lunes, 29 de abril de 2019

ADIÓS, DE MOMENTO, AL AGUILUCHO

                                La Muralla . Ana Belen. Con letra. 


   ¡Buenos días! Ha salido el sol después de la "tempestad" de ayer. No oigo las voxces de las últimas semanas. No me ha despertado el avión supersónico de Pedrito. Hay calma chicha. ¡Será la resaca!

  No celebro nada, mi opinión sobre los políticos no ha cambiado, pero me alegra no ver hoy ondear la bandera del aguilucho, ni los saludos fascistas por las calles. El 24 es cabalístico, igual que el 123. La vida sigue igual.


  Las consecuencias de los resultados electorales de ayer (28/A) están por ver, pero de momento, todo parece más tranquilo, ya no hay temor al tenebroso pacto a tres de Andalucía. Hoy no parece que hayan ganado todos, como ha ocurrido en otras convocatorias electorales. El trío peperiano parecía estar de luto riguroso a juzgar por su indumentaria, salvo por la sonrisa nerviosa del "líder", flanqueado a su derecha por el campeón de lanzamiento de hueso de oliva de la patria chica de mi amigo y a la izquierda por el del aborto en diferido, ambos con un rictus severo y compungido. 









------------------------------------------------------------------------------------------------

                      Para la libertad Miguel Hernandez Joan manuel serrat

   ------------------------------------------------------------------------
   
La reacción de "Adolf" Abascal, la esperada, descalificaciones a diestro y siniestro, más bien a siniestro porque no vislumbro a nadie más a la derecha, y demostrando su "virilidad", "marcando paquete" y con el brazo disimuladamente extendido, pero no se le veía demasiado contento, la concurrencia, "a dios gracias" no estaba tan alborotada como en los abarrotados mítines preelectorales. Ya no deseo que los líderes hagan un suicidio colectivo en la Plaza Mayor de Madrid para emular a su líder en su búnker alemán tras ser derrotado al final de la II Guerra Mundial. Pobrecitos, tan monos ellos.


































Continuará...

                         Desde mi libertad 




1 comentario:

Anónimo dijo...

No se porque la izquierda se ha empeñado en comparar a Abascal con Hitler.
Pero luego niegan que Iglesias quiera ser un Chavez.
Nunca Abascal a alagado a Hitler ni a Francisco, sin embargo, el amigo Iglesias a idolatrado el modelo político de un País en quiebra, y al borde de una guerra Civil y lo que es peor a idolatrado a un Gran Dictador del siglo XXI.
Y si, luego es el que pacta con El gran Pedro y sus amigos independentistas.