jueves, 18 de julio de 2019

¿RESISTIR O CAMBIAR?








LOS 10 LADRONES DE TU ENERGÍA:


1- Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo, cotilleos y juicios sobre otras personas no presentes. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.

2- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.

3- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.

4- Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que  prefieres no hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.

5- Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.

6- Tira, recoge y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.

7- Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.

8- Afronta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria.

9- Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.

10- Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, pasa a otro estadio, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.

DALAI LAMA


Enseñanzas de la vida que necesitas aprender para vivir plenamente




¿Por qué tenemos que pasar tantos momentos difíciles para aprender las enseñanzas de la vida más importantes?

¿Cómo se puede evitar? Gracias a las experiencias de otras personas que ya han vivido momentos difíciles, que han acumulado grandes lecciones de vida y que comparten, por medio de consejos prácticos, enseñanzas que son necesarias para triunfar, hacernos fuertes y vivir mejor..

Enseñanzas de la vida necesarias para ser más fuerte, vivir mejor y ser feliz:


1. El tiempo pasa mucho más rápido de lo que tú te imaginas. 

2. Si hoy no cuidas de tu cuerpo, éste no cuidará de ti en el futuro. El mundo se te hará mucho más pequeño si pierdes movilidad, vista y entereza.

3. El sexo y la belleza se pueden desvanecer, mientras la intimidad y la amistad solo pueden crecer.

4. Las personas son lo más importante que puedes tener en tu vida. No existe hobby, interés, libro, trabajo o salario que sea tan importante como las personas con las cuales compartes a medida que te haces viejo.
5. Si no planificas tu futuro financiero escucharás a tu dinero hablar, este dirá «adiós» y desearás haber planificado, ahorrado e invertido con tiempo.

6. Cualquier semilla que plantaste en el pasado, buena o mala, comenzará a dar sus frutos afectando la calidad de tu vida, tanto para bien como para mal.







7. La envidia es una emoción perdida. Las personas que odias serán exitosas, las personas que te gustan algunas veces les irá mejor que a ti. Los niños serán más inteligentes y más rápidos que tú. Acéptalo con dignidad.

8. No permitas que tus posesiones se adueñen de tiEsa gran casa que debías tener se ha convertido en una carga más pesada, incluso cuando tu hipoteca disminuya. La limpieza, el mantenimiento y hasta las escaleras.

9. Te vas a arrepentir muchísimo más de las cosas que no hiciste, que aquellas que hiciste y salieron mal – la mujer que no besaste, el viaje que no hiciste, el proyecto que mantuviste en ideas y la oportunidad que tuviste de ayudar a alguien y no lo hiciste. Una de las mayores enseñanzas de la vida es que si tienes una oportunidad, aprovéchala. Es posible que sea el único intento que tengas.

10. Cada día que te levantas es una oportunidad. Recuerda que nunca será demasiado tarde para convertirte en lo que siempre quisiste ser si comienzas hoy.


Verdades crudas de la vida que debes reconocer:



   La mayoría de personas prefieren hablar de cosas banales; de fiestas, algún deporte o hasta del clima, con tal de evitar una de las realidades más crudas: todos vamos a morir.

   Lo malo de evitar esta realidad es que estás viviendo como si tuvieras varios intentos, desperdicias oportunidades, le temes a cosas ridículas y no has vivido a tu máximo potencial. El tiempo, y no el dinero, es nuestro activo más importante. Así que enfócate en lo verdaderamente importante y abandona, de una vez por todas, tu zona de confort.

11. Vas a morir y no sabes cuándo: Deja de fingir que eres invencible. Acepta tu propia mortalidad y comienza a estructurar tu vida de una manera más significativa. No vivas como si tuvieras varios intentos.

12. Todos los que amas van a morir y no sabes cuándo: Esta verdad puede entristecerte al principio, pero también te da permiso para hacer las paces con dificultades pasadas y restablecer relaciones significativas con personas importantes de tu vida. No esperes que la muerte llegue para darte cuenta de lo poco que vale ser orgulloso y vivir lleno de rencor.

13. Tu riqueza material no te hará una persona mejor o más feliz: Incluso si trabajas por alcanzar tus sueños materiales y logras ser millonario, el dinero solo amplifica eso que ya estaba presente. Esto no quiere decir que el dinero no sea importante, más bien analízalo de la siguiente manera: «No seas tan pobre, que lo único que tengas sea dinero».

14. Tu obsesión con encontrar la felicidad es lo que te impide alcanzarla: La felicidad siempre está presente en tu vida; conectarte con ella y permitir que fluya a través de ti es el reto. Una buena alternativa es pensar en aquellas cosas que te están impidiendo ser feliz y trabajar en ellas.

15. Donar dinero logra menos que donar tiempo: Dar tu tiempo es una forma de cambiar tu percepción y crear un recuerdo que durará para siempre. Recuerda que tu tiempo es el activo más valioso que tienes, así que cuando lo entregas, estás dando una parte importante de ti.



16. No puedes hacer felices a todos y si lo intentas, te perderás a ti mismo: Una de las enseñanzas de la vida que la gente entiende demasiado tarde es dejar de intentar complacer a todos y comenzar a respetar sus valores, principios y autonomía.

17. No puedes ser perfecto, e intentarlo te lleva al sufrimiento: Muchos perfeccionistas tienen implacables críticos internos que están tan llenos de ira y odio que se destruyen por dentro. Debes luchar contra esa voz negativa, amplificar tu intuición y retar a tus estándares irreales.

18. Tus pensamientos son menos importantes que tus sentimientos, y éstos necesitan reconocimiento: Solucionar intelectualmente tus problemas no es tan eficiente como expresar los sentimientos que crean las dificultades en primer lugar. Está bien tener una visión racional de tus problemas, pero entiende que, la manera cómo los interpretas, son el verdadero problema.

19. Tus acciones hablan más fuerte que tus palabras, así que debes hacerte responsable: Sé responsable y realiza acciones que incrementen el positivismo y el amor. Las personas no te recordarán por lo que dijiste, lo harán por lo que hiciste.

20. Tus logros y éxitos no importarán en tu lecho de muerte: Cuando haya llegado tu momento para trascender de esta realidad, no estarás pensando en el dinero que ganaste; estarás pensando en las relaciones que formaste, así que comienza a actuar como corresponde. Alcanzar el éxito no sólo significa construir riqueza, ser importante y tener una cuenta llena de dinero. El éxito también consiste en cuántas personas transformaste, en el amor que diste y en el mundo que construiste.

21. Tu talento no significa nada sin el esfuerzo y la práctica constante: Algunas de las personas más talentosas del mundo nunca se mudan del sótano de sus padres. Si piensas que tu talento es suficiente, cuando lleguen los momentos de dificultad entenderás el significado de la constancia y el coraje.

22. El ahora es lo único que importa, así que deja de perderlo recordando el pasado o planificando el futuro: No puedes controlar el pasado y no puedes predecir el futuro, y tratar de hacerlo solo te quita la única cosa que puedes controlar: el presente. Aprende las lecciones de tu pasado y ten la esperanza que te regala el futuro.

23. A nadie le importa lo difícil que sea tu vida, y tú eres tu único dueño y autor de tu historia: Deja de buscar personas que sientan compasión por ti y comienza a crear la historia que quieres vivir. Tú no mereces nada, la vida puede ser injusta a veces y tendrás que caer más de una vez para entender el significado de las cosas. Así que comienza hoy mismo a vivir.

24. Tus palabras son más importantes que tus pensamientos, así que comienza a inspirar a los demás: Las palabras tienen el poder de oprimir, herir y avergonzar, pero también tienen el poder de liberar e inspirar. Una vez las palabras salen de tu boca, éstas no pueden regresar. Así que entiende el poder que tienes en lo que dices para pensar antes de decir cualquier cosa.

25. Invertir en ti mismo no es egoísta, esto es lo más valioso que puedes hacer: Tienes que colocarte tu propia máscara de gas para salvar a la persona sentada a tu lado. Recuerda que la única manera de ofrecer bienestar es teniéndolo primero.



26. No importa lo que suceda, sino cómo reaccionas: Entrénate a ti mismo para responder de una manera que conlleve a mejores resultados. La vida es el 10% de lo sucede en ella, y el 90% es tu reacción ante esa situación.

27. Necesitas mejorar tus relaciones para tener una felicidad duradera: Las relaciones tienen un mayor impacto en tu bienestar y felicidad que tus ingresos o tu ocupación. Asegúrate de dar a tu relación la atención y dedicación que merece. De nada sirve ser exitoso si no tienes con quién compartir tu alegría, felicidad y logros. Esta es una de las enseñanzas de la vida claves para alcanzar la verdadera riqueza.

28. El placer es temporal y fugaz, deja de perseguir fuegos artificiales y comienza a construir una constelación: No te conformes con un impulso a tu ego cuando puedes retrasar la gratificación y experimentar una realización más profunda. Juega el juego en el que casi nadie quiere participar; juega a largo plazo, a construir algo más grande que tú y a impactar a millones de personas.

29. Tu ambición no significa nada sin ejecución, es momento de trabajar: Si quieres cambiar al mundo, ¡entonces sal y hazlo! Las grandes ideas sin ejecución no valen nada. Querer ser rico no te hará millonario. Soñar mucho no te pondrá en la cima. Lo único que cerrará la brecha entre lo que sueñas y lo que vives es tomar la decisión y hacerlo.

30. El tiempo es tu posesión más valiosa, necesitas priorizar cómo lo inviertes: Tienes el poder y la responsabilidad de decidir qué hacer con el tiempo que tienes, así que elige sabiamente. Si piensas que el dinero es lo más importante en tu vida, recuerda que este siempre lo podrás recuperar (sin importar cuánto pierdas). Sin embargo, una vez pasa tu día, tu semana o tu oportunidad, esta nunca más regresará.


Señales que indican que estas malgastando tu tiempo:


   Antes de mostrarte las señales y enseñanzas de la vida que indican que estas malgastando tu vida, responde con toda honestidad las siguientes tres preguntas:

¿Qué ha pasado con tus sueños de niño?

¿Cómo vas con esos proyectos que hace 5 años imaginaste estar alcanzando hoy?

¿Cómo vas con esa promesa de llevar un estilo de vida diferente al de los demás?

   Estas son preguntas que nadie quiere responderse, ya que nos recuerdan que gran parte de nuestros planes y proyectos de vida están quedando en ideas y no en acciones.

31. Gastas demasiado tiempo haciendo cosas que no deberías: ¿Cuántas horas de la semana  pasas viendo televisión, series y jugando videojuegos? ¿Cuántas horas al día pasas  frente a la pantalla de tu móvil? No digas que no tienes tiempo para hacer tus proyectos personales, di que lo estás malgastando haciendo cosas que no le agregan valor a tu vida. No hay nada de malo entretenerte, pero cuando estos lapsos de tiempo se convierten en parte de tu rutina diaria, y te quitan el espacio para trabajar por tus proyectos, estás recibiendo una señal clara que estás malgastando tu vida.

32. Sigues quejándote por tu situación actual: ¿Te quejas demasiado por lo que pasa en tu vida? ¿Adivinas qué te pasa cuando te enfocas en los aspectos negativos (o no tan placenteros) de tu vida? Aquello en lo que te enfocas, se expande. Cuando lo único que haces es tener conversaciones negativas contigo mismo y con los demás, te conviertes en una fuente de mala energía.
   Es increíble la capacidad que tenemos los seres humanos para enfocarnos en los pequeños detalles negativos, cuando tenemos infinidad de cosas por las cuales estar agradecido. Cambia tu perspectiva, mira todo lo que tienes para agradecer y comienza a vivir según estas enseñanzas de la vida. 

33. No entrenas tu cuerpo, ni alimentas tu mente: Sabes que el ejercicio físico es importante, sabes que necesitas de él para cambiar de rutina y pensar en otras cosas, lo peor es que sabes y entiendes sus beneficios…pero no lo haces. Tienes muchas excusas. En cuanto a alimentar tu cerebro, tienes la excusa perfecta: Estás muy ocupado trabajando (haciendo todo lo que se te exige cada día) y no tienes tiempo para estudiar o capacitarte.

34. No te apasiona lo que haces: Tus únicos momentos de felicidad en el mes son los días de cobro y los viernes. Pensar en vacaciones te hace feliz, no porque harás algo distinto, sino porque no ves la hora de salir de tu trabajo. Sin embargo, es tanta tu felicidad cuando te pagan que prefieres tener esos días de vacío. No piensas en tus proyectos personales, no piensas mejorar en un trabajo que no te apasiona, solo quieres ganar algo de dinero para luego (cuando todo mejore) empezar a buscar esa pasión. Una pista: Nunca va a llegar ese momento.

35. No tienes planes de futuro: No planeas nada para el futuro, mejor dicho, tu futuro no va más allá de 15 días o el próximo mes. Algo lamentable. Cuando no planeas el futuro estás demostrando que tu futuro no depende de ti, depende de cualquier otra circunstancia mientras tú vives tu rutina día a día. ¿Has pensado qué quieres hacer el año que viene? Si planeas invertir en tu casa, cambiar de trabajo, seguir estudiando… ¿Estás ahorrando para lograrlo? Estas enseñanzas de la vida pueden llegar de dos maneras, leyéndolas aquí o viviendo las consecuencias de no hacer los cambios necesarios.


36. Pasas tu tiempo con personas que no suman en tu vida: Las personas con las cuales pasas tu tiempo se quedan igual que tú, no tienen planes de futuro y mucho menos hacen algo que les apasiona. Son personas que, si bien pueden ser tu familia, están estancándote y limitándote. Si sigues rodeándote de ellos, esos proyectos que te haces  nunca se harán realidad.

37. Gastas dinero en promociones y cosas que no necesitas: Encima de que te quejas por el poco dinero que tienes, y que nunca te alcanza para llegar a fin de mes, sigues comprando cosas que no necesitas, siguiendo promociones y buscando a quien regalarle tu dinero. Es evidente que la educación te resulta costosa, que ahorrar te resulta imposible y que nunca tienes dinero para pensar en el futuro pero si ves una cosa rebajada, una “ganga”, te genera un impulso inevitable de comprarla.

38. No duermes lo suficiente: ¿Recuerdas la última vez que dormiste placenteramente las horas necesarias? Tus malos hábitos antes de dormir tienen por el suelo tu productividad; tomas café antes de dormir, tu habitación no incita a dormir, enciendes el televisor, el portátil y tienes en la mano tu móvil…¿qué crees que va a suceder?

39. Te encanta tu zona de confort: No tienes que pensar mucho cuál es tu lugar favorito en el mundo. Éste no está ubicada en otro continente, no aparece en las fotos que publican en Instagram de lugares por conocer…Queda en tu vida, en tu rutina y en los mismos hábitos diarios. Es tu zona de confort tu lugar favorito del planeta. En él no tienes que esforzarte, estás acostumbrado a lo mismo día a día, te sientes cómodo. Pensarás que no tiene sentido cambiar y tener que pasar momentos difíciles.

40. Sal de tu zona de confort: Vives una vida que no disfrutas pero no te importa malgastarla. Si realmente quieres cambiar todo esto, apaga tu piloto automático y pregúntate cómo vas a cambiar ese círculo vicioso que te tiene así. Comienza a vivir tu vida, vence tu resistencia al cambio y PONTE EN MARCHA.




                  ¿Quieres Cambiar Tu Vida? Entonces PRIMERO Cambia ESTO!


                       Jorge Bucay - Encontrar el rumbo y volver a empezar




No hay comentarios: