sábado, 11 de enero de 2020

LA ABUELA ELA

No prestes atención a los que te critican, "si dicen que dizan".


   La abuela es una bendición en la vida de cualquier persona. Es una de las figuras que tomamos de referencia durante nuestra etapa de formación, principalmente porque les dieron la vida a nuestros padres y porque su edad las transforma en una fuente de sabiduría y experiencia incansable.

  Lamentablemente no todos hemos tenido la suerte de disfrutar a nuestras abuelas, por cosas de la vida, algunos pueden compartir más o menos tiempo con ellas, otros ni eso. Pero la verdad es que siempre están presentes, por lo que vivimos con ellas o por lo que nos contaron nuestros padres y tíos. Sus enseñanzas trascienden el paso del tiempo.


FRASES DE ABUELAS CARGADAS DE SABIDURÍA:


1. No cuentes tus penas, los buitres se abalanzan sobre los animales heridos.

2. Hija mía, aunque tengas la oportunidad de destruir a quien te lastimó, sólo respira y da la vuelta, deja que la vida se haga cargo.

3. Nadie es indispensable en la vida de uno, toda persona tiene un tiempo definido en nuestro camino.

4. Nieta mía, ama más a tus hijos que a tu marido, porque un hombre es tuyo hoy y mañana es de otra, pero tus hijos siempre serán tuyos.

5. Mi abuela me decía: "El mejor regalo es la salud", y yo por dentro decía "el mejor regalo eres tú, abuela".

6. Debemos aprender a: No ir donde no nos invitan, no meternos en lo que no nos importa, no hablar de lo que no sabemos.

7. ¿Quieres ser feliz?, enamórate de la vida, cásate con la felicidad, divorciate de la tristeza, hazte amante de la alegría, y de vez en cuando, dale besos a la locura.

8. A donde el corazón se inclina, el pie camina.

9. Falta poco para que yo parta, por eso, disfruta cada día como si fuera el último.

10. No sabrás quienes son tus verdaderos amigos hasta que caigas en desgracia.

11. Mira hijita, para ganarle batallas a la vida, a veces tienes que dormir para no pensar, callar para no gritar y olvidar para no sufrir.

12. Cuando quieras entender el comportamiento de una persona, debes mirar su comportamiento y no escuchar sus palabras.

13. Si no sale el sol, dibújalo, pero haz que tu día brille.

14. Cuando una persona te decepciona, aunque la perdones, ya nada vuelve a ser como antes.

15. Quién se ama a sí mismo, nunca hará daño a otro.

16. Edúcate, lee y aprende todos los días de tu vida. Aprovecha porque yo no tuve la oportunidad de hacerlo.

17. Siempre trata a los demás como quieras que te traten a ti.

18. cuando vean que no pueden alcanzarte, van a tratar de ensuciarte, eso se llama envidia.

19. El dinero mejor gastado es aquel que destinas a tener experiencias, es lo único que te llevas cuando mueres.

20. Una choza donde se ríe es mejor que un castillo donde se llora.

21. Los amigos de verdad son aquellos que se acuerdan de ti cuando no te necesitan.

22. Lo que fácil viene, el viento se lo lleva, en cambio, lo que ganas con sudor, es duradero.

23. No te preocupes de los que te odian, dedica tu tiempo a los que te quieren de verdad.

24. El mentiroso, cuando se ve descubierto, se enoja o se hace la víctima.


  Los viejos lloran por la soledad que les salpica de ruido y la desesperanza propiciada por el abandono. Abandono que nos priva de la posibilidad de admirar su sabiduría y aprovechar su experiencia, y todo porque van a su ritmo…sólo un poco más lentos, más sordos y más ciegos, lentitud, sordera y ceguera que es sólo física, no emocional ni intelectiva.
(Petrus Rypff)



EL RELOJ DE LA ABUELA ELA

-Hola abuela-, saludó María mientras se quitaba el abrigo y cerraba el paraguas.

   Allí estaba ELA, sentada en su sillón favorito, en el que pasaba largas horas cada jornada porque su avanzada artrosis le impidía permanecer en pie más allá de lo imprescindible. Con su pelo recogido, sus gafas caidas hasta media nariz y su característico olor a perfume de bebé. Tan elegante como siempre.

   La abuela levantó la cabeza y dedicó a María la mejor de sus sonrisas, de sobra sabía que era la nieta favorita. Con un caluroso gesto le pidió que se acercara para darle uno de sus calurosos achuchones.

-Ya basta abuela, le dijo. – ya no soy una niña para estas muestras de cariño.

   La abuela la miró entristecida y con voz entrecortada le pidió que se sentara a su lado, y que le pusiera al día de su vida, haciéndole miles de preguntas.

-Todo bien, abuela, le contestó escuetamente, mientras ojeaba el móvil.

-Cuando el reloj marque mi hora me echarás de menos, dijo la abuela en un tono casi imperceptible, y pidió a María que le dedicara unos minutos.

   La nieta aceptó a regañadientes, dejando el móvil a un lado.

-María, sé que ya no te apetece venir como cuando eras una niña, sé que  los tiempos están cambiando, que ya no soy capaz de entretenerte y que el mundo exterior ofrece más diversión que estas cuatro paredes, pero déjame decirte algo:  La vida, María, te pondrá a prueba, te romperán el corazón, te caerás y algunas veces te encontrarás sola para levantarte, te reirás, llorarás, querrás comerte el mundo y habrá veces en las que no querrás ni levantarte de la cama, ya le pasó a tu madre y te pasará a ti, créeme. Sé todo eso porque soy vieja, y me han contado todos los cuentos, y cuando eso suceda, María, yo ya no estaré, ya no podré saber de ti, ya no me tendrás para curar tus heridas y secar tus lágrimas.

   Los ojos de la abuela se llenaron de lágrimas, y un extraño escalofrío recorrió el cuerpo de María. La abrazó profundamente, y entre sollozos le pidió perdón, por su inconsciente egoísmo.


   Sus palabras siguen retumbando en la cabeza de María,  porque el reloj marcó su hora aquella fría tarde del jueves sin otro sábado para visitarla.

(Petrus Rypff)


                           Estrella morente - Volver


Resultado de imagen de dedicatorias a las abuelas fallecidas


Resultado de imagen de dedicatorias a las abuelas fallecidas



                                           Resultado de imagen de dedicatorias a las abuelas fallecidas




                                    Resultado de imagen de dedicatorias a las abuelas fallecidas


Resultado de imagen de dedicatorias a las abuelas fallecidas
                                                                      
                           

                                     
                                                                                  
Resultado de imagen de dedicatorias a las abuelas fallecidas

                                                                            


Resultado de imagen de dedicatorias a las abuelas fallecidas


No hay comentarios: