAN

 La clásica ópera de Mozart nunca conoció una adaptación cinematográfica tan brillante y lujosa como esta. Rodada en espectaculares localizaciones italianas, supone la fusión del talento visual de Losey y el operador Gerry Fisher con el genio del compositor austriaco, cuya obra se ve realzada gracias a un irrepetible elenco de intérpretes: Ruggero Raimondi, Edda Moser, Kiri Te Kanawa, José Van Dam, Kenneth Riegel y Teresa Berganza, bajo la batuta de Lorin Maazel.

 

LA TRUITE

   Isabelle Huppert y Jeanne Moreau son las protagonistas de una de las obras menos conocidas de la filmografía de Losey, otra de sus películas cosmopolitas, rodada en este caso en Francia y Japón. El film se centra en el dilema moral al que se enfrenta Frédérique, la dueña de un criadero de truchas, que se debate entre la fidelidad a su marido enfermo y sus relaciones con otros dos hombres.


 

STEAMING

   La despedida cinematográfica de Losey, estrenada después de su fallecimiento en 1984, fue también un homenaje a toda una tradición del cine británico a través de sus tres protagonistas: dos de sus más prestigiosas actrices, Vanessa Redgrave y Sarah Miles, se unen al antiguo mito erótico de los años 50, Diana Dors, en su último trabajo para el cine. Tres mujeres que frecuentan unos baños turcos inician una cruzada para impedir su cierre.


"EL MUCHACHO DE LOS CABELLOS VERDES", UN RELATO ANTIRRACISTA



Joseph Losey debutó con esta cinta que le metió en problemas cuando Howard Hughes se hizo cargo de la presidencia de la RKO

   Secuencia magistral de la película "El muchacho de los cabellos verdes" (The Boy with Green Hair - Joseph Losey - 1948) en la que se ilustra la paradoja entre la tendencia cultural a no aceptar la "diferencia" siendo esta una situación en la que estamos permanentemente.

   El cine es una escuela inabarcable. Podemos encontrar lecciones acerca de todo lo que se nos ocurra. Ni que decirse tiene que, como en todas las escuelas, las lecciones reflejarán las ideas, los puntos de vista y los conocimientos de todos los que intervienen en la creación de las historias que se cuentan. En esta secuencia de la película de Joseph Losey “El muchacho de los cabellos verdes” (1948) se ilustra magistralmente la paradoja entre la tendencia cultural que tenemos la mayoría de nosotros a no aceptar la “diferencia” y  la necesidad que tenemos de aceptarla dado que todos somos diferentes. Pero no por el color de nuestro pelo,  no por el color de nuestra piel, sino que somos diferentes porque vemos y sentimos las cosas de forma diferente. Son estas diferencias las que hacen estimulantes nuestras vidas. Para manejar la diferencia lo primero es aceptarla.

   Otra lección que nos deja este breve fragmento, es como aborda la joven maestra de la pequeña escuela, el conflicto que se genera entre los niños por la llegada de un nuevo alumno a clase. Siempre que llega un elemento nuevo a un grupo, se produce un cambio que, si no es debidamente administrado, puede producir efectos no deseados en el comportamiento de los demás. Si, además, el que llega tiene el pelo verde, la cosa puede ser traumática. Pues bien, nuestra maestra aborda el conflicto de la forma más sencilla posible, hace sólo cinco preguntas. El detalle de preguntar antes que por el pelo rojo por el pelo verde es extraordinario. La situación que provocan las respuestas abre el camino para que los niños eliminen todos los prejuicios que se habían formado con respecto al muchacho del pelo verde.


    Para gestionar conflictos es necesario aceptar la diferencia, pero no basta sólo con eso, también hay que desarrollar la capacidad para manejarla. Muchos fracasos en la dirección de equipos son consecuencia, precisamente, de estos dos elementos. Da igual la situación en la que se desenvuelva el equipo o el tipo de equipo que sea, donde haya un grupo de personas tratando de conseguir algo, siempre aparecerá el conflicto.



 Los conflictos, por tanto, son algo natural, algo que siempre se va a  producir. Podríamos decir que lo único que nunca cambia es que tras un conflicto siempre vendrá otro.

 Pero no vale obviarlos o decir que el tiempo lo cura todo. La única opción válida es hacerles frente, reconocer que existe. Y siempre son expresiones de diferencias; se requiere, por tanto, poner de manifiesto las diferencias y sobre todo practicar la comunicación empática o como aconseja Stephen R. Covey en su quinto hábito: primero entender para luego ser entendido. Así dicho, parece lo más fácil del mundo, pero llevarlo a la práctica no lo es tanto, más que nada porque solemos tener el hábito contrario, es decir, más interés en ser entendidos que en comprender a los demás. 



Filmografia de Joseph Losey


Joseph Losey 

   Procedente de una importante familia estadounidense, Joseph Losey (La Crosse, Wisconsin, 1909 - Londres, 1984) abandonó la carrera de Medicina para estudiar letras. Su inclinación artística comenzó durante la década de los 30, cuando frecuentó la Graduate School of Art and Sciencies y desarrolló numerosas actividades, tanto en el campo periodístico y radiofónico como en el teatral. En este último medio alcanzó mucho prestigio, pues fue el responsable de algunos espectáculos en colaboración con Bertolt Brecht, entre los que destaca la puesta en escena de la segunda versión de 'La vida de Galileo' (versión de 1947, en alemán 'Leben des Galilei', uno de los mayores exponentes del teatro épico, obra adaptada al cine en 1975 por el propio Losey) y se trasladó a Rusia para estudiar técnicas teatrales.

   Miembro en los años 30 del Partido Comunista Americano -que era legal-, a finales de la década tiene sus primeros encuentros con el cine, realizando algunas obras de carácter educativo para la administración estadounidense. No le resultó difícil convencer a la RKO para que le produjese su debut como director de largometrajes. Si para comenzar a rodar no tuvo grandes problemas, estos vinieron después, con la llegada de Howard Hughes al estudio. Hughes se dio cuenta de que no sólo le estaban produciendo una película a un antiguo comunista, sino que la cinta llevaba un fuerte mensaje antirracista.

 

Carátula de la película 

   Losey se sintió muy atraído por un cuento de Betsy Beaton sobre un muchacho diferente, que acabó convirtiéndose en un guion a manos del canadiense Ben Barzman y Alfred Lewis Levitt. La RKO había aprobado la historia y el rodaje de 'El muchacho de los cabellos verdes' se pone en marcha, aceptando incluso que se rodase en color, algo todavía no muy habitual en los 40, pero necesario para mostrar la diferencia del joven protagonista.

   La película comenzaba cuando un niño es encontrado por la policía con el cráneo rapado. Es un huérfano de guerra que, después de residir en varias casas de familiares, es recogido por un bondadoso clown que le mima y le cuida. Pero un día el chico aparece con el pelo verde, lo que provoca las burlas de sus compañeros, aunque él lo interpreta como un signo de la posibilidad de convertirse en un símbolo de la paz entre los hombres. A partir de ese momento, el muchacho está orgulloso de su pelo verde, pero el pueblo entero donde vive se confabula contra esta especie de símbolo acusador y le obligan a que se corte el pelo. El niño sueña con la esperanza de que le vuelva a crecer del mismo color. A Hughes le chirriaba la moralina pacifista de la cinta.

   Con Pat O'Brien, Robert Ryan Robert Ryan, Barbara Hale y un jovencísimo Dean Stockwell como Peter, el niño protagonista, el filme se rueda en Los Ángeles y alrededores entre 1947 y las primeras semanas de 1948. Y aunque al principio todo va normal, pronto llegan al equipo rumores sobre lo desagradable que le resulta esa producción al nuevo presidente de la RKO. Y ante las insinuaciones de que Hughes podría suprimir escenas y cambiar el montaje, Losey y el guionista Ben Barzman deciden montar la película de manera que resultara imposible realizar ningún cambio ya que se corría el riesgo de que esta perdiera sentido. Viendo que no podía meter mano en lo rodado, Hughes decide llamar a su despacho al jovencísimo Dean Stockwell, el gran protagonista al que le crecía el pelo verde, y le empieza a coaccionar para que introdujera en el filme las líneas patrióticas y a favor de la guerra que le fuera posible. Por supuesto el joven intérprete, muy identificado con el mensaje original del largometraje, se niega en redondo. 

 

Tráiler de la película. 

   La película se estrena en EE UU el 25 de noviembre de 1948 con una repercusión muy limitada. La RKO la relega entre las películas de la temporada y no es bien acogida en la sociedad norteamericana de su época, bajo el miedo a lo desconocido. La película supuso que incluyeran a Losey en la lista negra instaurada por el senador McCarthy y su Comité de Actividades Antiamericanas. En España no se pudo ver hasta el 14 de mayo de 1975, cuando la emitió TVE.

   Losey aún haría más películas en Estados Unidos ('El forajido', 'M', 'El merodeador' y 'La larga noche'), hasta que en 1952 fue acusado de mantener actividades antiamericanas. Para no declarar, se exilia entonces a Inglaterra, donde, tras trabajar con varios seudónimos, entre ellos el de Joseph Walton, Victor Hanbury o Andrea Forzano, decidió instalarse definitivamente allí y proseguir su labor cinematográfica.


El muchacho de los cabellos verdes



Título original: The Boy with Green Hair. Año: 1948

País: Estados Unidos 

Dirección: Joseph Losey. Guion: Ben Barzman, Alfred Lewis Levitt. Historia: Betsy Beaton

Música: Leigh Harline - Fotografía: George Barnes

Reparto: Pat O'Brien, Robert Ryan, Barbara Hale, Dean Stockwell, Richard Lyon, Walter Catlett, Samuel S. Hinds, Regis Toomey, Dale Robertson

Productora: RKO Radio Pictures

Género: Drama

Sinopsis: En un pequeño pueblo inglés, la policía recoge a Peter (Dean Stockwell), un chaval con la cabeza afeitada que rehúsa hablar ante las preguntas de los agentes. El Dr. Evans, el psiquiatra que colabora con la policía, será con quién el chico cogerá confianza y será el elegido para escuchar su increíble historia: Peter vivía con sus abuelos, unos antiguos feriantes de circo. Un día, mientras ayudaba en el colmado donde trabajaba, se entera que una nueva guerra está a punto de estallar. Ahí es cuando se entera que sus padres murieron en un raid aéreo durante uno de los bombardeos sobre Londres. A la mañana siguiente, Peter se despertó con el cabello completamente verde. Todos los chavales se reían de él, por lo que Peter huye al bosque, lugar donde tendrá una visión: Él ha sido el elegido. Y él, el muchacho de los cabellos verdes, será el encargado de comunicar al resto del pueblo los horrores y los peligros de la guerra... (FILMAFFINITY)

curiosa y simpática, pero fallida

   Uno de los principales problemas de esta extraña película del irregular Joseph Losey reside en su elevado valor coyuntural, lo que sin duda no ha hecho más que mermar las (poquitas) cualidades que posee. Y es que si se quiere hablar de los horrores de la guerra en la actualidad se necesita algo más de crudeza y menos monsergas bobaliconas; la lección es la misma, pero para que conserve su fuerza en pleno siglo XXI hace falta poner más carne en el asador. Tampoco hay que ser negativos, la cosa podía haber sido peor, al menos eso se deduce de su desconcertante comienzo, en la línea de good-feel movies modernas como El secreto de los McCan.

   Efectivamente, el film arranca con la presentación del chaval protagonista (irreconocible Dean Stockwell) y su relación con su tutor-abuelo Gramps (Pat O'Brien, gran secundario americano, componiendo un personaje entrañable), lo cual deriva pronto hacia el terreno del didactismo amable, pues el joven es receloso y ha de aprender todavía mucho de la vida. Total, mucho dulce y buenas palabras que, ya con cierta edad, se hacen bastante cargantes. Pero pronto la narración deja a un lado la melaza infantil para centrar su atención en lo que conforma el núcleo argumental de la película: el estudio de la diferencia como metáfora cristalina (y tanto) del afán del hombre por enfrentarse a otros hombres. Todo plasmado, realmente, como si de una interpretación bíblica se tratase: un pequeño Moisés (el protagonista) recibe la visita de unos ángeles particulares (los niños de la guerra, en una escena cuestionable e incluso algo sonrojante) que le revelan su condición de sujeto elegido para llevar la verdad al pueblo (universal): la absoluta necesidad de un mundo en paz. Esto es lo más insatisfactorio del film, pues si simplemente se hubiera centrado en el rechazo social que sufre el chiquillo -que es donde se encuentran los mejores momentos de la función- podía haber dado algo más de sí. O tampoco, porque después de Freaks sólo unos pocos pueden contar algo nuevo sobre el tema sin caer en el tedio de la repetición (Tim Burton, pocos más...).

   ¿Y qué queda de bueno en El muchacho de los...? Pues el buen oficio de Losey, un narrador seguro y muy atento a los pequeños detalles, y un acertado uso del Technicolor. Podía haber sido una obra más importante, pero le pierde esa manía de contar el mensaje a voces y con insistencia, algo habitual en el cine de su director. Y le sobran, como a esa compañera fílmica que fue Jack (la peli rarita de Coppola, con la que comparte tanto -incluido un plano de niño marginado mirando desde el ventanal a niños felices jugando), moralejas y buenas intenciones. Muy útiles para proyectar en sesión de colegio, pero totalmente inadecuadas para mentes maduras que saben de qué va todo el asunto. Aún así, se deja ver.


JOSEPH LOSEY: UN HOMBRE CONTRA

LAS IMPOSICIONES

   A Joseph Losey (Wisconsin, 1909-Londres, 1984) le marcó la caza de brujas del senador McCarthy. Y de qué manera. Su nombre aparecía en la lista negra de los acusados de pertenecer al Partido Comunista, en plena paranoia contra el cine por parte del Comité de Actividades Antiamericanas. Y se autoexilió a Europa para no tener que declarar, cuando solo había hecho cinco películas como director, aunque ya tenía un prestigio gracias a títulos como su notable debut ‘El muchacho de los cabellos verdes’ (1948) o ‘The Big Night’ (1951). Primero pasó por Italia, donde hizo ese ‘Imbarcco a mezzanote’ (1952) que tiene muy bien asumidos algunos rasgos del neorrealismo, y luego se instaló, ya de por vida, en Gran Bretaña, aunque también hizo algunos filmes en Francia, en su último tramo, y contó con estrellas como Jeanne Moreau, Yves Montand y Alain Delon entre sus protagonistas.

   Ya antes de verse perseguido por sus ideas (siempre se definió de izquierdas) se mostró interesado por cuestiones sociales y políticas, como se veía ya en la metafórica ‘El muchacho de los cabellos verdes’, y por el modo en que la libertad del individuo se veía cercenada por las imposiciones de los poderes políticos, o en las propias relaciones personales.

   El sirviente (1960) se convirtió en la película más representativa de Losey en una década en que consolidaría su trayectoria como uno de los autores más importantes del cine europeo. En esa película, un Dirk Bogarde en la cima de su capacidad interpretativa para fusionar la elegancia y la perversidad, la inteligencia y la ambigüedad, interpretaba a un mayordomo que acaba dominando a su señor. Ahí se concentraban los profundos retratos psicológicos que han alimentado buena parte de los filmes de Losey, su brillantez para la puesta en escena llena de sugerencias y hallazgos estéticos y emocionales, la lucha de clases en un mundo cuyas convenciones se desmoronan y el ejercicio de dominio de unos seres humanos sobre otros, a pequeña o a gran escala.

   Pero no es Losey un cineasta de un solo hito. Otras películas como ‘Accidente’ (1967), de nuevo con Bogarde como protagonista, o el demoledor alegato antibelicista de ‘Rey y patria’ (1964) le colocaron en esa década entre los mejores creadores de personajes. Con la ayuda de su experiencia en el teatro, medio en el que dio sus primeros pasos como creador, consiguió siempre actores poderosos que daban lo mejor de sí: Elizabeth Taylor, Richard Burton, Glenda Jackson, Julie Christie, Michael Caine, los hermanos Edward y James Fox, Sarah Miles o el quizás menos popular pero muy emblemático Stanley Baker.

   En realidad el cine de Losey es muy variado: desde piezas de cine negro como ‘El criminal’ (1960), a adaptaciones teatrales como la ‘Casa de muñecas’ de Ibsen en ‘Chantaje contra una esposa’ (1973); desde la ‘femme fatale’ de ‘Eva’ (1962) a las mujeres reunidas en su sauna para hablar de los hombres en ‘Steaming’ (1985), su última película, que no llegó a ver estrenada; desde una adaptación fiel de la ópera ‘Don Giovanni’ (1979) a las historias de secretos y máscaras de ‘El mensajero’ (1971) y ‘Una inglesa romántica’ (1975), dos de sus películas más populares. Incluso adaptó a la superheroína ‘Modesty Blaise’ (1966).

   Tuvo a Jorge Semprún como guionista de ‘Las rutas del sur’ (1980), que hizo en parte en España, pero también al escritor Dalton Trumbo en ‘El merodeador’ (1951), o al dramaturgo Harold Pinter. Cine intelectualmente ambicioso, psicológicamente profundo, pero siempre cercano al espectador, emocionante y arrebatador.


Cine y Psicología - Por la Patria de Joseph Losey



Galileo Galilei - Película completa