miércoles, 4 de septiembre de 2019

SALTA Y CAE


CAE FINA LA LLUVIA



   El siguiente poema lo escribí hace cinco años tal cual lo reedito ahora. Cómo casi todos los poemas de este blog, tiene un mensaje oculto que se obtiene uniendo la primera letra de cada palabra de todo el poema, de manera que cada verso se convierte en una palabra. Animo a todos a descifrar el mencionado mensaje oculto.

    

Con aspecto enfermizo

fingió iniciar nuevas aventuras
lejos, allá
lejos, llevaba un vacío inquietante, atormentado,
perseguía olvidar rencores,
estériles lamentos,
caminó andrajoso, mantuvo ilusiones nada objetivas,
y
despertó embelesado, sin ese sopor profundo, erradicó ruidos atronadores, descubrió otros
parajes abrumadores, rutas alternativas,
sintió impertérrito escalofríos maravillosos, pudo revivir entonces
momentos excelsos,
valoró otros yantares.

Yacimientos omnímodos
nunca olvidados,
leyes ancestrales
sólo imponen eliminar nubes tormentosas, opresoras,
escenas sublimes tamizan oprobios yermos,
felicidad unívoca emerge rauda ahora,
descanso etéreo
teje otro día ocupado,
participa, entusiasta, reconstruyendo orgulloso
puentes arrasados sin objeción
por órdenes retrógradas,
propone activar sabios oráculos,
monta escenarios,
vulnera ocurrencias yoicas.

Los libros escondidos vetados otrora
lucen ahora
muestran el norte, tienen enjundia,
ennoblecen nuestro
batallar, liberan al noble corazón oprimido,
podemos ahora recuperar aliento,
bondad infinita enaltece nuestro
orden
podemos ahora romper amarras,
marchar al límite
y alcanzar
nuevas opciones,
será imposible evitar tener obstáculos,
ningún amigo debe abandonar,
¡que útil es
participar en nobles acciones
mientras ellos
duermen alborotados!

Componen algunos excéntricos
estrofas lúgubres
sin ocultar lastimosas
querencias unívocamente esperpénticas,
dominan artes,
lideran acciones
viles, inquisidores, demagogos, avaros,
yugos,
condenan a menudo iniciativas no ortodoxas,
sueltan infumables naderías
aplican nebulosas diatribas, abyectos recortes,
hieráticos eventos
enturbian nuestro corazón, obvian nuestro trabajo respondiendo a divinas ordenanzas
urden nuevas artimañas
siguen ordenando nuevas reglas, impiden seguir avanzando.

Tengamos esperanza, no ganarán órdagos
quienes urden entelequias
montando asideros robustos, conseguiremos hazañas aleccionadoras, resistiremos.
(Petrus Rypff)




                                   TRIANA - Cae Fina la Lluvia


SALTA
 
Si saltas, es tanto el espacio que queda bajo tus pies
si suspiras, es tanto el sentimiento contenido
si subes, y bajas, y resbalas, y corres, tantos los momentos.

Ven, vayamos juntos, bailemos
logremos los mundos de los sentidos
agarremos las esperanzas del moribundo mundo perdido.

¿Oyes el canto de las flores mientras el aire 
revolotea jugando alrededor, perfumando los detalles?
¿No oyes?¿No logras encontrarte entre las visiones?

Mira, ven. Si subes, si saltas, si suspiras, si bajas,
las luces corretean entre los colores
y los sabores salpican tu boca de miel gustada.

Ven y vayamos y olvidemos todo esto
mientras todos los ojos nos miran detenidamente,
advirtiendo en nosotros todo lo que desconocen.

(Jesús L.T.)
Resultado de imagen de canto de flores imagenes
¿Oyes el canto de las flores?


AMORES DE VERANO

 La tarde  no penetra ya los ventanales
se deja ver, sosegada y gris,
ya no abrasa el sol
tímidamente empieza su letargo,
las golondrinas preparan su marcha, su huida
a otros lares más propicios a sus crías,
el bullicio abandona las plazas y
enmudece el jolgorio de los niños.

El inicio de las clases amenaza y
hay que adecentar el uniforme,
volverán los compañeros de siempre
y marchan los amigos del verano,
despedidas apresuradas con ojos lacrimosos
y miradas de soslayo, abrazos de Judas,
cada mochuelo a su olivo, sentencia el líder de la panda,
y lo peor es que ella también se va
llevándose un trocito de él, junto a un beso robado
con sonrisa pícara como toda respuesta.

Quizás elijan por ella otro destino
para el estío del año próximo.
Aunque se han  prometido amor eterno
en un ritual íntimo, sensual y tierno,
a saber si volverán a verse,
algunas cartas irán y vendrán
en los meses postreros a septiembre
cada vez con intervalos más largos.

Es inevitable, así son los amores
de verano, apasionados pero breves
tan intensos como efímeros,
pero la memoria los guardará
en un lugar seguro, inaccesible
salvo en momentos tristes
de días lluviosos como hoy.

(Petrus Rypff)

No hay comentarios: