jueves, 4 de febrero de 2021

RECOPILACIÓN ENERO 2021

 

RECOPILACIÓN ENERO 2021




Curiosamente los países gobernados por mujeres van mejor en la gestión de la crisis coronavírica.
  

La advertencia de Margarita del Val sobre la duración de la pandemia de coronavirus y cuándo alcanzaremos la inmunidad colectiva.

   Margarita del Val, viróloga del CSIC y una de las mayores expertas de nuestro país en epidemiología, ha lanzado una advertencia a aquellos que creen que el horizonte temporal de la crisis sanitaria del coronavirus es corto y ha repasado los datos y las últimas noticias de la pandemia en los micrófonos de Onda Cero.

   "El principal logro es que tengamos no una, sino varias vacunas eficaces y muy seguras. Es de las mejores vacunas de la historia con cualquier coronavirus", dice la experta. El mayor reto es tener paciencia y analizar bien qué hacen las vacunas. La pregunta de cara al futuro es si esto se quedará en una gripe o en un catarro.

   Margarita del Val cree que en este momento un ciudadano no debe preocuparse si la vacuna funcionará con nuevas cepas, es una tarea de los virólogos: "Las variantes están apareciendo constantemente. Nos estamos obsesionando con el tema de que una nueva cepa sea resistente a una vacuna. Es algo que solo sabremos con el tiempo por lo que no hay que agobiarse como personas normales, los virólogos lo estudiaremos".

    Lo más importante de la vacuna es que proteja de los síntomas. Después si protege de que contagiemos es un añadido. Pero lo primero es que ataque los síntomas. Nos quedan varios meses y tendremos que seguir contando oleadas. El virus usa una persona susceptible para multiplicarse. "La inmunidad colectiva la tendremos cuando las vacunas protejan colectivamente, es decir que protejan al vacunado, pero también a las personas no vacunadas porque los vacunados no les puedan transmitir el virus. Puede haber un montón de portadores asintomáticos vacunados que sí contagien a los no vacunados"

   Margarita del Val reconoce que no esperaba tener una vacuna tan buena en tan poco tiempo: "Tenemos mucha suerte con estas vacunas tan buenas, si protegiesen la transmisión serían de matrícula. El problema es que hay unos pocos que no están siendo responsables y no les estamos convenciendo para que lo sean".

--------------

   Se puede explicar más alto, pero no más claro. ¡Qué diferencia con otros virólogos!

  En otro orden de cosas, quiero referirme ahora a otras cuestiones de actualidad:

   Lo que está ocurriendo en Rusia es incomprensible. Su presidente, Vladimir Putin se está convirtiendo en uno de los peores dictadores de la historia reciente. No hace mucho modificó la Constitución de su país para perpetuarse en el poder, suprimiendo el gobierno que él mismo había constituido para crear uno mucho más reducido en el que sólo tienen cabida los que comulgan con él "hasta la muerte". Sus políticas están mermando los derechos de los ciudadanos rusos en general y qué decir de las minorías que se atreven a cuestionar su mandato o se manifiestan reivindicando sus derechos.



PROTESTAS en RUSIA en apoyo al opositor ALEXÉI NAVALNI

   Es de todos sabido lo que opina de la homosexualidad, en esto coincide con el "inefable" presidente de Brasil, quien públicamente dijo, hace no mucho tiempo: "si algún día viera a mi hijo por la calle cogido de la mano de un hombre, le daría correazos hasta que se cure", ¿Se puede ser más retrógrado y perverso?

    La deriva de la civilización occidental es preocupante. Ni los gobiernos, en general, se ponen las pilas, ni los organismos internacionales cumplen con sus funciones de control de lo malo que hace cada país, ni implementan medidas o leyes que pudieran beneficiar a las naciones en su conjunto. ¿De qué sirve la ONU, la OMS, la OCDE y otras, si sus iniciativas son una y otra vez bloqueadas por los países "punteros" que tienen derecho a veto? 

   Hace décadas que se acabó la "Guerra fría" entre la URSS y USA. Y ¿ha mejorado el panorama mundial? Francamente pienso que todo va a peor. El deterioro del planeta, aunque aún hay algunos que se niegan a reconocer el cambio climático, según los expertos, ha llegado a un punto de no retorno. Y si hablamos de los valores democráticos de la sociedad en general, y del egoísmo particular, ¿Qué podríamos decir? Todos nos dedicamos a mirarnos el ombligo buscando nuestro beneficio personal. Aquel dicho: ¡Ande yo caliente, ríase la gente! está más en boga que nunca. Si miramos lo que hacen los políticos, en su mayoría, ¡Apaga y vámonos!

   Afortunadamente hay colectivos que están dando el callo y aportan un rayo de esperanza ante una situación que, se antoja tan negativa que, hace que muchos estén tan de vuelta de todo que rememoran aquello que se decía en el mayo del 68 francés: "Que paren el mundo que yo me bajo". Se hace necesario un cambio de paradigma para revertir la dinámica de la humanidad. En manos de los jóvenes está la solución de muchos de los problemas a los que nos enfrentamos, aunque sólo sea porque no están impregnados de los prejuicios de generaciones anteriores. Me rebelo ante la idea que muchos expresan, demonizando a los milénicos (millennials) y postmilénicos (Generación Z) como personas sin preparación, indolentes o aborregadas. En su conjunto estos jóvenes son extraordinarios, el problema es que el sistema de producción y convivencia actual, les cierra todos los resquicios para que puedan llevar a cabo cualquier iniciativa innovadora. A nivel individual, algunos consiguen progresar en este inhóspito mundo, a base de un esfuerzo sobrehumano y con remuneraciones pírricas. No quiero decir que entre los "mayores" no haya garbanzos "blancos", lo que ocurre es que, a pesar de su experiencia, han perdido la ilusión por el aterrador panorama actual, además de que su capacidad de adaptación a los cambios tecnológicos es limitada, salvo honrosas excepciones.

   La irrupción, hace ya un año, de la COVID-19 está siendo la puntilla. Nos ha pillado tan desprevenidos que la desesperanza se está adueñando de nuestro estado de ánimo, en general. Cada día vislumbro, por mi trabajo, el miedo y el pesimismo crecientes. Miedo y pesimismo por la salud mermada de tantas personas, amén de los fallecidos, y miedo y pesimismo por la repercusión que la pandemia está teniendo en la economía mundial, en el empleo, en la posibilidad de relacionarse socialmente y de consumir servicios y productos a los que nos habíamos hecho dependientes. El estado de bienestar, que ya estaba perjudicado en la sociedad pre-covid, casi ha desaparecido en el momento actual. Si las clases dirigentes se dedican a pelearse, descalificarse mutuamente y aplican medidas tan ineficaces como hasta ahora, las previsiones no pueden ser nada halagüeñas, sólo derrotaremos al bicho, si remamos todos en la misma dirección. La vacuna es muy prometedora y da algo de tranquilidad y esperanza si el proceso de inmunización se realiza ordenadamente, pero las medidas de prevención deben mantenerse hasta que el cien por cien de las personas estén inmunizadas. Qué desalentador resulta que algunos mandatarios se salten los protocolos y accedan a la vacuna antes de que les toque, a modo de "maricón el último", con perdón al colectivo gay. 

   A pesar de todo lo anterior, uno, que siempre es positivo y utópico, aunque no iluso, no pierde del todo la esperanza en que lleguemos a tiempo de coger el tren de la vida hacia un mundo mejor. Y si yo no lo veo, que lo disfruten nuestros hijos, nietos...

(Petrus Rypff)

-------------------------------------





ZOLA EN EL MAR ( bucle)





MAYONESA Y CAFÉ


  Cuando te sientas agobiado, cuando 24 horas al día no sean suficientes... Recuerda el frasco de mayonesa y el café!

   Un profesor en su clase de Filosofía, sin decir palabra, cogió un frasco grande y vacío de mayonesa y lo llenó con pelotas de golf.  Luego preguntó a sus estudiantes si el frasco estaba lleno y ellos estuvieron de acuerdo en decir que sí.

   De nuevo, sin decir nada, el profesor cogió una caja llena de canicas y la vació dentro del frasco de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacíos entre las pelotas de golf.

   El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el frasco estaba lleno y ellos volvieron a decir que si.
   
   Luego...el profesor cogió una caja con arena y la vació dentro del frasco. Por supuesto, la arena llenó todos los espacios vacíos, y el profesor preguntó nuevamente si el frasco estaba lleno.

   En esta ocasión los estudiantes respondieron con un "sí" unánime.

   El profesor enseguida agregó 2 tazas de café al contenido del frasco y efectivamente llenó todos los espacios vacíos entre la arena. Los estudiantes reían en esta ocasión. Cuando la risa se apagaba, el profesor dijo:

"QUIERO QUE SE DEN CUENTA QUE ESTE FRASCO REPRESENTA LA VIDA".
  • Las pelotas de golf son las cosas importantes como la familia, los hijos, la salud, los amigos, …Son cosas que, aún si todo lo demás lo perdiéramos y sólo éstas quedaran, nuestras vidas aún estarían llenas.
  • Las canicas son las otras cosas que importan, como el trabajo, la casa, el coche, etc.
  • La arena es todo lo demás… las pequeñas cosas.
   "Si ponemos primero la arena en el frasco, no habría espacio para las canicas ni para las pelotas de golf. Lo mismo ocurre con la vida".

  Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas realmente importantes. Presta atención a las cosas que son cruciales para tu felicidad.

   Juega con tus hijos, dedica tiempo a revisar tu salud, ve con tu pareja a cenar, practica tu deporte o afición favoritos, siempre quedará tiempo para limpiar la casa y reparar la llave del agua.

   Ocúpate de las pelotas de golf primero, de las cosas que realmente importan.
Establece tus prioridades, el resto es sólo arena

   Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó qué representaba el café.

   El profesor sonrió y dijo:

  "Que bueno que me hagas esta pregunta… Sólo es para demostraros, que no importa cuan ocupada tu vida pueda parecer, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo".









Ver para creer. En boca cerrada...

   Una búsqueda de los términos en inglés “Divine punishment for homosexuality” (castigo divino a la homosexualidad) permitió dar con dos artículos periodísticos israelíes, en Israel Hayom y Jerusalem Post, que atribuyen una frase similar al rabino Meir Mazuz.



El 9 de marzo de 2020, Israel Hayom señaló: “El rabino Meir Mazuz, [...] jefe de la yeshiva [centro de estudios de los textos religiosos del judaísmo] Kisse Rahamim (Asamblea de la Misericordia), dijo el domingo que la reciente propagación del virus [causante del COVID-19] era un castigo por los desfiles LGBTQ. Hablando en Kisse Rahamim en la noche del sábado, Mazuz dijo: "El Desfile del Orgullo es un desfile contra la naturaleza, y a cualquiera que vaya en contra de la naturaleza, Él quien ha creado la naturaleza se vengará de él".

Rabino israelí afirma que el coronavirus es castigo divino para los desfiles del orgullo gay. El religioso aseveró que en Irán hay Covid-19 por "su odio a Israel"

   El rabino Meir Mazuz, ex líder espiritual del extinto partido ultranacionalista y homófobo Yachad y jefe de la yeshiva Kiseh Rahamim en Bnei Brak, ha afirmado que los países árabes se han salvado del coronavirus debido a que impiden la celebración de las marchas del orgullo gay.

   “Todos los países que tienen esto (las marchas del orgullo gay) están en la cuenta de los países con coronavirus, menos los países árabes que no tienen este mal, esta cosa, y tampoco tienen esta enfermedad.  Ninguno en los países árabes, fuera de Irán, tienen malos atributos y odian a Israel de manera amenazante. 

   Recientemente se ha sabido que el rabino Meir Mazuz ha dado positivo en un test de coronavirus. Se desconoce cómo se lo ha tomado... ¿Saldrá del armario?

No hay comentarios: