sábado, 13 de marzo de 2021

"JE T'AIME...MOI NON PLUS" - LA LEGENDARIA HISTORIA DE AMOR BIRKIN-GAINSBOURG

 

"JE T'AIME...MOI NON PLUS" - LA LEGENDARIA HISTORIA DE AMOR BIRKIN-GAINSBOURG



  La erótica "Je t'aime...moi non plus" no fue la primera canción prohibida por la BBC. Este honor probablemente lo tenga el insinuante single de 1956 de Lonnie Donegan, "Digging my potatoes". Sin embargo, el caso de "Je t'aime...moi non plus" fue especialmente significativo, porque por primera vez la prohibición de un tema por parte de esta cadena sirvió para propulsarlo a la cima de las listas de éxitos. 

   La grabación original de esta tórrida canción del compositor, cantante, director y actor francés, Serge Gainsbourg contenía los gemidos de la que entonces era su amante, Brigitte Bardot, pero consciente de que el erotismo de la canción podría molestar a su nuevo marido, la actriz francesa pidió a Gainsbourg que los eliminara. Fue entonces cuando éste convenció a la joven actriz   británica Jane Birkin para que aportara su voz suspirante e ingenua a lo que él declaró "la canción de amor definitiva". Sobre un despliegue de música de fondo pop bastante acertado, donde destaca el sonido de un órgano, la letra en francés derrocha una intensidad casi cómica. La traducción al inglés reveló a los angloparlantes frases tan subidas de tono como "voy y vengo entre tus riñones". 

   Además la canción se construye sobre un crescendo de gemidos orgásmicos. A medida que la relación amorosa entre Birkin y Gainsbourg florecía, también lo hacían los rumores de que los jadeos y suspiros estaban grabados mientras la pareja hacía el amor en la vida real. 

   El tema escandalizó al establishment y fue prohibido en las radios de siete países europeos. Incluso el Vaticano denunció públicamente el single. Por todo ello la canción se empapó de un glamour rebelde y concupiscente, y el 11 de octubre de 1969 le dio a Gainsbourg su único número uno en la lista de éxitos británica. 

Je t’aime: la inspiración de Jane Birkin & Serge Gainsbourg


Antes de que existiera Brangelina, la power couple del mundo del entretenimiento, y sobre todo de la música, eran Serge Gainsoburg y Jane Birkin, el mítico cantautor francés y la inglesa que se convirtió en musa de todos y todas (la Birkin Bag de Hermés fue diseñada en honor a ella).

   Protagonistas de un intenso amor, besos tan apasionados que podrían catalogarse como “burning love”, la pareja conocida como “la bella y la bestia” supieron inspirar a numerosas generaciones con su adorable familia, increíble estilo y colaboraciones artísticas. Y a partir de ahora podemos echar un vistazo a lo que fue su vida íntima gracias al nuevo libro publicado por Taschen, titulado “Jane & Serge. A Family Album”.

   Más de 40 fotografías de la pareja relajándose en vacaciones, descansando en el sofá o jugando con su hija Charotte componen el álbum familiar, fotografiado por el hermano de Jane, Andrew Birkin. Andrew es  escritor y director de cine, ganador de numerosos premios incluidos un BAFTA y una nominación al Oscar. Él acompañó a la pareja durante sus 12 años de amor en su vida cotidiana, fotografiándolos cándidamente.


Serge Gainbourg - Je T´aime moi non plus (Subtitulos Español) & Lyric



Serge gainsbourg medley : la chanson de prévert / La javanaise / Black trombone / L'eau à la bouche / L'appareil à sous / Le poinçonneur des lilas / En relisant ta lettre / Requiem pour un twister / Vilaine fille, mauvais garçon / Un violon un jambon 


La Décadanse (1971) - Serge Gainsbourg (feat. Jane Birkin)



Jane Birkin - Arabesque (full album) - Year : 2002

00:00​ Elisa
07:21​ Et Quand Bien Même
12:34​ L'Amour de Moir
18:38​ Couleur Café
23:17​ Close to the River
26:09​ Dépression au Dessus du Jardin
26:51​ Valse de Melody
33:12​ Haine Pour Aime
37:04​ Amours de Feintes
42:31​ She Left Home (Instrumental)
46:55​ Les Dessous Chics
50:17​ Les Clefs du Paradis
56:18​ Fuir le Bonheur de Peur Qu'il Ne Se Sauve
1:01:08​ Comment Te Dire Adieu
1:06:53​ Baby Alone in Babylone
1:10:55​ La Javanaise

El amor a tres bandas que Jane Birkin planeó



La actriz y cantante desvela sus sueños de emparejar a los dos hombres de su vida: Serge Gainsbourg y Jacques Doillon

Juan Pedro Quiñonero

   La publicación de los diarios íntimos de Jane Birkin (71 años) -«Munkey diaries, 1957-1982»- desvela por vez primera el proyecto personal y más íntimo de la cantante y actriz de origen británico: hacer realidad varias modalidades de un trío amoroso con el compositor Serge Gainsbourg (fallecido en 1991) y el director de cine Jacques Doillon (74), los hombres a los que más quiso.

  La legendaria historia de amor de la pareja Birkin-Gainsbourg ya se ha contado en múltiples ocasiones, con la grabación de «Je t’aime moi non plus» como momento estelar. Se conocieron en 1968, durante el rodaje de «Slogan», y vivieron una tumultuosa relación durante 12 años, sin que la ruptura los alejara de una manera definitiva. Entonces se creía que el final de la pareja más cool y escandalosa de su época se debió, sobre todo, a la tumultuosa personalidad de Gainsbourg, a sus devaneos amorosos con un rosario de señoras de mucho trapío -Elisabeth Levitsky, Brigitte Bardot, Françoise Pancrazzi, Juliette Greco, Bambou o Constance Meyer, entre otras- y a su gusto inmoderado por la bebida. El músico llegaría a comprender y justificar el final de su relación con Birkin de la siguiente manera: «Jane se ha ido por mi culpa. Soy insoportable. He llegado a pegarla. Ella merece otra cosa». 

   Tuvieron una hija en común, Charlotte Gainsbourg, nacida en 1971. Antes, entre 1965 y 1968, Birkin estuvo casada con el compositor británico John Barry, padre de su hija Kate, quien se quitó la vida en 2013 al tirarse a la calle desde una ventana de su apartamento de París.

En otros brazos

   Tras abandonar a Gainsbourg, Jane Birkin buscó consuelo en los brazos de Jacques Doillon, y lo obtuvo durante una larga década. Ella habría encontrado en su lecho la «comprensión» que necesitaba tras el fracaso patético de su relación con Gainsbourg. En 1982 alumbró a su tercera hija, Lou Doillon.

   Hasta aquí la historia oficial. Ahora los diarios de Birkin descubre realidades mucho más complejas. En verdad, confiesa la cantante, para ella la relación ideal hubiera sido el ménage à trois, el trío amoroso con los dos hombres de su vida. Birkin reconoce que mientras estaba con Serge Gainsbourg sentía una irresistible atracción física hacia otros hombres, comenzando por Doillon. Cuando Gainsbourg descubrió las tentaciones de su esposa, adoptó un comportamiento de «gran señor» -eso sí, de cara a la galería-, llegando a decir que Doillon sería el compañero ideal para Birkin.


A prueba

   Temeraria, pero diplomática, Birkin decidió entonces organizar una cena íntima con ambos, con el fin de tantear el terreno sobre un posible «entendimiento» del compositor y el cineasta. Pero acabó echándose atrás: enseguida comprendió que sus compañeros de lecho pasional no compartían su visión «idílica» del trío amoroso. «Sé muy bien que, haga lo que haga, nunca seré feliz sin Serge», escribió Birkin en su diario.

   A caballo entre el domicilio conyugal (Gainsbourg) y el domicilio del amante y futura pareja de hecho (Doillon), Jane Birkin llegó a imaginar otra «solución»: que ellos vivieran juntos y ella hiciera su vida, eso sí, visitándolos regularmente. La cantante cuenta el proyecto de este modo: «Hemos cenado los tres, juntos. He sido muy feliz, con Jacques y Serge juntos. Creo que ha sido el momento más feliz de mi vida. Si Serge pudiese amar a Jacques, incluso si se marchasen juntos, no estaría triste sabiendo que ellos estaban unidos. Sé que ellos serían felices. Por mi parte, no quiero un amante de cinco a siete, tampoco quiero perder un amigo, pero tengo tantas ganas de vivir…».

   Hélas -como dicen los franceses-, desgraciadamente, Gainsbourg no amaba ni deseaba amar a Doillon ni a ningún otro hombre. El proyecto imaginario de Birkin no fue más allá de una ocurrencia fantasmal.

   Rota finalmente su relación con Doillon, Jane Birkin conoció a otros hombres, como el novelista Olivier Rollin, para terminar finalmente sola, consagrada en cierta medida a celebrar sus años de amor y locuras íntimas con Serge Gainsbourg, que ha vuelto a estar en el corazón de su carrera artística desde hace una década de plenitud creadora y soledad sentimental.


Jane Birkin y Serge Gainsbourg: ¿qué enfermedad estaba detrás de su ruptura?



   Durante once años, Jane Birkin compartió la vida de Serge Gainsbourg. Formaron una de las parejas más emblemáticas de la década de 1970. Su amor, que nació en el set de la película Slogan, en 1969, fructificó en una hija, Charlotte, en 1971. Pero a principios de la década de 1990, la londinense decide dejar al hombre que ama. Y el principal motivo de esta ruptura fue la enfermedad que atacaba a Serge Gainsbourg, desde hacía unos años: el alcoholismo.

   Bebía mucho (…) estaba borracho hasta las cinco de la mañana en las discotecas”, explica. Si bien fue Jane Birkin quien tomó la decisión de irse, Serge Gainsbourg decidió asumir esta separación. Consciente de que el alcohol lo sumergía en sus fantasías demoníacas y en ocasiones lo volvía violento, el cantante no podía retener a la mujer de su vida. “Jane se fue por mi culpa, estaba abusando demasiado. Un día regresé completamente asustado y la golpeé”. "Hicimos muchos viajes juntos y me bebía todas las botellas del minibar"

   Finalmente, después de la separación de sus padres, fue Charlotte quien se ocupó de manejar los problemas de alcohol de Serge Gainsbourg. “Fui muy agresivo, fue horrible”. “Recuerdo un viaje en avión donde tuve la mala suerte de quedarme dormido y cuando desperté ya no podía caminar”, publicó la actriz, en un libro de confesiones, en 2018. El alcohol fue más fuerte que Gainsbourg y, en 1991, murió de su quinto ataque cardíaco.


De Jane B a Jane Birkin



Una antología de canciones y un documental reunidos recuperan el legado de la pareja Serge Gainsbourg y Jane Birkin


   Durante más de una década el músico galo y la actriz británica representaron la cara más deslumbrante y al mismo tiempo, provocadora, de la canción y el espectáculo francés. Gainsbourg, en el papel de pigmalión, y Birkin, la petite Anglaise como es bautizada cariñosamente por su país de adopción, se exhiben sin pudor sobre los platos televisivos y las revistas, como embajadores de los hedonistas años setenta. La imagen de la actriz con un minivestido transparente saliendo del Jimmy’s Club o entrando en Maxim’s con su cesto de mimbre acompañada del dandi insolente, nueva versión de La Bella y la Bestia, seducen a los editores de los magazines.

   La canción "Je t’aime moi non plus" significó el disparo de salida. Grabada en un primer momento por Brigitte Bardot aunque no llegara a editarse por petición de la estrella sex-symbol- el tema se publicará finalmente el 11 de octubre 1969- es la voz rebosante de ingenuidad y erotismo de Jane Birkin la que acaba proyectando la balada libidinosa a los hits-parades de todo el mundo. Escándalo, censuras y prohibiciones acompañan el camino del éxito de una canción que por primera vez expresaba el amor físico a 45 revoluciones por minuto.

Foto - Brigitte Bardot and Jane Birkin nude from Don Juan


   A raíz del rodaje de la película Slogan (Pierre Grimbalt, 1968) un mediocre melodrama que sigue la estela esteticista provocada por Blow Up, Jane Birkin conoce al músico y su partenaire en la pantalla. Un perfecto desconocido para la actriz recién desembarcada del Swinging London que no esconde su malestar ante el esnobismo y arrogancia de su pareja cinematográfica - por edad podría ser su padre- que muestra en el plató hacia ella. Después de unos prolegómenos algo tormentosos entre los dos, se inicia un idilio que acaba en una intensa relación creativa y sentimental - con el nacimiento de su hija Charlotte- y que finaliza en 1980 con la marcha de la actriz de la residencia familiar. Como declara años después “convivir con un alcohólico acaba siendo demasiado monótono”.

   A lo largo de ese periodo sentimental Gainsbourg compone algunos de sus trabajos musicales más ambiciosos y construye como si se tratara del profesor Higgins de May Fair Lady la carrera musical de su protegida, musa, compañera y amante. Una serie de álbumes proyectan el itinerario de la actriz como cantante en solitario bajo el patrocinio creativo de Gainsbourg: Di Doo Dah ( 1973), Lolita Go Home ( 1975), ExFan des Sixties ( 1978). Después de la separación, Gainsbourg todavía le escribe algunos de sus discos más bellos en forma de entregas-despedidas amorosas, Baby Alone In Babylone ( 1983) , Lost Song ( 1987) y Amour des feintes ( 1990) la obra que cierra el ciclo creativo y con el rostro de Birkin dibujada en la portada por un Gainsbourg que retoma su primera vocación de pintor .



Lemon Incest / Je t'aime... moi non plus / Initials B.B. / Ma Lou Marilou / My Lady Héroïne /...

   


   En 1991 fallece Serge Gainsbourg. A partir de este momento aquella petite Anglaise que enamoró al público francés con su acento y dientes de ratoncito, se transforma en su altavoz llevando sus canciones a todos los rincones del mundo. Birkin, al estatus de viuda no oficial, añade el de medio de comunicación itinerante de la obra gainsbouriana.

   Mes images privées de Serge incluye también un documental realizado por Jane Birkin con material de viejas películas Super-8 del archivo familiar. La película recoge viajes, Venecia- uno de los destinos preferidos por la pareja-, Bretaña, Isla de Wight, escenas familiares, periodos de vacaciones, que Birkin fue grabando a lo largo de los años setenta. Imágenes que ahora se nos revelan como secuencias de un tiempo de felicidad que parecía no tener fin en esos años para la pareja. Vemos a un Gainsbourg ofreciendo su vis más cómica por la playa o jugando con Nana, su queridísima perra de raza Bullterrier. Un Gainsbourg que mira la cámara con timidez o se pasea como un turista más por la Plaza de San Marcos de Venecia. El documental nos ofrece el lado íntimo y quizás más feliz del artista sulfuroso y provocador que se atrevió entre otras hazañas musicales, a ponerle ritmo reggae a La Marsellesa para escándalo de la derecha patriótica francesa.


Gainsbourg et Venise

   Mes images privées de Serge acaban siendo el reconocimiento amoroso por parte de la alumna preferida al creador que forjó su carrera musical, transformándola en uno de los iconos más luminosos de los años del pop. Dos décadas después sigue iluminando su itinerario artístico.


Serge Gainsbourg Tel quel

 

Jane Birkin, el mito erótico se hizo actriz


Jane BirKin, 1968


La Cinemateca Francesa reivindica su trayectoria como intérprete a través de una retrospectiva integral de sus películas


ÁLEX VICENTE. París 2 FEB 2017
   La voz tenue y conmovedora de Jane Birkin, esa mujer inmersa en una emoción casi siempre rayana con las lágrimas, ha logrado eclipsar una destacada trayectoria en el cine, donde fue un icono erótico y pop antes de convertirse en una interesantísima actriz e incluso en directora ocasional. Para rendirle justicia, la Cinemateca Francesa le dedica una retrospectiva integral de sus películas hasta el 11 de febrero. El conjunto dibuja algo muy parecido a una emancipación. A lo largo de las décadas, Birkin dejó de colocarse a la sombra de los hombres con los que compartió su vida. El principal fue Serge Gainsbourg, a quien conoció rodando la semiolvidada Slogan, y que la dejó reclusa durante años en la incómoda categoría que ocupan siempre las musas. Pero Birkin terminó abrazando papeles de una gran complejidad dramática, que revelaron un potencial como intérprete en el que no parecía creer ni ella misma.


Jane Birkin
   La actriz y cantante británica, que acaba de cumplir 70 años, abrió la semana pasada el ciclo con un emotivo discurso en un francés todavía imperfecto, pese a llevar cinco décadas en París. "Gracias a los directores que se sirvieron de mí y me hicieron un lugar entre personas a las que no creía poder tener acceso”, dijo con su voz titubeante, vestida con ropa de hombre y un par de tallas demasiado grande. Birkin tuvo un recuerdo especial para “los dos Jacques”, Rivette y Doillon. Especialmente el segundo, quien sería su compañero durante los ochenta. “Gracias a él, me tomaron en serio por primera vez”, afirmó.

Jane Birkin en 1975
   Su carrera en el cine habrá estado ligada a distintas metamorfosis. “Nos apetecía volver a analizar su recorrido y juntar sus películas para que sobresaliera la singularidad de una trayectoria que no se parece a ninguna otra”, explica el director de la Cinemateca Francesa, Frédéric Bonnaud. Hija de un comandante de la Royal Navy y de la actriz Judy Campbell, Birkin se instaló en Francia tras separarse del compositor John Barry en 1968. Al principio, sus papeles en el cine no tenían ni nombre. Fue “la chica de la motocicleta” en El knack, de Richard Lester. Y encarnó a “la rubia” en Blow up, de Michelangelo Antonioni, que le valió la fama en pleno Swinging London. “Provocó un miniescándalo, porque aparecía desnuda durante veinte segundos…”, protestó ante Agnès Varda en el documental Jane B. por Agnès V. Le seguirían la sensual La piscina, de Jacques Deray, y la sulfurosa Cannabis, de Pierre Koralnik, recordada por sus escenas de orgía.


Jane Birkin
El conjunto de sus películas dibuja algo parecido a una emancipación
   En los albores del Mayo del 68, aquellos papeles fijaron su imagen pública, convirtiéndose en “un cuerpo erotizado”, como apunta el programador del ciclo, Bernard Payen. Pese a todo, Birkin fue un peculiarísimo sex symbol, “de silueta totalmente andrógina y el pelo muy corto, confundida por un chico por Joe Dallessandro”, en Je t’aime moi non plus, dirigida por Gainsbourg (e inspirada en la tórrida canción que compuso, originalmente, para Brigitte Bardot). A partir de los años setenta, Birkin tomó una dirección inesperada: la del cine comercial. Directores como Claude Zidi o Patrice Leconte, que supieron sacar partido a su supuesta ingenuidad en distintas comedias. “Cuando Zidi me entregó el guion, le dije que era para alguien como Bardot, para una estrella de verdad". Él me respondió: “Al final de esta película, tú también serás una estrella”. "Y tenía razón, porque me convertí en alguien popular. Ya no era sólo la chica sexy que aparecía desnuda en la portada de Lui —Dios sabe cuántas veces aparecí en ella…—, sino también un personaje conocido”, recordó la semana pasada.



Retiro y regreso
   Birkin supo encarnar más de un único papel. Georges Franju, figura central del cine fantástico francés, solía decir que ningún otro rostro lograba “expresar tan intensamente el pánico” como el suyo. La parte más interesante de su carrera en el cine llegó a partir de los ochenta, junto a Doillon y Rivette. Este último le regaló el que tal vez sea su mejor personaje: Liz, la compañera del gran pintor que protagonizaba La bella mentirosa, sustituida por una modelo más joven y voluptuosa, a quien encarnó Emmanuelle Béart.
   En los últimos años, su presencia en el cine se ha vuelto más discreta. En 2007 dirigió Boxes, su primer filme como realizadora, que relataba la historia de una mujer con tres hijas de tres hombres distinto, igual que la propia Birkin en la vida real. Le siguió su última colaboración con Rivette en 36 vues du Pic Saint-Loup y una más con otro de sus viejos aliados, Bertrand Tavernier, en Crónicas diplomáticas - Quai d’Orsay. El suicidio de su hija Kate, en 2013, la partió en dos y provocó un retiro temporal. Su regreso por la puerta grande tendrá lugar a finales de marzo, cuando publicará su nuevo álbum, Birkin/Gainsbourg (Warner), donde reinterpretará con una orquesta sinfónica las grandes canciones compuestas por el padre de su hija Charlotte.
Repaso a la carrera de Jane Birkin
   La actriz y cantante Jane Birkin cumplirá el próximo este 14 de diciembre los 75 años y sigue actuando. Hace dos años pudimos verla en el cartel del Festival Primavera Sound de Barcelona y poco después en París, en plena gira de su espectáculo Birkin Gainsbourg-Le Symphonique. Nació en Londres en 1946 y vive en Francia desde finales de 1966 cuando fue a rodar el filme Slogan con Serge Gainsbourg y se enamoró de este cantante tenebroso y feo pero un gran conquistador. Su historia estuvo ligada a él desde entonces, incluso después de su muerte en el 91.

Jane Birkin debutó en The Knack...y como conseguirlo (1964), tenía 17 años. En este film conoció al compositor John Barry con quien se casó dos años después. Tuvieron una hija, Kate, diseñadora de moda que se suicidó en 2013.


Afincada en Francia, interpretó numerosos papeles de hippie en los que solía aparecer desnuda de cuerpo entero sin preocuparse de los comentarios de los puritanos. Ella era la nueva Lolita, sustituta de Brigitte Bardot, capaz de llegar donde esta nunca quiso: mostrarse desnuda frontalmente en toda su belleza.

Fotografía de Jean Pierre Fizel
Su carrera cinematográfica es artísticamente cuestionable, pero no a nivel comercial. Los títulos evidencian el auge del cine erótico frances, a la par que el cine S españols de los 70's, con títulos tan definitorios como Los caminos perdidos de Katmandú (1969), Cannabis y Sex-Power (1970) y uno de sus mayores éxitos, Si don Juan fuese mujer (1973)


BB-JJ. El dúo erótico del cine francés Brigitte Bardot y Jane Birkin, emparejadas desnudas en la cama en Si don Juan fuese mujer (1973), fue un acontecimiento planetario. Las dos Lolitas del cine se unieron para demostrar que el erotismo francés era tan soft y elegante que podía exportarse como un Chanel.

El bolso Birkin
Paradójicamaente, el objeto que convirtió a Jane Birkin en un símbolo de status francés fue el famoso bolso "Birkin". diseñado por ella misma y el presidente de la compañía Hermes, Jean-Luis Dumas. Virgin utilizaba  un cesto, hasta que Dumas le propuso que diseñara un bolso ideal. Sigue siendo el preferido de Elle MC Pherson, Gwyneth Paltrow, Victoria Backham, Sandra Bullock, María Carey, sofia Coppola, Jodie Foster, Demi Moore, Kate Moss o Sara Jessica Parker.
Foto de Yves le Roux

Amor loco
El disco quedó inéditomuchos años, como su amor loco por Brigitte Bardot,  que duró 86 días apasionados de sexo sin límites. BB dijo: "Je t'aime...moi non plus, es el himno más maravilloso que se le ha hecho a hacer el amor, un homenaje único, verdadero, fantástico.

Brigitte Bardot et Jane Birkin dans « Don Juan 1973 »

Entrevista a JANE BIRKIN | La Hora Musa | La 2
octubre de 2019






No hay comentarios: