miércoles, 12 de mayo de 2021

FRANCISCO BRINES, CAPÍTULO ELEGÍACO DE LA POESÍA ESPAÑOLA DEL SIGLO XX

 

FRANCISCO BRINES, CAPÍTULO ELEGÍACO DE LA POESÍA ESPAÑOLA DEL SIGLO XX 



   Francisco Brines Bañó (Oliva, Valencia, 22 de enero de 1932) es un poeta español encuadrado en el grupo poético de los años 50. Desde 2001, es académico de la Real Academia Española. Ha sido reconocido con distinciones como el Premio Nacional de las Letras Españolas (1999), el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2010)​ o el Premio Miguel de Cervantes (2020).​ Un amplio sector de la crítica cataloga su obra en el capítulo elegíaco de la poesía española del siglo xx,​ como continuador de Luis Cernuda y Constantino Kavafis.​ Su poemario La última costa, fue elegido libro del año 1996 por el suplemento ABC Cultural​ y ganó el Premio Fastenrath de 1998.

Biografía

    Hijo de hacendados agricultores valencianos, estudió Derecho en las universidades de Deusto, Valencia y Salamanca y cursó estudios de Filosofía y Letras en Madrid. Con su primer libro, Las brasas (1959) ganó el Premio Adonais y más tarde, con Palabras en la oscuridad (1966), obtuvo el Premio Nacional de la Crítica.​

    Incluido por José Batlló en la Antología de la nueva poesía española (1968) aparece ya en ella como una de las voces más personales de la lírica intimista entre los miembros de la segunda generación de la posguerra, cerrando filas con Barral, Caballero Bonald, Gil de Biedma, Ángel González, José Agustín Goytisolo, Félix Grande, Claudio Rodríguez, Carlos Sahagún y José Ángel Valente, aunque a diferencia de la mayoría de ellos, nunca cultivó la poesía social. En su libro El santo inocente luego llamado Materia narrativa inexacta, apenas se percibe rastro de ella.

   Fue profesor de literatura española en la Universidad de Cambridge y más tarde de lengua española en la Universidad de Oxford.​ Su profunda admiración por el teatro clásico español le permitió, en 1988, la revisión y adaptación del texto de El alcalde de Zalamea de Calderón, versión que fue estrenada en noviembre de ese año por la Compañía Nacional de Teatro Clásico dirigida por José Luis Alonso. En el año 2001, fue nombrado miembro de la Real Academia Española, para ocupar el sillón X vacante tras el fallecimiento del dramaturgo Antonio Buero Vallejo.​ Tomó posesión el 21 de mayo de 2006.​


Discurso de ingreso en la RAE de Francisco Brines

Elegido (silla «X») el 19 de abril de 2001, el poeta Francisco Brines Bañó ingresó en la Real Academia Española (RAE) el 21 de mayo de 2006 con el discurso titulado «Unidad y cercanía personal en la poesía de Luis Cernuda». Le respondió, en nombre de la institución, Francisco Nieva.


Francisco Brines nació en Oliva, Valencia, en 1932. Es un poeta español que pertenece al grupo poético de los años 50 o Generación del 50, junto a Claudio Rodríguez, Jaime Gil de Biedma y Ángel González. En esta entrevista conocemos de primera mano qué le parecen las nuevas tecnologías, y cómo usa él Internet en su día a día.


El poeta Francisco Brines gana el Premio Cervantes: “Mi madre estaría muy contenta porque creía que no iba por el buen camino”

El autor de 88 años, representante de la generación prodigiosa de los 50, obtiene el galardón más prestigioso de las letras castellanas, dotado con 125.000 euros

El poeta Francisco Brines, en su casa de Oliva (Valencia), tras recibir la Alta  Distinción de la Generalitat, de manos del presidente Ximo Puig, el 16 de diciembre de 2019. 

Francisco Brines recita "Causa del amor"

Se escucha aquí "Causa del amor" de la voz de Francisco Brines, autor del mismo.

Francisco Brines Bañó (Oliva, Valencia, 1932) es un poeta español.
2010 Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.
2007 IV Premio de Poesía Federico García Lorca
2004 Premio a la Creatividad 'Ricardo Marín'
1999 Premio Nacional de las Letras Españolas.
1998 Premio Fastenrath.
1987 Premio Nacional de Literatura.
1967 Premio de las Letras Valencianas.
1967 Premio Nacional de la Crítica
1960 Premio Adonais

Causa del amor

Cuando me han preguntado la causa de mi amor 
yo nunca he respondido: Ya conocéis su gran belleza. 
(Y aún es posible que existan rostros más hermosos.) 
Ni tampoco he descrito las cualidades ciertas de su espíritu 
que siempre me mostraba en sus costumbres, 
o en la disposición para el silencio o la sonrisa 
según lo demandara mi secreto. 
Eran cosas del alma, y nada dije de ella. 
(Y aún debiera añadir que he conocido almas superiores.) 
La verdad de mi amor ahora la sé: 
vencía su presencia la imperfección del hombre, 
pues es atroz pensar 
que no se corresponden en nosotros los cuerpos con las almas, 
y así ciegan los cuerpos la gracia del espíritu, 
su claridad, la dolorida flor de la experiencia, 
la bondad misma. 
Importantes sucesos que nunca descubrimos, 
o descubrimos tarde. 
Mienten los cuerpos, otras veces, un airoso calor, 
movida luz, honda frescura; 
y el daño nos descubre su seca falsedad. 
La verdad de mi amor sabedla ahora: 
la materia y el soplo se unieron en su vida 
como la luz que posa en el espejo 
(era pequeña luz, espejo diminuto); 
era azarosa creación perfecta. 
Un ser en orden crecía junto a mí, 
y mi desorden serenaba. 
Amé su limitada perfección.

FERRAN BONO. Valencia - 16 NOV 2020 

   No lo esperaba. Ni sabía quién podría estar llamando esta tarde a su casa en el campo, entre los naranjos de la población valenciana de Oliva, donde vive retirado. Cuando Francisco Brines, de 88 años, se ha percatado de que era el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, para anunciarle que había ganado el premio Cervantes, lo primero que ha hecho el poeta ha sido pensar en su madre. “He pensado que mi madre estaría muy contenta, le habría dado mucha alegría, porque alguna vez pensó que yo iba por donde quería; creía que no iba por el mejor camino y al final ha resultado que ha sido el mejor".

Con Francisco Brines en Egipto

por Aurora Luque

Habla el poeta por teléfono, con un hilo de voz, con dificultad, pero sin perder el humor, ayudado por Àngels Gregori, la directora de la Fundación Brines. “No me lo esperaba. Esto es como encontrar una aguja en un pajar. Igual que yo lo merezco, lo merecen otros. Por lo tanto, si te toca a ti es una suerte que te hayan puesto la mano en el hombro. Estoy muy contento también por todos los que han ganado el premio Cervantes anteriormente”, comenta a EL PAÍS desde su casa de Elca, el nombre de una partida rural de Oliva y el de su casa familiar, donde transcurrió su infancia y donde volvió en su vejez, convertida ya en fecundo territorio literario.


Francisco Brines, Premio Cervantes 2020

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes. En vídeo, Uribes anuncia a Francisco Brines como ganador del Premio Cervantes 2020.

El escritor ha sido el vencedor de la 46ª edición del premio Miguel de Cervantes, el galardón más prestigioso de las letras castellanas. Su nombre ha sonado año tras año en las quinielas. No en vano, se trata de uno de los más importantes creadores de la literatura española de la segunda mitad del siglo XX, uno de los últimos representantes de la prodigiosa generación de los 50, de los niños de la posguerra española, que alumbró poetas como Jaime Gil de Biedma, J. M. Caballero Bonald, Carlos Barral, José Ángel Valente, J.A. Goytisolo o Claudio Rodríguez.

  Para esos poetas amigos también ha tenido palabras de recuerdo Brines, muy delicado de salud, pero con la cabeza lúcida: “Hay gente que no lo ha ganado y que he querido mucho, como Vicente Aleixandre, Carlos Bousoño o Claudio Rodríguez y otros grandes amigos. He tenido las orejas abiertas siempre y el abrazo también y yo he hecho los mejores amigos dentro de la poesía. Por lo tanto, estoy muy agradecido a la poesía, porque me ha hecho decir lo que nunca hubiera dicho, porque mi poesía ha salido por donde ha querido ella, y yo, diciéndole que sí, dejándome llevar".

   El autor de El otoño de las rosas, también miembro de la RAE, ya ganó el Premio Nacional de Literatura en 1986. La última costa (Tusquets), Las brasas (La Palma), Yo descanso en la luz (Visor), Para quemar la noche (Universidad de Salamanca), Jardín nublado (Pre-Textos) o Entre dos nadas (Renacimiento) son otras de sus obras más destacadas.

   “Yo diría que creo que soy un poeta de verdad, quiero decir, y esto es importante para mí, que la poesía nace de dentro de mí. Es como una gracia que viene del cielo sin esperar nada. Miramos arriba, pero también tenemos que mirar abajo, porque la tierra es cielo, y entre los dos está el aire, y ahí es donde estamos todos”, apunta Brines, mientras se escucha un teléfono que no deja de sonar. “Tendrás que ir a Madrid a recibir el premio”, le comenta su amiga Àngels. “Bueno, bueno, aunque en Elca se está muy bien”, dice.

Poefesta 2013: Francisco Brines - La última costa

Poefesta Festival de Poesía d'Oliva


Entrevista al poeta Francisco Brines, en su casa

de Oliva, el 17 de julio de 2003. 


Francisco Brines es uno de esos poetas que demuestra que se puede ser metafísico y futbolero

Retorno a ‘Elca’, el refugio poético y vital de Francisco Brines

   El jurado ha otorgado el premio a Brines por “su obra poética que va de lo carnal y lo puramente humano a lo metafísico, lo espiritual, hacia una aspiración de belleza e inmortalidad. Es el poeta intimista de la generación del 50 que más ha ahondado en la experiencia del ser humano individual frente a la memoria, el paso del tiempo y la exaltación vital”. “Francisco Brines es uno de los maestros de la poesía española actual y su magisterio es reconocido por todas las generaciones que le suceden”, añade el veredicto.

   Carlos Marzal, Premio Nacional de Poesía, es uno de esos discípulos y amigos más jóvenes de los que siempre se ha rodeado Brines por su generosidad la hora de compartir conocimientos y experiencias personales en largas veladas poéticas festivas que han quedado en el recuerdo. Cuando Marzal contesta al teléfono, parece que lo ha ganado él por la emoción que transmite: “Un premio merecidísimo. Es uno de los tres poetas más grandes del español, un maestro de una generación maravillosa, a la altura de cualquiera de las generaciones del 98 y del 27; un poeta muy completo para los que somos fans y devotos de él, un poeta de la naturaleza mediterránea, cantor del placer físico, de los momentos de la intensidad de la vida, y también un poeta reflexivo, metafísico, con una veta meditativa muy importante sobre el paso del tiempo”.

   “Lo importante es la poesía, sea como sea”, afirmaba Brines en un acto en Valencia el pasado 19 de diciembre. Entre sus principales referentes figuran Luis Cernuda y Juan Ramón Jiménez. En el mismo encuentro, el autor valenciano definió la poesía como un “don maravilloso” y aseguró que en la actualidad ve “poesía buena, muy buena, corriente y también poesía interesante”, pero considera que “no deja de ser extraordinaria la necesidad de escribir poesía, excelente o mediocre” para transformar la vida en palabras. “Amar y ser amado es lo máximo que podemos desear y, si lo has vivido, da gracias a Dios”, manifestó también en aquella ocasión el galardonado.

   "El Cervantes representa el máximo reconocimiento a la labor creadora de escritores españoles e hispanoamericanos cuya obra haya contribuido a enriquecer de forma notable el patrimonio literario en lengua española”, recoge la web del Ministerio de Cultura y Deporte. Se entrega en un acto, presidido por los Reyes de España, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, cada 23 de abril, Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, y fecha además en la que se conmemora la muerte de Miguel de Cervantes. El año pasado el premio recayó en el poeta Joan Margarit, el primer autor en recibir el reconocimiento con una obra plenamente bilingüe en catalán y castellano, y también el primero que vio cómo era pospuesta la ceremonia de entrega del galardón por la pandemia. En 2018, se hizo con el Cervantes la escritora uruguaya Ida Vitale.


Roto el equilibrio

   El galardón se concede desde 1976, cuando Jorge Guillén, una de las máximas figuras de la Generación del 27, fue el primer autor en recibirlo. En 1979, ganaron ex aequo el español Gerardo Diego y el argentino Jorge Luis Borges: hasta la fecha supone la única ocasión en la que ha habido dos premiados, de ahí que la de este lunes sea la 45ª edición, pero asigna el 46º galardón. La entrega del premio este año a Brines rompe el tradicional equilibrio entre ambos lados del océano: ahora hay 24 ganadores españoles y 22 procedentes de América Latina.

   “Puede ser propuesto cualquier escritor cuya obra literaria esté escrita, totalmente o en su parte esencial, en esta lengua. Pueden presentar candidatos las Academias de la Lengua Española; los autores premiados en anteriores convocatorias; las instituciones que, por su naturaleza, fines o contenidos, estén vinculadas a la literatura en lengua castellana, y los miembros del jurado”, aclara la web de Cultura.


LOS REYES PRESIDEN EL DÍA DEL LIBRO Y LLEVARÁN EL PREMIO CERVANTES A BRINES

El poeta Francisco Brines, de 89 años, conocido por su defensa de la poesía como ejercicio de tolerancia, recibirá próximamente el Premio en su casa de Oliva 

Voz Libre – 23 de abril de 2021



Los reyes Felipe y Letizia acompañada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, y la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González Fernández, a su llegada al acto que tiene lugar este viernes en la sede del Instituto Cervantes de Alcalá de Henares con motivo de la celebración del Día Internacional del Libro. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

    Los Reyes han presidido este viernes los actos celebrados en Alcalá de Henares por el Día del Libro, un año en el que no han podido entregar el Premio Cervantes a Francisco Brines en la tradicional ceremonia que se celebra anualmente, pero que llevarán a su casa de Oliva.

   Francisco Brines, cuyo delicado estado de salud ha impedido que acudiera a los actos, ha estado presente en la sede del Instituto Cervantes en Alcalá de Henares a través de un vídeo en el que ha leído con dificultad uno de sus poemas, “Mi resumen”, que, ha explicado, comienza con un verso que escribió 20 años antes.

Como si nada hubiera sucedido/ Es ese mi resumen

y está en él mi epitafio./ Habla mi nada al vivo/

y él se asoma a un espejo que no refleja a nadie”.

   El poeta Francisco Brines, de 89 años, uno de los últimos representantes vivos de la generación del 50, y conocido por su defensa de la poesía como ejercicio de tolerancia, recibirá próximamente el Premio en su casa de Oliva (Valencia), donde se trasladarán los Reyes y el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.

   Así lo ha anunciado el ministro en el acto que se ha celebrado en la sede del Instituto Cervantes en Alcalá de Henares, ciudad natal de Miguel de Cervantes, donde no ha podido celebrarse por segundo año consecutivo la ceremonia de entrega del Premio Cervantes, después de que el pasado año se suspendiera por la pandemia del coronavirus. En esa ocasión, los monarcas se trasladaron a Barcelona en diciembre para entregárselo a Joan Margarit, que falleció el pasado febrero.

   No nos ha podido acompañar por motivos de salud, aunque pronto tendremos la oportunidad de visitarle, en su Oliva natal, con los Reyes a quienes acompañaré con gusto y también con orgullo para entregarle el Cervantes”, ha indicado Rodríguez Uribes, que ha expresado su agradecimiento a los Reyes “por estar siempre comprometidos con la Cultura”.

 

 

Los reyes Felipe y Letizia acompañados por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), y el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero (d), descubren una placa conmemorativa en el histórico edificio alcalaíno, conocido como Colegio del Rey, durante el acto que tiene lugar este viernes en la sede del Instituto Cervantes de Alcalá de Henares con motivo de la celebración del Día Internacional del Libro. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Nuestro poeta valenciano, español, universal, nos espera en primavera, que es su Otoño de las rosas”, ha indicado el ministro en referencia a los versos de Brines.

   Los Reyes han llegado a Alcalá de Henares a las 11:30 horas donde han recibido los aplausos y los vítores de ciudadanos que se concentraban en la zona, a los que han saludado. Además del ministro, han acompañado a los Reyes la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero.

   En el discurso pronunciado en el acto, el ministro de Cultura ha indicado que el libro, la lectura, son necesarios para alcanzar esa autonomía moral y ha recordado cómo se ha demostrado que “asolados por esta cruel pandemia la lectura ha sido un consuelo y el libro ha sido un compañero fiel para gran parte de la población, en cualquiera de sus versiones, tanto física como digital”. “Uno de los pocos efectos positivos de esta crisis sanitaria, económica y social que seguimos padeciendo es el aumento de los índices de lectura que batieron récords entre los meses de marzo y junio del año pasado”, ha indicado Rodríguez Uribes.

   El acto ha proseguido con la lectura dramatizada de clásicos españoles del Siglo de Oro por actores de la Joven Compañía del Centro Dramático Nacional y posteriormente el actor José Sacristán ha leído textos de Miguel Delibes y Antonio Machado, así como el poema “Estación claridad”, de Maria Elena Walsh, dedicado a las madres de la plaza de Mayo, entre otros.

 

Los reyes Felipe y Letizia conversan con el actor José Sacristán (i) en presencia del ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Uribes (2i), durante el acto que tiene lugar este viernes en la sede del Instituto Cervantes de Alcalá de Henares con motivo de la celebración del Día Internacional del Libro. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

   Los Reyes han visitado después la Biblioteca Patrimonial de la sede del Cervantes, recién inaugurada con un fondo de poesía de más de 7.500 volúmenes, donde hay una colección de primeras ediciones de autores de la Generación del 27 y de la posguerra hasta nuestros días, donado por el poeta y editor de la editorial Hiperión Jesús Munarriz.

   El director del Instituto Cervantes ha explicado a Don Felipe y Doña Letizia la muestra y han charlado en el recorrido sobre las diferentes generaciones de poetas representados. Posteriormente, han descubierto una placa conmemorativa en el que se recuerda su visita a este histórico edificio tras lo que han hablado con los asistentes al acto, entre los que se encontraban también representantes de los editores de libros, escritores, libreros e ilustradores.

   Brines ha sido también el encargado, a través de un vídeo, de iniciar la Lectura Continuada del Quijote organizado el Círculo de Bellas Artes, uno de los tradicionales actos en torno a la celebración del Día del Libro y que, en su 25ª edición, y al igual que el año pasado, se celebra de forma virtual. Alrededor de 180 lectores han enviado sus grabaciones, sumando un total de 13 horas en las que se recogen los capítulos más destacados de la novela de Cervantes.

   Tras Brines, ha intervenido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida; y varios ministros del Gobierno.

   En representación de la cultura leerán el Quijote la cantante Rozalén, la cineasta Ángeles González Sinde y escritores como Rosa Montero, José María Merino, Julia Navarro o Pilar Quintana, entre otros.


El poeta Francisco Brines ha recibido este miércoles (12/05/2021) en su casa de la finca de Elca, en Oliva (Valencia), el Premio Cervantes 2020 de manos de Sus Majestades los Reyes, Don Felipe y Doña Letizia.  


Brines recibe el Cervantes de manos de los Reyes en su "pequeño paraíso"



María José Viz recita el poema "Oscureciendo el bosque", de Francisco Brines, con música de De Maynes 



La actriz Ana Conca recita el poema 'Los veranos' de Francisco Brines.

Ana.....anonadado... 
Siempre expresiva, natural y ese reflejo de alegría indisoluble.

PETRUS RYPFF

No hay comentarios: