domingo, 24 de febrero de 2019

CENICIENTA



   
   El relato de Cenicienta fue recogido de la tradición oral por Charles Perrault en 1697 y más tarde los hermanos Grimm lo popularizaron en 1812. Se trata de la hija menor maltratada y despreciada por su madrastra y hermanastras.


 Cenicienta es la única hija de un hombre rico que enviuda, la niña iba todos los días a llorar a la tumba de su madre. Al tiempo el padre volvió a casarse con una mujer que tenía dos hijas crueles.

   La madrastra y hermanastras le quitaron sus vestidos y ordenaron que se ocupase de la limpieza de la casa por lo que pasó a ser la criada que vivía llena de polvo y cenizas, por ello la llamaron Cenicienta.

   Su padre fue una vez a una feria y preguntó a su hija e hijastras lo que querían que les trajese, las hermanastras le pidieron vestidos y joyas y Cenicienta sólo pidió una rama de árbol que después plantó junto a la tumba de su madre, regándola luego con sus lágrimas.
  
  Creció un frondoso árbol en el que se posaba un pajarillo que tenía la cualidad de concederle lo que ella deseara. El rey organizó grandes galas que duraron tres días  para invitar a todas las jóvenes del país para que su hijo el príncipe eligiera esposa. 
  
   Las hermanastras pidieron a Cenicienta que les ayudase a arreglarse para asistir al baile. Cenicienta se fue al sepulcro de su madre y pidió un vestido y zapatos que el pajarillo concedió, por lo que pudo asistir al primer baile. 

   Estaba tan hermosa que no fue reconocida por su madrastra ni hermanastras, el príncipe quedó prendado y bailó toda la noche con ella, pero antes de terminar el baile Cenicienta escapó para no ser descubierta. La noche siguiente nuevamente bailó con el príncipe y volvió a escapar.

   La tercera noche, el pájaro le concedió unos zapatos de oro y un vestido más hermoso que los dos anteriores, el príncipe para evitar que huyera mandó embadurnar con pez las escaleras de palacio y se le quedó el zapatillo izquierdo pegado.
  
   El príncipe decidió probar el zapato a todas las jóvenes y prometió casarse con aquella a quien le sirviera. A pesar de los malvados intentos de la madrastra, finalmente el zapato sirvió únicamente a Cenicienta, que se casó con el príncipe y vivieron felices.




COMPLEJO DE CENICIENTA

   Según el psicoanalista germano Otto Karl Miller, el complejo de Cenicienta consiste en sentirse indigno de afectos y merecimientos. Es aplicable a todos los ámbitos de la actividad humana: en el laboral, académico y en la vida familiar. 

   En el ámbito laboral, cuando un buen empleado estima  que nunca puede hacer lo que debe; en la escuela, cuando un alumno aplicado considera que es el que menos sabe o aprende; en la vida afectiva, sienten que nadie puede quererlos porque ellos son poca cosa.

   Representa también la compensación elaborada por la hija menos querida de la familia. Ella será la que más tarde salvará, gracias a su talento, a toda la familia que se encuentra en una situación dramática; colocada en una situación de víctima, el mundo reconocerá sus méritos.

   Es el complejo de inseguridad básica: los demás tienen derecho al éxito, a la diversión y al bienestar; ellos, sólo a sufrir. Esperan de forma pasiva que alguien los encuentre eficientes o atractivos, esperan que todo se resuelva de una manera mágica: que aparezca el príncipe que las salve. 

   Para otros autores, es la tendencia de algunas mujeres en varias culturas, fundamentalmente las patriarcales, a identificarse con cierta frecuencia con su marido.                                     

   Puede representar un miedo oculto a la independencia y se conoce también como complejo de dependencia.

   Para otros, este complejo se caracteriza por la creencia infantil de rechazo o maltrato por parte de los progenitores. Puede estar relacionado con la creencia de muchos niños de ser hijos adoptivos.




CENICIENTA DE PORCELANA (a Allie)

Cada evento no intentado creará incertidumbre, elige no tardar, ama, 
déjate envolver
para olvidar rencores cercenantes evita lugares angostos, navega airosa
encuentra nuevos caminos, encuentra rutas rocosas, aireadas, desaloja agobios
ejecuta novedades,
teje utopías

pinta idílicos escenarios, libérate.
Ignoradas notas traerán angelicales cantos, turbadoras alegrías,
viaja, emprende nuevas derivas, inventa duraderas andaduras
evita nubarrones
puedes romper oquedades, puedes impedir enredos, debilitar actitudes dudosas
abandona
ufanas negativas,
soportar embestidas no habilita orden, rebélate,
da ejemplo
el dolor aporta desazón,
puedes encontrar ritmos fantásticos, una mirada amiga dará alas
y
con otros mimbres, perfectamente atados, crecerá tu alma.
¿Bellos amaneceres iluminarán las andanzas solidarias?


https://www.youtube.com/watch?v=Y5VMo2r9zlk





No hay comentarios: