domingo, 2 de febrero de 2020

VEINTE SEGUNDOS


Resultado de imagen de ASCENSOR DE HOSPITAL LLENO IMAGENES







                      






                      





20 SEGUNDOS


   Llego al Hospital un poco apurado porque obligaciones familiares me han retenido en casa unos minutos más de lo habitual. Pulso el botón del ascensor para subir a mi planta, a mi lado se arremolinan varias personas entre ellas una chica alta y rubia que no conozco. Un minuto más tarde, o más, llega el ascensor, bajan varias personas y al fondo se queda el Dr. JMS, a quién conozco y aprecio desde hace muchos años. En tono jovial le pregunto: - ¿Subes o bajas? - lógicamente si no se baja, es que sube ya que el hospital no tiene planta sótano. Con una sonrisa me dice: - Parece claro que subo-. En esto que la chica alta y rubia le pregunta: - ¿Cómo es posible que haya bajado en el ascensor, si hace un momento le he visto en la planta baja? En ese momento intervengo, dirigiéndome a los dos: - es que el Dr. S tiene el don de la ubicuidad-, a lo que él replica: - ya quisiera yo tener ese don, para poder trabajar en dos sitios a la vez-, entonces interviene la chica alta y rubia: - pues yo ya tengo bastante con currar en un sitio, con lo estresada que voy...-, mi réplica no se hace esperar: - Pues también estaría bien disfrutar de dos buenas compañías simultáneamente en dos sitios diferentes-, al instante el Dr. S comenta: - Sí, estaría bien, pero entonces empezaría a funcionar la "neurona verde"-, entonces yo le contesto: - Yo no estaba hablando de sexo...-, y él responde ipso facto: - ni yo tampoco, me refería al color de la habitación-.

   Fue terminar esa última frase y la puerta del ascensor se abrió en la cuarta planta, donde él tenía que bajar, y así lo hizo. Antes de que yo pudiera responderle, la puerta se cerró dejándome con tres palmos de narices, ante la mueca de asombro de la chica alta y rubia, que se limitó a decir: - qué veinte segundos tan intensos…-.




No hay comentarios: