lunes, 15 de julio de 2019

CARPETAZO: ACIERTOS Y ERRORES




JUICIO A UN INOCENTE
   
    Alguien al fondo del pasillo gritó: Asesino.
   
  Abel Buendía lo miró con la clase de indiferencia de quién se sabe juzgado y poco o nada puede hacer por demostrar lo contrario. Ya en la mañana una mujer había aseverado con rotundidad que era un desalmado, un criminal;  y gran parte de los presentes incluido su abogado, se habían vuelto a mirarle con repugnancia. Y cuando cruzó la puerta y se encontró en la sala, muy cerca del juez que había de decretar sentencia, ni se inmutó al escuchar: Culpable.

   Pero de pronto, justo antes de salir de la sala, un hombre obeso y de rostro grasiento volvió a gritar: Asesino; Abel Buendía le miró fijamente a los ojos y vio en él al verdadero criminal, al responsable de su injusta y desesperada situación. No sabía porqué pero no albergó ninguna duda de que era el causante de la muerte de la niña rubia de seis años. En un descuido del policía que lo custodiaba, le quitó el revólver, apretó el gatillo y lo dejó inerte en el suelo. Entonces, una voz temblorosa que se propagó por todos los rincones de la sala preguntó: ¿Por qué?. Era la voz de la madre de Peggy, la niña cruelmente  asesinada un año antes.


   Y Abel Buendía respondió: Para darles la razón.







Otro hombre, también sabio, me dijo: En determinadas ocasiones, los verdaderos amigos se pueden contar con los dedos...de ninguna mano.
  





































Un alegato de Ken Loach contra la injusticia social, contra los peligros del neoliberalismo.

   "¡Otro mundo es posible y es necesario!". "El mundo en que vivimos está en un punto peligroso, al borde de un proyecto de austeridad que llamamos neoliberal, que corre el riesgo de llevarnos a la catástrofe".

   La clase trabajadora en caída libre es la protagonista del inquietante espejo que tiende a nuestra época la cinta de Loach, que muestra el calvario cotidiano de buscar un empleo o conservar la ayuda social en una Inglaterra en crisis. Daniel Blake (Dave Johns) es un carpintero de 59 años de la ciudad inglesa de Newcastle que se ve obligado a recurrir a esa ayuda tras padecer problemas cardíacos. Aunque su médico le prohibió trabajar, el sistema lo obliga a buscar un empleo o exponerse a perder la escasa asistencia que apenas le alcanza para vivir. En su visita cotidiana a la oficina que atiende a los desempleados, conoce a una madre soltera (Hayley Squires) también en dificultades e igualmente atrapada, con sus dos hijos, en un sistema que la aplasta. El actor, que cumplirá 80 años en junio, y con una larga filmografía militante, ratifica así su postulado de base: “el capitalismo salvaje hunde al individuo”. 

'Así nos ven': alegato contra la injusticia
Ava DuVernay reconstruye el caso de cinco adolescentes negros e hispanos condenados por un crimen que no cometieron.

QUIM CASAS
EL CORREO DE BURGOS
    No son testigos. Son sospechosos. Esta frase, pronunciada a los quince minutos del primer episodio de 'Así nos ven' por la fiscal Linda Fairstein, convierte la vida de los cinco adolescentes protagonistas en una auténtica pesadilla. Escrita y realizada por Ava DuVernay, directora del filme 'Selma', y con producción de Oprah Winfrey y Robert De Niro.
   Así nos ven es una miniserie de cuatro capítulos que reconstruye los hechos reales que llevaron a cuatro jóvenes negros y un muchacho hispano a ser juzgados y condenados por unos hechos que no cometieron, golpear brutalmente y violar a una mujer blanca.
   'Sucedió la noche del 19 de abril de 1989. Decenas de adolescentes de Harlem se dirigen a Central Park. Son momentos de agitación y la toman con algunos blancos que pasean o van en bicicleta por el parque. La policía detiene a varios. Al mismo tiempo, se produce el salvaje ataque a una corredora, Patricia Meili. La fiscal Fairstein, años después convertida en escritora de novelas criminales de éxito, presiona a los agentes de policía para que obtengan una confesión. Y como dice uno de los policías, nosotros hicimos nuestro trabajo.
   La serie tiene en su primer episodio la tonalidad del cine policíaco de denuncia de los 70 mezclado con el arrebato del Spike Lee de finales de los 80: se escucha en la escena en Central Park la canción de Public Enemy 'Fight the power', emblema de su filme 'Haz lo que debas'.
 DuVernay se explaya en mostrar hasta dónde puede llegar la manipulación policial: enfrentar a los arrestados entre ellos, decir que uno ha dicho que el violador es el otro, someterles a duros interrogatorios sin presencia de sus padres (todos son menores), dejarlos sin comer durante dos días y obligarles a que confiesen frente a una cámara de vídeo algo que no han hecho. Si hoy ven la serie alguno de aquellos agentes, o la exitosa escritora y fiscal que no paró hasta llevarlos al estrado, o la fiscal que ganó el caso (encarnada por Vera Farniga), no les hará ninguna gracia revisarse a sí mismos.
   Pese a una música altisonante y, sobre todo, innecesaria (con la excepción de la curiosa utilización que se hace del clásico 'Moon river' de Henry Mancini, cantado por un preso y en espléndida lectura de Frank Ocean), 'Así nos ven' es un trabajo sólido y contundente, bien perfilado, interpretado y estructurado: el primer episodio presenta los hechos, el segundo desarrolla el juicio, el tercero explica la difícil integración al salir de la cárcel y el cuarto focaliza su atención en los días pasados entre rejas de uno de los jóvenes.
   Causa pavor ver, al inicio del segundo episodio, al Donald Trump de entonces pidiendo en la televisión la pena capital para los encausados. No te preocupes, ya se le acabará su momento de gloria, dice la amiga de la madre de uno de los chicos. Hoy también recordará aquella frase con un escalofrío visto lo visto en la actual Casa Blanca.

11 comentarios:

Unknown dijo...

No recuerdo bien si fue Sócrates quien dijo que prefería sufrir una injusticia que provocarla .Perez Reverte en su libro Hombres buenos, en boca del almirante dice que se siente mas orgulloso por lo que ha conseguido no ser que por lo que es. Existe el amor cero el de los psicopatas integrados y de eso hay que salir corriendo. Gracias por compartir tu conocimiento.

Unknown dijo...

Muy cierto

Unknown dijo...

Muchas cosa me tocan pero nadie es perfecto
Sino no fuera yo

Unknown dijo...

Perfecto solo Dios

Unknown dijo...

Realmente muy instructivos los artículos presentados. Este tipo de artículos son mis preferidos. Continúen haciéndolos...

Unknown dijo...

Excelente

Unknown dijo...

Me hiso refleccionar

Irma Gonzalez dijo...

Buenissimos

Unknown dijo...

Me encantan, son buenísimos y te hacen reflexionar.

Unknown dijo...

Exelentes reflexiones

Unknown dijo...

Cada día se aprende más,pero todo tiene su tiempo