sábado, 6 de marzo de 2021

DEMOCRACIA: CRISPACIÓN VS HUMOR

 

DEMOCRACIA: CRISPACIÓN VS HUMOR




















   Como decía hace poco en una de mis últimas entradas de este blog, la Democracia Española tiene muchos puntos a mejorar, entre ellos que el ejercicio de la misma no se limite a votar cada cuatro años entre opciones políticas en cuyo seno el funcionamiento no es realmente democrático, o lo es a medias. ¿Por qué no hay listas abiertas para que podamos individualmente elegir a los que nos parecen más adecuados? ¿Por qué tenemos que aceptar el organigrama que propone la cúpula del partido que las más de las veces lo hace con criterios arbitrarios y de servilismo a esa cúpula, aunque sean candidatos no preparados, con contrastada ineficacia y valores cuestionables? ¿Por qué tiene que haber una disciplina de voto tan férrea que no ha lugar a las diferencias de opinión o la autocrítica? ¿Por qué al que cuestiona al líder, aunque sea de forma respetuosa, se le aparta como un disidente apestado? ¿Quizás porque puede hacer sombra al líder y por ello hay que mandarlo al limbo o invitarle a salir de la formación? Algo así ha pasado en los principales partidos españoles, en el PP con Soraya, en Podemos con Errejón, en el PSOE con Madina...

   Otros puntos a modificar, según mi opinión, sería la ley D'Hont que regula el reparto de escaños después de las elecciones, considero, y no soy el único, que no es nada justa, no refleja para nada la voluntad de los electores. Aparte, ¿Por qué no se elimina el aforamiento de los "altos cargos"?, pienso que es suficiente con respetar la "presunción de inocencia", aplicable por igual a cualquier ciudadano.

  ¿Por qué sus señorías no tributan como cualquier ciudadano de a pie?, ¿Por qué no cotizan a la Seguridad Social y obtienen pensiones según  su vida laboral? ¿Por qué se mantienen las pensiones vitalicias y al mismo tiempo se permite que utilicen las famosas puertas giratorias que les colocan en consejos de administración de grandes empresas, por no hacer nada? ¿Es quizás un premio inmoral a los servicios prestados a esas macroempresas cuando ocupaban cargos en la administración?

  ¿Porque no se hace una verdadera separación de poderes: Legislativo, Judicial y Ejecutivo? Queda clara le mediatización que los jerifaltes de la política hacen en los distintos órganos del sistema judicial, que debería ser totalmente independiente para ser ecuánime en sus investigaciones y sentencias, en la aplicación de unas leyes decretadas en las Cortes Generales.

   Defiendo, a diferencia de otras formaciones "de rancio abolengo" y actitudes antidemocráticas, por no decir "fascistas", la existencia de las Comunidades Autónomas, pero éstas deben funcionar con transparencia y eficacia, sin duplicidad en sus ventanillas, con adecuada gestión de las transferencias otorgadas y gobernar para todos los ciudadanos, sin beneficiar únicamente a los de su color político. La descentralización es positiva porque desde los entes centralizados en la capital del reino, se desconoce las peculiaridades y necesidades de cada región. El Senado debería, a mi parecer, ser la Cámara que represente a esas comunidades autónomas, para refrendar, o no, las leyes y decretos aprobados en el Congreso de los Diputados (Disputados diría yo, por el bajo nivel político e intelectivo que demuestran sus señorías en discusiones de patio de colegio las más de las veces, salvo honrosísimas excepciones, no es verdad señora Oramas? En la práctica, la Cámara Alta no es más que el cementerio de elefantes donde van a "dormitar" los más "talluditos" y gastados políticos de antaño.

   Para nada coincido con el inefable e irresposable P. Iglesias, cuando en la campaña de las elecciones catalanas recientemente celebradas, arremetía contra la democracia patria. Decir lo que dijo me parece demagógico, máxime cuando es Vicepresidente del gobierno de la nación. Ya sé que en campaña electoral cada cual saca el armamento pesado de su arsenal para llevar el ascua a su sardina, en los debates televisivos se pone la piel de cordero y en los mítines sale el lobo que es, sus arengas son vomitivas, como si su objetivo fuera conseguir una  república bananera y dictatorial, al estilo de Cuba, Venezuela o la antigua URSS, con un periódico único del Régimen, con una Banca Nacional única, con una censura de los "divergentes" que haga que haya una sola voz, la oficial de un gobierno fascista de izquierdas. Su demagogia y populismo ya no se la traga nadie, Señor Iglesias, y en cuanto a su esposita, la Ministra de Igualdad, ¿Qué le voy a contar? Se atribuye un feminismo de nuevo cuño que no se sostiene, siempre enrabietada y erigiéndose en "Quijota" contra los molinos de viento, las hordas machistas que integran todos los hombres por el hecho de serlo. Hace un tiempo tuve que soportar a una feminista de las suyas que, dirigiéndose a todos y cada uno de los hombres presentes en una comida de amigos/as, nos calificó, con las yugulares inflamadas, de asesinos y violadores, sin mediar provocación alguna, como si tuviera estreñimiento crónico o intestino (y cerebro) irritables. El matrimonio, pareja de hecho o lo que sea, Iglesias-Montero, se está cubriendo de gloria cada vez que salen a la escena política, no me extrañaría que en elecciones venideras se queden únicamente con los suyos, advenedizos de tres al cuarto, como Monedero, Echenique y unos cuantos más. Me consta que en las bases de su formación morada hay personas mucho más válidas que ustedes, pero por miedo a la purga de su aparato político, no se atreven a alzar la voz para pedirles que se vayan a su mansión de Galapagar, tan humildemente adquirida.

   La polarización y crispación que se percibe por doquier, alimentada por las nefastas consecuencias de la pandemia coronavírica, está haciendo irrespirable el aire que todos tenemos necesidad de respirar catorce veces por minuto, de media. Creo que es hora de sosegarlo todo, de eliminar las acusaciones a los demás, de hacer examen y crítica de lo que nosotros mismos hacemos, porque todo es relativo y el "y tú más" no es la herramienta, porque es mejor consensuar y hacer propuestas que sirvan al conjunto de los españoles. ¿Es tan difícil aparcar las diferencias y remar en la misma dirección con el objetivo de derrotar al virus, las desigualdades y las injusticias sociales?



Diez frases de grandes filósofos hablando sobre democracia











PORQUE NO

   Porque no. Porque no pueden decir que se ha superado la crisis. Porque esperamos a los problemas con traje de luces y a puerta gayola. Porque, como el mimbre, antes partimos que doblamos. Porque el cielo no caerá sobre nuestras cabezas. Porque antes de tirarnos al tren, nos tiramos al maquinista. Porque pueden matar al soñador, pero nunca al sueño. Porque nos caemos para levantarnos. Porque todos los días sale el sol, chipirón. Porque siempre nos quedará París. Porque bailaremos bajo la lluvia. Porque la aparición de VOX no tiene sentido. Porque España no es patrimonio de la ultra-derecha. Porque somos salmones nadando a contracorriente. Porque PODEMOS no es la solución, al menos con su cúpula actual. Porque mientras nos queden reinas en el tablero, no hay temor al jaque mate. Porque no hay jefes idiotas, sino copas de menos. Porque no nos gustan las banderas y menos las fronteras. Porque o jugamos todos o se rompe la baraja. Porque si las flechas ocultan el sol, pelearemos en la sombra. Porque con dinero y sin dinero hago siempre lo que quiero. Porque nada sabe mejor que la primera copa tras exámenes. Porque mi vida es una partida del Monopoly: aunque no tenga dinero y me joda, seguiré pasando por tu calle una y otra vez. Porque sobran políticos corruptos y no maestros ni médicos. Porque no todos los hombres son asesinos ni violadores. Porque no queremos ni una víctima más de la violencia de género. Porque seguirá sonando Sinatra. Porque nos robaron el 15-M. Porque a la política no se viene a robar. Porque somos pacifistas beligerantes. Porque somos olas que queremos ser tsunamis. Porque encontraremos la tarta de queso y el gin tonic perfectos. Porque somos unos perroflautas ¿y qué? Porque nunca nos podrán robar el mes de abril. Porque podremos estar parados, pero jamás quietos. Porque vencerán, pero no convencerán. Porque más se perdió en Cuba. Porque los populismos no nos van, ni de izquierdas ni de derechas. Porque los extremos se tocan y quieren tocarnos los cojones, con perdón, a los demás. Porque el cabo de las tormentas ya se transformó en el Cabo de la Esperanza. Porque la COVID-19 será historia pasada. Porque no necesitamos machos alfa ni hembras refunfuñonas ni encabritadas. Porque es más importante la LIBERTAD que la seguridad. Porque la libertad de pensamiento y opinión son inexpugnables, pero debe ser autogestionada, no todo vale. Porque la violencia no es el método ni el camino. Porque el fin nunca, o casi nunca, debería justificar los medios. Porque queremos un país limpio, pero de memos obsoletos, xenófobos y homófobos. Porque quedan muchas maletas por hacer y muchos lazos de vestidos por deshacer. Porque los días de sol están a la vuelta de la esquina, pero no le daremos la cara. Porque no necesitamos camisas nuevas. Porque nadie podrá con nosotros. Porque, como los violinistas del Titanic, tocaremos y bailaremos hasta que el agua nos llegue al cuello.


JOAN MANUEL SERRAT - Para la libertad (Directo 1975)

                                               -------------------------------


Cuándo hay que perseguir los sueños y cuándo es mejor cambiar el rumbo

La psicoterapeuta María Ibáñez Goicoechea y el psicólogo Jesús Jiménez Cascallana argumentan por qué centrarse en aprender del viaje es más productivo que seguir las metas a toda costa

   Se ha difundido mucho la idea de que uno debe perseguir sus sueños, y que la clave para convertirlos en realidad es perseverar, es decir, empeñarse sistemáticamente y sin desfallecer hasta conseguirlo. De esto se deduce que si no se han logrado es porque uno no se ha esforzado lo suficiente.




   Esta corriente toma forma en consejos del tipo visualiza tu sueño, conviértelo en un deseo ardiente, si quieres puedes, mantente motivado, revisa tu progreso, no debes desistir, haz los sacrificios necesarios... a los que se añade que disfrutes del viaje. Pero, ¿cómo?, imposible disfrutar con tanto esfuerzo y exigencia.

  Todas estas directrices vienen a decir que no hagas caso de tus emociones ni de las circunstancias que te rodean, te cueste lo que te cueste, empéñate hasta que consigas tu objetivo, vive para conseguir las metas…, y ya serás feliz al final. Pero con este planteamiento es imposible alcanzar el bienestar o la felicidad, ni aún consiguiendo los objetivos perseguidos, pues esta forma de proceder deteriora emocionalmente y tiene efectos psicológicos perjudiciales.

Ni empeñarse ni resignarse, aprender es la clave 

   Después de tantos mensajes positivos para lograr la felicidad, muchas personas están frustradas por tratar de ser feliz todo el tiempo por seguir consejos ineficaces, basados en la autoexigencia y el tesón. Como reacción, está comenzando a tomar forma una corriente opuesta que aboga por abandonar estas aspiraciones "para poder estar tranquilo", alegando que el ser humano no está capacitado para ser feliz, con argumentos superficiales y poco elaborados. Esto también es un error.

   Cuando un ser humano se aferra a sus metas y sueños, e intenta que sus aspiraciones prevalezcan sobre la realidad, acaba sufriendo, pues no se puede lograr bienestar fuera de la realidad. Por tanto, la mejor manera de encaminarse hacia la felicidad, o de encontrar un medio de vida que te permita obtener lo que necesitas, o de hacer una actividad que te satisfaga y desarrollar tus cualidades, no es ponerse un objetivo y luchar por conseguirlo a cualquier precio. ¿Quiere decir esto que es mejor resignarse?

   En absoluto, nunca debe uno resignarse, pues la propia resignación implica malestar y pesadumbre. Pero la forma correcta de que a uno le vaya bien en la vida no es empeñándose, sino ir aprendiendo de lo que va aconteciendo y comprender los errores, para así tomar las mejores decisiones. Unas veces será perseverar, otras será cambiar de rumbo.

   Para que los sueños no se conviertan en pesadillas es necesario, además, revisar los sueños que se persiguen, para descubrir si realmente son el mejor camino o hay otra manera de alcanzar el bienestar, la felicidad o la satisfacción personal.

  Muchas veces los sueños son, en realidad, ilusiones que nacen de un temor. Por ejemplo, alguien que sueña con ser famoso suele tener este anhelo por miedo a no ser reconocido socialmente, a que no le presten atención suficiente, o a no obtener los recursos que necesita... Entonces, una persona cuyo objetivo es ser famosa, escapando del temor, puede acabar desequilibrándose, tanto si consigue ser famosa como si no, pues no es posible estar bien escapando del miedo.

   Por otro lado, si alguien sueña con encontrar trabajo, o con un determinado empleo, y tiene miedo a no lograrlo, irá a las entrevistas de trabajo mucho más nervioso e inseguro, e inevitablemente lo hará peor que si estuviera tranquilo. Así, es necesario ir identificar los miedos y aprender a resolverlos, pues van a distorsionar y obstaculizar el camino. No “vencer” los miedos, no “gestionarlos”, sino aprender a resolverlos.

   Cuando uno no está empeñado en el resultado, en el futuro, sino en ir comprendiendo las circunstancias en el presente, es más fácil que no caiga en errores o frustración ante un obstáculo, y es más fácil que encuentre alternativas.

La mejor manera de vivir


LEÑO 2010- MANERAS DE VIVIR


   Lo eficaz, por tanto, no es ir tras una meta fija, externa, sino caminar en una dirección, e ir aprendiendo según se desarrollen los acontecimientos, día a día. Hay que estar dispuesto a variar ese rumbo si es necesario, y siempre seguir aprendiendo.

   Cuando se emprende un camino personal, o una profesión, y se comprende lo que va ocurriendo, eso puede conducir a reinventarse y variar los planes iniciales, en algunas o en muchas ocasiones. Pero ese aprendizaje conducirá inevitablemente a buen puerto.

   En último término, el objetivo de cualquier sueño es ser feliz, que en realidad es la motivación principal de todo ser humano. Pero para ser feliz es imprescindible aprender a resolver lo que dificulta esa felicidad. Y si de momento no se consigue, no creer que es porque uno no se ha esforzado lo suficiente, o por que el ser humano no está diseñado para ser feliz, o que no es posible, sino que aún no ha comprendido lo suficiente para resolver lo que hace sufrir.


Per construir un bell somni - Joan Manuel Serrat  (Subt. español)



   
   Y AHORA, UN POCO DE HUMOR:



Tamara Sagasta Cañada. La mujer que hablaba sólo con la “A”




Apenas llevan dos años los comunistas en el gobierno y ya Madrid parece Moscú






La resaca de Filomena en todo España





 - ¿Sabes que han imputado a Filomena?

 - ¿Por qué?

 - Por blanqueo de capitales.


Extremoduro - La ley innata (completo, letra)



No hay comentarios: