martes, 28 de mayo de 2019

ABRAZOS Y SALIDAS


Ana Belén y Víctor Manuel, Quiero Abrazarte Tanto, Festival de Viña del Mar 1997


Médicos y psicólogos de las universidades de Brigham Young y Carolina del Norte  recomiendan menos whatsapp y más abrazos

 ¿“Hablas” más con tus amigos por whatsapp que en un café y las felicitaciones de cumpleaños las mandas por Facebook en lugar de llamar?…Necesitamos menos whatsapp y más abrazos.

 Sí, amamos la tecnología y vivimos en un mundo conectado. Es positivo porque estamos en línea con las personas que amamos y que están muy lejos.

  Sin embargo, cada vez más personas vivimos virtualmente y dejamos de vivir en la realidad. Necesitamos más abrazos y menos whatsapp, de más momentos que podamos recordar y menos mensajes. Necesitamos de más intensidad en nuestras vidas y establecer conexiones profundas y significativas con las personas de nuestro alrededor.  

   La era digital nos abre un mundo nuevo, pero no debe sustituir lo que ya tenemos, ni las conversaciones, cariño o amor.
  ¿Dejarías de viajar por ver el mundo a través de una pantalla? El mundo es maravilloso y hay muchas cosas que la vida nos ofrece, por eso sal, abraza, llama, viaja, siente al máximo a todas las personas que están en tu vida.
 Un estudio realizado por médicos y psicólogos de las universidades de Brigham Young y Carolina del Norte descubrieron que la falta de relaciones sociales tiene un efecto negativo para la salud. El perjuicio equivale, incluso, a fumar 15 cigarrillos o beber dos vasos de alcohol al día.

 Nada puede sustituir la verdadera felicidad de los buenos momentos junto con las personas que quieres. Abraza a tus amigos, deja que te abracen porque así liberamos una hormona llamada oxitocina la cual nos ayuda a relajarnos y sentirnos bien. Sal, ríe y abraza tanto como puedas.




UN ESTUDIO CIENTÍFICO VUELVE A CORROBORAR LOS BENEFICIOS QUE PROPORCIONAN LOS ABRAZOS



   
   Seguramente, en algún momento de nuestras vidas, hemos tenido la inmensa suerte de recibir un abrazo o de darlo; abrazar es uno de los gestos más sencillos que existen y al mismo tiempo uno de los más poderosos y es que pocas cosas son más reconfortantes que sentirnos protegidos y queridos. 









   En un reciente estudio se ha demostrado, una vez más, que los abrazos pueden tener un impacto medible en el estado de ánimo y el estrés después de un conflicto social; aumentan los sentimientos positivos y reducen los negativos en días en los que experimentamos problemas en nuestras relaciones, ante pérdidas o ante un mal día en el trabajo.





   "Un comportamiento muy simple y directo como es abrazar podría ser una forma efectiva de apoyar tanto a hombres como a mujeres que están experimentando conflictos en sus relaciones", explica Michael Murphy, investigador del Laboratorio para el Estudio del Estrés, Inmunidad y Enfermedad de la Universidad Carnegie Mellon
   Murphy y sus colegas entrevistaron a 404 adultos por teléfono todas las noches durante dos semanas, se les preguntó sobre su estado de ánimo, si habían experimentado un conflicto y si habían recibido un abrazo ese día; previamente, cada persona se sometió a un examen físico y completó un cuestionario sobre su entorno social.
   Se comprobó que los días que habían tenido conflictos y no habían recibido un abrazo aumentaban los sentimientos y los pensamientos negativos, denominador común que aparecía independientemente del género, la edad, la raza o el estado civil de los sujetos.

   
   Curiosamente, el estudio también plantea una paradoja: por un lado, queda demostrado que las personas que perciben apoyo y afecto administran mejor el estrés pero, en otros estudios se demuestra que el exceso de apoyo puede ser contraproducente.
   "Ésto pude deberse a que las personas que dan afecto crucen ciertas líneas relacionadas con dar consejos no solicitados o, directamente, intentar resolver los problemas que deben gestionar los afectados; este tipo de comportamientos puede hacer sentir incompetentes, sin intención, a los que reciben apoyo", dice Murphy. 
   Es mejor limitarnos a abrazar porque como Murphy declara, "la investigación sugiere que el contacto físico puede provocar cambios fisiológicos beneficiosos, como reducciones en la actividad cerebral y cardíaca relacionada con el estrés y la liberación de la hormona oxitocina, que mejora el estado de ánimo". 
   A pesar de que los resultados actuales no son definitivos y que hay que tener en cuenta que hay gente a la que no le gusta que la abracen, Murphy asegura que proporcionar un abrazo es una razón convincente para llegar, literalmente, a los seres queridos que están pasando por un mal momento.
   Ya sabéis, abrazad y dejad que os abracen, creednos, todo parecerá más fácil.



Los niños más expuestos a la naturaleza tienen mejor salud mental de adultos

  Lo revela un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona. Se usaron datos de 3.600 personas de España, Holanda, Lituania y el Reino Unido.
 
Dos niños montando en bicicleta por un camino forestal

 Las personas adultas que durante su infancia tuvieron más contacto con espacios naturales podrían tener una mejor salud mental que aquellas que estuvieron menos expuestas a la naturaleza, según un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal). El estudio, que publica  la revista International Journal of Environment Research and Public Health, ha sido elaborado a partir de datos de cerca de 3.600 personas que viven en Barcelona (España), Doetinchem (Holanda), Kaunas (Lituania) y Stoke-on-Trent (Reino Unido).



   
   Los investigadores del ISGlobal, centro impulsado por La Caixa, han querido comprobar el impacto de los espacios verdes y azules en el bienestar mental y la vitalidad física de la población. Hasta ahora, la exposición a espacios naturales al aire libre se ha asociado con beneficios para la salud, como un mejor desarrollo cognitivo y un mejor bienestar mental y físico, pero pocos habían explorado el impacto de la exposición a entornos naturales durante la infancia en la salud mental y la vitalidad en la edad adulta.


    
   Además, los estudios sobre espacios verdes —jardines, bosques o parques urbanos— son más abundantes que en el caso de los espacios azules —canales, estanques, arroyos, ríos, lagos o playas—.

Test psicológico

  Este nuevo trabajo, que forma parte del proyecto Phenotype, se basa en las respuestas de los participantes a un cuestionario sobre la frecuencia de uso de espacios naturales durante su infancia, incluyendo tanto las visitas intencionadas —por ejemplo, salidas a la montaña— como las no intencionadas —jugar en el jardín de casa—.

  También se les preguntó sobre la cantidad, uso y satisfacción de espacios naturales alrededor de su vivienda, así como la importancia que le dan en la actualidad.


  
   La salud mental de los participantes (nivel de nerviosismo y sentimientos de depresión en las últimas cuatro semanas) y la vitalidad (nivel de energía y fatiga) se evaluó a partir de un test psicológico.

  El índice de vegetación alrededor de la vivienda en la vida adulta se estimó a partir de imágenes de satélite. Los resultados mostraron que los adultos que durante la infancia se habían expuesto menos a los espacios naturales mostraban peores resultados en los tests de salud mental, en comparación con las que tenían más exposición durante la infancia.
   
  Myriam Preuss, primera autora de la investigación, ha explicado que, "en general, los participantes con menos niveles de exposición a entornos naturales durante su infancia valoraron menos los espacios naturales que aquellos con más niveles de exposición".

Población cada vez más urbana
    La investigadora de ISGlobal Wilma Zijlema, coordinadora del estudio, ha destacado que las conclusiones "muestran la relevancia de la exposición a espacios naturales durante la infancia para desarrollar un estado psicológico saludable y una actitud que aprecie la naturaleza en la vida adulta".

   Actualmente, el 73% de la población en Europa vive en áreas urbanas —a menudo con acceso limitado a espacios naturales— y se prevé que este número aumente a más del 80% en 2050. "Por eso, es importante conocer qué implicaciones tiene que los niños y niñas crezcan en entornos con oportunidades limitadas de exposición a espacios naturales", añadió Zijlema.

   "Muchos niñas y niños en Europa acostumbran a llevar un estilo de vida basado en espacios interiores, por lo que sería conveniente mejorar los entornos naturales al aire libre en las ciudades: aumentar su número, diseñarlos de manera segura y que inviten a jugar", ha concluido Mark Nieuwenhuijsen, director de Planificación Urbana, Medio Ambiente y Salud del ISGlobal.




POEMAS:

Si la esmeralda se opacara, 
si el oro perdiera su color, 
entonces, se acabaría 
nuestro amor.

Si el sol no calentara, 
si la luna no existiera, 
entonces, no tendría 
sentido vivir en esta tierra 
como tampoco tendría sentido 
vivir sin mi vida, 
la mujer de mis sueños, 
la que me da la alegría... 

Si el mundo no girara 
o el tiempo no existiese, 
entonces, jamás moriría 
Jamás moriría 
tampoco nuestro amor... 
pero el tiempo no es necesario, 
nuestro amor es eterno 
no necesitamos del sol 
de la luna o los astros 
para seguir amándonos... 

Si la vida fuera otra 
y la muerte llegase 
entonces, te amaría 
hoy, mañana... 
por siempre... 
todavía.
-      Mario Benedetti  


Defender la alegría como una trinchera 
defenderla del escándalo y la rutina 
de la miseria y los miserables 
de las ausencias transitorias 
y las definitivas

defender la alegría como un principio 
defenderla del pasmo y las pesadillas 
de los neutrales y de los neutrones 
de las dulces infamias 
y los graves diagnósticos 

defender la alegría como una bandera 
defenderla del rayo y la melancolía 
de los ingenuos y de los canallas 
de la retórica y los paros cardiacos 
de las endemias y las academias 

defender la alegría como un destino 
defenderla del fuego y de los bomberos 
de los suicidas y los homicidas 
de las vacaciones y del agobio 
de la obligación de estar alegres 

defender la alegría como una certeza 
defenderla del óxido y de la roña 
de la famosa pátina del tiempo 
del relente y del oportunismo 
de los proxenetas de la risa 

defender la alegría como un derecho 
defenderla de dios y del invierno 
de las mayúsculas y de la muerte 
de los apellidos y las lástimas 
del azar 
y también de la alegría.

- Mario Benedetti -



   "Si caminas de la mano o abrazado a las personas que quieres, no sólo mueves las piernas, ese singular contacto físico hace más bello el paisaje y el horizonte se hace alcanzable. Caminar sólo, muchas veces también es necesario, te pone en íntima comunión con tu interior y te fundes con la naturaleza de una manera especial, reconfortante y maravillosa. De cualquier forma sal, no te apoltrones en la seguridad de tu morada, comparte experiencias al aire libre, practica deporte y el trayecto a la felicidad será menos tortuoso".
- Petrus Rypff -


1 comentario:

Thomas Verdhell dijo...

Los roles sobre la tecnología implican individualidad y aislacionismo en tanto no se usen con racionalidad y apoyo. Las redes sociales son quasi un cáncer que los tecnócratas están imponiendo y que desafortunadamente los países occidentales están fomentando.
Hay que mirar al de enfrente y porqué no, al opuesto directamente, hablar enfadarse, reír, divertirse... siempre directamente,sin intermediarios (redes sociales...), abrazar, poner en común. Suscribo todo lo expuesto en este relato. ¡¡Ánimo y abracemosnos!!