sábado, 5 de junio de 2021

LOS 12 RASCACIELOS MÁS ICÓNICOS DEL MUNDO (SEGUNDA PARTE)

 

LOS 12 RASCACIELOS MÁS ICÓNICOS DEL MUNDO (SEGUNDA PARTE)

5 - TORRES GEMELAS PETRONA (KUALA LUMPUR)



   Ambas miden 452 metros de altura, por lo que se les conoce como las Torres Gemelas Petronas. Ubicados en Kuala Lumpur (Malasia) fueron los edificios más altos del mundo desde 1998 hasta 2003, momento en el cual se finalizó la construcción del Taipei 101, en Taiwán, que se erige hacia el cielo hasta los 508 metros. 

 

Las Torres Petronas situadas en Kuala Lumpur son el símbolo de Malasia. Su arquitecto Cesar Pelli diseñó un proyecto basado en acero y vidrio con motivos del arte musulmán.


   Las Torres Petronas,  son dos torres gemelas que se encuentran en Kuala Lumpur (Malasia) cuya construcción comenzó en 1994 y terminó en 1998. Se denominaron las más altas entre los años 1998 y 2003. El Burj Khalifa, en Dubai, al que ya le hemos dedicado un artículo le supera en altura, posicionándose en el edificio más alto del mundo, y las Torres Petronas como las séptimas más altas del mundo. Su altura es de 452 metros distribuidos en 88 pisos. Su estructura se construyó con la flexibilidad del acero y la rigidez del cemento armado, siendo posteriormente trabajadas en acero y vidrio. En su interior encontramos oficinas de la compañía petrolera Petronas y de la empresa Microsoft.

   Su diseño se lo debemos al gran arquitecto argentino César Pelli, que con su diseño consigue evocar motivos del arte islámico, haciendo honor a la herencia musulmana de Malasia. Así usa el diseño geométrico islámico entrelazando cuadrados que van decreciendo en su parte superior, hasta acabar en una estrella de 12 picos, incluyendo un círculo en cada intersección.

   En su construcción participaron trabajadores de distintas naciones que además de trabajo aportaron conocimiento. Dos equipos de trabajo aceleraron la construcción, uno formado por coreanos y otro por japoneses, cada uno a cargo de una torre. Las torres muestran una fachada en forma de diamante tallado y están colmadas de protuberancias de acero inoxidable. El uso de este tipo de acero, refleja la alta tecnología en Malasia, y  ofrece un aspecto tropical bajo el reflejo del sol.

   Ambas torres están coronadas por pináculos de acero que miden 73.5 metros de alto, un ejemplo más de mezcla de lo moderno y lo tradicional.  Y se encuentran unidas por una pasarela de doble altura aérea entre los pisos 41 y 42. El Skybridge es el punto más alto al que pueden acceder los visitantes.

   A los pies de estas torres gemelas encontramos un famoso Centro Comercial el Suria KLCC, un gran parque, un acuario,  y una galería de arte. Hay además un teatro y un centro científico, donde se pueden descubrir los principios de la naturaleza. Visitar estas torres es un destino interesante para todo viajero que quiera disfrutar de una arquitectura impresionante y de las mejores vistas de Kuala Lumpur. Además de ser, como se decia antes, el símbolo de Malasia.


Las Petronas, las torres gemelas más altas del mundo

   Las Torres Petronas son uno de los emblemas de Kuala Lumpur. Así que, en el viaje a la capital de Malasia, no podíamos perdernos su visita y las impresionantes vistas que sus 452 metros brindan. Diseñadas por el arquitecto argentino César Pelli y terminadas en 1998, hasta 2003 fueron los edificios más altos del mundo. A día de hoy sus 88 pisos las convierten en las torres gemelas más elevadas.


   Estas torres evocan motivos tradicionales del arte islámico, haciendo honor a la herencia musulmana de Malasia. La base tenía inicialmente la forma de un octonario o lo que es lo mismo: una estrella de ocho puntas. Pelli utilizó un diseño geométrico islámico en su planta al entrelazar dos cuadrados, de tamaño gradualmente decreciente en la parte superior, la cual está basada en un motivo muy tradicional en la cultura islámica: a las ocho puntas les añadió salientes lóbulos de refuerzo con lo que se logra una estrella de ocho puntas incluyendo círculos (y con esto una estrella de 12 puntas) en cada intersección. La construcción de las torres comenzó en 1992. La estructura básica se tomó de un proyecto no realizado para una torre en Chicago.



12 Curiosidades Sobre Las Torres Petronas

 Entre los datos más relevantes y curiosos de las torres, se encuentran los siguientes:

  • 32 mil ventanas que recubren la fachada de todo el complejo.
  • 78 ascensores (39 por torre).
  • Superficie total de 395 000 m² (contando ambas torres).
  • 88 pisos, con un pasadizo elevado en los pisos 41 y 42.
  • 258 columnas repartidas por todo el complejo.
  • Un total de 32 kioscos.
  • 183 baños repartidos por los dos edificios.

Kuala Lumpur: las torres de Babel

   Malayos, chinos, indios, norteamericanos y algunos europeos conviven en esta urbe vibrante. Si te paras en el mismo lugar durante un tiempo ves crecer los rascacielos. Es la capital de la comida y de las compras.

   Kuala Lumpur es la ciudad de las Torres Petronas pero era una ciudad desconocida hasta hace tan sólo 25 años, no en vano las torres están ahí desde 1998, ni tan siquiera aparecía en el mapa de los lugares mínimamente interesantes para conocer. Hoy es la sexta ciudad más visitada del mundo, por delante incluso de Nueva York, París, Roma, Barcelona o Madrid, según el estudio anual de Euromonitor International. Sin embargo, sigue siendo un destino exótico desde nuestra parte del globo, un destino poco común, pero con muchos atractivos. El primero, más obvio y de agradecer, es la diferencia de 20 grados con el frío invierno europeo. Al salir del refugio térmico que es la terminal del aeropuerto, una caricia de calor invade el maltrecho cuerpo al tiempo que una cortina salvaje de agua sólo deja vislumbrar que el tiempo es caprichoso. Las tormentas duran apenas diez minutos y sorprende ver la cotidianidad de la gente esperando con calma a que escampe.

   Durante el trayecto desde el aeropuerto aparecen imponentes las siluetas de las dos torres, omnipresentes en el paisaje, auténtico punto de referencia visual y existencial. Todo gira en torno a ellas. Los grandes rascacielos están a sus pies (hasta el momento no se permite construir edificios por encima de sus 452 metros). Los centros comerciales más impresionantes del mundo se encuentran alrededor de estas gemelas, las tiendas más exclusivas, los mejores hoteles… El nuestro es el Grand Hyatt , un imponente edificio a 400 metros de las Petronas que lleva dos años funcionando y ya es una referencia en la ciudad. La recepción, en la planta 35, te desarma con la espectacular panorámica, por supuesto, las torres en primer término.

   El malayo se pasa el día comiendo, no es sólo una apreciación personal, se vanaglorian de ello. La comida es una religión más en un país muy religioso. Los puestos de comida ambulante están por todas partes y siempre abarrotados. Se sientan cuatro veces al día para hacer las comidas principales, pero son innumerables las ocasiones en las que pican algo. Por lo menos una vez en cada jornada deben tomar arroz y siempre todo muy picante “si no la vida es aburrida” afirma Zul, el guía.

   Nada más conocerle pensé que era un extremista religioso por las cosas que contaba, pero esa sensación se fue diluyendo al ser testigo de su tolerancia con nuestras costumbres. Zul es musulmán, como Malasia, practica el islam y su documento de identidad lo recoge oficialmente. Las leyes para él son más estrictas que para quienes tienen otras creencias: budistas, hinduistas, confucionistas, taoístas cristianos… El país es una amalgama de nacionalidades, religiones, culturas e idiomas. El principal es el malayo, pero el inglés permite, más o menos, entenderse con todo el mundo. Y allí se entienden todos. Las religiones no parecen una barrera infranqueable.

   La relación entre Estado y religión se diluye con facilidad y resulta más chocante que en los países de Oriente Medio, precisamente porque allí te lo esperas y en Malasia no parece consustancial a un lugar con una naturaleza exuberante y un clima benigno, (especialmente a partir de marzo, cuando termina la época de lluvias). El islam fue introducido en la zona por los mercaderes chinos.

 

Vista de los rascacielos desde la Mezquita Nacional

 

LOS RASCACIELOS RIGEN LA CIUDAD

   Si eres capaz de vencer el vértigo y subirte a un helicóptero para dar un paseo a vista de pájaro, la cosa cambia, las dimensiones también. Desde el pequeño helipuerto del parque del lago Titiwangsa despegas para enfrentarte a tus miedos y descubrir unas panorámicas imborrables. El viaje merece la pena. Una vez más las Torres marcan el paisaje, pero desde el aire es fácil comprobar que hay una gran cantidad de zonas verdes en la ciudad. Entre ellas llama la atención una, el KL Bird Park, una inmensa pajarera de más de ocho hectáreas en la que disfrutar de cientos de especies de aves tropicales en semilibertad. El rey es el hornbill, un acero de plumaje negro y pico anaranjado con una gran protuberancia sobre el pico que le da ese aspecto de cuerno. La convivencia con las aves es demasiado intensa para el visitante, tanto que pueden llegar a comer descaradamente de tu plato si te despistas en el restaurante.

 

Teatro Nacional de Kuala Lumpur sobre el lago Titiwangsa

   No solo allí, en las Cuevas de Batu, a una hora del centro de la ciudad (también se puede ir en metro), los macacos en libertad son los reyes del templo. Un lugar realmente espectacular presidido por una estatua de la deidad hindú Murugan, de 43 metros de altura e hipnótico color dorado. La gigante figura es en realidad el guardián que vigila la entrada de la Cueva de Batu, a la que hay que ascender por una larga y empinada escalera de 272 peldaños para llegar a un inmenso espacio dentro de la montaña con una atmósfera embriagadora y un santuario hindú en su interior.

   En los alrededores del templo varios restaurantes compiten por servir el mejor banana leaf, un plato vegetariano con una base de arroz y varios tipos de verduras servido sobre una hoja de plátano. Muy ligero, eso sí, es imprescindible comerlo con la mano. La derecha para ser exactos. La derecha es para alimentarse y otros actos puros, la izquierda para costumbres más… prosaicas, como lavarse. Es importante no mezclar las dos manos.

 

El templo hindú de las Cuevas de Batu

  A pesar de la riqueza cultural y religiosa que se desprende de la mezcolanza espiritual, hemos de ser sinceros, uno viene aquí movido por razones también más prosaicas. Compras, shopping o como quiera llamarse. Con la mano derecha o la izquierda, o con las dos a la vez. Kuala Lumpur es el paraíso para los amantes de gastar a manos llenas. Será por el ventajoso cambio de la divisa, un euro son 4,5 ringgit malayos, por la cercanía con los grandes centros de producción mundiales, por los bajos impuestos o por el espíritu comercial tradicional de este pueblo, lo cierto es que resulta realmente barato comprar en Kuala Lumpur. Cerca de un 30-40 %. Es como si todos los meses hubiese rebajas.

   Lo saben, son conscientes y lo fomentan. Los centros comerciales son faraónicos. La lista es interminable: Suria, cerca de las torres Petronas; Ampang Park, quizá el primero de los construidos; Great Eastern Mall; Avenue K; Sogo ; Maju Junction, especializado en outlet ; Lot10; Low Yat Plaza; Berjaya Times Square, el mayor de Malasia con más de 700 tiendas; y mi favorito, el Pavilion , en el distrito de Bukit Bintang, tiene 450 tiendas de todo tipo y una oferta gastronómica incomparable. Cuidado porque es fácil perderse dentro.

   También hay tiempo para los mercados más tradicionales como el de Little India en Brickfields, el barrio en el que se cocían los ladrillos con los que se erigió la ciudad y que hoy es el centro del comercio hindú; o el mercado central de Pasar Seni, donde los artesanos ofrecen los batiks, abanicos pintados a mano y las tradicionales máscaras o delicadas piezas de porcelana china.

   Si prefieres el jaleo y el regateo salvaje, date una vuelta por Petaling Street, en Chinatown, el paraíso de la imitación y de la tecnología. Los móviles de última generación se venden en puestos callejeros. De cuando en cuando se acercará a ti algún ciudadano con pinta de bonachón para ofrecerte al oído un smartphone que en Europa cuesta 600 euros por algo menos de 200 al cambio. En tu mano queda.  

 

Restaurante Cantaloupe


   Si no estás agotado, acércate al mercado nocturno de Bangsar Baru, el domingo, abierto hasta las 11 de la noche. Pero si lo que quieres es disfrutar de una buena cena tienes que ir a Cantaloupe, en el complejo de rascacielos Troika diseñado por Norman Foster. Sí, también aquí está presente sir Foster. El restaurante, en el piso 23, tiene las mejores vistas del skyline de la ciudad. Desde su terraza te puedes sentir el amo del mundo. La cocina francesa a cargo de Christian Bauer es sorprendente. Todo un lujo y más en aquella zona del planeta. Es el mejor restaurante de la ciudad y el menú más caro son 100 euros por cabeza. Langosta con ternera, satay de foie, una carrillera que derrite y se derrite. A la altura de la comida está la conversación con Eddie Chew pareja del chef y que dirige el local con una simpatía y un encanto cosmopolita afrancesado. No me sorprende que en este local Moët Hennessy organice la presentación de los nuevos productos para sus propios empleados ni que el diseñador Jimmy Choo se me acerque y se presente mientras tomo un Martini Last Word con Eddie en la barra: “Hola, soy Jimmy”. Ha venido a cenar con tres mujeres occidentales de unos 50 años que ganaron una cena aquí con él. Durante una gala benéfica donaron cada una 10.000 dólares para participar en el sorteo y tener la oportunidad de hacerlo.

   Esto ocurre hoy. Hace 25 años nadie sabía dónde estaba Kuala Lumpur.

 

6 - ONE WORLD TRADE CENTRE (NUEVA YORK)

El One World Trade Center en construcción en septiembre de 2013

   Ser el rascacielos más alto de Estados Unidos no garantiza serlo del mundo. El país precursor en construir edificios de vértigo, cuenta desde 2013 con la torre One World Trade Center el rascacielos más alto de Estados Unidos, con 542 metros. Erigido para reemplazar las Torres Gemelas, abatidas en el ataque de 2001, es el sexto edificio más alto del mundo. Consta de uno de los mejores miradores sobre Nueva York con vistas de 360 grados y un acceso a través de un espectacular ascensor. Cerca del edificio está el National September 11 Memorial & Museum

  

Panorámica de Nueva York con el ONE WORLD TRADE CENTRE y su aguja casi rascando las nubes

   El One World Trade Center (originalmente llamado "Freedom Tower" y "Torre de la Libertad" durante los trabajos de cimentación) es el edificio principal del actual complejo World Trade Center. Ubicado en Lower Manhattan, Nueva York (Estados Unidos). Es el rascacielos más alto del hemisferio occidental y el séptimo rascacielos más alto del mundo, a fecha de abril de 2021. El edificio tiene el mismo nombre que la Torre Norte del World Trade Center original, destruida por completo en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. El nuevo rascacielos se alza en la esquina noroeste del sitio del World Trade Center, de 6,5 ha, ocupando el lugar del 6 World Trade Center original. La torre limita al este con West Street, al norte con Vesey Street, al sur con Fulton Street y al oeste con Washington Street.

   El arquitecto del edificio es David Childs, del estudio Skidmore, Owings & Merrill (SOM), que es conocido por haber diseñado el Burj Khalifa y la Torre Willis. El 27 de abril de 2006 comenzaron los trabajos de construcción para la reubicación de las instalaciones de servicios, equipamientos y cimentación para el nuevo edificio. El One World Trade Center se convirtió en la estructura más alta de Nueva York el 30 de abril de 2012, cuando sobrepasó la altura del edificio Empire State. La estructura de acero de la torre fue coronada el 30 de agosto de 2012. El 10 de mayo de 2013 se instaló el último componente de la aguja, alcanzando una altura total de 541 metros, que equivalen a 1776 pies, cifra simbólica que resulta ser el año de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (4 de julio de 1776). El edificio abrió sus puertas el 3 de noviembre de 2014.

   El 30 de marzo de 2009, la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey comunicó que el edificio sería oficialmente conocido por su nombre legal de «One World Trade Center», en lugar de «Freedom Tower». El rascacielos tiene un total de 94 plantas de altura.

   El nuevo complejo World Trade Center cuenta con otros cinco rascacielos de oficinas a lo largo de Greenwich Street, así como el National September 11 Memorial & Museum, ubicado al sur del One World Trade Center, donde se asentaban las Torres Gemelas. La construcción del nuevo edificio forma parte de los esfuerzos por reconstruir y conmemorar a las víctimas tras la destrucción del complejo original del World Trade Center.


One World Trade Center en construcción. Las luces de color rojo, blanco y azul, simbolizan la bandera estadounidense y fueron temporalmente instaladas para el 10º aniversario de los Ataques Terroristas del 11 de septiembre.

 

La torre, ya terminada. En primer plano la estatua de la libertad.

Megaestructuras: One World Trade Center - (Septiembre 2015) Completado

7 - GRAN TORRE SANTIAGO (SANTIAGO DE CHILE)


   ¿Es buena idea levantar un rascacielos en una de las regiones con más terremotos del mundo? Pues sí cuando se construye con la más moderna tecnología antisísmica. Esta torre se acabó de construir en 2013, tiene 300 metros de altura máxima y es el edificio más alto de todo América latina. Forma parte del complejo Costanera Center y en su azotea hay un mirador habilitado con las mejores vistas sobre Santiago de Chile.

 

La Gran Torre Santiago (erróneamente conocido como Costanera Center)​ es un rascacielos de 300 metros de altura ubicado en la ciudad de Santiago, Chile.​ Es parte del complejo Costanera Center, que comprende un centro comercial, dos hoteles y dos torres de oficinas. La ingeniería estructural de este edificio, fue desarrollada por el ingeniero chileno René Lagos y Asociados Ing. Civiles Ltda, convirtiéndose en la primera edificación chilena en poseer ascensores expresos, que recorren 60 metros en 7 segundos.​

   El diseño del rascacielos estuvo a cargo del arquitecto argentino César Pelli, titular de Pelli Clarke Pelli Architects de Estados Unidos, quedando el diseño del complejo comercial a cargo de Watt International de Canadá y las oficinas de arquitectos Alemparte Barreda y Asociados de Chile. Tiene 62 pisos y 300 metros de altura, posicionándose como el rascacielos más alto de Sudamérica y el segundo más alto de Latinoamérica tras la inauguración de la Torre Obispado en Monterrey, México.​ Es también, la tercera torre más alta del hemisferio sur, después del Queensland Number One (323 m) y el Australia 108 (318 m), ambos de Australia; y la quinta estructura más alta, considerando a la Torre de Sídney (309 m) y la Sky Tower (328 m) de Nueva Zelanda.

   Es una de las megaestructuras del mundo ubicadas en un sector de alto riesgo sísmico, junto a otras tales como Titanium La Portada, ubicada a sólo 500 m de distancia, las torres Reforma Colón, Latinoamericana, Mayor, Ejecutiva Pemex, Torre BBVA, Torre Reforma y Chapultepec Uno de la Ciudad de México, el Taipéi 101 de Taipéi, el U.S. Bank Tower y Wilshire Grand Center de Los Ángeles, el Salesforce Tower de San Francisco California, y el Tokyo Skytree de Tokio.

 

8 - THE SHARD (LONDRES)


   No está entre los cien más altos del mundo; pero, aun así, el Shard de Londres, con 310 metros de altura, merece estar en esta lista. Fue el techo de Europa hasta 2012, cuando fue superado en altura por Torre Ciudad Mercurio en Moscú, que mide 339 metros. Destaca por su planta triangular revestida del vidrio que emerge entre los muelles del Southbank.

 

9 - TORRE REFORMA (CIUDAD DE MÉXICO)


   Se inauguró en 2016 en el sur de la Ciudad de México en el Paseo de la Reforma, la avenida más emblemática de la ciudad. Sus 246 metros de altura pueden llegar a soportar un sismo de hasta 9.0 grados en la escala de Richter, lo cual es todo un consuelo para sus ocupantes.

 

Torre Reforma, el rascacielos más innovador del mundo

   El segundo edificio más alto del país fue condecorado con el Premio International Highrise Award 2018 en Frankfurt, Alemania. Entre los 36 nominados —que incluyen a firmas como Foster & Partners, Renzo Piano Building Workshop y Zaha Hadid Architects— la Torre Reforma, erigida por el arquitecto Benjamín Romano de la firma LBR&A, fue seleccionada como el rascacielos más innovador del mundo, convirtiendo a Romano en el primer arquitecto mexicano en recibir este reconocimiento.

  La Torre Reforma, proyecto de oficinas de 246 metros de altura ubicado en Reforma, en la Ciudad de México, es el único edificio en el país que posee el distintivo LEED Platino por su diseño inteligente que le permite ahorrar 25% más energía que otros edificios a su alrededor y porque para su construcción el 85% de los materiales fueron de origen mexicano.

   Benjamín Romano comenta en una entrevista para el premio que la aportación más importante que otorga la Torre Reforma es que con ella se demostró que no hace falta tirar una casa para construir un rascacielos. Y es que el diseño estructural de la Torre Reforma deja que una casona neogótica de 1929 conviva con el vestíbulo del edificio. A la par, el edificio cumple con las exigencias de seguridad en una ciudad con actividad sísmica y con la normatividad vigente.

   Otro elemento relevante que Benjamín Romano saca a relucir sobre la Torre Reforma es que está libre de columnas en su totalidad, lo que le brinda “una flexibilidad espacial increíble”. Para el arquitecto el rascacielos se asemeja a una columna vertebral humana, porque al igual que en la columna pasan todos los nervios, en el tubo central con dos paredes de cemento y un triángulo hueco en la parte trasera, circula toda la energía que mantiene al edificio.

    Es así que la Torre Reforma, concebida como un libro abierto, retoma las tradiciones prehispánicas de construcción para reinterpretarlas de una forma moderna, razón por la que sobresale entre los edificios que la circundan.

 

10 - CHRYSLER BUILDING (NUEVA YORK)


   El más visitado. El número 32 del ranking mundial lo ocupa el Chrysler de Nueva York. Está considerado como la primera estructura construida por el hombre de más de 300 metros y fue el edificio más alto del mundo de 1930 a 1931, hoy sigue siendo la construcción de ladrillos más alta que existe.



En la imagen, la fachada del rascacielos Chrysler.

El edificio Chrysler, uno de los edificios más emblemáticos de Nueva York, ha sido vendido por sus propietarios, la firma de inversiones emiratí Mubadala y el grupo inmobiliario Tishman Speyer, según informa el diario 'Wall Street Journal'


 El edificio de 77 plantas, considerado una obra maestra de la arquitectura art déco, se ha vendido por 150 millones de dólares (133 millones de euros) al fondo RFR del inversor inmobiliario de Nueva York Aby Rosen y un "socio extranjero no identificado", cita el periódico.  El fondo Mubadala había desembolsado 800 millones de dólares en 2008 para adquirir el 90% del capital del inmueble. Tishman Speyer, quien había comprado todo el edificio por un valor estimado de entre 210 y 250 millones de dólares en 1997 mantenía el 10% restante.

   Esta venta llega en un momento difícil para la oficina de bienes raíces en Nueva York en general, y en Manhattan en particular. El barrio de Hudson Yards, al oeste de Manhattan, contará en breve con 1,6 millones de metros cuadrados de nuevas oficinas y viviendas, reduciendo a la baja el valor potencial de los edificios más antiguos. 


   En la imagen, el sol ilumina el edificio Chrysler al amanecer.

   Otro elemento que puede asustar a los posibles compradores es que el terreno en el que se alza el Chrysler es propiedad de un tercero, la universidad privada Cooper Union. En 1997, Tishman Speyer negoció un contrato de arrendamiento a largo plazo hasta 2147 con la universidad que estipulaba que el alquiler aumentara de 7,8 millones en 2017 a 32,5 millones cada año, desde 2019 a 2027, según reza en documentos consultados por la agencia 

   El Chrysler Building fue diseñado por William Van Alen. Se construyó durante los primeros años de la Gran Depresión. 


En la imagen, un trabajador limpia el suelo del vestíbulo de la parte inferior.


   El nombre se lo debe al fundador del fabricante de coches de Detroit, Walter Chrysler. Se inauguró en 1930, en plena carrera por ser el edificio más alto del mundo. 


En la imagen, interior del vestíbulo principal.

   Con sus 77 pisos, es una obra maestra arquitectónica que fusiona art déco y estética gótica, adornado con águilas de hierro y una aguja que recuerda al peinado de Elsa Lanchester en 'La Novia de Frankestein'.

  

  


A pesar de que el edificio Chrysler no cuenta con restaurante ni mirador, el lujoso vestíbulo de acceso lo compensa con creces. Es el rascacielos más elegante de Manhattan, se inspira en los automóviles de su época, con una decoración de acero que incluye gárgolas que se inspiran en los adornos habituales en los capós de los coches antiguos. 

 Las mejores vistas del Chrysler se obtienen en la esquina entre la Tercera Avenida y la calle 44, desde donde se aprecian el esbelto perfil del edificio, las gárgolas y la aguja.


 

11 - CUATRO TORRES (MADRID)

    

A este parque empresarial junto al paseo de la Castellana de Madrid se le conoce como Cuatro Torres Business Area. Por supuesto, el nombre hace referencia a las cuatro torres que lo configuran y que son en la actualidad los edificios más altos de España. Los cuatro gigantes son: la Torre Cepsa, la Torre PwC, la Torre Espacio y la Torre de Cristal, ésta última en concreto, es el rascacielos más alto de España, con 249 metros de altura.





Las Cuatro Torres representan la parte más moderna y futurista de Madrid. Su construcción comenzó en 2004 y fueron inauguradas entre finales de 2008 y principios de 2009.


   Las Cuatro Torres de Madrid son los cuatro rascacielos más altos de España. El nombre oficial del complejo es Cuatro Torres Business Area (CTBA) y se encuentra en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid. Además de los cuatro imponentes rascacielos que coronan el skyline de Madrid, este gran espacio financiero cuenta con parques, jardines y fuentes.

Torre Cepsa: Es el edificio más alto de España con 250 metros de altura. Además de ser el rascacielos más alto de los cuatro, la obra de Norman Foster es el edificio que posee una arquitectura más sorprendente. En un principio este impresionante rascacielos fue adquirido por Caja Madrid en 2007.

 
La Torre PwC: Es la única de las cuatro torres construida por arquitectos españoles: Carlos Rubio Carvajal y Enrique Álvarez-Sala Walter. Tiene una altura de 236 metros. En esta torre se encuentra uno de los hoteles más lujosos de Madrid, el Eurostars Madrid Tower. El hotel ocupa hasta la planta 31, teniendo en las dos últimas plantas un lujoso restaurante panorámico.

Torre de CristalConstruida por el mismo arquitecto que las Torres Petronas de Kuala Lumpur, César Pelli, la Torre de Cristal es la segunda más alta de las cuatro torres con 249 metros de altura. En la cumbre alberga un curioso jardín de 600 metros cuadrados. 

Torre EspacioCon más de 230 metros de altura y 57 plantas, la Torre Espacio es un edificio destinado a albergar oficinas de importantes empresas y diversas embajadas.

La quinta torreConocida como la torre Caleido, la quinta torre fue construida años después que sus vecinas. El edificio cuenta con 38 pisos y es la construcción más baja de las 5 torres a pesar de contar con 180 metros de altura.

 

12 - TAIPEI 101 (TAIWÁN)


  No es el más alto de China; pero sus 508 metros de altura son suficientes para situarlo como el octavo del mundo. Lo que sí es que se trata del rascacielos ecológico más alto del mundo. Además, su diseño es uno de los más espectaculares de los últimos tiempos. Su nombre hace referencia a los pisos que lo estructuran y tiene multitud de simbolismos.

 

Uno de los edificios más inteligentes del mundo: Taipei 101, Taiwán

   El edificio más alto de Taiwán también es el más verde. La llamativa estructura, que se asemeja a pagodas apiladas que se elevan sobre la ciudad, fue diseñada para representar la fusión de la cultura tradicional asiática y la tecnología moderna.

   El edificio fue diseñado por CY Lee & Partners Architects y contiene oficinas, un centro comercial, restaurantes, una plataforma de observación y uno de los ascensores más rápidos del mundo. La torre es propiedad de Taipei Financial Center Corporation, y originalmente se llamaría Taipei World Financial Center, antes de ser renombrada por su diseño de 101 pisos.

   El exterior se compone de 8 segmentos de historias 8, ya que se cree que el número traerá suerte financiera a la cultura china. También hay grandes estructuras circulares en cada lado que simbolizan antiguas monedas chinas. El amortiguador de la torre funciona como un péndulo para compensar el movimiento.

Una torre alta a prueba de terremotos

   Taiwán con frecuencia experimenta vientos huracanados y terremotos. A una altura de 1,667 ft, ​​y compuesto por 101 overground y 5 pisos subterráneos, Taipei 101 presentó un desafío único para los arquitectos e ingenieros para hacer que esta superestructura sea resistente al clima extremo.

  El marco de la torre presenta toneladas de elementos de acero y 118.000 conexiones, relleno de cemento de alta resistencia dentro de las columnas clave y un complejo sistema de cimentación profunda. La base está reforzada por 380 pilas a una profundidad de 262ft en el suelo y 98ft en la roca.

  En el núcleo del edificio, una compuerta de 660 toneladas cuelga suspendida del 92nd al 8th piso que contrarresta los efectos de los fuertes vientos. El amortiguador se balancea como un péndulo, y cuando el amortiguador se mueve significativamente, desvía el movimiento del edificio a su alrededor, manteniendo la torre estacionaria. Se cree que la esfera del amortiguador es la más grande del mundo, con un diámetro de 18 pies.

   Los desarrolladores también trabajaron con la altura del Taipei 101 para crear uno de los ascensores más rápidos del mundo. Viaja a 37.7 mph, transportando pasajeros del 5th al 89th piso en 37 segundos.

   El color azul verdoso y la forma del edificio se asemejan a las plantas de bambú autóctonas de Taiwan. Pero este elemento de diseño fue creado para ser más que estético. Los muros cortina de vidrio verde de doble pared del Taipei 101 son altamente reflectantes y bloquean el 50% del calor solar.

   En 2011 Taipei 101 fue galardonado como el "edificio verde más alto del mundo" por LEED, y aún se mantiene en este galardón. Esto se logró después de trabajar con Siemens Building Technologies, quien modernizó la torre con sus ofertas de sostenibilidad más avanzadas. El sistema de monitorización y control de energía regula el sistema de enfriamiento y ha creado ahorros anuales de 2,995 toneladas de emisiones  de CO2 a partir del uso de electricidad, gas y petróleo.

  Además de ahorrar energía, las unidades de aire acondicionado estratégicamente ubicadas de la torre monitorean el nivel de CO2 dentro del edificio. Si el CO2 en el aire supera un nivel establecido, se extrae aire del exterior del edificio para mejorar el flujo de oxígeno. Como resultado, el nivel de CO2 en Taipei 101 es en promedio 600 partes ppm, significativamente más bajo que el estándar nacional de Taiwán de 1,000 ppm.


¿Qué podemos aprender de Taipei 101?

   Esta torre taiwanesa fue uno de los primeros edificios de Supertall que trabajaban por la sostenibilidad antes de convertirse en "cool". Los propietarios del edificio han seguido desarrollando sus credenciales medioambientales y adoptando las últimas innovaciones. Un edificio que lucha contra los elementos a la vez que ahorra energía y mejora el bienestar del espacio de trabajo es muy inteligente.



------------

 

   Históricamente, siempre hemos querido ir más arriba. Y hasta que la humanidad logró volar, se contentó con subir a lo más alto. De ahí que pronto comenzáramos a construir torres que tuvieron la función de defensa y vigilancia; pero también fueron monumentales, símbolos de poder e, incluso, mitológicas. Ahí está, tal vez como primer rascacielos, la torre de Babel en la Biblia. Pero no fue hasta principios del siglo XX que técnica y materiales permitieron rozar el cielo y ocupar, por primera vez en la historia, las ciudades, no en horizontal sino en vertical. Y eso ocurrió en Chicago.

 

LOS ORÍGENES DE LOS RASCACIELOS

    Fue en los años 80 del siglo XIX cuando en Chicago comenzaron a escasear los terrenos para construir. Entonces surgió la idea: ¿Por qué no construir en vertical para aprovechar mejor el espacio? El primer edificio pensado como rascacielos fue el Home Insurance Building, diseñado por el estadounidense William Le Baron Jenney. Se comenzó a construir en 1884 y se tardó un año en levantar sus diez plantas, ¡la friolera de 42 metros de altura!

  Si bien fueron originarios de Chicago, los rascacielos fueron perfeccionados en Nueva York, de tal forma que la ciudad pasó a ser famosa por ellos. Curiosamente, bastó sólo unos pocos años para que los rascacielos pasaran a formar parte del imaginario literario. Fue Henry B. Fuller el primer escritor en escribir una novela ambientada en Chicago con un rascacielos como escenario: The Cliff-Dwellers. En seguida, estos altos edificios captaron la atención de todos y se convirtieron rápidamente en símbolos de futuro y prosperidad.

   Desde entonces, los rascacielos se han convertido en el edificio icónico de las ciudades y no hay skyline urbano que se precie en el que no destaque alguno de estos gigantes de acero y hormigón. Pero, hoy los rascacielos ya no son sólo patrimonio de Chicago o Nueva York. Los hay por todas partes y, de hecho, es Hong Kong la ciudad en la que podemos encontrar mayor cantidad. Además, como si fueran un indicador de las tendencias geopolíticas del nuevo siglo, la mayor cantidad de los rascacielos construidos en Hong Kong se han levantado en la última década.

   Así, tras los más de 800 metros del gigantesco y bello Burj Khalifa de Dubai se abre una inmensa lista de construcciones altísimas que da la vuelta al mundo y se detiene sobre todo en países asiáticos y en los Emiratos Árabes. Los grandes iconos americanos de principios del siglo XX han empequeñecido en altura, pero no en interés ni en belleza. Aquí mostramos algunos los grandes fenómenos arquitectónicos de los últimos siglos. 

¿QUÉ EDIFICIO SERÁ EL MÁS ALTO EN EL FUTURO?

   Esta lista tendremos que actualizarla entre 2010 y 2020 que es cuando se prevé que se terminará de construir el Dubai Creek Tower, que se prevé superará los 1.300 metros de altura, y la gigantesca Torre Yeda (Jeddah Tower en Arabia Saudí), diseñada por Adrian Smith y Gordon Gill Architecture y que alcanzará 1.007 m. Serán las torres más altas jamás construidas y dejarán muy atrás al Burj Khalifa y su actual récord de 828 m. En el terreno de lo teórico, hay una meta más ambiciosa: la Sky Mile Tower de Tokio, un edificio diseñado para ser ocupado por unas 55.000 personas y que tendría 1.700 metros de altura.


Así sería la Sky Mile Tower de Tokio, la torre más alta del mundo


Jeddah Tower, estado en 2019

   La Jeddah Tower o Torre Yeda, llamada Kingdom Tower (en árabe, برج المملكة‎ Burj al-Mamlaka), es un rascacielos en construcción ubicado en Yeda, Arabia Saudí.​ El proyecto se anunció el 2 de agosto de 2011 y está dirigido por el arquitecto estadounidense Adrian Smith —quien también diseñó el Burj Khalifa, el actual rascacielos más alto del mundo—. A pesar de que las obras de la Jeddah Tower están paralizadas, hoy en día es el rascacielos más alto en construcción.

   En un principio, la construcción se proyectó en 1 600 metros de altura, pero en mayo de 2008 los datos arrojados por los estudios del suelo revelaron que no sería posible, por lo que se redujo a 1 000 metros. Será de planta triangular, con el objetivo de soportar mejor las fuerzas ejercidas por los vientos. La preparación del terreno se inició en enero de 2012, mientras que su construcción comenzó el 25 de junio de 2013.





Dubai Creek Tower: el edificio más alto del mundo

    Con un nuevo proyecto de altura mega, Dubai pretende vencer en la competición de albergar el edificio más alto del mundo. Cuando se finalizaron los 828 metros de altura del Burj Khalifa en 2010, Arabia Saudí comenzó la construcción de la Jeddah Tower que, una vez completada, tendrá una altura de 1.007 metros. La respuesta de Dubai es la Creek Tower. Los pilotes de 75 metros de profundidad para su cimentación ya están insertados y se espera la finalización de la torre en 2020.

 

View of Dubai Creek Harbour Foundation by EMAAR 

    El promotor EMAAR habla oficialmente de una altura de solo 828 metros, pero se puede anticipar que, si se terminase la Jeddah Tower antes, Creek Tower devolverá el título del edificio más alto del mundo a Dubái, ya que, según fuentes no corroboradas, la altura final de la Creek Tower será de 1.300 metros.

   El diseño es del arquitecto e ingeniero español-suizo Santiago Calatrava y será la pieza central del desarrollo de Dubai Creek Habour, un nuevo centro urbano con un macro centro comercial. Su horizonte se encuentra en la otra orilla de Dubai Creek. Se dice que la forma de la torre está inspirada en la forma de un lirio del desierto, pero la torre se parece más a un cohete listo para despegar después de liberar sus cables anclados.


Dubai Creek Tower Night Visual – AUTHOR: EMAAR

   Su perímetro a partir de cierto punto se va reduciendo, pero a partir de los 800 metros vuelve a crecer en espesor hasta convertirse en una flor, en lugar de una cabeza de cohete, y permite el uso de unas 30 plantas. Junto a varios miradores, restaurantes y un hotel boutique, se habla de la mezquita más alta del mundo. Esto permitiría llegar un poco después a los oradores de tarde ya que el sol se pone unos minutos más tarde a 1.000 metros de altura. 

¿Listo para la EXPO 2020?

   Dubai siempre ha tenido suerte con sus megaproyectos iconográficos. Sin lugar a dudas, la Dubai Creek Tower será la nueva joya de la corona en el horizonte de los Emiratos una vez terminada.

 


Creek Tower and Burj Khalifa emergiendo sobre las nubes

   La fecha de finalización anunciada para la EXPO 2020 parece ser cuestionable. Pero con encofrados deslizantes, sería posible alcanzar coladas de hormigón de más de 3,5 m de altura por día. Tras la finalización de su cimentación, que ciertamente se ha tragado un porcentaje considerable del costo total del proyecto de mil millones de dólares estadounidenses, ahora todo el mundo está emocionado de ver cómo la torre finalmente va creciendo.

 

Dubai Creek Tower: Esta es la estructura más alta jamás creada

   Es el momento de conocer la Dubai Creek Tower, siendo la estructura más alta jamás creada a lo largo de la historia. Te contamos todos los detalles al respecto.

 

Panorámica de Dubái

 Laura Hernández – Madrid. 31.03.2021

   Hasta el momento, la estructura más alta del mundo la podíamos encontrar en Dubái. Estamos hablando del conocido Burj Khalifa, que cuenta con 828 metros. Una altura verdaderamente espectacular, pero que se ha quedado bastante corta si lo comparamos con la nueva torre construida también en esta ciudad. Hablamos de la Dubai Creek Tower.

   Estamos hablando de una torre de observación, que no sólo ha conseguido superar los 828 metros del Burj Khalifa, sino que ha ido mucho más allá. Y es que la Dubai Creek Tower llega a tener una altura final de unos 1.300 metros, aproximadamente, así como 210 pisos. ¡Espectacular!

   En Dubái también podemos encontrar el centro comercial más grande de todo el mundo, pero también el espectáculo de fuente más grande del planeta, así como el hotel más alto. ¡Pero no todo queda ahí!, también encontramos la torre rascacielos más alta. De ahí que no sea de extrañar que se quiera superar ese récord. Cabe destacar que el arquitecto de esta nueva torre es español, y se llama Santiago Calatrava.

   En el año 2018, la construcción de esta histórica obra arquitectónica llegó a ser noticia. Y todo por la finalización de la cimentación de hormigón ya que, según confirmó Europa Press, tuvo unos 20 metros de grosor y 50.000 metros cúbicos de hormigón. Algo que, desde luego, no dejó indiferente a nadie.

  Con estos datos, sabemos que solamente la cimentación de la propia torre llega a tener un peso de unas 120.000 toneladas. Es decir, llega a tener el mismo peso de la conocida torre CN ubicada en Canadá. Por si fuera poco, también se han llegado a utilizar, aproximadamente, 16.000 toneladas de acero con el fin de reforzar esa estructura, sería dos veces el peso de la mismísima Torre Eiffel de París. Por lo tanto, no es ningún secreto que la Dubái Creek Tower es una de las obras arquitectónicas más espectaculares de los últimos tiempos. Va más allá de lo racional, en todos los aspectos.


No hay comentarios: