jueves, 7 de febrero de 2019

NUEVA MIRADA-PIONEROS



  
   Hace apenas un mes, un buen amigo me mandaba por una red social una foto cuya leyenda decía: "FELIZ AÑO, UNO MÁS SIN  GOBIERNO DEL PP".


  No tardé en contestarle: "¿Y crees que el gobierno actual, con los exiguos apoyos que tiene, podrá agotar la legislatura? Yo todavía abogo por que se deje tres cuartos de los escaños del congreso vacíos en representación de un 75% de votos emitidos en blanco. Por supuesto con el Senado también vacío, dedicado a menesteres culturales y de participación ciudadana, en pro de una democracia real, no como la que tenemos, que parece de pacotilla, república bananera o monarquía comandada por el príncipe de Zamunda, ¿Te acuerdas de la película?"


   Hace algo más de 4 años yo me preguntaba: ¿Dónde están los ecos del Movimiento 15 M? Esa fantástica iniciativa se  diluyó o fue engullida por Podemos, el partido de izquierdas que,  parido  por  Pablito  Iglesias y su camarilla, representó un soplo de aire fresco y esperanzador, hasta que poco después se quitaron la careta y aparecieron los fascistas “progres” que son ahora, populistas donde los haya, con honrosas excepciones como I.Errejón entre otros, recientemente defenestrados por la cúpula, ni se había convertido el “coletas” en lo peor de la casta a la que tanto había criticado.
  
   Actualmente, sé de la existencia de varias plataformas ciudadanas que pretenden un cambio de paradigma en el panorama político de nuestro país, que a un servidor le parece tan apasionante como peligroso, esto último dada la polarización creciente  provocada por la eclosión de VOX, que aglutina a fascistas de ultraderecha y desencantados del sistema muy respetables frente a Podemos, que integra a votantes de izquierdas también muy respetables y fascistas y populistas de ultraizquierda que no lo son tanto.

   El otrora nefasto bipartidismo dio paso a varios partidos que no sólo no han resuelto nada sino que parecen complicar la situación. Los partidos o coaliciones aparecidos en los últimos años son cómplices o no han robado todavía porque no han tenido cuotas de poder, los sindicatos mayoritarios han demostrado altas cotas de corrupción en su seno y su lenguaje está claramente obsoleto. La reciente aparición de VOX en las elecciones Andaluzas ha sido “exitosa” y ha provocado un cisma en el PP, mal que quieran los peperos minimizar los efectos de la escisión cerrando filas en torno al joven  P. Casado, líder del ahora partido de la oposición, que todos sabemos está patrocinado por el Vaquero de las Azores.


   Cómo me gustaría que surgiera una nueva fuerza política (no confundir con  Fuerza Nueva, el partido que, comandado por Blas Piñar, apareció en España tras la desaparición del  “Generalísimo”, y que se oponía a la promulgación de la Ley de Refoma Política, antecedente inmediato al surgimiento de la Constitución Española  en Diciembre de 1978. Los nostálgicos del régimen franquista, herederos de la idea de recuperar la España de “Don Francisco” “Una, Grande y Libre”, son representados ahora por el VOX del ínclito Santiago Abascal). Cómo me gustaría, decía, que surgiera una fuerza política, liderada por gente formada, sin intereses personalistas ni sectarios, sino dispuesta a hacer cosas por la ciudadanía, que aplicara el sentido común, sin pretensiones de enriquecerse, sin color político, que buscara soluciones reales a los problemas planteados. Basta ya de quejarnos de lo mal que está todo. A diario me encuentro con personas que critican a todas las fuerzas políticas, sindicatos, instituciones, etc. "Estoy harto de la crisis, de la corrupción, de los mamoneos, de los sobres, de los anteproyectos de ley, de las leyes ya aprobadas, de los brotes verdes, de la prima de riesgo, del déficit tarifario de las eléctricas, de los impuestos crecientes, de las cifras del paro, de que me culpen de vivir por encima de mis posibilidades cuando apenas puedo llegar a fin de mes, de los desahucios...".


   Todo eso está muy bien y comparto todas y cada una de esas quejas pero, ¿vamos a esperar a que llegue una nueva convocatoria electoral y vamos a ir de nuevo a depositar nuestro voto como hemos hecho hasta ahora, tapándonos la nariz y apoyando a la opción menos mala? No señores, yo hace tiempo que no estoy  dispuesto a apuntarme a ese carro, a mis años, yo también me considero un poco perro-flauta, insumiso político, y defiendo el voto en blanco. ¿Quién se une?


   Cambiando radicalmente de tema quiero ahora hacerme eco de un escrito de Adriá Homs, que recibí hace un par de días por Whatsapp y que describe un nuevo espécimen muy interesante, difícil de calificar pero que se nutre de jóvenes idealistas y muy preparados que, motivados por la aventura y el conocimiento (y ayudados por las nuevas tecnologías), han levantado las anclas de sus tierras y se han lanzado a recorrer el mundo. Generalmente, son personas educadas, críticas, que han pasado por el muelle del sistema y no han quedado satisfechos de los principales pilares que lo sustentan. Son inteligentes, respetuosos, han perdido el miedo a los cambios y han desvalorizado las posesiones materiales. Se trata de gente libre, independiente, que aprecia la compañía y también la soledad. Jóvenes que priorizan el tiempo frente al dinero, y que invierten todos sus recursos en busca de nuevas experiencias. Son amables, predispuestos a compartir momentos con desconocidos y aprender cualquier actividad, sin restricciones de género ni prejuicios de clases.

  Estos revolucionarios, porque lo son, admiran la naturaleza y saben que el bienestar siempre se halla cercano a ella. Flexibles con los horarios y con los demás, defienden que nada ni nadie debe alterar su equilibrio emocional. Personajes estables, que no necesitan constantes halagos para motivarse, e inventan su propio destino en base a sus gustos y aspiraciones. Sin apegos, acostumbrados a las despedidas, y saben que los héroes fenomenalmente trascendentes existen sólo en las películas. No idolatran, pero sí admiran. Conciben la temporalidad como un hilo que enlaza esfuerzos, descansos y pequeñas recompensas. No compiten con nadie, se alegran de los méritos ajenos, y tratan de mejorar sus aptitudes. Aprecian la pureza de los espacios naturales y se sienten atormentados cuando alguien quiere pasarles por encima sin que medie el respeto. Aman la justicia y la autonomía, y aborrecen la arbitrariedad. Son guerreros que luchan contra la desigualdad y, aunque no presumen de sus cualidades, el carisma que les regala la experiencia, hace resonar sus contundentes mensajes.

   Esta generación nómada es una pequeña porción humana que rompe los esquemas. Constituyen una masa en auge, que no está dispuesta a vivir las vidas que otros escogieron para ellos. La revolución está proclamada, y ellos son parte de los luchadores que cambiaran el rumbo de las futuras generaciones. Son el preludio, el prólogo del libro que aún está por escribirse. Un aplauso señor Homs por su brillante relato.


Vagabundear
Joan Manuel Serrat
Harto ya de estar harto, ya me cansé
de preguntar al mundo porqué y porqué,
la rosa de los vientos me ha de ayudar
y desde ahora vais a verme vagabundear,
entre el cielo y el mar
vagabundear.
Como un cometa de caña y de papel
me iré tras una nube para serle fiel,
a los montes, los ríos el sol y el mar
a ellos que me enseñaron el verbo amar,
soy palomo torcaz,
dejádme en paz.
No me siento extranjero en ningún lugar
donde haya lumbre y vino tengo mi hogar,
y para no olvidarme de lo que fuí
mi patria y mi guitarra la llevo en mí,
una es fuerte y es fiel,
la otra un papel.
No llores porque no me voy a quedar
me diste todo lo que tú sabes dar,
la sombra que en la tarde da una pared
y el vino que me ayuda a olvidar mi sed,
que más puede ofrecer
una mujer.
Es hermoso partir sin decir adiós
serena la mirada, firme la voz,
si de veras me buscas, me encontrarás,
es muy largo el camino para mirar atrás
qué más da, qué más da,
aquí o allá.

https://www.youtube.com/watch?v=Lj0ymbmtX9U

https://www.youtube.com/watch?v=6wMMcCkRAsk

¡Qué pena me da, Heike, que uses a D.Francesco para fines tan mezquinos!





2 comentarios:

Carlos dijo...

Estimado Petrus:
Celebro esta nueva etapa de actividad en el blog. Espero que todo te vaya bien, saludos muy cordiales desde Alemania.

la mente dormida dijo...

Muchas gracias, Carlos. Sé de buena tinta que a ti te va muy bien. Cuánto me gustaría volver pronto a Alemania. El blog va muy bien desde que lo retomé a finales de Septiembre. En España se te echa de menos, especialmente quien tú sabes.