viernes, 10 de abril de 2020

LO SÉ, FIERA (GRACIAS DIEGO)



                       
                                  Funambulista "Lo sé" (Concierto de Sol Música en Málaga)






✅ Frases y citas célebres de Rabindranath Tagore 📖





Otro hombre, también sabio, me dijo: En determinadas ocasiones, los verdaderos amigos se pueden contar con los dedos...de una oreja.
  



                           








                      Funambulista con Dani Martín - Me Inventaré (Lyric Video)
















                       





DULCE RUGIDO

    Tras subir un comentario a una red social en la que firma con su nombre, el Dr. Rypff recapacita en el coche mientras se dirige desde su residencia, en las afueras de la ciudad, hasta el centro, donde está situado el hospital donde trabaja como psiquiatra desde hace casi diez años.

   Empieza la consulta con la dedicación de siempre, pero no puede evitar pensar en el comentario subido al Facebook, se dice de forma reiterada que no es el foro adecuado para exponer una vivencia profesional, sobre todo si esa vivencia se produjo en un juicio al que fue citado, junto con otros compañeros, como perito, y máxime cuando en esa vista se juzgaba un asunto muy turbio, que a buen seguro iba a salir en los medios de comunicación locales, como pudo comprobar posteriormente.

   A media mañana hace una pequeña pausa para tomar un café y aprovecha para quitar de forma preventiva el comentario subido a la red, no sabe si alguien lo habrá leído ya, pero sólo han pasado 2 horas y media y seguro que pocas personas habrán accedido a lo expuesto. No quedándose tranquilo decide consultar sus dudas en la Asesoría Jurídica del Hospital, cuyas abogadas en otras ocasiones han sido muy amables y eficientes.

   El Dr. Rypff siempre ha sido una persona ecuánime y autoexigente en lo referido a la ética profesional y la confidencialidad de sus pacientes, pero nunca antes había escrito sobre sus experiencias profesionales y albergaba alguna duda sobre si plasmar en una red social sus vivencias en la consulta podría originar algún problema ético-legal.

   La respuesta dada por las profesionales del derecho le deja totalmente desconcertado porque le vienen a decir, después de una larga conversación que no puede utilizar sus vivencias en la consulta para escribir, ni en una red social, ni en cualquier otro foro, blog o medio de difusión. El argumento es que el médico no es dueño de la información que obtiene de un paciente o su familia, que como profesional se debe a la institución para la que trabaja y que es poco ético sacar partido de la profesión para hacer algo que no sea velar por la salud de los pacientes. Ante la contestación de las "ilustradas" letradas, el Dr Rypff se queda bastante contrariado, más bien como sí se hubiera tragado un cazo. No obstante, continúa, como si nada hubiera ocurrido, pasando la consulta. Casi al final de la jornada entra en el despacho un paciente que no estaba citado esa mañana, se le ve apurado y cuenta que necesita un informe de forma urgente porque tiene que presentarlo en un juicio que se celebra al día siguiente. Aunque no es práctica habitual, el Dr. Rypff le hace el informe solicitado, lo que origina un mayor retraso en el desarrollo de la consulta, haciendo esperar aún más al último paciente de la larga lista de pacientes citados.

   Cuando por fin termina la dura jornada de trabajo, se dispone a abandonar el hospital, comprueba que le está esperando el paciente del informe que está acompañado por una mujer que presenta un aspecto muy cuidado y que resulta ser su abogada. Se presenta como H.R., le entrega una tarjeta de visita y le comenta que le estaban aguardando para agradecerle la deferencia de haber realizado un informe tan completo con tanta celeridad, sobre todo porque su contenido podría ser crucial en el inminente juicio. El Dr. Rypff intenta quitar importancia a lo ocurrido, comenta que forma parte de su trabajo y que no merece tanto elogio. La abogada hace un gesto a su defendido, invitándole a que se marche a casa y, dirigiéndose al galeno le dice que se siente en deuda con él, ofreciéndole sus servicios de abogada para algún asunto legal que pudiera tener en el futuro. De pronto el Dr. Rypff se acuerda del incidente de la mañana en la asesoría jurídica, le cuenta lo ocurrido y la respuesta de H.R. No se hace esperar, le pide que mire la tarjeta de visita y comprueba que tiene un puesto importante en el Colegio de Abogados y le dice que no haga ningún caso a sus colegas en lo referente a escribir, que siempre que no revele el nombre del paciente e información confidencial, la ética profesional y el derecho a la confidencialidad están salvaguardados, es decir que escriba lo que quiera.     


   Ya en la calle, los dos fuman plácidamente un cigarrillo mientras departen sobre derecho médico. Cuando termina su pitillo, H.R. saca unas llaves de su bolso, se despide amablemente del Dr. Rypff y se dirige a una enorme motocicleta aparcada junto a la acera, levanta la tapa situada detrás del asiento y saca un precioso casco negro azabache, se lo coloca en la cabeza, se sube cual amazona y arranca la Harley Davidson último modelo. Segundos después hace el gesto típico de los "metaleros" y sale disparada calle arriba. Tras ella sólo queda el dulce rugido de una máquina de ensueño y la cara estupefacta del Dr. Rypff.





Quién no vive para servir #pin


   Es una cita muy interesante, estaría bien que se la aplicaran los políticos. Imaginémos que empezaran los candidatos a la presidencia de un gobierno, comunidad autónoma o un ayuntamiento. Personas tan "ilustres" que podrían servir de ejemplo a todos, incluido a los que nos dedicamos al servicio público (funcionarios...) ¿Esto también sería utópico? Es algo muy concreto y realizable. Sería bonito, pero albergo mis dudas que estén dispuestos a llevarlo a cabo.




















Alegato de Ken Loach contra la injusticia social, contra los peligros del neoliberalismo.

   "¡Otro mundo es posible y es necesario!". "El mundo en que vivimos está en un punto peligroso, al borde de un proyecto de austeridad que llamamos neoliberal, que corre el riesgo de llevarnos a la catástrofe".

   La clase trabajadora en caída libre es la protagonista del inquietante espejo que tiende a nuestra época la cinta de Loach, que muestra el calvario cotidiano de buscar un empleo o conservar la ayuda social en una Inglaterra en crisis. Daniel Blake (Dave Johns) es un carpintero de 59 años de la ciudad inglesa de Newcastle que se ve obligado a recurrir a esa ayuda tras padecer problemas cardíacos. Aunque su médico le prohibió trabajar, el sistema lo obliga a buscar un empleo o exponerse a perder la escasa asistencia que apenas le alcanza para vivir. En su visita cotidiana a la oficina que atiende a los desempleados, conoce a una madre soltera (Hayley Squires) también en dificultades e igualmente atrapada, con sus dos hijos, en un sistema que la aplasta. El actor, que cumplirá 80 años en junio, y con una larga filmografía militante, ratifica así su postulado de base: “el capitalismo salvaje hunde al individuo”. 

'Así nos ven': alegato contra la injusticia
Ava DuVernay reconstruye el caso de cinco adolescentes negros e hispanos condenados por un crimen que no cometieron.

QUIM CASAS
EL CORREO DE BURGOS
    No son testigos. Son sospechosos. Esta frase, pronunciada a los quince minutos del primer episodio de 'Así nos ven' por la fiscal Linda Fairstein, convierte la vida de los cinco adolescentes protagonistas en una auténtica pesadilla. Escrita y realizada por Ava DuVernay, directora del filme 'Selma', y con producción de Oprah Winfrey y Robert De Niro.
   Así nos ven es una miniserie de cuatro capítulos que reconstruye los hechos reales que llevaron a cuatro jóvenes negros y un muchacho hispano a ser juzgados y condenados por unos hechos que no cometieron, golpear brutalmente y violar a una mujer blanca.
   'Sucedió la noche del 19 de abril de 1989. Decenas de adolescentes de Harlem se dirigen a Central Park. Son momentos de agitación y la toman con algunos blancos que pasean o van en bicicleta por el parque. La policía detiene a varios. Al mismo tiempo, se produce el salvaje ataque a una corredora, Patricia Meili. La fiscal Fairstein, años después convertida en escritora de novelas criminales de éxito, presiona a los agentes de policía para que obtengan una confesión. Y como dice uno de los policías, nosotros hicimos nuestro trabajo.
   La serie tiene en su primer episodio la tonalidad del cine policíaco de denuncia de los 70 mezclado con el arrebato del Spike Lee de finales de los 80: se escucha en la escena en Central Park la canción de Public Enemy 'Fight the power', emblema de su filme 'Haz lo que debas'.
 DuVernay se explaya en mostrar hasta dónde puede llegar la manipulación policial: enfrentar a los arrestados entre ellos, decir que uno ha dicho que el violador es el otro, someterles a duros interrogatorios sin presencia de sus padres (todos son menores), dejarlos sin comer durante dos días y obligarles a que confiesen frente a una cámara de vídeo algo que no han hecho. Si hoy ven la serie alguno de aquellos agentes, o la exitosa escritora y fiscal que no paró hasta llevarlos al estrado, o la fiscal que ganó el caso (encarnada por Vera Farniga), no les hará ninguna gracia revisarse a sí mismos.
   Pese a una música altisonante y, sobre todo, innecesaria (con la excepción de la curiosa utilización que se hace del clásico 'Moon river' de Henry Mancini, cantado por un preso y en espléndida lectura de Frank Ocean), 'Así nos ven' es un trabajo sólido y contundente, bien perfilado, interpretado y estructurado: el primer episodio presenta los hechos, el segundo desarrolla el juicio, el tercero explica la difícil integración al salir de la cárcel y el cuarto focaliza su atención en los días pasados entre rejas de uno de los jóvenes.
   Causa pavor ver, al inicio del segundo episodio, al Donald Trump de entonces pidiendo en la televisión la pena capital para los encausados. No te preocupes, ya se le acabará su momento de gloria, dice la amiga de la madre de uno de los chicos. Hoy también recordará aquella frase con un escalofrío visto lo visto en la actual Casa Blanca.

                                  


                                  Funambulista - Fiera [Lyric Video Oficial]

No hay comentarios: