lunes, 28 de enero de 2019

CORTÁZAR, UN GRANDE ENTRE LOS GRANDES



   "No me des tregua, no me perdones nunca. Hostígame en la sangre, que cada cosa cruel sea tú que vuelves..."







HOMENAJE A CORTÁZAR

1.   “Ahora que estamos tan lejos, ya no te hablo con las palabras que solo han servido para no entendernos”.
2.   “Como no sabías disimular me di cuenta en seguida de que para verte como yo quería era necesario empezar por cerrar los ojos”.
3.   “Creo que todos tenemos un poco de esa bella locura que nos mantiene andando cuando todo alrededor es tan insanamente cuerdo”.
4.   “Era el sufrimiento gozoso, como la picazón bien rascada, sangra pero te gusta a la vez”.
5.   “Fui una letra de tango para tu indiferente melodía”.
6.   “La vida, como un comentario de otra cosa que no alcanzamos, y que está ahí al alcance del salto que no damos”.
7.   “Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma”.
8.   “Los libros van siendo el único lugar de la casa donde todavía se puede estar tranquilo”.
9.   “Lo que me gusta de tu cuerpo es el sexo. Lo que me gusta de tu sexo es la boca. Lo que me gusta de tu boca es la lengua. Lo que me gusta de tu lengua es la palabra”.
10. “Me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado”.
11. “No estarás para nada, no serás ni recuerdo, y cuando piense en ti pensaré un pensamiento que oscuramente trate de acordarse de ti”.
12. “Mi conducta de lector, tanto en mi juventud como en la actualidad, es profundamente humilde. Es decir, te va a parecer quizá ingenuo y tonto, pero cuando yo abro un libro lo abro como puedo abrir un paquete de chocolate, o entrar en el cine, o llegar por primera vez a la cama de una mujer que deseo ; es decir, es una sensación de esperanza, de felicidad anticipada, de que todo va a ser bello, de que todo va a ser hermoso”.




   

    
Julio Cortázar tendría actualmente 104 años, falleció en París a los 69 años en 1983, fue uno de los escritores que    revolucionó las letras hispanoamericanas desde los años 50, principalmente con    sus  relatos, aunque también dejó su huella en el campo de la novela y la poesía.

    Nacido en la embajada argentina en Bruselas un 26 de agosto de 1914, un mes después del comienzo de la I Guerra Mundial y días antes de la invasión alemana de Bélgica, Cortázar volvió a los cuatro años a la ciudad de origen de sus padres, Buenos Aires. La ciudad porteña alojó al escritor hasta que su hartazgo del gobierno peronista le llevó a París en 1951, donde trabajó como traductor para la UNESCO y donde moriría a los 69 años a causa de una leucemia. Adoptó la nacionalidad francesa en 1981 en protesta contra la última década de la dictadura militar argentina. Aseguraba que en su juventud soñaba con París y que en su vejez añoraba Buenos Aires.

Cuentos, relatos y novelas:
   
   Bestiario (1951), Final del juego (1956), Todos los fuegos el fuego (1966) o Queremos tanto a Glenda (1980) son algunos de los títulos más emblemáticos de sus recopilaciones de cuentos, que supusieron un antes y un después para el género.

 Pero en el legado de Cortázar destacan la emblemática novela Rayuela (1963), un juego de capítulos con final abierto que da la libertad de elegir el orden al lector, y la obra Historia de cronopios y de famas (1962), formada por cuentos cortos y fragmentos con tintes surrealistas sobre la sociedad de su época.







  También en la poesía, un género donde no encontró el mismo reconocimiento, aportó textos como Pameos y Meopas (1971) o Salvo el crepúsculo (1984).
   
  "Es el escritor argentino internacional que de alguna manera exportó un imaginario local", explicaba  Coelho, mientras que Kohan subrayaba que fue uno de los primeros en "escribir la historia a través de los perdedores".
   
     "Fue uno de los grandes autores que nos hizo despertar y ver la literatura de otro modo, con una reivindicación muy importante del cuento", explica a Europa Press la escritora Soledad Puértolas, quien ha resaltado la relación "entre la magia y lo cotidiano" que desprendía la literatura de Cortázar. "No es realismo mágico, pero la magia está ahí, en lo cotidiano y al lado del elemento de sorpresa. Se trata de la magia de los misterios de las personas, la confianza en el azar o la esperanza".
 
    Ricardo Menéndez Salmón califica a Cortázar como "un gigantesco popularizador" del género del relato. "Es un escritor mayúsculo en ocasiones, ha hecho muchísimo por el género. Cortázar fue una "lectura de juventud" a la que llegué mientras me formaba como escritor. La labor del cuentista hispanoamericano dejó una "impronta irrenunciable" para muchos escritores españoles, que en cierta forma han debido de "pagar el 'peaje Cortázar". 
     
    A su muerte, el autor de Rayuela dejó más de cuatro mil volúmenes en su biblioteca personal. Fue un escritor metódico que no soportaba las erratas.










ANTES DE QUE SE SOBRECARGUE LA MOCHILA LO QUE YA NO NOS SIRVE HAY QUE SACARLO FUERA, ASÍ, EL CAMINO SERÁ MÁS LIVIANO. UNA ENCRUCIJADA NO NOS DEBE GENERAR DESASOSIEGO, ES UN ABANICO DE POSIBILIDADES QUE SE NOS BRINDA, ELIGE LA OPCIÓN MÁS APROPIADA, AUNQUE A VECES NO ES LA MÁS SEGURA, NO SIGAS A LA MANADA PORQUE SÍ.

1 comentario:

Unknown dijo...

Hermosas sus frases bonitas, tiernas y verdaderas, gracias