viernes, 14 de agosto de 2020

POESÍA CONTEMPORÁNEA PARA UN VERANO DISTINTO

 


LOS DIEZ POETAS ESPAÑOLES DEL MOMENTO


                  Texto: Enrique Villagrasa - Ilustración: "The poor poet" de Carl Spitzweg

   No sé quién da el verso o quién lo quita. Ignoro sé si hay necesidad de un planteamiento poético del lenguaje, o si hay necesidad de un planteamiento poético de la realidad. No sé si se ha renovado el gusto por la poesía. No sé si hay que reinventarla porque no encajamos en ningún verso. Pero de lo que sí estoy seguro es que la belleza está en poner palabras al drama de la vida y afrontarla a corazón abierto. Hay que inventar y construir mundos. Hay que escribir con sinceridad vital y poner al descubierto tanto la pasión como el dolor. Hay que lograr que los versos se peguen a la piel como el sudor en verano y la humedad en invierno.

   Creo que asistimos a un nuevo tiempo para la poesía: el mundo de la poesía se rejuvenece como un género global, que deja de ser exclusivo y excluyente, para llegar a un público masivo y hasta romper clichés. La polivalencia y frescura de los jóvenes poetas, el respeto por los grandes autores y sus obras sin miedo a actualizarlos y la atracción por las nuevas tecnologías lo hacen posible. Y para muestra estos diez poetas, que pienso son lo más señero y singular de la poesía actual. Me alegra y estoy orgulloso de ser contemporáneo de ellas y ellos. En esta crisis, la poesía abre sus versos y grita el dolor del momento. La diversidad abre mercado en la poesía.

   No soy muy amigo de ranking o de top ten ni de selecciones absolutas. En la muestra ofrecida, tengo claro que son todos los que están, pero obviamente, no "están todos los que son". Hay otros muchos jóvenes poetas, y hablaré de algunos de ellos al final, que merecen muy mucho ser conocidos, leídos y disfrutados, por muchos motivos, por su calidad poética, por su compromiso social y porque aportan elementos novedosos al panorama de la lírica, esa variante de la literatura tan complicada como necesaria en este mundo loco que nos está tocando vivir, donde prima la inmediatez de la información, la banalidad de lo que se publica, la búsqueda del éxito rápido gracias a lectores alienados y poco formados con tragaderas descomunales, con casi nula capacidad (auto) crítica.(Petrus Rypff).

Concha García (Córdoba, 1956) es una poeta que siempre ha llamado mi atención, de hecho, creo que es la más destacada poeta española en estos momentos, dentro y fuera de nuestras fronteras. Creo que sus versos son accesibles a todos y a todas, y que es capaz de trasmitir, y lo logra, ese pulso que mantiene con las palabras en el verso. No me cabe la menor duda de que, como poeta que es, sus versos engendran belleza, transpiran belleza. Y tal es así que sus poemas descubren la belleza de los momentos más oscuros, de más extrañamiento del ser humano. Utiliza como nadie el lenguaje poético para transgredir todo aquello que nos parece útil poniendo en duda todo lo habido y por haber. Para la poeta todo se puede y se debe poetizar. Ella así lo hace.

Concha García

   Concha García nació en Córdoba (España) en 1956 pero se mudó siendo pequeña a Barcelona, ciudad en donde todavía reside. Es una de las fundadoras del Aula de Poesía de Barcelona y también preside la Asociación Mujeres y Letras cuyo objetivo es divulgar aquellas obras escritas por mujeres.

    Se la considera una importante poetisa de su generación y ha recibido premios de cierto prestigio, entre los que se encuentra el Premio de Poesía Barcarola, obtenido en 1987. Entre sus memorables obras se encuentran "Rabitos de pasas", "Por mí no arderán los quicios ni se quemarán las teas" y "Árboles que ya florecerán". En poemas como "Lejos de ti todo es moral" y "Extraña tristeza", se percibe un dolor inmenso que impide ver más allá y obliga a esconderse detrás de las cortinas, a cuidarse de la tristeza. Indudablemente, la lírica de Concha García es de obligada lectura para aquellos que aman la poesía intimista y entrañable. Es una amante acérrima de la poesía y de la lengua en sí misma y ha escrito muchos tratados, ensayos y críticas literarias y ha participado en antologías donde se incluyen obras de poetisas y poetas de su generación.

Un brillo del no

He visto romperse cántaros y estaba presente.

Mi cuarto es una playa. Se extiende.

Mi cuarto. Compartí en lugares poco ignotos

la mirada nunca correspondida. Nunca dispuesta.

Mi cuarto no deja de ser un dormitorio

con una cama, en sus garras estuve presente.

Era una geografía limitada por demarcaciones

territoriales. Una parca extensión de terreno

de la que emergía una ciudad con lengua propia

donde pude ver mis dedos

desentendiéndose del sentimiento. Es grave

por ahí comienza todo. Lo vas a tener difícil.

Yo también. Estoy rota.

La belleza es transitoria si no conmueve.

El centro resquebrajado. Las aristas romas.

Me gustaba estar sobre la cama

de mi cuarto, los botines morían.

Yo también, pero era una valentía,

un brillo del no. Me eduqué en la quimera

del sí a todo. El poema es un tragaluz.

Despuntaba el día cuadrilátero.

Nuestras cabezas. Los cántaros. 

Cuántas llaves, Icaria, Barcelona 1998.


Manuel Vilas (Barbastro, 1962) es un poeta que relata la geografía y geología de y desde nuestra existencia, imbricado en ella. Y logra en su poesía reflejar literariamente la realidad de este último lustro, a la vez que pergeña esas mismas circunstancias de hoy mediante el verso libre y el poema en prosa. Todo en esta vida es convención y artificio, tanto lo público como lo privado, y en sus poemarios últimos da buena cuenta de esto. Tal vez a mí me guste más su época anterior y todos saben a cuál me refiero: antes de El cielo (2000). Pero aun así creo que la poesía realista del siglo este tiene en él a su poeta más señero. Escribe una poesía que es fácil de entender para el lector y él busca esa complicidad que generan sus poemas y quien los lee los entiende.


EL CREMATORIO

Aires de tormenta en lo Alto, sobre la nada desnuda

como una recién casada, luna abajo de las carreteras muertas.

Monzón, Barbastro, mis sitios de siempre.

Me dejaron ver por la mirilla y allí estaba ya el ataúd ardiendo,

resquebrajándose, la madera del ataúd al rojo vivo.

El termómetro marcaba ochocientos grados.

Imaginé cómo estaría mi padre allí dentro de la caja.

Y la caja dentro del fuego y mi corazón dentro del terror.

Hasta las ganas de odiar me estaban abandonando.

Esas ganas que me habían mantenido vivo tantos años.

Y mis ganas de amar, ¿qué fue de ellas? ¿Lo sabes tú,

Señor de las grandes defunciones que conduces

a tus presos políticos a la insaciabilidad, a la perdurabilidad,

a la eternidad sin saciedad, oh, bastardo,

Tú me arrancas,

amor de Dios, oh, bastardo?

Recoge a ese hombre en mitad del desierto.

O no lo recojas, a mí qué puede importarme

tu presencia heladora en esta noche del borracho

que he sido y seré, contra ti, o a tu favor,

es lo mismo, qué grandeza, es lo mismo.

El principio y el final, lo mismo, qué grandeza.

El odio y el amor, lo mismo; el beso y la nalga,

lo mismo; el coito esplendoroso en mitad de la juventud

y la putrefacción y la decrepitud de la carne,

lo mismo es, qué grandeza.

 

Kepa Murua (Zarauz, Guipúzcoa, 1962) es muy independiente, pero a la vez clásico y vanguardista, poeta lírico donde los haya y comprometido con la realidad circundante hasta la médula. Creo que es el poeta que utiliza mejor la poesía como camino y búsqueda del conocimiento, y con sus versos teje una red que atrapa al lector. Poemas llenos de gestos y guiños, que juegan con el lenguaje en un juego del escondite: mostrar y ocultar, sorprender, cuando con sus matices y tonos describe los sentimientos y vaivenes que produce el dolor, también el amor. Es, y no me cabe duda alguna, el poeta que con la soledad de la palabra justifica la existencia y la necesidad creativa, recuperando en sus poemas emociones sutiles, cotidianas y trascendentes.


Team Poetero on Twitter: "Poema “Hacia la nada” del libro “ No es nada”. Kepa  Murua @kepamurua España… "

Kepa Murua  Autor de los libros de poesía: Abstemio de honores, Cavando la tierra con tus sueños, Siempre conté diez y nunca apareciste, Un lugar por nosotros, Cardiolemas, Las manos en alto, Poemas del caminante, Cantos del dios oscuro y No es nada. Ha publicado asimismo obras de ensayo como Del interés del arte por otras cosas, La poesía y tú y La poesía si es que existe, así como varios libros de artista, entre los que destacan Cuando cierras los ojos, Itxina y Flysch.

TODAVÍA

Todavía hay cosas que no entiendo

Todavía hay cosas dentro de mí

que no son mías.

Todavía cosas que me vienen de fuera

y no me pertenecen.

Todavía hay algunos todavías

que me hacen sentir perdido.

Todavía hay bastantes todavías

que me hacen caminar confuso.

Muchos todavías que no comprendo.

Todavía hay cosas cerca de mí

que son como de otro.

Lugares que son recuerdo todavía.

Sueños a los que regreso sin pretenderlo.

Amores que debo descubrir todavía.

Palabras a las que persigo desnudo.

Pasos en torno a un destino

que todavía no comprendo.

Cuerpos que se aproximan a mí

todavía.



Isabel Bono (Málaga, 1964) es la poeta más libre que conozco, escribe lo que quiere y como quiere; escribe de lo que conoce y de lo que le acontece, de lo que tiene más cerca, de lo pequeño, de lo humilde. Me recuerda mucho cuando la leo a la poesía escrita por Francisco de Asís. Creo que es una poeta dotada de una más que asombrosa capacidad de expresión. Supera a cualquier poeta en el manejo de la riqueza de imágenes que pueblan sus versos. Me parece la más irresistible poeta de su generación, en toda su plenitud creadora y en su ser auténtica. Todos sus poemas, prosas y aforismos están marcados por esa atmósfera de singular intensidad poética. Creo que es una poeta capital en estos momentos, fascinada por el asombro de vivir.

Team Poetero on Twitter: "Poema “Resiliencia” de: Isabel Bono España, 1964…  "

EL LÍMITE

Ya ves; tiendo a cero.
Las rodillas se evaporan,
la vista no me llega,
no me dejan los labios calcular tu nombre.

Quiero que existas.

Si me vuelvo, veré tu rostro
pegado al cristal;
la misma ventana,
los mismos ojos de pez siempre.

Aumenta mi silencio.

A estas horas
mi cuerpo en el espejo es nada.
Todo está aquí como al principio.

 

Ana Pérez Cañamares (Santa Cruz de Tenerife, 1968) es una poeta que tiene la necesidad de conocerse y conocer, de explicarse y explicar, es una poeta que de la honestidad y del compromiso social hace su escudo, lema y bandera. Apasionada de la poesía, con ella y sus versos realistas y críticos nos expone este, nuestro presente difícil y tormentoso, donde casi todos naufragamos alguna vez. Una poeta de grandes hallazgos líricos que nos ayudan, y mucho, a descubrir e iluminar esas zonas más sombrías que nos circundan, pero que casi siempre las mantenemos un algo olvidadas de nuestra realidad. Poeta del asombro del vivir en y con poemas de una sencillez nada fácil, escritos con gran madurez y dominio de la lengua poética. Poesía verdadera por doquier.


Poemas de Ana Pérez Cañamares | La tribu


VERSALES – Entre paréntesis (Ana Pérez Cañamares) - PGP


Para todos mis gatos, de Ana Pérez Cañamares | Arrogancia, Poesía, Gatos


 ANA PÉREZ CAÑAMARES


Enrique Falcón (Valencia, 1968) es un poeta señero en la poesía española contemporánea, comprometido con los temas sociales y de ahí su quehacer poético, su apuesta con y por la denuncia social, pero también con la búsqueda de la conciencia del ser y del estar, esa conciencia cívica o conciencia social y sensibilidad ecológica, pues buena falta nos hace. El poeta desde sus versos desafía lo establecido y genera con esto nuevas ideas y acciones. La regla está para transgredirla si esta no responde a una necesidad real, diríase. Su poesía es un tanto compleja, pero muy rica y sobre todo muy sugerente. Así pues, poemas de una calidad superior nos muestran el mundo que observa, el que nos toca sufrir, y que él también vive, con crisis y mucho dolor.

Team Poetero on Twitter: "Enrique Falcón es un poeta español, de naturaleza  comprometida con los temas sociales. Enrique Falcón 1968… "

Enrique Falcón es un poeta español, nacido en Valencia en el año 1968. De naturaleza comprometida con los temas sociales, forma parte de diversas organizaciones de vecinos y de grupos de apoyo para los presidiarios. También colaboró con el consejo de redacción de la revista llamada Lunas Rojas, la cual cesó su publicación hace años, y con Alicia Bajo Cero, colectivo dedicado a la crítica literaria.

Su poesía es a menudo asociada con la denuncia social, la búsqueda de conciencia, el desafío a lo establecido para generar nuevas ideas, que no se apeguen a las reglas si éstas no responden a las necesidades reales. Entre sus poemarios, publicados a partir del año 92, encontramos "El día que me llamé Pushkin", "Nueve poemas" y "La marcha de 150.000.000". Asimismo, son de su autoría los libros de ensayo "Dimensiones políticas del voluntario", "El amor, la ira: escritos políticos sobre poesía" y "Las prácticas literarias del conflicto: registro de incidencias".

Es posible encontrar parte de su obra en diversas antologías, tales como "Poesía y Conflicto", tanto en español como en portugués, italiano y otros idiomas. Además, ha colaborado en la escritura de libros colectivos, como ser "La paz y la palabra: letras contra la guerra".

 

Gsús Bonilla (Don Benito, Badajoz, 1971) es el poeta del verso descarnado, ajeno a las modas, emotivo, sencillo, verdadero; que escribe de lo que bien conoce y transciende lo universal. Habla en sus versos de la miseria del ser humano y del bípedo implume que ostenta y se vanagloria de ser injusto ejerciendo el poder. Vanidad y prepotencia denunciadas por igual en unos poemas fantásticos, directos, que son cual latigazos en el cerebro. Creo que sus poemas nos pueden servir para reparar el equilibrio del mundo actual; ya que hacen de contrapeso de esas hostilidades y fuerzas opresivas que se generan por doquier. Es un poeta crítico lúcido, profundo, lleno de empatía. Y creo, como él, que la poesía tiene una gran fuerza y nos puede ayudar.

Gsús Bonilla: Poema "Ágora" | Poder Popular

Igual que Gsús Bonilla tiene predilección por la arcilla yo tengo predilección por Gsús Bonilla, por su trayectoria, por su no afinidad y no condescendencia de la lírica entendida como aristocracia de los lenguajes cultos.

ÉSTE

Para Anna

A menudo paseo por el interés
que muestran los zapatos;
caminar adherido a una suela
ir de un lugar a otro, dando pasos.

De pequeño bastaba con estar descalzo
sintiendo el adoquinado reciente
de un barrio en construcción
bajo tus pies desnudos;
nunca supe por qué se caminaba,
hacia dónde se iba,
solo tenía conciencia de andar.

Intuía el camino, descifraba su misterio
y atribuía cualidades humanas
a animales o cosas, personificaba
en estatua mis miedos.
Imaginaba a aquellas figuras;
de un modo u otro, había símbolo
o icono, siempre un ídolo al que recurrir.

Qué importa ya que sepas más detalles,
hoy el lejano Oeste queda muy lejano
y la verdad: me has brotado
como un indio en medio del pecho;
no sé si sioux, apache o piel roja, pero
me dueles águila de cabeza blanca,
oso grizzly o escorpión, y volveré
a torcer el rumbo, a domesticar la tierra
si es por ti.

Gsús Bonilla lleva años jugándosela con el diagnóstico de lo difícil, es decir, la huida del lugar común donde la mal llamada poesía proletaria parece haberse convertido en la mala conciencia del capitalismo y sus mecanismos tan poco simbólicos de dominación: la cárcel de la pobreza, el estigma de las clases humildes y la invisibilidad de los débiles. Gsús Bonilla, eso ya lo sabéis, es uno de los tipos más honestos y dignos de la república de las afueras, una consciencia básica como lo es su poesía de la reconstrucción crítica del porvenir.

 

Elena Medel (Córdoba, 1985) es una poeta peculiar, que sabe jugar con en lenguaje y exprimir las palabras como pocos poetas desde el atrevimiento, la frescura y tal vez la insolencia de sus primeros versos hasta el desencanto que atenaza a su generación, a la nuestra también. Hoy el desencanto se ha hecho el dueño de la cocina. La poeta dibuja el fracaso como nadie, pero en esos trazos, versos y guiños, hay luz, hay vida, hay salida, hay encuentro girando alrededor de la siempre figura femenina. La poeta es mujer: bien lo sabemos sus lectores y sabemos de sus reivindicaciones. Creo que es una autora solitaria que asiste a la tragicomedia de la sociedad actual y desde sus poemas reclama honestidad y libertad. Es una poeta que ha encontrado su palabra.


Further | Elena Medel sabe todo lo que hay que saber de poesía

Poeta y crítica literaria nacida en Córdoba en 1985. s una de las voces jóvenes de la poesía española. Formó parte del equipo coordinador de La Bella Varsovia y colabora como articulista en diversos suplementos literarios de la prensa española. 

  Su obra, contenida en los poemarios "Mi primer bikini", Premio Andalucía Joven 2001, "Vacaciones" en 2004,"Tara" en 2006,  el cuaderno "Un soplo en el corazón"  en 2007  y "Cuentos eróticos de San Valentín" en 2007, ha sido traducida al árabe, inglés, italiano y portugués, y publicada en algunas antologías. 

Aquello en lo que te fijas cuando salimos por las noches

Mi madre me enseñó que la mejor forma de pasar por la

vida era renunciando a la propiedad particular.

Ella me convenció de que podría transformar los balbuceos

en música de cámara, con mis zapatos.

Tus zapatos son mágicos, me dijo. Pierde uno y ganarás un marido.

Vende dos y ante ti se revolverán las semillas de tu reino.

Y yo susurraba: mi reino eterno. Junto a él.

Decidí que los compraría de colores para camuflar mi identidad,

sobrios si aspiro a desvelar mis secretos.

No tacones ni zapatos planos ni aerodinamismo; le quiero

suciamente. He descubierto que pasos-pequeños

conducen a una-mujer-seria-con-dos-rayas-absortas.

Descalza, de puntillas, vuelvo a tener diez años y a morirme

por dentro de tanta soledad.

De "Tara" 2006    


 

Víctor Peña Dacosta (Plasencia, 1985) es un poeta que posee una gran voz poética, que escribe con contundencia y de la actualidad más inmediata, creo que es un autor que se maneja en la misma frecuencia que sus colegas, que huyen siempre hacia delante o hacia donde pueden, porque lo importante es salir de aquí, esa es su meta. Su poesía se nutre de lo que lee, oye y ve, para mostrar el rostro sincero de la fascinante actualidad: retratando las cosas bellas y no tan hermosas, pero sí significativas de esta sociedad un tanto torpe y malograda. Poeta que mezcla la fantasía y el deseo, también la razón, de una manera natural. El enigma del ser humano siempre está entre sus versos. Creo que ha nacido un nuevo poeta, culto y popular, ávido de exprimir la vida.

poeta Víctor Peña Dacosta

Víctor Peña Dacosta (Plasencia, 1985). Licenciado en Filología Hispánica, ha trabajado como profesor de español para extranjeros en la Universidad de Salamanca, de profesor de Lengua y Literatura en diversos centros de Extremadura y Marruecos y actualmente ejerce y vive (no necesariamente en ese orden) en Sevilla. En diciembre de 2014 publicó su primer libro, La huida hacia delante, en Ediciones de la Isla de Siltolá. Además, ha participado en antologías como Diva de mierda (Ediciones Liliputienses), Bajo las raíces: 40 años de Sepulcro en Tarquinia (Ediciones de la Isla de Siltolá) y ha publicado varios artículos, algunos poemas y tres prólogos. Lo normal, vaya.

LO PEOR DE TODO

pudo ser un amor del montón,

pero todo el montón era mío. 

Sr. Chinarro

Lo peor no ha sido que te marcharas

como te fuiste (y los dos sabemos

que te fuiste de muy malas maneras),

ni que te marcharas cuando te fuiste

(y sabes que no pudo haber momento más inoportuno),

sino que, vengas cuando vengas

vengas como vengas, y lo hagas

cuantas veces estimes oportuno

regodearte con mi amor pazguato,

yo seguiré esperándote de brazos

y pecho abiertos, abjurando

de partículas interrogativas

y pretéritos que no pueden

entender, imbéciles, que has vuelto,

que al fin has vuelto y que esta vez

quizá sea para siempre. 

COROLARIO

Te quise desde el principio;

no me di cuenta hasta el final.

 

Luna Miguel (Alcalá de Henares, 1990) es la red de redes o gracias a ellas es, hablando de poesía se entiende. Esta poeta ha venido a revolucionarlo todo desde, por y para internet y los internautas. Posiblemente sea de lo mejorcito que hay en la poesía actual escrita por jóvenes. De lo que sí estoy seguro es que hay que leerla y sobre todo leerla. Creo que escribe así y no de otra manera porque quiere y puede, luego lo hace. Una de las improntas de su verso que más me llama la atención es que baraja imágenes salvajes e impredecibles, necesarias y justas, con ese su peculiar estilo narrativo y conciso, a la vez que preciso, entre lo elíptico y lo breve, aderezado con mucha tensión. Poesía inspiradora y fresca, cual agua de manantial, que brota libre.

12122713_10153681882159803_9155855081285291004_n

Luna Miguel, nació en Madrid en 1990. Actualmente vive en Barcelona y trabaja como redactora de PlayGround Magazine. Es autora de los poemarios Estar enfermo (La Bella Varsovia, 2010), Poetry is not dead (DVD, 2010; La Bella Varsovia, 2013), Pensamientos estériles (Cangrejo Pistolero, 2011), La tumba del marinero (La Bella Varsovia, 2013) y Los estómagos (La Bella Varsovia, 2015), y del ensayo El dedo. Breves apuntes sobre la masturbación femenina (Capitán Swing, 2016). Administra el blog http://www.lunamiguel.com  


Para saber sanar hay que saber enfermar

Apareció una y luego otra y luego otra.

Era verano y estaban por todas partes 

reproduciéndose como una plaga antigua.

Yo escuchaba sus latidos a través de la madera;

te pregunté si las cucarachas tenían corazón y

tú me dijiste que no sabías de eso.

Conocemos poco las cosas sencillas, pensé.

Nada nos importa hasta que duele.

 

***

Una bolsa azul con tu nombre y el del veneno

Dejaste de masticar la sangre: la vida se resumía

en suero porque el suero es el nuevo oro.

Ya no buscamos diamantes, queremos longevidad.

Hay reinas que coleccionan comida bajo la cama

 y todas se creen princesas. ¿Recuerdas el cuento?

Hay musculatura. Tu medicina no olía bien.

Hay reinas que coleccionan comida, y en sus venas el suero.

 Y en sus estómagos los perros.

Ahora dicen que tienes náuseas pero yo sé que cada eructo es un canto.

Una bolsa azul con tu nombre y el del asesino.

Pero tú quieres alimentarte.

Tú quieres decirlo: sobrevivir cansa.

--------------------------

 


   No quiero alargar mucho la lista de poetas contemporáneos que merecen todo mi respeto por la originalidad y la calidad de sus obras, me quedo con estos dos. De los demás me ocuparé en otro momento, son tantos...


MIGUEL GARCIA-POSADAS

DAMA DE OTOÑO

¿Y cómo pudo ser que la fragante niña

se trocara en la dama de otoño que ha venido

hasta mí en la caliente noche azul de septiembre?

 

¿Y cómo pudo ser que el hada diminuta

de aquella playa atardecida y tibia

cambiara su figura de oro y piruetas

por el hermoso aplomo de sus gestos de hoy

y que brotara de ella

la sapiente sonrisa de experta navegante

en todos los periplos?

 

Dama de otoño, rosa y caracola

de la estación más fresca y duradera,

segura primavera de septiembre,

granada en la sazón como la uva,

ante tu esbelta madurez me inclino,

ante tu límpida hermosura,

por ella desarmado y sometido,

y te saludo

y hago votos en pro de tu vida y tu dicha.

Que venzas

a las obscenas gentes que te rodeen,

a las turbias mañanas que pretendan

volver oscuro tu despertar claro,

y a la proterva edad y su costumbre.

 

 

LUIS GARCIA MONTERO

ASÍ AMANECE EL DÍA (FRAGMENTO)


¿Qué haremos de nosotros

ahora que los espejos todavía

no tienen una sombra que llevarse a sus láminas

y los recuerdos nacen aprendiendo

a contar hasta diez?

 

¿Qué podemos hacer con lo que nos han dado?

Como una insinuación, como la piedra

interroga al estanque,

cae la luz en el sueño de la casa.

 

Y la distancia,

esa divinidad que medita en el agua

de los puertos,

vuelve al pasado, busca entre sus mitos

un ángel sin heridas,

una nueva metáfora,

algo que no es tu nombre,

pero que yo pronuncio desde el fondo

abierto de tus ojos. 

 

 

LUIS GARCIA MONTERO

PRIMER DÍA DE VACACIONES

 

Nadaba yo en el mar y era muy tarde,

justo en ese momento

en que las luces flotan como brasas

de una hoguera rendida

y en el agua se queman las preguntas,

los silencios extraños.

Había decidido nadar hasta la boya

roja, la que se esconde como el sol

al otro lado de las barcas.

Muy lejos de la orilla,

solitario y perdido en el crepúsculo,

me adentraba en el mar

sintiendo la inquietud que me conmueve

al adentrarme en un poema

o en una noche larga de amor desconocido.

Y de pronto la vi sobre las aguas.

Una mujer mayor,

de cansada belleza

y el pelo blanco recogido,

se me acercó nadando

con brazadas serenas.

Parecía venir del horizonte.

Al cruzarse conmigo,

se detuvo un momento y me miró a los ojos:

no he venido a buscarte,

no eres tú todavía.

Me despertó el tumulto del mercado

y el ruido de una moto

que cruzaba la calle con desesperación.

Era media mañana,

el cielo estaba limpio y parecía

una bandera viva

en el mástil de agosto.

Bajé a desayunar a la terraza

del paseo marítimo

y contemplé el bullicio de la gente,

el mar como una balsa,

los cuerpos bajo el sol.

En el periódico

el nombre del ahogado no era el mío.


Poesía de LUIS GARCIA MONTERO - Primer día de Vacaciones Poema del libro Habitaciones separadas.


Para terminar esta entrada dedicada a la poesía, me atrevo a exponer dos poemas de mi buen amigo Calvin Chestut y uno mío, este último es un acróstico horizontal que escribí hace un tiempo.


Soy tan natural que los pájaros
en la noche radiante se posan en mi pelo,
seguros y sin anhelo,
pues los árboles sólo alimentan al sol, 
su vuelo.

¡Oh Dios que me alumbre la luna,
que me cubra la serpiente 
y que la tienda...de campaña sea sólo un símbolo!
Pues mi vida, mi vida sólo está cubierta de mí.

(Calvin Chestnut)




AJENA

No escatimes tu presencia en los halagos,
no te hagas la estrecha en los racimos;
 que hasta nunca no será sin tu figura.

Sopesando tu talle y tu hermosura,
las estrellas querrían procurar tanta locura.
¡Si hasta miras enfilando con medida
esos nervios que te avanzan con apuros!
¡No te alejes de las voces
 que requieren tu presencia!

Si a veces te quisieras blanca y sola, sola y pura,
los demás dejaríamos nuestro techo
y nuestro cielo por mirarte la sonrisa.

Esa que se pierde entre las horas
de ayer que no quisiste
y las de hoy que quisieras declaradas.

Adiós te diré en la madrugada,
adiós cantaré cuando te alejes,
reclamando tu regreso en la salmodia.

(Calvin Chestnut)


LA CÁBALA

Cuando aceptas das amor
deseas olvidar los orgiásticos ritmos,
temerarios envites
haces aparecer controvertidas esperas
mantienes acciones socorridas
fraguar urgentes églogas te enerva,

Cuando aceptas das amor
tienes rabia ante inquisidores contrarrevolucionarios, intentas opciones neutralizadoras
montas aventuras sagaces
inventas noqueantes tertulias entre los iguales, gente   entregada no te engañará,

Cuando aceptas das amor
debes expeler sarcásticas intrusiones, lerdos   usurpadores sancionan ilusiones, ocurrencias novedosas
mides ácidamente senderos
hasta alcanzar bellos, idílicos lugares
y
cuando aceptas das amor
enfrentas xenófobos poderes, empecinados rencores   intentarán entorpecer nuestra contumaz iniciativa   activadora
máximo ánimo sacaremos
si alcanzamos beldades, inimaginables oportunidades.

(PETRUS RYPFF)


                                ME SOBRA EL CORAZÓN, poema de Miguel Hernández

No hay comentarios: