martes, 14 de septiembre de 2021

TRATANDO LA HOMOSEXUALIDAD

 


TRATANDO LA HOMOSEXUALIDAD



Algunos médicos ofrecen "curas" para la homosexualidad pese a que Rusia no la considera oficialmente un trastorno mental.

Vox defiende que los homosexuales puedan acudir a terapias porque forma parte de la libertad de los adultos

MADRID, 19 Noviembre de 2020. (EUROPA PRESS)

   El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha defendido este jueves que los homosexuales puedan acudir a terapias porque forma parte de la libertad de los adultos y ha criticado que el Estado se "entrometa" en las decisiones de los adultos.

   El diputado ha sido preguntado por la postura de su partido en la Comisión de Igualdad de este miércoles en la que se abordó este asunto. Su representante en la comisión, Macarena Olona, aseguró en su intervención que "es un error prohibir que los homosexuales acudan a una terapia que les ayude a encontrar su identidad", unas declaraciones que, para Espinosa de los Monteros tienen "todo el sentido del mundo". DEFIENDE EL PRINCIPIO DE LIBERTAD Según ha explicado.

   "Los adultos tienen capacidad de obrar, no sé por qué se tiene que prohibir ningún tipo de terapia", ha insistido el diputado, para señalar que su partido defiende el "principio de la libertad" y que no sabe por qué "los progres" y el Estado tienen que "pasarse el día prohibiendo" y diciendo "lo que los adultos pueden hacer libremente".

   Un documental de investigación sobre las terapias de reorientación sexual que varios movimientos religiosos ofrecen para, según ellos "curar" la homosexualidad. Un periodista se infiltra en dos asociaciones religiosas, una católica y otra evangelista y revela las terribles prácticas a las que someten a los homosexuales para reconvertir su orientación sexual a base de plegarias, confesiones públicas e incluso exorcismos.

  


Las indignantes terapias de la iglesia para 'curar' la homosexualidad (29 may 2019)

la Sexta: Luisa acudió durante seis meses a los cursos impartidos por el Obispado de Alcalá para curar su homosexualidad. Cuenta su experiencia en El Intermedio.



¿Qué hay detrás de las TERAPIAS DE CONVERSIÓN para dejar de ser GAY? (12 nov 2020)

“En las terapias de conversión te prometen que puedes dejar de ser homosexual”.
¿Cómo son? ¿Cómo funcionan? ¿Qué hay detrás? ¿Qué peligros tienen? 
Conoce la historia de Alberto, un joven que pasó varios años en estas pseudoterapias, donde su vida cambió por completo.



Organizadora de seminario PUC: "La homosexualidad es un trastorno de la identidad" (10 oct 2012)

CNN Chile: Ismini Anastassiou, presidenta de la ONG ISTEM y organizadora de la actividad junto al Centro de Derecho y Ética Aplicada, que avaló las terapias reparativas contra la homosexualidad, conversó con CNN Chile en compañía de Alberto Pérez, que participó por más de un año en una "reconversión" y entregó su testimonio.


Cohen: terapia contra la homosexualidad. 17 jun 2014

Richard Cohen asegura "curar con sus terapias la homosexualidad", cuando lo único que hay que curar es la homofobia (su homofobia).


Desmontando a Richard Cohen. 24 ene 2017. Gabriel J Martin

En este vídeo Gabriel J.Martín explica porqué todo lo que afirma Richard Cohen en su libro "Comprender y sanar la homosexualidad" carece de veracidad. En este enlace podéis encontrar el pronunciamiento sobre las "terapias de conversión" que ha realizado el Consejo General de la Psicología de España: http://www.infocop.es/view_article.as...


   Ya he manifestado en otras ocasiones que el presidente ruso, Vladimir Putin, me parece el político más perverso y maligno de la actualidad. Debido a su inteligencia domina los designios del mundo, como miembro destacadísimo de la organización supranacional que usa como marionetas al resto de máximos mandatarios del resto de países. Psicópata redomado se viste con piel de cordero cuando aparece en público en eventos internacionales para después hacer de su capa un sayo cuando está "en casa". Es un adalid de la lucha contra las libertades y entre ellas la referida a la orientación sexual, ha puesto de manifiesto en muchas ocasiones su homofobia, y considera a los homosexuales en particular y al colectivo LGTBI en general com algo a perseguir, porque atentan contra la sociedad de las familias de bien.

Petrus Rypff


Los controvertidos tratamientos que médicos usan en Rusia para "curar la homosexualidad"

Anastasia Golubeva. BBC - 1 mayo 2017

  Ser gay ya no está considerado un trastorno mental en Rusia. Al menos, no de manera oficial. El país retiró en 1999 la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales, 26 años después que Estados Unidos y 7 años después que la Organización Mundial de la Salud (OMS).

   Los científicos no reconocen la efectividad ni ven la necesidad de ningún tratamiento contra la homosexualidad. Sin embargo, en Rusia, hay gente que acude a médicos que ofrecen una variedad de "curas gays" y, tras las denuncias de que en la república rusa de Chechenia se está realizando una "purga" de homosexuales, los testimonios de pacientes han comenzado a salir a la luz.

Hipnosis y autoayuda

El psicoterapeuta Yan Goland, de 80 años, es uno de los pioneros en el "tratamiento" contra la homosexualidad en el país.


   "Con las relaciones abiertas la infidelidad ha perdido peso, como que ya ni siquiera es tan importante"

 Paulina Flores, destacada escritora chilena


   Desde Nizhny Novgorod, a 400 kilómetros de Moscú, asegura haber curado a 78 homosexuales y 8 transexuales con un método de tres pasos desarrollado por su mentor, el psicoterapeuta Nikolai Ivanov. "Cuando alguien acude a mi consulta, le muestro casos similares: los antes y después. El paciente se llena de esperanzas... y entiende que necesita seguir un tratamiento. Este puede durar entre 8 y 18 meses. Aunque, en el caso de los transexuales, se puede extender hasta los 2,5 años. Una vez tuve una paciente particularmente difícil y trabajé con ella durante 8 años", cuenta al servicio ruso de la BBC.

   Esta cura se divide en tres estadios. El primero busca "extinguir" la atracción individual a miembros del mismo sexo y se basa en sesiones de hipnoterapia que pueden durar hasta ocho horas. También emplea una combinación de psicoanálisis y terapia de afirmación, a través de la cual intenta influir en los sueños.



Banderas gays en San Petersburgo. FUENTE DE LA IMAGEN,AFP

   En la segunda fase, el objetivo es crear atracción hacia el sexo opuesto. Para conseguirlo, Goland motiva a sus pacientes masculinos para que vean a las mujeres de su entorno como un objeto sexual. "Les digo: 'Cuando salgas de esta sesión, camina por la calle y echa un vistazo a todas las mujeres jóvenes con las que te cruces. Interésate por sus figuras y elige a la mejor'", explica el "especialista".

   El último paso consiste en tener relaciones sexuales con gente del sexo opuesto.


"En el camino correcto"

   Yuri, de 40 años, fue paciente de Goland. Relata que fue siguió su tratamiento a inicios de la década de los 90 porque quería "despertar y estar en el camino correcto". En cambio, acabó con el deseo sexual hecho pedazos. "El resultado fue, sin ninguna duda, negativo. Incluso, dañino. Para ser sincero: catastrófico", afirma Yuri.

   Si uno busca en Internet "cómo curar la homosexualidad", encontrará una serie de sitios web que ofrecen consultas en línea con médicos. Como el de los hermanos Nikitenko, que se describen a sí mismos como psicohipnotizadores y ofrecen un curso de dos meses de audio-hipnosis. Cada sesión cuesta 88 $ USA.

Nikolai Nikitenko ve la homosexualidad como una clase de de trastorno obsesivo compulsivo.

   "Cuando ves pornografía y practicas sexo gay, creas una nueva vía neuronal en tu cerebro. Un joven de 18 años de Vladivostok me llamó para decirme que le preocupaba estar volviéndose gay durante 9 horas diarias. Ya tiene la próstata inflamada y una úlcera estomacal. Cree que se va a morir de cáncer en un par de años", afirma.

   La hipnoterapia de los hermanos Nikitenko busca desestresar al paciente y enseñarle "las formas adecuadas de comportarse y reaccionar".

Peresvetov. FUENTE DE LA IMAGEN,INSTAGRAM.COM/XCV_CHURCH

Peresvetov, líder de una organización protestante, promete ayudar al colectivo gay a "rechazar" su sexualidad.

"Él se entrenó a sí mismo para convertirse en gay, así que lo estamos entrenando para que sea heterosexual y así ya no tendrá que preocuparse de controlar sus sentimientos", asegura Nikitenko. Junto a su hermano, afirma haber tratado a siete gays que querían dejar de serlo y descarta "cualquier posibilidad de recaída".


Como la adicción a las drogas

   Existen varias organizaciones religiosas que también ofrecen "tratamientos" para homosexuales. Algunas de las instituciones contactadas por la BBC no quisieron revelar la naturaleza de los tratamientos y aseguraron que solo dan declaraciones a la prensa religiosa.

   El pastor Yevgeny Peresvetov, líder de la organización protestante Vosstanovleniye (una palabra rusa para "resurrección" y "rehabilitación"), promete ayudar al colectivo gay a "rechazar" su sexualidad. Prácticamente, todos los homosexuales sufren de homosexualidad", afirma el clérigo. En su opinión, ser gay es "la perversión del orden espiritual de una persona". El canal de YouTube de su organización muestra los testimonios de dos hombres que "se libraron de pecado a sí mismos" al "quitarse de encima la homosexualidad".

"Campos de concentración para homosexuales": aumentan las denuncias sobre una brutal "purga" gay en Chechenia

Los derechos de los homosexuales están restringidos en Rusia pero los abusos son peores en Chechenia, dicen los activistas de la comunidad LGTB. La homofobia es generalizada en Chechenia. Sin embargo, en las últimas semanas han surgido informes de una "purga" de homosexuales en esa república del Cáucaso, parte de la Federación Rusa.


   El pastor incluso oficia servicios en un club de Moscú vestido con un traje elegante, corbata de Jesús y barba completa. Pero por más moderno que esto pueda parecer, sus puntos de vista sobre por qué hay gente homosexual son extremadamente polémicos:

"Porque el padre del individuo no estuvo presente o porque era violento. O porque estuvo de forma periférica... Los homosexuales consiguen la libertad cuando hallan en Dios su figura paterna", defiende.

   Peresvetov también ayuda a adictos al alcohol y las drogas. Para él, no existe una diferencia entre estas adicciones y la homosexualidad. Cree que en el fondo de ambos problemas hay un "hambre espiritual". Para las familias rusas, buscar ayuda de instituciones religiosas para "curar" a menores que han salido del armario no es nada fuera de lo común.


Una pareja de hombres vestidos de mujeres. FUENTE DE LA IMAGEN,AFP

Rusia retiró en 1999 la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales, 7 años después que la OMS.

   A María, de 27 años, la llevaron a la iglesia en contra de su voluntad para recibir uno de estos tratamientos cuando tenía 13 años. Le echaron agua bendita en la cara mientras el resto rezaba plegarias. "No podía oír nada. Estaba llorando a gritos. Después de eso, continuaron leyendo plegarias un buen rato. En la iglesia, me dijeron que mi atracción por las mujeres venía de Satán", le dijo a la BBC. "Me cubrieron de agua bendita y me obligaron a beberla. A veces, me golpeaban con varas. Siento que rompieron mi voluntad. Aún sufro pesadillas. Los sacerdotes me dijeron que iba a ir al infierno", recuerda.

  María no está sola: Tatyana, de 23 años, asegura que fue arrastrada hasta una clínica psiquiátrica. Allí le dijeron que la verdadera orientación sexual de una persona no se establece hasta los 30 años y que lo que ella realmente quería era un cambio de sexo porque no le gustaba su cuerpo. Tatyana afirma que le recetaron antidepresivos y le dijeron que debía hacerse unas pruebas en la clínica.

   Yevgeniya, una mujer transgénero de 19 años, cuenta una experiencia similar cuando le dijo al médico que se sentía mujer. "El primer doctor dijo: 'Lo que pasa es que te has dejado llevar. Mírate, ¡eres un hombre de verdad! ¿Quieres una cirugía? ¿No puedes simplemente vivir como lo hace el resto del mundo?". Un segundo facultativo le sugirió que, probablemente, fuera un hombre gay y que los accesorios de mujeres no le quedaban bien. Concluyó que estaba intentando llamar la atención.

Unos jóvenes con la bandera gay en un coche. FUENTE DE LA IMAGEN,DMITRY SEREBRYAKOV

Los especialistas advierten de los efectos dañinos que pueden tener estos "tratamientos".

   "¿Quién va a necesitar a alguien como tú? ¿Crees que alguien te va a contratar? Y no te olvides de tus amigos", asegura que le dijo el médico. "Me dijo que me tenía que resignar a la idea de que yo era un hombre y que tenía que someterme a sus pruebas. Me aseguró que me ayudarían a convertirme en una persona normal", recuerda. "No puedes cambiar tu orientación sexual".

   Pero hay algunos especialistas rusos cuyas opiniones están más en línea con las de sus colegas occidentales y científicos de todo el mundo. "Normalmente, uno se da cuenta de su orientación sexual entre los 11 y los 13 años... Las hay de diferentes tipos y la homosexualidad es una de sus variantes normales", explica a la BBC el psicólogo Pavel Sobolevsky , quien trabaja con pacientes del colectivo LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales). "No puedes cambiar tu orientación sexual", insiste y esto es los que le dice a sus pacientes cuando le hacen alguna consulta sobre el tema. Advierte que intentos de modificarla con psicoterapia pueden resultar dañinos.


OPINIÓN PERSONAL

    Siempre he defendido la idea de que pensar es positivo, "Cogito ergo sum", decía Descartes en su obra El discurso del método en 1637.

   Lo que ocurre es que abundan los malpensados, algunos dotados de una buena inteligencia, pero muy perversa; los incapaces de pensar con criterio; los que por mucho que lo intenten son incapaces de razonar por sus inteligencias límites: los que no piensan, sino que emiten algo que han aprendido de memoria como loros de circo o dicen lo que alguien oculto les transmite por un pinganillo apenas visible. En la ultraderecha y también en la "derechita cobarde" que decía el otro, me da a mí que se concentra un buen número, no todos por supuesto, "dios me libre", de todo ese espectro referido. Ya lo decía uno de sus líderes en 1936, "Muera la inteligencia" y sin inteligencia se piensa mal o regular y la existencia que se deriva de ello es bastante mediocre, y así se conducen por la vida, y así se manifiestan, como ilustres ignorantes, incapaces de filtrar lo que su "espeso" cerebro discurre. De modo que se cuestionan: ¿Es la homosexualidad una enfermedad? Por lo menos, nadie me negará que va "contra natura", así me lo explicaron las monjas y así lo he oído en misa, y no sólo los domingos y fiestas "de guardar". Si hago este largo circunloquio es porque me da mucha pereza decir que para mí la homosexualidad es una opción más en el abanico de posibilidades de desarrollarse como persona sexuada, independientemente de cómo se lleve a la práctica, donde la variabilidad es aún mayor, y todas las maneras son igual de lícitas, salvo la pederastia, por supuesto, o cuando no se respeta la libertad del partenaire (hombre, mujer, trans o lo que sea, va con un poco de retranca, ¿ok?)

   Recuerdo que, en mi primer viaje a USA, en un congreso de la APA (Asociación Americana de Psiquiatría), hace ya más de dos décadas, se debatía la necesidad o no de sacar de las clasificaciones internacionales de las enfermedades o trastornos psiquiátricos a la Homosexualidad, entonces encuadrada bajo el epígrafe de los trastornos de identidad sexual o Parafilias. A las puertas del palacio de congresos se agolpaba un buen número de manifestantes de distintos colectivos, tanto sexuales como étnicos; reivindicaban la libertad de elección, de forma algo ostentosa pero pacífica en todo momento. Me resultó muy chocante, cuando no vergonzoso, que a la altura de la historia en que estábamos, cerca del fin del milenio, se estuviera todavía pendiente de la exclusión referida, del hecho de dejar de considerar algo natural como la vida misma como una patología o trastorno. Uno iba a aprender y la razón, en este caso, estaba más en la calle que en las reuniones científicas, al menos por parte de los opositores al cambio en los criterios diagnósticos del referido tratado de clasificación DSM.

PETRUS RYPFF

 

                   

La locución latina «cogito ergo sum» es un planteamiento filosófico de René Descartes, el cual se convirtió en el elemento fundamental del racionalismo occidental. En español se traduce frecuentemente como «Pienso, luego existo», siendo más precisa la traducción literal del latín «pienso, por consiguiente soy»​ o «pienso, pues soy» o «pienso, porque soy», ya que normalmente la traducción «Pienso, luego existo» se malentiende como «Pienso, después existo». Descartes llega a la conclusión de que pensar es una prueba de la preexistencia del ser (no se puede pensar sin antes existir); y, por ende, no llega a la conclusión de que se puede pensar sin existir, ni que la existencia es una consecuencia del pensamiento.

«Cogito ergo sum» es una traducción del planteamiento original de Descartes en francés: «Je pense, donc je suis», encontrado en su famoso Discurso del método (1637)


Las frases más polémicas de Bolsonaro

"No podría amar a un hijo homosexual. Prefiero que un hijo mío muera en un accidente a que ande con un bigotón por ahí".



Las frases más bestias del nuevo presidente de Brasil. 29 oct 2018

"Las cosas sólo van a cambiar si empezamos una guerra civil"... "En según qué casos, estoy a favor de la tortura"... "Los negros no sirven ni para procrear"... "Los gays nos tienen que respetar"... Así es el nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.



Las frases más bestias del nuevo presidente de Brasil

"Las cosas sólo van a cambiar si empezamos una guerra civil"... "En según qué casos, estoy a favor de la tortura"... "Los negros no sirven ni para procrear"... "Los gays nos tienen que respetar"... Así es el nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.


Elecciones en BRASIL: ¿Resurge la EXTREMA DERECHA? - 16 sept 2018

En medio de una de las crisis políticas, económicas, sociales e, incluso, judiciales, más importantes de la última década, Brasil, el país más extenso y poblado de toda América Latina se prepara para celebrar elecciones generales el próximo mes de Octubre. Es entonces, cuando el actual presidente de la República Federativa de Brasil, Michel Temer, deberá hacerse a un lado y dejar un cargo que asumió sin elecciones mediante.

Castigado por la corrupción, la violencia y la crisis económica Brasil parecería necesitar urgentemente un cambio de rumbo, dejar atrás viejas políticas y apostar por modelos económicos y sociales diferentes. Sin embargo, las encuestas plantean un escenario muy distinto. Por un lado, el candidato preferido por los brasileños , Lula Da Silva, está en la cárcel cumpliendo una pena por haber recibido sobornos, por otro lado, la gran sorpresa de estas elecciones ha sido el surgimiento de Jair Bolsonaro, un radical político de extrema derecha. Ninguno de estas opciones parece responder a lo que necesita Brasil. En este vídeo te contamos que está ocurriendo y qué explica el fuerte crecimiento que ha registrado la extrema derecha.



PERFIL de BOLSONARO: El ultra que ha conquistado Brasil. 20 oct 2018

El ultraderechista Jair Bolsonaro ha ganado las elecciones presidenciales de Brasil. Repasamos su campaña y las declaraciones más polémicas con las que se dio a conocer.



Bolsonaro exige a Brasil dejar de ser "un país de maricas" por el temor a la Covid. 11 nov 2020

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó este martes que hay sectores que "amedrentan" a la sociedad con una posible segunda ola de coronavirus y exigió a los ciudadanos que "no sean maricas" y entiendan que la economía es "vital".


Fascismo en España y Brasil: coincidencias entre Jair Bolsonaro y Santiago Abascal

Gonzalo Sánchez 
 
     Existe una diferencia capital entre la izquierda y la derecha, que está enraizada en la lucha de clases. La izquierda pone al ser humano en el centro, y la derecha al dinero. Por lo tanto, la izquierda es diversa y, aunque la base del proyecto sea la misma, en cada país la experiencia resulta diferente, porque al querer representar los intereses de sus poblaciones, deben actuar teniendo en cuenta las diferentes necesidades de cada sitio, además de impregnar en lo más profundo de la acción ideológica la cultura del lugar.

   La derecha no tiene esos problemas porque el dinero, aunque con diferentes nombres, es siempre lo mismo. Funciona de igual manera en Brasil que en España, por lo que actuar en su beneficio, o más bien, en que unas pocas manos tengan cada vez más dinero, entraña acciones iguales. Luego, que quienes ponen el dinero en el centro de la vida de un país tengan una visión más o menos retrógrada de la sociedad, es algo accesorio que a los que se enriquecen con sus políticas económicas les da igual, porque tienen recursos para saltarse las que no les gusten.

    Un ejemplo de esta situación lo suponen el presidente de Brasil Jair Bolsonaro y el diputado español Santiago Abascal. Ambos fascistas tristemente orgullosos de serlo. 

Puntos en común entre Jair Bolsonaro y Santiago Abascal

  Ambos políticos se declaran admiradores de las dictaduras que precedieron los periodos democráticos que ellos disfrutan. Bolsonaro expresó sobre la dictadura militar que asoló Brasil desde 1964 hasta 1985 que "fue un periodo de seguridad y prosperidad para Brasil". Santiago Abascal por su parte expresó en Twitter que "a Franco no le perdonan que muriese en la cama (en realidad no se lo perdonan ellos); a la Cruz, elemento esencial de nuestra civilización, la odian como odian su propia identidad; y a la Corona no le perdonan que se pusiese junto al pueblo español contra el golpe separatista".

- Homofobia. Ambos políticos se posicionan abiertamente contra el colectivo LGTBI. El presidente brasileño ha llegado a expresar que "si la homosexualidad se trata como algo normal, se multiplicará el número de homosexuales". Es conocida la oposición de Santiago Abascal al matrimonio entre dos personas del mismo sexo, pero el líder de los fascistas españoles permite que dirigentes de su partido comenten atrocidades como, "si mi hijo dijera que es gay, tratataría de ayudarle. Hay terapias para reconducir su psicología", expresadas por fascistas como Fernando Paz, número 1 de VOX por Albacete en las pasadas elecciones generales.

- Racismo. Jair Bolsonaro ha llegado a expresar que "los afrodescendientes no hacen nada, creo que ni como reproductores sirven más". Recientemente ha vetado un anuncio de televisión del Banco de Brasil por incluir a negros, homosexuales y transexuales. Por su parte VOX, el partido de Santiago Abascal, ha pedido que la sanidad pública revele a la policía datos de los simpapeles atendidos para que puedan ser expulsados del país.

- Machismo. Jair Bolsonaro dirige uno de los países con las tasas más altas de violencia machista, sin embargo, el brasileño no destina dinero público a luchar contra esta lacra, porque considera que la culpa es del feminismo por sacar a las mujeres de su sitio: la casa y el cuidado de los niños. Además, apoya la normalización de la cultura de la violación con frases como "ella no merece ser violada, porque ella es muy mala, porque ella es muy fea, no es de mi gusto, jamás la violaría. Yo no soy violador, pero si fuera, no la iba a violar porque no lo merece". Mientras tanto Santiago Abascal considera al igual que el brasileño que la violencia machista no existe, por lo que apoya eliminar la legislación española que protege a las mujeres maltratadas (Ley de Violencia de Género). También coinciden en la perpetuación de la cultura de la violación. Santiago Abascal evita condenar las violaciones cometidas por españoles, limitándose a criticar sólo las cometidas por extranjeros.

- Viven del Estado. Pese a que ambos profesan una ideología neoliberal que considera como lo más acertado adelgazar el Estado en favor del sector privado, no dar ayudas a los sectores más desprotegidos a los que consideran vagos, llevan toda su vida profesional viviendo de las instituciones públicas. 

- Armas. Ambos fascistas apoyan cambiar la legislación para que sea mucho más fácil acceder, por parte de la ciudadanía, a armas de fuego. Bajo la excusa de “seguridad y protección de las familias”, se esconde una bomba de relojería rellena de odio al diferente, entendiendo por diferente a todo aquel que no comparta las ideas políticas de los movimientos que lideran Jair Bolsonaro y Santiago Abascal.

  • En cuanto a las cuestiones económica, laboral y medioambiental, ambos coinciden totalmente. Apoyan:
  • La explotación sin límites de los recursos naturales sin importar el impacto a medio y largo plazo.
  •  Las privatizaciones y el aumento de la edad de jubilación.
  •  El fin del derecho a huelga.
  •  La reducción del gasto social y la eliminación de subvenciones a ONG's y lo que llaman chiringuitos que dan cobertura a colectivos inferiores al ciudadano de verdad.
  •  El fin de la negociación colectiva, la reducción de derechos laborales en favor de los empresarios…


















¡Al fascismo ni un milímetro!



No hay comentarios: