sábado, 10 de noviembre de 2018

CAE FINA LA LLUVIA


   El siguiente poema lo escribí hace casi 5 años tal cual lo reedito ahora. Cómo casi todos los poemas de este blog, tiene un mensaje oculto que se obtiene uniendo la primera letra de cada palabra de todo el poema, de manera que cada verso se convierte en una palabra. Animo a todos a descifrar el mencionado mensaje oculto.


Con aspecto enfermizo
fingió iniciar nuevas aventuras
lejos, allá
lejos, llevaba un vacío inquietante, atormentado,
perseguía olvidar rencores,
estériles lamentos,
caminó andrajoso, mantuvo ilusiones nada objetivas,
y
despertó embelesado, sin ese sopor profundo, erradicó ruidos atronadores, descubrió otros
parajes abrumadores, rutas alternativas,
sintió impertérrito escalofríos maravillosos, pudo revivir entonces
momentos excelsos,
valoró otros yantares.

Yacimientos omnímodos
nunca olvidados,
leyes ancestrales
sólo imponen eliminar nubes tormentosas, opresoras,
escenas sublimes tamizan oprobios yermos,
felicidad unívoca emerge rauda ahora,
descanso etéreo
teje otro día ocupado,
participa, entusiasta, reconstruyendo orgulloso
puentes arrasados sin objeción
por órdenes retrógradas,
propone activar sabios oráculos,
monta escenarios,
vulnera ocurrencias yoicas.

Los libros escondidos vetados otrora
lucen ahora
muestran el norte, tienen enjundia,
ennoblecen nuestro
batallar, liberan al noble corazón oprimido,
podemos ahora recuperar aliento,
bondad infinita enaltece nuestro
orden
podemos ahora romper amarras,
marchar al límite
y alcanzar
nuevas opciones,
será imposible evitar tener obstáculos,
ningún amigo debe abandonar,
¡que útil es
participar en nobles acciones
mientras ellos
duermen alborotados!

Componen algunos excéntricos
estrofas lúgubres
sin ocultar lastimosas
querencias unívocamente esperpénticas,
dominan artes,
lideran acciones
viles, inquisidores, demagogos, avaros,
yugos,
condenan a menudo iniciativas no ortodoxas,
sueltan infumables naderías
aplican nebulosas diatribas, abyectos recortes,
hieráticos eventos
enturbian nuestro corazón, obvian nuestro trabajo respondiendo a divinas ordenanzas
urden nuevas artimañas
siguen ordenando nuevas reglas, impiden seguir avanzando.

Tengamos esperanza, no ganarán órdagos
quienes urden entelequias
montando asideros robustos, conseguiremos hazañas aleccionadoras, resistiremos.







No hay comentarios: