miércoles, 20 de noviembre de 2019

BOB DYLAN, EL MÚSICO NOBEL DE LITERATURA




Bob Dylan - Azkena Rock Festival 2010 2.jpg
Bob Dylan en el Azkena Rock Festival de Vitoria en 2010.

Nombre real:  Robert Allen Zimmerman
Nacimiento:  24 de mayo de 1941 (78 años)
Duluth, Estados Unidos. Nacionalidad  Estadounidense
Cónyuge   Sara Lownds (matr. 1965; div. 1977)
Carolyn Dennis (matr. 1986; div. 1992)
Hijos Jesse, Anna Lea, Samuel Isaac, Jakob y Desirée Gabrielle
Ocupación Músico, compositor, cantautor, productor, poeta
Género(s) Rock, folk, folk rock, country rock, rock and roll, blues, blues rock, gospel, canción de protesta
Instrumento(s)  Voz, Guitarra, Armónica, Bajo, Piano, Teclado
Período de actividad 1959-presente
Discográfica(s)  Columbia, Asylum

   Bob Dylan (Duluth, Minesota, Estados Unidos, 24 de mayo de 1941), registrado al nacer como Robert Allen Zimmerman es un músico, compositor, cantante y poeta estadounidense, ampliamente considerado como una de las figuras más prolíficas e influyentes en la música popular del siglo XX y de comienzos del siglo XXI.

   Gran parte de su trabajo más célebre data de la década de 1960, en la que se dio a conocer como cantautor folk con composiciones como «Blowin' in the Wind» y «A Hard Rain's a-Gonna Fall» con un importante contenido de protesta social. Tras dejar atrás la música folk, Dylan modificó la música popular en 1965 con el álbum Highway 61 Revisited, uno de los trabajos musicales más influyentes del siglo XX, en el que combinó la música rock con composiciones complejas y literarias influidas por imaginería surrealista. Su primer sencillo, «Like a Rolling Stone», fue elegido como la mejor canción de todos los tiempos por la revista Rolling Stone y alcanzó el segundo puesto en la lista estadounidense Billboard Hot.

   Tras Highway 61 Revisited, Bob Dylan consolidó su interés por el rock y el blues con trabajos como Blonde on Blonde y exploró nuevos registros musicales como el country rock en Nashville Skyline y Self Portrait. A lo largo de la década de 1970, después de sufrir un accidente de motocicleta en 1966 y no salir de gira durante ocho años, obtuvo un mayor éxito comercial con discos como Planet Waves, Blood on the Tracks y Desire, números uno en su país natal. A finales de la década, abrió una nueva etapa musical con la publicación de Slow Train Coming, con una profunda temática religiosa. Aunque el trasfondo religioso y su interés por la Biblia se mantuvo a lo largo de los años, después de Infidels comenzó a grabar discos con un mayor peso de temas seculares como Knocked Out Loaded y Down in the Groove, que obtuvieron peores resultados comerciales y de crítica.

   La carrera musical de Dylan resurgió a finales de la década de 1980 con el lanzamiento de Oh Mercy, producido por Daniel Lanois calificado por la prensa como el «regreso a la formalidad musical», y con la formación de The Traveling Wilburys con George Harrison, Roy Orbison, Tom Petty y Jeff Lynne. Tras un breve retorno al folk a principios de la década de 1990, en trabajos como Good as I Been to You y World Gone Wrong, Dylan volvió a trabajar con Lanois en Time Out of Mind, un álbum con un «sonido nebuloso y ominoso» que ganó el Grammy al álbum del año en la 40.ª entrega de los premios. Desde Time Out of Mind, publicado en 1997, sus álbumes más recientes "Love and Theft", Modern Times y Together Through Life— han obtenido el respaldo de la prensa musical y del público.

   Las letras de Dylan incorporan una variedad de temas sociales, políticos, filosóficos y literarios que desafiaron la música pop convencional existente y apelaron generalmente a la contracultura emergente en la época. Influido por Woody Guthrie, Robert Johnson y Hank Williams, Dylan amplió y personalizó géneros musicales a lo largo de cinco décadas de carrera musical, en las que exploró la tradición musical estadounidense con el folk, el blues, el country, el gospel, el rock and roll y el rockabilly, así como la música folk inglesa, escocesa e irlandesa, pasando por el jazz y el swing. Dylan toca la guitarra, la armónica y los teclados, y respaldado por una alineación de músicos cambiante, ha salido de gira anualmente desde finales de la década de 1980, en lo que se conoce como Never Ending Tour —en español: La gira interminable—.

   A lo largo de su carrera, Dylan ha sido reconocido y honrado por sus composiciones, interpretaciones y grabaciones. Sus discos le han valido varios Grammys, Globos de Oro y premios de la Academia, y su nombre se halla en el Salón de la Fama del Rock and Roll, el Salón de la Fama de Compositores de Nashville y el Salón de la Fama de los Compositores. En enero de 1990, fue investido Caballero de la Orden de las Artes y las Letras por el Ministro de Cultura de Francia Jack Lang. En 1999, fue incluido en la lista de las cien personas más influyentes del siglo XX elaborada por la revista Time. En el año 2000, ganó el Premio de Música Polar de la Real Academia Sueca de Música, y en 2004 alcanzó el segundo puesto en la lista de los cien mejores artistas de todos los tiempos elaborada por la revista Rolling Stone, después de The Beatles. El 13 de junio de 2007 fue premiado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, y un año después recibió un reconocimiento honorario del Premio Pulitzer por su «profundo impacto en la música popular y en la cultura norteamericana, marcado por sus composiciones líricas de extraordinario poder poético». En este contexto, desde 1996 diversos autores y académicos nominaron a Dylan para la candidatura del Premio Nobel de Literatura. En mayo de 2012, recibió la Medalla Presidencial de la Libertad por parte del presidente Barack Obama.

Dylan saluda al Presidente de los Estados Unidos Barack Obama tras una actuación en la Casa Blanca para celebrar la música del movimiento por los derechos civiles, el 9 de febrero de 2010.

   El 13 de octubre de 2016, la Academia Sueca le otorgó el Premio Nobel de Literatura por «haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición de la canción estadounidense».

Hogar de Hibbing (Minesota) donde Dylan pasó la mayor parte de su infancia.
Nombre real: Robert Allen Zimmerman
Nacimiento : 24 de mayo de 1941 (78 años)
Duluth, Estados Unidos
Nacionalidad  Estadounidense
Cónyuge   Sara Lownds (matr. 1965; div. 1977)
Carolyn Dennis (matr. 1986; div. 1992)
Hijos Jesse, Anna Lea, Samuel Isaac, Jakob y Desirée Gabrielle
Ocupación Músico, compositor, cantautor, productor, poeta
Género(s) Rock, folk, folk rock, country rock, rock and roll, blues, blues rock, gospel, canción de protesta
Instrumento(s)  Voz, Guitarra, Armónica, Bajo, Piano, Teclado
Período de actividad 1959-presente
Discográfica(s)  Columbia, Asylum

   Bob Dylan (Duluth, Minesota, Estados Unidos, 24 de mayo de 1941), registrado al nacer como Robert Allen Zimmerman es un músico, compositor, cantante y poeta estadounidense, ampliamente considerado como una de las figuras más prolíficas e influyentes en la música popular del siglo XX y de comienzos del siglo XXI.

   Gran parte de su trabajo más célebre data de la década de 1960, en la que se dio a conocer como cantautor folk con composiciones como «Blowin' in the Wind» y «A Hard Rain's a-Gonna Fall» con un importante contenido de protesta social. Tras dejar atrás la música folk, Dylan modificó la música popular en 1965 con el álbum Highway 61 Revisited, uno de los trabajos musicales más influyentes del siglo XX, en el que combinó la música rock con composiciones complejas y literarias influidas por imaginería surrealista. Su primer sencillo, «Like a Rolling Stone», fue elegido como la mejor canción de todos los tiempos por la revista Rolling Stone y alcanzó el segundo puesto en la lista estadounidense Billboard Hot.

   Tras Highway 61 Revisited, Bob Dylan consolidó su interés por el rock y el blues con trabajos como Blonde on Blonde y exploró nuevos registros musicales como el country rock en Nashville Skyline y Self Portrait. A lo largo de la década de 1970, después de sufrir un accidente de motocicleta en 1966 y no salir de gira durante ocho años, obtuvo un mayor éxito comercial con discos como Planet Waves, Blood on the Tracks y Desire, números uno en su país natal. A finales de la década, abrió una nueva etapa musical con la publicación de Slow Train Coming, con una profunda temática religiosa. Aunque el trasfondo religioso y su interés por la Biblia se mantuvo a lo largo de los años, después de Infidels comenzó a grabar discos con un mayor peso de temas seculares como Knocked Out Loaded y Down in the Groove, que obtuvieron peores resultados comerciales y de crítica.

   La carrera musical de Dylan resurgió a finales de la década de 1980 con el lanzamiento de Oh Mercy, producido por Daniel Lanois calificado por la prensa como el «regreso a la formalidad musical», y con la formación de The Traveling Wilburys con George Harrison, Roy Orbison, Tom Petty y Jeff Lynne. Tras un breve retorno al folk a principios de la década de 1990, en trabajos como Good as I Been to You y World Gone Wrong, Dylan volvió a trabajar con Lanois en Time Out of Mind, un álbum con un «sonido nebuloso y ominoso» que ganó el Grammy al álbum del año en la 40.ª entrega de los premios. Desde Time Out of Mind, publicado en 1997, sus álbumes más recientes "Love and Theft", Modern Times y Together Through Life— han obtenido el respaldo de la prensa musical y del público.

   Las letras de Dylan incorporan una variedad de temas sociales, políticos, filosóficos y literarios que desafiaron la música pop convencional existente y apelaron generalmente a la contracultura emergente en la época. Influido por Woody Guthrie, Robert Johnson y Hank Williams, Dylan amplió y personalizó géneros musicales a lo largo de cinco décadas de carrera musical, en las que exploró la tradición musical estadounidense con el folk, el blues, el country, el gospel, el rock and roll y el rockabilly, así como la música folk inglesa, escocesa e irlandesa, pasando por el jazz y el swing. Dylan toca la guitarra, la armónica y los teclados, y respaldado por una alineación de músicos cambiante, ha salido de gira anualmente desde finales de la década de 1980, en lo que se conoce como Never Ending Tour —en español: La gira interminable—.

   A lo largo de su carrera, Dylan ha sido reconocido y honrado por sus composiciones, interpretaciones y grabaciones. Sus discos le han valido varios Grammys, Globos de Oro y premios de la Academia, y su nombre se halla en el Salón de la Fama del Rock and Roll, el Salón de la Fama de Compositores de Nashville y el Salón de la Fama de los Compositores. En enero de 1990, fue investido Caballero de la Orden de las Artes y las Letras por el Ministro de Cultura de Francia Jack Lang. En 1999, fue incluido en la lista de las cien personas más influyentes del siglo XX elaborada por la revista Time. En el año 2000, ganó el Premio de Música Polar de la Real Academia Sueca de Música, y en 2004 alcanzó el segundo puesto en la lista de los cien mejores artistas de todos los tiempos elaborada por la revista Rolling Stone, después de The Beatles. El 13 de junio de 2007 fue premiado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, y un año después recibió un reconocimiento honorario del Premio Pulitzer por su «profundo impacto en la música popular y en la cultura norteamericana, marcado por sus composiciones líricas de extraordinario poder poético». En este contexto, desde 1996 diversos autores y académicos nominaron a Dylan para la candidatura del Premio Nobel de Literatura. En mayo de 2012, recibió la Medalla Presidencial de la Libertad por parte del presidente Barack Obama.

   El 13 de octubre de 2016, la Academia Sueca le otorgó el Premio Nobel de Literatura por «haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición de la canción estadounidense».

 BIOGRAFÍA

   Robert Allen Zimmerman nació en el hospital St. Mary de Duluth, Minesota, el 24 de mayo de 1941 y se crio en las colinas de hierro Mesabi, en Hibbing, al oeste del Lago Superior. Sus abuelos paternos, Zigman y Anna Zimmerman, emigraron desde Odessa actual Ucrania a los Estados Unidos a causa de un pogromo antisemita acaecido en 1905. Por otra parte, sus abuelos maternos, Benjamin y Lybba Edelstein, eran judíos lituanos que llegaron a América en 1902. En su autobiografía Chronicles: Volume One, Dylan escribió que el apellido de su abuela materna era Kirguís y que su familia procedía de Kağızman, en la región de Anatolia Oriental al este de Turquía.

   Sus padres, Abram Zimmerman y Beatrice «Beatty» Stone, formaban parte de una reducida comunidad judía. Robert Zimmerman vivió en Duluth hasta los seis años, cuando su padre contrajo la poliomielitis y su familia volvió a Hibbing, la ciudad natal de su madre, donde pasó el resto de su infancia. Robert pasó gran parte de su juventud escuchando la radio, primero con emisoras que transmitían blues y country desde Shreveport, Luisiana, y posteriormente con emisoras de rock and roll. Durante su estancia en la escuela superior de Hibbing, formó varias bandas como The Shadow Blasters, de corta duración, o The Golden Chords, donde interpretaba versiones de canciones de Little Richard y de Elvis Presley. Con The Golden Chords, su interpretación del tema de Danny & The Juniors «Rock and Roll is Here to Stay» en el concurso de talentos de la escuela fue tan ruidosa que el director se vio obligado a apagarle el micrófono. En 1959, Robert escribió como principal ambición en el anuario de la escuela: «Unirme a Little Richard». El mismo año, usando el seudónimo de Elston Gunn, acompañó a Bobby Vee tocando el piano e improvisando palmas durante dos conciertos.

   Dylan ha evocado esa época en estos términos: “El pueblo en el que crecí estaba totalmente apartado del centro de la cultura. Estaba fuera de los márgenes del momento. Tenías todo el pueblo para vagabundear. Simplemente había bosques, cielo, ríos y corrientes, invierno, verano, primavera y otoño. La cultura se basaba fundamentalmente en circos y carnavales, predicadores y pilotos, espectáculos para leñadores y cómicos, bandas de música y programas de radio excepcionales”.

   Zimmerman se trasladó a Mineápolis en septiembre de 1959 para matricularse en la Universidad de Minnesota. Durante la época, su inicial interés por el rock and roll dejó paso a un mayor acercamiento al folk estadounidense. En 1985, Dylan explicó su atracción por la música folk: «Lo que pasaba con el rock and roll es que, para mí, de todos modos, no era suficiente... Había muy buenas frases pegadizas y un ritmo contagioso, pero las canciones no eran serias o no reflejaban la vida de un modo realista. Supe que cuando me metí en la música folk, era una cosa más seria. Las canciones estaban llenas de tristeza, de triunfo, de fe en lo sobrenatural, y tenían sentimientos más profundos». Durante su estancia en Mineápolis, comenzó a tocar en el Ten O'Clock Scholar, una cafetería a pocos bloques del campus universitario, y se involucró activamente en el circuito local de música folk de Dinkytown.Durante sus días en Dinkytown, Zimmerman comenzó a cambiar su nombre. Según el biógrafo Robert Shelton, confió su nuevo nombre a su por entonces novia, Echo Helstrom, a quien dijo que había encontrado «un gran nombre, Bob Dillon». Shelton conjeturó que el nombre de Dillon procedía de dos fuentes: de Matt Dillon, de la serie de televisión Gunsmoke, y de los Dillon, una de las principales familias de Hibbing. Cuando Shelton comenzó a escribir su biografía a mediados de la década de 1960, Dylan le dijo: «Di en tu libro que yo no tomé mi nombre de Dylan Thomas. La poesía de Dylan Thomas es para gente que no está realmente satisfecha en la cama, para gente que excava en el romance masculino». Shelton añadió que sólo cuando llegó a Nueva York en 1961, Zimmerman comenzó a deletrear su apellido como «Dylan», momento en que ya estaba familiarizado con la obra del poeta Dylan Thomas.

   No obstante, el propio Dylan reconoció en Chronicles, Volume One que había estado influido por Dylan Thomas a la hora de cambiar su nombre artístico: «Había visto algunos poemas de Dylan Thomas. La pronunciación de Dylan y Allyn era similar. Robert Dylan. Robert Allyn. La letra D tenía más fuerza. Sin embargo, el nombre Robert Dylan no era tan atractivo como Robert Allyn. La gente siempre me había llamado Robert o Bobby, pero Bobby Dylan me parecía cursi, y además ya estaban Bobby Darin, Bobby Vee, Bobby Rydell, Bobby Neely y muchos otros Bobbies. La primera vez que me preguntaron mi nombre en Saint Paul, instintiva y automáticamente solté: Bob Dylan».

Década de 1960. Traslado a Nueva York y contrato con Columbia (1960-1962)

   Zimmerman abandonó la Universidad de Minnesota en mayo de 1960, al final de su primer año de carrera. En enero de 1961, viajó a Nueva York con la esperanza de ver a Woody Guthrie, que estaba gravemente enfermo a causa de la enfermedad de Huntington en el hospital psiquiátrico de Greystone Park. Guthrie había sido una revelación para Dylan y fue su mayor influencia en su primera etapa musical. Describiendo el impacto que Guthrie tuvo en él, Dylan escribió: «Las canciones en sí tenían el barrido infinito de la humanidad... [Él] fue la verdadera voz del espíritu norteamericano. Me dije a mí mismo que iba a ser el discípulo más grande de Guthrie». Además de visitar a Guthrie en el hospital, Dylan entabló una amistad con su acólito Ramblin' Jack Elliott, que había adaptado gran parte del repertorio de Guthrie y a quien Dylan pagó tributo en el libro Chronicles: Volume One.

   Desde febrero de 1961, Dylan comenzó a tocar en varios clubes de Greenwich Village, donde tocó material de artistas de la escena folk como Dave Van Ronk, Fred Neil, Odetta, New Lost City Ramblers y The Clancy Brothers. En septiembre, comenzó a ganar cierto reconocimiento público cuando Robert Shelton reseñó en The New York Times un concierto del Gerde's Folk City. El mismo mes, tocó la armónica para Carolyn Hester durante la grabación de su tercer álbum, momento en el que coincidió con el productor John H. Hammond. Un mes después, Hammond fichó a Dylan para Columbia Records. En marzo de 1962 publicó Bob Dylan, su álbum debut con Columbia, integrado por material tradicional folk, blues y gospel con dos composiciones propias, «Song to Woody» y «Talkin' New York». El álbum obtuvo un escaso éxito comercial, con 5 000 copias vendidas en su primer año. Dentro de Columbia, Dylan comenzó a ser tachado como el «disparate de Hammond» y sugirieron rescindir su contrato, pero Hammond lo defendió y al mismo tiempo encontró un buen defensor en Johnny Cash, otro músico de la discográfica y seguidor de Dylan.

   En agosto de 1962, dio dos importantes pasos en su carrera musical. Cambió su nombre legal por el de Bob Dylan y firmó un contrato de representación con Albert Grossman. Grossman fue el representante de Dylan hasta 1970 y se caracterizó por su personalidad a veces conflictiva y por la lealtad protectora hacia su principal cliente. Dylan comentó sobre Grossman: «Era algo así como una figura de Coronel Tom Parker... podías olerlo cuando venía». Las tensiones entre Grossman y Hammond obligaron al segundo a abandonar la grabación del segundo álbum de Dylan, que fue reemplazado por Tom Wilson.

                      
Bob Dylan con Joan Baez en la marcha por los Derechos Civiles en Washington, D. C. en 1963.
  
   En diciembre de 1962, Dylan viajó por primera vez al Reino Unido, donde fue invitado por el director Philip Saville para aparecer en The Madhouse on Castle Street, una obra dirigida para la BBC. Aunque las grabaciones fueron destruidas en 1968 y no se conservan copias de la obra, Dylan apareció al final de la representación tocando «Blowin' in the Wind». Durante su estancia en Londres, Dylan tocó en varios locales de folk como The Troubadour, Les Cousins y Bunjies, y aprendió nuevas canciones folk de artistas como Martin Carthy.

   Con el lanzamiento de The Freewheelin' Bob Dylan en mayo de 1963, Dylan creció significativamente como cantautor folk. Gran parte de las canciones de The Freewheelin' fueron canciones protesta inspiradas en Guthrie y Pete Seeger.Al respecto, «Oxford Town» reflejó de forma irónica la experiencia de James Meredith en ser el primer negro en matricularse en la Universidad de Misisipi.The Freewheelin' también incluyó «Blowin' in the Wind», una de sus canciones más famosas, cuya melodía deriva de la canción tradicional «No More Auction Block» y cuya letra cuestiona el Statu quo sociopolítico en la época. La canción fue ampliamente versionada y se convirtió en un éxito internacional de la mano de Peter, Paul and Mary, sentando un precedente para muchos otros artistas que obtuvieron éxitos con composiciones de Dylan. Por otra parte, «A Hard Rain's a-Gonna Fall» está basada musicalmente en la balada de folk «Lord Randall», y con sus referencias al apocalipsis nuclear, la canción ganó resonancia durante el desarrollo de la crisis de los misiles en Cuba. Al igual que «Blowin' in the Wind», «A Hard Rain's a-Gonna Fall» marcó una nueva dirección en la composición moderna, haciendo uso del monólogo interior y la lírica imaginativa con las formas tradicionales del folk.

   Aunque las primeras composiciones de Dylan solidificaron su temprana reputación, The Freewheelin' también incluyó una mezcla de canciones de amor y blues jocosos. Al respecto, el humor supuso una parte de la personalidad musical de Dylan, y la gama de material en el álbum impresionó a oyentes como George Harrison, guitarrista de The Beatles. Harrison comentó: «Acabábamos de escucharlo, nos trasladó. El contenido de las letras de las canciones y simplemente la actitud —era increíblemente original y maravilloso». Por otra parte, la voz áspera de Dylan supuso un impedimento para algunos oyentes a la par que una atracción para otros. Sobre el impacto que Dylan tuvo en ella y en su marido, la escritora Joyce Carol Oates escribió: «Cuando escuché por primera vez esta voz muy joven, áspera y aparentemente inexperta, francamente nasal, como si pudiera cantar el papel de lija, el efecto fue dramático y electrizante». Muchas de sus primeras canciones alcanzaron al público en general a través de versiones realizadas por otros intérpretes como Joan Baez, que se convirtió en la primera protectora de Dylan, así como en su amante. Baez fue determinante a la hora de elevar a Dylan a la popularidad nacional e internacional con numerosas versiones de sus composiciones y al invitarle frecuentemente a tocar en sus propios conciertos.

De The Times They Are a-Changin' a Another Side of Bob Dylan (1963-1964)

        
  Bob Dylan en un concierto en la Universidad de St. Lawrence, Nueva York (1963).
   
    En mayo de 1963, el perfil político de Dylan creció cuando abandonó el programa de televisión The Ed Sullivan Show. Durante los ensayos, los ejecutivos de la cadena CBS informaron al músico que la canción que tenía intención de tocar, «Talkin' John Birch Paranoid Blues», era potencialmente difamatoria para la John Birch Society. En lugar de complacer a la censura, Dylan se negó a aparecer en el programa.

  Durante la época, Dylan y Baez eran figuras prominentes en el movimiento por los derechos civiles, y cantaron juntos en la marcha sobre Washington el 28 de agosto de 1963. Su visión política quedó reflejada en The Times They Are a-Changin', su tercer álbum de estudio, con canciones que a menudo incluyeron historias de la vida real contemporánea, tales como «Only a Pawn in Their Game», que aborda el asesinato de Medgar Evers, y «The Lonesome Death of Hattie Carroll», sobre la muerte de una camarera de hotel negra a manos de William Zantzinger, un blanco de la alta sociedad. En un plano más genérico, «Ballad of Hollis Brown» y «North Country Blues» resumían la desesperación engendrada por la descomposición de las comunidades agrícola y minera. Este material político fue acompañado de dos canciones de amor, «Boots of Spanish Leather» y «One Too Many Mornings».

   A finales de 1963, Dylan se sentía manipulado y limitado por el folk y por el movimiento de protesta. Estas tensiones se hicieron evidentes cuando, al aceptar el premio Tom Paine Award de manos del National Emergency Civil Liberties Committee poco después del asesinato de John F. Kennedy y en estado de ebriedad, Dylan cuestionó el papel de la comisión, caracterizó a los miembros como viejos y calvos y reivindicó ver algo de sí mismo y de todos los hombres en Lee Harvey Oswald, el asesino material de Kennedy.

   Another Side of Bob Dylan, su siguiente álbum de estudio, fue grabado en un único día en junio de 1964 e incluyó un humor más ligero que su predecesor. El humor surreal de Dylan reemergió con «I Shall Be Free No. 10» y «Motorpsycho Nitemare». «Spanish Harlem Incident» y «To Ramona» son canciones de amor románticas y apasionadas, mientras que «Black Crow Blues» y «I Don't Believe You (She Acts Like We Never Have Met)» sugieren un futuro factor dominante del rock and roll en su música. «It Ain't Me, Babe», a priori una canción sobre un amor rechazado, fue descrita como un rechazo del papel al que su fama había empujado. Su nueva dirección compositiva quedó señalada en dos canciones: «Chimes of Freedom», que entremezcla los comentarios sociales y un denso paisaje metafórico en un estilo descrito por el poeta Allen Ginsberg como «cadenas de imágenes intermitentes»,n. 4 y «My Back Pages», que ataca la gravedad simplista y la seriedad de sus primeras canciones y parece predecir la reacción que iba a encontrar por sus antiguos compañeros a medida que tomaba una nueva dirección musical.


  Entre finales de 1964 y comienzos de 1965, la imagen y el estilo musical de Dylan cambiaron rápidamente, ya que pasó de ser un cantautor de la escena folk a una estrella de la música pop y folk rock. Sus vaqueros y camisas de cuadros fueron reemplazados por ropa de Carnaby Street, gafas de sol y botas al estilo de The Beatles. Sobre su cambio de imagen, un reportero inglés escribió: «Pelo que podría poner de punta las púas de un peine. Una camisa chillona que apaga las luces de neón de la plaza Leicester. Parece una cacatúa desnutrida». Dylan también comenzó a tratar con formas cada vez más surrealistas a la prensa musical. En el programa de Les Crane, al preguntarle sobre una película que tenía intención de rodar, el músico respondió que sería una de vaqueros y terror. Y al inquirirle si iba a interpretar el papel de vaquero, Dylan respondió a Crane: «No, interpreto a mi madre.»



Seis letras de canciones que muestran la poesía de Bob Dylan por la que ganó el Nobel de Literatura 2016

Seis letras de canciones que muestran la poesía de Bob Dylan por la que ganó el Nobel de Literatura 2016

   Bob Dylan, el rebelde, el poeta, el que dijo metafóricamente lo que nadie en medio de la brutal tensión de la Guerra Fría se atrevía a decir. Bob Dylan, el mayor -y para algunos, como la revista especializada Rolling Stone, el mejor- representante de la canción de protesta de todos los tiempos y hoy nuevo Premio Nobel de Literatura.

  ¿Cuál es la genialidad de Bob Dylan que lo hizo convertirse en el primer músico en adjudicarse un Nobel de Literatura?

BBC Mundo seleccionó seis de sus letras más icónicas para entender su arte.

1. Masters of War (Los maestros de la guerra) 1963
You that build the big guns
You that build the death planes
You that build all the bombs
You that hide behind walls
You that hide behind desks
I just want you to know
I can see through your masks
“Ustedes, que fabrican las grandes armas
Ustedes, que construyen los aviones de la muerte
Ustedes, que construyes todas las bombas
Ustedes, que se esconden tras los muros
Ustedes, que se esconden detrás de escritorios
Sólo quiero que sepan
Que puedo verlos a través de sus máscaras”.

   Rabia, angustia, ira. Todo junto y revuelto en plena guerra fría, cuando EE.UU. comenzaba a intervenir Vietnam y el año en que su presidente John F. Kennedy era asesinado a tiros.
“Nunca había escrito algo así antes”, contó Dylan en una entrevista. “No canto canciones para desearle la muerte a gente, pero no pude evitarlo en esta”.
                                              https://www.youtube.com/watch?v=h2mabTnMHe8


2. A hard rain’s a gonna fall (Dura lluvia va a caer) 1963

I saw a newborn baby with wild wolves all around it
I saw a highway of diamonds with nobody on it
I saw a black branch with blood that kept drippin’
I saw a room full of men with their hammers a-bleedin’
I saw a white ladder all covered with water
I saw ten thousand talkers whose tongues were all broken
I saw guns and sharp swords in the hands of young children
And it’s a hard, it’s a hard, it’s a hard, and it’s a hard
It’s a hard rain’s a-gonna fall.

“Vi a un recién nacido rodeado de lobos salvajes
Vi una autopista de diamantes que nadie usaba
Vi una rama negra goteando sangre fresca
Vi una habitación llena de hombres cuyos martillos sangraban
Vi una escalera blanca cubierta de agua
Vi diez mil oradores de lenguas rotas
Vi pistolas y espadas en manos de niños pequeños
Y es dura, dura, dura
Muy dura la lluvia que va a caer”.

   Considerada como “la mejor canción de protesta escrita por el mejor autor de protesta de todos los tiempos” por la revista especializada Rolling Stone, esta pieza de siete minutos habla de un padre que pregunta a sus hijos qué ven y estos le describen fotografías apocalípticas.
   “Cada línea es el principio de una canción en sí misma”, explicó Dylan en la época de su lanzamiento (1963). Pero al escribirla no creyó tener suficiente tiempo para escribir cada una de ellas “así que las puse todas juntas en esta”.


                           https://www.youtube.com/watch?v=rT8yTLzg-JU

3. Like a Rolling Stone (Como una piedra que rueda) 1965

Ah you never turned around to see the frowns
On the jugglers and the clowns when they all did tricks for you
You never understood that it ain’t no good
You shouldn’t let other people get your kicks for you
(…)
How does it feel, ah how does it feel?
To be on your own, with no direction home
Like a complete unknown, like a rolling stone

“Nunca te diste vuelta a observar los ceños fruncidos
De los malabaristas y payasos que hacían trucos para ti
Nunca entendiste que no es bueno
Dejar que otra gente reciba los golpes que son para ti”.
(…)
“¿Cómo se siente? ¿Cómo se siente?
Estar completamente solo, sin saber el camino a casa
Ser un completo desconocido, como una piedra que rueda”.

   Probablemente la canción más conocida del último Nobel de Literatura y considerada la mejor canción de todos los tiempos según Rolling Stone. Lanzada en 1965 fue la que catapultó al artista a la categoría de estrella del rock luego de que los críticos consideraran su combinación de distintos elementos musicales como “revolucionaria”.


                             https://www.youtube.com/watch?v=y3oQIMSPfXk

4. It’s alright Ma (Está todo bien, ma) 1965

That he not busy being born is busy dying
“Aquel que no está ocupado naciendo, está ocupado muriendo”.

   Esta canción la escribió en Woodstock, 1964. 40 años después, haciendo una retrospectiva, Dylan aseguró que ya no podía escribir canciones como esta. “No sé cómo escribí esas canciones. Me trato de sentar y escribir algo como eso. Lo hice alguna vez y puedo hacer otras cosas ahora, pero eso ya no lo logro”.


                         https://www.youtube.com/watch?v=4A3blF_f_dE&t=263s

5. Chimes of Freedom (Repiques de libertad) 1964

Far between sundown’s finish and midnight’s broken toll
We ducked inside the doorways, thunder went crashing
As majestic bells of bolts struck shadows in the sounds
Seeming to be the chimes of freedom flashing.

“Lejos entre el fin de la puesta del sol y el fallido redoblar de la medianoche
Nos zambullimos dentro de los portales, el trueno fue a estrellarse
Como majestuosas campanas de pestillos que golpean las sombras en los sonidos
Que dan la impresión de ser repiques de libertad intermitente”.

   Una pareja atrapada en medio de una tormenta, entre el atardecer y la media noche es a primera vista el tema de esta canción. Pero como todo en Dylan, esta canción de 1964 no está exenta de subtexto. Según Mike Marqusee, autor de “Chimes of Freedom: la política en el arte de Bob Dylan”, el tema marca una transición entre el primer estilo de protesta del Nobel, “una letanía de los oprimidos y oprimidas, en la segunda mitad de cada verso”, y su posterior estilo más libre, caracterizado por la fusión de imágenes.
                                     
                                              https://www.youtube.com/watch?v=mhGjx7T95lQ



                                         

6. Absolutely Sweet Mary (Absolutamente dulce María) 1966

To live outside the law you must be honest
“Hay que ser honesto para vivir fuera de la ley”.

   Una frase que ha dado la vuelta al mundo desde su lanzamiento en 1966 y sigue dándola. Es parte del disco “Blonde on Blonde”, el cual recomendó la secretaria del comité del Nobel de Literatura para entender la poesía del autor que se adjudicó el Nobel de Literatura número 109.


                        https://www.youtube.com/watch?v=DsQnAODcjFM

                                            

Un mural del compositor Bob Dylan pintado por el artista brasileño Eduardo Kobra en el centro de Mineápolis, Minesota el 15 de octubre de 2016.
UDylan apareció en Minesota, EE.UU., su estado natal, en octubre de 2016.


Dylan nacido en Duluth, Minnesota, el 24 de mayo de 1941. Es un músico, cantante y poeta estadounidense, considerado ampliamente como una de las figuras más prolíficas e influyentes de su generación en la música popular del siglo XX y de comienzos del siglo XXI.

Bob Dylan obtiene Premio Nobel de Literatura
   
  El estadounidense es considerado ampliamente como una de las figuras más prolíficas e influyentes de su generación.

 En presencia de decenas de periodistas, Sara Danius, secretaria permanente de la Academia Sueca que otorga el premio, señaló que la obra de Dylan se ha caracterizado por una nueva expresión poética: "El discurso es extraordinario y, como era de esperarse, elocuente. Ahora que la conferencia ha sido entregada, la aventura de Dylan está llegando a su fin"

Bob Dylan sólo había recogido la medalla y el diploma del Nobel, en un evento privado a inicios de abril.

  Cuando faltaban unos días para que venciera el plazo Bob Dylan finalmente presentó la conferencia de aceptación del Premio Nobel de Literatura y, de paso, según informó la Academia Sueca, no perdió el dinero del galardón. El premio, que incluye 8 millones de coronas (US$900.000 dólares), una medalla de oro y un diploma, fue anunciado en octubre. Dylan no acudió a la ceremonia en diciembre y sólo recibió la medalla en una ceremonia privada meses después, en abril. En esa ocasión, no dio el discurso oficial de aceptación, requisito para recibir el dinero, y esperó hasta ahora para presentar una conferencia grabada. Tenía hasta el 10 de junio. Y en la conferencia, cita al músico estadounidense Buddy Holly (famoso en la década de 1950) como influencia. El cantante menciona, además, tres libros influyentes en su carrera: "Moby Dick", de Herman Melville; "La Odisea", de Homero; y "Sin novedad en el frente", de Erich María Remarque.

La conferencia está publicada en la página 

web de la Academia Sueca.

Holly le "transmitió algo"

   "Si tuviera que volver al inicio de todo, creo que tendría que empezar con Buddy Holly... Él era el arquetipo, todo lo que yo no era y quería ser", dice Dylan en su discurso. El artista cuenta que una vez "tuvo que viajar 160 kilómetros para verlo tocar" y que no lo "decepcionó". "Era poderoso y electrizante y tenía una presencia dominante". "De repente, sucedió lo más extraño (que podía suceder). Me miró directamente a los ojos y me transmitió algo. Algo que no sabía qué era, y me dio escalofríos", recuerda. "Uno o dos días después, un avión (en el que iba) se cayó (febrero de 1959).

   Alguien me entregó un disco de Leadbelly (músico folk estadounidense que murió en 1949) con la canción 'Cottonfields', y ese disco cambió mi vida en ese momento", cuenta. El descubrimiento lo condujo a otros artistas de música folk, como Sonny Terry y Brownie McGhee, los New Lost City Ramblers y Jean Ritchie."Escuchando a todos los primeros artistas folk y cantando las canciones, uno recoge la lengua vernácula. La internalizas", dice. 

   En la conferencia, Dylan también habla sobre sus influencias literarias. "Sobre libros específicos que se han quedado conmigo desde que los leí en la secundaria, quiero hablarles de tres de ellos: 'Moby Dick', 'Sin novedad en el frente' y 'La Odisea'", detalla. El artista describe a "Moby Dick" como "un libro fascinante, un libro que está lleno de escenas de alto drama y diálogo dramático". “Sin novedad en el frente” es una historia de horror, un libro en el que pierdes tu infancia, tu fe en un mundo significativo y tu preocupación por los individuos", añade. “La Odisea' es un gran libro cuyos temas se han filtrado en las baladas de muchos compositores (...) y en mis canciones también”, dice. 

   Dylan también habla sobre el significado en las canciones: "Si una canción te conmueve, eso es lo importante. No tengo que saber lo que significa una canción. He escrito todo tipo de cosas en mis canciones y no voy a preocuparme por qué significa todo eso", señala. "Nuestras canciones están vivas en la tierra de los vivos, pero las canciones no son como la literatura. Están hechas para cantarse, no para ser leídas en una página, como las palabras de las obras de Shakespeare estaban destinadas a ser interpretadas en el escenario.

   "Espero que tengan la oportunidad de escuchar estas letras en la forma en que fueron destinadas a ser escuchadas: en concierto, grabadas o como sea que la gente escuche canciones estos días. Vuelvo una vez más a Homero, que dice, 'Canta en mí, oh, musa, a través de mí cuenta la historia'", concluye.


                      https://www.youtube.com/watch?v=MLmy2dxD0KM&t=173s

                                              Bob Dylan - The Best Of


                                         https://www.youtube.com/watch?v=l19MJbo7a3Y
                              JOAN BAEZ - SINGS WITH DYLAN-1963, 1982.(7 DE 9)


                                                                https://www.youtube.com/watch?v=AfQbSPuxRs4
                                                                  Chimes of Freedom con Joan Báez


                                                                       https://www.youtube.com/watch?v=aPRo-iqvm14
                                              JOAN BAEZ - SINGS WITH DYLAN-1963, 1982.(4 DE 9)


                                                  https://www.youtube.com/watch?v=90WD_ats6eE

                                     Bob Dylan - The Times They Are A-Changin' 


         https://www.youtube.com/watch?v=rnKbImRPhTE&list=RDIjh42sc6P4E&index=7
                                      Bob Dylan- Knockin' on Heaven's Door "Original"




                                https://www.youtube.com/watch?v=0RPkJeziNyI&list=RDIjh42sc6P4E&index=8
                                                Bob Dylan - Thunder On The Mountain (Video)

                                                 https://www.youtube.com/watch?v=8rczUmLgmGU

                                        Bob Dylan || Hurricane (Subtitulado)

                        Bob Dylan - Desolation Row 


Bob Dylan - Gotta Serve Somebody 


                                             BOB DYLAN - Precious Angel


                                                 https://www.youtube.com/watch?v=tpFAccOcsZM
                                BOB DYLAN-MAN GAVE NAMES TO ALL THE ANIMALS




Bob Dylan. Premio Nobel de Literatura 2016.

    El cantante y compositor estadounidense Robert Allen Zimmerman, mejor conocido como Bob Dylan, galardonado el con el premio Nobel de Literatura 2016 por “haber creado nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense”, en palabras de la Academia Sueca. Se trata del primer músico en ser distinguido en la categoría y el primer estadounidense en ganar este galardón desde la novelista Toni Morrison, en 1993. Este extraño Nobel de Literatura, muy discutido, brinda el reconocimiento final a un artista que lo ha ganado casi todo. Dylan, el gran cantante de América, además de canciones, en el año 2004 Dylan publicó su biografía. Esta primera parte de sus memorias (Crónicas, volumen 1) se convirtió en todo un bestseller: llegó a la segunda posición de la lista de libros de no-ficción de The New York Times y estuvo nominado al Premio Nacional del Libro en Estados Unidos. El autor también ha publicado trabajos experimentales como Tarántula (1971) y una recopilación de sus escritos y dibujos en 1973.

   Toda una leyenda de la música, las letras de sus canciones han sido continuamente publicadas en libros bajo el título de Lyrics. Con 37 discos de estudio a sus espaldas y a sus 78 años no para de trabajar.

   Pero Bob Dylan no es escritor. No lo es. Y el hecho de que le hayan concedido el Premio Nobel de Literatura no demuestra lo contrario. Bob Dylan es escritor de canciones, canciones para la gente, canciones populares. Canciones. Mil canciones, quizá más, o menos, qué más da.

   Es cierto que si no hubiera sido músico seguramente habría escrito de todos modos, probablemente cuentos como los de Bukowski, ríos de tinta con calles y mendas y pequeños accidentes y pesadillas de fiebre mezcladas en una bola de papel amarillento, aunque pudiera ser que Dylan fuera escritor de novelas de mil páginas en las que la visión más íntima de un narrador se desenmarañara en una gran historia universal, como Jack Kerouac, y que al envejecer fuese recortando adjetivos y metáforas y todo lo demás hasta hacer resonar el eco rotundo de su voz, al modo de un Cormac McCarthy o un Raymond Carver; entre medias, si Dylan nunca hubiese aprendido a tocar la guitarra, podría haber atravesado una etapa Burroughs lanzándose en picado a la marmita del subconsciente, que es el de la América descontrolada y bestial.

dylan_leyendo
                                        Dylan leyendo

   De ser autor, Dylan habría empezado como poeta, eso nadie lo discute: por la mañana haría poesía-herramienta, poesía para el pobre, poesía necesaria como el pan de cada día, etcétera, pero a la americana, que es como decir John Steinbeck en verso libre, y por la noche se lanzaría al simbolismo de García Lorca, elevando la tradición al aspecto de una mitología, transfigurando la realidad desde las tripas igual que Allen Ginsberg. Escribiendo a veces crónicas generacionales y otras sentimentales y a veces denuncias e incluso abandonándose a los simples caprichos.

   El caso es que Bob Dylan es escritor de canciones, y aunque los haya leído a todos y a muchos más, él encontró en la canción el vehículo perfecto para contar, y a su servicio ha sido todos los escritores que pudo ser. Sí, pronto decidió, porque él es de los que decide antes de que el destino decida por él, que tejería las herramientas del oficio literario con las reglas de la música popular igual que se equilibran las fuerzas en el croquis de un arquitecto.

   Metáforas, Dylan las maneja bien, igual que los símbolos: Blowin’ in the Wind. La riqueza de su vocabulario, su capacidad para evocar, el impacto de sus palabras dispuestas en ese orden y en ningún otro no son simplemente hallazgos para la historia de la música popular, sino la sublimación del uso expresivo del lenguaje: “Like a Rolling Stone”. El punto de vista es también algo preciso en sus canciones, desde la primera persona más íntima a la tercera más alejada: “Not Dark Yet”. Personajes memorables no faltan tampoco, igual que se encuentran algunos grandes secundarios escondidos en sus discos: “Desolation Row”. Introduce el entorno en la historia a su conveniencia; a veces es la gran ciudad, otras la naturaleza sin doma: “Thunder on the Mountain”. De ritmo narrativo, de comenzar en el momento justo, de introducir problemas en el nudo de la historia, ni hablamos: “Hurricane”.

   Dylan, en fin, siempre es escritor, un gran escritor, aunque sea de canciones, de letras de canciones que le han valido el Nobel.


Discografía


No hay comentarios: