sábado, 30 de noviembre de 2019

RECUERDO EL BRILLO DE SU LLAMA




   “No es malo extrañar a nadie, lo importante es que seas consciente de ello y que no te pierdas a ti mismo, que la ansiedad no nuble tu ser”. “No es malo el apego, es natural, El apego seguro nos brinda una vida más plena y paradójicamente, alguien con esta característica es más independiente. El apego seguro se puede aprender, todo el mundo necesita de los demás, y también necesita de estar conectado consigo mismo”. “Si el apego causa sufrimiento , aprendamos a soltar, cultivemos el darnos cuenta (awareness) y la compasión”.
                              -------------------------------------


Recuerdo el brillo de su llama invitándome a entrar,
me sentía atraído por una creencia de libertad 
tras de sus pasos, era feliz estancia y certero amanecer.
Pero una sensación me llevaba a seguir mirando atrás,
era como si la realidad estuviera fuera del umbral que iba a traspasar. No continúes viajero, sigue tu camino al raso,
aquí no darás ni un paso
y tu alma será sometida a una prisión sin fondo. 

La luz que sigues es tu horror y yo soy tu vida, 
tu libertad está fuera,
si entras, tu descanso será una utopía al igual que tu muerte. 
¡Vuelve al desierto!
Ésto, querido ser, es el hotel California.

(Calvin Chesnut)

                                            the eagles – hotel california



Mi descripción...solo falta que alguien me ame...empezaré por mí...haha
                      
  Al amanecer

  la luz se posa en tu mirada


  tu piel atrapa


  la quietud de la mañana,


  todo es silencio


  mis dedos siguen el dictado


  de tus curvas de vértigo


  tus pechos al fin desnudos


  piden una suave caricia


  esbozas una tierna sonrisa


  Y me dices: Buenos días.


  (PETRUS RYPFF)




      Ahora tu paso es firme y vas a conseguir lo que te propongas, aunque no sea fácil, aunque tengas que sortear obstáculos que a buen seguro encontrarás en el camino, nadie lo tiene fácil, pero el coraje que has atesorado a lo largo de la ruta recorrida va a hacer que avances más rápido de lo que nunca imaginaste. Ela, aunque no te conoce, te va a ayudar desde su atalaya, intuye tu valor y sabe lo que has pasado.

   Tus ojos sienten ahora, lo observan todo, te avisan y te salvan, te empujan y te invitan y tú sigues sus instrucciones, en silencio, porque ellos mandan. Pero tienes que creértelo. Tus ojos han aprendido a sonreír y ahora mandan ellos, se enteran de todo cuando amas. Ahora bien, tú tienes que avisarles que hay más cosas por ver, aún queda camino y amores por encontrar, que estén atentos, no vaya a ser que te indiquen el camino equivocado y tú procura no olvidar algo tan simple como importante: tus ojos son todo lo que está bien.  Ela sabe, porque se lo he contado, que puedes equivocarte, todos cometemos errores, pero la senda que has elegido, nos parece la adecuada, y lo más importante, te lo parece a ti. Eres tan libre como el pájaro que yo fui, el pájaro que aún me habita, porque al final conseguí escapar del museo donde me visitaban en Manhattan. 
   
   No somos una amenaza para nadie, no podríamos serlo porque nuestra alma es limpia. Si como abejas claváramos nuestro aguijón a alguien, al carecer de veneno, no causaría ninguna reacción, solo sentiría el "receptor" un leve picotazo. Sería un aviso de que abejas venenosas podrían venir si la persona en cuestión no endereza el rumbo, si es que desea enderezarlo.

(Petrus Rypff)


                                   

No hay comentarios: