miércoles, 8 de septiembre de 2021

LAS METAMORFOSIS

 

METAMORFOSIS


Las metamorfosis (Metamorphoseis, en latín; del griego μεταμόρφωσις, 'transformación'), del poeta romano Ovidio, es un poema en quince libros que narra la historia del mundo desde su creación hasta la deificación de Julio César, combinando con libertad mitología e historia. Fue terminado en el año 8 d. C.

   Esta obra literaria es considerada como una obra maestra de la edad de oro de la literatura latina. Una de las obras clásicas más leídas durante la Edad Media y el Renacimiento. Las metamorfosis inspiró a múltiples artistas, como Tiziano, Velázquez y Rubens, y continúa ejerciendo una profunda influencia en la cultura occidental.



2000 AÑOS DE OVIDIO. El poeta del mito, del amor y del arte. 24 oct 2017

Exposición en la Sala Cielo de Salamanca.


Las metamorfosis de Ovidio. Reseña y comentario crítico. 12 jul 2021

   Las metamorfosis de Ovidio son más bien biblia secular que vademécum de los mitos y leyendas grecolatinos, pues reúne en un total de quince libros y 11.995 hexámetros más de 250 relatos maravillosos que constituyen el acervo cultural de las antiguas civilizaciones griega y romana, y son, desde hace dos milenios, patrimonio universal de los fervorosos amantes de las letras, aunque el texto más antiguo que se conserva es de la llamada Alta Edad Media.

 El propósito de Ovidio con este libro, dice él mismo, es «hablar de las figuras transformadas en cuerpos nuevos (...) sin interrupción desde los albores del origen del mundo hasta mi época». En realidad, las historias de seres transformados, esto es, de verdaderas metamorfosis, no llegan a las doscientas, pero son las que definen con mayor precisión el contenido de la obra.

   En el siglo I a.C. el poeta romano Ovidio recopiló historias clásicas sobre el cambio de aspecto. Describió un universo en fluidez, donde nada era lo que parecía ser: La mujer Aracné, que reta a Minerva a ver quién teje mejor, acaba convertida en araña; Alción y su esposo son transformados en martines pescadores: Atalanta, con su marido, son mutados en una pareja de leones.


Tintoretto - Minerva e Aracné.  (1579). Mientras Minerva mira, Aracné teje en su telar inconsciente de su cercana metamorfosis.



Las hilanderas o La fábula de Aracné,  Velázquez,  Museo del Prado. (1657)

   Esta obra de Velázquez representa el mito de Aracné y la diosa Atenea (Minerva). La joven realizaba unos tapices tan bellos que la diosa sintió celos y buscó retarla sin que la joven conociera su verdadera identidad. La diosa disfrazada de anciana (símbolo de experiencia y sabiduría) propuso una competición a la joven Aracné en la que se dilucidaría quién de las dos era la mejor tejedora. La joven, haciendo gala de su vanidad, acepta el reto y cae en la trampa de la diosa, que la castiga convirtiéndola en araña y condenándola a tejer eternamente.

  Aracné, como buena emprendedora, es una joven muy capaz y trabajadora, que tiene la habilidad de realizar un trabajo tan bueno que es digno de admiración.  La joven es digna rival de una diosa, entendiéndose como Dios-diosa un ser que da vida, en la misma medida que un emprendedor es un creador que da vida a una idea.

   La joven tejedora tiene todas las cualidades para que cualquier trabajo que emprenda sea exitoso pero la soberbia la llevará al desastre. Las alabanzas a las obras de Aracné hicieron que su soberbia creciera y se atreviera a retar a la mismísima diosa Atenea. La vanidad ciega a Aracné, que no ve el peligro, no ve que la anciana bajo las ropas muestra una de sus piernas que delatan la belleza y juventud de la diosa Atenea. 

    No nos olvidemos que Atenea también peca de soberbia, los celos hacia la joven la consumen y nos demuestra cómo la ira y la vanidad nos hacen competir, en vez de colaborar por un objetivo común. ¡Podrían haber tejido un tapiz maravilloso entre las dos!

  La imagen de Atenea “anciana” representa la experiencia y la sabiduría de aquellos que nos preceden. La rueda sobre la que hila, representa los ciclos de los procesos, la variabilidad de las ideas y las vicisitudes a la que nos enfrentamos a la hora de emprender un proyecto. Aracné podría aprender de la “anciana” a ser prudente frente a las lisonjas, a ser cauta ante una proposición de la que le falta información, a reflexionar ante un reto, a ser diplomática en sus tratos y sobre todas las cosas, a ser humilde con su trabajo.  Sin embargo, la osadía de Aracné es tal, que provoca la ira de Atenea y convierte a la joven en una araña condenada a tejer eternamente. Lo que nos advierte de cómo nuestra vanidad y falta de prudencia puede enredarnos en nuestros propios errores sin dejarnos avanzar hacia nuevos horizontes.

   Es curioso ver cómo el cuadro de Velázquez nos muestra otro cuadro dentro de él mismo. Al igual que Aracné había tejido su propio destino al confeccionar un tapiz, en él representa el rapto de Europa por Zeus, sin saber que era un preludio de lo que estaba por venir. Zeus, padre de Atenea, al igual que ésta, se “disfraza” para raptar a Europa. De la misma forma que Aracné, Europa peca de incauta al acercarse a Zeus transformado en toro blanco y se deja llevar por el engaño. Estas múltiples repeticiones tanto pictóricas como metafóricas parecen advertirnos de la necesidad de aprender de los errores, pues el que no aprende está condenado a repetirlos. 


Alción o Alcíone y Ceix

   La leyenda de Alcíone es uno de los más bellos mitos de la antigua Grecia. Alcíone era esposa de Ceix e hija de Eolo (el conocido señor de los vientos). Cuenta la leyenda que Ceix había ido a Claros (localidad ubicada en Jonia) para consultar a un oráculo, pero su barco naufragó y murió ahogado.

   Al enterarse Alcíone del percance y fallecimiento de su esposo sintió tal grado de dolor que decidió acabar con su vida y, desesperada, se arrojó al mar, donde también murió. Sin embargo, los dioses griegos se sintieron tan conmovidos por lo ocurrido que se apiadaron de ambos y los convirtieron en una pareja de alciones (también conocidos como martines pescadores).

   La leyenda también cuenta que cuando estas aves hacían su nido en la playa y las olas amenazaban con destruirlo, Eolo (al fin y al cabo se trataba de su hija y su yerno) contenía sus vientos y obligaba a las olas a calmarse los siete días anteriores al día más corto del año y varios después, con el fin de que pudieran poner los huevos.

  A este conjunto de días se les comenzó a llamar “días del alción” y en ellos nunca se esperaban tormentas. De esta manera el alción o martín pescador se convirtió en símbolo de la tranquilidad para los navegantes.


Imagen de Alcíone desconsolada al encontrar a su marido Ceix ahogado en la playa



Alcíone, la hija de Eolo, convertida en Martín Pescador por amor. Herbert James Draper – “Halcyone” (1915). Evelyn de Morgan – “Fòsforo i Hèspero”, 1881
 
   En la mitología griega son muchas las historias que esconden una gran violencia. Raptos, violaciones, abusos, venganzas y hasta canibalismo. La historia que nos ocupa es una historia de amor, su final es trágico, pero es la expresión de unos sentimientos intensos que se convirtieron en un mito. La protagonista es Alcíone, la hija de Eolo, que fue convertida en Martín Pescador por amor.

  Alcíone es una figura mitológica que ha pasado a la historia como ejemplo del amor que termina en tragedia y es sublimado por los dioses al convertir a sus protagonistas en algo diferente, para que puedan permanecer unidos más allá de la muerte. Alcíone era hija de Eolo, el dios del viento, y de Enárate. Se casó por amor con Céix. Céix era nieto de la diosa titánica de la aurora llamada Eos e hijo de Fósforo o Eósforo, cuyo nombre significa “portador de la luz” y que se identifica con el lucero matutino.

  Alcíone y Céix tenían un matrimonio dichoso que vivió en armonía durante largos años. Tan felices eran que según algunas versiones del mito, de manera vanidosa, se equipararon a Hera y Zeus. Los dioses olímpicos enfurecieron y decidieron castigar a la pareja. Céix embarcó hacia Claros, en Jonia, para consultar el oráculo del templo de Apolo, a pesar de que la joven, hija del dios del viento y conocedora de los peligros de la mar, trató de impedirlo. Durante la travesía, el barco naufragó y Céix pereció ahogado. Alcíone que se había quedado en su palacio recibió en sueños la visita de Morfeo, que transformado con la forma humana de Céix le explicó que había muerto en el mar. La mujer despertó y se dirigió a la playa donde las olas acababan de depositar el cadáver de su esposo.  Desesperada, se metió en las aguas agitadas y se suicidó.

   Los dioses, compadecidos por la desgracia que habían causado y conmovidos por las oraciones de Alcíone antes de entrar en el mar y en las que les pedía volver a encontrarse con su amor, los convirtieron a ambos en alciones, es decir, en martín pescador.
 
Días de alción

   El mito de Alcíone no acaba con su conversión en martín pescador. Ella ponía sus huevos cerca de ríos, lagos y playas y cuando soplaba el viento, el agua se levantaba y se los llevaba impidiendo que pudiera incubarlos. Su padre, Eolo, en connivencia con Zeus, decidió establecer un período de tiempo de siete días antes del solsticio de invierno y 7 días después en los que Eolo dejaría de soplar para que reinara la calma y su hija, en su forma de martín pescador, pudiera incubar tranquilamente sus huevos. Desde entonces, los períodos en los que reina la paz y la tranquilidad en medio de una etapa turbulenta, se conocen como los “días de alción” o “días del alción”.

   El alción es el ave marina que normalmente llamamos martín pescador. Pertenece a la familia Alcedinidae y habita generalmente en ríos y lagos de Europa, África y sur y este de Asia.

--------------

La historia de «Hipómenes» y «Atalanta», el león y la leona que custodian el Congreso

Imagen de los dos leones de bronce del Congreso de los Diputados de Madrid
Hipómenes y Atalanta; con el transcurso de los años, los dos felinos fueron bautizados por los madrileños con los nombres de los héroes de la Guerra de Independencia Daoíz y Velarde.
Un canal de televisión propuso en 2012 sufragar los gastos para añadir los testículos a uno de los leones, sin saber que representaba a una «leona» de un famoso mito griego

César Cervera. Actualizado:30/08/2014 

   El Canal Historia inició en 2012 una campaña para dotar de testículos a una de las esculturas felinas que se encuentran a las puertas del Congreso de los Diputados. Entendía el canal de televisión, erróneamente, que el escultor Ponciano Ponzano y Gascón había olvidado en 1851 esculpir el sexo de uno de los animales que, sin lugar a duda, mostraba las características de un león macho. No en vano, el Gobierno de España denegó la petición del Canal de Historia que se comprometía a correr con los gastos de restauración, puesto que el Ministerio de Cultura desaconsejaba añadir elementos externos a una figura con más de un siglo y medio de existencia.

   Pocos se percataron entonces, ni siquiera el Ministerio de Cultura, de que Ponciano Ponzano y Gascón no había cometido fallo alguno. Los dos felinos representan a Hipómenes y Atalanta, un héroe y una heroína de la mitología griega que fueron convertidos en leones. Y al ser uno de los dos una heroína convertida en león, carece de testículos.


Hipómenes y Atalanta, de Guido Reni1618 - 1619. Óleo sobre lienzo, 206 x 279 cm. No expuesto. Obras Maestras del Museo del Prado, Museo Nacional del Prado.

  Se trata de una de las obras más célebres y controvertidas de este artista y, en términos generales, del barroco boloñés. Ese cuadro formó parte de la colección del marqués Giovan Francesco Serra, colección que fue adquirida en 1664 por Gaspar Bracamonte y Guzmán, conde de Peñaranda y virrey de Nápoles desde 1658 a 1664, con destino a Felipe IV. La historia narra cómo Atalanta, hija de un rey de Arcadia, se había ofrecido en matrimonio a aquél que fuera capaz de vencerla en la carrera, deporte para el que había alcanzado una habilidad sobresaliente. El castigo establecido para todos aquellos que fueran derrotados era la muerte. A pesar del riesgo, Hipómenes aceptó el desafío contando para ello con la ayuda de Venus, que le proporcionó tres manzanas de oro que el joven fue arrojando a su paso, logrando con ello retrasar a Atalanta que se detuvo a recogerlas. Sin embargo, una vez casados, Hipómenes olvidó agradecer la ayuda de la diosa que había propiciado su victoria, la cual terminó metamorfoseando a los dos en leones. Reni resuelve la composición colocando ambas figuras en primer plano, creando así una estructura diagonal que refleja un momento concreto de la narración, cuando Hipómenes lanza una manzana que Atalanta recoge, circunstancia que al final será la causa de su derrota. Muchas de las características esenciales del arte de Reni están presentes en esta pieza fundamental de su catálogo. Su clasicismo se manifiesta, no como ropaje arqueologizante sino más bien como motivo de reflexión formal, en las vigorosas anatomías o en la distribución en friso de los personajes que interpretan el drama. Y también, en un terreno diferente, en su ideal de belleza, que se manifiesta en la perfección formal de los cuerpos desnudos, en su equilibrio casi simétrico y en sus cualidades dramáticas, que se expresan a través de unas actitudes contenidas, a pesar de que se encuentran en medio de una carrera que decidirá el destino de ambos jóvenes. En todo ello, el color desempeña un papel fundamental. Los objetos más luminosos son, precisamente, los cuerpos de los protagonistas, a los que se dirigen los ojos del espectador, mientras que el resto -el cielo, las nubes, la tierra...- adquiere un monótono color pardo, rojizo y gris, que permite centrar la atención sobre el drama representado en el primer plano (Texto extractado de Úbeda de los Cobos, A.). 

   Según la tradición griega, Atalanta era una joven reconocida por sus inmejorables habilidades para la caza y por estar consagrada en vida a la diosa Artemisa, lo que implicaba que debía mantenerse siempre virgen. Por ello, para evitar cualquier pretendiente, y pensando que nadie podría ganarle en velocidad, anunció que su esposo sería sólo aquél que lograra vencerla en una carrera. Pero el hermoso Hipómenes consiguió obtener la victoria y la mano de Atalanta a través de una estratagema dispuesta por Afrodita.

  Tiempo después, dando rienda suelta a su amor, la pareja entró en uno de los santuarios de Cibeles donde gozaron de su amor. Cibeles montó en cólera ante el sacrilegio y los transformó en dos leones machos. No en vano, los leones del Congreso de los Diputados son los mismos que tiran del carro de la diosa Cibeles en la Fuente de la Cibeles de Madrid.

   Conocidos como Daoíz y Velarde: Tras varios intentos fallidos en yeso y en piedra, la actual versión de los leones del Congreso fueron fundidos en Sevilla en 1866 a partir de los cañones capturados en África durante la Batalla de Wad-Ras. Con el transcurso de los años, los dos felinos fueron bautizados por los madrileños con los nombres de los héroes de la Guerra de Independencia Daoíz y Velarde.

---------------------

   En la tradición hindú también aparece la metamorfosis. En una historia, encontramos al rey demonio Hiranyakashipu, que por su devoción había alcanzado la inmortalidad; no podía ser aniquilado por hombre o bestia. Visnú pronto encontró la solución: se transformó en su avatar Narashimha (mitad león y mitad hombre) y lo destruyó. 

Jirania Kashipú

Narasinja (Visnu) vacía los intestinos de Jirania Kashipú, mientras Prajlada y su madre se inclinan ante él; folio de un Bhágavat-purana, acuarela y oro sobre papel, en Nurpur (Himachal Pradesh).

Antigua estatua de Narasimja (encarnación de Visnú como hombre león) con el demoníaco rey Jirania Kashipú.

Ywala NaraSimja Ajobilam (deidad de Narasinja en el Sur de la India); los pobladores dicen que este es el sitio donde se encontraba el palacio de Jirania Kashipú, donde apareció el dios Nara Sinja.

   En el marco de la mitología hinduista, Jirania Kashipú (en sánscrito हिरण्यकशिपु, "vestido de oro") fue un rey demoníaco que vivió en la India hace miles de años. Su leyenda se describe en las Upanishád, los Puranas y otros antiguos textos del hinduismo. Fue asesinado por un avatar del dios Visnú, llamado Nara Simja (‘hombre león’), que apareció exclusivamente para matarlo. Hiranyakashipu es la manera más común de escribirlo en inglés.

   Según el Bhagavata-purana, «En esta décimocuarta encarnación, el Señor apareció como Nrisinja y bifurcó el fuerte cuerpo del ateo Jirania Kashipú con las uñas, tal como un carpintero abre una caña».

​--------------


El Simbolismo del Dios Ganesha (Hijo de Shiva y Parvati)


Shiva, a la izquierda en la imagen, reemplazó la cabeza de su hijo, Ganesha, con el testuz de un elefante

Ganesha o Ganesh es uno de los dioses más conocidos y adorados del panteón hinduista.​ Tiene cuerpo humano y cabeza de elefante. Es ampliamente reverenciado por su poder para eliminar obstáculos, patrón de las artes, de las ciencias y señor de la abundancia.

  La imagen de este dios, de aspecto simpático, cuerpo rechoncho y cabeza de elefante aparece con frecuencia en los centros de yoga. Según la mitología hindú, Ganesha es el hijo de la diosa Parvati y el dios Shiva, nacido mientras su padre estaba ausente en la guerra contra los asuras o demonios. Un día, Parvati encargó a Ganesha la custodia del palacio mientras ella se daba un baño. Fue justo en esos momentos que Shiva regresó a casa, para encontrarse con un joven al que no reconocía y que no le permitía la entrada a su propio hogar. Enojado, Shiva cortó la cabeza de su hijo sin saber quién era realmente. Más tarde y ante el llanto de la desconsolada madre, Shiva prometió a Parvati que bajaría a la tierra y repondría la cabeza de su hijo con la del primer ser que encontrase. Sí, exactamente, el primer ser con que se tropezó fue elefante.  Como otras representaciones de dioses en el hinduismo, la figura de Ganesha es un arquetipo que contiene diferentes significados y simbolismos. Por un lado, es un símbolo del descubrimiento de la divinidad dentro de nosotros mismos y representa el equilibrio entre lo femenino y lo masculino, entre la fuerza y la bondad. Por otro, simboliza la capacidad de distinguir entre la realidad y la ilusión: es decir, la sabiduría. Todas estas son cualidades que buscamos cultivar a través del yoga. Se dice que Ganesha tiene el poder de eliminar los obstáculos de nuestro camino material y espiritual.

   Hoy en día, su imagen se puede ver frecuentemente protegiendo las casas en India, donde se le invoca, por ejemplo, antes de hacer un viaje o un examen. Ganesha es el dios de los caminos, la sabiduría y las letras, un dios que se tiene por protector y dador de buena suerte. También se lo conoce por el nombre de Ganapati. En el contexto de nuestra práctica de yoga, cantar un mantra dedicado a él, como Om Gam Ganapataye Namah, nos puede ayudar a invocar esa energía de superación de obstáculos que todos tenemos dentro.

--------

Las metamorfosis de Ovidio

Las metamorfosis de Ovidio. Orfeo y Eurídice.

Un Narrador Sevillano

Orfeo y Eurídice es sin duda uno de los mitos de Ovidio más famosos. En verdad, la del poeta Orfeo, que baja al infierno buscando a su esposa, es una de las más famosas y bellas historias de la Grecia Antigua. Aquí, con mi voz humana, dejo la versión del ilustre poeta Romano Ovidio, acaso uno de los mejores de la historia.  

   Las metamorfosis de Ovidio, en cualquier caso, deben ser leídas o, al menos, como en este caso, narradas. La mitología es, además, una materia de estudio que la gente insiste en menospreciar. Son cientos las narraciones de hoy que nos hablan de las historias griegas sin precisión y con erratas; esta es, sin embargo, la narración de Ovidio, probablemente el mejor poeta romano.


LA OTRA METAMORFOSIS. 

La metamorfosis de Franz Kafka

Fabián Coelho Escrito por Fabián Coelho 

   La metamorfosis es una narración autoría de Franz Kafka, publicada en 1915, que cuenta la historia de la transformación de Gregorio Samsa en un monstruoso insecto, y del drama familiar que, a raíz de este acontecimiento, se desata. Su título original en alemán es Die Verwandlung, que podría traducirse como ‘la transformación’. No obstante, en español se ha optado por designarlo como 'metamorfosis', palabra que tiene un componente mítico asociado.

   En este relato se ha querido ver una alegoría del enfrentamiento del hombre ante un mundo moderno que lo oprime y lo borra. Por su parte, la transformación de Gregorio en lo que es presumiblemente un escarabajo, que es un suceso fantástico, extraordinario, inaugura la literatura del absurdo, que en las décadas posteriores influirá a numerosos escritores consagrados.


La metamorfosis Kafka

Edición alemana de 1916. El título original, Die Verwandlung, se traduce literalmente como ‘la transformación’.

Resumen de la obra

   La metamorfosis es un relato dividido en tres partes, donde se narra la transformación de Gregorio Samsa, un viajante de comercio de telas, en un monstruoso insecto, y el impacto que tendrá este acontecimiento no solo en su vida, sino en la de su familia.



Primera parte

   La historia comienza con el despertar de Gregorio Samsa, un comercial encargado de mantener económicamente a toda su familia. El protagonista amanece con la sensación de haber tenido un sueño intranquilo. Poco a poco, va descubriendo su transformación en un insecto: sus innumerables patas, su abdomen abombado, el caparazón que sustituye a su espalda, sus nuevas y fuertes mandíbulas.

   Pese a la gravedad de la situación, la primera preocupación de Gregorio es justificar su estado en el trabajo. Un gerente de los almacenes donde Gregorio trabaja decide ir a buscarlo a su casa debido a su inusual retraso. El protagonista hace un gran esfuerzo por abrir la puerta y, entonces, su familia se percata de su nueva forma: la de un enorme escarabajo.

Segunda parte

   Al principio, los familiares del protagonista no saben cómo hacer frente a la nueva situación. Su padre se enfada y lo desprecia. Sin embargo, su hermana Grete, la cual siente gran cariño por Gregorio, se apiada de él y se encarga de alimentarlo y cuidarlo.

  Después de limpiar su habitación durante un tiempo, su hermana comienza a repudiarlo. En otra ocasión, su madre se desmaya al verlo. Entonces, su padre culpa al escarabajo de lo sucedido y le lanza manzanas para acribillarle.

Tercera parte

    La economía familiar se ve amenazada debido al estado de Gregorio. Entonces, sus miembros tienen que realizar algunos ajustes: recortar los gastos del hogar, reducir la jornada laboral de la criada y alquilar una de las habitaciones a nuevos inquilinos.

   La situación con los inquilinos genera conflictos en el hogar. Pues, estos son muy exigentes con la limpieza y la familia intentará mantener a Gregorio en secreto. Una noche, Grete toca el violín para los invitados y Gregorio, a quien le encanta su música, decide ir al salón. Pronto, el insecto es descubierto por los inquilinos, quienes terminan abandonando la casa sin pagar su estancia.

  Después de este hecho, la familia entiende que la situación de Gregorio es insostenible. El protagonista también lo cree así, de modo que decide encerrarse definitivamente en su habitación sin alimentarse. Días más tarde, la criada lo encuentra muerto.

Análisis

   Para comprender el relato de Kafka es importante atender a su contexto histórico. La lectura de la obra asume diferentes interpretaciones. Asuntos como la identidad y la soledad, entre otros, se pueden adivinar en su contenido. Asimismo, algunos detalles presentan cierta similitud con la vida del autor.

Contexto:

  La obra fue publicada en 1915, al inicio de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), y muy próxima la revolución rusa. Una época que estuvo marcada por los conflictos sociales, políticos y económicos en la que el hombre moderno se enfrenta a diferentes cambios. Asimismo, surgen dilemas relacionados con el individualismo en un mundo moderno cada vez más deshumanizado.

Temas

1. Identidad

   El protagonista se convierte en un insecto y al mismo tiempo, en ese proceso de transformación, se desdibuja poco a poco su identidad. Es decir, esta cambia a medida que lo hacen sus singularidades físicas. Su condición de insecto le impide sostener económicamente a su familia, quien lo rechaza.

   Así, Gregorio pierde importancia en el momento en que es dependiente y se descubre como una pieza “inútil”, una carga para sus padres y su hermana.

2. Relaciones y egoísmo

   ¿Qué importancia tenemos para las personas que nos rodean? Existe una frase que afirma que debemos “estar para lo bueno y para lo malo”. Franz Kafka plantea qué importancia tiene el protagonista en su entorno familiar cuando no puede responder a sus “obligaciones” en el trabajo.

   Así, Gregorio como sustentador económico y trabajador es querido y respetado por ellos. Sin embargo, en el momento en que le sucede la “desgracia” es repudiado, primero por su padre y, después, por su madre y su hermana. En ese momento el protagonista queda reducido al olvido y sus familiares demuestran su actitud egoísta, ya que solo ven a Gregorio como un “ente sustentador”.

3. Autoridad

    El relato muestra el sometimiento del individuo a un poder autoritario que lo desintegra. En este sentido, la superioridad está plasmada en el jefe del protagonista, quien se atreve a humillarlo y critica su forma de trabajar. Asimismo, el señor Samsa también ejerce autoridad sobre su familia y, especialmente, sobre su hijo.

4. Culpa y frustración

   El sentido de la responsabilidad que Gregorio tiene con su familia lo hacen sentirse culpable en el momento en que se da su transformación. A partir de su metamorfosis y, en consecuencia, la pérdida de su trabajo, aparece el sentimiento de frustración en el protagonista. Gregorio siente que se ha convertido en una carga para sus padres y su hermana cuando aparecen las dificultades económicas.

   A medida que avanza el relato, Gregorio concluye que está mejor muerto que vivo y se abandona a sí mismo. Es decir, el sentimiento de culpa y la frustración lo conducen a su fin.

5. Soledad y aislamiento

  La vida del protagonista se reduce al hecho de trabajar, sin preocuparse por sí mismo, sino por los demás. Por otro lado, Gregorio vive rodeado de gente pero, sin embargo, se encuentra completamente solo. No tiene amigos, ni relaciones, tampoco buenos compañeros de trabajo.

 El protagonista es consciente de esta soledad cuando sufre la transformación, momento en el que, debido al rechazo de sus seres más cercanos, decide aislarse y considera la muerte como la única solución posible.


Paralelismo con Kafka

   En esta historia se ha querido ver paralelismos biográficos con Kafka, especialmente en lo relacionado con su relación conflictiva con el padre. Dichas similitudes se pueden encontrar en Carta al padre (1919), un escrito en el que Kafka se dirige a su progenitor y pone de manifiesto la conducta abusiva y tiránica de su padre hacia él. Este hecho se puede ver también reflejado en la amenaza que supone el señor Samsa para su hijo en esta narración.

Personajes de la metamorfosis

Principales

Gregorio Samsa

 Es un joven viajante de comercio que trabaja para sostener económicamente a su familia y pagar las deudas de su padre, cuyo negocio se fue a la quiebra. Un día, Gregorio amanece transformado en un enorme insecto, presumiblemente un escarabajo. Pronto, el protagonista es despreciado y rechazado por su familia, entonces decide vivir aislado en su habitación.

Grete Samsa

   Es la hermana menor de Gregorio y la persona por quien éste siente más cariño. La joven se encarga de cuidar a su hermano cuando se convierte en un escarabajo. Lo alimenta y remueve los muebles del cuarto para facilitarle el movimiento. Grete toca el violín y Gregorio se lamenta por no haberle transmitido su deseo de que estudiara en el conservatorio.

   Cuando su hermano se transforma en un insecto, ella se ve obligada a trabajar. Finalmente, la muchacha desprecia a Gregorio y pretende dejarle morir.

Señor Samsa

   Es el padre de Gregorio. Tiene deudas pendientes desde la quiebra de su negocio, las cuales su hijo tiene que solventar con su trabajo como viajante de comercio.

   Debido a su edad, el señor Samsa no puede trabajar. Sin embargo, cuando su hijo se convierte en un insecto tiene que buscarse un trabajo para sostener a su familia. Mantiene una relación tensa con Gregorio, a quien ataca y desprecia.

Señora Samsa

   Es la madre de Gregorio. Sufre asma, lo que le impide hacer grandes esfuerzos y trabajar. Como consecuencia de la transformación de Gregorio, la señora Samsa se ve obligada a trabajar cosiendo y remendando prendas de vestir.

   Aunque ama a su hijo, le produce gran espanto su aspecto de insecto y se desmaya cada vez que lo ve.

Secundarios

Gerente

   Es el jefe de Gregorio. Es soberbio y estricto. Cuando se alerta de la ausencia de Gregorio, decide ir a su casa para tacharlo de irresponsable. Al ver la transformación de su empleado en un insecto, se asusta y huye de la casa de la familia Samsa.

Criadas

   Son tres mujeres que colaboran en las tareas del hogar de la familia. Una de ellas está pendiente del estado de Gregorio. Sin embargo, otra decide no salir de la cocina para no encontrarse con el insecto.

Inquilinos

   Son tres huéspedes que se alojan en el hogar de la familia cuando Gregorio deja de traer dinero a casa. Entonces, los propietarios deciden alquilar una habitación para mejorar su situación económica. Al final, los inquilinos abandonan el domicilio atemorizados por el insecto.


Sobre el autor: Franz Kafka

    Franz kafka fue un autor de origen judío, nacido en Praga en 1883, que escribía en lengua alemana. Su particular obra literaria se caracterizó por el absurdo de las situaciones planteadas, las estructuras de poder laberínticas, y por sus atmósferas asfixiantes, todo lo cual ha dado lugar al término kafkiano, que alude precisamente a autores cuyas obras se han visto influidas por Kafka y que presentan las características citadas.    

  La metamorfosis, publicada en 1915, es su obra más celebrada. Asimismo, Kafka es autor de otras novelas importantes, aunque inacabadas, como El proceso, América o El castillo.

Biografía de Franz Kafka

Foto de Franz Kafka

Franz Kafka nació el 3 de julio de 1883 en Praga, entonces parte del Imperio austrohúngaro, en el seno de una familia judía perteneciente a la pequeña burguesía.

   Desde muy joven, Kafka deseaba dedicarse a la escritura, sin embargo, tuvo que lidiar con el difícil temperamento de su padre, con el cual mantuvo una tensa relación durante su vida.

   Se matriculó en la Universidad Carolina (Praga) para estudiar la carrera de Química, la cual no terminó pues, influenciado por su padre, prefirió cursar los estudios de Derecho. Poco después, comenzó a tomar clases de arte y literatura de forma paralela.

   Entorno al año 1907, Franz Kafka empezó a escribir sus primeros relatos al tiempo que trabajaba como asesor en una empresa de seguros, labor que le permitía compaginar con su verdadera vocación, la escritura.

   Poco después entabló amistad con Max Brod, el que fuera el gran difusor de su obra. En el año 1912 conoció a Felice Bauer, mujer con la que mantuvo una relación amorosa, la cual finalmente fracasó. En 1914 Kafka abandonó su hogar familiar y se independizó. En esta etapa de su vida surgen obras como El proceso y La metamorfosis.

   Más tarde, el autor fue diagnosticado de tuberculosis, enfermedad que lo condujo al aislamiento en diferentes sanatorios. Con la llegada de los años 20 del siglo XX, Kafka se estableció en una casa de campo junto a su hermana. Allí creó obras como Un artista del hambre y la novela El castillo.

   En el año 1923, el escritor conoció a la actriz polaca Dora Diamant, con la que mantuvo una breve e intensa relación durante su último año de vida. El 3 de junio de 1924 Kafka murió en Kiering, Austria.


La METAMORFOSIS de KAFKA (Resumen) | Draw My Life. 13 dic 2019

Una mañana, Gregorio Samsa se levantó y descubrió que se había convertido en un monstruoso insecto. Te contamos el resumen del clásico 'La Metamorfosis de Kafka'' con dibujos. ¡No te lo pierdas!



La metamorfosis de Franz Kafka: Resumen y análisis. 15 ago 2019

En este vídeo se resume y analiza la obra más importante de Franz Kafka: La metamorfosis. Es una novela corta con una historia simple, pero que requiere ojo en los detalles para abrir caminos a su interpretación. No es una obra de ciencia ficción sino la descripción de hechos absurdos que encierran profundidad a través de un insecto.



    Esta es la portada del libro de Kafka que cayó en mis manos, uno de los primeros libros que compré con mis exiguos ahorros. No tendría más de 12 años. Posteriormente, no tardaron mucho varias novelas de Hermann Hesse, Chejov y otros. Todavía los conservo, algunos de ellos están algo ajados por el paso del tiempo. Leí otros muchos libros en la biblioteca municipal, aunque el lugar donde más viajé por el mundo literario en esos años fue el rincón de la librería Demos que su primer propietario habilitó para mí al final de un largo pasillo. Allí colocó un buen número de ejemplares de literatura juvenil; me decía que me quedara allí el tiempo que quisiera, bueno, al menos hasta que ELA pasara a recogerme, cosa que, afortunadamente, no ocurría todas las tardes. Cuando lo hacía, la frase siempre era la misma: Imagino que los deberes ya están hechos, ¿No?

(Petrus Rypff)


Todo está en los libros

La canción "Todo está en los libros" se la encargó a Munárriz, Fernando Sánchez Dragó para que sirviera de sintonía al programa de televisión "Biblioteca Nacional" que, en 1982, dirigió y presentó en Televisión Española.

(Jesús Munárriz – Luis Eduardo Aute)

El unicornio, Alejandría,

Aldana en Alcazarquivir,

Kim de la India y Samarkanda,

Santa Teresa y Boabdil,

Ítaca, la muralla china,

las minas del rey Salomón,

flores del mal y gatopardos

y caminos de perfección,

todo está en los libros,

todo está en los libros,

todo está en los libros.


Las nieves de Kilimanjaro,

la vida en el Mississippí,

Canterbury, París, Lisboa,

San Juan, Santiago, San Fermín,

las mil y una noches, los Vedas,

Nueva Orleans, Sebastopol,

Venecia, Nápoles, Atenas,

Don Juan, Gargantúa, Hiperión,

todo está en los libros,

todo está en los libros,

todo está en los libros.


Los campos de Soria, la pampa.

la isla del tesoro, el Grial,

Romeo y Julieta, Alejandro,

Sócrates, Don Quijote, Bagdad,

lo que le viento se llevó, Granada,

Buda, Lanzarote, lord Jim,

infiernos, cielos, paradisos,

Carmen, Angélica, Beatriz,

todo está en los libros,

todo está en los libros,

todo está en los libros.


El minotauro, el laberinto,

Hércules, Gárgoris, Sansón,

el capitán Nemo, Platero,

Sherlock Holmes y Guillermo Brown,

Alicia, Nils Holgersson, Pinocho,

Sandokán, Huckleberry Finn,

Scherezada, el judío errante,

la Celestina, Brandomín,

todo está en los libros,

todo está en los libros,

todo está en los libros.

 

7 CANCIONES  basadas en LIBROS que te ENCANTARÁN 

Desde el mítico Bunbury, Joaquín Sabina, Iván Ferreiro hasta Fito Páez y CaféTacuba, esto es ¡7 Canciones en Español Inspiradas en libros que te encantarán!

 

 


1 comentario:

Thomas Verdhell dijo...

Estupendos relatos mitológicos e influencias en la edad media hasta hoy tanto en el arte pictórico como en la literatura e influencias en es rigores tan significativos como "Kafka". 👏👏