martes, 1 de octubre de 2019

LA LECTURA EN LA INFANCIA: EL GRAN DESCUBRIMIENTO


 




La importancia de descubrir la lectura desde la infancia

   Los libros son un pilar fundamental en el desarrollo cognitivo y emocional de los más pequeños. Embarcarse en la lectura desde la infancia no solo proporciona deleite y placer, sino que aporta una magnífica herencia cultural, científica y literaria. Es un transporte de lo más efectivo, que nos acerca a nuevos e interesantes mundos.

   La lectura es un maravilloso proceso interactivo en el que se establece una importante relación entre el texto y el lector que contribuye al desarrollo de las áreas cognitivas del cerebro y el desarrollo emocional. La importancia de adquirir este hábito desde edades tempranas se basa en sus beneficios a la hora de estudiar, adquirir conocimientos y la posibilidad de que los niños/as experimenten sensaciones y sentimientos con los que disfruten, maduren y aprendan, rían y sueñen.

   El problema es que hoy en día la digitalización ha influido en muchas ocasiones de forma negativa en la lectura, no sólo para los niños. A menudo es frecuente ver a los niños entretenerse con tablets o smartphones desde una edad muy temprana, antes incluso de que aprendan a leer o a escribir.

  Independientemente de la conveniencia o no de este hábito, es importante aprovechar esta etapa en la que están ávidos de recibir información para despertarles esa curiosidad innata mediante la lectura de un libro. Por ejemplo, leyéndolo para ellos.

   Entre el amplio abanico de oferta de literatura infantil me ha parecido una excelente posibilidad de lectura el libro de Eulalia Canal: Un beso de mandarina, del que expongo a continuación unos breves comentarios.

                                                                  


                                           





       

   Argumento 
                                                      

   El primer amor siempre es especial, más aún cuando uno se enamora de una chica como Vanina, que es capaz de ver el mar entre los edificios y las fábricas y cuyo pelo ondea incluso aunque no haya viento. Tampoco es fácil de olvidar cómo los abusones te acosan y amenazan, cómo tus amigos se unen para hacerles frente y que dejen de molestar o cómo encuentra uno su verdadera vocación.

   Tavi está secretamente enamorado de Vanina, pero no se atreve a hablar con ella por vergüenza y porque Ricki, un chico que le hace la vida imposible, le ha dicho que la muchacha es para él. A pesar de las amenazas, le terminará haciendo frente al abusón, no solo sobre Vanina, sino también no votándole como delegado de clase, algo que terminará a puñetazos. 
   Vanina le contará a Tavi que su familia huyó de su país por la guerra, pero que su padre tuvo que quedarse y hace tiempo que no saben nada de él. Entonces, el protagonista aprovechará el concurso musical que una ONG organiza para tener un gesto con ella: formará un grupo con sus amigos, al que se unirá el mismísimo Ricki, y compondrán una canción que no solo llegará a la final del concurso, sino que será todo un éxito. Tras el concierto, Vanina recibe buenas noticias: habían podido hablar con su padre, la guerra había terminado y pronto volvería a su casa. Ella y Tavi se besarán como despedida. Será un beso de mandarina.

Personajes

Tavi:  

   Es el narrador y protagonista del libro, un chico de unos diez u once años muy normal. Está enamorado de una compañera de clase, se aburre con algunas explicaciones de sus profesores, no ter-mina de llevarse bien con su hermano, siente que sus padres no le entienden, tiene que hacer tareas que no le gustan... Además, vive amenazado por unos abusones y se siente algo frustrado porque cree que no ha heredado las dotes musicales de su familia. Poco a poco, cambiará su manera de ver las cosas: pedirá ayuda a su hermano, entenderá que sus padres se preocupan por su bienestar, apreciará y aprenderá de sus obligaciones, plantará cara a los que se meten con él y sacará a relucir su talento con la guitarra y lo más importante, no sólo que se atreverá a hablar con Vanina, sino que será capaz de entenderla, de ponerse en su lugar y de hacer algo por intentar mitigar su dolor.

Vanina:
   La misteriosa y solitaria muchacha que mira por la ventana durante las clases y que pasa el recreo sentada en el arenero leyendo extraños libros. Ella será la que enamore a Tavi y le haga perder sus miedos. Sabremos de ella que sufre por la desaparición de su padre, un librero que perdió su negocio por la guerra en su país, que tuvo que dejar sus clases de baile, que no soporta la violencia... Aunque al principio no le sienta muy bien que Tavi cuente «su secreto», terminará cantando con su grupo en el concierto-concurso de la ONG justo antes de volver a su país

Tómic:

   El hermano mayor de Tavi parece ser el único que ha heredado la afición y el oído musical de su padre. Animará a Tavi cuando este se sienta triste e inseguro sobre cómo acercarse a Vanina. También le ayudará a aprender a tocar la guitarra, practicará con él y ejercerá de productor musical con su grupo.



Otros personajes:
    
  Aparecen muchos personajes en este libro y entre ellos destacamos a: Claudia, la intrigante muchacha que parece vigilar muy de cerca a Tavi y su relación con Vanina, formará parte del grupo que prepare la canción para el concurso; Ricki, el chico que molesta y acosa al protagonista, pero con el que terminará haciendo buenas migas y sorprenderá a todos tocando el saxo en el grupo; Ojode-cristal, otro de los malotes del barrio, le llaman así por un problema en uno de sus ojos tras una pelea, terminará enriqueciendo la canción con un rap; Sebastián, uno de los gatos de la azotea de Tavi que cuida su padre, es bastante especial y tiene unas habilidades muy peculiares; Noelia, Vadim y Paula, amigos de Tavi; o Pistraus, otro de los malotes del colegio y enemigo de Ricki, que también tocará con el grupo.


 



Temas y Valores

Amor: En el libro nos encontraremos con distintos tipos de amor. El primer amor romántico, el que siente Tavi por Vanina y que llega a envalentonarle para enfrentarse a abusones o que le hace ser empático al sufrimiento de la chica. El amor fraternal entre los dos hermanos que hace que Tómic se preocupe en ayudar y aconsejar a Tavi. Amor paternal, el del padre de Tavi por su hijo y que hace que le pregunte por sus problemas y peleas con Ricki.

Acoso escolar: En las páginas de Un beso de mandarina nos encontraremos con muestras de acoso escolar y violencia por parte de unos abusones (Ricki y su pandilla, y Pistraus). Aunque todo se soluciona, terminarán haciéndose amigos y participando en un proyecto común, debemos recordar a los alumnos y alumnas que si son víctimas o testigos de actos violentos, en el aula o fuera de ella, deben denunciarlo a sus profesores, padres u otros familiares, antes de que la situación sea insostenible y pueda conllevar males mayores.

Solidaridad: Tavi sentirá que necesita hacer algo por ayudar a Vanina, que sufre por la guerra en su país y por no saber cómo y dónde está su padre. Preparar la canción para el concurso puede parecer un gesto muy inocente, incluso algo ingenuo, pero está claro que los muchachos han empatizado con su compañera y pretenden extender su mensaje solidario a todo el mundo. 

Otros temas: En el libro se tratarán otros temas como por ejemplo: la importancia del esfuerzo personal para lograr un objetivo, ya sea aprender a tocar la guitarra o ayudar a una amiga; que la amistad puede surgir en cualquier momento, sólo hay que intentar conocer un poco mejor al otro para encontrar cosas en común que no nos habíamos imaginado nunca tener; o que es importante tener aficiones, pues ayudan a desconectar de los problemas diarios, potencian talentos y motivaciones, fortalecen la autoestima, ayudan a socializar...

No hay comentarios: