miércoles, 22 de enero de 2020

15 MUJERES QUE HAN GANADO EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA





15 mujeres que han ganado el Premio Nobel de Literatura


   La escritora polaca Olga Tokarczuk se convirtió en la decimoquinta ganadora del Premio Nobel de Literatura.

Olga Tokarczuk (2018).jpg
Olga Tokarczuk en 2018


 Psicóloga. Profesora de escritura creativa. Activista del medioambiente y ganadora del Premio Nobel de Literatura 2018. La polaca Olga Tokarczuk se convirtió en la mujer número quince en conseguir el galardón, después de 116 ediciones.

  Olga Tokarczuk tiene 57 años y ha publicado más de diez libros. “Es una mujer militante, está muy mal vista por el gobierno polaco actual”, explica a La Vanguardia Agatha Orzsezek, su traductora al español.

   Su primer libro fue El viaje de los hombres del libro (1996), que cuenta la historia de la existencia de un libro que Dios le entregó a Adán, en el que hablaba de la falta de un inicio y un final, y sobre su propia perfección, y que pasó de generación en generación hasta perderse y reencontrarse en el siglo XIV, pero el holandés que lo tenía en su posesión lo ocultó y murió, no sin antes haber dejado unos mapas de su ubicación. Esta historia, la primera publicada por Olga Tokarczu, recibió el Premio de la Asociación Polaca de Editores de libros.



   Después, obras como En un lugar llamado antaño (1997), Casa diurna, casa nocturna (1998), Concierto de varios tambores (2001), Los corredores (2007), la hicieron ganar un lugar de prestigio en el catálogo de grandes escritores de su país. Posteriormente, en 2018, obtuvo el Man Book Prize por la novela Flights (Vuelos). Este premio es el más importante de las novelas publicadas en inglés.

   «Es un excelente ejemplo de la nueva literatura polaca después de 1989, que se resiste al juicio moral y no está dispuesta a representar la conciencia de la nación. En lugar de eso, muestra un notable don de imaginación con un alto grado de sofisticación artística… Nunca ve la realidad como algo estable o eterno. Construye sus novelas sobre una tensión entre opuestos culturales: naturaleza frente a cultura, razón frente a locura, hombre frente a mujer, hogar frente a alienación”, explicó la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

    Si aún no se ha leído nada escrito por ella, la traductora Agatha Orzsezek recomienda comenzar con Los errantes, seguir con Sobre los huesos de los muertos y continuar con Un lugar llamado antaño.

   Antes de Olga Tokarczuk catorce mujeres habían ganado el Premio Nobel de Literatura:


2015: Svetlana Alexievich


Resultado de imagen de svetlana alexievich

La bielorrusa Svetlana Alexiévich, premio Nobel de Literatura. Imagen de Reuters (2014)



  La Academia le entregó el premio "por sus escritos polifónicos, un monumento al sufrimiento y al coraje de nuestro tiempo. Actualmente tiene 71 años. Fue periodista y esa labor como reportera para diferentes medios de la Unión Soviética le dieron parte del material que luego se convertiría en obras como La guerra no tiene rostro de mujer, Últimos testigos. Los niños de la Segunda Guerra Mundial y Voces de Chernóbil. Sus libros son documentos históricos que cuentan acerca de los dramas que vivieron hombres y mujeres durante la época de la Unión Soviética y su posterior disolución". Fue la primera autora de no ficción en ganar el Nobel de literatura en cien años.




2013: Alice Munro


Resultado de imagen de alice munro
Alice Munro, la gran retratista de las mujeres



   “Alice Munro ha dedicado su carrera literaria casi exclusivamente al género de cuentos. Creció en un pequeño pueblo canadiense; el tipo de ambiente que a menudo proporciona los fondos para sus historias. Estos a menudo acomodan toda la complejidad épica de la novela en solo unas pocas páginas cortas. Los temas subyacentes de su trabajo son a menudo problemas de relación y conflictos morales. El vínculo de la memoria y la realidad es otro tema recurrente que usa para crear tensión. Con medios sutiles, es capaz de demostrar el impacto que los eventos aparentemente triviales pueden tener en la vida de una persona”, escribió sobre su trabajo la Academia.

   El amor de una mujer generosa y Demasiada felicidad son dos de sus libros más premiados. Tiene 88 años.



2009: Herta Müller


Resultado de imagen de Herta Müller
Herta Müller en 2016

    Escribir sobre la vida durante una dictadura. Esa fue parte de la consigna de esta escritora y poeta nacida en 1953 en Rumania. La supresión del individuo. Las injusticias legitimadas. La vida mientras todo esto ocurre. Hera Müller, «con la concentración de la poesía y la franqueza de la prosa, representa el paisaje de los desposeídos”. Escribió la Academia.

   Tiene más de 20 premios en sus vitrinas. Algunas de sus novelas más reconocidas son En tierras bajas, La bestia del corazón, Hoy hubiera preferido no encontrarme a mí misma y La piel del zorro.


   “Las obras literarias de Herta Müller abordan la vulnerabilidad de un individuo bajo la opresión y la persecución. Sus obras se basan en sus experiencias como una de las minorías étnicas de habla alemana de Rumania. Herta Müller describe la vida bajo el régimen de Ceaușescu: cómo la dictadura genera un miedo y alienación que permanecen en la mente de un individuo. Innovadora y con precisión lingüística, evoca imágenes del pasado. Las obras literarias de Herta Müller son en gran medida prosaicas, aunque también escribe poesía” añadió la Academia.




2007: Doris Lessing



Doris Lessing, la voz lúcida e indómita

Doris Lessing, la voz lúcida e indómita

(Kermanshah; 22 de octubre de 1919-Londres; 17 de noviembre de 2013)


   El pasado 17 de noviembre se cumplieron seis años de la muerte de esta escritora británica. Nació en Irán, a los seis años se fue a vivir a Rodesia del Sur (Zimbaue) y allí vivió hasta que cumplió 30. Se divorció dos veces antes de radicarse en Reino Unido.

   Después de su primer divorcio se marchó dejando a sus dos hijos con el padre de ellos “ni mi hijo ni mi hija me condenaron jamás y siempre me apoyaron”, le confesó años después a la escritora Rosa Montero en una entrevista para El País, de España, en la que añadió “tuve que dejar a mis hijos, tuve que hacerlo, era cuestión de vida o muerte para mí. No hubiera podido seguir soportando aquella vida de blancos en Suráfrica. En fin, qué más da. Todo esto ya es agua pasada hace mucho, mucho tiempo”. A Londres viajó con su tercer hijo, fruto del compromiso con su segundo ex esposo, y retomó su carrera como escritora.


   Doris Lessing fue una férrea crítica del “establecimiento”. Fue feminista y comunista y su visión del mundo en el siglo XX la plasmó en obras como Canta la hierba e Hijos de la violencia. En 1994 publicó su autobiografía titulada Bajo mi piel.


   “El cuerpo de trabajo de Doris Lessing comprende alrededor de 50 libros y abarca varios géneros. Su escritura se caracteriza por estudios penetrantes de las condiciones de vida en el siglo XX, patrones de comportamiento y desarrollos históricos. Su novela más experimental, The Golden Notebook, de 1962, es un estudio de la psique y la situación de la vida de una mujer, la gran cantidad de escritores, la sexualidad, las ideas políticas y la vida cotidiana. Algunos de los libros de Doris Lessing llegan al futuro. Entre otras cosas, retrata la hora final de nuestra civilización desde la perspectiva de un observador extraterrestre”, escribió en su página web la Real Academia de las Ciencias de Suecia.


Frases de Doris Lessing

01.      Lo más importante es aprender de la vida.
02.  Sí, la vejez es un aburrimiento, pero la vida no es aburrida. Todo me interesa.
03.  Pedís tanto... La felicidad, ese tipo de cosa... ¡La felicidad! No me acuerdo de haber pensado nunca en ella. "El cuaderno dorado" (1962)
04. Sólo hay un pecado, y es convencerte de que lo de segunda clase no sea de segunda clase. "El cuaderno dorado" (1962)
05.   Sólo se puede aprender a ser mejor escritor escribiendo. 
06.  Las cosas pequeñas divierten a las mentes pequeñas.
07. Las personas son caníbales, si no se dejan en paz las unas a las otras. "El cuaderno dorado" (1962)
08.  Piensa mal, pero en todos los casos, piensa por ti mismo.
09.  Esa insistencia tuya en el derecho a tener razón encierra una gran arrogancia..."El cuaderno dorado" (1962)
10.  ¿Pero qué puedes hacer? La muerte está ahí, llegará, es inevitable.
11.  El Arte es el espejo de nuestros ideales traicionados. "El cuaderno dorado" (1962)

12.  Ninguno debe pedir nada, salvo todo, pero sólo durante el tiempo que lo necesite.




Muere la escritora premio Nobel de literatura Doris Lessing. 

Ganadora del Premio Nobel de Literatura 2007, la autora recibió también prestigiosos galardones como el Príncipe de Asturias (2001). En 1964 escribió su texto más recordado, "El cuaderno dorado".




SUSCRIBIRSE


2004: Elfriede Jelinek



Resultado de imagen de elfriede jelinek
La escritora austriaca Elfriede Jelinek, que sufre fobia social, no viajó a Suecia a recoger el Nobel, lo recibió en la Embajada de Suecia en Viena y hasta allí se desplazaron Kjell Espmark, presidente del Comité Nobel, y el secretario permanente de la Academia, Horace Engdahl.




   Austriaca. Tiene 72 años. Es feminista. Recibió el Premio Nobel de literatura a los 58. Sus obras más conocidas son Los Amantes (1975), La pianista (1983), Los Excluidos (1980) y El ansia (1989).

   Recibió el premio por “ su flujo musical de voces y contra-voces en novelas y obras de teatro que con extraordinario celo lingüístico revelan lo absurdo de los clichés de la sociedad y su poder subyugante”.


    Es una mordaz crítica de la sociedad de su país, a quien acusa de no haber abandonado del todo su filiación con el nazismo. Muchos consideran su obra como una provocación.

Fue un premio Nobel fue muy polémico y discutido.

   La elección de Jelinek como Nobel de Literatura 2004, según Knut Ahnlund, "ha arruinado el valor de esta distinción por varios años". El académico afirmó que si ahora se otorgara el premio a un escritor que lo mereciera, ello no alcanzaría para reparar el daño causado. Ahnlund hizo un análisis despiadado de algunos de los libros de la escritora premiada con afirmaciones tales como que "escribe en una forma detestable, que ella cree irresistible, textos con las características de la seductora pornografía y el género del terror". El haberle otorgado el premio "no sólo ha causado un daño irreparable a las fuerzas progresistas", agrega, "sino que ha confundido a la opinión en general sobre el sentido de la literatura como arte". Por esas y otras razones, Knut Ahnlund anunció que dejaba formalmente de pertenecer a la Academia.
   El artículo publicado en el diario Svenska Dagbladet, uno de los más importantes del país, cayó como una piedra en el charco del mundillo literario de Estocolmo, que como es habitual en estas fechas está inmerso en las especulaciones sobre el nombre del nuevo premiado. Muchos se preguntan por qué el académico esperó un año para manifestar su opinión y por qué ha elegido precisamente esta fecha, a sólo dos días de la concesión del Nobel 2005.


   El otro problema que se planteó es que los miembros de la Academia Sueca son elegidos de por vida y sólo pueden ser sustituidos en caso de muerte. Ahnlund fue elegido en 1983, a la muerte de Karl Ragnar Gièrow, que ocupaba la silla número 7. Algunas informaciones afirmaron que Ahnlund no participaba activamente en las labores de la Academia desde hace unos 10 años.



1996: Wislawa Szymborska


Resultado de imagen de wislawa szymborska

Wisława Szymborska, la fama internacional le llegó con el Premio Nobel de Literatura en 1996. Fue poeta, ensayista y traductora.

   Murió el 1 de febrero de 2012 en Cracovia. La escritora polaca comenzó su carrera escribiendo poemas en medios de comunicación locales. Luego se fue encaminando por revistas de literatura especializadas, como Vida Literaria. Fue miembro del Partido Obrero Unificado Polaco, un movimiento político comunista.

Algunas de sus obras son Por eso vivimos (1952), Preguntas a mí misma (1954). Llamando al Yeti (1957), Sal (1962), No sé qué gente (1997), Dos puntos (2004) y Hasta aquí (2009). Recibió el premio “por la poesía que con precisión irónica permite que el contexto histórico y biológico salga a la luz en fragmentos de la realidad humana”.

Despedida de un paisaje
No le reprocho a la primavera
que llegue de nuevo.
No me quejo de que cumpla
como todos los años
con sus obligaciones.
Comprendo que mi tristeza
no frenará la hierba.
Si los tallos vacilan
será sólo por el viento.
No me causa dolor
que los sotos de alisos
recuperen su murmullo.
Me doy por enterada
de que, como si vivieras,
la orilla de cierto lago
es tan bella como era.
No le guardo rencor
a la vista por la vista
de una bahía deslumbrante.
Puedo incluso imaginarme
que otros, no nosotros,
estén sentados ahora mismo
sobre el abedul derribado.
Respeto su derecho
a reír, a susurrar
y a quedarse felices en silencio.
Supongo incluso
que los une el amor
y que él la abraza a ella
con brazos llenos de vida.
Algo nuevo, como un trino,
comienza a gorgotear entre los juncos.
Sinceramente les deseo
que lo escuchen.
No exijo ningún cambio
de las olas a la orilla,
ligeras o perezosas,
pero nunca obedientes.
Nada le pido
a las aguas junto al bosque,
a veces esmeralda,
a veces zafiro,
a veces negras.
Una cosa no acepto.
Volver a ese lugar.
Renuncio al privilegio
de la presencia.
Te he sobrevivido suficiente
como para recordar desde lejos.



1993: Toni Morrison


Resultado de imagen de Toni Morrison
Toni Morrison, escritor y profesora en defensa de los derechos civiles y la igualdad de la mujer

Toni Morrison ​ fue una escritora estadounidense, ganadora del Premio Pulitzer en 1988 y del Premio Nobel de Literatura en 1993. En sus obras, Morrison habla de la vida de la población negra, en especial de las mujeres. 

   ¿Cómo viven las mujeres negras en Estados Unidos? Esa fue una de las preguntas que esta escritora respondió a través de su obra. Nació en Ohio, Estados Unidos, en medio de una familia de clase media, trabajadora. Se graduó de Filología Inglesa en 1955 y nueve años después fue editora de Random Jose en Nueva York.

   Primero enfocó su trabajo en el estudio del lenguaje, en la academia. Su primera obra la publicó cuando tenía cuarenta años. Se tituló Ojos azules, una historia que cuenta el sueño de Pecola, una niña negra que fantasea con tener los ojos del color de las muñecas de las niñas blancas.



   Después, gracias a libros como Tar Baby (La isla de los caballeros), Jazz y Jugando a la oscuridad, se hizo merecedora del Premio Nobel de Literatura, pues “sus novelas se caracterizaron por la fuerza visionaria y la importancia poética, y dieron vida a un aspecto esencial de la realidad estadounidense”.




1991: Nadine Gordimer


Nadine Gordimer 01.JPG
Nadine Gordimer en 2010
  
   Ganó el Premio Nobel de Literatura a los 68 años. Gordimer nació en Sudáfrica. Sus padres fueron inmigrantes judíos. Comenzó escribiendo relatos cortos y publicó Fact to Face, su primer libro, en 1949, cuando tenía 26 años.

   Su obra cuenta las problemáticas sociales de su país. Dicriminación y la búsqueda de la libertad y la dignidad humana fueron algunos de los temas que abordó en libros como The Solt Voice of the Serpent.

   En 1953 publicó su primera novela titulada The lying days y en la década de 1980 publicó una serie de libros que se convirtieron en el insumo que la llevarían a ganar el premio más prestigioso de la literatura mundial. A soldier´sembrace, July’s people, Something out there y My Sons’s Story son algunos de ellos.

   La Academia destacó su trabajo pues, “a través de su magnífica escritura épica- en palabras de Alfred Nobel- ha sido de gran beneficio para la humanidad”, y añadió que “durante las décadas de 1960 y 1970, escribió una serie de novelas ambientadas en el contexto del movimiento de resistencia emergente contra el apartheid, mientras que la Sudáfrica liberada proporciona el telón de fondo para sus obras posteriores, escritas en la década de 1990. Las historias de los individuos siempre están en el centro de sus narrativas, en relación con las limitaciones y los marcos externos. En general, las obras literarias de Nadine Gordimer crean imágenes ricas del desarrollo histórico de Sudáfrica”.

Nacimiento 20 de noviembre de 1923
Fallecimiento 13 de julio de 2014 (90 años)
Nacionalidad sudafricana

Una voz fuerte

La Fundación Nelson Mandela, rindió homenaje a Gordimer, por su "profunda tristeza por la pérdida de la gran dama de la literatura de Sudáfrica" "Hemos perdido una gran escritora, una patriota y una voz fuerte por la igualdad y la democracia en el mundo", agregó.
En sus últimos años, Gordimer hizo activismo en la lucha contra el VIH y el Sida, recaudando fondos para Treatment Action Campaign, un grupo que busca ayudar a los enfermos sudafricanos a obtener medicinas gratuitas para salvar sus vidas.
Gordimer tuvo dos hijos.
Falleció el 13 de julio de 2014, a la edad de 90 años, en su residencia de Johannesburgo.





1966: Nelly Sachs



Resultado de imagen de nelly sachs
Nelly Sachs (Berlin-Schöneberg Alemania10 de diciembre de 1891 - EstocolmoSuecia12 de mayo de 1970) fue una escritora y poeta alemana, ganadora del premio Nobel de Literatura en 1966.


   Nacida en una familia judeo-alemana, empezó a escribir a los 17 años, y durante su primera etapa se dedicó especialmente a la poesía romántica. Durante la Segunda Guerra Mundial se exilió en Suecia, donde fue recibida por la afamada escritora Selma Lagerlöf. Desde entonces su obra giró en torno al tema judío. 

   La Academia le otorgó el premio “por su destacada escritura lírica y dramática, que interpreta el destino de Israel con una fuerza conmovedora”.

   Algunos de sus libros son Viaje a la transparencia, Huida y transformación y En las moradas de la muerte. Poemas.




1945: Gabriela Mistral


Resultado de imagen de gabriela mistral
Fue una de las principales figuras de la poesía chilena. En 1945 consiguió el Premio Nobel de Literatura. Fue el primero para las letras latinoamaericanas.

   Chilena. Es la única mujer latinoamericana en haber ganado el premio. Lo obtuvo cuando tenía 56 años y ya era conocida su carrera como defensora de la educación pública. También fue diplomática de su país, incluso, cuando recibió la noticia del premio, Mistral se encontraba en Brasil, donde era embajadora.

   “Por una venturanza que me sobrepasa, soy en este momento la voz directa de los poetas de mi raza y la indirecta de las muy nobles lenguas española y portuguesa. Ambas se alegran de haber sido invitadas al convivio de la vida nórdica, toda ella asistida por su folklore y su poesía milenaria”, dijo luego de recibir la distinción.

   “Por su poesía lírica que, inspirada en emociones poderosas, ha hecho de su nombre un símbolo de las aspiraciones idealistas de todo el mundo latinoamericano”, escribió la organización del premio.

Amor, amor

Anda libre en el surco, bate el ala en el viento,
late vivo en el sol y se prende al pinar.
No te vale olvidarlo como al mal pensamiento:
¡lo tendrás que escuchar!

Habla lengua de bronce y habla lengua de ave,
ruegos tímidos, imperativos de amar.
No te vale ponerle gesto audaz, ceño grave:
¡lo tendrás que hospedar!

Gasta trazas de dueño; no le ablandan excusas.
Rasga vasos de flor, hiende el hondo glaciar.
No te vale decirle que albergarlo rehúsas:
¡lo tendrás que hospedar!

Tiene argucias sutiles en la réplica fina,
argumentos de sabio, pero en voz de mujer.
Ciencia humana te salva, menos ciencia divina:
¡le tendrás que creer!

Te echa venda de lino; tú la venda toleras;
te ofrece el brazo cálido, no le sabes huir.
Echa a andar, tú le sigues hechizada aunque vieras

¡que eso para en morir!




1938: Pearl S. Buck


Resultado de imagen de pearl s. buck

Pearl Comfort Sydenstricker Buck nació en Hillsboro, Virginia Occidental; 26 de junio de 1892 y murió en Danby, Vermont; 6 de marzo de 1973. Fue una escritora estadounidense, ganadora del Premio Nobel de Literatura en 1938. Pasó la mitad de su vida en China, donde la llevaron sus padres misioneros con tres meses de edad y donde vivió unos cuarenta años a lo largo de su vida. Es conocida por el apellido de su primer marido, Buck; su apellido de soltera era Sydenstricker.


   “La primera novela de Pearl Buck, East Wind, West Wind, se publicó en 1930. Le siguió la trilogía de The Good Earth (1931), Sons (1932) y A House Divided (1935), que es una saga sobre Wang familia. Estos libros le dieron a Pearl Buck su gran prestigio literario. Fueron muy aclamados y muy populares durante la década de 1930. El tema recurrente en sus muchas novelas es la vida cotidiana en China. Ella describe una rica galería de personajes, atrapados entre la tradición y la modernidad”, señala la página oficial de la organización que entrega el Premio Nobel de Literatura.

Esencia

Te doy los libros que hice,
Cuerpo y alma, sufridos y desgarrados.
Sin embargo, la esencia que contienen
En un poema se hace simple,
En un poema se aclara:
En esta tierra, aunque lejos o cerca,
sin amor solo hay miedo.
Pretensión de Pearl S. Buck
Descarto las palabras de amor.
Ya no las necesito más.
Y ahora pretenderé ser
Exactamente como era antes.
Fingiendo, me reiré y cantaré
Hasta que caiga la noche. Luego a mi caparazón
Me arrastraré y me esconderé,

Fingiendo el cielo en mi infierno.




1928: Sigrid Undset


Resultado de imagen de sigrid undset
Añadir leyenda
   Escritora noruega. Su primer libro lo publicó en 1907 y se tituló La señora Marta Ulia, luego le siguió Jenny (1911) y Primavera (1914). Tal vez su obra más recordada es Kristin Lavransdatter, una trilogía publicada entre 1920 y 1922 y que cuenta la vida de Kristin Lavransdatter, una mujer de ficción del siglo XIV que vive en constantes conflictos en la relación con sus padres y su esposo.

   La Academia le otorgó el premio «principalmente por sus poderosas descripciones de la vida del norte durante la Edad Media”.


   Sigrid Undset (Kalundborg, Dinamarca, 20 de mayo de 1882 - Lillehammer, 10 de junio de 1949) Escritora noruega. Fue galardonada en 1928 con el premio Nobel de Literatura. Sigrid pertenece por derecho propio a aquella primera generación de mujeres “emancipadas”, que percibían un salario por su trabajo.

   Nació en Dinamarca, pero su familia se trasladó a Noruega cuando ella contaba tan solo dos años de edad. Realizó sus estudios en Oslo, pero no pudo ir a la universidad a causa de la temprana muerte de su padre que dejó a la familia en una precaria situación, así que en cuanto cumplió la edad requerida, estudió historia y arte medieval y comenzó a trabajar como secretaria en una importante empresa de ingeniería cuando contaba dieciséis años para mantener a su madre y a su hermana, mientras que durante la noche se sentaba en la cocina a escribir.

    Decidida a hacer realidad su sueño de convertirse en pintora, se fue a Roma, donde conoció a un pintor noruego, con el que se casó poco después. Su matrimonio no contribuyó a mejorar las cosas, ya que se encontró con que se esperaba de ella como mujer casada que supeditase su talento al de su marido; de hecho, fue obligada a dejar de pintar cuando nació el primero de sus cinco hijos. Las serias crisis que atravesó la pareja terminaron en un doloroso divorcio que, una vez más, la dejó a cargo de una familia aumentada por los hijos del primer matrimonio del pintor. Sigrid debía cuidar de los niños durante el día y reservar los domingos y las noches para su quehacer literario. Esto le hizo ser consciente de cuál era realmente la situación de la mujer "moderna", de forma que se decidió a tomar parte activa en los movimientos de debate político y social en favor de la mujer.

Casa museo de Sigrid Unset. Fotografía / Ian Brodie

   En el mundo actual, contaminado por tecnologías que incomunican y llevan a descreer de los valores y las esperanzas, aún quedan algunos refugios para calmar las angustias y para renacer en mitad de los inviernos del alma, como los libros de los grandes escritores que persiguen la redención espiritual, uno de ellos/as es Sigrid Unset.


Resultado de imagen de sigrid undset
   
   Al lado de una acogedora chimenea, en solitario, una mujer de ojos celestiales repasa sus hojas, entintadas con su letra suave, y sus delicados dedos se crispan con agitación, y vuelven a mover la pluma de manera lenta. Sus chicos reposan en las habitaciones, cobijados por el vaho que se desprende de las chispas de unos leños frescos, quizás pensando en el padre ausente o contando ovejitas para poder conciliar el sueño y así paliar sus penas de abandono, mientras el viento azota las ventanas y se entromete entre las rendijas de la madera y de las neuronas.

   Le gusta la madrugada para escribir y para mover los hilos de sus personajes, anclados en el pasado medieval, en los siglos XIII y XIV, como una forma de ahuyentar los miedos y poder reconciliarse con la memoria de sus compatriotas. Miedos infundados por aquel Maligno que intenta apoderarse del mundo, con su mente ávida de sangre y sus ojos avizores que se suman a otros ojos de propaganda y de filosofía equivocada.
   
   Entonces, fiel a sus convicciones, en aquella madrugada, Sigrid se persigna… y se inclina ante la Cruz de su Kristina. O quizás…

(Jorge Hernán Flórez Hurtado)




1926: Grazia Deledda


Resultado de imagen de grazia deledda
Añadir leyenda

   Nació el 27 de septiembre de 1871 en Nuoro, Italia. Sus escritos abordaban temas del amor, el dolor y la muerte. Fue una poderosa narradora de las emociones humanas. Su trabajo se ha recogido en varias ediciones que tienen traducción al español, como Cuentos de Cerdeña y otros Cuentos, Cósima y dos tomos de sus Obras Recogidas (1958 y 1963).

   De su trabajo la Academia señaló que le otorgaban el premio «por sus escritos de inspiración idealista, que, con claridad plástica, representan la vida en su isla natal y con profundidad y simpatía trata los problemas humanos en general».


Grazia Deledda retratada por Plinio Nomellini (1914)

   
   Nació en la localidad sarda de Nuoro en 1871, en una familia numerosa y acomodada. El padre, Giovanni Antonio, pequeño empresario y terrateniente, fue poeta aficionado y alcalde de Nuoro en 1892. La madre, Francesca Cambosu, fue una mujer muy religiosa que crio a sus hijos con extrema rigurosidad moral. Después de haber realizado sus estudios de educación primaria, recibió clases particulares de un profesor huésped de un familiar suyo, ya que las costumbres de la época no permitían que las jóvenes recibieran una instrucción que fuera más allá de la escuela primaria. Posteriormente, profundizó como autodidacta sus estudios literarios.


     Empezó a destacar como escritora con algunos relatos que publicó la revista L'ultima moda. Su primera obra de éxito puede considerarse que fue En el azul (1890). Sus primeras obras oscilan entre la narrativa y la poética. De ellas destaca Paisajes sardos (1896). Tras casarse con Palmiro Madesani, funcionario del Ministerio de Finanzas al que conoce en Cagliari en octubre de 1899​, la escritora se traslada a Roma y tras la publicación de Almas honestas (1895) y de El viejo de la montaña (1900), además de sus colaboraciones en la revista La SardegnaPiccola rivista y Nuova Antologia, la crítica empieza a interesarse por sus obras.

    En 1903 publica Elias Portolu que la consagra como escritora e inicia una buena serie de novelas y obras de teatro: Cenizas (1904), La hiedra (1906), Hasta el límite (1911), Colombi e Sparvieri (1912), Cañas al viento (1913), El incendio en el olivar (1918), El Dios de los vientos (1922). Cenizas fue también una película de 1916 interpretada por Eleonora Duse.

  Su obra fue alabada por Luigi Capuana y Giovanni Verga además de por otros escritores más jóvenes como Enrico ThovezPietro Pancrazi y Renato Serra. En Elías Portolu (1903) evoca la Cerdeña decadente de principios del siglo xx; su mundo es poético, pero primitivo y cerrado. La sociedad que describe es arcaica e inmovilista, y sus personajes aparecen dominados por extraños conceptos intransigentes y supersticiosos de la existencia humana, de una moralidad sumamente convencional. Falleció el 15 de agosto de 1936.



1909: Selma Ottilia Lovisa Lagerlöff



Resultado de imagen de selma ottilia lovisa lagerlöf
Seducida desde la niñez por la lectura, ya a los siete años había leido «Oceola» de Thomas Mayne Reid y, a los diez, ya conocía el contenido de la Biblia y había comenzado a interesarse por las obras de los Hermanos GrimmWalter Scott y Hans Christian Andersen, entre otros. Tiempo más tarde, su afición literaria la llevó a leer a William Shakespeare y Lord Byron.


   Tuvieron que pasar 8 ediciones del premio para que, por fin, una mujer fuera reconocida como una de las plumas más importantes de la época. Nació en Suecia y se decidió por la docencia como profesión.

   Dicen que era muy tímida, pero con una personalidad noble que la hacía poder establecer relaciones sin muchas complicaciones. En 1885 comenzó a trabajar en Landskrona, una pequeña ciudad costera sueca ubicada al oeste del país. Allí comenzó a escribir artículos y poemas para periódicos locales. Estos artículos llegaron a manos de una de las feministas más importantes de la época, Sophie Adlersparre, quien la invitó para que se conocieran. Después se convertirían en grandes amigas y Adlersparre fue una de sus primeras grandes maestras de literatura.

   Entre sus grandes obras se encuentra El maravilloso viaje de Nils Holgersson, una historia que cuenta la vida de un niño de 14 años llamado Nils, quien es hechizado por un hada. Su obra “está profundamente arraigada en cuentos populares, leyendas e historias de su distrito natal en el condado de Värmland, Suecia. Su primera novela, La saga de Gösta Berling, se separó del realismo y el naturalismo prevalecientes en ese momento y se caracteriza por una vívida imaginación. Aun así, sus obras proporcionan representaciones realistas de las circunstancias, ideas y vidas sociales de las personas durante el renacimiento religioso del siglo XIX. Selma Lagerlöf escribió en prosa. Sus historias se caracterizan por un poder descriptivo cautivador y su lenguaje por la pureza y la claridad”, se lee en la página oficial de los ganadores del Premio Nobel de Literatura.

                              ---------------------------------


   Sin el prestigioso galardón se han quedado mis admiradas “Margaritas”, Marguerite Yourcernar y Marguerite Duras, circunstancia que me parece enormemente injusta. Ya hablaré de ellas en otra entrada. Espero que no ocurra lo mismo con mi musa, Isabel Allende. Creo que ha hecho ya méritos suficientes para que le sea otorgado el Nobel de Literatura. ¿A qué esperan, señores de la Academia?


No hay comentarios: