lunes, 24 de febrero de 2020

LA COTIDIANIDAD




                       Las personas que caminan la plataforma de la estación, escena Foto de archivo - 55236107

LA COTIDIANIDAD
   
   
   Hace poco iba yo paseando por la calle Mayor de mi pueblo y me encontré con mi peluquero de toda la vida (Andrés) que apuraba un cigarrillo en la puerta de su establecimiento y, como siempre, empezamos a hablar, de lo de costumbre, que si el Madrid, que si la crisis, que si el coletas o el garzón como vicepresidente y ministro respectivamente, que si estás de acuerdo con las propuestas políticas de VOX, que si ya está bien de tanto mamoneo con los derechos de los inmigrantes, que si las feministas radicales y los que les bailan el agua se están pasando con lo de “avancemos juntas” cuando el auditorio está compuesto por hombres y mujeres, que si el pin parental va a ser finalmente prohibido por los jueces, que si a los autónomos nos están asfixiando con tantos impuestos, lo típico.
 
    En esto que se une a nosotros un "amigo" de la infancia (Joaquín), bueno, de mi infancia, porque mi peluquero es bastante más joven que yo.



Resultado de imagen de tres amigos charlan en la calle
Tres amigos charlan en la calle
                         

-Seguro que estábais hablando de mujeres - soltó Joaquín con una sonrisa socarrona-.

-Pues todavía no habíamos llegado a ese tema -le contestó mi peluquero.

-Es que son todas unas putas - añadió Joaquín sin venir a cuento.

-¿Tienes problemas con tu mujer? -le pregunté yo.

-¡No, si ella es una santa! -espetó.

-¿Y cómo puedes estar tan seguro de eso? -intervino Andrés.

-¡Porque lo sé, faltaría más! -dijo Joaquín.

-Y tú, ¿alguna canilla al aire habrás echado, sigues yendo al club Babieca? -añadí tirándole de la lengua.

-Pues como vosotros, ¡Válgame Dios! -dijo.

-Oye, Joaquín.., yo hasta ahora ni me he planteado esa posibilidad -, le contesté.

-Pero Joaquín..., ¿con una tía o con un tío? -interrumpió mi peluquero.

-¿Os estáis quedando conmigo o qué hostias es esto? -respondió casi al borde del infarto.

–Yo creo que pierdes aceite, amigo -intervino Andrés en tono sarcástico.

-¡Oye, que yo soy muy macho! -dijo él ofuscado.

-"hui yu yui..." –dije, y en ese momento, hice una breve pausa porque le vi muy encendido.

-Pues de la acera de enfrente serás tú, cabrón -comentó muy enojado.

-Pues mira Joaquín -le empecé a decir lo más calmado que pude, -como verás, no he cruzado la calle, pero mira, puede que tengas razón, hace un mes vine a cortarme el pelo y, mientras aquí el amigo me lavaba la cabeza, mi hijo que me acompañaba, me preguntó, con su ingenuidad de cuatro años: -¿Papi, es que te da gustito, que tienes los ojitos cerrados?

    Fue decir esto, sin ningún ánimo de ofender y Joaquín, sin decir nada, se marchó calle abajo hablando solo, alcanzamos a escuchar un  -“pedazo de hijos de puta” -, pero su voz era cada vez menos audible.

   Mi peluquero me preguntó:

- ¿Tú crees que nos hemos pasao?, a lo que respondí:

- A lo mejor un poco… ¿otro pitillo? 

COSAS DE LA VIDA...en el pecado lleva la penitencia. No obstante, la próxima vez que lo vea, quizás me disculpe y espero que la experiencia le haya servido de algo.

                                  ------------------------------------



Ortega Smith, líder de VOX, junto a D.Santiago Abascal. Ambos muy amigos del presidente actual de Brasil, Boslonaro.
                               

Los psiquiatras piden un poco de paciencia con Ortega Smith

“Las mujeres lo han estado abofeteando toda su vida”, explican


Toni García 



   “Ortega Smith sólo se siente seguro junto a los hombres y por eso sus declaraciones podrían parecer espantosamente misóginas, cuando en realidad solo son consecuencia del puro pánico que le provocan las hembras”, aseguran los especialistas.

 Según las personas que lo conocen, las mujeres abofetean a Ortega por muy diversos motivos, pero todos ellos relacionados con la imbecilidad y la incultura. Su madre le abofeteaba porque Ortega, con tan solo cinco años, le ordenaba que le llevara las zapatillas en la boca a su padre, su hermana le abofeteaba porque Ortega quería que comiese en una mesa aparte, sin silla, sin comida y con capucha, su abuela le abofeteaba porque Ortega le recriminaba haber parido dos hembras que luego fueron a la Universidad y aprendieron a montar en moto, sus tías le abofeteaban porque Ortega se cuadraba y levantaba el brazo en lugar de darles un beso y las vecinas le abofeteaban por simple solidaridad con la familia.

   Las monjas le abofeteaban, las prostitutas le abofeteaban, las profesoras le abofeteaban, las trapecistas le abofeteaban, las modistas le abofeteaban, las cirujanas le abofeteaban, las escritoras le abofeteaban y las desconocidas le abofeteaban. “Hay que tener un poco de paciencia con ese majadero”, ruegan los psiquiatras.

   Me sumo al criterio de mis colegas, ha sido “tan maltratado” que psicológicamente ha desarrollado un claro Trastorno de estrés postraumático. Eso lo explica todo, que hable como habla de las mujeres, que las evite, que les tenga tanta inquina. Lo que no me explico es, porqué es también homófobo, xenófobo, medio nazi, fascista, franquista… y eso que tonto no parece el “chico”, argumenta muy bien, su discurso, a veces, resulta brillante en las formas, aunque el contenido sea tan zafio. 

  No hay muchas diferencias con su referente intelectual, Don Santiago Abascal, aunque el psicodiagnóstico de éste vaya por otros derroteros, digamos…¿Podría ser un Trastorno Narcisista Maligno de la Personalidad? Espero que Otto Kenberg y mis amigos Luis V. y Pedro R. especialistas en el tema, puedan darme algún día la respuesta. 


Tampoco es que asunto me quite mucho el sueño.

                ----------------------------------


Ortega Smith desata todas las alertas contra el 

machismo


   El grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid presentó ayer una moción de urgencia para reprobar al concejal y ‘número dos’ de Vox, Javier Ortega Smith, por «su falta de respeto a las víctimas de la violencia de género».


  El escrito se refiere a lo ocurrido este lunes en el consistorio de la capital, durante los actos por el Día contra la Violencia de Género, cuando el edil frivolizó con los asesinatos machistas pidiendo «un pacto contra el silencio negacionista» y calificando de «chiringuitos» a las asociaciones feministas. Unas palabras que fueron rechazadas por el propio alcalde, José Luis Martínez Almeida, del Partido Popular, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, de Ciudadanos, que abroncaron con dureza al edil.

    Ortega Smith, además, fue increpado por Nadia Otmani, una víctima de violencia de género postrada en silla de ruedas tras ser tiroteada por su cuñado cuando defendía a su hermana en 1997.

   «Llevo 20 años luchando contra la violencia de género, en una silla de ruedas. No se hace política con eso», le espetó al concejal de Vox, que permaneció impasible, casi de espaldas a ella, sin dirigirle la mirada.

   Por estos dos hechos, los socialistas consideran en su escrito que «Vox, en la persona de Javier Ortega Smith, ha dinamitado la unidad institucional existente en el Ayuntamiento de Madrid desde hace 15 años con gobiernos del PP, de Ahora Madrid y con uno de coalición».

 También insta al grupo municipal de Vox a «reconducir su comportamiento en los actos institucionales, manteniendo una actitud de respeto a las víctimas de violencia de género y a los derechos de las mujeres, tal y como garantizan las leyes aprobadas y vigentes».

   Una moción a la que respondió favorablemente la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, que confirmó que su grupo la apoyará «sin ninguna duda» y calificó a Ortega Smith de «machista y misógino».

   El portavoz de Vox en el consistorio madrileño se defendió ayer asegurando que su grupo está dispuesto a apoyar cualquier medida que sea eficaz para atajar la violencia y propondrán extenderlas «a todas las víctimas», pero añadió que no se puede obligar a su formación a aceptar «la teoría falsa de que la violencia tiene género». Además, cargó contra la propia Otmani, a la que acusó de «montar un numerito premeditado y orquestado» por la izquierda.

   Nadia Otmani le respondió tajante al asegurar que cualquier otra mujer habría plantado cara a Javier Ortega Smith tras escucharlo negar la violencia machista.

   La reprobación irá más allá del Ayuntamiento de Madrid. Más País y Compromís han confirmado que se sumarán a la estrategia del PSOE y Unidas Podemos para aplicar un ‘cordón sanitario’ a Vox en la Mesa del Congreso y han dicho esperar que el PP no facilite su presencia a los de Santiago Abascal en el órgano rector de la Cámara.

   El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha tachado de «indigno» y de «cobarde» el comportamiento del secretario general de Vox mientras que el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha retado a Vox a que «en vez de discutir en la barra de un bar» ponga «encima de la mesa» las mejoras que reclama sobre la ley de violencia de género, y ha señalado que «nadie hasta ahora» ha propuesto una ley en las Cortes «para mejorarla» pero ha anunciado que no participará en un «cordón sanitario» contra la extrema derecha.




No hay comentarios: