viernes, 7 de junio de 2019

TO BE OR NOT TO BE




                                  

Monólogo: Ser o no ser... Hamlet - Shakespeare

   Ser o no ser, he aquí la cuestión. ¿Qué es más elevado para el espíritu, sufrir los golpes y dardos de la insultante fortuna o tomar armas contra el piélago de calamidades y, haciéndoles frente, acabar con ellas? Morir..., dormir; no más ¡Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne! ¡He aquí un término devotamente apetecible! ¡Morir... dormir, tal vez soñar! ¡Si, ahí está el obstáculo! Pues es forzoso que nos detenga el considerar qué sueños pueden sobrevivir en ese sueño de la muerte, cuando nos hayamos liberado del torbellino de la vida.

   ¡Esta es la reflexión que da tan larga vida al infortunio! Pues ¿Quién soportaría: los ultrajes y desdenes del mundo, los agravios del opresor, las afrentas del soberbio, los tormentos del amor desairado, la tardanza de la ley, las insolencias del poder y los desdenes que el paciente mérito recibe del hombre indigno, Cuando uno mismo podría procurar su reposo con un simple estilete?
   ¿Quién querría llevar tales cargas, gemir y sudar bajo el peso de una vida afanosa, si no fuera por temor a algo tras la muerte, la ignorada región de cuyos confines ningún viajero retorna, temor que desconcierta nuestra voluntad y nos hace soportar los males que nos afligen antes de lanzarnos a otros que desconocemos? Así la conciencia nos vuelve cobardes a todos y así el primitivo matiz de la resolución desmaya con el pálido tinte del pensamiento, y las empresas de gran aliento o importancia, por esa consideración, tuercen su curso y pierden el nombre de acción.
   Pero... ¡la hermosa Ofelia! Graciosa niña, espero que mis defectos no serán olvidados en tus oraciones.



NOS VAMOS A MORIR

    Lo que yo quería deciros es que sois preciosos, que sí. Con todos vuestros granos y arrugas, y con vuestros kilos de más o de menos, con vuestra barriguita y vuestros vicios, y vuestros corazones rotos o vuestras victorias. Y que os vais a morir, que nos vamos a morir, que al universo no le importa, que estamos de paso, pero que nuestros pasos son bonitos. Que hay belleza aquí y allí, que hay algo irrepetible en todo. Que fuméis, que bebáis, que hagáis dietas, que os gastéis el dinero en esas zapatillas que tanto se llevan ahora, que total nada dura, pero el momento merece la pena. Que beséis como gilipollas, que os enamoréis como tontos del culo, que paréis a la gente por la calle y le digáis que os gusta, que sí, que quizás sean desconocidos, pero es que: ¿quién se conoce hoy en día?

   Que os llenéis de cosas, que leáis, que escuchéis música, reíros de los chistes malos, mirad. El mundo es mundo, son caminos, es gente. Abrazad a vuestros padres, a vuestros abuelos, que se irán más pronto, a vuestros hermanos y amigos, y salid a la calle. También haced el amor, daros a alguien, entregad lo último que tengáis, dejaos en las manos de otro, aunque sólo sea una vez. Probadlo todo, los chicos, las chicas, la naturaleza. Caminad solos, observad, oled. Coged aire, respirad profundamente, llenad los pulmones de este aire tóxico, pero nuestro aire, a fin de cuentas. Y perdonad, que las culpas no os distancien, que los silencios no sean kilométricos, parad los desalojos, no envejezcáis matando al niño que lleváis, que llevamos dentro, él no se merece eso. Amad fuerte, besad fuerte, vivid Bailad a lo loco, aunque no os conozcáis la canción, no importa. Estad, estad, simplemente, pero que se note. NOTADLO.

                    El niño que volaba
Todos volaban tan bajo

Y él se remontaba a las nubes más altas,
Crecieron sus alas, menguaron los brazos
Y fue construyendo su nido en un árbol.
Vaya sorpresa en las caras
Cuando una mañana por la chimenea
Se fue de la casa y al ver cielo abierto
Extendiendo las alas como mariposa
En el aire volaba.
Fueron muy sabios doctores
Los que le pidieron la pluma de un ala
Para analizarla pero al separarla
La oyeron quejarse convertida en agua.
Pronto se fue de la escuela
Porque distraía la clase y al dar la lección
Se subía a la araña del techo y sin ser necesario
Salía al recreo revoloteando.
Le visitaron museos de todos los mundos,
La jaula de oro le ofrecen algunos,
Fortunas inmensas maltratan su orgullo
Y un jeque le quiso hacer novio suyo.
Todo su afán consistía
En sentirse muy libre, romper las amarras,
Beberse la vida, pasar de ataduras
De casa y familia y sólo regirse
Por leyes no escritas.
La fundación Rockefeller
Son sus propietarios porque le cazaron
Remontando el tajo y todo Manhattan
Respira aliviado, al fin consiguieron
El niño tan raro.

Víctor Manuel




Ser o no ser

Hoy la palabra es parábola y vuela como las gárgolas

la palabra es la bala directa a vuestras mandíbulas
la plaga, que se propaga como el ébola
la flecha colocada en el arco de légolas.
No me llaméis hijo pródigo pues soy el hijo prodigio.
Los hackers buscan mi código, jamás darán con el válido,
En este mundo tan rápido, vosotros cojos e inválidos.
Flojos y pálidos de materia gris escuálida
Yo soy la luz del vampiro, el fuego ante el escorpión,
Soy el secreto escondido en papiros, soy la inyección,
Que paraliza a mc's igual que a estatuas de piedra,
Yo soy el que trae esa mierda que os hace decir mierda,
Soy el extraño muchacho que rompe el músculo en tu pecho,
La grieta de tu techo, transformo dichos en hechos
Y así penetro en ti como este aire que respiras
Soy el rumor, entre esquinas Y avenidas
Soy el ruido del silencio, soy la sombra en tu salón,
Soy Vesubio en tu Pompeya si tu intención es traición,
Soy el antiguo proverbio, tu remedio y perdición,
El chico con insomnio que da vueltas en su habitación
Soy quien removió las sucias aguas del Hip-Hop,
El ladrón 41, la noche número 1002,
Soy el 13 de tu martes soy el as en el descarte.
Soy tu adiós, soy inquebrantable como tu estúpida fe en Dios
Soy el sonido del oprimido, la voz del enemigo de ese verbo imperativo,
Soy el mal sabor del amor no correspondido,
El gladiador que dejó al emperador vencido
Soy el elegido para construir palacios.
Soy otro tiempo, soy otro espacio,
Otro con virtudes y vicios vividos despacio
Que con un micro bajo el brazo nació, (necios),
Soy el precio a pagar por quererlo todo.
La mirada sospechosa que se ha transformado en robo.
Soy la perfección de un cubo de Rubik, (ajá)
El sentido de una película de Stanley Kubrick,
Soy el universo que el verso resucitó,
Soy el que no calló, jamás calló y nunca creyó,
Soy aquel que siempre vio que algo ganó cuando perdió,
Como Mazinger Zeta siempre fuerte, así soy yo.

Tranqui, hay que mostrarse, sin complicarse,

Sin enfadarse, dando margen a equivocarse, comportarse
Tipos no pueden superarse sin esforzarse,
Prefieren conformarse y eso es engañarse

Tranqui, si puede hacerse no hay que pararse,

Es conocerse, jamás rendirse, no limitarse,
Muchos para ganarse el respeto juegan a odiarse y a esconderse, y eso es engañarse

Tan, tan importante es el ser o estar,

Que todos quieren ser, que todos quieren estar,
Pero si alguien me llama, diles que no estoy, (está bien)
Si me encuentran diles que no soy.
No soy ni un vendido, ni un farsante, ni nada semejante
Yo siempre doy tanto, tanto, sin hablar de cuanto, cuanto,
Es lo que trato de hacer cuando,
Mi intención en la vida es no ser, para llegar a ser.
No soy no soy un héroe, a mí sí me salvan la vida cada día
Los pequeños gestos todavía se sienten,
Sentimientos no mienten,
No soy un buen ejemplo, pero tus papás me consienten.
Aprenden  cómo decirlo para que el mundo lo entienda.
Yo no soy Robin Hood pero el lírico tiene su leyenda,
No soy un bobo, escapo si veo las orejas al lobo,
Yo que era feliz con mi soldado de plomo y mi globo,
quería vivir como un príncipe, era el sueño de cualquier gandul,
pero ellos tienen un palacio y sangre azul,
ahora me prestan atención como a un guía,
y así la peña sigue el rumbo que marca mi RAP melodía,
no soy ni tan simpático, ni tan antipático,
tormentas mentales provocan goteras en el ático,
tenemos el Hip-Hop, somos conscientes de que tenemos algo,
y que tú eres alguien, y que yo no soy quien
te dice lo que tienes que hacer, no soy ningún padre,
cuido de mis compadres, yo seré el perro que les ladre,
no soy tu enemigo, ni me creo el ombligo del mundo,
yo llegué el primero y al segundo le pasé mi testigo,
en memoria de los que están en el andamio y tienen vértigo.
los que recogen trigo, los que pasan frio y buscan abrigo,
saben que todo tiene su castigo y su premio,
su humor y su mal genio, su minuto y su milenio,
dime con quién andas y te diré quién eres,
dame paz y respeto si puedes y te diré como eres,
las apariencias engañan,
la calle y los espejos escupen la verdad sin escrúpulos, desde todos los ángulos,
podría decir que dos y dos son cinco y mucha peña lo creería,
pero perdería credibilidad,
yo no pongo mi reputación en juego,
sólo un gesto sincero, ante el micro de acero, RAP porque si pero...

Tranqui, hay que mostrarse, sin complicarse,

Sin enfadarse, dando margen a equivocarse comportarse
Tipos no pueden superarse sin esforzarse,
Prefieren conformarse y eso es engañarse

Tranqui, si puede hacerse no hay que pararse,

Es conocerse, jamás rendirse, no limitarse,
Muchos para ganarse el respeto juegan a odiarse y a esconderse, y eso es engañarse.


Autores de la canción: Aitor Millan Fernandez / Ignacio Fornes Olmo / David Jesus Gilaberte Miguel



Carta de un amigo jodido

   Querido Petrus:
   Ya sabes, porque me conoces, que no busco admiración, no busco reconocimiento, que me ofrezco todo entero como soy, creo que soy honesto, generoso y solidario, inconformista y utópico (o iluso, ¿Quién sabe?

   ¿Por qué cojones sólo recibo hostilidad, incomprensión y etiquetas por parte de personas significativas para mí, por el hecho de no querer permanecer en la manada?

   ¡Que me dejen en paz!, que sé caminar solo, que no quiero volver a la tranquilidad del redil. Y si me estrello será únicamente mi responsabilidad, que llevo paracaídas, doble airbag y chaleco antibalas, además tengo amigos hasta en el infierno y las personas que encuentro en el camino, gente amable, me renuevan continuamente el salvoconducto que me permite escapar de mis enemigos.

   Te envío una vieja canción de mi admirado V.Manuel que he redescubierto hace poco, me identifico totalmente con su contenido…espero que me entiendas.
¡Hasta pronto!





No hay comentarios: