sábado, 14 de diciembre de 2019

Y MÁS CAMBIOS VENDRÁN

  

                             Resultado de imagen de bergman el septimo sello imagenes

   Cuando te enfrentas a un problema conviene, primero, analizarlo desde distintas perspectivas para "atacarlo" de la mejor manera posible, sin precipitación, pero también sin demora, no cabe la procastinación, es decir, no es la solución esperar a que se resuelva solo; esta actitud, las más de las veces, lo que provoca es que el problema se enquiste, se cronifique o se pudra. Aunque tengamos que salir de nuestra zona de confort, hemos de bajar a la arena y dar la talla, exponernos con determinación, con resiliencia. Lo que no cabe es que, teniendo la solución a nuestro alcance, busquemos problemas a la misma y nos quedemos anclados sin mover un dedo, por el que dirán, por temor al "jaque mate" o por la resistencia natural a hacer cambios en nuestros hábitos malsanos. 
(Petrus Rypff)

   Es buena la puntualidad pero no la prisa. Hay que priorizar, no se puede abarcar todo y si de algo disponemos es de tiempo para hacer lo que nos propongamos. Las huidas hacia adelante no suelen funcionar, a veces es meritorio hacerlo pero el coste es demasiado alto, no por el qué dirán, eso a mí me la trae al pairo, sino por el sufrimiento que puede generar en uno mismo y en las personas que nos importan. El soldado "valiente" (más bien enajenado y llevado por la desesperación) que se pone de pie en la trinchera y sale corriendo hacia el enemigo granada en mano, acaba tirado en el suelo, inerte y ensangrentado, sin vida. Con mucha suerte habrá conseguido lanzar la granada que portaba en la mano pero quizás ésta, ni siquiera habrá estallado en las trincheras contrarias, porque el miedo que nace de su valentía  habrá impedido que su dedo engarrotado tire de la anilla-espoleta. 

  La estrategia debe ser distinta, elaborada, meditada y organizada, sin margen a la improvisación, ésta es mejor dejarla para los que mandan que, según les viene dadas, sacan las tijeras de podar y el rodillo de aplastar a los adversarios o dilapidan en fastos lo que no es suyo, a sabiendas de que el tesorero de turno se ocupará de emitir facturas falsas que los justifiquen. ¿No les da vergüenza aprobar decretos cuya vigencia es tan corta e improductiva? ¿No perciben que cada medida anticrisis que sacan empeora más la situación?, no sólo porque ahoga a los ciudadanos, sino porque el objetivo a cumplir es inalcanzable con las premisas utilizadas. Es como barrer en el desierto, tarea imposible si vienen vientos huracanados, avivados por la corrupción y desfachatez propias.

    Es bonito observar el amanecer pero la madrugada es especial, todo es silencio, quietud, sosiego, y de ahí nacen las mejores ideas, se organizan, se hacen fuertes, se llenan de contenido y si al alba te apetece comunicarlas, las sueltas cual palomas mensajeras, y si prefieres guardarlas, la memoria propia o del disco duro son buenos armarios. Un buen proyecto es como un buen vino, el proceso de elaboración tiene sus fases imprescindibles, pero el tiempo de maduración, en barrica de roble preferiblemente, es crucial.

    Es verdad que la realidad que vivimos nos impone prisa, sobre todo en la situación actual de crisis, pérdida de valores, sufrimiento de tantas personas... y quizás no nos podamos permitir elaborar un Gran Reserva, porque cuando estuviera preparado para su consumo, no habría ya catadores ni "compradores". A veces a uno que yo me sé, también le apetece un crianza. 
(Petrus Rypff)




HERÁCLITO
BIOGRAFIA

N. 540  a. C.-M. 480 a. C.),​ conocido también como El Oscuro de Éfeso y El filósofo llorón. Era natural de Éfeso, ciudad de Jonia, en la costa occidental del Asia Menor (actual Turquía). Como de los demás filósofos griegos anteriores a Platón, no quedan más que fragmentos de sus obras, y en gran parte se conocen sus aportes gracias a testimonios posteriores.

   Diógenes Laercio atribuye a Teofrasto la teoría de que Heráclito no completó algunas de sus obras debido a la melancolía. Diógenes relata que Heráclito era un misántropo en los asuntos humanos. Creía que Hesíodo, Pitágoras, Jenófanes y Hecateo no sabían nada y que Homero y Arquíloco merecían ser derrotados.

   La vida de Heráclito como filósofo fue interrumpida por la hidropesía. Los médicos que consultó no pudieron prescribir una cura. Diogenes enumera varias historias sobre la muerte de Heráclito: Heráclito se curó de la hidropesía y murió de otra enfermedad. Sin embargo, en un relato, el filósofo se enterró en un establo, esperando que el calor húmedo del estiércol le sacara el húmedo nocivo, mientras que otro dice que se trató con un linimento de estiércol de vaca y, después de un día propenso al sol, murió y fue enterrado en el mercado. Murió por 470 a.C. Según Neantes, después de mancharse con estiércol, Heráclito fue devorado por perros.​

Heraclitus Rijksmuseum SK-A-2784.jpeg
Heráclito llorando, por Hendrick ter Brugghen (1628)

   Filósofo griego, Uno de los filósofos y pensadores más destacados de la escuela jónica. Aristócrata, desprecia a muchos de sus conciudadanos. Diógenes Laercio, historiador griego que da a conocer la obra de Heráclito, lo presenta como un hombre interesado en las ciencias, la astronomía y la meteorología. Siguió los pasos de Hesíodo, Pitágoras, Jenófanes y Hecatreo. Su concepción cosmológica se acerca mucho al moderno concepto de la relatividad del universo.

   El mundo no es creado por los dioses, sino que ha existido y existirá para siempre, es fuego eterno que se mueve, prende y apaga según principios o leyes regulares. El cosmos es un constante cambio entre ignición, combustión y enfriamiento. Sus principios teóricos lo acercan a los filósofos jónicos y constituyen una antítesis a las soluciones dadas por la escuela de Elea.

   Heráclito era famoso por su insistencia en el cambio, con su firme compromiso con la unidad de los contrarios, a diferencia de Parménides, quien declaraba que "lo que es, no puede no ser", negando así el cambio. Por esta razón, Parménides y Heráclito se consideran comúnmente como dos de los fundadores de la ontología y la dialéctica.

   Su pregunta sobre el ser de las cosas lo conduce a establecer la solución del movimiento. Afirma que sólo existe y es real el devenir, todo fluye y nada permanece estático. Plantea el cambio constante de la materia en su aforismo "no nos bañamos dos veces en el mismo río". El universo está en permanente transformación y el sustrato de la realidad es su continuo devenir. Según Heráclito, la sustancia primordial o Arjé no es el agua ni el aire ni el apeirón, sino el fuego, que por esencia es movimiento y cambio. 
    
   En su obra, Heráclito trata De la natura sobre el universo, la política y la teología. Cratilo fue uno de sus más importantes seguidores. También las escuelas estoicas y las escépticas aceptaron y propagaron la doctrina de Heráclito de Éfeso.
PENSAMIENTO: Respecto a los contenidos esenciales de su interpretación de la naturaleza, siguiendo la línea abierta por los filósofos de Mileto, podemos destacar:

   La afirmación del cambio, o devenir, de la realidad, "Este cosmos, el mismo de todos, no lo hizo ningún dios ni ningún hombre, sino que siempre fue, es y será fuego eterno, que se enciende según medida y se extingue según medida”. El cambio se produce debido a:

- la oposición de elementos contrarios, que es interpretada por Heráclito como tensión o guerra entre los elementos. ("Conviene saber que la guerra es común a todas las cosas y que la justicia es discordia y que todas las cosas sobrevienen por la discordia y la necesidad"). Ahora bien, esa "guerra" está sometida a una ley universal, el Logos, que podemos interpretar como razón, proporción..., que regula todo el movimiento de la realidad conduciéndolo a la armonía, y unificando así los elementos opuestos; de donde se sigue la afirmación de la unidad última de todo lo real. ("No comprenden cómo esto, dada su variedad, puede concordar consigo mismo: hay una armonía tensa hacia atrás, como en el arco y en la lira".)

- La identificación del cosmos con un fuego eterno probablemente no deba ser interpretada en el sentido de que el fuego sea una materia prima original, del mismo modo en que lo eran el agua para Tales o el aire para Anaxímedes. El fuego sería la forma arquetípica de la materia, debido a la regularidad de su combustión, que personifica de un modo claro la regla de la medida en el cambio que experimenta el cosmos. Así, es comprensible que se le conciba como constitutivo mismo de las cosas, por su misma estructura activa, lo que garantiza tanto la unidad de los opuestos como su oposición, así como su estrecha relación con el Logos.

- La idea de que el mundo nos ofrece una realidad sometida al cambio no es original de Heráclito: a todos los pensadores presocráticos les impresionó dicha observación. Las afirmaciones de que "todo fluye" y "no se puede bañar uno dos veces en el mismo río" se las atribuye Platón libremente en sus diálogos, sugiriendo la correspondiente consecuencia: "nada permanece".  Probablemente Platón se dejara influir por las exageraciones sofísticas del siglo V, y por las de los seguidores de Heráclito, como Cratilo, quien al parecer afirmaba que ni siquiera era posible bañarse una vez en el mismo río; pero sus consideraciones transmitieron a la posteridad una imagen deformada del pensamiento filosófico de Heráclito, en la que abundará posteriormente Aristóteles, quien acusará a Heráclito de negar el principio de contradicción (“Una cosa no puede ser ella misma y su contrario, en el mismo aspecto y al mismo tiempo”) al afirmar que los opuestos son "uno y lo mismo".

Cuadro de diferencias entre Heráclito y Parménides El camino a la verdad es uno solo. Como consecuencia del devenir, el ca...

Cuadro de similitudes entre Heráclito y Parménides En sus escritos, re curre constantemente a personajes de su religión. A...
                                                            --------------------------------


Imágenes con Frases Célebres Cortas de la Vida

Nunca es tarde para rectificar, se puede enderezar el rumbo, es compatible dejarse guiar por el corazón y la cabeza al unísono. (Petrus Rypff)


          La imagen puede contener: texto que dice "Un sabio dijo: "No me arrepiento de mi pasado, pero si del tiempo perdido con la gente equivocada". Acción Poética"

Un Hurra por los que no se someten, por los que se levantan y no aceptan las reglas del juego, por los que han despertado y ansían otro paradigma, por los que se niegan a decir: "dame pan y dime tonto". Ojalá hubiera un eclipse de sombreros el 25 de Diciembre.  (PETRUS RYPFF)



¿ESTAMOS EN TIEMPOS DE TORMENTA?

Y una vez que la tormenta termine, no recordarás

como lo lograste, como sobreviviste. Ni siquiera

estarás seguro si la tormenta ha terminado

realmente. Pero una cosa sí es segura, cuando 

salgas de la tormenta, no serás la misma persona 

que entró en ella. De eso se trata esta tormenta.

(Haruki Murakami)



                           

Lo que no nos lleva a ningún sitio es la inacción. No entiendo a las personas que dan la batalla por perdida e hincan la rodilla.  (Petrus Rypff)



Espectacular vista de Manhattan desde el puente de Brooklin. 
- Pero...¿Qué pone ahí? 
DESPIERTA TU MENTE
¡Qué casualidad!

(Petrus Rypff)


No hay comentarios: