lunes, 1 de junio de 2020

DEMONIOS MITOLÓGICOS - FOLKLORE JAPONÉS








  La función mitológica de los demonios es variada e imprevisible: a veces promueven el mal y en otras ocasiones castigan a los malvados. En la tradición hindú son denominados asuras, aunque no siempre son diabólicos; de hecho, algunos de ellos son sorprendentemente píos. En los Vedas, ellos y sus adláteres celestiales, los devas, proceden de un mismo creador. En ocasiones se enfrentan a los dioses, pero también les ayudan a batir el Océano de Leche. Sin embargo, cuando aparece el elixir de la vida, intentan robarlo.

Detalle del mito hindu del batido del oceano de leche |

DETALLE DEL MITO HINDU DEL BATIDO DEL OCEANO DE LECHE

Al batir el Océano de leche apareció el néctar de la vida eterna.
                       Batido del Océano de Leche
            Batido del Océano de Leche, Museo Guimet de París. Los asura sujetando la cabeza de la serpiente Vasuki, una de las reproducciones de los bajorrelieves de Angkor, en Camboya.


   En las religiones judeocristianas, Satán empezó su carrera en el cielo, aunque fue arrojado al infierno tras rebelarse contra Jehová. Posteriormente, la tradición lo convirtió en la personificación del mal y de la tentación, jerarca de los demonios.

   La mitología babilónica tiene toda una gama de demonios de las tormentas, incluyendo el conocido Pazuzu. Como en la tradición hindú, dioses y demonios son hijos de un mismo padre, Anu. Se dice que catorce demonios ayudaron al dios Nergal a introducirse en el inframundo a fin de vivitar a Ereshkigal.

Pazuzu el rey de los demonios – Mitología de la antigua ...

             Pazuzu el rey de los demonios

              
   En el budismo también los encontramos. Los tibetanos creen en los bDub, espíritus de la religión bon incorporados a su tradición.


MITOLOGÍA JAPONESA

   El folclore nipón rebosa de demonios, conocidos colectivamente como oni o yokai (espíritus monstruosos). Aparecen a menudo en ilustraciones del infierno, armados con grandes mazas de hierro.

   La cultura japonesa es famosa por sus fascinantes tradiciones y creencias que lograron trascender en el tiempo. Las criaturas malignas de la mitología japonesa no fueron la excepción; pues la creencia de la existencia de estos demonios japoneses fue tan popular en la antigüedad que incluso hoy en día se mantiene latente.

demonios japoneses
Los Ningyo son criaturas que viven en los mares de Japón, se cree que son sirenas de la antigüedad japonesa y se dice que el nacimiento de su leyenda data del año 619 d.C. tras su primer avistamiento marítimo. Su forma es similar a la de un pez de gran tamaño, pero con apariencia humanoide, tienen el torso deformado con la imagen de un humano combinado con un pez, sus aletas están combinadas con dedos y su rostro es la fusión de ambas especies. Se dice que su avistamiento en mar representa mal augurio, pues indica el porvenir de la guerra o la devastación, atrapar uno mientras se pesca es de mala suerte, así que se le debe soltar inmediatamente sin dañarlo o herirlo.


Una de las leyendas más populares indica que el comer la carne de los Ningyo puede volver casi inmortal a una persona, pues se dice que alarga la vida cientos de años. Esta leyenda cuenta que un pescador atrapó a uno de estas criaturas y sin saber qué era lo cocinó. Tras discutir un poco con sus amigos sobre si consumirlo o no, el hombre decide no comerlo al ver que el pez tiene un rostro deforme y similar al de un humano. Su hija, sin saber qué era decide comerlo. El hombre se asustó mucho al ver que su pequeña ingirió a esa extraña criatura, pero al ver que no lo sucedió nada se tranquilizó. Pasaron los años, la niña creció hasta convertirse en una mujer adulta, sin embargo aunque los años pasaban ella no envejecía. Al sufrir esta terrible condición que no la dejaba morir, decidió vagar por el mundo y convertirse en monja, hasta que pasados 800 años por fin murió.

demonios japoneses
   Jorōgumo es un tipo de yokai, una especie de araña que aparenta ser una hermosa mujer, con su bella apariencia seduce a sus víctimas para después alimentarse de ellos, por lo que recibe el nombre de “esposa enredadera” o “araña prostituta”.

Los “Yokai” son demonios japoneses pertenecientes al folclore nipón, tienen la apariencia de un humano pero con partes de animales.



Los Kappa


demonios japoneses
Los Kappa son criaturas acuáticas que suelen vivir en los ríos y estanques, su apariencia es humanoide, regularmente suelen parecer un reptil, con un caparazón similar al de una tortuga, en la copa de su cabeza tienen un agujero lleno de agua, que los ayuda a mantenerse con vida cuando se encuentran fuera del agua.
 
Según cuenta la leyenda el origen de los Kappa se debe a que en la antigüedad, las familias pobres que no deseaban tener a sus hijos, solían lanzar a sus bebes recién nacidos a los ríos para que murieran ahogados sin que nadie se diera cuenta, estos niños son los que se transformarían en Kappas.


Su alimento favorito son los niños desobedientes que nadan sin supervisión de un adulto, eso  le cuentan los padres a sus hijos, como advertencia de lo que puede pasar si nadan solos, (los Kappa disfrutan de tentar a los niños para que entren a nadar solos y así poder devorarlos),  incluso en la actualidad se suelen colocar estatuas con forma de Kappa a las orillas de ríos y estanques para advertir a niños y adultos sobre las profundidades y las precauciones que se debe tener al nadar.

Los Amanojaku

Son de los más terribles demonios japoneses, un tipo de Oni que suele tomar la forma de un pequeño demonio que engaña y tienta a la gente a cometer los más profundos, perversos y oscuros deseos de sus corazones. Se cree que este demonio es el responsable de tentar a las personas a cometer robos y asesinatos entre otras calamidades.                                            
demonios japoneses

   En la leyenda de “la Princesa del melón”, se relata que una pareja de ancianos vio a una pequeña niña nacer de un melón, tras observar este milagro deciden cuidarla y criarla como suya. Un día la pareja de ancianos sale de la ciudad, no sin antes advertir a su pequeña que no abriera la puerta a nadie. El perverso Amanojaku se entera de la soledad de la joven y decide ir a tocar la puerta, insistiéndole que por favor lo dejara entrar. Después de mucho insistir la pequeña se apiada y decide abrirle la puerta un poco, el Amanojaku aprovecha esa abertura para abalanzarse sobre la joven para devorar sus entrañas. No satisfecho con esto, el perverso Amanojaku decide usar la piel desollada de la chica para jugarle una broma a los ancianos, haciéndoles creer que sigue viva. Cuando los ancianos lo descubren persiguen junto a los pobladores del lugar al terrible demonio para apedrearlo hasta morir.



Los Gashadokuro

   Son demonios japoneses que aparecen como esqueletos gigantes conformados por los huesos y carne en descomposición de decenas e incluso cientos de personas que murieron en condiciones de guerra e inanición. Es el rencor y odio guardado en sus corazones al momento de morir lo que provoca que se unan en venganza de lo que no pudieron conseguir en vida.

demonios japoneses

Cuenta la leyenda que en el primer milenio del antiguo Japón, un samurái, disconforme con el gobierno, decidió revelarse. Sin embargo, fue capturado y asesinado. Su hija, una poderosa hechicera de magia oscura, ahogada por la ira que le provocó la muerte de su padre, hechizó su esqueleto descompuesto para que se levantara en venganza y atacara la antigua ciudad de Kyoto. Se cree que su magia fue tan poderosa que trascendió los años, provocando que el odio, la ira y desesperación de las demás almas sin descanso se levantaran con el poder de su magia.

Sin embargo, cada grupo de esqueletos sólo dura un tiempo con su poder y después se desvanece para poder dar lugar a que un nuevo grupo de esqueletos se levante bajo el mismo influjo.



  MONO: Ashes In The Snow (LIVE at Ziro Festival 2018)

No hay comentarios: