viernes, 16 de noviembre de 2018

Y EL ALMA CLAUDICÓ

Plúmbea alborada, ruidoso anochecer,
enmudece marchita, percibe entristecida zafias acometidas, rumores,
días interminables robaron esperanzas,
quiso ubicarse enhiesta,
esbozar sonrisas,
evitar latrocinios,
forjó iniciativas nunca antes logradas

Nunca obvió 
esfuerzos solitarios,
ultrajó nepotismos, 
firmó invectivas noqueantes, alaridos lúcidos,
fuerzas extrañas le impidieron zozobrar

Tranquila ahora navega,
sigilosa, olvidada, lóbrega orfandad,
esquiva simas,
ubica necedades,
fabrica imaginarias novelas, ambiciones literarias,

Pierde, empata, recupera, observa,
palidece ante rudas escenas, ¡cómo escuece!
sufrir embestidas rencorosas,
quietud ufana engendra
yerma angustia,
nunca olvidará
hechos acaecidos y
valores ultrajados en lúgubres tiempos atávicos,
ahora toca reflotar ánforas sumergidas.



http://www.youtube.com/watch?v=vvPItIQL_b8

1 comentario:

FM Martín dijo...

No hay nada para siempre
la derrota no es una opción
detrás de cada duelo vendrá un renacer.

"Los héroes del silencio"