sábado, 2 de marzo de 2019

ULTRAMAR


   Hace unas semanas, no sé si de forma azarosa, o por lo que yo llamo por "Azahar", misterios de la vida, contacté por una red social con una persona encantadora y llena de vida. Por comentarios que me ha remitido, me consta que  ha tenido una biografía jalonada de situaciones complicadas pero por otro lado sé que está rodeada de bellas personas que la arropan y le hacen la existencia más fácil y le aportan esos aditivos necesarios para "tirar palante" con una fuerza e ilusión increíbles.
  
  

Y una vez que la tormenta termine, no recordarás como lo lograste, como sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa sí es segura, cuando salgas de la tormenta, no serás la misma persona que entró en ella. De eso se trata esta tormenta.

(Haruki Murakami)



  Me cuenta que vive en Medellín (Colombia). No sé mucho de ella, pero a veces no se necesita demasiada información para darse cuenta de lo maravillosa que puede ser una persona, un gran ser humano que capea el temporal con destreza, optimismo y vitalidad. Me dice que es fiel seguidora de este blog, estoy encantado de que en algún momento alguna de las entradas te haya servido de ayuda. Un abrazo Ángela.

    Hoy he entrado en su muro y he encontrado unas fotos preciosas, me voy a permitir exponer aquí un buen ramillete de  reflexiones  que me han impresionado gratamente. Espero que no le moleste.



Nunca debemos olvidar quienes somos y de

dónde venimos. La vida da muchas vueltas y podemos 

regresar siempre al mismo sitio.

(Jorge Bucay)



La vida es como un péndulo, pasamos cada poco por distintos sitios. Lo importante es tener la capacidad para parar en un punto, disfrutarlo y después, volver a pulsar el botón ON para que vuelva a oscilar. UUUHHH, qué vértigo tan apasionante.
Si te sitúas en un punto del péndulo que no te satisface, déjate llevar, coge impulso y avanza, la inercia te llevará a otro más reconfortante. Si estas abierto a sugerencias e interacciones positivas, aprovéchalas, te ayudarán a avanzar en la jungla de cristal, pero no olvides que tú eres el único dueño de tus acciones, logros, objetivos, vicios, muletillas y herramientas a utilizar. A veces hay que ser asertivo y plantarse.
Si recibes hostilidad, no pierdas el tiempo en repelerla ni dejes que te  atosigue ni te ofusque, ignórala y céntrate en lo verdaderamente importante, establece tus prioridades y defiéndelas como si te fuera la vida en ello. Sé tu mismo, hazte valer, valórate y vive, la vida es el bien más preciado que tenemos.
Las cosas materiales no te deben cegar, las necesitamos para vivir, pero su  obtención no debe ocupar el grueso de nuestro tiempo. CARPE DIEM

(Petrus Rypff)






Quizás no sea mala táctica sentirte como si volvieras a la adolescencia, osada adolescencia, vitalista adolescencia, retadora adolescencia, manteniendo la experiencia acumulada del tiempo vivido realmente, para no sacar demasiado los pies del tiesto, no vaya a ser que...(Petrus Rypff)






















































































APARICION (José Eulogio Caro)

Mi lámpara nocturna está apagada;
Solo estoy en silencio y en tinieblas;
Ningún reloj, ningún rumor se escucha
Por la ciudad que inmensa me rodea.
iOh noche! entre tus sombras lo presente,
El porvenir, el mundo, la materia,
Ayer, mañana, la ambición, la carne,
El curso de la vida que nos lleva,
El sudor por el pan de cada día,
La envidia cuyo diente nos acecha,
De los falsos amigos la perfidia,
Del triunfante enemigo la insolencia:
Todo desaparece: sordo, ciego,
Muerto, el hombre entre el hombre se concentra;
y en gloria y soledad ante sí misma
Súbito el alma humana se presenta.
¡Sí! gloriosa y solitaria el alma,
La posesión sintiendo de sus fuerzas,
Lánzase libre al invisible mundo
Que sus nobles instintos le revela.
En vano ensancho más y más los ojos,
En vano los oídos tengo alerta;
Sólo escucho el zumbido del silencio,
Sólo miro espesarse las tinieblas.
Del fondo, empero, de silencio y sombras
Siento venirme claridad incierta,
y las voces volver de lo pasado,
y la feliz edad de la inocencia.
Vuelven mis olvidadas ilusiones,
Mis recuerdos de infancia, mis creencias;
¡ Vuelvo a soñar lo que jamás he hallado,
Lo que en vano busqué sobre la tierra!
Vuelvo a ver lo que amé, cual lo veía
Cuando el amor sentí por vez primera
Con los colores mágicos que huyeron
Ante la odiosa luz de la experiencia.
¡ Oh amistad! ¡oh virtud! ioh dulces nombres!
Vuestra noción la mente lleva impresa
Desde el nacer; y el corazón ansioso
Por convertirla en realidad se esfuerza.
Vuelvo mi padre a ver: su faz augusta,
A un tiempo mismo afectuosa y seria,
A presentarse torna ante mis ojos
Radiante de virtud e inteligencia.
¡ Ay! al mirarla así, prorrumpo en llanto,
Que es de mi vida la incurable pena
El no poder vivificar la tumba,
y conseguir que lo que fue no sea!
Sangre debo llorar, llorar mis ojos,
Al pensar de mi padre en la existencia,
En aquella existencia tormentosa
Que no halló más descanso que en la huesa.
Para la Dicha y la Amistad nacido,
Vivió de desengaños y dolencias;
y murió pobre, atribulado y ciego,
Del cuerpo y de la edad aún en la fuerza.
Hoy pudiera vivir cual otros viven;
Hoy, después de tres lustros, si viviera,
Sobre su vasta frente empezarían
Sus negros rizos a argentarse apenas.






No hay comentarios: