sábado, 20 de marzo de 2021

VICTOR FRANKL - EL SENTIDO DE LA VIDA

 

VICTOR FRANKL - EL SENTIDO DE LA VIDA




Viktor Emil Frankl (Viena, Austria; 26 de marzo de 1905-2 de septiembre de 1997), conocido como Viktor Frankl, fue un neurólogo, psiquiatra y filósofo austríaco, fundador de la logoterapia y del análisis existencial. Sobrevivió desde 1942 hasta 1945 en varios campos de concentración nazis, incluidos Auschwitz y Dachau. A partir de esa experiencia, escribió el libro best seller El hombre en busca de sentido.



¿CUÁL ES EL SENTIDO DE LA VIDA? El Hombre en Busca de Sentido, Viktor Frankl


BIOGRAFÍA

  Viktor Frankl nació en Viena en una familia de origen judío. Su padre fue estenógrafo parlamentario hasta llegar a Ministro de Asuntos Sociales. Desde joven, siendo un estudiante universitario y envuelto en organizaciones juveniles socialistas, Frankl empezó a interesarse en la psicología. Estudió medicina en la Universidad de Viena y se especializó en neurología y psiquiatría. Desde 1933 hasta 1937 trabajó en el Hospital General de Viena. De 1937 a 1940 practicó la psiquiatría de forma privada. Desde 1940 hasta 1942 dirigió el departamento de neurología del Hospital Rothschild (único hospital de Viena donde se admitía a judíos).


   En septiembre de 1942 él, su esposa y sus padres fueron deportados a un campo de concentración cercano a Praga, el Theresienstadt. De 1942 a 1945 estuvo en cuatro campos de concentración, incluyendo Auschwitz, conocido como el campo de exterminio. Lo que experimentó en esos años es inimaginable. Logró sobrevivir; no así su mujer, sus padres, hermano, cuñada, muchos colegas y amigos.


   Tras la liberación pasa varias semanas en Münich tratando de indagar quiénes de sus familiares habían sobrevivido. Poco a poco va enterándose de que ninguno lo logró y vive un profundo dolor, soledad y vacío. A su regreso a Viena le asignan un apartamento en el noveno distrito de Viena en el que viviría el resto de su vida. Es nombrado Jefe del Departamento de Neurología de la Policlínica de Viena, puesto que ocupó durante 25 años. Fue profesor tanto de neurología como de psiquiatría de la Universidad de Viena.

   Dirigió la Policlínica Neurológica de Viena hasta 1971. En 1949 recibió el doctorado en filosofía. En 1955 fue nombrado profesor de la Universidad de Viena. A partir de 1961, Frankl mantuvo cinco puestos como profesor en los Estados Unidos en la Universidad de Harvard y en la Universidad de Stanford, así como en otras (Dallas, Pittsburg y San Diego). Continuó dando clases en la Universidad de Viena hasta los 85 años de edad de forma regular. Impartió cursos y conferencias por todo el mundo.

    Ganó el Premio Oskar Pfister de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, así como otras distinciones de diferentes países europeos. Recibió 29 doctorados honoris causa de distintas universidades.

Publicó más de 20 libros, traducidos a numerosos idiomas.

Portada de la edición original en alemán de La psicoterapia en la práctica






El Hombre en Busca de Sentido por Viktor Frankl - Resumen Animado



EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO - Viktor Frankl (Resumen del Libro, Análisis y Reflexión en Español)



EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO (de Viktor Frankl metas, objetivos y resultados)



   Viktor Emil Frankl nació el 26 de marzo de 1905 en Viena, entonces el núcleo principal del Imperio Austrohúngaro, en una familia de origen judío. Sus padres, Gabriel y Elsa eran checoslovacos y Viktor fue el intermedio de tres hermanos, Walter el mayor y Stella la pequeña. De pequeño, sus familiares le llamaban "Viky". Tenía 9 años y asistía a la escuela primaria cuando empezó la I Guerra mundial, la cual le hizo ser consciente de lo que significaba aprender a sobrevivir y pasar hambre. 

   Entre 1916 y 1924 estudió el bachillerato en el “Realgymnasium” vienés. Durante el mismo, despierta su interés por el Psicoanálisis de Sigmund Freud, e inicia con él una correspondencia; incluso le envió un estudio sobre la mímica que Freud le publicó en la Revista Internacional de Psicoanálisis, en 1924. Sin embargo, hacia 1925, se distancia de Freud y se centra más en Adler, tras conocer en persona al primero. Posteriormente, a partir de 1927, también se distancia de Adler, quién le expulsa del círculo de su escuela. Unos años después conoce también a otro famoso psicoanalista, W. Reich. En 1924 comenzó la carrera de Medicina en la Universidad de Viena y en 1930 obtuvo el doctorado. Entre medias se afilió al partido socialista. Tras una breve incursión laboral en la unidad de Psicoterapia de la Clínica Universitaria de Psiquiatría, realizó la residencia en Neurología y Psiquiatría entre 1931-1932 y desde 1933 hasta 1937 se encargó de una unidad para mujeres con intentos de suicidio en el hospital psiquiátrico de Viena, atendiendo una media de tres mil pacientes al año. En 1937 abrió una consulta privada, pero un año más tarde los nazis se anexionan Austria y poco después estalla la II Guerra mundial. 

   Entre 1940 y 1942, a pesar del conflicto bélico, trabaja como director del servicio de Neurología del hospital Rothschild de Viena, el único hospital judío local durante el régimen nazi. Al contrario de muchos colegas y amigos que emigraron y a pesar de que él tuvo la posibilidad de obtener un visado para huir con su esposa a los Estados Unidos, decidió renunciar al mismo para no abandonar a sus padres. En el hospital, ayudado por un colega llamado Pötzl, evitó la muerte de muchos pacientes, alterando los diagnósticos de los mismos, para que no fueran sometidos a las leyes de eutanasia nazis. Se había casado en 1941 con Tilly Grosser, su primera mujer, y en septiembre de 1942 fue deportado, junto a sus padres y esposa, al Ghetto de Theresienstadt, cerca de Praga, donde su padre no consiguió sobrevivir. La hermana pudo escapar a Australia y su hermano y cuñada intentaron huir a Italia. En 1944, fue enviado junto a su esposa, y más tarde su madre, al campo de concentración de Auschwitz. Sin él saberlo, su progenitora falleció en dicho lugar y su mujer perdió la vida en el campo de Bergen-Belsen, donde había sido trasladada. Más tarde, a Frankl le enviaron, sucesivamente, a los campos de Kaufering y Türkheim, dependientes del de Dachau. Durante su estancia en los mismos padeció el tifus y finalmente fue liberado por los americanos en abril de 1945. Meses después, al regresar a Viena, confirmó sucesivamente y en pocos días, los fallecimientos de su madre, su mujer, su hermano y su cuñada. En 1946, fue nombrado director de la Policlínica Neurológica de dicha ciudad, cargo que detentó durante 25 años, simultaneándolo con el de profesor de Neurología y Psiquiatría de la Universidad de Viena desde 1948; donde fue catedrático a partir de 1955, desarrollando su labor docente hasta los 85 años de edad. Se doctoró también en Filosofía, hacia 1948-1949. 


V. Frankl, primero por la izquierda, con sus padres y hermanos, hacia 1928.


 Fotografía de V. Frankl, su mujer Eleonor, su hija Gabriele y sus dos nietos, Alex y Katharina. 




Víctor Frankl con Tilly Grosser, su primera mujer



Fotografía de V. Frankl escalando en los Alpes. 1960. 

   En 1947 se casó, en segundas nupcias, con Eleonor Schwindt, enfermera de la Policlínica, con la que tuvo una hija llamada Gabriele, psicoterapeuta, que continuó el legado intelectual de su padre y que le dio dos nietos.





Viktor Frankl, ya maduro, ayuda a subir a una avioneta a su segunda esposa,
 Eleonor Schwindt

Viktor Frankl con su hija Gabrielle

    Su mayor aportación fue la creación de la “Logoterapia”, motivo por el cual es considerado el creador de la “tercera escuela vienesa de Psicoterapia”, tras Freud y Adler. La Logoterapia, muy probablemente derivada de las experiencias de su creador en los campos de concentración y desarrollada en un principio como un complemento para el Psicoanálisis, se acabó convirtiendo con el paso del tiempo en un enfoque independiente de aquél, al centrarse en el significado de la existencia humana, así como en la búsqueda de dicho sentido por parte de la persona. Para sus defensores, el núcleo del ser humano es encontrarle sentido a la propia vida, por más adversa que esta sea. Frankl considera que la persona debe vivir por un sentido, asumir su responsabilidad e instituir su libertad, como características principales de su existencia. Según sus estudiosos, presenta el doble aspecto de ser un método psicoterapéutico y una concepción general del hombre. Es un tipo de psicoterapia que se apoya en el análisis existencial y pivota sobre el “sentido” de la existencia, por oposición a los núcleos de las escuelas desarrolladas por Freud (principio de “placer”) y por Adler (búsqueda de “poder”). Sin embargo, dista mucho de estas dos escuelas respecto al armazón teórico que la sustenta y ha tenido un desarrollo bastante menor. Para muchos autores se trataría de una psicoterapia de tipo “humanista-existencial”, con un enfoque muy sustentado en la filosofía y en la antropología. Sus técnicas terapéuticas más conocidas son la “intención paradójica” (inducción al paciente para intentar realizar precisamente lo que trata de evitar), la “derreflexión” (proponer olvidarse de lo que le preocupa, para evitar la hiperreflexión), el “autodistanciamiento” (verse a uno mismo más allá de su padecimiento, para analizar las cosas más allá de su neurosis y desarrollar entonces la voluntad de sentido), la “modificación de actitudes” (enfatizando comportamientos clave para dejar de centrarse en lo que le perjudica y analizar otras posibilidades) y el “diálogo socrático” (por el que se promueve el autoconocimiento y la responsabilidad en las decisiones que se toman en la vida). Sus seguidores resumen el núcleo de esta escuela en la frase: “Vive como si ya estuvieras viviendo por segunda vez y como si la primera vez ya hubieras actuado tan desacertadamente como ahora estás a punto de actuar”. Entre sus aficiones preferidas se encontraban dibujar caricaturas, el alpinismo y la aviación. Prueba de ello es que se sacó el título de piloto a los 67 años. Escribió un total de 39 libros, traducidos a numerosos idiomas, siendo el más conocido el titulado “El hombre en busca de sentido. A lo largo de su vida recibió 29 doctorados “honoris causa”, así como numerosos premios y condecoraciones, como el “Oskar Pfister” de la APA, la medalla “Albert Schweitzer”, la “Curia of the Great Badge of Honour” austriaca, la Estrella JF Kennedy, etc. En 1992 su familia, colegas y amigos fundaron en Viena el “Instituto Viktor Frankl”, que recoge y promociona su legado y trabajos. Falleció en Viena, el 2 de septiembre de 1997, a la edad de 92 años y está enterrado en la sección judía del cementerio central de Viena, en una tumba colectiva con varios de sus familiares.

Entre los libros de Viktor Frankl más representativos podemos encontrar:

  1. Las raíces de la psicoterapia. Escritos juveniles (1923-1942).
  2. El hombre en busca del sentido (1946)








  3. Psicoterapia y humanismo (1987)
  4. Teoría y terapia de la neurosis (1992)
  5. En el principio era el sentido (2000)
  6. Psicoterapia y existencialismo (2001)


  7. Ante el vacío existencial: hacia una humanización de la psicoterapia (2003)
  8. Logoterapia y análisis existencial (2003)
  9. La psicoterapia al alcance de todos (2003)
  10. La idea psicológica del hombre (2003)
  11. Búsqueda de Dios y sentido de la vida: Diálogo entre un teólogo y un psicólogo (2005)
  12. Fundamentos y aplicaciones de la logoterapia (2012)

   El hombre en busca del sentido fue escrito en 1946 por Viktor Frankl tras ser liberado por los norteamericanos del campo de concentración, donde había sido testigo de innumerables actos de crueldad y frivolidad humana, los cuales le llevaron a cuestionarse cuál era el verdadero sentido de la propia existencia y el sentido en si.

   La obra nos desvela un relato autobiográfico, donde Viktor Frankl expresa las experiencias y sentimientos despertados en los campos de concentración, así como los primeros conceptos de la logoterapia, trasladándonos a sentimientos de desesperanza absoluta, hasta la visión más esperanzadora, el poder seguir adelante, ver más allá y alegrarse de estar vivo. Estos sentimientos los relata a lo largo de tres etapas descritas en el libro.

El hombre en busca de sentido: resumen

  • Fase 1: internamiento en el campo. Se describe un estado de ánimo llamado “ilusión del indulto”, un mecanismo de amortiguación interna donde la persona siente esperanza, como si lo que estuviera pasando no fuera cierto. El autor relata el sentimiento que experimentó cuando se estaba acercando a un destino fatal, logrando que el lector se imagine detalladamente la situación. Entendemos la primera fase como un período de adaptación en el cual la persona se encuentra en estado de “shock”.


El hombre en busca de sentido (Primera parte) Viktor Frankl

  • Fase 2: la vida en el campo. Según el autor “una fase de apatía generalizada que desembocaba en una especie de muerte emocional” (p. 49). Se describen los sentimientos y la desesperación cada vez es más visible (añoranza por su hogar y familiares, malnutrición, falta de intimidad,…). Esta anestesia emocional llegaba muchas veces a provocar la rendición de luchar por la vida de los prisioneros. Podemos observar con claridad la fuerza interior que expresa el autor, tenía muy claro que su objetivo era conservar su vida.


El hombre en busca de sentido, Viktor Frankl [Audiolibro completo 2/3]

  • Fase 3: después de la liberación. Expresa la despersonalización que sufrieron los prisioneros. El sentimiento hallado no era de felicidad, pues muchos de ellos habían sufrido muchas pérdidas de seres queridos y de sus hogares. “¿Y ahora qué?” Esa era la cuestión. Después de haber estado tanto tiempo sometidos, experimentar la libertad tan repentinamente les provocó daños psíquicos.


El hombre en busca de sentido, Viktor Frankl [AUDIOLIBRO COMPLETO 3/3]


   La subdivisión del libro en tres fases, facilita la comprensión del proceso psicológico que pasan los presos y la expresividad de detalles manifestados en él nos transportan a vivenciar las atrocidades que vivieron todas estas personas. Fue a raíz de todo ello que Viktor Frankl creó “El hombre en busca del sentido” y pudo desarrollar los primeros principios de lo que sería su teoría en el mundo de la psicología.

   Viktor Frankl definía el sentido de la vida como la necesidad de hallar un propósito vital, asumiendo con ello una responsabilidad como persona individual y como ser humano. Defendía que si la persona sabía cuál era su “por qué”, actuaba en libertad y seguía la motivación hacia su objetivo, podría ser capaz de generar grandes cambios en su vida.


Entrevista al Dr. Viktor Frankl. El sentido de la vida

    Es una realidad que muchas personas ante el intento de alcanzar respuesta a esta pregunta, se topaban ante un profundo vacío. Frente a ello, el autor expresaba que el ser humano no debe definir en términos universales cuál era su sentido, pues debía hacerlo a su manera, a partir del propio potencial y experiencias, luchando por un descubrimiento de uno mismo día a día. El sentido de la vida debía establecerse sobre cada etapa de la vida de la persona, con la finalidad de que cada objetivo que nos propongamos nos llene de satisfacción y motivación para luchar por aquello en que creemos y deseamos. 


Tumba de Viktor Frankl, en la sección judía del Cementerio Central de Viena



monty python - el sentido de la vida trailer



El Sentido de la Vida



El sentido de la vida (Monty Python) - La filosofía


No hay comentarios: