miércoles, 6 de mayo de 2020

TAGORE VS KIPLING, DOS VISIONES DE LA INDIA



                        Debussy Arabesque


Rabindanath Tagore


Rabindranath Tagore in 1909.jpg
Rabindranath Tagore,  (Calcuta, 7 de mayo de 1861-Calcuta, 7 de agosto de 1941), fue un poeta bengalí, poeta filósofo del movimiento Brahmo Samaj (posteriormente convertido al hinduismo), artista, dramaturgo, músico, novelista y autor de canciones que fue premiado con el Premio Nobel de Literatura en 1913, convirtiéndose así en el primer laureado no europeo en obtener este reconocimiento.

   
Tagore junto a sus discípulos en 1925

   Tagore nació en Jorasanko (Calcuta), hijo de Debendranath Tagore y de Sarada Ravat. Debendranath Tagore formuló la fe Brahmo propagada por su amigo, el rajá reformador Rammohun Roy. Debendranath se convirtió en la figura central de la sociedad Brahmo después de la muerte de Roy, a quien respetuosamente se le trataba de maharishi por parte de sus seguidores. Continuó liderando el Adi Brahmo Shomaj hasta su muerte.

Tagore hace de anfitrión de Mahatma Gandhi y de su mujer Kasturba en Santiniketan en 1940.

   Tagore fue el menor de catorce hijos. De niño, vivió en una atmósfera de publicación de revistas literarias y de representaciones musicales y de teatro. De hecho, los Tagore de Jorasanko eran el centro de un extenso grupo social amante del arte. El hermano mayor de Tagore, Dwijendranath, era un respetado poeta y filósofo. Otro de los hermanos, Satyendranath, fue el primer miembro de etnia india admitido en el elitista y antiguamente formado sólo por blancos Servicio civil indio. Además, otro hermano, Jyotirindranath Tagore, era un músico de talento, compositor y autor de obras. Entre sus hermanas, Swarna Kumari Devi se ganó fama como novelista por su propio derecho. La esposa de Jyotirindranath, Kadambari, que tenía casi la misma edad que Tagore, fue una querida amiga y tuvo una poderosa influencia sobre él. Su abrupto suicidio en 1884 le dejó fuera de lugar durante varios años y marcó profundamente el timbre emocional de la vida literaria de Tagore. 

Tagore en su paso por Buenos Aires en 1924

   En 1878, Tagore viajó a Brighton en Inglaterra para estudiar en una escuela pública. Más tarde, estudió en el University College de Londres. Sin embargo, no terminó sus estudios y dejó Inglaterra después de una estancia de un año. Esta exposición a la cultura inglesa y a su lengua se filtraría en sus primeros escarceos con la tradición de la música bengalí para crear nuevas formas de música. A pesar de eso, Tagore no abrazó nunca completamente las rígidas normas inglesas ni la estricta interpretación de la tradicional religión hindú por parte de su familia en su vida o en su arte, eligiendo en su lugar tomar lo mejor de ambas esferas de experiencia.​

Tagore con Einstein en 1930 en Berlín.
   
   Tagore revolucionó la literatura bengalí con obras tales como El hogar y el mundo y Gitanjali. Extendió el amplio arte bengalí con multitud de poemas, historias cortas, cartas, ensayos y pinturas. Fue también un sabio y reformador cultural que modernizó el arte bengalí desafiando las severas críticas que hasta entonces lo vinculaban a unas formas clasicistas. Dos de sus canciones son ahora los himnos nacionales de Bangladés y la India: el Amar Shonar Bangla y el Jana-Gana-Mana. El de la India ha sido armonizado por el maestro Francisco Casanovas. 

Tagore en 1912 en Inglaterra

    Tagore, quien desde muy pronto estuvo en contacto con la sociedad y la cultura europeas, «se convirtió a todos los efectos en uno de los observadores más lúcidos y en uno de los críticos más severos de la europeización de la India».​

Estatua de Rabindranath Tagore en la Casa de la India de Valladolid

   Hijo mío, cuando te traigo juguetes de colores, comprendo por qué hay tantos matices en las nubes y en el agua, y por qué están pintadas las flores tan variadamente..., cuando te doy juguetes de colores, hijo mío.

    Cuando te canto para que tú bailes, adivino por qué hay música en las hojas, y por qué entran los coros de voces de las olas hasta el corazón absorto de la tierra..., cuando te canto para que tú bailes.

   Cuando colmo de dulces tus ávidas manos, entiendo por qué hay mieles en el cáliz de la flor, y por qué los frutos se cargan, secretamente de jugos ricos..., cuando de dulces tus ávidas manos.

   Cuando beso tu cara, amor mío, para hacerte sonreír, sé bien cuál es la alegría que mana del cielo en la luz del amanecer, y el deleite que traen a mi cuerpo las brisas del verano...cuando beso tu cara, amor mío, para hacerte sonreír.

Tagore en Japón en 1916

                                                  -----------------

   Tú me has traído amigos que no me conocían. Tú me has hecho sitio en casas que me eran extrañas. Tú me has acercado lo distante y me has hermanado con lo desconocido.

 Mi corazón se me inquieta si tengo que dejar mi albergue acostumbrado. Olvido que lo antiguo está en lo nuevo, que en lo nuevo vives también tú.

  En el nacimiento y en la muerte, en este mundo o en el otro, en cualquier sitio donde tú me lleves, tú eres tú mismo, el único compañero de mi vida infinita, tú, que estás atando siempre mi corazón, con lazos de alegría a lo ignorado.

  Pero cuando se te conoce, nadie es extranjero, ninguna puerta está cerrada. ¡Señor, concédeme esto que te pido: que yo no pierda nunca la felicidad de encontrar lo único en este juego de lo diverso!

Frases de Rabindranath Tagore | Tagore frases, Frases, Escritos frases

Las 15 mejores frases de Rabindranath Tagore | Internesante


Rabindranath Tagore, filósofo y escritor indio. | Filosofos, Cita ...

                                          -----------------------

                 Best Heavy Metal Ballads 80s 90s

Las canciones de esta recopilación de temas heavy metal nada tienen que ver con Tagore ni Kipling, con La India o Birmania, pero me ha parecido adecuado que sirvan de nexo de unión entre estos dos autores tan distintos y a la vez tan próximos en el tiempo, ambos acreedores de sendos premios Nobel de Literatura a principios del siglo XX. Y por qué no decirlo, porque son baladas preciosas de un estilo musical que me encanta.



Ruyard Kipling

5 poemas de Rudyard Kipling
Periodistas, novelista y poeta. Recibió el Premio Nobel de literatura en 1907 por obras como Gunga Din, Mandalay o Kim. 


Rumores de la época de la reina Victoria y del poeta Rudyard ...

      Rumores de la época de la reina Victoria y del poeta Rudyard Kipling

Al lado de la antigua pagoda Moulmein. Mirando hacia el este, hacia el mar. Hay una mujer de Burma sentada. Y yo sé qué piensa de mí. Porque el viento está en las palmeras. Y las campanas del templo dicen. Regresa, soldado de Gran Bretaña, Regresa a Mandalay. Regresa a Mandalay, donde juegan los peces voladores. Y el alba sube como un trueno desde China, al otro lado de la bahía. Rudyard Kipling, Mandalay en Baladas de Barracón (1892).

Frase de Mujeres: La más tonta de las mujeres p...

   Rudyard Kipling (nacido en Bombay, India, en 1865 y fallecido en Londres en 1936) era un poeta, periodista y escritor de cuentos cortos y novelas. Es clasificado como escritor anglo-indio, vocero del Imperio británico de la reina Victoria. Ganó el Premio Nobel de literatura en 1907. Para nosotros, hoy, es conocido como el autor de obras como El libro de la selva, Baladas de Barracón, y otras bien escritas aventuras como Capitanes Valientes (Captains Courageous); Gunga Din, The White Man´s Burden, Recessional, Cuentos bien contados (Just-So Stories), Cuentos de la India, Los ojos de Asia, Rikki Tikki Tavi, Toomai of the Elephants y muchas más.

Citas y frases célebres dedicadas a la Madre

   Por décadas ha sido señalado como un “poeta de visión imperialista”, y, sí, era eso, pero también mucho más porque era un escritor de estilo fino y erudito. En este punto se vale pensar en la visita de Boris Johnson a Myanmar (Burma en los tiempos victorianos) en 2017 cuando, al lado del embajador del Reino Unido para Myanmar en la tarima de una actividad pública, comenzó a recitar el que es considerado uno de los poemas más racistas e imperialistas del idioma inglés en el que Kipling intentaba elogiar al imperio británico cuando ocupó, por siglos, India, Myanmar, el Punjab y otras regiones aledañas como lo que es ahora Pakistan. El poema es una celebración a la dominación de la India por el Reino Unido, y un lamento por la pérdida de un amor. El embajador británico en Myanmar dijo, a sotto voce, a Johnson que su micrófono estaba abierto. Pero Johnson siguió recitando Mandalay hasta que el embajador dijo que eso no era apropiado. Johnson siguió con su recitación y el embajador puso fin al acto de Johnson con un Stop!


EN EL CAMINO DE MANDALAY | TheBooksmovie
EN EL CAMINO DE MANDALAY
por Marcos Callau

mandalay


    Desde la actualidad escuchamos el nombre de Mandalay como una antigua y exótica profecía o como una suerte de paraíso idealizado, un Shangri-La que se desvanece irremisible en la niebla de los horizontes perdidos que hallamos desdibujados en la vorágine del siglo XXI. Se erige ahora transformada en parque de atracciones para insípidos turistas de prisa y teléfono/cámara colgante o pendiente de un “palo selfie”. Pero ciertamente, Mandalay es la segunda ciudad más importante de Birmania y su antigua capital bajo el mandato de los británicos hasta 1947. Precisamente, tuvo que ser un escritor británico nacido en Bombay quien, respondiendo indudablemente a sus raíces, dedicara parte de su obra a esta ciudad y en especial, un extenso poema incluido en su libro “Barrack room ballads”. Fue Rudyard Kipling quien, en una precisa y romántica oda, dibujó literariamente el paisaje de Birmania, haciendo referencia expresa a Mandalay (así se titulaba el poema) pero también a otras ciudades como Mawlamyine y a hitos arquitectónicos que atesoran parte de ese mitológico y majestuoso pasado que impregna su Historia, como la Pagoda Moulmein (Moulmein, como Mawlamyine, en el idioma británico).

                      Mandalay (poema) - Mandalay (poem) - qwe.wiki

   Diez años transcurrieron desde que los británicos abandonaron su colonia en Birmania hasta que Frank Sinatra entró en un estudio de grabación el 1 de octubre de 1957 con la intención de registrar unos temas para su próximo LP. Este nuevo álbum sería un compendio de canciones swing y baladas dedicadas al viaje a diversos países del planeta y a lugares que el pueblo norteamericano pudiera considerar exóticos. Esto es, desde el sempiterno París hasta la isla de Capri, pasando por Roma, Londres, Brasil o Mandalay. En la portada de este nuevo disco, un retrato sonriente de Frank Sinatra tendía la mano, invitando a tomar un aeroplano de la compañía TWA (esta publicidad subliminal desagradó profundamente al cantante). El disco y su tema principal también fueron utilizados para fomentar el viaje en avión, que no gozaba por aquel entonces del mayor éxito entre la todavía amedrentada sociedad norteamericana. “Come fly with me” era el título de aquel LP y de su primer single. Incluida en su repertorio se encontraba una controvertida composición de Oley Speaks titulada On the road to Mandalay basada en el poema Mandalay de Rudyard Kipling. El arreglista de Sinatra para esta canción, Billy May, buscó la manera de crear con la orquesta un ambiente diferente, exótico y onírico que, a su vez, estuviera dotado del magnífico swing que fraseaba Sinatra en aquella época, sello de identidad del cantante en su etapa con la discográfica Capitol. El resultado fue un arreglo musical rozando el surrealismo, con constantes cambios de ritmo, un final inesperado, una contagiosa base rítmica de jazz y sonidos que remitían inevitablemente a la música asiática, incluyendo instrumentos birmanos como el idiófono, el sing o incluso, el clásico sitar hindú.  Ese mismo 1 de octubre de 1957 Sinatra rompió a carcajadas tras la primera audición del arreglo. “¿Cómo quieres que grabe esto, tío Billy?”, preguntó irónico al arreglista. Afortunadamente, tras dos ensayos desechados, registró la canción y se incluyó como tema de cierre para la cara A del LP. Ahora resulta una de las piezas más interesantes de su discografía. Pero la controvertida historia que rodea “On the road to Mandalay” no termina aquí. 

FRASES CÉLEBRES | Rudyard kipling, Frase del día, Frases celebres


   “Come fly with me” fue un éxito de ventas internacional. En Estados Unidos se mantuvo en el número uno durante cinco semanas y fue nominado Disco del Año por los premios Grammy. En Europa, su éxito fue rotundo, pero al desembarcar en aguas británicas, tuvo algunos problemas. La familia Kipling mostró su total desacuerdo con la interpretación de Sinatra sobre aquella canción basada en el poema del conocido y respetado autor de “El libro de la selva”. Tanto es así que el LP fue censurado. La discográfica Capitol, para poder vender el álbum en Gran Bretaña, tuvo que sustituir la canción “On the road to Mandalay” por otros temas grabados por Sinatra anteriormente como “Chicago”, “French foreign legion” o “It happened in Monterey”. Diversas versiones del LP circularon por Inglaterra en aquellos días. Lo que molestaba profundamente a la familia Kipling no estaba relacionado con la letra de la canción, que solo utiliza las estrofas primera y última del poema original. Mostraron su mayor desacuerdo con el ritmo de swing que se aplicó especialmente para este tema y aludió cierto tono burlesco en la interpretación de Frank Sinatra. Indudablemente, la familia Kipling, a tenor de esta afirmación, no solía escuchar frecuentemente al cantante italoamericano.

Frases celebres Rudyard Kipling 1 | Frases celebres, Frases ...


   No se encontraba “On the road to Mandalay” entre las canciones preferidas de Frank Sinatra, pero, debido a la censura y al revuelo causado en Gran Bretaña, siempre que tuvo ocasión, la interpretó en directo. Lo hizo en 1959, en Sidney y un año antes, en el Sporting Club de Montecarlo, por cierto, ante autoridades británicas. Antes de comenzar a cantar, Frank solía explicar las canciones. En el concierto de Montecarlo, tras interpretar “On the road to Mandalay”, bromeó: “El público británico no entendió esta canción. Rudyard Kipling, tampoco. Seguramente deberían beber un poco más”. Evidentemente, Rudyard Kipling no llegó a escucharla nunca. Murió en 1936 cuando Birmania todavía era colonia británica. Pero Sinatra siempre se aseguraba de impregnar sus conciertos con ese humor negro que lo caracterizaba y de esta manera, enviar “globos sonda” a sus detractores, en este caso, a la familia Kipling y en general, a todo aquel que como fin tuviera el coartar la libertad de expresión.
   

                    On the road to Mandalay - Frank Sinatra




Si   (poema escrito en 1896)

Si puedes mantener la cabeza cuando todo a tu alrededor
pierde la suya y por ello te culpan,
si puedes confiar en ti cuando de ti todos dudan,
pero admites también sus dudas;
si puedes esperar sin cansarte en la espera,
o ser mentido, no pagues con mentiras,
o ser odiado, no des lugar al odio,
y -aun- no parezcas demasiado bueno, ni demasiado sabio.

Si puedes soñar -y no hacer de los sueños tu maestro,
si puedes pensar -y no hacer de las ideas tu objetivo,
si puedes encontrarte con el Triunfo y el Desastre
y tratar de la misma manera a los dos farsantes;
si puedes admitir la verdad que has dicho
engañado por bribones que hacen trampas para tontos.
O mirar las cosas que en tu vida has puesto, rotas,
y agacharte y reconstruirlas con herramientas viejas.

Si puedes arrinconar todas tus victorias
y arriesgarlas por un golpe de suerte,
y perder, y empezar de nuevo desde el principio
y nunca decir nada de lo que has perdido;
si puedes forzar tu corazón y nervios y tendones
para jugar tu turno tiempo después de que se hayan gastado.
Y así resistir cuando no te quede nada
excepto la Voluntad que les dice: «Resistid». 

Si puedes hablar con multitudes y mantener tu virtud,
o pasear con reyes y no perder el sentido común,
si los enemigos y los amigos no pueden herirte,
si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado;
si puedes llenar el minuto inolvidable
con los sesenta segundos que lo recorren.
Tuya es la Tierra y todo lo que en ella habita,
y -lo que es más-, serás hombre, hijo.

George Orwell: Veneré a Rudyard Kipling a los 13 años, lo aborrecí ...

Una canción en la tormenta
Asegúrate bien de que a tu lado peleen
los océanos eternos, aunque esta noche
el viento en contra y las mareas
nos hagan su juguete.

A fuerza de tiempo, no de guerra,
en medio del peligro nos guiamos:
Sea bienvenida entonces la descortesía del Destino
dondequiera que aparezca
en todo tiempo de angustia y también
en el de nuestra salvación,
el juego vence siempre al jugador
y el barco a su tripulación.

De la niebla salen rumbo a la tiniebla
las olas que brillan y se encrespan.
Casi estas aguas sin conciencia se comportan
como si tuviesen alma-
casi como si hubieran pactado sumergir
nuestra bandera debajo de sus aguas verdes:
sea bienvenida entonces la descortesía del Destino
dondequiera que pueda verse, etc.

Asegúrate bien, a pesar de que las olas y el viento
en reserva guardan ráfagas aún más poderosas,
que los que cumplimos las guardias asignadas
ni por un instante descuidemos la vigilancia.
Y mientras nuestra proa flotando rechaza
cada carrera frustrada de las olas,
canta, sea bienvenida la descortesía del Destino
dondequiera que se desvele, etc.

No importa que sea barrida la cubierta
y se rompan la arboladura, el maderamen-
de cualquier pérdida podremos sacar provecho
salvo de la pérdida del regreso.
Por eso, entre estos Diablos y nuestra astucia
deja que la cortesía de las trompetas suene,
y que sea bienvenida la descortesía del Destino,
dondequiera que se encuentre, etc.

Asegúrate bien, aunque en poder nuestro
nada quede para dar
salvo sitio y fecha para encontrar el fin,
y deja de esforzarte por vivir,
que hasta que éstos se disuelvan, nuestra Orden se mantiene,
nuestro Servicio aquí nos ata.
Sea bienvenida entonces la descortesía del Destino,
dondequiera que aparezca,
en todo tiempo de angustia y también
en el de nuestro triunfo,
el juego vence siempre al jugador
y el barco a su tripulación.


                   Captains Courageous - Original Theatrical Trailer


    Capitanes Intrépidos - trailer - basada en la novela de R. Kipling Capitanes Valientes


No hay comentarios: