viernes, 17 de julio de 2020

NADA ES PERMANENTE... Y MENOS EL DOLOR



Las heridas emocionales tienden a propagarse a través de los lazos familiares... hasta que alguien consciente detiene el proceso.(Rafael Vidac)



By @alejandro_jodorowsky 😍 identificada totalmente, así comienza 2017. #añonuevovidanueva #amorpropio #motivacion #pormistaconea #ilusion…
¡Qué raro es el ser humano!
Se pelea con los vivos y regala flores a los muertos.
Se queda años sin hablar con un vivo y, cuando muere, le hace un homenaje.
No tiene tiempo para visitar a un vivo, pero se queda un día entero en su velatorio.
No llama, no abraza, no se interesa por un vivo, pero se lamenta ante un muerto.
Hasta parece que lo más valioso es la muerte y no la vida.



Estados para compartir

Nunca te arrepientas de dar todo por alguien,
aunque no lo valore. El día de mañana tú lo olvidarás y volverás a darlo todo,
sin embargo esa persona te recordará cada vez que alguien le falle.



Eternamente agradecida con Dios, la vida mi familia y mis amigas...Soy fuerte...!!
   Hay muchas personas que sufren en silencio y dicen que están hartas de hacer las cosas bien y de ser honestos, que tanto esfuerzo no merece la pena, que todo cae en saco roto porque cada uno va a su apaño y no hay reciprocidad, que el egoísmo generalizado les hace desistir de entregar sin recibir nada a cambio, ni siquiera un reconocimiento o un agradecimiento.

  Lo que de verdad ocurre es que no solemos leer la “letra pequeña” de lo que sucede en las películas cotidianas de las personas egoístas y codiciosas. Puede que esas personas logren notoriedad, que tengan una alta calidad de vida material, y que aparentemente no estén pagando ningún tipo de “karma”, que andan felices y contentos por la vida. Puede que incluso se constituyan como el modelo de éxito a imitar, pero pagan un precio subconsciente muy alto por sus acciones.

   No se trata de hacer el bien o de hacer el mal, eso lo dejamos aquí como tema de disquisición filosófica, seamos prácticos y profundicemos un tanto en lo que pierden los que hacen lo que todos sabemos que está mal. A veces parecemos dormidos o anestesiados frente a la realidad de las “reglas de juego” que tiene la vida, pero en nuestra naturaleza más profunda funciona una culpa subyacente que nos causa agitación mental cuando las quebramos. Infringir esas reglas tiene consecuencias, y no estamos hablando del castigo divino, sino sólo de sufrimiento psicológico. ¿Puede acaso una persona transgresora establecer buenos vínculos personales, sentirse tranquila y en paz?

   Ser malvado aleja a las personas y hace que el sujeto inmoral tenga que estar continuamente tejiendo mentiras para mantener el éxito. Tarde o temprano, la mayoría de las personas malintencionadas o manipuladoras quedan tensionadas y atrapadas en su propia red porque una falsedad necesita ser tapada por otra.


SEVEN - Escena final



He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados.

Mis padres me engendraron para el juego
arriesgado y hermoso de la vida,
para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
Los defraudé. No fui feliz. Cumplida

no fue su joven voluntad. Mi mente
se aplicó a las simétricas porfías
del arte, que entreteje naderías.

Me legaron valor, no fui valiente.
No me abandona, siempre está a mi lado
la sombra de haber sido un desdichado.
                                          (Jorge Luis Borges)


Jorge Bucay - ¿ De que nos sirve sentir culpa ?

No hay comentarios: