miércoles, 15 de mayo de 2019

EL INICIO DEL DRAMA I




                          ¿Qué es la Psicosis?


PSICOSIS DE INICIO

¿QUÉ ES UNA PSICOSIS? • La psicosis es un término genérico utilizado en psiquiatría y psicología para referirse a un estado mental descrito como una escisión o pérdida de contacto con la realidad. Las personas que experimentan psicosis pueden presentar alucinaciones o delirios y pueden exhibir cambios en su personalidad y pensamiento desorganizado.
   Estos síntomas pueden ser acompañados por un comportamiento inusual o extraño, así como por dificultad para interactuar socialmente e incapacidad para llevar a cabo actividades de la vida diaria.

CLÍNICA DE LA PSICOSIS
 •Delirios y alucinaciones (síntomas positivos).
 •Alteraciones conductuales como apatía, abulia, anhedonia, alogia (síntomas negativos).
 •Trastornos cognitivos, afectivos y deterioro en el funcionamiento global.

PSICOSIS VERSUS NEUROSIS
    En la Neurosis no hay pérdida de contacto con la realidad. Las neurosis son episodios de desequilibrio psicológico que se presentan en personas que han alcanzado una función mental relativamente “adecuada”. Las manifestaciones principales incluyen una angustia exagerada, síntomas histeriformes, fobias, síntomas obsesivos y compulsivos.

Etiología Multicausal: Causas y factores de riesgo de la Esquizofrenia
- Alteraciones bioquímicas
   La esquizofrenia podría ser consecuencia de un problema de comunicación entre las neuronas. De todos los neurotransmisores (los que se encargan de transmitir la información entre las neuronas), se ha visto que la dopamina (neurotransmisor presente en diversas áreas del cerebro y que es especialmente importante para la función motora del organismo) es el que está más alterado. Clásicamente, la hipótesis de que existe un desequilibrio de la función dopaminérgica ha sido la principal hipótesis neuroquímica de la esquizofrenia, postulando que la enfermedad, o al menos los síntomas psicóticos, son el resultado de un exceso de actividad dopaminérgica. La principal baza de esta hipótesis se basa en que los fármacos que disminuyen la dopamina mejoran la psicosis, mientras que los fármacos o drogas que la aumentan pueden desencadenar síntomas de este tipo o agravar la esquizofrenia.

- Alteraciones en la estructura del cerebro
    Cerca de la mitad de los pacientes presentan alteraciones en la estructura del cerebro. Estas incluyen dilatación de los ventrículos, disminución del volumen de determinadas áreas del cerebro (especialmente del lóbulo temporal, de la  formación amigdalo-hipocampal, del tálamo, de la corteza prefrontal) y una disminución global del tamaño del cerebro. No obstante, es importante resaltar que estas alteraciones no son específicas de la esquizofrenia ni todos los pacientes las presentan.



- Alteraciones del funcionamiento del cerebro
    La mayoría de los estudios de neuroimagen funcional, en los que no solo se estudia la estructura del cerebro sino también la función, han señalado una disminución en la función de la corteza prefrontal en la esquizofrenia, que es la parte del cerebro que da habilidad de razonamiento. Esta hipofrontalidad constituye uno de los hallazgos biológicos de esquizofrenia más ampliamente contrastados. La hipofrontalidad es más evidente durante la realización de pruebas mentales que requieren de una activación prefrontal.
   A pesar de toda la investigación y de los grandes avances que se han logrado en los últimos cuarenta años, no existen pruebas diagnósticas complementarias que aseguren el diagnóstico del trastorno.
  El inicio de los síntomas de la enfermedad, típicamente en la adolescencia tardía, se produce cuando las estructuras implicadas alcanzan su madurez funcional, puesto que la maduración del cerebro no termina en la adolescencia sino que continúa durante la edad adulta en la que se eliminan algunas neuronas y circuitos inútiles mediante complejos procesos, como la muerte celular preprogramada (apoptosis) neuronal y sináptica. En la actualidad también se conoce que determinados fenómenos inflamatorios e inmunológicos podrían estar implicados en la aparición y la progresión de la esquizofrenia.

Factores de riesgo

   Un factor de riesgo es aquella condición que no causa una determinada enfermedad, pero que está asociado a ella. Por ejemplo, el colesterol alto (hipercolesterolemia) actúa como factor de riesgo para el infarto de miocardio. No quiere decir que lo cause, porque no todas las personas con colesterol alto tendrán un infarto ni todas las personas con infarto tienen el colesterol alto. Pero sí quiere decir que aumentan las probabilidades de tener un infarto.
  
   Así, se han encontrado diversos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de tener una esquizofrenia, aunque no la causen de manera directa.

Tipo ambiental, entre los que se incluyen: las complicaciones obstétricas, drogas de abuso y determinados virus.


El consumo de cannabis puede producir alteraciones del sistema nervioso comparables a la psicosis y la esquizofrenia  
https://www.agenciasinc.es/Noticias/Identifican-un-mecanismo-que-provoca-psicosis-y-esquizofrenia-por-el-abuso-de-cannabis


Tipo genético
    
   En función del grado de parentesco con el familiar afectado el riesgo se incrementa o se reduce. ¿Quiere decir esto que la esquizofrenia es una enfermedad genética? Si por enfermedad genética se entiende una enfermedad producida por un único gen, la respuesta es no. El peso de la genética en esta enfermedad es enorme (en torno al 80%), pero no en un único gen. Las teorías más actuales señalan que la presencia de un número de genes alterados predispone a tener la enfermedad. Es decir, al igual que otras dolencias médicas complejas, como la diabetes, es necesario más de un gen alterado para desarrollar la enfermedad. Esta herencia predispone a una mayor vulnerabilidad a desarrollar una esquizofrenia ante determinados factores ambientales que desencadenarían la aparición del cuadro clínico.

 EPIDEMIOLOGÍA PSICOSIS
Edad de inicio entre 15 y 19 años. Se considera Esquizofrenia de inicio temprano entre 13 – 19 años y de inicio muy temprano antes de los 13 años.  
El hermano de una persona diagnosticada esquizofrenia tiene entre el 7 y el 8 % de posibilidad de padecerla.
-       Si un padre padece el trastorno, las probabilidades de que el hijo tenga esquizofrenia es del 10 %.
-       1% de la población general.
-      1 de cada 3 esquizofrenias debuta antes de los 18 años.

LA ADOLESCENCIA: La adolescencia es la etapa evolutiva más importante de la persona. Es el final de un largo camino y el principio de un estado (adulto). El niño tiene que dejar de ser niño y entrar en el mundo juvenil con todo lo que comporta. Algunos de los hechos a tener en cuenta a la hora de querer comprender los hechos diferenciales de la adolescencia son:
 - Espectacularidad en los cambios corporales.
 - Una lucha entre el anhelo a aferrarse al pasado y el deseo igualmente poderoso de ir hacia el futuro.
 - Renunciar al “apego” de los padres, miedo a fracasar en la vida familiar o cultural y social.
 - Es el momento evolutivo en que las pasiones sexuales y morales fructifican y consiguen la madurez.

¿QUÉ OCURRE CON LA PSICOSIS EN LA  ADOLESCENCIA?
    Nos vamos a encontrar con serias dificultades para diferenciar entre normalidad y anormalidad en la adolescencia, los cambios repentinos e imprevisibles, las características del pensamiento y su espectacularidad, hacen que sea difícil hablar de funcionamiento psicótico. En los adolescentes se dan cambios en relación a la personalidad previa y aficiones, difíciles de diferenciar de un proceso de adolescencia psicótíco. Muchos autores dicen, como ya se ha señalado, que hasta la psicosis es atípica en la adolescencia y de difícil diagnóstico por las características del pensamiento psicótico, los cambios repentinos e imprevisibles que se dan en el adolescente y el impacto emocional que el funcionamiento psicótico provoca.
   Antes del primer brote psicótico o episodio psicótico, las personas pasan un largo tiempo sufriendo y con síntomas prodrómicos como alteraciones del comportamiento, deterioro en las actividades sociales, académicas y laborales, síntomas afectivos, ansiedad, alteraciones del sueño etc. que les lleva a un deterioro en su funcionamiento psicosocial.


                          



SÍNTOMAS PRODRÓMICOS DE LA PSICOSIS DE INICIO
• Menor capacidad de concentración y de atención.
• Falta de energía y motivación.
• Estado de ánimo depresivo.
• Inestabilidad emocional.
• Irritabilidad.
• Trastorno de sueño y apetito.
• Ansiedad.
• Retraimiento/Aislamiento social.
• Conductas bizarras
• Desconfianza.



















¿QUÉ OCURRE CUANDO APARECE LA PSICOSIS? SÍNTOMAS PSICÓTICOS EN EL ADOLESCENTE FASE AGUDA:
• Trastornos del lenguaje.
• Dificultad para distinguir el mundo onírico y real.
• Alucinaciones visuales y auditivas.
• Ideas y pensamientos vívidos y extraños.
• Disminución del interés, pensamiento desorganizado.
• Labilidad afectiva.
• Comportamiento extraño, estereotipias, desinhibición.
• Ideas delirantes de persecución.
• Comportamiento regresivo.
• Ansiedad y temerosidad severas.
• Confusión de la televisión con la realidad.
• Dificultad para entablar y mantener relaciones sociales.
• Seguramente la parte más observable en las crisis psicóticas en la adolescencia es la alteración o pérdida del sentido de la realidad, que hace referencia a la presencia de delirios, alucinaciones, histerias de conversión; en definitiva, la alteración de la realidad objetiva por parte del paciente.
   La enfermedad evoluciona en brotes con recaídas y remisiones pero si no es correctamente tratada, el deterioro es procesual. Los síntomas precoces de esquizofrenia son diferentes en cada enfermo.  Se pueden desarrollar lentamente durante meses o años, o pueden aparecer repentinamente, de forma aguda.



FACTORES DE VULNERABILIDAD PARA EL DESARROLLO DE UNA PSICOSIS  
    Por todo lo dicho anteriormente, han aumentado considerablemente las investigaciones orientadas a estudiar las fases iniciales de los trastornos psicóticos. Con el objetivo de facilitar la detección precoz de este conjunto de factores de vulnerabilidad, se han desarrollado algunos programas como, por ejemplo, el Programa PACE -Personal Assessment and Crisis Evaluation -.
    Este programa propone una serie de criterios que serían indicativos de una posible población de riesgo o vulnerable a padecer un primer brote psicótico. Se estima que entre el 30% y el 40% de las personas con ese estado mental de riesgo desarrollarán un trastorno psicótico al cabo de 6 meses y hasta el 50% al cabo de un año.

¿QUÉ OCURRE CUANDO APARECE LA PSICOSIS? SÍNTOMAS PSICOTÍCOS EN EL ADOLESCENTE FASE AGUDA: • Trastornos del lenguaje. • Dificultad para distinguir el mundo onírico y real. • Alucinaciones visuales y auditivas. • Ideas y pensamientos vívidos y extraños. • Disminución del interés, pensamiento desorganizado. • Labilidad afectiva. • Comportamiento extraño, estereotipias, desinhibición. • Ideas delirantes de persecución. • Comportamiento regresivo. • Ansiedad y temerosidad severas. • Confusión de la televisión con la realidad. • Dificultad para entablar y mantener relaciones sociales. • Seguramente que la parte más observable en las crisis psicóticas en la adolescencia es la alteración o pérdida del sentido de la realidad, que hace referencia a la presencia de delirios, alucinaciones, histerias de conversión; en definitiva, la alteración de la realidad objetiva por parte del paciente. • La enfermedad evoluciona en brotes con recaídas y remisiones pero si no es correctamente tratada, el deterioro es procesual. • Los síntomas precoces de esquizofrenia son diferentes en cada enfermo. • Se pueden desarrollar lentamente durante meses o años, o pueden aparecer repentinamente, de forma aguda.

TRATAMIENTO EN LA PREVENCIÓN: • Centrándonos en cuál sería el tratamiento de elección para la prevención y la intervención temprana en la psicosis, hay autores que desaconsejan el tratamiento farmacológico como primera medida para la prevención. Además, teniendo en cuenta que la predicción no es tan precisa como se desearía, los autores recomiendan ser muy conservadores en la prescripción de medicación antipsicótica y, sin embargo, se enfatiza la necesidad de implementar en esta fase tratamientos preventivos basados en una terapia cognitivo-conductual centrada en los síntomas prepsicóticos presentes, así como en los problemas del estado de ánimo, las dificultades en la solución de problemas y toma de decisiones o en el desarrollo de metas con apoyo en la perseverancia para su consecución.

TRATAMIENTO EN PSICOSIS:
• Farmacológico (idealmente de primera línea), con el fin de reducir o suprimir los síntomas.
• Psicológico: en la vertiente del apoyo y elaboración de proceso.
• Familiar: para la vertiente psico-educativa y manejo interaccional familiar.
• Educacional/Social: para mantenimiento en el sistema el mayor tiempo posible y en alianza con el sistema escolar.
El abordaje terapéutico es multimodal: El espectro de la psicoterapia y de las intervenciones psicosociales es muy amplio y abarca diversos tipos de intervenciones que, a menudo, se integran en un continuum asistencial lo que dificulta la delimitación entre ellas. A efectos de favorecer su exposición, se han dividido las intervenciones en los siguientes apartados: 
1. Terapia cognitivo-conductual
2. Psicoterapia de apoyo Tratamientos psicoterapéuticos especificos
3. Psicoterapia psicodinámica  
4. Psicoeducación : Tratamientos especificos  
5.Intervenciones familiares  
6. Rehabilitación cognitiva- Intervenciones Rehabilitadoras  
7. Entrenamiento en habilidades sociales y Recursos de apoyo  8. Entrenamiento en actividades de la vida diaria- Integración Social.
9. Actividades expresivas (arteterapia, musicoterapia, etc)  
10. Apoyo a la inserción laboral  
11. Recursos de vivienda


PSICOTERAPIA E INTERVENCIONES SOCIALES. La psicoterapia y las intervenciones psicosociales engloban una serie de medidas encaminadas a: • Minimizar la vulnerabilidad del paciente ante las situaciones de estrés. • Facilitar los procesos de recuperación, reforzar su adaptación y funcionamiento familiar, social y formativolaboral. • Aumentar sus recursos para hacer frente a los conflictos, problemas y tensiones interpersonales. Estas intervenciones pueden incidir en áreas como la prevención de recaídas, la adquisición de habilidades sociales, y el funcionamiento social y laboral.

OBJETIVOS DE LA PSICOTERAPIA: 
 Los cambios repentinos e imprevisibles, las características del pensamiento y su espectacularidad, hacen que sea difícil hablar de funcionamiento psicótico en la adolescencia. En los adolescentes se dan cambios en relación a la personalidad previa y aficiones, difícil de diferenciar de un proceso de adolescencia psicótico. Muchos autores dicen, como ya se ha señalado, que hasta la psicosis es atípica en la adolescencia y de difícil diagnóstico por las características del pensamiento psicótico, los cambios repentinos e imprevisibles que se dan en el adolescente y el impacto emocional que el funcionamiento psicótico provoca.  Antes del primer brote psicótico o episodio psicótico, las personas pasan un largo tiempo sufriendo y con síntomas prodrómicos como alteraciones del comportamiento, deterioro en las actividades sociales, académicas y laborales, síntomas afectivos, ansiedad, alteraciones del sueño etc. que les lleva a un deterioro en su funcionamiento psicosocial.
  La psicoterapia ha de estar basada en primer lugar en las necesidades y preferencias del paciente, pero no es posible pasar por alto la importancia de respetar su sistema de valores en la elección de objetivos y metas a conseguir. En la práctica, muchos psicoterapeutas utilizan una combinación o síntesis de los diversos enfoques y estrategias. Esta combinación se determina y ajusta de manera individual para cada paciente en función de su estado clínico concreto, sus capacidades de afrontamiento y sus preferencias.


TERAPIA COGNITIVA‐CONDUCTUAL Las metas de la psicoterapia en el inicio de la psicosis son: • Preservar y fortalecer la autoestima • adaptarse con éxito a los cambios de la realidad, • promover un autocontrol sobre los síntomas • apoyar el progreso de la persona hacia la consecución de metas evolutivas adecuadas. • Formar una alianza terapéutica con el paciente.  • Conseguir la estabilización clínica.  • Ofrecer una explicación comprensiva de la experiencia psicótica. • Proporcionar educación sobre la naturaleza de los síntomas. • Registrar los pensamientos negativos o molestos y el contexto en el que se producen y así ser más consciente de los pensamientos. • Aprender maneras alternativas de tratar con las situaciones estresantes. • Promover la adaptación y recuperación. • Centrarse en los problemas de estigma y desarrollar estrategias de afrontamiento efectiva. • En la atención temprana a la psicosis : Los terapeutas deben ser conscientes del potencial efecto traumático de las crisis producidas por la psicosis y las respuestas de emergencia. Se debe reconocer el trauma y conocer y utilizar técnicas para minimizar el impacto de las experiencias traumáticas.

PSICOEDUCACIÓN Tiene como objetivo desarrollar un conocimiento compartido y aumentar el conocimiento sobre la enfermedad que tenga la familia y el paciente. Este procedimiento contribuye a una mejor adaptación y recuperación inicial de la psicosis y a reducir el riesgo de recaídas. Es un proceso permanente que debe revisarse y actualizarse regularmente y que se puede aplicar individual o grupalmente. Los pacientes y sus familias deben recibir información verbal y escrita adaptada a sus características clínicas, a sus necesidades y a las capacidades de aprendizaje y de asimilación de cada caso desde el inicio de la intervención. La psicoeducación deberá explicar: • La naturaleza de la enfermedad. • Las opciones disponibles para el tratamiento y la recuperación. • La variabilidad natural y los distintos modelos de recuperación. • Las posibilidades de futuro y como pueden influir en ellas los pacientes y sus familiares. • Estrategias especificas para el manejo de síntomas. • Plan de recaídas.

LAS INTERVENCIONES FAMILIARES • El apoyo y la implicación familiar es una contribución fundamental para conseguir una buena recuperación de la psicosis. El primer episodio de una psicosis suele tener un impacto estresante sobre la familia y en el contacto clínico inicial con ella se pueden observar sentimientos de culpa, ira, tristeza y pérdida. • Los focos fundamentales de la intervención familiar serán: • El impacto sobre el sistema familiar. • El impacto sobre cada unos de los miembros de la familia. • La interacción entre la familia y el curso de la psicosis.

PAPEL FAMILIAR EN EL TRATAMIENTO INICIAL DE LA PSICOSIS OBJETIVOS:
- El principal objetivo de la intervención familiar debe ser la capacitación y el fortalecimiento familiar para afrontar y ajustarse a la crisis que la psicosis produce dentro de la familia. - Proporcionar psicoeducación y apoyo desde el comienzo de la enfermedad y de manera permanente según las necesidades de cada familia y pudiendo utilizar un formato de tratamiento individual o grupo.
- Educar a la familia sobre la enfermedad y su manejo: • Mostrar interés, simpatía y empatía hacia los familiares. •Evitar culpabilizar a la familia o patologizar sus esfuerzos de afrontamiento. • Potenciar la implicación en el tratamiento y reducir el estrés. • Mejorar las habilidades de comunicación y de solución de problemas. • Proporcionar tratamiento flexible y ajustado a las necesidades familiares. • Animar a las familias a desarrollar apoyos sociales externos. • Infundir esperanza en el futuro. • Adoptar una perspectiva de largo plazo.

EN CUANTO A LA REHABILITACIÓN PSICOSOCIAL, SU PROPÓSITO ES:  
- Facilitar los procesos de recuperación y prevenir el deterioro de la función social, laboral, educativa y familiar, así como fomentar estas capacidades sociales al máximo. 
- Favorecer y posibilitar la adquisición o recuperación del conjunto de destrezas, habilidades y competencias necesarias para el funcionamiento en la comunidad en las mejores condiciones de normalización y calidad de vida que sean posibles. 
- Potenciar la integración social dentro de la comunidad, apoyando y fomentando un funcionamiento lo más autónomo, integrado e independiente que sea posible así como el desempeño de roles sociales.  
- Ofrecer el seguimiento, apoyo y ayuda social que cada persona necesite para asegurar su mantenimiento en la comunidad del modo más autónomo y normalizado posible. 
- Prevenir o disminuir el riesgo de deterioro psicosocial, marginalidad y/o institucionalización. 
- Asesorar y apoyar a las familias para favorecer su competencia en el manejo de los problemas que se les plantean e incidir positivamente en el proceso de rehabilitación. 

   Los tratamientos psicoterapéuticos y las intervenciones rehabilitadoras, pueden desarrollarse tanto a nivel individual como a nivel grupal. Esta elección dependerá de las características y estado del paciente, sus preferencias y los recursos de los que dispongan los profesionales y los equipos. 

   Los abordajes grupales ofrecen a los pacientes: 
    - Un lugar de intercambio que facilita la libre expresión oral y favorece que puedan hacerse cargo del propio sufrimiento y del de los otros participantes. 
   - Un contexto realista y específico de referencia. 
  - Una alianza y una relación terapéutica 
  - Además de un mejor autoconocimiento, un mejor conocimiento de los miembros del grupo, mejorando las relaciones interpersonales y la capacidad de hacer frente a los síntomas psicóticos.

Otras psicoterapias: 

TERAPIA DE APOYO 
  Hay una gran variedad de intervenciones englobadas dentro de este concepto que van desde el apoyo y consejo en un marco no directivo y no estructurado, hasta entrevistas en las que el terapeuta sigue las pautas de escucha activa y empática, actitud de cooperación y el manejo de crisis.  
   En sentido general el objetivo de la psicoterapia de apoyo es mantener o reforzar las defensas adaptativas de la persona, de tal modo que estas permitan afrontar las dificultades. Busca la mejor adaptación posible al medio y a las circunstancias de la crisis. Hace hincapié en la movilización de las fortalezas para realzar la autoestima y usar estrategias de afrontamiento positivas. El apoyo y el consejo son los componentes específicos de este tipo de terapia, pero también son tácticas frecuentes las sugerencias, explicaciones y aclaraciones.

LA PSICOTERAPIA DINÁMICA: • Aumenta la comprensión psicológica de la persona sobre su situación presente y sobre el camino recorrido hasta ese momento.  
• Ayuda a encontrar un sentido a las experiencias psicóticas y un significado de los síntomas en su biografía. 
• Ayuda a comprender las relaciones significativas entre el pasado, presente y el futuro, actualizadas en el momento de la crisis.  
• Restablece una vinculación entre experiencias internas y externas y aumenta la capacidad de insight. 
• Mejora el aprovechamiento de las capacidades conservadas y el desarrollo del funcionamiento no distorsionado. 
•  Disminuye la vulnerabilidad a sufrir nuevas crisis.
   
  En un alto porcentaje de casos, el primer brote psicótico puede convertirse en una esquizofrenia. Recientemente, en España, se están creando unidades que ofrecen tratamientos específicos para pacientes con estos primeros brotes con el fin de minimizar el deterioro de sus funciones cognitivas y mejorar su calidad de vida y la de su entorno.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS POR LOS QUE UNA FAMILIA PUEDE PERCATARSE DE QUE ALGÚN MIEMBRO TIENE UN BROTE PSICÓTICO?  
   Los más accesibles y detectables son los síntomas positivos relacionados con la percepción de cosas que no existen, como oír voces o tener sensaciones extrañas en conductas observables y familiares. Los afectados con un primer brote psicótico pueden tener miedo a que haya una conspiración contra ellos, o les vayan a hacer algo malo, como que alguien les envenene la comida, por lo que dejan de comer o se aíslan socialmente, se sienten en riesgo en su entorno y toman precauciones excesivas. Lo habitual es que, previamente a este primer brote, hayan tenido síntomas anteriores y menos detectables, como los síntomas negativos, que son la apatía o la pérdida de interés, o dejar de hacer actividades habituales en ellos.

¿A QUÉ EDAD APARECE EL PRIMER BROTE PSICÓTICO?  Entre los 16 y 23 años es la edad estrella de máxima frecuencia de aparición del primer brote, tanto en chicos como en chicas, aunque en estos últimos años también se ha detectado este brote con una edad más precoz. Tampoco se descarta que los síntomas psicóticos aparezcan en otras etapas de la vida, pasados los 50 años de edad, acompañando a periodos en los que hay cambios hormonales y fisiológicos significativos.

¿SE ESTÁ ADELANTANDO LA EDAD DEL PRIMER BROTE PSICÓTICO O PERMANECE INVARIABLE? • Es bastante estable, se mantiene en ese rango de edad. Lo que ocurre es que cada vez ponemos más atención a los primeros síntomas, los identificamos más rápido y las medidas de tratamiento se adelantan, cuando en años anteriores no existían y había una falta de recursos, estudios y conocimientos sanitarios.

¿SE CONOCE ALGÚN FACTOR DE RIESGO? Existen factores de riesgo, porque la enfermedad no tiene una única causa. Hemos detectado múltiples causas que participan en su aparición y que aumentan el riesgo. En una persona que es candidata a padecerla, la presencia de estos factores eleva la probabilidad de desarrollarla. Uno de los disparadores que la causa entre la población adolescente es el cannabis que, lamentablemente, en el entorno de esa edad alcanza cifras muy altas. Una persona con alto riesgo que quizá no hubiera desarrollado un brote psicótico si no lo hubiera consumido, lo desarrolla.

¿SE PUEDE PREVENIR UN PRIMER BROTE PSICÓTICO O, AUNQUE CONOZCAMOS LOS FACTORES DE RIESGO QUE CONDUCEN A UNO DE ELLOS, NO TENEMOS LAS ARMAS ADECUADAS? Podemos intentar prevenir pero hay personas con hábitos de vida saludables que sufren un primer brote psicótico y con posterioridad, una esquizofrenia. Pero en un grupo importante ocurre por consumo de tóxicos y drogas, que se puede prevenir y concienciar a los jóvenes sobre las consecuencias de este riesgo. La causa del primer brote psicótico puede ser un único porro. Es cierto que hay personas que fumarán marihuana (cannabis) y que nunca desarrollarán un brote. Influyen distintos factores y sustratos del entorno biológico y químico de cada persona. Pero, en otros casos, las consecuencias van más allá y las personas que lo prueban se enganchan a la sustancia, se convierten en drogodependientes, con graves consecuencias como la psicosis y esquizofrenia.

¿TODOS LOS BROTES ACABAN EN ESQUIZOFRENIA?  Todos los brotes no acaban en esquizofrenia. Entre el 80% y el 85% de las personas que sufren un primer brote psicótico mantienen trastornos psiquiátricos a medio y largo plazo. Con un control evolutivo temprano mediante tratamiento se puede controlar. Hay un porcentaje bajo de casos que tienden a remitir y, tras un seguimiento de un año o año y medio, no necesitan diagnósticos posteriores; y un mayor porcentaje de pacientes con brotes psicóticos relacionados que se pueden atender con control ambulatorio y seguimiento a medio plazo.

EL ESTIGMA: La persona con enfermedad mental debe afrontar una doble dificultad para recuperarse: la enfermedad en sí y los prejuicios y discriminaciones que recibe por padecerla. El estigma social es una carga de sufrimiento que incrementa innecesariamente los problemas de la enfermedad y constituye uno de los principales obstáculos para el éxito del tratamiento y de la recuperación. 

EL AUTO ESTIGMA es una de las consecuencias más graves de la discriminación. Los prejuicios en muchos casos afectan al enfermo o la enferma hasta el punto que los asumen como verdaderos y pierden la confianza en su recuperación y en sus capacidades para llevar una vida normalizada. El silencio que rodea a cualquier problema de salud mental forma parte del problema. Las enfermedades mentales están silenciadas, ausentes e invisibles. Están muy cercanas pese a que siguen siendo grandes desconocidas para la sociedad. La realidad es que una de cada cuatro personas padece una enfermedad mental a lo largo de su vida, y eso son muchas personas. Puede ser una amiga, un novio, un padre, una hermana o un compañero de trabajo. El 9% de la población española sufre una enfermedad mental. Estas cifras crecerán, en una tendencia común en el mundo occidental y con un elevado coste social y económico.
   
   Es labor de todos los estamentos implicados: Profesionales, familias, enfermos, asociaciones y la sociedad en su conjunto, colaborar en el abordaje de este trastorno mental para que se consiga aceptar como un problema de salud más y no se produzca la estigmatización de las personas afectadas. Todos juntos lo conseguiremos. Quizás no consigamos nunca disminuir la incidencia ni la prevalencia de la enfermedad pero sí acabaremos con sus devastadoras consecuencias.
                           

            Esquizofrenia | Explicación, síntomas, tratamiento de la ESQUIZOFRENIA



No hay comentarios: