domingo, 25 de agosto de 2019

TOCADOS POR EL AMOR



                           Resultado de imagen de helena y paris imagenes


Historia de Paris y Helena de Troya

Quién era Paris antes de la Guerra de Troya

   Paris era un príncipe troyano hijo de los reyes Príamo y Hécuba y hermano de Héctor. La infancia de Paris no fue fácil, ya que antes de nacer su madre tuvo un sueño, en el cual vio que tendría un hijo que terminaría con la ciudad de Troya. Príamo y Hécuba, aconsejados por Ésaco, quien era capaz de interpretar los sueños proféticos, decidieron abandonar a su hijo cuando nació, siendo el nombre de su descendiente Paris.

   Los padres de Paris no fueron capaces de abandonarlo por ellos mismos, así que pidieron a uno de sus esclavos, llamado Agelao, que lo hiciera por ellos. El esclavo se fue hasta el Monte Ida, una zona muy importante en la mitología griega, pero una vez allí no fue capaz de abandonar al recién nacido. Agelao se apiadó de Paris y decidió quedárselo y criarlo como si fuera su propio hijo.

   El joven Paris creció como un simple pastor, pero toda su vida estuvo relacionada con las deidades griegas. Un ejemplo fue su primer amor, una ninfa llamada Enone, hija de dioses, la cual  predijo que cuando Paris estuviera a punto de morir ella sería la única capaz de salvarle la vida.

  Paris no tardó mucho en volver a encontrarse con las figuras de la mitología griega, ya que en uno de sus paseos como pastor fue abordado por tres diosas, Hera, Afrodita y Atenea. Las tres diosas le pidieron a Paris que eligiera quien pensaba que era más bella de las tres, y cada una de las deidades le ofreció algo a cambio de ser elegida por el joven troyano. Paris nombró a Afrodita como la más bella, ya que le había prometido el amor de la mujer más bella del mundo, Helena.

   Helena era hija de reyes, así que un simple pastor no podía pedir su mano, aunque Paris no se mantuvo mucho más tiempo como pastor. El padre de Paris convocaba todos los años unos juegos, en memoria del hijo que consideraba muerto. Paris participó en uno de estos juegos, ganándolos frente a sus hermanos, quienes pensando que habían sido humillados por un pastor decidieron matarlo, pero fueron detenidos por su hermana Casandra, una adivina que demostró que Paris era el verdadero hijo de Príamo.


Imagen:


Quién era Helena de Troya, antes de la Guerra de Troya

 El origen de Helena de Troya es muy interesante, ya que ella nació de un huevo puesto por Leda, la mujer del rey de Esparta Tindáreo. Todo esto fue debido a que Leda había yacido con un cisne, el cual realmente era Zeus en una de sus transformaciones. Por todo ello, Helena era hija de Zeus, poseyendo características como la inmortalidad, pero fue criada como una hija de los reyes de Esparta.

 Desde su infancia, Helena fue famosa en toda Grecia por su gran belleza, lo que hizo que todos los reyes y príncipes de las zonas de alrededor quisieran casarse con ella. Todo esto causó un gran problema a su padre, ya que temía recibir represalias si elegía a un pretendiente por encima de otros. Tindáreo decidió hacer jurar a todos los pretendientes que acatarían la decisión del rey, que no buscarían venganza, y que si en algún momento Helena fuera raptada lucharían junto a Esparta para recuperarla.

Tras los juramentos Tindáreo eligió como esposo de Helena a Menelao, hermano del rey de Micenas.

 Resultado de imagen de helena y paris imagenes
ge

El rapto de Helena

 Paris, ya como príncipe de Troya, fue a Esparta debido a un viaje por Grecia que le fue encargado por su padre. En la ciudad espartana fue recibido por Helena y Menelao, el cual se acababa de convertir en rey de Esparta.

   Al ver a Helena, Paris recordó la promesa que la diosa Afrodita le había hecho, en la que le había prometido el amor de la mujer más hermosa del mundo. Afrodita cumplió su promesa y mediante sus poderes hizo que Helena se enamorara de Paris, por lo que Helena estuvo de acuerdo en dejar a su marido e irse a Troya junto a Paris. La pareja aprovechó que Menelao ya no se encontraba en Esparta, ya que se había marchado a Creta, para huir de Esparta. A este evento se le suele conocer como rapto de Helena, aunque otras fuentes hablan de seducción de Helena, ya que una vez enamorada Helena se marchó sin poner resistencia ni ser raptada.

   A la llegada a Troya los ciudadanos no estuvieron de acuerdo con el rapto, ya que consideraban que eso sólo traería desgracias, viéndolo como una gran ofensa a Menelao. Aun así la familia real troyana decidió que Helena podía quedarse con Paris en la ciudad.

   Por otro lado, Menelao reunió una enorme flota, formada por las tropas de todos aquellos hombres que habían prometido defender a Helena si la raptaban, y marchó hacia Troya, comenzando la Guerra de Troya.




Paris y Helena durante la Guerra de Troya

   El papel de Helena y Paris fue muy diferente durante la guerra de Troya

  Helena se mantuvo en el palacio, donde tejía grandes tapices que representaban la guerra y poco a poco los poderes de Afrodita fueron dejando de funcionar en ella. Por otro parte, Paris demostró ser un gran guerrero, especialmente mediante el uso del arco, siendo capaz de matar al gran Aquiles.

   El final de Paris llegó mucho antes que el de Helena, siendo asesinado por una flecha de Filoctetes. Según los mitos los siervos de Paris buscaron a Enone, su primer amor, ya que era la única capaz de salvarle, pero ella decidió no ir ya que se sentía traicionada porque Paris había preferido casarse con Helena en lugar de con ella, y por ello Paris falleció.

Resultado de imagen de helena y paris imagenes

   La guerra fue ganada por los espartanos y Helena se reconcilió con Menelao, terminando con ello la historia de Paris y Helena.

---------------------------------------------------------------------------------


Helena de Troya y Paris: la historia de amor que provocó una guerra

   Paris y Helena de Troya, dos personajes que pudieron ser leyenda o pudieron ser verdad, pero cuyo amor trascendió épocas hasta perpetuarse como el símbolo del amor predestinado. Juntos a pesar de todo, juntos cueste lo que cueste, aunque lo que cueste sea una guerra. Esta es la historia de amor que provocó la guerra de Troya.
Obligados a amarse por mandato divino
   Aunque se la conoce como Helena de Troya, realmente era de Esparta. Paris era un príncipe que procedía de Troya y a él la diosa del amor, Afrodita, le había prometido a la mujer más bella del mundo. El amor entre Paris y Helena estaba pues decidido por los dioses, estaba predestinado.

   Un buen día estaba Helena en su palacio de Esparta junto a su marido y apareció por allí el príncipe troyano Paris. Como era costumbre por las leyes de hospitalidad en la Grecia antigua, le dieron alojamiento y le agasajaron con banquetes, regalos y buena conversación.  Paris no podía apartar la mirada de la hermosa Helena y ella no podía dejar de mirar a aquel joven príncipe que por fuerza tenía que ser su famoso Príncipe Azul.

   Paris y Helena se volvieron locos de amorHelena se fugó con Paris y juntos se fueron a Troya. Aunque luego muchos dijeron que el príncipe troyano la había raptado. Los griegos no pudieron soportar la afrenta del troyano o la vergüenza de la espartana. El caso es que se juntaron todos los reinos griegos para atacar la ciudadela de Troya. Y así es como empezó la guerra más famosa de todos los tiempos: la guerra de Troya.

La historia de amor que acabó en guerra
   Poco les duró la felicidad a la pareja de enamorados. En cuanto las tropas griegas desembarcaron en las playas troyanas, la felicidad conyugal se convirtió en un infierno de culpabilidades y reproches. El pueblo de Troya estaba rendido a los encantos de Helena y no estaba dispuesto a devolvérsela a los griegos. Al menos al principio. Pero cuando los años pasaron y la guerra continuaba empezaron a ver a la hermosa Helena como la causante de sus desgracias.

   Helena se consumía por la culpa y Paris por la impotencia de no poder poner fin a la guerra. Tan sólo tenían escasos momentos a solas para amarse y olvidarse de la cruda realidad, porque en la intimidad de su alcoba seguían siendo dos enamorados que estaban dispuestos a todo por estar juntos. Así lo habían dispuesto los dioses. Sin embargo, el apoyo divino no les duró para siempre.

   Esta historia de amor solo podía tener un final y es un final triste. Cuando los griegos idearon el famoso caballo de Troya que arrasó la ciudad y puso fin a la guerra, Paris fue brutalmente asesinado, mientras a Helena la condujeron, desolada, pero digna, al encuentro con su marido. Helena pasó el resto de sus días junto a su marido en Esparta, pero dicen que pasaba las noches derramando lágrimas por Paris, el que fue el único amor de su vida.

Resultado de imagen de helena y paris imagenes

----------------------------------------------------------------------------------------------


Cinco frases que harán llorar a tu pareja


   Cuando un hombre se pone romántico se destapa un mundo de emociones y sentimientos que conmueven a su chica, se crean ambientes y escenas tan amorosas  que resulta difícil aguantar las lágrimas.

1.1'El amor inunda mi corazón cuando te miro a los ojos, porque tú me transmites cosas bellas, sentimientos eternos que nadie más pudo hacer. Eres la mujer de mi vida. Te amo'.

   La clave para que esta frase de amor funcione con tu pareja, es que se la digas desde la sinceridad. Tiene que notar que muestras honestamente tus sentimientos y que sientes profundamente estas palabras. En caso contrario, desconfiará de ti y conseguirás que no quiera escucharte más.

2. 'El hombre que duerme pensando en ti, que sueña contigo cada noche y espera verte en cada amanecer, que no pasaría ni un solo día sin tu olor, que se siente vacío si no estás... Está aquí frente a ti para decirte que te ama y que por ti haría cualquier cosa. Te quiero'.



   Este es un bonito mensaje que le puedes mandar a tu chica antes de iros a dormir o por la mañana, como frase de buenos días. ¡Conseguirás enamorarle un poquito más!

3. 'Quiero estar siempre contigo, acariciarte, cantarte susurrándote palabras de amor al oído y llenar tu corazón de amor y felicidad, porque lo mereces todo en este mundo. Te haré la mujer más feliz porque te amo'.

   Encuentra el momento justo para decirle esta bonita frase de amor a tu pareja. ¡Pensará que eres el hombre más romántico del mundo!

4.  'Cuando estoy a tu lado y acaricio tu piel y tu cabello, te miro a los ojos y te digo cuánto te quiero, me siento el hombre más feliz el mundo porque no todos tienen la suerte de tener a la persona que aman a su lado. Gracias por hacerme el hombre más feliz. Te quiero'.



   Esta frase te sirve de agradecimiento para demostrarle a tu pareja lo afortunado que te sientes por compartir tu vida con ella.

 5.  'Aunque pueda parecer una canción, en serio eres la dueña de cada una de mis respiraciones, la que influye en cada una de mis decisiones, la que con su sonrisa me inspira. Te amo. Nunca olvides que soy quien se duerme y se despierta pensando en ti'.

   Inspírate en esta frase y modifícala para que le haga más ilusión. Busca pequeños detalles y secretos que solo vosotros conozcáis e inclúyelos en estas palabras. 



Diez frases de amor de Shakespeare

   El escritor más romántico de todos los tiempos, Shakespeare, hace que con sólo oír su nombre llegue a la cabeza el concepto amor.  Pon un toque de romanticismo en la relación con tu pareja  a través de estas finas y realistas frases de amor:

        1.  'Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo'. Porque el amor es maravilloso, y una gran fuente de confianza. 

          2.  'Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado'. Y el amor es esa red en la que caemos sin descanso cada vez que nos volvemos a enamorar.



        3.  'El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia'. Realmente, no hay nada más gratificante que el amor que consuela, llena y completa a la persona amada. 

         4.  '¡Oh amor poderoso! Que a veces hace de una bestia un hombre, y otras, de un hombre una bestia'. Nadie puede dudar de lo maravilloso del poder del amor.



       5.  'Ahora se unen las manos, y con las manos sus corazones'. Y el contacto físico dio lugar a lo más maravilloso del mundo, que es un corazón entero, puro y verdadero. 

         6.  'Tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras'. El fuego del amor, tan imprescindible como necesario para que vivan los enamorados.



         7.  'El amor de los jóvenes no está en el corazón, sino en los ojos'. Y el alma fue el gran protagonista de un verdadero amor. 

      8.  'El amor alivia como luz del sol tras la lluvia'. El consuelo más absoluto, del romanticismo más grande.



         9.  'Se puede hacer mucho con el odio, pero aún más con el corazón'. Un corazón, el verdadero responsable de la felicidad y la parte más poderosa.

10.'El amor no mira con los ojos sino con el alma'. Porque el amor más verdadero no llega a través de los ojos, algo que cualquiera puede utilizar, sino con el alma más pura.







No hay comentarios: