miércoles, 25 de diciembre de 2019

U2 VERSUS COLDPLAY (PARTE I)







U2,  banda de rock alternativo originaria de Dublín (Irlanda), formada en 1976 por  Bono  (voz), David Evans, The Edge (guitarra, teclado y voz), Adam Clayton (bajo), y Larry Mullen Jr. (batería).

                                                U2 - With Or Without You
U2

   U2 es una banda de rock alternativo originaria de Dublín (Irlanda), formada en 1976 por Paul Hewson, más conocido por Bono (1960) (voz), David Evans, conocido por The Edge (1961) (guitarra, teclado y voz), Adam Clayton (1960) (bajo), y Larry Mullen Jr. (1961)(batería).
   
    Los cuatro futuros miembros de U2 se conocieron en la escuela (Mount Temple Comprehensive School), en el año 1977, donde formaron un grupo llamado Feedback, que comenzó haciendo versiones de los Beach Boys y de los Rolling Stones. El nombre del grupo cambió al de The Hype antes de adoptar definitivamente el de U2 y ganar un concurso de jóvenes talentos en Limerick, a finales de marzo de 1978. Por aquel entonces entraron en contacto con el que sería su manager a lo largo de esos años, Paul McGuiness. Su primer single, Out of control (1979), fue todo un éxito en las listas irlandesas, y comenzaron a ser considerados como una de las bandas más prometedoras del panorama irlandés, circunstancias que les llevaron a fichar por Island y a editar su primer elepé, Boy, en 1980, producido por Steve Lillywhite.

  El sonido inicial de U2 tenía sus raíces en el post-punk, pero posteriormente irán incorporando a su música elementos de otros géneros: "Su cancionero es extenso y está repleto de variaciones: desde el rock más clásico hasta el pop más redondo, pasando por el coqueteo con la electrónica o los homenajes al góspel".​ A lo largo de la búsqueda musical de la banda, han mantenido un sonido construido a base de instrumentales melódicos, destacados por la textura musical de The Edge y la voz expresiva de Bono, a las que se suma una base característica integrada por la batería de Mullen y el bajo de Clayton. Sus letras, a menudo ordenadas con imágenes espirituales, se centran en temas personales y temática de justicia social y paz.

 Con ese primer disco, Boy, la banda pasó a ser conocida mundialmente. Después de su primera gira americana publicaron October, su segundo álbum, en 1981. El disco los encumbró hasta el top 20 en las listas, pero su consagración llegó con War, en 1983, que los catapultó definitivamente a la fama. El álbum contenía temas hoy clásicos como Sunday, bloody Sunday o New year's day que alcanzaron el top 20 como singles. Después vendría una nueva gira por USA en olor de multitudes, de la cual se extrajo un mini-elepé y un vídeo.

   Tuvieron más éxito como artistas en vivo que como artistas comerciales por lo que a venta de álbumes se refiere, hasta su álbum de 1987 que los encumbró todavía más, The Joshua Tree, el cual según la revista Rolling Stone, elevó a la banda «de héroes a superestrellas». La reacción a su "estancamiento" musical a finales de los años ochenta, hizo que el grupo decidiera reinventarse con su álbum de 1991, Achtung Baby en compañía del Zoo TV Tour; durante esta década U2 se influenciaría en el pop, la electrónica, el dance y el rock alternativo y los integraría a su sonido. Su salto más alejado a sus raíces sería en 1997 con el álbum Pop, un álbum que llevaba desde canciones de pop puro, hasta canciones más pop rock, hasta algunas sumamente alternativas como «Please». El álbum tuvo un nivel de éxito medio, pero su sencillo de presentación «Discothèque», le dio a la banda su primer sencillo top 10 en Estados Unidos desde 1992. U2 volvió a ganar un gran éxito comercial en el año 2000 con el álbum All That You Can't Leave Behind. Luego de este álbum U2 dejó de lado los sonidos experimentales que llevaron a cabo en la década de los 90, volviéndose más convencionales mientras mantenían sus influencias musicales iniciales retornando al sonido de sus primeros discos. Son uno de los artistas musicales con mayores ventas, vendiendo más de 170 millones de copias mundialmente. Han ganado 22 Premios Grammy, más que cualquier otra banda,​ y en 2005, fueron incluidos en el Rock and Roll Hall of Fame.
  
   Rolling Stone los posicionó en el puesto número 22 en su lista de los "100 Mayores Artistas de todos los tiempos".


U2 en la edición 2006 de los premios Grammy

  U2 ha grabado catorce álbumes de estudio, su trabajo más reciente es Songs of Experience que contiene 13 canciones y fue lanzado el 1 de diciembre de 2017. Al día siguiente, 2 de diciembre, se convierte en número uno mundial en iTunes.


COLDPLAY

                                               
Colplay-2.jpg
De izquierda a derecha: Jonny Buckland, Will Champion, Chris Martin, Guy Berryman
   
  Coldplay es una banda británica de pop rock y rock alternativo formada en Londres en 1996. El grupo está integrado por Chris Martin, Jon Buckland, Guy Berryman y Will Champion. Los primeros trabajos de Coldplay hicieron que la banda fuera comparada repetidas veces con artistas como Radiohead, Oasis, U2 y Travis. Alcanzaron el éxito internacional con el lanzamiento de su sencillo «Yellow», seguido por su álbum debut, Parachutes (2000), que fue nominado a los Premios Mercury. Su segundo álbum, A Rush of Blood to the Head (2002) ganó múltiples premios, incluido el de Álbum del Año según el semanario NME. Pese a que su tercer álbum, X&Y (2005) no causó tanto entusiasmo, tuvo igualmente una recepción positiva. El cuarto álbum de estudio de la banda, Viva la Vida or Death and All His Friends (2008) fue producido por Brian Eno y generó excelentes críticas, llegando a recibir nominaciones a los premios Grammy y otra clase de homenajes. Coldplay ha vendido internacionalmente 80 millones de copias. Mylo Xyloto, su quinto disco, se lanzó en octubre de 2011 y tuvo una recepción crítica matizada, además de ser el álbum de rock con más ventas en el Reino Unido en dicho año. Tres años después, en mayo de 2014, se puso a la venta el sexto álbum de la banda titulado Ghost Stories y del que se publicaron los sencillos «Magic», «Midnight», «A Sky Full of Stars» y «True Love». En diciembre de 2015 fue lanzado su séptimo álbum titulado A Head Full of Dreams donde se publicaron los sencillos «Adventure of A Lifetime», «Hymn for the Weekend», «Up&Up» y «A Head Full of Dreams».


Coldplay durante un concierto en Kansas.

   Tras el lanzamiento de Parachutes, la banda recibió la influencia de otros artistas, tales como Radiohead, Kate Bush, y U2;  George Harrison, en A Rush of Blood to the Head; Johnny Cash en X& Y  Blur y Arcade Fire en Viva la Vida. Coldplay ha sido siempre un grupo defensor activo de varias causas políticas y sociales como la campaña de Oxfam Make Trade Fair y Amnistía Internacional.


Coldplay durante la gira promocional de X&Y en 2005.

  Tienen la tradición de dar 10% de sus ingresos anuales como banda a organizaciones caritativas y además han participado en muchos proyectos de caridad como Band Aid , Live 8, Sound Relief, Hope for Haiti Now: A Global Benefit for Earthquake Relief y Teenage Cancer Trust.



                    The scientist de Coldplay



                             --------------------------------------


U2 versus COLDPLAY

   U2 y Coldplay son dos bandas que han aportado mucho a la música pop-rock de las Islas Británicas, cada una en su estilo, pero, cuando alguien dice que Coldplay ha superado a los míticos irlandeses, yo me pregunto ¿en qué?
   
   El problema con Coldplay es que las biografías que encuentras de ellos por internet están sumamente exageradas, llenas de datos falsos e inexactos y verdades a medias. Si hablamos de éxito en charts (posiciones en listas de popularidad) U2 es mucho más exitosa que Coldplay. U2 se ha convertido en la tercera banda más exitosa de la historia, sólo por detrás de Los Beatles y Los Rolling Stones, como claramente muestra el TSort Global World Chart; Coldplay ni siquiera aparece dentro de los 100.

   Eso en cuanto a posiciones de canciones en listas de popularidad se refiere. En cuanto a Ventas de Discos, según la Wikipedia en inglés  U2 tiene ventas certificadas de 170 millones de discos con una proyección de ventas estimadas de 200 millones, mientras que Coldplay tiene sólo una proyección de ventas estimadas de 100 millones de discos, es decir, la mitad que U2.

    Y lo que me hace concluir que Coldplay no ha superado a U2 es que tiene sólo 7 álbumes de estudio. Diganme, ¿Qué pueden presumir con sólo 7 álbumes de estudio? La carrera de U2 es mucho más amplia y reconocida, y ellos cuentan hasta el momento con 14 álbumes de estudio. U2 a estas alturas ya es comparable con bandas legendarias. Coldplay está muy lejos y además, su estilo, más que inspirarse en Radiohead es casi una imitación de éstos.

   La página de DR MUSICSTUDIO, de un crítico de música argentino llamado Federico, da su opinión sobre muchos grupos musicales y también sobre ambas bandas y, personalmente estoy bastante de acuerdo con él. Esta es su página principal:
http://drmusicstudio.cmact.com/
http://drmusicstudio.cmact.com/Grupos/coldplay.htm
http://drmusicstudio.cmact.com/Grupos/u2.htm
   
   Si somos objetivos la única razón para decir que Coldplay ya superó a U2 sólo puede basarse en la subjetividad. Pero si hablamos de las cosas que se pueden medir (Trayectoria, posiciones en charts, éxitos, cantidad de álbumes, reconocimiento) U2 está muy, pero muy por encima de Coldplay.
                                 ---------------------------------------------------
   Según las principales revistas y sitios web de crítica musical, U2 es también superior a Coldplay:
   VH1 clasificó a U2 como el 19 mejor artista-grupo de todos los tiempos, mientras que a Coldplay le dió la posición 67.
 http://www.discogs.com/lists/VH1-Greatest-Artists-... 
   Audio Video Revolution ubica a U2 como la novena mejor banda de la historia mientras que, a Coldplay la sitúa en la posición 98.
 http://www.avrev.com/top-100-bands-of-all-time/top...

   Acclaimedmusic coloca a U2 en la posición No. 17, mientras que a Coldplay le da la posición 173. http://www.acclaimedmusic.net/Current/1948-09art.h...  

  Rolling Stone Ubica a U2 como los artistas No. 22 en importancia, mientras que a Coldplay ni siquiera lo coloca como uno de los 100 artistas más importantes.
 http://www.imdb.com/list/8NULbWQbSE8/ 
    No existe un solo indicio para decir que Coldplay haya superado a U2.
http://drmusicstudio.cmact.com/Grupos/u2.htm

U2
ÍNDICE
TEMAS SOBRESALIENTES
1980 - Boy

1981 - October
1983 - War


1983 - Under A Blood Red Sky (live)

1984 - The Unforgettable Fire



1985 - Wide Awake In America (live)


1987 - The Joshua Tree





1988 - Rattle And Hum



1991 - Achtung Baby



1993 - Zooropa
1997 - Pop
2000 - All That You Can't Leave Behind
2004 - How To Dismantle An Atomic Bomb
I Will Follow (Boy)
Twilight (Boy)
Gloria (October)
Sunday Bloody Sunday (War)
New Year's Day (War)

Pride (In The Name Of Love) 

(The Unforgettable Fire)
Wire (The Unforgettable Fire)
Bad (The Unforgettable Fire)
Where The Streets Have No


Name (The Joshua Tree)
With Or Without You (The Joshua Tree)
Bullet The Blue Sky (The Joshua Tree)

Desire (Rattle And Hum)
All I Want Is You (Rattle And Hum)

Until The End Of The World (Achtung Baby)
Mysterious Ways (Achtung Baby)

INTRODUCCIÓN
    Quien haya venido visitando mi página desde sus inicios recordará esa aparatosa sección donde catalogaba grupos que nunca iba a revisar porque, supuestamente, no me gustaban nada. U2 figuraba entre ellos, pero lo más gracioso (o patético, según el humor) es que apenas los conocía. Yo simplemente los ponía ahí porque no estaba acostumbrado a las bandas ochenteras que no sabían rockear, y no me gustaba todo el alboroto que se armaba cada vez que salían a hacer alguna gira. Para nada. No era posible que una banda de rock que apenas se molestó en grabar la mísera cantidad de tres álbumes en toda la década de los 90's pudiera ser tan respetable, y menos cuando estaba liderada por un pomposo cabeza hueca que se creía el enviado de Dios en la tierra para cumplir con una misión.

   En retrospectiva me parece muy lógico que los tipos caigan un poco mal ya que se creen capos y no tienen demasiado interés en disimularlo cuando se muestran en la vida pública. Todo lo contrario. Quizás lo hagan a propósito como una forma de promocionarse, o quizás Bono realmente crea que está para salvar al mundo, la cuestión es que veces el autobombo que ensayan es mucho más grande que su música, cosa que tiende a irritar mucho. La imagen de U2 está diseñada para que los veamos grandes e importantes en todo momento. En sus declaraciones de prensa, en la infraestructura mastodóntica de sus shows, en el sonido aplastante de sus discos, en la factura populista de sus canciones, en los mensajes universalistas de sus letras, en las posturas exageradas sobre el escenario, en las campañas políticas que lidera Bono para enseñarle al mundo cómo se debe vivir... en TOOODOS los aspectos posibles, U2 se ha construído a sí misma como una banda INMENSA, que no perderá ni presencia, ni carisma, ni importancia aunque sigan publicando álbumes irrelevantes como los últimos cuatro cada cinco o seis años. Cuando se trata de U2, uno lo que siempre desea es que bajen un poco los humos y se muestren como una banda inteligente, humilde y cool, que no necesite andar recordándole a todo el mundo lo grandes que son para efectivamente serlo. Esa pose pretenciosa, mesiánica, onda "cambiemos el mundo" puede resultar sumamente despreciable al principio, especialmente para escépticos como yo que se sienten más identificados con personalidades más irónicas, como Bowie, Byrne o Zappa. Pero no le podemos pedir peras al olmo; U2 es una banda directa y sincera que canta sobre política y religión; que no crea ficciones, ni sátiras ni personajes y que realmente cree en el rock como una fuerza capaz de transformar la vida de la gente. Es cuestión de acostumbrarse.

   ¿Y qué buena razón hay para acostumbrarse? Muy simple: buenas canciones. Contrariamente a lo que yo pensaba en un principio, Bono y compañía pueden respaldar sus ínfulas de grandeza con un vasto currículum de clásicos absolutos que poquísimas (por no decir ninguna) banda de los últimos 25 años puede darse el lujo de ostentar. Es muy tentador descartarlos como el símbolo más perfecto del rock corporativo, como una aceitada maquinaria de hacer millones y como un mero entretenimiento de estadio para masas amorfas; pero cuando uno repasa y escucha temas como I Will Follow, Gloria, Sunday Bloody Sunday, New Year's DayPrideBad o With Or Without You lo mejor que puede hacer es CALLARSE LA BOCA. Es decir, si son rock corporativo, máquina de hacer millones y entretenimiento para masas, por lo menos son capaces de escribir temazos impresionantes y eso es lo que importa en última instancia. Además, en el mundo capitalista en el que habitamos cualquier banda de éxito termina convirtiéndose en una factoría de dólares, se llame U2, Beatles, Pink Floyd, Stones o quien sea: es cuestión de observar si además de hacerse ricos los músicos dejan algún legado artístico digno de recordarse. U2 lo hace.
                               U2 - Gloria - Live At Red Rocks (sub. español)
   Estimo que no hace falta aclarar que ahora la banda me encanta. No está entre mis absolutas favoritas, pero serán más las veces que la defienda que las que la ataque, y no fue necesario más que escuchar un puñado de sus clásicos para convertirme. En definitiva, U2, como toda banda, tiene sus fortalezas y sus debilidades. Estas últimas son bastante claras y no resisten demasiado análisis. Para empezar, los tipos nunca pudieron grabar un disco consistente de principio a fin; siempre hay algún relleno, siempre hay alguna canción totalmente irrelevante metida por ahí, de esas que pasan flotando sin hacer absolutamente nada para ser recordadas. Pero lo peor es que, siguiendo un criterio poco lúcido, suelen ubicar los highlights en los primeros tracks y dejan todo el relleno para el resto del álbum, lo cual determina que pasados los primeros cuatro o cinco temas sus discos se hundan y no queramos escucharlos más. Esta práctica llega a sus extremos más perversos en obras como Joshua Tree o All That You Can't Leave Behind, pero en general la tendencia siempre es la misma. Como técnica resulta efectiva para impactar de entrada, pero es contraproducente si la idea es que el oyente se quede a escuchar hasta el final; los discos de U2 son todos muy difíciles de escuchar enteros sin perder el hilo o el placer, salvo excepciones honrosas. Lo que está claro es que por más clásicos que pueda tener el grupo tener en su haber, no existe tal cosa como una "obra maestra" de U2.

   También suele decirse que sus canciones son muy pobres melódicamente y que apelan más que nada a artilugios de producción y de performance para disimular su falta de ideas compositivas. Y es verdad: muchas veces la grandeza de los temas de U2 se basa casi exclusivamente en las texturas atmosféricas de sus guitarras, en la potencia de su sección rítmica o en la intensidad súperapasionada de Bono al cantar; puro maquillaje detrás del cual no hay mucha canción que digamos. The Edge hace sus trucos, Bono lanza un par de gritos con su característico feeling y listo: ese es todo el proceso de composición que necesita la banda.

   Sin embargo, esto no me molesta mucho. Si bien la fórmula puede hacerse cansina en ciertos momentos poco inspirados, esto es, en definitiva, lo que U2 sabe hacer como nadie. El genio de U2 pasa, justamente, por provocar una verdadera orgía de sensaciones a partir de melodías, armonías y secuencias de acordes de escasísima elaboración. Un caso paradigmático es Bad; en Bad la banda logra una intensidad y un feeling demoledores con casi nada; la canción es poco más que un zumbido monocorde donde The Edge suelta dos o tres efectos de atmósfera pura mientras Bono exprime su caja torácica al máximo sin ningún alarde de melodía. Y es una obra maestra arrolladora. Algo similar ocurre con Bullet The Blue Sky, que suena como una pesadilla apocalíptica sin más que una serie de cortinas de distorsión eléctrica y una batería a buen volumen. Los tipos lo tienen muy claro, y saben que pueden deslumbrar sin tener siquiera que cambiar de acorde. Corren sus riegos, lógico, y cada tanto hay que realizar algún que otro tema interminable, pero en general siempre hay "ALGO" mágico detrás de esa aparente falta de habilidad compositiva.



                         U2 - Bullet the blue sky - Boston (Sub. español)

   Casi sin quererlo pasamos de los defectos a las virtudes, o, mejor dicho, a la GRAN VIRTUD que tiene la banda. Los tipos son maestros de la atmósfera, del estado de ánimo, del SONIDO. Hay discos más rockeros (War), discos más ambientales (Joshua Tree) y discos más electrónicos (Achtung Baby), pero siempre está ese sonido tan profundo, exquisito y potente que te sumerge, te envuelve, te succiona inevitablemente, aunque no estés ante la banda más pegadiza de la historia. Es un sonido que además le da al grupo una fuerte identidad; si escuchas uno de sus temas sabes que es U2 y solamente U2; no hay banda en la historia que suene igual. Describirlo fielemente es imposible con la estrechez del lenguaje; por supuesto que la guitarra de The Edge (uno de los guitarras más innovadores y talentosos de todas las épocas) tiene muchísimo que ver, y a su inimitable estilo debemos la inmortalidad del sonido del grupo. Los diferentes efectos que el tipo logra alternando delay, flanger, eco y distorsión son, a veces, puro genio. También ayudan mucho los productores: Steve Lillywhite les dió un sonido limpio y compacto pero empapado de energía rockera; Eno y Lanois los llevaron más hacia lo atmosférico y solemne. El resultado de esta alquimia tecnológica es una música que ha definido una década: por momentos suena interesante; a veces es relajante; en ocasiones muy potente y también profunda, o bizarra. A veces es iracunda y oscura; otras veces es solemne y luminosa; a ratos se hace simplemente febril, adictiva y te hace imaginar y sentir cosas que... En fin. Dinámicas y tensión. Esas dos palabras definen la música de U2 ¿No te dicen nada? Ok, escuchemos.

   Hay que ser honestos, los últimos quince años los han dedicado a robar: apenas editaron cinco discos, entre los cuales sólo Achtung Baby puede ser considerado de cierta trascendencia por la notable ruptura estilística que ofrece. Sin embargo, en los 80's los tipos bien pueden reclamar el título de mejor banda de la década. Sus álbumes se podrían agrupar de tres en tres; los tres primeros marcan la que es, sin duda, mi etapa preferida del grupo; allí los tipos suenan siempre frescos, inspiradores, desbordantes de una energía sin frenos que, combinada con varios trucos de producción de su arsenal, nos deja un estilo que logra ser interesante por un lado y potente por  otro. Es U2 rockeando como los pendejos que eran, pero rockeando a su manera: con un sonido de guitarra moderno que seduce a cualquiera.

   Con la siguiente trinidad de discos los excelentes sonidos de guitarra se mantienen, pero desaparece casi por completo la potencia. Bono y su banda dejan de rockear; en vez de eso, se ponen a predicar mensajes universalistas poco sutiles y a imaginar fábulas místicas sobre los Estados Unidos (?), todas convenientemente edulcoradas con heladas masas de sonido ambiental que ahora no sólo no tienen gancho, sino que tampoco tienen energía. Obvio: el talento sigue allí, y ocasionalmente logran catarsis explosivas sin explotar en absoluto (***Bad***), lo cual sólo se logra si uno es muy capo. Pero más allá de este tipo de salvedades, está claro que el U2 de fines de los 80's suena mucho menos excitante que el de antes y mi impresión personal cada vez que los escucho es que se durmieron en los laureles de la fama y el dinero, al menos por un momento.

   Pero despertaron, y con el Achtung Baby volvieron a morder bastante, inaugurando los 90's a través de una especie de techno-pop de inspiración netamente europea que no pierde nada de identidad, aunque para estas alturas la calidad compositiva dista mucho de ser pareja, tal como lo demostrarán a lo largo de los 90's los irrelevantes Zooropa y Pop. Con los albores del nuevo milenio U2 ha preferido regresar a las fuentes, y sus dos últimos álbumes navegan en un cómodo mar de mediocridad donde flotan pálidos reciclajes de sus épocas más gloriosas mezclados con generosas dosis de aburridísimo adult-rock y dos o tres clásicos genuinos para compensar.

                                              U2 - Zoo Station - Achtung Baby
   Aún con todas sus vicisitudes y a pesar de que prácticamente ya no existan, U2 es una banda grossa. Hoy en día están demasiado identificados con el mainstream musical más aburguesado como para generar algún tipo de intriga o frascinación genuina en los potenciales oyentes, pero creánme que escuchar a alto volumen alguno de sus mejores momentos continúa siendo una experiencia demoledora incomparable con la que te pueda entregar cualquier otro grupo. Su mezcla perfecta entre sonido, solemnidad e intensidad, en complicidad con una docena de clásicos imposibles de olvidar, ha hundido un cuchillo afilado en los surcos de la historia del rock. Y la sangre, creo yo, manará todavía por un buen tiempo.



                 U2 - Zooropa- Where the streets have no name - Vivo en Paris - Subtitulado

No hay comentarios: