viernes, 2 de abril de 2021

VINCENT VAN GOGH. SUICIDIO EN LOS CAMPOS DE TRIGO

 

VINCENT VAN GOGH. SUICIDIO EN LOS CAMPOS DE TRIGO


Zundert, 30 de marzo de 1853-Auvers-sur-Oise, 29 de julio de 1890. Vincent van Gogh fue un pintor neerlandés, uno de los principales exponentes del postimpresionismo.

"Sueño mis pinturas y luego pinto un sueño...He puesto mi corazón y mi alma en mi trabajo, y he perdido mi mente en el proceso".

(Vincent van Gogh)

   Hijo de un pastor protestante y de una marchante de arte y de fuerte carácter, Anna Cornelia, quien influyó en Vincent en su pasión por la naturaleza, el dibujo y las acuarelas.

 Vincent Willem van Gogh nació el 30 de marzo de 1853 en Groot-Zundert, Holanda. En  1863 ingresa interno en el colegio de Zerenbergen, que tuvo que abandonar debido a la mala situación económica de sus padres.

   A los 16 años va a trabajar a una galería de arte de su tío Cornelio, en La Haya. En ese momento ya habla con fluidez alemán, inglés y francés, además de su holandés natal. A los 20 años, en 1873, se traslada a Londres, previo paso por Bruselas, para trabajar en la galería Groupil. Se enamora por primera vez de la hija de la patrona de la pensión donde vivía, Eugenia Loyer. El rechazo a su propuesta vehemente de matrimonio le generó una crisis emocional intensa. Podríamos decir que tuvo su primera depresión. Su carácter era melancólico y solitario.

   Es en esa primera época donde empieza a predicar, buscando en la religión el alivio a sus penas. Pidió el traslado y se instaló en París en 1875. Vincent mantuvo con su hermano Theo, cuatro años menor, una relación que sería determinante en su existencia y su trayectoria artística.

  Intentó entrar en un seminario protestante, pero no fue aceptado por su carácter inestable. Es nombrado predicador finalmente por el consistorio de Bruselas y destinado a la región minera de Borinage en 1879. Fue cesado al año por la exageración en su conducta altruista y la vehemencia en su oratoria. Vivía en la pobreza al igual que los mineros y lo repartía todo. Llamó hipócritas a sus superiores al no aplicar la caridad cristiana de forma radical "como nos dice la Biblia". Apoyó la huelga de los mineros.

   Gracias a su hermano Theo ingresa, a los 27 años, en 1880, en la Academia de Pintura de Bruselas. Durante la visita a su hermano se enamora de una viuda, prima suya y mayor que él. También es rechazado. En 1881 viaja a La haya, donde su primo Mauve lo introduce en los círculos artísticos de la ciudad. Orienta su inter´s pictórico hacia naturalezas muertas. De esta época data su amor con una prostituta embarazada, cuyo apodo era Sien. Será su modelo para el famoso cuadro Sorrow.

Sorrow (Dolor) es un dibujo de Vincent van Gogh realizado en 1882.

   Esta obra fue creada dos años después de que van Gogh decidiera convertirse en artista. El dibujo representa una mujer embarazada de 32 años, Clasina Maria Hoornik, conocida como «Sien». Dolor es ampliamente reconocida como una obra maestra del dibujo, la culminación de un largo proceso de aprendizaje técnico por parte de Van Gogh.​ El dibujo es parte de la colección Garman Ryan exhibida en la Nueva Galería Walsall de Arte.​ Anteriormente perteneció a la colección privada de la artista Sally Ryan, quien tuvo el cuadro colgado en su suite en el Hotel Dorchester en Londres.​

   Es parte de una serie de trabajos en los que van Gogh utilizó a Sien Hoornik como modelo. El dibujo es mencionado en varias cartas de van Gogh. Aparentemente, tenía una alta opinión de este dibujo y lo describía como «la mejor figura que he dibujado». En otra carta de julio de 1882, van Gogh escribe: «Quiero hacer dibujos que conmuevan a la gente. 'Dolor' es un inicio [...] hay al menos algo que viene directamente de mi propio corazón». 

   En el verano de 1883, tras un año de convivencia, decide separarse definitivamente de Sien, por consejo de su hermano. Poco después se instala con su padre en una pequeña población de Neven y se interesa  pictóricamente por los temas de Naturaleza.

   Van Gogh se hallaba entonces en pleno período de producción y realizo su primera gran composición, Comiendo patatas, precedida de muchos bosquejos. Consciente de las insuficiencias de su técnica, se inscribe en la Academia de Amberes, pero no pudo amoldarse a la disciplina pedagógica.

   

Título original: Aardappeleters (Los comedores de patatas). Museo Van Gogh, Amsterdam (Países Bajos). Técnica: Óleo (114 cm × 82 cm.)

   Una pintura de campesinos no debe estar perfumada. En 1883 Vincent, que era todavía un principiante en esto de la pintura, se fue a vivir con su familia en Nuenen y habitó codo con codo con la pequeña comunidad de campesinos de este pueblo. Es entonces cuando el pintor, influenciado sobre todo por Millet y la oscuridad del barroco holandés, decide desarrollar su particular realismo, inspirado en los duros trabajos de estas gentes. Según Van Gogh, los campesinos debían pintarse con los mismos tonos de la tierra que cultivaban. Es así que los tierras y los tonos oscuros dominan este cuadro. Un trabajo muy orgánico, casi como los colores de una patata recién cosechada, sin lavar. De esta manera la patata está muy presente en el lienzo, no sólo físicamente, sino en todo el concepto, y los campesinos representados en un momento de serenidad familiar tras un duro día de trabajo, se alimentan del fruto de este trabajo, algo que Van Gogh consideraba la cosa más noble del mundo.

    Pese a ser un cuadro militantemente realista, el artista no representa a estas figuras con un naturalismo fotográfico, sino que opta, como lo haría su adorado Daumier, por la caricaturización de sus fisionomías. Así, pensaba él, podía transmitir mejor los rasgos salvajes y primitivos del campesinado, es decir, plasmar su esencia genuina, alejada de cualquier contaminación de la cultura burguesa.  Los comedores de patatas es considerada la primera gran obra maestra del pintor, y todavía está muy alejada de lo que vendría después, pero en ella ya vemos la apuesta de Van Gogh por la expresividad que sería su seña de identidad.


   Vivió con su hermano dos años en París (1886 y 1887). De allí partió hacia Arlés buscando los coloridos del sur. Es esta etapa en el sur de Francia, 1888 y 1889, la más rica en su obra y en su psicopatología.

   Pocos artistas han sido estudiados tan en profundidad  en su vertiente personal, cierto es que la abundantísima correspondencia que mantuvo con su hermano Theo (más de 800 cartas) nos proporcionan datos de incalculable valor para hacer este análisis tan distante en el tiempo. Los informes de los ingresos en instituciones para enfermos mentales y la constatación inequívoca de la amputación de su oreja, son los fundamentos para la certeza de que padecía un trastorno psíquico de carácte recurrente o cíclico. 

   Vallejo-Nágera dice: "La creación artística de Van Gogh es muy independiente de su enfermedad. Se interrumpe durante los agravamientos; pero la enfermedad ni la potencia ni la estructura. El esquema creador es previo a la enfermedad; sigue su desarrollo durante ella de modo absolutamente lúcido hasta el final: no hay motivaciones patológicas".

  Sin embargo, sabemos que existen períodos de expansividad en el ánimo, que podríamos llamar fases de hipomanía, la imaginación creativa puede ser exuberante, tal como ocurrió en la primavera de 1890, donde llegó a pintar casi un cuadro diario durante 70 días. Esta creatividad está de sobra constatada en la clínica.

   En la práctica médico-psiquiátrica debemos hacer siempre hacer siempre un diagnóstico diferenciala partir de los síntomas que presenta un paciente. En el caso de Van Gogh se ha evocado por los diversos autores, y a lo largo de más de un siglo, múltiples diagnósticos. Murió en la época donde comenzaba la nosografía psiquiátrica con la figura de Kraepelin. Se especuló con esquizofrenia, insolación, sífilis, con la psicosis plúmbica (saturnismo), porfiria aguda intermitente o símplemente, con el alcoholismo. No obstante, lo más plausible es que padecía un Trastorno Bipolar.

   Está constatado que padeció gonorrea, diagnosticada en 1882, por frecuentar prostíbulos. Quizás esto justifica los episodios febriles y las alteraciones renales. Pero no se puede aceptar la neurosífilis, pues los síntomas neurológicos y psiquiátricos no aparecen hasta 10 a 20 años desde el primer contagio.

   Numerosos episodios de embriaguez alcohólica y consumo de absenta han sido constatados. Estos vienen a ser otro de los factores a tener en cuenta como complicaciones bien conocidas en los enfermos con trastorno bipolar, ya sea en la fase de manía (euforia), ya sea en la depresión o en fases mixtas.

    La hipótesis de una psicosis plúmbica, sostenida por González y Montejo, basada en la contaminación prolongada por el plomo de sus pinturas es posible y ha de tenerse en cuenta, pero no puede explicar la conducta en la adolescencia y los cambios de carácter, de la impulsividad a la postración, no comporta las oscilaciones del estado de ánimo que sufría. Aceptado es su carácter difícil, temperamento muy fuerte y personalidad inestable. Él mismo reconoce a su hermano, en una de las cartas datada en 1883: "mi juventud fue triste, fría y estéril". La psicosis plúmbica es un cuadro muy poco frecuente que requiere una exposición prolongada en el tiempo al plomo y, sobre todo, en ambientes cerrados. Si tenemos en cuenta que tuvo períodos de autoestima excesiva, valga esta libre construcción de una supuesta conversación donde Gauguin le criticaba la utilización de trazos gruesos e inacabados: "pintas muy rápido y no puede ser arte hacer un cuadro en tan poco tiempo", Vincent, le respondió: "Quizás seas tú el que le dediques poco tiempo a ver mis cuadros como para entender mi arte". Además del continuo contacto con la pintura, está comprobada una intoxicación con fines suicidas por ingesta de su propia pintura. Una hermana realizó una tentativa de suicidio y su hermano menor lo llevó a cabo, más propio del factor genético de la enfermedad bipolar que de las posibles contaminaciones por plomo de sus familiares.

   Más difícil resulta sostener la hipótesis de que padecía una esquizofrenia, fue formulada por Jasper en 1922 y está absolutamente abandonada. téngase en cuenta que esta enfermedad suele tener un inicio precoz, la mayor parte de las veces antes de los 20 años. Van Gogh, salvo episodios aislados, presentó la mayor parte de la clínica en la última década de su vida. Lo que es más determinante es que la esquizofrenia es una enfermedad deteriorante en ausencia de tratamiento. (El primer antipsicótico no se descubrió hasta 100 años después del nacimiento de Van Gogh). La brillantez y la genialidad del gran pintor no se podrían contemplar en el contexto de esta enfermedad. Fueron los últimos cinco años de su vida los de mayor producción artística.

Datos a favor de la enfermedad bipolar

- Tenía una personalidad de carácter inestable desde la adolescencia que incluyó enamoramientos apasionados y reacciones emocionales intensas de sufrimiento. Este temperamento se observa frecuentemente en los diagnosticados de trastorno bipolar, aunque no es en absoluto determinante.

- Estudió varios idiomas, junto con el holandés natal, alemán, francés e inglés. Podemos hacernos una idea de la dificultad que ello entraña, incluso hoy día.

- Viajó y cambió frecuentemente de residencia. Desde su Groot-Zundert natal a La haya, Neven, Bruselas, Londres, Borinage, Amberes, París, Arlés, Auvers...Una vez más esta conducta viajera no era, por así decirlo, ni frecuente, ni propia de la época.

- Tuvo trabajos diversos como predicador, minero, comerciante de arte, profesor en Londres y pintor.

- Tuvo proyectos especiales (sociedad de pintores de Arlés) con inversiones arriesgadas, dada su precaria economía.

- Consumía abusivamente alcohol, incluso absenta, y tabaco de forma permanente (fumaba en pipa). Bien sabemos en nuestros enfermos lo habitual que es el consumo de tóxicos, tanto en fases de euforia como en los episodios depresivos.

- Frecuentaba prostíbulos y tenía relaciones cuando menos sorprendentes para la época y para su entorno familiar (vivió más de un año con una prostituta y su hijo). La prodigalidad, la desinhibición sexual y los enamoramientos pasionales, son síntomas propios de las fases maníacas e hipomaníacas.

- Tenía conductas extremas ligadas al trabajo con pobres, al altruismo y al misticismo. Llevaba una vida de asceta.

- Están constatados periodos de irritabilidad, discusiones violentas y agresivas, insomnio, autoestima exagerada (¿muchos autorretratos?), coincidiendo con gran creatividad y cambios bruscos del estado de ánimo.

- Relaciones intempestivas con sus amigos. Definidas por el propio Van Gogh como de "electricidad excesiva". Cuenta Gauguin cómo en una ocasión, Van Gogh, tras tomar una absenta, le arrojó, de repente, el vaso a la cabeza.

   Van Gogh, cuando llega a Arlés, siente que "su sangre quiere volver a circular". son periodos de creatividad artística difícilmente  comprensibles sin un estado mental taquipsíquico..."Por momentos tengo una lucidez terrible...y entonces, dejo de sentirme...y el cuadro me viene como un sueño" (Arlés, septiembre de 1888).

 Van Gogh se preocupa por sus estados de exaltación relacionados con "la contemplación de la eternidad y la vida eterna". "me encontraba arrebatado por la locura y la profecía como un oráculo griego en su trípode". Síntomas de clara extirpe maníaca.

    Por momentos se encuentra en periodos de eutimia..."Durante muchos días he estado absolutamente extraviado como en Arlés...aunque ahora me encuentro estable, es de suponer que estas crisis aún se irán repitiendo". (San Rémy, octubre de 1889). Extraída de la historia clínica del Dr. Peyron de San Remy, sonsacamos este párrafo: "En este momento parece que ha vuelto a la razón, pero no se siente con la fuerza y con el coraje de vivir en libertad. ha pedido él mismo su admisión en la clínica".

   Si bien es cierto, este médico mantuvo el diagnóstico de epilepsia del doctor Félix Rey, es curioso que no se detallen las crisis típicas tónico-clónicas. Se abogaba más por unas supuestas crisis temporales complejas. El diagnóstico lo hace a posteriori para intentar comprender el episodio donde Vincent se mutila la oreja izquierda: "Fue atendido de un ataque agudo con alucinaciones visuales y auditivas que lo llevaron a mutilarse cortándose la oreja. Yo estimo, como consecuencia de lo que padece, que el señor Van Gogh es víctima de ataques de epilepsia" Hoy en día nadie habría realizado el diagnóstico de epilepsia con estos datos.

   Los hechos ocurrieron la noche del 23 de diciembre de 1888. Ocurrió tras una acalorada y violenta discusión con Gauguin. Vincent había llegado en febrero de ese año a Arlés con la idea de crear una asociación de artistas para apoyarse mutuamente. Vivía en la Casa Amarilla. Precisamente fue su hermano Theo quien medió para que acudiera Gauguin. Este llevaba dos meses con Vincent cuando ocurrieron los hechos y las razones de la disputa siempre fueron oscuras . Los vecinos relataron los gritos incesantes que oían. Poco después, Gauguin se marchó tras ser amenazado con una navaja. Vincent se automutiló, ¿como acto de arrepentimiento? Salió a buscar a Rachel, una prostituta que ambos frecuentaban. Le entregó la oreja en una caja como regalo. La interpretación del rocambolesco suceso pudo ser el regalo que le hizo por Navidad a Rachel, o bien, un acto de despecho por celos al ser también la amante de Gauguin.

  Desde el punto de vista psiquiátrico, en cualquiera de los casos, es de un acto impulsivo bizarro propio de un contexto impulsivo y deliroide. Al día siguiente fue ingresado en el Hospicio de Arlés. El día de Navidad llegó su hermano a visitarlo (Gauguin le avisó). Estuvo dos semanas hospitalizado, hasta el 7 de enero de 1889. "Cuando salí del hospital, creí que no había tenido nada, solamente después he tenido la sensación de que había estado enfermo", escribió.

   Se sobreentiende que una vez pasada la fase maníaca estuvo algunos días en lo que podríamos llamar interfase. Por estos días hizo los autorretratos con la cara vendada delante del espejo. 

"...ya comprenderás que, aún estando completamente calmado, en un momento dado puedo recaer en un estado de sobreexcitación por nuevas emociones morales". (Arlés, marzo de 1889).

   Los vecinos redactaron una carta donde pedían su ingreso: "Le fou de cheveux rouges". El loco del pelo rojo presenta un "etat de dangerosité" para sí mismo y para los demás. Esto, unido al comienzo de otra fase depresiva, llevó al mismo Vincent a solicitar su ingreso en Sant Remy. Estuvo casi un año. Dentro volvió a tener una fase de gran creatividad (posible hipomanía), pintando los aledaños del hospital. Deducimos que tenía buena conciencia de su enfermedad psíquica, algo que sólo ocurre en el 50% de los enfermos bipolares. Los episodios depresivos los describe con absoluta claridad en una carta a Theo (La Haya, agosto de 1883): "...He perdido parte de mis fuerzas, estoy muy agotado y siento que voy a sucumbir". En otra carta, un mes más tarde, dice: "me invade una gran angustia, una depresión, un 'no sé qué...' de desaliento y desesperación, que no puedo escribir".


   Estos episodios podrían ser delirantes: "Me extraña que justo yo, con mis ideas modernas, tenga alucinaciones propias de una persona supersticiosa, y ocupen mi mente confusas y terribles visiones de locura religiosa como nunca me habían sucedido en el norte...". (Saint Remy, julio de 1889). Creía que le estaban envenenando.

   En otros momentos le embargaba la tristeza y, en ocasiones, no podía comer durante varios días. Estando en St. Remy, se le autoriza a viajar a Arlés (febrero de 1890). Al no regresar, fueron a buscarlo y lo encontraron vagando en un estado de dejadez y sucio, con la atención totalmente aturdida. Lo que entendemos como una nueva fase depresiva. A partir de este momento los ciclos se suceden rápidos y, ya en Auvers, en mayo de 1890, cuenta el doctor Gauchet: "Quiso matar a todo el mundo porque unos jóvenes le habían puesto sal en el café". Incluso amenazó al doctor con una violencia incomprensible por no haberle enmarcado un cuadro.

   Confiesa en una carta tener gran presencia de ánimo en las palabras y hablar "como las arlesianas". Sin duda se refiere a la locuacidad de las mujeres del sur en alusión a su logorrea. En otra carta días después afirma tener "un fondo de tristeza difícil de definir". Según René, uno de los pintores que conoce en Auvers: "Van gogh estaba alegre un día y sombrío otro; parlanchín si tenía unas copas o silencioso durante horas". Describe claramente el temperamento ciclotímico de muchas de las personas que padecen trastorno bipolar. 

   Por tanto, resumimos que, a lo largo de su vida y desde su adolescencia, tuvo periodos (fases) de irritabilidad, discusiones locuaces y vehementes (logorrea), insomnio, episodios delirantes, conductas extravagantes, autoestima exagerada, coincidiendo con gran creatividad y bruscos cambios de ánimo con viraje a la depresión. Tras uno de los periodos más creativos, empeoró su ánimo. El 27 de julio de 1890, con gran sentimiento de culpa por pensar ser una carga para su hermano, se disparó un tiro en el pecho con un revólver que le había prestado su posadero para espantar a los cuervos. Lo hizo mientras paseaba por el campo, luego regresó a su habitación, para morir dos días después en brazos de Theo. Dejó inacabado el cuadro llamado Los Cuervos.

   En las últimas líneas de la carta que poseía el artista en su lecho de muerte, al referirse a su oficio, se lee: "Por él arriesgo mi vida y mi razón destruida a medias". Murió el 29 de julio de 1890 a la edad de 37 años.

   Van Gogh alcanzó la gloria después de muerto. Y ya en el siglo XX, por su genialidad, alcanzó la categoría de mito. Un servidor se quita el sombrero ante él.


El texto anterior está extraído de un extenso fragmento de una conferencia magistral de mi amigo y colega F. Toledo R., ¡Gracias Maestro!

Para mí el diagnóstico del genio holandés, podría ser, no un Trastorno Bipolar, sino un Trastorno Esquizoafectivo (F 25 según la CIE-10), pero, "quién la lleva la entiende"...

(Petrus Rypff)



SUICIDIO EN LOS CAMPOS DE TRIGO

    La temprana muerte de Van Gogh pasó desapercibida después de una vida llena de dificultades y dramatismo, pero colmada de pinturas de asombrosa originalidad.



La familia de Vincent van Gogh: Arriba: sus padres Theodorus y Anna Cornelia. Abajo, de izquierda a derecha: Vincent Willem, Anna Cornelia, Theo, Elisabetha Huberta, Wilhelmina Jacoba y Cornelius Vincent.

   Muchos lo consideraban un artista fracasado, que sólo había vendido un cuadro. Aquel domingo se dirigió impertérrito hacia el Château d'Auvers, donde había dejado el caballete. Luego recorrió un sendero a lo largo del muro del castillo y sacó un revólver. Lo necesitaba, según le decía la gente, para ahuyentar a los cuervos. No obstante, esta vez se apuntó al pecho y disparó.

   La vida del holandés siempre había sido tempestuosa. En la década de 1870 regaló todos sus bienes materiales e intentó imitar la vida de Cristo. Desde 1880 su "misión" era la pintura y produjo cientos de telas con una extraordinaria rapidez y un uso del color gloriosamente intenso. Pero estaba sometido a una depresión aguda y sufría alucinaciones, y, en diciembre de 1888, ingresó voluntariamente en un manicomio después de cortarse una oreja.

   Van Gogh, herido, volvió tambaleándose a la ciudad. Los médicos vieron que la bala no había alcanzado al corazón ni otros órganos vitales. No lo enviaron al hospital. Al día siguiente llegó Theo, su hermano y patrono. Se había declarado una infección y Vincent tenía dificultades para respirar. Theo apoyó la cabeza de su hermano en su brazo. "Ojalá pudiera morir así", dijo Vincent. Murió media hora más tarde, a la una y media de la madrugada del 28 de julio de 1890, a la edad de 37 años.

   La muerte del casi desconocido pintor apenas despertó interés, pero Van Gogh no tardaría en ser reconocido como uno de los más importantes postimpresionistas y uno de los grandes héroes culturales de los tiempos modernos.




Trigal con cuervos (1890), ​ Campo de trigo con cuervos​​ o Trigal bajo la tormenta​ es un óleo sobre lienzo del pintor holandés Vincent van Gogh. Comúnmente se afirmaba que esta fue la última pintura de Van Gogh.​ Sugiere una mezcla de premonición e intensa apreciación de la naturaleza.




Fotografía del hermano de Vincent van Gogh, Theo, hasta hace poco asociada al primero,​ en 1866.



Acequia (1872-73), dibujo juvenil de Van Gogh (La Haya).




El dormitorio en Arlés (1888). Es un cuadro de Vincent Van Gogh que representa el dormitorio del pintor durante su estancia en la ciudad francesa de Arlés, un motivo sobre el que pintó tres cuadros casi idénticos. El primero, se conserva en el Museo Van Gogh de Ámsterdam, fue ejecutado en octubre de 1888 y se deterioró en una inundación ocurrida durante la hospitalización del pintor. Cerca de un año después, realizó el que hoy se encuentra en el Art Institute de Chicago; al mismo tiempo hizo otro, hoy en el Museo de Orsay, para su familia en Holanda y que es el único de tamaño más reducido.

   En una carta dirigida a su hermano Theo, Vincent explica lo que le incita a pintar una obra semejante: quiere expresar la tranquilidad y resaltar la sencillez de su dormitorio mediante el simbolismo de los colores. Para ello, describe: «los muros lila pálido, el suelo de un rojo gastado y apagado, las sillas y la cama amarillo de cromo, las almohadas y la sábana verde limón muy pálido, la manta roja sangre, la mesa de aseo anaranjada, la palangana azul, la ventana verde", afirmando: 

   "Había querido expresar un reposo absoluto mediante todos estos tonos diversos». Mediante estos diferentes tonos, Van Gogh hace referencia a Japón, a sus crespones y a sus estampas. Se justifica de este modo: «Los japoneses viven en interiores muy sencillos, grandes artistas han vivido en este país». Pese a que, para los japoneses, una habitación decorada con cuadros y muebles no parezca realmente sencilla, para Vincent es «un dormitorio vacío con una cama de madera y dos sillas». Alcanza, a pesar de todo, una cierta austeridad, por su composición constituida casi únicamente de líneas rectas y por la combinación rigurosa de superficies de color que compensan la inestabilidad de la perspectiva. 



Las tumbas de Vincent y Theo van Gogh en el cementerio de Auvers-sur-Oise.

   Pintó unos 900 cuadros (entre ellos 43 autorretratos y 148 acuarelas) y realizó más de 1600 dibujos. Una figura central en su vida fue su hermano menor Theo, marchante de arte en París, quien le prestó apoyo financiero de manera continua y desinteresada. La gran amistad entre ellos está documentada en las numerosas cartas que se intercambiaron desde agosto de 1872. De las 800 cartas que se conservan del pintor, unas 650 fueron para Theo; las otras son correspondencia con amigos y familiares.

   Desde joven tuvo inclinación hacia el dibujo. Su primer trabajo fue en una galería de arte. Más tarde se convirtió en pastor protestante y en 1879, a la edad de veintiséis años, se marchó como misionero a una región minera de Bélgica, donde comenzó a dibujar a la gente de la comunidad local. En 1885 pintó su primera gran obra, Los comedores de patatas. En ese momento su paleta se componía principalmente de tonos sombríos y terrosos. La luz y la preferencia por los colores vivos por la que es conocido surgió posteriormente, cuando se trasladó al sur de Francia, consiguiendo su plenitud durante su estancia en Arlés en 1888. 

    La calidad de su obra fue reconocida sólo después de su muerte, en una exposición retrospectiva en 1890, considerándose en la actualidad uno de los grandes maestros de la historia de la pintura. Influyó grandemente en el arte del siglo XX, especialmente entre los expresionistas alemanes y los fauvistas como Matisse, Derain, Vlaminck y Kees Van Dongen.​

  Falleció a los treinta y siete años de edad por una herida de bala; aún no se sabe con seguridad si fue un suicidio o un homicidio involuntario. A pesar de que existe una tendencia general a especular que su enfermedad mental influyese en su pintura, el crítico de arte Robert Hughes cree que las obras del artista están ejecutadas bajo un completo control; de hecho, el pintor jamás trabajó en los periodos en los que estaba enfermo. ​

¿Por qué se cortó la oreja Vincent Van Gogh?

Una de las leyendas que rodean al atormentado pintor nos habla de una pelea, de la mutilación de su oreja y de una prostituta, ¿qué tan cierto es esto?…


'Retrato con oreja vendada'  Vincent Van Gogh, 1889. Lo pintó tras cortarse parte de la oreja en un arrebato de enajenación.

FRANCISCO MASSE, Ciudad de México / 30.03.2017 

   La historia, o la leyenda, dice que el 23 de diciembre de 1888, mientras vivía en la ciudad francesa de Arlés, el atormentado Vincent Van Gogh discutió con su amigo Paul Gauguin y, preso de la ira y el delirio de su locura, se cortó una oreja y —estando al borde de la muerte por la abundante hemorragia— la envolvió en un trapo y se la regaló a una prostituta por la que sentía mucho afecto.

   Esta es la versión más popular del suceso, la cual se suma a las muchas leyendas que rodean al mítico pintor holandés. Pero investigaciones recientes ponen en duda la veracidad de esta historia. Revisemos cuáles son los últimos descubrimientos al respecto.

   La versión “oficial” de la mutilación de la oreja de Van Gogh afirma que el perturbado artista, en un brote de locura, se mutiló el lóbulo de la oreja izquierda con una navaja de rasurar, tras haber discutido acaloradamente con Paul Gauguin, en la noche del 23 de diciembre de 1888. Aun sangrando, Van Gogh envolvió el apéndice en un trapo, caminó hacia un burdel cercano y se lo regaló a una prostituta, quien se desmayó al descubrirlo. Acto seguido, el trastornado Vincent fue a su casa, se acostó en su cama, que amaneció llena de sangre, y fue despertado a la mañana siguiente por la policía, que había sido alertada por la prostituta. Aunque por siglos hemos dado por cierto este relato, diversos investigadores la han puesto en tela de juicio. Por ejemplo, los historiadores alemanes Hans Kaufmann y Rita Wildegans, en su libro “Pacto de silencio”, afirman que Vincent inventó el cuento completo en al afán de encubrir a su amigo Gauguin, y que la verdad es que éste habría desprendido el lóbulo del holandés con un golpe de espada, durante una discusión. Según Kaufmann y Wildegans, Van Gogh se habría tornado muy violento cuando Gauguin le comunicó su decisión de dejarlo para siempre —los artistas vivían juntos y, se presume, sostenían una relación amorosa—, por lo que el francés se habría defendido y, en el intento de '"deshacerse del loco", le habría asestado un golpe de espada, mutilando parte de la oreja izquierda de Vincent.

   Existen otras versiones, sin embargo. En otro libro, titulado 'La oreja de Van Gogh: la verdadera historia', la escritora inglesa Bernardette Murphy ofrece su versión de lo sucedido esa noche de diciembre de 1888. Según Murphy, el propio Van Gogh se habría cortado la oreja, mirándose en el mismo espejo que usaba para sus famosos autorretratos, y la supuesta prostituta que la recibió "como regalo" no sería tal, sino la hija de un granjero que trabajaba como encargada de la limpieza del ya mencionado burdel. En su libro, además, Murphy hace un recuento de las múltiples enfermedades mentales que aquejaban a Van Gogh, y sostiene que Gauguin argumentaba que, en sus delirios, Van Gogh se creía una especie de Mesías o redentor, y que había ofrecido su lóbulo izquierdo como una especie de sacramento: "tomad, éste es mi cuerpo". Para avivar aún más la polémica, el escritor Martin Bailey sostiene —en su libro 'Estudio del Sur'— que la verdadera razón por la que Van Gogh se cortó la oreja fue el haberse enterado de la boda de su hermano, Theo, por quien sentía un gran amor.



Jarrón con doce girasoles, 91 x 72 cm, agosto de 1888. Neue Pinakothek, Múnich, Alemania.


   Uno de los cuadros más famosos del mundo es el de “Los Girasoles” del pintor neerlandés Vincent Van Gogh. Esta fama proviene, en parte, del hecho de que en marzo de 1987 se vendió por una cifra récord en una subasta en la casa Christie’s de Londres: 39,9 millones de dólares. La cuestión es que no es un solo cuadro ¡son siete! Durante su estancia en Arlés, mientras esperaba la llegada de su admirado Paul Gauguin, Van Gogh pintó siete versiones del mismo cuadro, representando unos girasoles en un jarrón. Entre estas versiones hay pequeñas diferencias, tanto en el número de flores (tres, cinco, doce o catorce), como en las etapas de la vida de las plantas (en flor, o marchitándose) y en las tonalidades utilizadas. La versión vendida en Londres en 1987 al japonés Yasuo Goto era una de las tres con catorce girasoles.

Jarrón con catorce girasoles, 93 x 73 cm, agosto de 1888. National Gallery, Londres, Gran Bretaña.

   Se cuenta que fue una mañana de 1888, en la que el viento mistral soplaba con fuerza en Arlés, Van Gogh se vio obligado a trabajar en el interior de su casa, y se puso a trabajar en bodegones hasta concebir la idea de este cuadro. Hoy podemos saber con qué intención pintó Van Gogh esta serie, ya que se conservan las cartas a su hermano Theo, y en la número 526 escribía:

   “Con la esperanza de llegar a vivir con Gauguin en nuestro estudio, quiero pintar una serie de cuadros. Nada más que grandes girasoles… Si llevo a cabo mi plan, pintaré una docena de cuadros. El conjunto es una sinfonía en azul y amarillo. Trabajo todos los días desde que sale el sol. Porque las flores se marchitan enseguida y hay que pintarlo todo de una vez”.

Jarrón con tres girasoles, 73 x 58 cm, agosto de 1888. Colección privada, Estados Unidos.

   Vincent Van Gogh y Paul Gauguin habían pensado en montar en Arlés un “Estudio del Sur”, para Van Gogh se trataría de una comunidad de artistas de la que Gauguin sería el mentor. El significado de este cuadro podría ser el de que, al igual que el girasol gira siguiendo el movimiento del sol, de igual modo Van Gogh se guiaría por Gauguin. Ambos genios tenían fuertes personalidades, y la relación entre ambos no acabó bien (algunos atribuyen a esta tormentosa relación la causa del corte de la famosa oreja de Van Gogh).


THE METROPOLITAN MUSEUM OF ART (MOMA) Campo de trigo con cipreses (1889)

   La obra de Van Gogh es excelsa y extensa, pero quizás entre las pinturas más conocidas se encuentran la serie de óleos de "Los girasoles". Parece ser que los primeros cuadros de la serie fueron pintados para decorar el dormitorio de su amigo Paul Gauguin.

   La creación de esta magnífica obra fue posible por el empleo de los nuevos pigmentos desarrollados durante el siglo XIX, en concreto del amarillo de cromo, que dotaba a los girasoles de un increíble amarillo luminoso. No obstante, en la actualidad las pinturas no presentan ese amarillo intenso, sino más bien un tono ambiguo y delicioso a medio camino entre el amarillo y el marrón.

   La teoría más aceptada es que se han producido cambios químicos en el pigmento amarillo de cromo por la exposición a rayos ultravioleta. El oscurecimiento de los pigmentos es causado por la reducción del cromo de Cr (VI) a Cr (III). Así, el oscurecimiento del amarillo de otras dos pinturas de Van Gogh, "Vista del Arlés con lirios" (1888) y "Ribera del Sena" (1887), podrían ser explicadas por el mismo fenómeno.

La explicación científica

   Parece evidente que Van Gogh sentía predilección por el color amarillo, manifestándolo en gran parte de su obra, incluidas pinturas como "La casa amarilla", "Terraza de café por la noche" o "La avenida de los Alyscamps" entre otras.


Retrato del doctor Gachet (Vincent van Gogh,1890).

   La incuestionable predilección del pintor por el color amarillo ha sido relacionada con una intoxicación por digital (Digitalis purpurea), que era utilizada en medicina para tratar diversas patologías.

   En la época de Van Gogh, la digital era empleada para tratar las crisis maniacodepresivas. El pintor la consumía habitualmente en un intento de paliar los ataques que azoraban su cuerpo y mente, ya que se le atribuían propiedades sedantes y antiepilépticas.

   Desafortunadamente, los pacientes que consumían un exceso de digital desarrollaban xantopsia, una patología que alteraba la percepción de los colores, tendían a ver los objetos con un tono amarillento. Vicent van Gogh veía el mundo a través de un filtro amarillo provocado por la medicina que consumía. De modo que el pintor tan solo trasladaba a los cuadros los tonos que observaba.

   La digital se la suministraba a Van Gogh su médico personal, el Dr. Paul Gachet. De hecho, en el retrato que Van Gogh pinta del Dr. Gachet, el médico aparece con un ramo de digital sobre la mesa. No obstante, el galeno era muy consciente de los posibles efectos secundarios letales que podía ocasionar la digital, y desaconsejaba enfáticamente el abuso de la droga, que podía producir síncope al disminuir los latidos del corazón y causar la parálisis del órgano.

   Además, a pesar del predominio de los tonos amarillos en las obras de Van Gogh, hay que reconocer que el amarillo siempre está equilibrado con el uso del azul y/o del blanco, incluso si se aplica de manera muy sutil. Con la xantopsia aguda, los blancos y los amarillos habrían sido indistinguibles para el pintor y los azules le habrían parecido verdes. De lo que se deduce que seguramente padeció la enfermedad en un grado leve.

   Otras hipótesis apuntan a que es posible que el pintor sufriera glaucoma de ángulo cerrado subagudo.


La noche estrellada (1889).

   Esta dolencia visual explicaría los "halos" que Van Gogh pintaba en algunas de sus obras y que son evidentes en varias pinturas como "El café de noche " o "La noche estrellada". Precisamente, el color amarillo vuelve a ser significativo en esta última pintura. Y tanto en esta obra como en "Camino con ciprés y estrella" y en "Campo de trigo con cuervos", el pintor fue capaz de plasmar con inusual certeza la teoría de la turbulencia de los fluidos que el matemático ruso Andréi Nikoláyevich Kolmogórov describió en 1941. Es decir, cincuenta y dos años después de que Van Gogh pintara "La noche estrellada".

Desde luego la obra de Van Gogh sigue guardando enigmas sin resolver y ostentando una belleza extraordinaria.



Vincent van Gogh (documental) en español.

Hermoso, admiro su pintura, no puedo explicarlo. Nadie lo entendía, porque tenía el don de poder estar en más de una dimensión. ¿Tenía esto que ver con sus problemas mentales?

----------------

  Un servidor ha tenido la suerte de contemplar en directo muchos cuadros del holandés Vincent van Gogh, en distintos viajes. En Londres en la National Gallery, en París en el Museo D'Orsay, en Nueva York en el MOMA, en Amsterdam en el Museo dedicado al genio postimpresionista.

   En sus obras podemos observar de primera mano los colores y los brochazos usados para crear las obras de uno de los artistas más conocidos (postmortem) de todos los tiempos.

   Durante su vida, las obras de Van Gogh no eran reconocidas. En realidad vendió solamente una pintura cuando vivía (?), El viñedo rojo; hoy en día esta pintura está situada en el Museo Pushkin en Moscú, espero poder verla algún día.



El viñedo rojo cerca de Arlés (La vigne rouge) es una pintura al óleo del pintor holandés Vincent van Gogh, realizada en Arlés a principios de noviembre de 1888. Fue una de las poquísimas obras que Vincent vendió en vida, aunque no la única, como se ha asegurado con frecuencia.

   Se exhibió por primera vez en la exhibición anual de Los XX, 1890 en Bruselas, y fue vendido por 400 francos (el equivalente a 710 € actuales) a Anna Boch, pintora impresionista y coleccionista de arte de Bélgica. Anna era la hermana de Eugène Boch, otro pintor impresionista y amigo de Van Gogh también, que pintó el retrato de Boch (Le Peintre aux Étoiles) en Arlés, en otoño de 1888.

   Al igual que El café de noche, fue adquirido por el famoso coleccionista ruso Sergei Shchukin. La obra fue posteriormente nacionalizada por los bolcheviques con el resto de la colección de Shchukin y, finalmente, pasó a formar parte del Museo Pushkin de Moscú.

   Después de su muerte, la cuñada de Vincent, Johanna van Gogh-Bonger, reunió muchas de las obras de Vincent y empezó donarlas para exposición. Aunque algunas de sus obras fueron destruidas en los fuegos y otras están en lugares desconocidos, es increíble el número de obras que se encuentran a nuestro alcance.

    Hace 7 años pude ver, con gran admiración, una de las más famosas obras de Van Gogh La noche estrellada; que está situada en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

VINCENT VAN GOGH (Año 1853) Pasajes de la historia (La rosa de los vientos)

Capitulo completo de la serie "Pasajes de la historia", sección del programa "La rosa de los vientos" dedicado a Vincent Van Gogh (Año 1853), todo el mérito es de su director y locutor J.A. Cebrian, d.e.p.  Canción: The Cider House (Instrumental) - John Lenehan, David Snell

   Para ver una colección grande de las obras de Van Gogh, debemos ir al Museo Van Gogh en Ámsterdam dónde hay más de 200 pinturas incluyendo Los comedores de patatas, El almendro en flor, Trigal con cuervos, autorretratos, y muchos de sus dibujos y cartas. Una auténtica maravilla.

(Petrus Rypff)


Loving Vincent Completa FullHD Español Castellano

En mi opinión, es una gran idea hacer esta película como si fuera una pintura de Van Gogh, resulta muy original y visualmente excelente. Muy buena película.

   


Don McLean ~ Vincent (Subtítulos en Español)

Esta canción la escribió e interpretó Don Mclean al terminar de leer un libro autobiográfico sobre la vida de Vincent Van Gogh,  transmite mucho emocionalmente.
Vincent Van Gogh falleció el 29 de julio de 1890, las últimas palabras que dijo a su hermano Théo fueron: "La tristeza durará para siempre"








 


No hay comentarios: