jueves, 27 de febrero de 2020

EL COMPLEJO DE ELECTRA

                       


                              Resultado de imagen de el mito de electra completo



                         Resultado de imagen de el mito de electra completo
                                             


    El mito de Electra cuenta la historia de la hija de Agamenón, rey de Micenas, y su esposa, la reina Clitemnestra, hermana de Helena de Troya. Agamenón y Clitemnestra tenían además otro hijo más joven, Orestes, y otras dos hijas, Crisótemis e Ifigenia.. Electra significa ámbar o chispa en griego y su nombre fue elegido por el color rubio de sus cabellos.

   Tras la huida de Helena (su cuñada) con Paris, Agamenón se embarcó rumbo a Troya al frente de las tropas griegas. El viaje resultó muy dificultoso porque empezó a soplar un viento desfavorable provocado por Artemisa, a quién Agamenón había provocado cuando afirmó ser mejor cazador que ella. Artemisa sólo estaba dispuesta a retirar su castigo si Agamenón sacrificaba a su hija mayor, Ifigenia, en su honor. El rey engañó a Clitemnestra diciéndole que la joven iba a casarse con Aquiles. Posteriormente la reina se vengó de este engaño como veremos más adelante. Finalmente, Agamenón llegó a Troya y allí permaneció asediando la ciudad hasta que finalmente se pudo hacer con ella tras colar dentro el famoso Caballo de Troya. Diez años duró el asedio. Mientras, la reina Clitemnestra fue seducida por el ambicioso Egisto y se convirtieron en amantes. Pero el rey volvió y tomó posesión de su casa y de su reino. En cuanto tuvieron ocasión, Egisto asesinó a sangre fría a Agamenón para eliminarlo como obstáculo en su camino hacia el poder. Clitemnestra fue su cómplice y así fue su venganza.

   Electra, que escapó por poco de la muerte, fue tratada como esclava y fue por mucho tiempo la víctima de la crueldad de sus tiranos, la salvó su madre que intercedió por ella ante Egisto. El caso es que Electra fue testigo de la tiranía de su padrastro y en su interior comenzó a crecer el odio hacia Egisto, pero sobre todo hacia su propia madre por haberle arrebatado a su padre.

                                 
 William Blake Richmond. "Electra en la tumba de Agamenón" (1874)

   Desde ese momento Electra no vivió sino esperando el momento en que pudiera vengar la muerte de Agamenón. Protegió a su hermano pequeño, Orestes, enviándolo lejos, a Fócide, bajo la protección del rey Estrofio, antiguo tutor de su padre, hasta que tuviera edad suficiente como para reclamar el trono y ejecutar su venganza. Orestes se trasladó a Delfos con su primo y amigo Pílades para consultar el oráculo. Apolo, autorizado por Zeus, recomendó que dejara un rizo de su cabello sobre la tumba de su padre y que aplicara el debido castigo a los asesinos.

Resultado de imagen de electra edward burne-jones

   El día de la venganza llegó, unos años después, cuando Orestes volvió ya convertido en adulto y consiguió colarse en el palacio real tras haber hecho creer a todos que había muerto. Su objetivo era acabar con Egisto y Clitemnestra y reclamar su lugar como sucesor legítimo de su padre. Así lo hizo, pero la visión de su madre muerta con su puñal en el pecho lo empujó hacia un estado de locura que lo hizo huir y, según cuentan algunos autores clásicos, refugiarse en el templo del Oráculo de Delfos atormentado por las Furias, diosas de la venganza que castigaban con especial saña los crímenes de familia.

  Cuentan las distintas versiones de este mito que Orestes fue perdonado por los propios dioses ya que su venganza fue el punto final de la injusticia cometida contra los hermanos. Acabó casándose con Hermíone, hija de su tía Helena.

   Un tiempo después Electra contrajo matrimonio con Pílades, hijo del rey Estrofio y amigo de confianza de Orestes durante su niñez en el exilio.

                   Resultado de imagen de electra edward burne-jones
                        "Electra en la tumba de su padre Agamenón", de Frederic Leighton.


¿Qué es el complejo de Electra?
Las mujeres parecen estar enamoradas" de sus progenitores. ¿Por qué ocurre esto?

   El complejo de Electra es uno de los conceptos más famosos de los propuestos por Carl Gustav Jung. Este autor, como miembro de la corriente psicodinámica y discípulo de Sigmund Freud, se fijó en el desarrollo de la personalidad durante las primeras etapas de la niñez para, a partir de ahí, proponer ideas sobre cómo estas experiencias dejan una huella en el modo de comportarse y de pensar de los seres humanos una vez se han convertido en adultos.

   El complejo de Electra, vinculado a la teoría del desarrollo psicosexual, es el modo en el que Jung adapta el complejo de Edipo de Freud al caso de las mujeres. Sin embargo, está planteado como algo más que una simple adaptación del Edipo al caso femenino. Veamos de qué se trata.

Las teorías de Freud
   En su Teoría del desarrollo psicosexual Freud, da mucha importancia al modo en el que la sexualidad es gestionada durante los primeros meses y años de nuestra vida. Dependiendo del modo en el que demos salida a nuestros impulsos sexuales durante la infancia y la primera adolescencia (y del éxito que tengamos en la tarea de regular correctamente la libido) desarrollaremos más o menos problemas psicológicos el llegar a la etapa adulta.

   Así, si no satisfacemos correctamente a esa parte de nuestra mente inconsciente que gobierna nuestra forma de comportarnos, desarrollaremos fijaciones que pueden dar paso a trastornos mentales y a conductas que están consideradas como sexualmente aberrantes.

   El complejo de Edipo es uno de los fenómenos que, según Sigmund Freud, aparece en la llamada etapa fálica del desarrollo psicosexual, entre los 3 y los 6 años. En ella, los hijos varones pasan por las siguientes fases:
·         Empiezan a desarrollar un fuerte deseo hacia sus madres (o hacia las mujeres que ejercen el rol de madres).

·         Observan que la madre tiene un fuerte vínculo emocional e íntimo con su marido, es decir, el padre, y que pasan tiempo a solas.

·    Desarrollan celos hacia sus padres y empiezan a pensar en él en términos hostiles. Pero, a la vez, les temen, ya que la figura del padre es vista como una versión superior y más fuerte de ellos mismos.

·     En ese momento, cada niño teme que su padre descubra los sentimientos que tiene hacia su madre y quiera castigarle por ello, y el mayor castigo posible queda simbolizado en la castración.
El complejo de Electra de Carl Jung
   A pesar de que gran parte de las personas con las que trataba en el ámbito clínico eran pacientes de sexo femenino, Sigmund Freud desarrolló su teoría centrándola básicamente en el caso de lo que ocurre en los hombres, dejando de lado el desarrollo de las mujeres.

   Carl Jung intentó dar solución a este "vacío teórico" al desarrollar su teoría del complejo de Electra hacia 1912.  Jung era un académico muy centrado en el estudio de la simbología, ya que esta tenía mucho peso en sus ideas acerca del modo en el que la mente humana es, en parte, colectiva y sujeta a los símbolos utilizados en la cultura. (Teoría sobre los arquetipos). Es por eso, entre otras cosas, que para definir el complejo de Edipo se fijó en la parte de la mitología griega homérica en la que se narra la vida de Electra, la hija de Agamenón y Clitemnestra, rey y reina de Micenas.

   La leyenda cuenta que fue la propia madre de Electra, o el amante de esta, quien mató a Agamenón después de que este volviese de la Guerra de Troya. Electra, joven arisca e intransigente, decidió entonces que su madre y el amante debía morir, y animó a su hermano Orestes para que vengase al padre de ambos llevando a cabo los asesinatos.

   El complejo de Electra puede ser entendido como la versión femenina del complejo de Edipo, pero no es exactamente igual a éste. Si bien es cierto que la situación inicial es parecida, la atracción hacia el padre por parte de la hija, y que este enamoramiento del padre hace que surja una rivalidad hacia la madre, hay diferencias entre la teoría del complejo de Edipo y la del complejo de Electra.

   Carl Jung creía que el vínculo emocional entre la hija y su madre es más estrecho que el que hay entre el hijo y el padre, por lo que el complejo de Electra suele quedar más disimulado, ya que el grado de apego es mayor y compensa la rivalidad entre madre e hija.

   Según Jung, en un primer momento las niñas se sienten atraídas tanto por sus padres como por sus madres, aunque poco después pasan a centrarse solo en el padre como resultado de un mecanismo de conservación de la especie.

   Mientras que en el complejo de Edipo el hijo varón tiene miedo de que su padre lo castre, en el complejo de Electra la hija llega a la conclusión de que ya ha sido castrada.
La resolución del complejo de Electra
   Tanto según Freud como según Jung, el paso por los complejos de Edipo y de Electra, respectivamente, son fases que forman parte del desarrollo normal de la mayoría de niños y niñas. De algún modo, señalan cómo se va produciendo el desarrollo psíquico de los seres humanos desde sus primeros años de vida. Es por eso que creían que ambos fenómenos quedaban resueltos en un plazo de 2 o 3 años, mientras que en unos pocos casos la rivalidad entre hijos y padres e hijas y madres queda enquistada y hace que su relación se deteriore.

   En la psicología científica contemporánea tanto el complejo de Electra como el de Edipo forman parte de unas ideas totalmente desfasadas y ampliamente rechazadas; esto quiere decir que ningún padre o madre debe tener miedo de desarrollar malos vínculos con sus hijos a causa de una mala gestión de estos procesos que, en realidad, solo existen en las teorías de Freud y de Jung. Las teorías propuestas por estos dos autores utilizan el pensamiento blando y las metáforas como formas de entender la mente humana, y este hecho sirvió para que filósofos de la ciencia, entre los que destacó Karl Popper, rechazasen los planteamientos de Freud y Jung por ser demasiado interpretables y ambiguos, de poca utilidad para analizar casos concretos.

                              

                        El complejo de Edipo y Electra

Mucha veces como padres puede que nos encontremos con la situación en donde los hijos se identifiquen más con el padre del sexo opuesto y sientan celos del padre del mismo sexo que ellos. A esta etapa se le llama en  psicología el Complejo de Edipo para el niño, donde se "enamora" de su madre y el Complejo de Electra, donde la hija se "enamora" de su padre. Realmente puede que suceda  tanto como puede pasar desapercibida y  suele darse mas o menos durante los 2 a 4  años de edad o en algunos casos de 3 a 5 en especial entre los varones.

   Sin embargo, esto no significa que no sea útil conocer estas teorías, pues están muy incorporadas en el legado cultural de los países occidentales. Así, el complejo de Electra se ha utilizado en literatura, cine y toda clase de formas de expresión artística, e incluso como herramienta hermenéutica con la que analizar e interpretar acontecimientos históricos, sociales y políticos de toda clase.

                    Resultado de imagen de complejo de electra imágenes

                           Resultado de imagen de complejo de electra imágenes


No hay comentarios: