jueves, 6 de mayo de 2021

RESUCITACIÓN - EL SÍNDROME DE LÁZARO

 

SÍNDROME DE LÁZARO O SÍNDROME DE LA MUERTE CERCANA



Desde que el síndrome fue contemplado en la literatura médica (1982), se han dado al menos 38 casos, como en 2014 cuando un hombre de 78 años de Mississippi (EE. UU.) fue declarado muerto después de que su enfermera lo encontrara sin pulso. Al día siguiente, el anciano se despertó en una bolsa para cadáveres en la morgue.


Vida después de la muerte: ¿Qué hay en el más allá? 

  El síndrome de Lázaro hace alusión a las experiencias previas a la resucitación, tras el cese de los signos vitales debida a fallo cardíaco. Algunos pacientes presentan amnesia del acontecimiento y otros recuerdan venir de la nada. La vuelta a la vida puede acompañarse de síntomas de ansiedad, depresión y sensaciones de obnubilación...



   El síndrome de la muerte cercana se ha considerado importante para determinar la existencia de vida después de la muerte. Se piensa que estas experiencias están influenciadas por factores culturales y psicológicos, deprivación sensorial y respuesta sensorial adaptativa al estrés.

   Se han sugerido como factores etiológicos los efectos de la hipercapnia y la hipoxia sobre los lóbulas temporales. También la isquemia del lóbulo occipital puede producir una constricción de los campos visuales y la visión en túnel, muy frecuente en este síndrome. Algunos pacientes curados de cáncer sufren preocupaciones psiquiátricas como: sensación de mayor vulnerabilidad a la enfermedad, conciencia de mortalidad que lo invade todo y dificultades para incorporarse a la vida normal.

   El síndrome de Lázaro se define como un retraso en el retorno de la circulación espontánea después de haber cesado la reanimación cardiopulmonar. Esto es, los pacientes que son declarados muertos tras la reanimación, experimentan un retorno improvisado de la actividad cardíaca y “vuelven a la vida”.    

   Según un informe de 2007 del director de la British Geriatrics Society Vedamurthy Adhiyaman y sus colegas, en alrededor del 82% de los casos de síndrome de Lázaro, la auto-resucitación se produjo 10 minutos después de haber detenido la reanimación cardiopulmonar; de ellos, el 45% de los pacientes experimentaron una buena recuperación neurológica. A pesar de lo chocante o extraño de este síndrome, los científicos creen que es mucho más común de lo que sugieren los estudios. El motivo puede ser precisamente que la experiencia profesional del médico que practica la reanimación puede ponerse en duda o incluso el hecho de que tal evento puede llevar a descrédito entre los colegas de profesión, según señala el nefrólogo Vaibhav Sahni en un informe de 2016.

¿Qué causa el síndrome de Lázaro?

  Algunos investigadores sugieren que este fenómeno puede deberse a una acumulación de presión en el tórax causada por la reanimación cardiopulmonar. Una vez que esta se detiene, esta presión puede liberarse gradualmente y poner en marcha de nuevo el corazón. La hiperpotasemia podría ser otra explicación propuesta para el síndrome de Lázaro, ya que se ha relacionado con el retraso en el retorno de la circulación espontánea.

   Debido a que muy pocos casos ven la luz, descubrir los mecanismos exactos detrás de esta condición es complicado.


  El síndrome lleva el nombre de Lázaro de Betania, quien -según el Nuevo Testamento- fue resucitado por Jesucristo cuatro días después de su muerte.

   Hace un tiempo una sorprendente noticia daba la vuelta al mundo. Las autoridades penitenciarias españolas se quedaron desconcertadas después de que un preso que fue declarado muerto por tres doctores distintos se despertara en la morgue, sólo horas antes de practicar su propia autopsia. G.M.J. el preso de 29 años, fue encontrado sin signos de vida en su celda por la mañana, el pasado 07 de enero, por lo que fue trasladado al depósito de cadáveres del Instituto de Medicina Legal en una bolsa para cadáveres cuando los patólogos escucharon algo extraño: Ronquidos procedentes del interior de la bolsa. G., que cumplía condena por robo de cobre en un Centro Penitenciario al noroeste de España, fue atendido por primera vez por dos médicos de guardia de la prisión, después de que lo encontraran sentado inconsciente en una silla de su celda, sin signos de violencia. Al comprobar que no tenía signos vitales, los médicos lo declararon muerto, y una hora más tarde un médico forense examinó el cuerpo, coincidiendo con las primeras evaluaciones y emitiendo un tercer informe de defunción. Solo más tarde en la morgue los médicos se dieron cuenta de que algo no estaba bien.

   En este punto, G. ya había pasado un tiempo en la morgue, y su piel había sido marcada con líneas para su inminente autopsia, momento en el que el cadáver comenzó a moverse. Posteriormente, G. fue trasladado bajo custodia en una ambulancia a otro hospital para recuperarse de su misterioso episodio, y ahora parece estar en condiciones estables, pero en cuanto a cómo ocurrió, las autoridades médicas de la prisión no tienen explicación.  Sin duda se trata de una historia sorprendente que ha llamado la atención tanto de los principales medios de comunicación como de la comunidad científica. Sin embargo, no es el único caso bien documentado, lo que hace preguntarnos lo siguiente: ¿Se trata de una extraña condición medica? ¿O tal vez la explicación desafía todo nuestro conocimiento sobre la vida y el más allá?



VIDA DESPUES DE LA MUERTE- El efecto Lázaro


Otros casos

Val Thomas: Después de quejarse de dolores en el pecho, Val sufrió dos ataques al corazón en el hospital de Charleston, Virginia Occidental. Sin actividad cerebral durante más de 17 horas, los médicos usaron una máquina especial para bajar y luego aumentar la temperatura corporal, pero después, su corazón se detuvo definitivamente. Sin pulso, lo único que la mantenía con vida era el respirador, por lo que decidieron desconectarlo mientras se decidía que hacer con sus órganos. De repente, Val se despertó y comenzó a hablar. Más tarde, las pruebas mostrarían su buena recuperación, y los médicos le dieron el alta médica.

Fagilyu Mukhametzyanov: En Kazán, Rusia, los médicos declararon a Fagilyu Mukhametzyanov oficialmente muerta, y su familia preparó su cuerpo para un funeral rápido. Mientras rezaban en la ceremonia, Fagilyu despertó y abrió su ataúd en estado de shock, para darse cuenta que estaba a punto de ser enterrada viva. Debido al impacto del momento, falleció definitivamente antes de llegar al hospital.


¿Revivir después de la muerte? ¿Qué es el síndrome de Lázaro? 

Kelvin Santos: El pequeño Kelvin Santos dejó de respirar mientras recibía tratamiento por un caso de neumonía en un hospital en el norte de Brasil. Después de ser declarado muerto, la familia se llevó el cuerpo de su hijo de 2 años de edad a casa. Esa misma noche en su velatorio, los familiares lloraban desconsolados delante del ataúd abierto, y, justo antes del funeral, el niño se sentó y dijo: “Papá, ¿puedo tomar un poco de agua?” Luego se volvió a estirar en el ataúd y murió. Aunque su familia decidió paralizar el funeral para que los médicos lo reexaminaran, fue enterrado esa misma noche.

Lyudmila Steblitskaya: Lyudmila pasó un día en el Hospital Clínico Regional de Tomsk, Rusia, porque se sentía mal. Sin embargo, cuando su hija Anastasia fue a visitarla días después, le dijeron que su madre de 61 años había fallecido. Anastasia comenzó a organizar el funeral de su madre, comprando flores y un ataúd. Sin embargo, cuando los familiares fueron a buscar el cadáver, los médicos la llevaron con su madre, que se había despertado en la morgue después de 3 días. Meses más tarde, volvió a pasar lo mismo, Lyudmila fue declarada muerta debido a problemas cardíacos, pero los doctores decidieron darle a la madre el beneficio de la duda, por lo que lograron “resucitarla” después de varias horas.

   Estos son sólo algunos casos de personas que fueron declaradas muertas y después despertaron en su ataúd o en la morgue. ¿Pero qué explicaciones hay para este misterioso fenómeno?

   La comunidad científica lo llama el fenómeno de Lázaro o síndrome de Lázaro, que es un retorno tardío de la circulación espontánea  después de finalizar la reanimación cardiopulmonar. En otras palabras, los pacientes que son declarados muertos después de un paro cardíaco experimentan un retorno improvisado de la actividad cardíaca.











   Aunque el bajo número de casos de informe demuestra que el síndrome de Lázaro es bastante extraño, los científicos creen que es mucho más común de lo que sugieren los estudios. Sin embargo, lo que causa el fenómeno de Lázaro sigue siendo todo un misterio, pero hay algunas teorías.

   Los científicos dicen que, debido a los escasos casos de síndrome de Lázaro, no es posible descubrir los mecanismos exactos detrás de esta misteriosa condición. Es por este motivo que se abre la posibilidad a otras teorías que van más allá de lo que se puede demostrar en un laboratorio.

Teorías sobrenaturales

Dejando aparte las teorías médicas, los casos de personas que fueron declaradas muertas y revivieron abren un interesante debate, la posibilidad de ver el “otro lado” y regresar para contarlo. Muchas personas que han estado al borde de la muerte y algunos de los que han estado clínicamente muertos han informado muchas experiencias extrañas. Los informes abarcan desde experiencias extracorporales hasta un túnel de luz, una sensación de bienestar, alivio del dolor y visiones de seres queridos ya fallecidos. Estas experiencias, junto con muchas otras, se conocen colectivamente como “experiencias cercanas a la muerte” o ECM.

   Las ECM se han vuelto tan comunes que algunos investigadores las han subdividido en cinco etapas diferentes: paz, separación corporal, entrada a la oscuridad, visión de la luz y finalmente entrada a la luz. Ha habido muchas teorías sobre lo que sucede durante una ECM. Lo más común entre las personas más espirituales es que se trata de la transición de la vida al más allá. Muchos lo citan como una prueba positiva de que la conciencia humana puede sobrevivir a la muerte del cuerpo físico. Aunque también pudiera demostrar que hay vida más allá de la muerte. Dicho esto, lo que muchas personas se preguntaran es como hay casos de personas que regresan de un estado de muerte clínica sin ayuda externa. Algunos expertos en la materia nos dicen que un reducido número de personas tiene la extraña capacidad de poder elegir el momento de su muerte.  Esto podría deberse al hecho de que haya temas pendientes o circunstancias inacabadas y de no ser finalizadas podrían acompañar al fallecido al “otro lado. Es un tema interesante en el que entraría en juego, como en otros asuntos de la existencia humana, la tripla de las que he hablado en otras ocasiones y que podría explicar lo que ocurre a nuestro alrededor: La causalidad (Relación causa-efecto, con concausas que acompaña a la causa principal), la casualidad o el azar y lo que yo bautice con una palabra muy de nuestra tierra, el azahar, que vendría a ser algo misterioso, en lo que participaría la espiritualidad, lo que no tiene causa demostrable desde el punto de vista científico ni tampoco es azaroso, lo que se "ordena" desde instancias no sujetas a la lógica que conocemos...

"Yo no creo en las meigas, pero haberlas hailás" y si no, siempre nos quedará ELA.

               
    
El Síndrome o Fenómeno de Lázaro es el retorno espontáneo de circulación tras esfuerzos fallidos de resucitación. Su nombre viene de la historia bíblica de Lázaro, a quien Jesús le dijo "Levántate y anda", después de que estaba muerto

No hay comentarios: