sábado, 30 de mayo de 2020

La Mente Dormida: WOODY ALLEN

La Mente Dormida: WOODY ALLEN: Woody Allen en 2006   Heywood "Woody" Allen  (nacido  Allan Stewart Konigsberg ;  Nueva York , 1 de diciembre de 1935)  ​ e...

WOODY ALLEN



Woody Allen en 2006
 Heywood "Woody" Allen (nacido Allan Stewart KonigsbergNueva York, 1 de diciembre de 1935) ​ es un director, escritor, actor y comediante estadounidense, cuya carrera abarca más de seis décadas con una filmografía de 50 películas. 
         
   Su familia era judía, y sus abuelos emigraron a los Estados Unidos desde Rusia y Austria y hablaban yiddishhebreo y alemán​ Los padres de Allen nacieron y se criaron en el Lower East Side de Manhattan.





Woody Allen, el cineasta proscrito

Las acusaciones de abuso a su hija han convertido al director en un apestado. San Sebastián lo ha salvado

RUBÉN AMÓN - AGOSTO 2019

   El cine de Woody Allen (83 años) está expuesto a la dialéctica del erotismo y la muerte. O al sexo como remedio o antídoto del nihilismo, pero también aloja supersticiones y premoniciones. Ninguna tan evidente como la alegoría del destierro que traslada Un final hecho en Hollywood (2002), trasunto del cineasta incomprendido en Estados Unidos e idolatrado en Europa.

   Empezando por España, cuya devoción a la iconoclasia de Allen se reconoce en el Premio Príncipe de Asturias (2002), en el monumento de bronce que se le ha erigido en Oviedo, en la implicación presupuestaria de varias películas —la productora Mediapro es un aliado habitual— y en el salvavidas que acaba de lanzarle el municipio de San Sebastián.


Estatua de tamaño natural de Woody Allen en Oviedo, España
                                        
   Allí está rodando Allen su quincuagésima primera película. La protagonizan Christoph Waltz y Elena Anaya. Y es una comedia romántica —otra comedia romántica— cuya trama de promiscuidades no requiere demasiada imaginación: ella tiene un affaire con un brillante director de cine francés. Y él se enamora de una bella española residente en la ciudad. La ciudad es San Sebastián y ha reaccionado con general entusiasmo, pero también ha habido movimientos de repulsa. Los encabeza Bildu con un extraño escrúpulo ético. El partido posetarra participa en los homenajes a terroristas, pero abomina del cineasta pervertido.

    Ha sido sometido Allen a un proceso de exterminio en EE UU. El movimiento MeToo, el puritanismo y el oportunismo comercial de la industria americana condenaron al autor de Delitos y faltas —¿su película nuclear? — a la sentencia de la muerte civil. Ninguna conclusión judicial le atribuye haber cometido un delito de abusos sexuales sobre su hija adoptiva, siendo ella, Dylan Farrow, menor de edad, pero las declaraciones que ella ha hecho a los medios han establecido la verdad metajudicial o parajudicial. Y han convertido a Allen en un apestado, en un proscrito. Lo demuestra el aislamiento, la tierra quemada, que acordona sus proyectos. No encontró una editorial dispuesta a publicar sus memorias —toda su obra es implícita o explícitamente autobiográfica—, la rama cinematográfica de Amazon secuestró su última película, que debía distribuir, y tampoco logró Allen recursos económicos para prolongar la costumbre de estrenar una película anual. 
   
   Hubo incluso actores y actrices que abjuraron de haber trabajado a sus órdenes, de forma que el monstruo adquirió unas proporciones desmesuradas. Y sus películas fueron expuestas a un proceso de revisión, hasta el extremo de que Manhattan, Día de lluvia en Nueva York o Anything Else se destriparon en una autopsia ejemplarizante para demostrar la recurrencia con que Woody Allen homologaba las relaciones entre ancianos y jovencitas. Su relación con Soon-Yi —hija adoptiva de Mia Farrow, la actriz que fue pareja de Allen durante 12 años, y por tanto hijastra del director—, salió a la luz cuando ella tenía 22 años y él 56.

Sus obsesiones son el sexo, el psicoanálisis, el nihilismo, el amor sin correspondencia y el pavor a la muerte

   El movimiento inquisitorial confundía la realidad y la ficción, la persona y la obra. Una hoguera justiciera cuyas llamas castigaban la inmoralidad, como si los relatos y el cine de Allen no llevaran medio siglo reivindicándola —la inmoralidad— y convirtiéndola en audaz remedio a las convenciones. Allen es un cineasta superlativo que ha cultivado todos los géneros —el thriller angustioso, la ciencia ficción, la comedia, el musical…— y que ha organizado un universo propio en la coreografía del caos. Es fácil reconocerlo. La música de fondo, pongamos una cortina contemplativa de jazz, exponen, blanco sobre negro, en letras de tipografía Windsor los nombres de Charles H. Joffe, de Stephen Tenenbaum, uniendo una película con la anterior y con la siguiente, en una suerte de itinerario lúcido, sarcástico y pesimista que explora la frontera existencial.

   No es verdad que Woody Allen repita una y otra vez la misma película. Ocurre que todas emanan de la misma personalidad y del mismo ingenio. Y de las mismas obsesiones: el sexo, el nihilismo, claro, el humor negro, el psicoanálisis, el amor sin correspondencia, el sexo, la hipocondría, el sexo, la represalia del rabino, el sexo y el pavor a la muerte. Por eso tiene sentido evocar su respuesta a la prensa cuando un colega le preguntó hace unos años qué pensaba de la muerte. No era gratuita la cuestión, sino el reflejo de la alegoría metafísica que suponía el estreno en Cannes de Conocerás al hombre de tus sueños.

—¿Qué pienso de la muerte? Pues que estoy totalmente en contra.

   Ha tenido uno la oportunidad de charlar con Allen. Identificar su mirada de asombro por encima de la montura de las gafas. Reconocer su voz atiplada. Y confirmar la impresión de un personaje entrañable, nervioso y consciente de que ya no podía aparecer como antigalán en sus películas. Por eso lleva unos años reencarnándose en Joaquin Phoenix, o Colin Firth, o Owen Wilson, Josh Brolin. Y resistiéndose a cumplir 85 años. Como se resistió a recoger sus cuatro Oscar. Era una reacción preventiva, un rechazo premonitorio a la venganza que iba a organizarle la industria estadounidense. Y una manera de preparar su exilio cultural. Allen nació en la ciudad menos americana de América. Creció en los cines de barrio acunado en el vaivén del neorrealismo italiano. Nunca renunciaría a Manhattan, pero Manhattan ha renunciado a él.




Famous artists  #woody  #allen  #frases  #portugues woody allen frases portugues, wonder wheel woody allen, citation woody allen, woody allen portrait, woody allen movies, love and death woody allen, manhattan movie woody allen, woody allen drawing, anne hall woody allen, interiors movie woody allen, woody allen style fashion, woody allen quotes film, selena gomez woody allen, woody allen cinematography, woody allen poster, woody allen gif, woody allen style, woody allen frases peliculas, woody


                     Si los humanos tuviéramos dos cerebros seguro que haríamos el doble de tonterías. #frases Woody Allen


La fórmula del éxito

                               

A propósito de nada
J. Picatoste Verdejo — 28-05-2020

  Desde que se anunció la publicación de la autobiografía de Woody Allen, “A propósito de nada” se convirtió, ya para el futuro, en uno de los títulos imprescindibles, de cabecera, de la bibliografía cinematográfica: "la vida, relatada por él mismo, de uno de los cineastas norteamericanos más influyentes de la segunda mitad del siglo XX, muchas veces considerado como un genio". 

   De hecho, aunque los ha habido, no son demasiados los grandes directores que dejaron escritas sus propias historias. Ni Hitchcock, ni Ford, ni Kubrick, por ejemplo, escribieron sus memorias, aunque ya se han preocupado decenas de estudiosos y biógrafos de llenar ese hueco. Sí lo hizo Elia Kazan, a quien Allen rinde pleitesía debido a su adaptación de “Un tranvía llamado deseo”, en un voluminoso tomo cuyo interés, como el del que nos ocupa, sobrepasa la cuestión cinematográfica. Si allí el director de “La ley del silencio” se justificaba por la delación de compañeros de Hollywood durante la Caza de Brujas, aquí Allen se ve obligado a utilizar casi un tercio del contenido en defenderse vehementemente, y de forma pormenorizada, de la acusación popular de abuso sexual que ha enturbiado su existencia durante los últimos treinta años, por más que la investigación policial ya decretara en su momento la inocencia del cineasta.

   Por fortuna el libro no sólo sacia la curiosidad por los temas más escabrosos. “A propósito de nada” es el relato autobiográfico de un hombre de ochenta y cuatro años que mira al pasado desde la tranquilidad. Un hombre notable que, luchando contra su propia imagen de intelectual, aparece humano y, como cualquier hijo de vecino, aprovecha  su última etapa para recordar desde la humildad y la nostalgia su infancia y adolescencia, mostrar la admiración por sus maestros y compañeros de trabajo y profesión y dar cuenta de su feliz vida familiar, además de brindar un relato sorprendentemente sincero de las mujeres más importantes de su vida, la mayoría de las cuales siguen manteniendo contacto con él, a excepción  de Mia Farrow. Por cierto, sirva como sutil ejemplificación de ello que el libro se inicia con una dedicatoria a Soon-Yi, actual esposa, y se cierra en la contracubierta con un reciente y divertido retrato de Allen realizado por Diane Keaton, actriz de varias de sus películas y con la que mantuvo una relación sentimental en los años setenta].

   Especialmente regocijante para él (y para el lector interesado en la época) se presenta su crónica del Nueva York de los cuarenta y cincuenta, el deambular por Manhattan, la reivindicación, frente a la realidad, de la fantasía proporcionada por el cine clásico, la devoción por bellas melodías de una elegancia perdida y por espectáculos que jamás volverán. El texto rebosa de referencias culturales locales y añejas y, por ello, eso sí, habría sido útil un mayor número de notas del traductor que enriquecieran la lectura de la edición en español.

   Más allá del orden cronológico de los hechos biográficos –su experiencia como guionista televisivo, monologuista y por último director de cine (con un breve repaso a cada uno de sus filmes, incluido “Rifkin’s Festival”, todavía por estrenar)–, Allen se permite la libertad de incluir digresiones propias de quien no le importa la ortodoxia. Por otra parte, le trae sin cuidado incordiar con sus opiniones –plasma nítidamente sus obsesiones como el judaísmo o la terapia psicológica del mismo modo que antes lo había hecho en película–, decepcionar con sus gustos –algún cinéfilo necesitará oxígeno al leer que ni le parecen divertidas “Con faldas y a lo loco” o “La fiera de mi niña” ni soporta “Vértigo” de Hitchcock–, o burlarse (desde la complicidad sobreentendida) de los propios seres queridos, especialmente de sus padres a los que retrata como una pareja en discusión permanente. Porque si algo no podía faltar es el humor que impregna cada página del libro con observaciones brillantes que abundan en el pesimismo y la autoflagelación y que pueden entenderse como un guiño a las réplicas oídas en sus películas.

    En definitiva, “A propósito de nada” es el resultado de una vida plena de alguien que, huyendo de la realidad, ha chocado con la versión más cruda de ella y que para hacerle frente se ha servido de su humor innato y de un pesimismo balsámico.

Fernando Trueba: "Woody Allen no ha escrito su autobiografía por placer, sino por tomar su propia defensa".

26 mayo 2020

   Las memorias de Woody Allen, "A propósito de nada" están plagadas de chistes, anécdotas sobre sus películas, reflexiones en general sobre la vida, y, gran parte, sobre las acusaciones de su ex, Mia Farrow. Woody Allen sostiene no sólo que nunca se le llegó a acusar formalmente de ese abuso, sino que se probó que no lo hubo.

   Fernando Trueba expresa en 24 horas de RNE con Antonio Delgado que la obra del neoyorquino le ha "tenido despierto hasta las tantas de la mañana varias veces seguidas". Destaca el humor "de autoflagelarse" donde Allen se ríe más de él mismo que de los demás. El director considera que es una obra que le gusta, pero le ha dejado "insatisfecho". "Soy muy fan y disfruto de todo lo que hace", ha explicado el cineasta madrileño, que sin embargo no lo calificaría como "uno de sus libros favoritos": "Creo que no lo ha escrito por placer, sino por tomar su propia defensa, que es algo muy incómodo después de ser investigado por dos tribunales, ser absuelto y que, con todo, le hayan jodido la vida y la carrera". "Me interesa más su obra que su vida. Me habría gustado más un libro de cine que no hablara de estos asuntos", ha añadido Trueba.

    El director de La niña de tus ojos describió como "maravillosas" las primeras 200 páginas del libro, centradas en su infancia y sus primeros años en la industria cinematográfica. “Lo hace con gracia, aunque a ratos creo que exagera”, ha opinado. Trueba cree que el libro pierde cuando habla de Mia Farrow - "esa parte no sé si es una película de juicios o de terror" - y en el tramo final del libro, donde considera que "las últimas páginas las escribe muy deprisa porque tiene la sensación de que el libro ya ha cumplido su función".


Entrevista en el Mail on Sunday

Woody Allen, sobre su esposa: “Soon-Yi me ha cambiado. Soy feliz en mi matrimonio”

Woody Allen y Soon-Yi, en Nueva York
Woody Allen y Soon-Yi paseando por la gran manzana de Manhattan
El cineasta reconoce que, en sus inicios, su relación “no tenía mucho sentido”: “En la superficie parecíamos una pareja irracional. Yo era mucho mayor y ella una niña adoptada”.
  
   Padece una cierta sordera, no tiene ordenador ni teléfono móvil y, pese a su fortuna de 60 millones de euros, cuando hay premios gordos apuesta a la lotería. Woody Allen, de 84 años, es un tipo singular y polémico, incluso más allá de las acusaciones de escándalos sexuales por parte de su hija Dylan, que afirma que abusó de ella cuando tenía siete años, un extremo que el cineasta niega.

   Allen estos días saca a la venta sus también polémicas memorias, A propósito de nada, y por ello ha concedido una entrevista al Mail on Sunday en la que charla acerca de su carrera, sus polémicas y, lo que es poco habitual, de su matrimonio con Soon-Yi Previn, hija adoptiva de Mia Farrow y del músico André Previn. Con ella convivió Allen cuando fue pareja de Farrow, y más tarde se convirtió en su mujer.

   Farrow y Allen salieron juntos desde 1979 durante 12 años, aunque siempre de un modo poco convencional. Ella siguió viviendo con su exmarido, el pianista André Previn, y con uno de los tres hijos que tuvieron en común, además de con las tres hijas que adoptaron juntos, entre ellas Soon-Yi. En esa década larga Allen y Farrow, tuvieron un hijo en común, Ronan (hoy periodista y escritor de éxito), y adoptaron otros dos, Dylan (que acusa a Allen de abusar de ella con siete años) y Moses (que ahora tiene 42 y que apoya la inocencia del director).

   Cuando empezaron su relación, Soon-Yi tenía 21 años y Woody Allen, 56. Llevan juntos un cuarto de siglo, 21 años casados, y han adoptado dos hijas: Bechet, de 22 años, y Manzie, de 20. Según cuenta Allen en la entrevista, el hecho de que les permitieran adoptarlas es un símbolo de la fuerza y la autenticidad de su relación. “Nadie te deja adoptar niños así porque sí: si las autoridades ven un problema, no te los dan. Te investigan a fondo”.  "Lo admito, cuando nuestra relación comenzó no tenía mucho sentido. En la superficie parecíamos una pareja irracional. Yo era mucho mayor y ella una niña adoptada”, reconoce. “Para el mundo exterior era una situación explosiva, parecía que yo la explotaba como un macho depredador mucho mayor, y que ella me explotaba por yo qué sé qué. Pero nunca fue así. En el pasado salí con actrices, pero por alguna inexplicable razón, con Soon-Yi funcionó”. Según afirma, las polémicas nunca les afectaron.

   “Desde mi punto de vista la mayoría de las relaciones no funcionan, y por eso la gente tiene aventuras. Pero puedes casarte, divorciarte, casarte, divorciarte o salir con 56 personas y si tienes suerte encontrarás a la adecuada, como es mi caso”, explica.

    De hecho, ha funcionado tan bien que hace años que no va a terapia. “Me he librado de muchas de mis neurosis, aunque siguen sin gustarme los túneles, los espacios cerrados o los ascensores”. Como él afirma, “Soon-Yi me ha cambiado". "Me hace salir cuatro o cinco veces a la semana. Le gusta la vida social y yo lo disfruto”, relata. También le ha cambiado en más cosas: “Me hace comer alcachofas”.

    El secreto de su matrimonio, afirma, no es precisamente ser iguales. “A ella no le gusta el jazz ni el deporte, y a mí no me gustan muchos de los programas que ve. Pero estamos de acuerdo en lo principal: criar a los niños, dónde vivir, como comportarnos el uno con el otro”. Para él, ser padre era un hecho “importante”. Sus hijas ya van a la universidad, una en California y otra en Nueva York. Allí pasan ahora la cuarentena, mientras que ellos siguen el confinamiento en la Gran Manzana. Allen no lo lleva del todo bien: “Lo odio. Hago ejercicio, toco el clarinete, miro al vacío. Tengo listas una obra de teatro y una película, pero no puedo empezarlas. Cada día paseamos, pero no lo disfruto. Todo está cerrado y hay una atmósfera de miedo en la calle. Quiero trabajar”.

   En lo único que encuentra alegría es en su pareja. “Soy feliz en mi matrimonio. Soy feliz con mi familia, pero nunca se puede ser feliz en este planeta. Hemos caído en una situación muy mala. La existencia humana es precaria, terrorífica y sin sentido”.

   En la charla, se define como “un tipo bastante normal”. “La gente siempre piensa en mí como un intelectual, cosa que no soy. Hasta los 18 años solo leí tebeos. Pero claro, llevo gafas y cuando los directores de casting me ven a mí y a alguien como Sylvester Stallone, me dan los papeles de profesor y la gente me ve como un intelectual. Es eso”. Además, también afirma que nunca se ha sentido “parte del club de Hollywood”, pese a tener cuatro premios Oscar y 16 nominaciones. “No voy a fiestas, no me preocupan los datos de taquilla, ni los premios. Ganar un Oscar tiene muy poco significado para mí”. Además, afirma que aún no ha hecho "una gran película, como Federico Fellini o Ingmar Bergman. “No haces una película para ganar un premio. Mozart nunca compuso una sinfonía pensando en un trofeo. Si tengo la oportunidad y el virus disminuye, quizá antes de morir tendré una oportunidad de hacer una gran película. Pero no la he hecho aún”.


Las cosas se hacen.



OPINIÓN PERSONAL

    Hablar de Woody Allen no es hablar de un director de cine cualquiera, he visto casi todas sus películas y me he divertido mucho, a veces me he emocionado. No todas me han gustado, no le veo mucha gracia a filmes como "Toma el dinero y corre" o "Bananas", pero me cautivó "La rosa púrpura del Cairo", tiene originalidad, ternura, momentos sublimes que retratan la frágil personalidad del autor, belleza en sus imágenes, diálogos divertidos en los que en voz del personaje protagonista (interpretado magistralmente por Jeff Daniels) proyecta su bondad e ingenuidad...Creo que es la obra maestra que él asegura no haber filmado todavía.


Mejores frases de Woody Allen

La rosa púrpura del Cairo

La película narra una relación fantasiosa de una mujer (Mia Farrow) que se enamora de un personaje de ficción. “La gente quiere una vida ficticia y los personajes ficticios una vida real”.

   La losa que pesa sobre él por el asunto de los posibles abusos cometidos sobre Dylan, la hija que adoptó durante su romance con Mia Farrow, me parece totalmente injusta, parece ser que no se pudo demostrar nada y por ello salió absuelto. En cualquier caso, lo que pudiera ocurrir, no puede enturbiar, para nada, la enorme trayectoria que como cineasta ha demostrado a lo largo de sus ya cincuenta películas. Algo parecido ocurrió con Roman Polanski, director también proscrito durante mucho tiempo en Estados Unidos por un contencioso similar.

    Es de todos sabido que en aquel país la doble moral hace en algunas ocasiones estragos con personas que destacan por su valía y profesionalidad, por envidias, intereses creados o por la "dictadura" de sus gobernantes. Presumen de ser la nación de las oportunidades, pero cierran sus fronteras a los inmigrantes que llegan allí a buscarse la vida, machacan a las minorías étnicas con el doble rasero de su "justicia", justifican o promueven la posesión de armas como medida de autodefensa y castigan con el descrédito y la destitución por decir una mentira, da igual si has matado a alguien o si eres corrupto, lo grave es que "atentes" políticamente en unas declaraciones contra el Donald Trump de turno.

   Volviendo al cine de Woody Allen, a continuación expongo los títulos de su obra cinematográfica en orden cronológico inverso y destaco un ramillete de sus películas que me hicieron disfrutar especialmente:

FILMOGRAFÍA COMPLETA

Día de lluvia en Nueva York - 2019
Wonder Wheel (La rueda de la maravilla) - 2017
Café Society -  2016
Irrational Man - 2015
Magia a la luz de la luna - 2014
Blue Jasmine - 2013
Aprendiz de gigoló - 2013
A Roma con amor - 2012
Midnight in Paris – 2011

Medianoche en París
Medianoche en París
  Comedia ganadora del Óscar al mejor guion original, la más taquillera de Allen en los Estados Unidos.   
                                     
                      Mejores frases de Woody Allen
Ficha artística
Owen Wilson como Gil Pender.​
Rachel McAdams como Inez.
Nina Arianda como Carol Bates.
Kathy Bates como Gertrude Stein
Thérèse Bourou-Rubinsztein como Alice B. Toklas.
Adrien Brody como Salvador Dalí (1904-1989).
Carla Bruni-Sarkozý como la guía histórica en el museo Rodin.
Marion Cotillard como Adriana de Burdeos.
Kurt Fuller como Johnz.


“Ningún tema es malo si la historia es real. Si la prosa es limpia y honesta y si afirma el valor bajo presión”.

   


                                                           


Medianoche en Paris - Trailer HD
 ​   
   La historia se desarrolla en París, y cuenta las vicisitudes de una familia en viaje de trabajo, así como de la pareja protagonista, Gil Pender (Owen Wilson), un exitoso pero desilusionado guionista de Hollywood y su prometida, Inez (Rachel McAdams), que se encuentran de vacaciones. Las diferentes experiencias vividas en la ciudad por este grupo de personas darán un giro a sus vidas.


                             Midnight in Paris - Trailer en español

   De manera similar a The Stonecutter, un antiguo cuento de hadas japonés, la historia puede considerarse un ejemplo de bucle extraño, es decir, de recursividad.

Conocerás al hombre de tus sueños - 2010
Si la cosa funciona - 2009
Vicky Cristina Barcelona - 2008
El sueño de Casandra - 2007
Scoop - 2006

Match Point – 2005
   Película escrita y dirigida por Woody Allen, la primera de las tres que el cineasta realizó en Gran Bretaña. 


Match Point


Año 2005    Duración 120 min.

País: Reino Unido

Dirección: Woody Allen   Guion: Woody Allen

Música: Varios     Fotografía: Remi Adefarasin

Reparto: Jonathan Rhys Meyers, Scarlett Johansson, Emily Mortimer,

Matthew Goode, Brian Cox, Penelope Wilton, Alexander Armstrong, 

Ewen Bremner, James Nesbitt, John Fortune, Rupert Penry-Jones, Paul

Kaye.

Género: Drama. Romance | Tenis. Drama romántico

   Chris Wilton (Jonathan Rhys Meyers) es un ambicioso y joven profesor de tenis con escasos recursos económicos. Gracias a su amistad con Tom Hewett (Mattew Goode), consigue entrar en la alta sociedad londinense y enamorar a su hermana Chloe (Emily Mortimer). Tom, por su parte, sale con Nola Rice (Johansson), una atractiva americana, de la que Chris se encapricha nada más verla. El azar, la pasión y, sobre todo, las ambiciones llevarán a Chris a cometer acciones que determinarán su vida y la de los demás para siempre.

   Inicialmente el Sr. Allen nos implica con el personaje. Queremos esa vida, y también queremos esa chica (magistral la presentación de Scarlett). Luego nos cuenta una formidable tragedia envuelta en ópera, angustias vitales y complicidad hacia la confusión sentimental, para acabar con el más fascinante thriller del año. ¿Dije acabar? El neoyorquino remata la faena con un final inesperado: el aparentemente sencillo discurso inicial de la pelota de tenis y los lados de la red es aplicado de forma inimaginable, donde la suerte se enfrenta a la inteligencia, perspicacia y lógica de personajes y espectadores. Cerrando un círculo en el que Woody se tutea con Dostoievski. Todo contado de una forma perfecta. No sobra un plano, no sobra un coma. Al genio neoyorquino le sobra hasta la suerte. No le hace falta. Es todo talento.

"En estado de gracia, su mejor película en mucho tiempo, un filme modélicamente narrado".
"Compleja, potente y sombría, todo está descrito con lucidez y tensión".
"Woody Allen sube a la red como un jaguar en 'Match Point', es, sencillamente, genial, pero además de eso (que se le da por supuesto), es terriblemente seria, trágicamente lúcida y moralmente tan afilada… fabuloso canastillo de actores".
"Un relato entretenido e interesante que se reconvierte, por arte de magia, en una sorprendente genialidad”.
"Desde mucho antes del final, queda claro que la película caerá del lado de sus obras maestras. Para los que todavía confían en que Allen se supere a sí mismo”.
"Obliga a pararse ante el genio, la lucidez, la inteligencia y una nueva subida a la red de Woody Allen. Una obra maestra”.


 Match Point - La provocación [Trailer subtitulado]






Melinda y Melinda - 2004
Todo lo demás - 2003
Un final made in Hollywood - 2002
La maldición del escorpión de Jade - 2001




La maldición del escorpión de jade




Año 2001   Duración 103 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Woody Allen  Guion: Woody Allen
Fotografía: Zhao Fei
Reparto: Woody Allen, Helen Hunt, Dan Aykroyd, Charlize Theron, Brian Markinson, David Ogden Stiers, Elizabeth Berkley, John Doumanian, Wallace Shawn, John Tormey, Philip Levy, Dan Moran, John Schuck, Kaili Vernoff, Peter Gerety
Género: Comedia. Intriga | Magia. Años 40

Sinopsis: Años cuarenta. C.W. Briggs (Woody Allen), considerado el mejor investigador de una compañía de seguros de Nueva York, se lleva fatal con Betty Ann (Helen Hunt), una implacable ejecutiva que ha venido a optimizar los recursos de la compañía y que, además, está liada con el jefe (Dan Aykroyd). Para celebrar un cumpleaños, los empleados de la empresa acuden a ver un espectáculo de magia, en el que C.W. y Betty Ann se someten a una sesión de hipnosis. A partir de ese momento, se producen unos misteriosos robos que traen de cabeza a la agencia de seguros. 






                                             




Lío en La Habana - 2000
Granujas de medio pelo - 2000
Cachitos picantes - 2000
Acordes y desacuerdos - 1999
Celebrity - 1998

Mejores frases de Woody Allen
Un jovencísimo Leonardo Di Caprio era uno de los protagonistas de la película, que se ambienta en el universo hollywoodiense e incluía diálogos como: “Está en Nueva York filmando la adaptación de la secuela de un remake”.
Young Sam Rockwell -scenes from CELEBRITY (1998)


Hormigaz - 1998
Desmontando a Harry - 1997
Todos dicen I love you - 1996
Mejores frases de Woody Allen
En realidad creo que tú y yo hemos sido mejores amigos que marido y mujer”.
                                      
Poderosa Afrodita - 1995

                          Poderosa Afrodita
Año 1995   Duración 95 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Woody Allen   Guion: Woody Allen
Música: Dick Hyman    Fotografía: Carlo Di Palma
Reparto: Mira Sorvino, Woody Allen, F. Murray Abraham, Helena Bonham Carter, Michael Rapaport, Claire Bloom, Olympia Dukakis, Jack Warden, Peter Weller, Dan Moran, David Ogden Stiers, Paul Giamatti
Género: Comedia. Romance | Prostitución


                                            Poderosa afrodita (1995) de Woody Allen

Sinopsis: Nueva York. Una galerista (Helena Bonham Carter) convence a su marido (Woody Allen), periodista deportivo, para adoptar a un bebé. El marido, asombrado por la inteligencia del niño, quiere saber si su madre biológica es también superdotada; así que decide buscarla. Cuando consigue localizarla, resulta que se trata de una tierna prostituta, con muy pocas luces, que aspira a ser actriz (Mira Sorvino).

   Otra divertida e inteligentísima comedia del maestro neoyorquino. A destacar los originales cortes de la tragedia griega -especialmente en los que F. Murray Abraham entra en escena en NY- y sobre todo una soprendente y tierna Mira Sorvino, que se llevó todos los premios posibles.


                                  Poderosa Afrodita (VE) - Tráiler

La pareja chiflada - 1995
Balas sobre Broadway - 1994

                      Balas sobre Broadway

Año 1994   Duración 99 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Woody Allen   Guion:Woody Allen, Douglas McGrath
Música: George Gershwin   Fotografía: Carlo Di Palma
Reparto: John Cusack, Dianne Wiest, Chazz Palminteri, Jim Broadbent, Rob Reiner, Harvey Fierstein, Mary-Louise Parker, Jennifer Tilly, Tracey Ullman, Joe Viterelli, Jack Warden, Debi Mazar
Género: Comedia | Teatro. Mafia. Años 20

Sinopsis: David Shayne es un autor teatral fracasado que, por fin, consigue financiación para una de sus obras. Pero a cambio tiene que aceptar una condición: darle un papel secundario a Olive, la incompetente novia del productor, el gángster Nick Valenti. Olive acude a los ensayos acompañada de su guardaespaldas Cheek, que, lejos de limitarse a vigilarla, se permite sugerir cambios para mejorar la obra. A fuerza de ceder a los consejos de Cheek, David empieza a dudar hasta tal punto de su talento dramático que acaba encargándole a Cheek que reescriba la obra. 

Críticas: "Su guión es un portento de sutileza, delicadeza y amor por los personajes y situaciones".


        BALAS SOBRE BROADWAY. Ritmo perfecto de la comedia.
                      
Los USA en zona rusa - 1994
Misterioso asesinato en Manhattan - 1993

                            Misterioso asesinato en Manhattan

Año 1993   Duración 104 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Woody Allen   Guion: Woody Allen, Marshall Brickman
Música: Varios   Fotografía: Carlo Di Palma

Reparto: Diane Keaton, Woody Allen, Alan Alda, Anjelica Huston, Jerry Adler, Lynn Cohen, Joy Behar, Ron Rifkin, William Addi, John Doumanian, Sylvia Kauders.
Género: Comedia. Intriga | Crimen

Sinopsis: Carol Lipton (Diane Keaton), una aburrida ama de casa de Manhattan, empieza a sospechar que su vecino Paul House (Jerry Adler) ha asesinado a su mujer. Su marido (Woody Allen) la tacha de paranoica y trata de quitarle de la cabeza esa descabellada idea, pero Carol se empeña en investigar y empienza a seguir a su vecino con la ayuda de su amigo Ted (Alan Alda), que siempre se ha sentido atraído por ella. Larry, espoleado por los celos y por una seductora escritora (Anjelica Huston), también interesada en el caso, se une de mala gana a la investigación. 


        Misterioso asesinato en Manhattan (1993) de Woody Allen 

Críticas: "Gamberra, graciosa, amena, enloquecida, admirable, hilarante, abarrotada de energía y ritmo".

Sombras y niebla - 1992
Maridos y mujeres - 1992

                               Maridos y mujeres

Año: 1992   Duración:107 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Woody Allen    Guion: Woody Allen
Música: Varios    Fotografía: Carlo Di Palma
Reparto: Woody Allen, Mia Farrow, Sydney Pollack, Juliette Lewis, Judy Davis, Blythe Danner, Liam Neeson, Lysette Anthony, Ron Rifkin, Blythe Danner
Género: Comedia. Drama. Romance | Sátira. Amistad

Sinopsis: Jack (Sydney Pollack) y Sally (Judy Davis), dos de sus mejores amigos, sorprenden a Gabe (Woody Allen) y a Judy (Mia Farrow), anunciándoles su intención de separarse. Pasado el primer momento de estupefacción, la pareja empieza a plantearse si su matrimonio se basa en una relación realmente sólida. Mientras Jack y Sally tratan de rehacer sus vidas al lado de otras personas, Gabe comienza a flirtear con una de sus alumnas de la universidad (Juliette Lewis), y Judy empieza a sentirse atraída por el nuevo amigo de Sally.

           Escena de Maridos y mujeres (Husbands and Wives). Woody Allen.1992.

   Jack y Sally comunican a sus íntimos amigos Gabe y Judy que van a separarse de mutuo acuerdo, a tomarse un tiempo para vivir de forma independiente. La noticia de que sus mejores amigos desde hace muchos años no tenían un matrimonio tan idílico hará dudar a Gabe y a Judy sobre el suyo propio.

Críticas: Woody Allen confirma su excelente estado de forma (sus siguientes films serían la divertidísima "Misterioso asesinato en Manhattan" y la genial "Balas sobre Broadway") con esta arrebatadora crónica urbana; pocas películas contemporáneas narran y diseccionan de una forma más certera e interesante la complejidad de las relaciones de pareja como este drama visionario y perverso, impecable en su retrato de temores, frustraciones y deseos de la vida moderna de cualquiera de nosotros. De nuevo rozando la perfección describiendo las imperfecciones de los demás, estamos sin duda ante una de las obras cumbres del director neoyorquino.


                        Maridos y mujeres (1992) de Woody Allen

Escenas en una galería - 1991
Alice - 1990
Delitos y faltas - 1989
Historias de Nueva York - 1989
Otra mujer - 1988
Días de radio - 1987

                            Días de radio

Año 1987   Duración 85 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Woody Allen   Guion:Woody Allen
Música: Dick Hyman   Fotografía: Carlo Di Palma
Reparto: Mia Farrow, Dianne Wiest, Seth Green, Julie Kavner, Michael Tucker, Danny Aiello, Josh Mostel, Wallace Shawn, Kenneth Mars, Diane Keaton, Tony Roberts, Jeff Daniels, Mike Starr, Mercedes Ruehl, William H. Macy, Richard Portnow, Larry David.
Género: Comedia | Radio. Años 40. Familia. Historias cruzadas.


Mejores frases de Woody Allen
“Mis padres no solían pegarme, lo hicieron sólo una vez: empezaron en febrero de 1940 y terminaron en mayo del 43”.
                                           

Sinopsis: Son los años 40, la era dorada de la radio, y los peculiares miembros de una familia trabajadora de Nueva York viven con el receptor permanentemente encendido. La música, los seriales lacrimógenos, las historias de superhéroes, los concursos, las crónicas de la alta sociedad y las leyendas sobre estrellas deportivas les sirven para ser un poco menos infelices y engarzan un anecdotario nostálgico de una época irrepetible.


                                Dias de Radio. Woody Allen. 1987.

Críticas: En el Brooklyn de los años cuarenta, un niño judío aficionado a la radio vive divertidas aventuras y anécdotas junto a su familia y la gente del barrio. Un bonito y nostálgico homenaje al medio de comunicación que marcó la infancia del realizador neoyorquino, en una época -anterior a la llegada de la televisión- en la que casi todos conocían la realidad a través de las ondas de la radio.

Septiembre - 1987
El rey Lear - 1987
Hannah y sus hermanas - 1986

                      Hannah y sus hermanas
Año 1986   Duración 106 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Woody Allen   Guion: Woody Allen
Música: Varios   Fotografía: Carlo Di Palma
Reparto: Woody Allen, Mia Farrow, Michael Caine, Barbara Hershey, Dianne Wiest, Max von Sydow, Carrie Fisher, Lloyd Nolan, Maureen O'Sullivan, Sam Waterston, Daniel Stern, Richard Jenkins
Género: Comedia. Drama. Romance | Familia. Día de Acción de Gracias. Historias cruzadas



                  Hannah y sus hermanas (fragmento)


Sinopsis: Tres hermanas de caracteres muy diferentes, hijas de un matrimonio de actores, mantienen entre sí una estrecha relación. La mayor, Hannah, la que tiene un carácter más fuerte, está casada con un rico empresario y su vida parece equilibrada, perfecta. Actriz de éxito, esposa y madre ejemplar, se ha convertido en el centro de gravedad de toda la familia. Holly, la segunda, sensible e inestable, sueña con ser actriz. Lee, la pequeña, es una ex-alcohólica que vive en una buhardilla del Soho con un pintor minimalista mucho mayor que ella. Mucho menos afortunadas que Hannah, las hermanas suelen recurrir a ella cuando necesitan consejo o tienen problemas económicos. Pero esta situación comienza a tambalearse cuando Elliot, el marido de Hannah, se enamora de una de las hermanas de su mujer. 


                            Hannah y sus hermanas - Renacimiento

Críticas: Uno de los filmes más alabados en la extensa carrera del maestro Woody Allen. Tuvo un total de 7 nominaciones a los Oscar de la Academia de Hollywood: película, director, dirección artística, montaje, actor secundario, actriz secundaria y guión original.

Meeting Woody Allen - 1986
La rosa púrpura de El Cairo - 1985



La rosa púrpura de El Cairo


Fantástica película del maestro Woody Allen. Me encantó por su originalidad, cuenta una historia de amor tan increíble como hermosa, sus personajes son tan ingenuos como maravillosos y, todo puede suceder con esos mimbres..

Año 1985. Duración 85 min.
País: Estados Unidos
DirecciónWoody Allen. Guion: Woody Allen
Música: Dick Hyman. Fotografía: Gordon Willis
RepartoMia Farrow, Jeff Daniels, Danny Aiello, Dianne Wiest, Van Johnson, Irving Metzman, Stephanie Farrow, Zoe Caldwell, John Wood, Milo O'Shea, Edward Herrmann, Peter Von Berg, David Kieserman, Elaine Grollman, Victoria Zussin, Mark Hammond

Género: Romance. Comedia. Fantástico | Cine dentro del cine. Años 30. Gran Depresión. Comedia romántica.

   Estados Unidos, Gran Depresión. Mientras Cecilia trabaja como camarera en Nueva Jersey, su marido se dedica a hacer el vago. Su única distracción es el cine, al que va una y otra vez para evadirse de la dura realidad y soñar con un mundo de champagne, trajes de noche y fiestas elegantes. Una noche, el protagonista de su película favorita, "La rosa púrpura de El Cairo", se fija en ella y atraviesa la pantalla para conocerla.


"Es audaz e ingeniosa y provoca muchas risas, pero lo mejor de la película es cómo Woody Allen juega con la misma esencia de la realidad y la fantasía"."Interesantísima comedia, llena de imaginación y sentido del humor al más puro estilo Allen, con un reparto muy acertado para un mítico largometraje. Un lujo"

 La Rosa Púrpura del Cairo - Escena Mágica en el Cine



Broadway Danny Rose - 1984
Zelig - 1983
La comedia sexual de una noche de verano - 1982
Recuerdos - 1980
Manhattan - 1979

                          Manhattan
Año 1979   Duración 96 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Woody Allen    Guion: Woody Allen, Marshall Brickman
Música: George Gershwin   Fotografía: Gordon Willis 
Reparto: Woody Allen, Diane Keaton, Mariel Hemingway, Michael Murphy, Meryl Streep, Anne Byrne, Karen Ludwig, Michael O'Donoghue, Wallace Shawn
Género: Comedia. Drama. Romance | Comedia romántica


Mejores frases de Woody Allen
El neurótico Alvy Singer le soltó a Diane Keaton (la inolvidable Annie Hall): “Cuando era alumno, me echaron del colegio por copiar en la prueba de Metafísica. Miré en el alma de mi compañero de pupitre.”
                                

Sinopsis: Isaac Davis, un neoyorquino de mediana edad tiene un trabajo que odia, una novia de 17 años a la que no ama y una ex esposa lesbiana a la que desearía estrangular, porque está escribiendo un libro en el que cuenta las intimidades de su matrimonio. Cuando conoce a Mary, la sexy y snob amante de su mejor amigo, se enamora perdidamente de ella. La idea de dejar a su novia, acostarse con Mary y abandonar su trabajo supone para él el comienzo de una nueva vida.  

Críticas: "Allen se supera a sí mismo en esta legendaria película. Tras abandonar las comedias delirantes de su primera época ya había sorprendido con 'Annie Hall' e 'Interiores', pero ahora ofrece una deliciosa obra maestra que hace de la ciudad de Manhattan un personaje más de la función."


                                 Manhattan - Woody Allen - Inicio (castellano)

Interiores - 1978
Annie Hall - 1977
                             
Año 1977   Duración 94 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Woody Allen   Guion: Woody Allen, Marshall Brickman
Música: Varios   Fotografía: Gordon Willis
Reparto: Woody Allen, Diane Keaton, Tony Roberts, Carol Kane, Paul Simon, Janet Margolin, Shelley Duvall, Christopher Walken, Colleen Dewhurst, Jeff Goldblum, Sigourney Weaver
Género: Romance. Comedia | Comedia romántica

Sinopsis: Alvy Singer, un cuarentón bastante neurótico, trabaja como humorista en clubs nocturnos. Tras romper con Annie, reflexiona sobre su vida, rememorando sus amores, sus matrimonios, pero sobre todo su relación con Annie. Al final, llega a la conclusión de que son sus manías y obsesiones las que siempre acaban arruinando su relación con las mujeres.


                                        Trailer Annie Hall

Críticas: Una de las mejores películas del genio neoyorquino, y sin duda la que consiguió mayor éxito en los Estados Unidos: obtuvo una excelente taquilla -fue la 10ª película con mayor recaudación del año 1977- y nada menos que 4 premios Oscar, incluyendo el de mejor película. En el año 2015 la asociación de guionistas americanos (WGA) publicó una lista (ver link) de las 101 películas con los guiones más divertidos de la historia: la ganadora fue "Annie Hall" (1977), por delante de "Con faldas y a lo loco" (Some Like it Hot, 1959) de Billy Wilder. 


                                   Annie Hall - escena araña

La tapadera - 1976
La última noche de Boris Grushenko - 1975
El dormilón - 1973
Sueños de un seductor - 1972
Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar - 1972
Bananas - 1971
Toma el dinero y corre - 1969
Casino Royale - 1967
Lily, la tigresa - 1966
¿Qué tal, Pussycat? - 1965