martes, 15 de junio de 2021

HISTORIA DEL ESPIONAJE - SEGUNDA PARTE

 


HISTORIA DEL ESPIONAJE - SEGUNDA PARTE

   Hace miles de años que los espías intentan descubrir información secreta. la mayoría de los espías trabajen para los gobiernos: investigan los secretos de enemigos, declarados o posibles, y deben mantener el secreto sus actividades; a lo largo de los siglos los espías han inventado ingeniosas maneras de encubrir su trabajo.

Antiguos espías (1274 a.C.)

   Alguno de los primeros espías actúan durante la guerra entre los antiguos egipcios y el imperio hitita. Los hititas envían gente disfrazada para dar información falsa a los egipcios con la intención de que caigan en una emboscada.


Ramsés II en la batalla de Qadesh, bajorrelieve en el templo de Abu Simbel.

   La batalla de Qadesh tuvo lugar entre las fuerzas del Imperio Nuevo de Egipto, gobernado por Ramsés II, y el Imperio hitita, gobernado por Muwatalli II, en la ciudad de Qadesh, en el río Orontes, en las proximidades del lago de Homs, cerca de la frontera de Siria con el Líbano.​ La batalla está datada generalmente hacia el 1274 a. C. por la cronología egipcia.​ Es la primera batalla de la que se conservan registros históricos detallados de las formaciones y de las tácticas. Se cree que fue la mayor batalla de carros jamás librada, habiendo participado entre 5000 y 6000 carros.

  Como resultado de las múltiples inscripciones de Qadesh, es la batalla mejor documentada de la Antigüedad. Los hititas atacaron primero y estuvieron a punto de derrotar a los egipcios, aunque gracias al mando de Ramsés II los egipcios lograron contrarrestar el ataque y la batalla acabó en un empate.​ Tras esto, Ramsés II y Hattusili III firmaron el primer tratado de paz de la historia. Fue el último gran acontecimiento militar de la Edad del Bronce.

Fecha: Finales de mayo del 1274 a. C.​

Lugar: Valle del río Orontes, cerca de Qadesh (actual Kinza, Siria)

Resultado: Ambos bandos reclaman la victoria​. Táctico: victoria pírrica egipcia. Estratégico: victoria hitita (fin de la campaña de Ramsés II y de la invasión del Imperio hitita)​


El arte de la guerra (Siglo V a. C.)

En el libro El arte de la guerra el antiguo general chino Sun Tzu advierte de que el espionaje es necesario para la guerra. el uso de espías permite concer al máximo al enemigo y sus planes de batalla.


Copia de El arte de la guerra de Sun Tzu, manuscrito en tablilla de bambú.


Primeros códigos (431-404 a.C.)

   Para evitar que el enemigo lea sus comunicaciones durante la guerra del Peloponeso, los espartanos inventan la escitala, uno de los sistemas primigenios para cifrar y descifrar mensajes secretos.


Una escítala (griego: skytálē) es un sistema de criptografía utilizado por los éforos espartanos para el envío de mensajes secretos. Está formada por dos varas de grosor variable (pero ambas de grosor similar) y una tira de cuero o papiro, a las que ambas se puede denominar escítala. Se entregaban a los participantes de la comunicación. Para enviar un mensaje se enrollaba una cinta de forma espiral a uno de los bastones y se escribía el mensaje longitudinalmente, de forma que en cada vuelta de cinta apareciese una letra de cada vez. Una vez escrito el mensaje, se desenrollaba la cinta y se enviaba al receptor, que sólo tenía que enrollarla a la vara gemela para leer el mensaje original. Podemos encontrar una descripción del procedimiento en la obra de Plutarco, Vida de Lisandro.

   La guerra del Peloponeso (431 a. C.-404 a. C.) fue un conflicto militar de la Antigua Grecia que enfrentó a las ciudades formadas por la Liga de Delos (encabezada por Atenas) y la Liga del Peloponeso (encabezada por Esparta).

   Tradicionalmente, los historiadores han dividido la guerra en tres fases. Durante la primera, llamada la guerra arquidámica, Esparta lanzó repetidas invasiones sobre el Ática, mientras que Atenas aprovechaba su supremacía naval para atacar las costas del Peloponeso y trataba de sofocar cualquier signo de malestar dentro de su Imperio. Este período de la guerra concluyó en 421 a. C., con la firma de la Paz de Nicias. Sin embargo, al poco tiempo el tratado fue roto por nuevos combates en el Peloponeso lo que llevó a la segunda fase. En 415 a. C., Atenas envió una inmensa fuerza expedicionaria para atacar a varios aliados de Esparta. La expedición ateniense, que se prolongó del 415 al 413 a. C., terminó en desastre, con la destrucción de gran parte del ejército y la reducción a la esclavitud de miles de soldados atenienses y aliados.

   Esto precipitó la fase final de la guerra, que suele ser llamada la guerra de Decelia. En esta etapa, Esparta, con la nueva ayuda de Persia y los sátrapas (gobernadores regionales) de Asia Menor, apoyó rebeliones en estados bajo el dominio de Atenas en el mar Egeo y en Jonia, con lo cual debilitó a la Liga de Delos y, finalmente, privó a Atenas de su supremacía marítima. La destrucción de la flota ateniense en Egospótamos puso fin a la guerra y Atenas se rindió al año siguiente.

   La guerra del Peloponeso cambió el mapa de la Antigua Grecia. Desde un punto de vista helénico, Atenas, la principal ciudad antes de la guerra, fue reducida prácticamente a un estado de sometimiento, mientras Esparta se establecía como el mayor poder de Grecia. El costo económico de la guerra se sintió en toda Grecia; un estado de pobreza se extendió por el Peloponeso, mientras que Atenas se encontró a sí misma completamente devastada y jamás pudo recuperar su antigua prosperidad.​ 

  La guerra también acarreó cambios más sutiles dentro de la sociedad griega; el conflicto entre la democracia ateniense y la oligarquía espartana, cada una de las cuales apoyaba a facciones políticas amigas dentro de otras ciudades estado, hizo de las guerras civiles algo común en el mundo griego. Mientras tanto, las guerras entre ciudades, que originariamente eran una forma de conflicto limitado y formal, se convirtieron en luchas sin cuartel entre ciudades estado que incluían atrocidades a gran escala. La guerra del Peloponeso, que destrozó tabúes religiosos y culturales, devastó extensos territorios y destruyó ciudades enteras, marcó el dramático final del dorado siglo V a. C. de Grecia.​


Maestros de la infiltración (1467-1603)

   Con sigilo y rapidez, los shinobi (conocidos después como ninja) son los agentes secretos de los poderosos caudillos japoneses. Espían, sabotean y asesinan para lograr sus objetivos.

Shuriken: Estrellas ninja, pueden lanzarse contra un enemigo o usarse en la mano a modo de arma blanca.





En la historia de Japón, los ninja (忍者? ninja) o shinobi (忍び?) eran un grupo de mercenarios entrenados especialmente en formas no ortodoxas de hacer la guerra, en las que se incluía el asesinato,​ espionaje,​ sabotaje,​ reconocimiento y guerra de guerrillas, con el afán de desestabilizar al ejército enemigo, obtener información vital de la posición de sus tropas o lograr una ventaja importante que pudiera ser decisiva en el campo de batalla.

   Para sus propósitos utilizaban una amplia gama de armas y artefactos como espadas, cadenas o incluso cerbatanas además de ser expertos en la preparación de venenos, pócimas y explosivos. Del mismo modo, eran entrenados en el uso del «arte del disfraz», que utilizaban a menudo para pasar desapercibidos dependiendo de la situación imperante en el lugar en el que se tuvieran que introducir, además de usar armaduras ligeras para las batallas.


Primera red de espías (1573):

Frances Walsingham se convierte en el secretario principal y maestro de espías de la reina Isabel I de Inglaterra. Walsingham crea una red de espías con el objeto de descubrir tramas para derrocar a la reina.


Sir Francis Walsingham - Retrato  1585 , atribuido a John de Critz el Viejo

 Walsingham hacía torturar a los conspiradores para que confesaran sus tramas.

   Sir Francis Walsingham (1532 - 6 de abril de 1590) fue secretario principal de la reina Isabel I de Inglaterra desde el 20 de diciembre de 1573 hasta su muerte, es recordado popularmente como su "maestro de espías". Nacido en una familia de la nobleza bien conectada, Walsingham asistió a la Universidad de Cambridge y viajó por Europa continental antes de emprender una carrera en derecho a la edad de veinte años. Protestante comprometido , durante el reinado de la reina católica María I de Inglaterra se unió a otros expatriados en el exilio en Suiza y el norte de Italia hasta la muerte de María y el ascenso de su media hermana protestante, Isabel.

   Walsingham surgió de la relativa oscuridad para convertirse en uno de los pequeños círculos que dirigían el estado isabelino , supervisando la política exterior, interior y religiosa. Se desempeñó como embajador inglés en Francia a principios de la década de 1570 y fue testigo de la masacre del Día de San Bartolomé. Como secretario principal, apoyó la exploración, la colonización, el uso de la fuerza marítima de Inglaterra y la plantación de Irlanda. Trabajó para unir Escocia e Inglaterra. En general, su política exterior demostró una nueva comprensión del papel de Inglaterra como potencia protestante marítima con lazos comerciales intercontinentales. Supervisó operaciones que penetraron en la preparación militar española, reunió información de inteligencia de toda Europa, interrumpió una serie de complots contra Isabel y aseguró la ejecución de María, reina de Escocia .


Ocultos a simple vista (1585):

   Finaliza la redacción del Códice florentino, que revela que los mercantes aztecas, los pochtecas, a menudo ejercían de espías. Sus grandes viajes les convierten en candidatos perfectos para esta tarea, ya que pueden descubrir mucho sobre el imperio azteca.


Cabinet noir (1628): 

   El cardenal Richelieu, primer ministro del rey Lis XIII de Francia, funda el Cabinet Noir ("Cámara Negra"). Este servicio de inteligencia francés intercepta las cartas que se envían los nobles franceses para detectar cualquier amenaza para el rey.



“Las  conspiraciones en el estado se han vuelto difíciles, porque desde la invención de las publicaciones, todos los secretos particulares están en manos del público.  »

- Montesquieu, El ascenso y la caída de los romanos , cap. 21. 


 El tema es grave, muy grave, ya que se trata de la violación del secreto de las letras, villanía que se perpetúa durante siglos en el silencio y la impunidad. Así que prepárate para descubrir la oscura historia del Gabinete Negro, un servicio de espionaje alojado en secreto en la Oficina de Correos, donde desconocidos funcionarios del gobierno hicieron un trabajo sucio.

   Desde que se remontan los primeros intercambios epistolares, ha habido personajes siniestros para extraer contenido privado de forma fraudulenta. El historiador griego Polibio ya se quejaba de que su correspondencia había sido interceptada. Y el anciano inteligente, como otros antes que él, tuvo que recurrir a la criptografía, este arte de la correspondencia mediante signos o figuras incomprensibles para los no iniciados; para que nadie venga a meter la nariz en sus pequeños asuntos. Pero en la antigüedad, como en la Edad Media, el servicio postal regular tal como lo conocemos hoy no existía. Se confiaban cartas al portero de su casa o a viajeros y carreteros que recorrían las provincias y se dirigían al destino deseado. Las rupinas, por su parte, mantenían a jinetes o mensajeros a pie que, ágiles, transportaban sus misivas lo más rápido posible. Todavía podríamos apelar a los "pequeños mensajeros de la Universidad", portadores de cartas destinadas a los estudiantes y que, de vez en cuando, por un módico precio, accedían a llevar su carta.

   La creación del primer servicio de correos a caballo en el reino de Francia se remonta a Luis XI. Los jinetes del rey se encargaban de transportar los despachos de Su Majestad, sus oficiales y sus embajadores, pero los pecores, en ese momento, podían rascarse. Por otro lado, ¡el servicio postal en ese momento tampoco era muy tonto! En un edicto sobre las oficinas de correos (1464), Luis XI estipuló muy claramente que cualquier correo transportado a través de Francia por los jinetes del establo del rey debía ser inspeccionado para asegurarse de que no contenía nada que pudiera atacar al rey o ir en contra de sus edictos y ordenanzas.   



 En 1603, Enrique IV creó el Correo y organizó la centralización de todos los correos del reino -o casi- en las oficinas de correos para que nada escape a la vigilancia del General de Correos al frente de la institución. 

   Por supuesto, en ese momento, tuvimos cuidado de no decirle a la buena gente que la correspondencia íntima que confiaban inocentemente a la Oficina de Correos podía, a gusto, ser interceptada, abierta y leída sin el menor escrúpulo. Y eso es muy desagradable. Pronto daremos el nombre de Cabinet du secrecy des posts o  Cabinet noir a esta oscura oficina de correos donde, fuera de la vista, se violaba impunemente el secreto de la correspondencia.


Tinta simpática (1778):

La red de espías conocida como el Círculo Culper (Anillo Espía Culper), organizada por un comandante norteamericano, usa tinta simpática o invisible para escribir mensajes ocultos. Esta tinta ayuda a los norteamericanos a comunicarse secretamente en la guerra de Independencia.



Benjamin Tallmadge por Ralph Earl


El coronel Benjamin Tallmadge , líder de Culper Ring, en un retrato de 1790 con su hijo William

   The Culper Ring fue una red de espías de la Guerra Revolucionaria Estadounidense, organizada por el Mayor Benjamin Tallmadge y George Washington , creada en 1778 durante la ocupación británica de la ciudad de Nueva York . El nombre "Culper" fue sugerido por George Washington , tomado del condado de Culpeper, Virginia. Los dos líderes fueron Abraham Woodhull y Robert Townsend, usando los seudónimos de "Samuel Culper Sr." y "Samuel Culper Jr.", respectivamente; Tallmadge era conocido como "John Bolton".

  Mientras Tallmadge era su contacto directo, Washington a menudo dirigía sus operaciones. Su tarea consistía en proporcionar a Washington información sobre las operaciones del ejército británico en la ciudad de Nueva York , el cuartel general británico. Sus miembros operaron principalmente en la ciudad de Nueva York, Long Island y Connecticut , comenzando a fines de octubre de 1778, hasta la Evacuación británica de Nueva York en 1783.

   La información que proporcionaron incluía detalles de un ataque sorpresa contra las fuerzas francesas recién llegadas al mando del teniente general Rochambeau en Newport, Rhode Island , antes de recuperarse de su arduo viaje por mar. Otro fue un plan para falsificar moneda estadounidense en el papel real utilizado para los dólares continentales , lo que llevó al Congreso Continental a retirar las cuentas.

   El anillo también informó a Washington que el ataque Tryon de julio de 1779 tenía la intención de dividir sus fuerzas y permitir que el teniente general Sir Henry Clinton los atacara poco a poco. En 1780, descubrió que un oficial estadounidense de alto rango, más tarde identificado como Benedict Arnold, estaba conspirando con el mayor británico John Andre para transformar el fuerte estadounidense de vital importancia en West Point, Nueva York en el río Hudson y entregar su guarnición a las fuerzas británicas. 

   Entre las técnicas que usaba el Anillo para transmitir información se encontraban mensajes codificados publicados en periódicos y tinta invisible, denominada mancha simpática, para escribir entre líneas de lo que parecían ser letras típicas. En los primeros meses de funcionamiento del Anillo, se vieron obligados a confiar en tácticas crudas para ocultar su información antes de que una compleja red de códigos y tinta invisible fueran accesibles y, por lo tanto, dependieran de una pequeña cantidad de códigos para la memoria. Woodhull usó los códigos 10 (Nueva York), 30 y 40 (Post Riders) y 20 (Setauket) en su primera carta de correspondencia. 

   Tallmadge se dio cuenta de la importancia de crear un libro de códigos para aumentar su vocabulario. En julio de 1779, completó diccionarios de bolsillo con listas de verbos, sustantivos, personas y lugares con su número de código correspondiente. Los diccionarios se entregaron a Washington, Woodhull, Townsend y al propio Tallmadge para asegurarse de que no cayeran en manos enemigas. Con el uso de códigos, las letras eran muy complejas y requerían mucho esfuerzo para escribir y comprender. El libro de códigos era la forma de Washington de asegurarse de que los espías de Culper Ring tuvieran más apoyo y operaran en mayor secreto que los espías continentales anteriores, tal vez con Nathan Hale en mente. Tallmadge, Woodhull y Townsend recibieron nombres y números de código, junto con Washington, Brewster, Roe y Rivington. El número de código de Washington era 711.

 Corke escribió informes de inteligencia a Tallmadge con tinta invisible o le informó verbalmente. Mahoney afirma que Washington y Tallmadge consideraban a Corke un recluta valioso para el Anillo Culper.

Nueva tecnología (1860):

   La invención de la fotografía y el telegrama hac surgir nuevos métodos de  espionaje durante la guerra de Secesión de Estados Unidos. Los espías fotografían defensas y campos militares, e interceptan telegramas.

Descifrado (1914-1945):

   Durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial la tecnología de la comunicación cada vez es más compleja y se crean máquinas de cifrado. Por ello mejorar las técnicas de descifrado es crucial para desencriptar los mensajes secretos. La máquina Enigma, usada por Alemania para codificar  sus mensajes fue contrarrestada  por la tecnología aliada y con ello  se favoreció la victoria en la Segunda Guerra Mundial.



máquina Enigma


Primeras agencias modernas de espionaje (1940-1942):

   En la Segunda Guerra Mundial se crean servicios de inteligencia para ayudar en la guerra, como la Dirección de Operaciones Especiales británica y la Oficina de Servicios Estratégicos de Estados Unidos.


La resistencia francesa (1940):

   En la Francia ocupada por Alemania surgen grupos que sabotean la actividad enemiga. La resistencia mantiene rutas de escape para aviadores yprisioneros fugados, y atenta contra transportes y comunicaciones alemanas. Lo lápices mecha eran mechas para retardar una explosión, para que quien preparaba la bomba pudiera huir antes de la detonación., fueron muy usados en la II Guerra Mundial.


Formación de la CIA (1947):

   Para mejorar la inteligencia tras la Segunda Guerra Mundial y el inicio de la Guerra Fría, Estados Unidos crea a Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), un servicio de inteligencia exterior.


Vigilancia pública (1950):

   En Alemania oriental se forma el Ministerio para la Seguridad del Estado, o STASI. Sus agentes usan una impresionante tecnología, como diminutas cámaras ocultas en elementos cotidianos, para observar a los sujetos.


Formación de la KGB (1954):

La Unión Soviética crea una agencia de Inteligencia, el Comité para la Seguridad del Estado, o KGB, que se convierte en una de las organizaciones de inteligencia más efectivas del mundo.


Videovigilancia (1974):

Las cámaras sirven para controlar el tráfico y la delincuencia, pero también son una gran herramienta para espías y agencias de inteligencia: las usan para seguir los movimientos de cualquier sujeto.

La edad de los espías digitales (Actualidad)

   En un minúsculo lápiz de memoria, o lápiz USB, caben ingentes cantidades de datos; con ellos es más fácil que nunca obtener información secreta y mantenerla oculta. Hoy en día los ataques de hackers logran burlar los métodos de protección más sofisticados de entidades económicas, medios de comunicación y hasta de servicios de defensa nacional de los países más avanzados; a través de virus, troyanos, etc, roban información, inutilizan los sistemas informáticos y con ello consiguen ingentes cantidades de dinero.

-------------

Mata Hari (Espía o Chivo Expiatorio)


Mata Hari 

Información personal

Nombre de nacimiento: Margaretha Geertruida Zelle.

Nacimiento: 7 de agosto de 1876 en Leeuwarden, Países Bajos

Fallecimiento: 15 de octubre de 1917 (41 años) en Vincennes, Francia. Causa de la muerte: Fusilamiento .

Residencia: Indias Orientales Neerlandesas, Venecia, La Haya y Madrid

Familia: Padres: Adam Zelle (sombrerero) y Antje van der Meulen

Cónyuge: Rudolph MacLeod (1895-1903)

Hijos: Norman-John y Jeanne Louise.

Información profesional

Ocupación: Bailarina, espía. Años activa  desde 1916

Seudónimo: Mata Hari y Lady MacLeod

   Margaretha Geertruida Zelle, más conocida como Mata Hari, fue una famosa bailarina, cortesana y espía neerlandesa. Con las danzas brahmánicas y orientales triunfó en Europa. Durante la Primera Guerra Mundial realizó labores de espionaje a favor de Alemania, por lo que fue detenida por las fuerzas francesas, declarada culpable de espionaje y traición, condenada a muerte y ejecutada por fusilamiento el 15 de octubre de 1917 en la Fortaleza de Vincennes. La palabra matahari proviene del idioma malayo y significa “Sol”, y literalmente “Ojo del día”.

Índice

1          Biografía

2          Bailarina exótica y cortesana

3          Espía

4          Juicio

5          Chivo expiatorio

5.1       Ejecución

6          Restos y desclasificación francesa de 2017

7          Polémica sobre su condena

8          La hipótesis de la trampa alemana

8.1       La leyenda

9          Cultura popular

10        Véase también

11        Referencias

11.1     Bibliografía

12        Enlaces externos

 Biografía

   Fue la hija mayor y tuvo tres hermanos varones. Sus padres se divorciaron y la madre falleció un par de años después del divorcio; el padre volvió a contraer matrimonio con Susanna Catharina ten Hoove (1844-1913). Su hija adolescente, que comenzaba a destacar por su belleza, se fue a vivir con su padrino. A los 16 años de edad, Mata Hari (todavía conocida como Margaretha) estudiaba en una escuela especial en donde al mismo tiempo que a las jóvenes se las educaba, se las entrenaba para convertirse en Maestras, y allí se involucró con uno de los directores del plantel, por lo que fue expulsada y se fue a vivir con su tío.

   A pesar de las afirmaciones tradicionales de que Mata Hari tenía ascendencia javanesa, es decir, indonesia, los estudiosos concluyen que no tenía ascendencia asiática ni de Oriente Medio y que sus padres eran neerlandeses. ​ 

   En 1895, respondió a un anuncio del capitán Rudolf MacLeod (1856-1928), un militar 20 años mayor que solicitaba esposa. Tras mantener una breve comunicación por correspondencia, se casaron en Ámsterdam el 11 de julio de 1895, cuando ella estaba a punto de cumplir 19 años. El matrimonio se trasladó a Java, donde había sido destinado MacLeod, y tuvo dos hijos: Norman-John, nacido el 30 de enero de 1897, y Louise Jeanne, nacida el 2 de mayo de 1898. En 1899 los niños enfermaron y Norman-John falleció. Aunque en un principio se creyó que había fallecido de complicaciones por el tratamiento de la sífilis contagiada por sus padres, posteriormente se descubrió que ambos niños fueron víctimas de un envenenamiento en venganza contra Rudolph por sus maltratos a un sirviente nativo, quien envió a su esposa, la doméstica de la casa, a envenenar a la familia. La muerte de este hijo supuso un duro golpe para un matrimonio ya deteriorado. El marido buscó amparo en la bebida. Se dice que esta soledad llevó a Mata Hari a sus primeros contactos con la cultura javanesa, en especial con las danzas folclóricas balinesas y las técnicas amatorias orientales, que le proporcionarían años más tarde fama como cortesana de lujo. 

Bailarina exótica y cortesana

    De vuelta en Europa, la pareja se separó legalmente en Países Bajos el 30 de agosto de 1902, y en 1906 se llevó a cabo el juicio sobre el divorcio y a pesar de tener inicialmente la custodia de su hija, su marido la apartó de ella, según declaró, debido a su libertina vida en la isla. En París en 1903 realizó algunos intentos como modelo desnuda de artistas bajo el nombre de lady MacLeod, que conllevaron un auténtico trauma en su vida por carecer de recursos económicos para vivir, ya que sus ingresos eran muy bajos.

   A finales de 1904 volvió a París, armada de valor y amparada en sus conocimientos orientales. La literatura romántica de evasión de finales del siglo XIX había popularizado una imagen difusa y añorada de la cultura oriental. Aprovechando estas circunstancias, y gracias al largo cabello oscuro y facciones extranjeras heredados de su madre se hizo pasar por una supuesta princesa de Java con el nombre de Mata Hari, que significa Ojo del día en malayo, y debutó en el Museo Guimet propiedad del coleccionista Émile Étienne Guimet el 13 de marzo de 1905, y a partir de allí vivió ejerciendo de bailarina exótica, protagonizando espectáculos de strip-tease que comenzaron a darle cierto renombre. La mentira e imaginación, como salida obligada para superar su penosa situación económica, empezaron a dar sus frutos y a la vista de sus ventajosas consecuencias, pasaron a convertirse en algo habitual. En París hubo un revuelo con auténticas pugnas por conseguir localidades de las primeras filas en sus espectáculos de danza erótica y exótica. Bailaba las danzas sagradas que aseguraba había aprendido con su gente desde su niñez, y usaba unos finos velos translúcidos de los cuales se iba despojando poco a poco durante el acto, hasta quedar vestida únicamente con una malla del mismo color de su piel y las joyas orientales que lucía. Aunque daba la ilusión de que se desnudaba casi completamente, lo cual era el principal atractivo de su número, e incluso ejercía de cortesana, la verdad es que nunca llegaba a mostrar sus pechos. Se colocaba dos cúpulas metálicas enjoyadas sujetas por cadenas, con las que los ocultaba. Fueron muy populares las fotografías publicitarias de sus espectáculos.


   Amparada por el mito que había creado, tuvo romances secretos con numerosos funcionarios militares e incluso políticos de alto nivel, y en general, con la alta sociedad. Para 1910, habían surgido muchas imitadoras, y aunque su fama y la de sus espectáculos crecía, la verdad es que iba perdiendo sus encantos físicos; la edad y el cambio físico que esto conlleva hizo que se centrara más en las labores de cortesana como forma de sustento.

   Por aquella época, intentó recuperar a su hija, que vivía con su padre, pero resultó imposible. Mandó a su ama de llaves, que volvió con las manos vacías tras varias horas de espera a la puerta del colegio donde estudiaba, ya que aquel día su padre fue a recogerla y llevársela lejos. Nunca logró recuperar a su hija. 

Espía

   Durante la Primera Guerra Mundial, los Países Bajos se mantuvieron neutrales. Como ciudadana neerlandesa, Zelle pudo cruzar las fronteras nacionales libremente. Para evitar los campos de batalla, viajó entre Francia y los Países Bajos a través de España y Gran Bretaña, y sus movimientos inevitablemente atrajeron la atención. Durante la guerra, Zelle estuvo involucrada en lo que se describió como una relación romántico-sexual muy intensa con un piloto ruso que servía con el ejército francés, el capitán Vadim Maslov, de 23 años, a quien llamó el amor de su vida. ​ Maslov era parte de la fuerza expedicionaria rusa de 50,000 enviados al frente occidental en la primavera de 1916. 

Permiso de residencia de Mata Hari en París.

En el verano de 1916, Maslov fue derribado y herido de gravedad durante una pelea de perros con los alemanes, perdiendo el ojo izquierdo, lo que llevó a Zelle a pedir permiso para visitar a su amante herido en el hospital de campaña donde se encontraba cerca del frente. ​ Como ciudadana de un país neutral, a Zelle normalmente no se le permitiría estar cerca del frente. Zelle fue recibida por agentes del Deuxième Bureau que le dijeron que sólo se le permitiría ver a Maslov si aceptaba espiar para Francia. 

   Antes de la guerra, Zelle había actuado como Mata Hari varias veces ante el Príncipe Heredero Guillermo de Prusia, el hijo mayor del Kaiser Guillermo II y nominalmente un general alemán de alto rango en el Frente Occidental. ​ El Deuxième Bureau creía que podría obtener información seduciendo al Príncipe Heredero por secretos militares. De hecho, su participación fue mínima y fue la propaganda del gobierno alemán la que promovió la imagen del Príncipe Heredero como un gran guerrero, el digno sucesor de los augustos monarcas Hohenzollern que habían hecho a Prusia fuerte y poderosa.​ Querían evitar publicitar que el hombre que se esperaba que fuera el próximo Kaiser era un playboy conocido por ser mujeriego, fiestero y consentirse con el alcohol, que pasaba otra parte de su tiempo intrigando con políticos de extrema derecha, con la intención de tener a su padre declarado demente y depuesto.​ 

   Sin darse cuenta de que el Príncipe Heredero no tenía mucho que ver con la dirección del 5.º Ejército, el Deuxième Bureau le ofreció a Zelle un millón de francos si podía seducirlo y proporcionar a Francia una buena inteligencia sobre los planes alemanes.​ El hecho de que el Príncipe Heredero, antes de 1914, nunca había comandado una unidad más grande que un regimiento y ahora supuestamente estaba al mando de un ejército debería haber sido una pista de que su papel en la toma de decisiones alemanas era mayormente nominal. El contacto de Zelle con el Deuxième Bureau fue el Capitán Georges Ladoux, quien más tarde se convertiría en uno de sus principales acusadores.

   En noviembre de 1916, viajaba en un barco de vapor desde España cuando su barco llegó al puerto británico de Falmouth. Allí fue arrestada y llevada a Londres, donde fue interrogada por Sir Basil Thomson, comisionado asistente en Scotland Yard a cargo del contraespionaje. Él dio cuenta de esto en su libro de 1922 Queer People, diciendo que ella finalmente admitió trabajar para el Deuxième Bureau. Inicialmente detenida en la estación de policía de Cannon Street, fue liberada y se quedó en el Hotel Savoy. Una transcripción completa de la entrevista está en los Archivos Nacionales de Gran Bretaña y fue transmitida, con Mata Hari interpretada por Eleanor Bron, en la emisora independiente LBC en 1980.​ No está claro si mintió en esta ocasión, creyendo que la historia la hizo sonar más intrigante, o si las autoridades francesas la estuvieran utilizando de esa manera pero no la reconocieran debido a la vergüenza y la reacción internacional que podría causar. 

   A fines de 1916, Zelle viajó a Madrid, donde se reunió con el agregado militar alemán, el Mayor Arnold Kalle, y le preguntó si podía concertar una reunión con el Príncipe Heredero.​ Durante este período, Zelle aparentemente ofreció compartir secretos franceses con Alemania a cambio de dinero, aunque aún no está claro si esto fue por codicia o por un intento de establecer una reunión con el Príncipe Heredero Guillermo.​

   En enero de 1917, el Mayor Kalle transmitió mensajes de radio a Berlín describiendo las actividades útiles de un espía alemán con el nombre en código H-21, cuya biografía coincidía tan estrechamente con la de Zelle que era evidente que el Agente H-21 solo podía ser Mata Hari. El Deuxième Bureau interceptó los mensajes y, por la información que contenían, identificó a H-21 como Mata Hari. Los mensajes estaban cifrados con un código que la inteligencia alemana sabía que los franceses ya habían roto, lo que sugiere que los mensajes fueron ideados con la firme intención de exponer a Zelle para que fuera arrestada por los franceses.

   El general Walter Nicolai, el jefe IC (oficial de inteligencia) del ejército alemán, se molestó mucho porque Mata Hari no le había proporcionado ninguna inteligencia digna de ese nombre, sino que vendió a los alemanes un simple chisme parisino sobre la vida sexual de los políticos y generales franceses y decidió terminar su empleo exponiéndola como espía alemana a los franceses.​

Juicio

   En diciembre de 1916, la Segunda Oficina del Ministerio de Guerra francés permitió que Mata Hari obtuviera los nombres de seis agentes belgas. Cinco eran sospechosos de presentar material falso y trabajar para los alemanes, mientras que el sexto era sospechoso de ser un agente doble para Alemania y Francia. Dos semanas después de que Mata Hari hubiera salido de París para viajar a Madrid, los alemanes ejecutaron al agente doble, mientras que los otros cinco continuaron sus operaciones. Este desarrollo sirvió como prueba para la Segunda Oficina de que los nombres de los seis espías habían sido comunicados por Mata Hari a los alemanes.

   El 13 de febrero de 1917, Mata Hari fue arrestada en su habitación en el Hotel Elysée Palace en los Campos Elíseos en París. Para salvarse del arresto, se excusó diciendo que iría a asearse y cambiarse antes de ir con ellos, pero al volver del tocador estaba completamente desnuda y les ofreció a los oficiales bombones en un casco de uniforme alemán. Fue juzgada el 24 de julio, acusada de espiar para Alemania y, en consecuencia, causar la muerte de al menos 50 000 soldados. Aunque la inteligencia francesa y británica sospechaba que estaba espiando para Alemania, ninguno de los dos podía presentar pruebas definitivas en su contra. Supuestamente, se encontró tinta invisible secreta en su habitación durante el registro, que era evidencia incriminatoria en ese período. Ella sostuvo que era parte de su maquillaje. ​ 

¿Una ramera? Sí, pero una traidora, ¡nunca!.

—Frase atribuida a Mata Hari durante el juicio.

 

  El interrogador principal de Zelle, que la interrogaba implacablemente, era el capitán Pierre Bouchardon; más tarde fue a enjuiciarla en el juicio. ​ Bouchardon pudo establecer que gran parte de la personalidad de Mata Hari fue inventada, y lejos de ser una princesa javanesa, Zelle era en realidad neerlandesa, lo que debía usar como evidencia de su carácter dudoso y deshonesto en su juicio. Zelle confesó a Bouchardon que había aceptado 20 000 francos de un diplomático alemán en los Países Bajos para espiar a Francia, pero insistió en que solo transmitió a los alemanes información trivial ya que su lealtad era completamente a su nación adoptiva, Francia.​ Mientras tanto, Ladoux había estado preparando un caso contra su antiguo agente presentando todas sus actividades de la peor manera posible, llegando incluso a involucrarse en la manipulación de pruebas. 

Chivo expiatorio

   En 1917, Francia se vio gravemente sacudida por los Grandes Motines del ejército francés en la primavera de 1917 tras el fracaso de la ofensiva de Nivelle junto con una gran ola de ataque, y en ese momento muchos creían que Francia podría colapsar simplemente como resultado de agotamiento de guerra. En julio de 1917, un nuevo gobierno bajo Georges Clemenceau había llegado al poder, completamente comprometido a ganar la guerra. En este contexto, tener un espía alemán a quien poder culpar de todo lo que había salido mal en la guerra hasta el momento fue lo más conveniente para el gobierno francés, lo que convirtió a Mata Hari en el chivo expiatorio perfecto, lo que explica por qué el caso en su contra recibió la máxima publicidad en la prensa francesa y llevó a que su importancia en la guerra fuera muy exagerada. ​

   El historiador canadiense Wesley Wark declaró en una entrevista de 2014 que Mata Hari nunca fue un espía importante y que acababa de hacer de chivo expiatorio por fracasos militares franceses con los que no tenía nada que ver, afirmando: "Necesitaban un chivo expiatorio y ella era un objetivo perfecto para esto".​ Del mismo modo, la historiadora británica Julie Wheelwright declaró: "Realmente no transmitió nada que no pudieras encontrar en los periódicos de España".​ Wheelwright describió a Zelle como "... una mujer independiente, una divorciada, una ciudadana de un país neutral, una cortesana y una bailarina, lo que la convirtió en un chivo expiatorio perfecto para los franceses, que estaban perdiendo la guerra. Ella era como un ejemplo de lo que podría pasar si tu moral era demasiado floja". 

   Zelle escribió varias cartas al embajador neerlandés en París, alegando su inocencia. "Mis conexiones internacionales se deben a mi trabajo como bailarina, nada más... Debido a que realmente no espié, es terrible que no pueda defenderme". El momento más terrible y desgarrador para Mata Hari durante el juicio ocurrió cuando su amante Maslov, profundamente amargado por haber perdido un ojo en combate, declinó testificar por ella, diciéndole que no le importaba si era condenada o no.​ Se informó que Zelle se desmayó cuando se enteró de que Maslov la había abandonado. ​

   Su consejo de defensa, el veterano abogado internacional Édouard Clunet, enfrentaba probabilidades imposibles; se le negó el permiso para interrogar a los testigos de la fiscalía o para examinar a sus propios testigos directamente. Bouchardon utilizó el hecho mismo de que Zelle era una mujer como prueba de su culpa, y dijo: "Sin escrúpulos, acostumbrada a hacer uso de hombres, ella es el tipo de mujer que nació para ser espía".

   La misma Mata Hari admitió bajo interrogatorio que tomó dinero para trabajar como espía alemán. Algunos historiadores sostienen que Mata Hari pudo haber aceptado simplemente dinero de los alemanes sin llevar a cabo ninguna tarea de espionaje. ​ En su juicio, Zelle insistió vehementemente en que sus simpatías estaban con los Aliados y declaró su apasionado amor por Francia, su patria adoptiva. En octubre de 2001, un grupo neerlandés, la Fundación Mata Hari, utilizó los documentos publicados en los archivos del MI5 (contrainteligencia británica) para pedir al gobierno francés que exonerara a Zelle, ya que argumentaban que los archivos del MI5 demostraban que no era culpable de los cargos por los que fue condenada.​ Un portavoz de la Fundación Mata Hari argumentó que, a lo sumo, Zelle era una espía de bajo nivel que no proporcionó secretos a ninguna de las partes, afirmando: "Creemos que hay suficientes dudas sobre el expediente de información que se utilizó para condenarla para garantizar la reapertura del caso. Tal vez ella no era del todo inocente, pero parece claro que no era la espía maestra cuya información envió a miles de soldados a la muerte, como se ha dicho”. ​

Ejecución

Mata Hari esperando la muerte por pelotón de fusilamiento. "Casi seguramente una reconstrucción para la película de 1920, con Asta Nielsen en el papel principal".​

Zelle fue ejecutada por un pelotón de fusilamiento de 12 soldados franceses justo antes del amanecer del 15 de octubre de 1917. Tenía 41 años. ​ Según el relato de un testigo presencial del periodista británico Henry Wales, rechazó llevar la venda en los ojos y ser atada al poste. Ella desafiantemente lanzó un beso al pelotón de fusilamiento. ​ Zelle a menudo ha sido retratada como una mujer fatal, la mujer peligrosa y seductora que usa su sexualidad para manipular a los hombres sin esfuerzo, pero otros la ven de manera diferente: en palabras de los historiadores estadounidenses Norman Polmer y Thomas Allen, ella era "ingenua y fácilmente engañada", una víctima de los hombres en lugar de un victimario. ​

   Un artículo del The New Yorker de 1934 informó que en su ejecución llevaba "un elegante traje a medida amazónico, especialmente hecho para la ocasión y un par de guantes blancos nuevos",​ aunque otra fuente indica que llevaba el mismo traje, blusa escotada y un conjunto de sombreros de tricornio que habían sido elegidos por sus acusadores para que se los pusiera en el juicio, y que seguía siendo el único atuendo completo y limpio que tenía en prisión.​ Ninguna descripción coincide con la evidencia fotográfica. Wales registró su muerte, diciendo que después de que la ráfaga de disparos sonó, "lenta, inerte, se acomodó de rodillas, con la cabeza siempre en alto, y sin el menor cambio de expresión en su rostro. Por una fracción de segundo pareció tambalearse allí, de rodillas, mirando directamente a los que le habían quitado la vida. Luego cayó hacia atrás, doblando la cintura, con las piernas dobladas debajo de ella". Un suboficial se acercó a su cuerpo, sacó su revólver y le disparó en la cabeza para asegurarse de que estaba muerta. ​ 

Restos y desclasificación francesa de 2017

   El cuerpo de Mata Hari no fue reclamado por ningún miembro de la familia y, en consecuencia, se utilizó para estudios médicos. Su cabeza fue embalsamada y mantenida en el Museo de Anatomía de París. En 2000, los archiveros descubrieron que había desaparecido, posiblemente ya en 1958, según el curador Roger Saban, cuando el museo había sido reubicado. ​ Hasta el día de hoy sigue desaparecida. ​ Los registros que datan de 1918 muestran que el museo también recibió el resto del cuerpo, pero ninguno de los restos pudo ser contado más tarde.

   El juicio sellado de Mata Hari y otros documentos relacionados, un total de 1275 páginas, fueron desclasificados por el ejército francés en 2017, cien años después de su ejecución.​ 

Polémica sobre su condena

   La tesis más extendida sobre Mata Hari es que, aunque reveló algunos datos sobre algunos movimientos militares alemanes, como el desembarco nocturno de algunos oficiales del káiser en Marruecos, y que comunicó al enemigo movimientos de tropas francesas que conocía por la propia prensa de Madrid y París, no parece que Mata Hari fuera una espía importante, pese a que llegó a ser acusada por Francia de haber sido entrenada en una escuela en los Países Bajos para tal fin. En aquellos momentos, Mata Hari era más bien una cortesana que aceptó encargos de este tipo para mantener su caro nivel de vida y después para poder visitar, en territorio de guerra, a su joven amado herido en combate. Quienes han estudiado este personaje dicen que, en realidad, se tomó esta labor como un juego, no siendo plenamente consciente del riesgo que representaba. 

La hipótesis de la trampa alemana

   Una tesis muy seguida se basa en que los alemanes, al decidir que Mata Hari les resultaba molesta, prepararon su eliminación a manos del propio enemigo, tendiendo una trampa al contraespionaje francés para que la asociaran como una agente alemana. La jugada era perfecta: al enviar los alemanes a Mata Hari un mensaje comprometedor y cifrado con una clave obsoleta, de la que tenían constancia que sus enemigos ya disponían del método de descifrado, pero sabiendo que estos desconocían el sobre aviso alemán sobre este hecho, provocarían, tal como sucedió, que las autoridades de París creyeran sin reparos en la veracidad de toda la información interceptada, por pensar que los alemanes la habían enviado confiados, cuando en realidad lo habían hecho así a propósito.

   Hay que mencionar el nuevo escenario de inteligencia de guerra que suscitó este conflicto mundial. Numerosos mensajes de este tipo eran enviados para confundir sobre las verdaderas intenciones del enemigo y el movimiento de tropas. La lucha por conseguir claves y estar al tanto del cambio de ellas, provocó también auténticos quebraderos de cabeza. El mensaje hablaba de un agente alemán, el H21, que iría a París y que extraería 5000 dólares en pago por sus servicios del Banco Comptoir d'Escompte. La coincidencia de su regreso a París junto con la llegada de la transferencia de los fondos bancarios, pese a que el dinero nunca llegó a sus manos, y en realidad era el pago de los servicios que había prestado a la propia Francia; además de este envenenado radio-telegrama que fue captado en la capital francesa por la antena de radio dispuesta en la Torre Eiffel, sirvieron como pruebas principales de la culpabilidad de Mata Hari. 

La leyenda

      Muerta a los 41 años en 1917, Mata Hari sigue siendo un personaje de leyenda. Pese a la distancia en el tiempo, pocos son los acercamientos a su persona que la dibujan claramente como era en realidad. Para unos una mujer amoral que estaba dispuesta a todo para poder seguir viviendo en el lujo, y para otros, una mujer inconsciente que fue víctima de circunstancias difíciles.

   «No sé si en el futuro se me recordará, pero si así fuera, que nadie me vea como a una víctima sino como a alguien que nunca dejó de luchar con valentía y pagó el precio que le tocó pagar», llegó a decir Mata Hari sin imaginar siquiera que acabaría convirtiéndose en una leyenda.

 En su novela La espía (2016), Paulo Coelho ahonda en su vida. Mata Hari se ha convertido en un icono por enfrentarse a los cánones de su época y luchar por ser una mujer independiente y libre en un mundo convulso. 


La espía (Editorial Planeta y Grijalbo, 2016), libro de Paulo Coelho

 

Mata Hari (1931), película dirigida por George Fitzmaurice y protagonizada por Greta Garbo.

By JanDeFrank    Mata Hari was a notorious exotic dancer as well as an alleged spy during WWI She faced the firing squad for crimes of espionage. Greta Garbo portrays her in this 1931 movie, & does it quite well, as always, considering they were nothing alike. Amy Winehouse - Love Is A Losing Game (Lyric Video)


La película española La reina del Chantecler (1962), protagonizada por Sara Montiel, incluye una versión novelada de Mata Hari. Fue interpretada por Greta Chi.

 

Mata Hari (1976), canción de Anne-Karine Strøm.

 


 
Mata Hari (1985), película dirigida por Curtis Harrington y protagonizada por Sylvia Kristel.


Mata Hari (2016), serie de televisión que narra su vida.

 


No hay comentarios: