miércoles, 19 de febrero de 2014

EL PÉNDULO

   La vida es como un péndulo, pasamos cada poco por distintos sitios. Lo importante es tener la capacidad para parar en un punto, disfrutarlo y después, volver a pulsar el botón ON para que vuelva a oscilar. UUUHHH, qué vértigo tan apasionante.
  Si te sitúas en un punto del péndulo que no te satisface, déjate llevar, coge impulso y avanza, la inercia te llevará a otro más reconfortante. Si estas abierto a sugerencias e interacciones positivas, aprovéchalas, te ayudarán a avanzar en la jungla de cristal, pero no olvides que tú eres el único dueño de tus acciones, logros, objetivo, vicios, muletillas y herramientas a utilizar. A veces hay que ser asertivo y plantarse. 
  Si recibes hostilidad, no pierdas el tiempo en repelerla ni dejes que te  atosigue ni te ofusque, ignórala y céntrate en lo verdaderamente importante, establece tus prioridades y defiéndelas como si te fuera la vida en ello. Sé tu mismo, hazte valer, valórate y vive, la vida es el bien más preciado que tenemos. 
 Las cosas materiales no te deben cegar, las necesitamos para vivir, pero su  obtención no debe ocupar el grueso de nuestro tiempo. CARPE DIEM




No hay comentarios: